Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.

Comparte esta página:

Etiquetas: [Ministerio de Educación]  [universidad]  
Fecha Publicación: 2015-07-02T11:36:00.000-05:00
"Hasta con 300 UIT sancionaremos a universidades que no se adecúen a la Ley"

Lorena Masías Quiroga. Economista. Titular de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu).

Están a pocos días de que la nueva Ley Universitaria cumpla su primer año; sin embargo, solo 6 de las 31 universidades públicas autorizadas se han adecuado a la norma, ¿qué es lo que está pasando?

En la adecuación de estatutos, el avance del sector privado ha sido mayor que el del público. Tenemos un 80% de universidades privadas y un 50% de públicas que avanzaron en eso. En el caso de la renovación del gobierno, solamente 6 han cambiado de rector y vicerrectores. Otras 10 están en camino. El problema viene porque 15 están postergando el cambio para después del 2015.

¿Por qué esta postergación?

Los rectores están interpretando la ley bajo su mejor saber y entender. Ellos entienden que pueden permanecer en sus cargos hasta que venza su mandato original. Sin embargo, ellos fueron elegidos bajo un esquema distinto. La nueva ley establece que la elección sea mediante voto universal. Ahí hay un cambio y el espíritu de la ley va en el sentido de que las autoridades se adecúen a esa nueva forma.

La Superintendencia también se demoró en establecer su consejo directivo (órgano máximo).

La Ley salió en julio del 2014. De ahí, para establecer la Sunedu, lo primero que debía pasar era cerrar la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) y eso demoró más de lo previsto porque no querían dejar sus cargos. Fue un primer nivel de conflicto. Recién el 31 de diciembre del 2014, esta directiva decidió dejar sus cargos. A partir de ahí ya se pudo establecer la Sunedu, que empezó a operar el 5 de enero. Luego se me designa y viene el proceso de convocatoria para el consejo directivo. Ha sido la resistencia de quienes estaban a cargo de la ANR lo que demoró el proceso.

Menciona la resistencia por parte la ANR. ¿Ahora pasa lo mismo con las universidades?

Hay un grupo que se está resistiendo a dejar sus cargos. Probablemente están pensando más en intereses personales que en adecuarse a la ley. Por eso la Sunedu ha establecido un plazo para que se produzca el proceso de elección de autoridades bajo el esquema de elección universal. En el caso de estatutos, 10 universidades públicas aún no cumplen.

¿Intereses como cuáles?

Especulamos que quieren mantener el poder e ingresos asociados al cargo de rector.

Quien encabeza las críticas es el rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Pedro Cotillo calificó la ley como un "mamarracho" y espera que  el próximo año se derogue.

Ese tema está discutiéndose en el Tribunal Constitucional, que aún no se ha pronunciado. Esperemos que tenga un pronunciamiento favorable a la implementación de la ley.

La Ley da plazos para establecer un comité electoral, etc.,  pero no hay fecha exacta para cambiar autoridades. Ahora, pese a que la Sunedu dio un plazo, los rectores dicen que seguirán hasta que acaben su mandato. El último termina el 2019. ¿Acaso hasta ese año no se implementará la norma?

No, porque el Consejo Directivo ha establecido como fecha límite diciembre del 2015 teniendo en cuenta que la norma está pensada para una transición corta, no cuatro años.

¿Por qué el 31 de diciembre? ¿Cuál es su justificación?

Evaluamos que había un proceso transitorio que no se podía prorrogar mucho. Otro punto tiene que ver con dar un plazo razonable desde la elaboración de estatutos. Además, los comités electorales están conformados por docentes y estudiantes, estos últimos deben ocupar los primeros puestos. En un año académico, ellos seguirán en ese primer lugar.

Concretamente, ¿qué pasará si hasta esa fecha no se adecúan?

Estamos preparando las herramientas que podrá utilizar Sunedu, como el reglamento de infracciones y sanciones, que ya ha sido aprobado por el Consejo Directivo y se va a enviar al Ministerio de Educación. En 30 días estaría listo.

Con este documento, aquellas universidades que hasta diciembre no se adecúen a la ley, ¿qué sanciones podrían recibir?

Podrían recibir sanciones monetarias... Eso hay que graduarlo de acuerdo a la falta.

Si la falta es no cambiar autoridades, ¿qué castigo reciben?

Hay que graduarlo caso por caso y se definirá luego de una evaluación. Otro aspecto, aparte del reglamento de infracciones y sanciones, son las denuncias que se puede hacer ante el Poder Judicial contra la autoridad. Se brindarán incentivos para quienes se adecúen, como fondos del Concytec.

¿Cuál sería la máxima sanción que podrían recibir las universidades públicas autorizadas?

La sanción puede llegar hasta 300 Unidades Impositivas Tributarias - UIT (equivalen a 1 millón 155 mil soles), que se gradúa dependiendo de la falta.

¿Los que no cumplan hasta el 31 de diciembre solo recibirán una sanción monetaria, o también se aplicará la suspensión o cierre de la universidad?

En realidad, hay que adecuarlo a la falta. Quienes están cometiendo la falta son las autoridades que no se quieren ir. Bajo ese esquema, no se puede cerrar una institución porque una persona no se quiere ir. Las multas son para las universidades y se publicitarán.

Un ejemplo: si una universidad pública autorizada no cambia de autoridades en el plazo establecido y dice que lo hará recién el 2019, ¿qué se hará?, ¿cuál sería la máxima sanción?

La batería de herramientas considera desde una sanción monetaria hasta una denuncia. Serían 300 UIT y/o la denuncia penal. Hay que ver los aspectos administrativos y judiciales.

Pedro Cotillo, también presidente de la Asociación de Universidades del Perú (Asup), asegura que no hay diálogo con la Sunedu. ¿No lo consideran?

Ellos también se han opuesto ni bien salió el comunicado de la Sunedu. No tienen ninguna intención en cumplir la ley.

¿Se reunirán?

Si avanzan en la ley, lo podremos ver. En estos momentos no tenemos planeado reunirnos porque no vemos que tengan deseo de cumplir con la norma.

Etiquetas: [democracia]  [gastronomía]  [Gastón Acurio]  
Fecha Publicación: 2015-06-15T12:45:00.001-05:00
Gastón Acurio: “Nunca antes ha sido tan democrático comer en un mercado”

Escribe: Juan de la Puente

Gastón Acurio. Precisa que la cocina peruana es una imagen, un conocimiento, un reconocimiento.

Gastón Acurio, aunque no lo acepte, es el padre de la revolución gastronómica peruana. En el siguiente diálogo hace un balance de los primeros años de este vasto movimiento social,  de su significado como esfuerzo por peruanizar el mundo, como la búsqueda de un quehacer colectivo nada egoísta que resuelva la contradicción entre un país rico y diverso con desnutrición y anemia. Sugiere además los ejes de una política pública que esperan cocineros, productores y comensales de los políticos en campaña.

Vivimos una revolución gastronómica. En qué estado nos encontramos.

El Perú en los últimos 10 años ha logrado construir una imagen, un conocimiento, un reconocimiento de su gastronomía como representante de la cultura peruana, de una identidad que además tiene consecuencias en diferentes territorios, comercial, internacional, marca país. A diferencia de hace años, el mundo conoce que la cocina peruana existe y quiere probarla.

 ¿Esto es más una razón exterior o una razón interior?

Lo que está sucediendo con la cocina obedece a ingredientes para hablar en términos culinarios. El primero, una exuberante biodiversidad que hace de la cocina peruana algo muy atractiva para un mundo que, además, ha abrazado la diversidad versus la estandarización, que era lo que vivíamos en los años 60, 70, 80s.

Hay algunos retrasos en la puesta de valor de esta diversidad; algo pasa con las frutas peruanas. ¿A qué se debe?

Principalmente a la perecibilidad; es decir, yo tengo una exuberancia de frutas amazónicas que ya quisiéramos disfrutar cada día; sin embargo, la altísima temperatura en la selva hace que si estas frutas no son extraídas o recolectadas rápidamente y colocadas en el mercado se pudren y pierden valor. Lamentablemente, si hay una trayectoria más desconectada del Perú, es la Amazonía.

En esta revolución qué papel juega la relación entre el plato y el cocinero; es más una revolución de platos o de productos.

Lo central es la cadena, es el que produce, el que comercializa, el que transforma, el que consume. Hay que tener algo bien claro: la gastronomía no es la exclusividad de un restaurante de élite, la gastronomía sucede en las esquinas con un emolientero, en el hogar de una familia que quiere alimentarse porque tiene información de una manera deliciosa y saludable al mismo tiempo.

Si hiciese una comparación con la revolución gastronómica mexicana, se dice que allí hubo un protagonismo mayor de la masa, es decir, del productor; no tanto del cocinero.

Es una percepción; la realidad es que como nunca antes el cocinero que cocina en la calle, en una esquina tuvo más reconocimiento que hoy. Nunca antes ha sido tan democrático comer en un mercado. Hace diez años viajaba por todo el Perú y comprobaba cómo los campos de quinua se pudrían, y no es que no había mercados internacionales;  no había mercados nacionales porque los peruanos no querían comer quinua porque le habían enseñado que era algo feo; 300 años después los campesinos logran acceder a un mercado. Ha sido tan avasallador que ha terminado desabasteciendo la curiosidad que el peruano ha recuperado, ocasionando que el precio se vuelva poco asequible.

Así como hay países futbolizados, este es un país gastronomizado. Me queda claro qué significa para la economía, pero qué implica como cultura que todos los días se hable de  platos, sabores, cocinas, cocineros, premios.

Implica el ejemplo de que es posible desarrollar un capitalismo colaborativo, desarrollar una industria a partir de no competir entre peruanos sino compartir conocimientos, éxitos y fracasos. En primer lugar, es la demostración de que es posible que podemos trabajar en conjunto y lograr grandes cosas; en segundo lugar, la demostración de que nuestra identidad, que durante siglos hemos negado, tiene una estética que el mundo valora y admira. Y lo tercero, que la creatividad del peruano inspira a otras actividades creativas.

Esta revolución presenta pues también brechas. No todos van a llegar a la cocina de élite. Qué futuro hay para el huarique; este capitalismo colaborativo presenta límites también.

Sin duda, pero los límites los marca uno si cree que el Perú termina en el Perú. El mundo es grande y si queremos peruanizar el mundo, el potencial que tenemos es infinito. Las oportunidades están en la medida que nosotros creamos que es posible, que nuestra papa a la huancaína tenga el mismo reconocimiento internacional que el Kétchup, por ejemplo. Entonces podemos decir: el kétchup es mejor que la huancaína, y ¿quién dice eso, cómo puedes valorar eso? Yo me rebelo ante esto.

En el balance de esta revolución me quedan claro dos apreciaciones: el haber alcanzado la expansión y haber abierto la diversidad. Qué viene para adelante en los próximos 10 años.

Lo más difícil, y no es consolidar una industria llamada cocina peruana, porque los actores ya están trabajando, hay una generación nueva que la lidera Virgilio Martínez y otros cocineros en el terreno de la creatividad, pero también en los huariques, en los mercados, en la calle; sin embargo, los desafíos son aquellos que forman parte de las contradicciones de vender una gastronomía fascinante con problemas inaceptables como la desnutrición, la deforestación.

Y ahí, qué autocrítica habría que hacer de esta revolución de 10 años.

Tratar de entender cómo podemos inocular en el sector público la urgencia de acabar en el año 2021 con la desnutrición en nuestros niños, en un país que se vende como biodiverso en recursos alimenticios. Hemos avanzado en la lucha contra la desnutrición pero hemos crecido en los últimos años en anemia en los niños. Vendemos a Lima como una de las capitales gastronómicas del mundo, y de hecho el mundo lo considera así, pero cuando (el turista) llega a Lima se encuentra que su río Rímac está muerto.

Ese es un desafío de la gastronomía pero en clave muy política, de un tema que sale del ámbito de los cocineros, de los restaurantes, digamos de la cadena; esta es una cosas más de Estado, más de sociedad.

No necesariamente, porque el Estado obviamente cumple un rol articulador y de invertir en aquello que tenga que invertir para recuperar el Rímac; pero ¿quién lo contamina? Lo contaminamos nosotros, desde que nace, empieza con las mineras y luego con las curtiembres, con la agricultura llena de pesticidas, con los desagües, luego con la basura y finalmente llega al mar.

En esa identidad por qué tiene más valor la cocina que el baile, la música, la danza, la fiesta peruana.

Quizá porque nosotros hace diez o doce años logramos algo. No hay ningún motivo para creer que la creatividad que los peruanos han desarrollado en la cocina es superior a la creatividad que los peruanos han creado en sus danzas, en su música, en sus diseños. En qué se diferencia la popularidad de lo uno y de lo otro, quizás en la capacidad que hemos tenido quienes formamos parte de la comunidad gastronómica de trabajar en equipo, de celebrar el éxito ajeno como propio sin tener el temor de que esto nos estará restando.

Hay cocinas regionales que han sido muy favorecidas en esta revolución, un redescubrimiento, primero la cocina arequipeña que se ha hecho nacional, también la chiclayana.

¿Como van las otras cocinas regionales?

Irán en la medida que los movimientos se gesten en los propios lugares. Yo recuerdo que a veces me escribían para que desde Lima les hagamos una feria que represente sus productos, y la respuesta que siempre les daba era la misma: con qué vergüenza vamos a ir los limeños a armarles una feria de sus productos a su propia región.

Lo que dices es que el redescubrimiento es parte de la identidad.

Y nosotros estaremos desde Lima o desde donde sea para aplaudirlo. Hemos superado una etapa en donde el arequipeño consideraba que el norteño hacía una peor comida que la suya, donde el trujillano consideraba que su cabrito era mejor que el piurano; hoy, todos nos aplaudimos, nos celebramos mutuamente. ¿Qué ocurre? En la medida en que se forme una comunidad de cocineros, productores, agricultores, artesanos, locales, poniendo en valor lo suyo, encontrarán a un público dispuesto a aplaudirlo como nunca antes.

Pero hay movimientos que ya vienen…

Hay movimientos articulándose en Ayacucho, en Tacna, en Loreto, en Trujillo, en Piura, en Tarapoto. Pero la ilusión es que uno pueda entrar a Facebook, a las redes, mirar la página oficial de la gastronomía ayacuchana en donde todos los actores participan divulgando información de los productos, de las recetas, de los personajes culinarios, y así de cada región del país.

Dices que esta revolución redescubrió la quinua. Me preocupa la papa; creo está perdiendo si uno mira las cartas de los restaurantes ¿No es el momento de la papa como emblema gastronómico?

Lo que tú ves en relación al arroz es cierto en la costa. Pero la sierra es el reino de la papa y los tubérculos y el Amazonas es el reino de la yuca y del plátano que se expresa además en su recetario. Tú no ves en una pachamanca arroz y nadie se atrevería a servirlo; en Cusco nadie serviría un cuy frito con arroz, lo sirven con papa; entonces, es un tema más de costa y más que verlo como un problema diría que habría que verlo como una oportunidad. De hecho estamos celebrando el festival de la papa con cuatro nuevas variedades de comunidades que vienen de 12 regiones del Perú.

Parte de esta agenda es la recuperación de saberes; con el pescado y la quinua hay logros, pero hay fracasos. Hace 14 mil años nuestra fruta más importante era la guayaba, hoy marginal.

A eso me refería con el conocimiento. Veo que hay desnutrición y hay que hacer un plan estratégico para acabarla; hay que generar el sistema legal para que eso suceda. Esto que parece tan sencillo obviamente requiere de una voluntad política que lamentablemente quizás, ojalá nos equivoquemos, no la tengamos.

¿La cocina peruana no debería sentirse amenazada por las leyes contra la comida chatarra? Su defensa dice por qué nos regulan a nosotros si la cocina peruana tradicional no es una comida necesariamente saludable.

Yo no soy muy partidario de las regulaciones; sin embargo, sí creo que tiene que haber una autorregulación de parte de una industria que tiene que comprometerse con los desafíos y las oportunidades. Si una industria ve que el consumidor quiere la verdad, entonces hay una obligación de poner en el etiquetado qué ingredientes tiene, no poner medias verdades. Pero acá hay un ingrediente clave: que no lo hagan porque lo necesitan para sobrevivir sino porque es lo correcto.

“DERROTAR A LA DELINCUENCIA Y AL CRIMEN ORGANIZANDO CON UN PACTO ENTRE LAS FUERZAS POLÍTICAS”

A cinco años del Bicentenario e ingresando a un proceso electoral qué podría esperar del Estado el movimiento de la cocina en los próximos 4 o 5 años.

Que acompañe en cinco territorios fundamentales. El principal problema que tiene un joven peruano que tiene un sueño y un pequeñísimo capital, es hacer una revolución legal. El sistema está hecho para hacer imposible que el joven haga su sueño realidad de una manera formal y legal. (Segundo) En el terreno nutricional, si tenemos a más de 200 mil mujeres en los 15 mil comedores populares, cómo podemos articular al comedor popular  como un espacio donde puedes llegar a 2 millones de personas en estado vulnerable a través de la gastronomía.

Cuáles son los otros tres.

Lo tercero es la recuperación de las cuencas y proteger nuestra biodiversidad; la batalla que tenemos con los transgénicos no es una batalla ambiental, es una batalla comercial.

Luego, tenemos que acompañar en la promoción internacional del Perú, una política gastronómica que promueva al Perú como un destino turístico y sus productos. Y por último, invertir en la formación; en el Perú no existe una sola escuela pública relacionada con cualquiera de las actividades del turismo.

En esa perspectiva ética, en qué momento se debate cómo conciliar la lucha por una buena salud con la cocina peruana, ¿o eso no les podemos pedir a los restaurantes y cocineros?

Para nada; ya no son incompatibles el placer con el bienestar, por eso la nueva denominación de la cocina es la cocina del bienestar. Ante los ojos del mundo, el Perú es el país de la cocina de bienestar. No se han enterado todavía pero nosotros le metemos papa, yuca, frejol y arroz en un mismo plato, que no es tan saludable obviamente; pero la realidad es que nuestra cocina es saludable principalmente porque proviene de productos de la tierra, del mar, silvestres. Lo que toca es inocular la idea de esta estética del bienestar, es decir, vamos a hacer un menú delicioso pero también saludable; no tengo por qué hacer en un mismo menú causa limeña, arroz con pollo y arroz con leche; puedo hacer causa limeña, un sudado y una ensalada de tuna con mango, y al día siguiente un arroz con pato, pero que lo comienzo con un solterito.

¿Cuánto puede la inseguridad dificultar el movimiento de la cocina, o podríamos acondicionarnos como los mexicanos?

El turismo es lo que más me preocupa. El principal desafío para poder garantizar un desarrollo sostenible de todas las industrias incluyendo la del turismo y de la gastronomía es derrotar implacablemente a la delincuencia y al crimen organizado, lo que implica generar seguramente un nuevo pacto entre las fuerzas políticas para que esto suceda.


Etiquetas: [conflicto social]  [democracia]  [minería]  [Tía María]  
Fecha Publicación: 2015-06-12T11:22:00.000-05:00
Terrorismo

Escribe: Eduardo Dargent

Primo Levi, sobreviviente del genocidio nazi, decía sentir repugnancia cuando se usaba “campo de concentración” como símil de otros lugares de reclusión menos inhumanos. Al respecto, José Gonzales (Tolerancia, Miguel Giusti Coord. PUCP 2015) indica en un ensayo sobre el uso fácil de dicho término y el rechazo de Levi que “no se puede trivializar, generalizando, la situación de Auschwitz para referirse a nuestra vida cotidiana en las instituciones democráticas”. Hay que guardar las palabras que describen el mal absoluto (genocidio, totalitarismo) para actos de esa magnitud. Si por motivaciones políticas o por grandilocuencia académica las utilizamos de manera ligera, terminamos devaluándolas, minimizando el horror que deben recoger.

Algo así viene sucediendo con el uso de la palabra terrorismo en el país. En nuestra memoria “terrorista” representa a fanáticos que consideraron que en nombre de la “verdad” (una verdad muy pobre) y la utopía (una distopía, más bien) era legítimo asesinar, esclavizar indígenas, abolir el pluralismo, sacrificar inocentes. Condenar este fanatismo, y su pobre metafísica, no implica dejar de intentar entenderlo o negar la humanidad de sus miembros. Pero es claro que estamos frente a actores que escapan a la política, no son parte, ni pueden serlo, de nuestra comunidad. 

Tampoco me parece exagerado hablar de terrorismo de Estado para describir actos aberrantes cometidos por las autoridades durante el conflicto: asesinatos, torturas, violaciones. Crímenes realizados lejos de actos de guerra y contra sectores vulnerables cuestionan las bases de legitimidad del Estado. Actos que se pudieron cometer por la persistencia de gruesas asimetrías de poder y por el racismo con el que cargamos. Conductas que, cuando menos, deberíamos reconocer como aberrantes para enfrentar sus causas.

Terrorismo, entonces, debería describir ese momento en el que la política se acaba, donde solo queda un enemigo que intenta destruirnos. Pero en las últimas semanas veo que esa palabra ha sido capturada para describir a opositores o rivales, para construir enemigos. Terrorismo antiminero, para describir a quienes se oponen violentamente al proyecto minero Tía María, aunque, la verdad, su uso ya se extiende a cualquiera que proteste. Terrorismo de Estado, para describir los excesos de la policía en el mismo conflicto. El propio Presidente señala que criticar a su esposa por tener lujos es un argumento típico de Senderistas.

Con toda su gravedad, la violencia en Islay y los delitos cometidos por quienes protestan y el Estado todavía pueden (y deben) ser tratados como conflictos de una comunidad política. No quiero ni pensar lo que sería un real terrorismo anti-minero o lo que implicaría un terrorismo de Estado.

Este uso fácil de una palabra tan cargada es un síntoma más de la actual devaluación del debate público y la ausencia de voceros que ponderen en el mismo. En todos lados hay violencia y exageración, y extremistas no faltan. Pero a diferencia de otros lugares, tenemos menos buffers que ponderen, arbitren en esos debates en los medios, en la política (escuderos vs ejecutores), o en redes sociales, el reino del acuchillamiento.

Un espacio público de este tipo hace muy difícil construir la empatía necesaria para procesar estos conflictos. Es curioso: la guerra interna nos dio límites claros sobre lo intolerable, aquello que distingue al enemigo del opositor, sobre las virtudes del pluralismo y los costos del fanatismo. Hoy, sin embargo, copiamos las formas de la guerra para ver enemigos mortales donde hay rivales y opositores.


Etiquetas: [Arequipa]  [conflicto social]  [minería]  [Tía María]  
Fecha Publicación: 2015-05-18T16:56:00.000-05:00
Lo peor y lo mejor del conflicto

Escribe: Jorge Bruce

Para los psicoanalistas el conflicto es la esencia de nuestra tarea: “No solo lo peor sino lo mejor de la mente humana se aloja en el conflicto. Si el procedimiento prospera, no solamente se mitiga el dolor psíquico sino también la estupidez, acota Freud en alguna conferencia”. Esto responde el gran psicoanalista uruguayo Marcelo Viñar, en una entrevista que le hiciera su colega peruano Moisés Lemlij.
 
Recordé esta observación de Viñar ante la abrumadora cantidad de sucesos y análisis generados a raíz del conflicto entre quienes se oponen y apoyan el proyecto de Tía María, hoy suspendido. De lo peor hemos visto abundantes muestras: violencia, corrupción, ausencia de liderazgo, carencia de inteligencia (tanto en el sentido técnico como en el literal), incapacidad de escucha, mentiras, miedo, desesperación. Tanto que lo mejor ha quedado oculto o ignorado.
 
Cuando el Presidente de la SNMPE dice en una entrevista por TV que “hasta su empleada” entiende sus argumentos, el inconfundible sesgo ideológico racista y despectivo de la expresión anula el argumento que estaba fundamentando, acerca de los acuíferos. Al punto que ya nadie lo recuerda. Este es un buen ejemplo de las partes en el interior del conflicto. Es posible que su punto de vista fuera válido y digno, por lo tanto, de ser escuchado y debatido. Pero desde el momento que necesita reforzarlo estableciendo la inferioridad de sus interlocutores, nos proporciona una valiosa clave para entender por qué el diálogo está sepultado bajo los relaves contaminantes de la Southern y las pedradas de los huaraqueros.
 
Viejas divisiones clasistas y racistas emergen cada vez que la tensión arrecia. Puede ser en procesos electorales o en decisiones de inversión de gran envergadura, que comprometen la vida de miles de personas, tanto en el valle del Tambo como en el resto del país. No es solo cuestión de intereses, económicos y políticos, evidentes y exaltados.

Pero asimismo, una historia que no puede ser dejada de lado. Como me decía un alumno en mi clase de Teoría Psicoanalítica de la Cultura en la PUCP, el día de ayer, “pedirles a los habitantes de la región que confíen en la Southern y el Grupo México es como pedirles que suspendan sus habilidades cognitivas”. Como se sabe, la Southern causó daños ecológicos tan graves e irreversibles que, a su lado, la corrupción del dirigente Pepe Julio Gutiérrrez, siendo grave, es poco más que un plato de lentejas. Dicho grupo acaba de ser gravemente cuestionado en Aznalcóllar, Andalucía, España, por sospechas en la adjudicación de la concesión. Y en Sonora, México, hay un río envenenado por su descuido.
 
Si queremos que los argumentos sean escuchados, que la civilización prevalezca, tenemos que tomar en cuenta el inmenso malestar en el que se da el proceso. La frase del señor Gálvez no es tan solo un lapsus: expresa las atroces heridas históricas que lastran nuestro desarrollo. Saber escuchar ese rencor, esa desconfianza y ese dolor, es la mejor oportunidad que nos ofrece este enésimo conflicto entre peruanos.


Etiquetas: [Arequipa]  [educación]  [ranking]  [universidad]  
Fecha Publicación: 2015-04-14T17:52:00.000-05:00
La UNSA y la nueva ley universitaria

Escribe: Esperanza Medina. Docente principal de la Universidad Nacional de San Agustín - Arequipa

Los rankings internacionales en los que las universidades peruanas no aparecen o se encuentran disputándose los últimos lugares, ponen en evidencia la crisis de nuestro sistema universitario. Y no solo eso. La universidad no asume su responsabilidad frente a la sociedad, no hace suyos los grandes problemas regionales y nacionales, y por tanto no ofrece propuestas efectivas para enfrentarlos, como es su función. De espaldas a las demandas de desarrollo, la universidad no es el actor de cambio que por naturaleza y por principio está llamada a ser.

La nueva ley universitaria 30220, emitida en julio del 2014, ofrece algunas posibilidades de mejora que habría que aprovechar para cambiar este estado de cosas. No obstante, la mayoría de casas de estudios no cumplió con elaborar su estatuto para la adecuación legal respectiva. La Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa (UNSA) no es una excepción, pues la Asamblea Estatutaria instalada en octubre del 2014, no ha emitido hasta la fecha el Estatuto Universitario, y por ende, tampoco ha convocado a elecciones de nuevas autoridades.  En la actualidad, esta situación,  crea un vacío legal peligroso, que afecta seriamente el cumplimiento de las funciones universitarias.

Tal es el caso de la contratación de personal docente, pues de manera sorpresiva y sin mediar concurso público ni una evaluación cabal del desempeño académico, se ratificó a la mayor parte del personal docente contratado que terminó laborando el 2014. Este actuado estaría contraviniendo la Ley de Presupuesto para el 2015, que en su Artículo 8 establece la prohibición de ingreso de personal en el sector público, para este caso. Asimismo, incumple la primera disposición complementaria de la Ley Universitaria vigente que dispone la suspensión de todos los procesos de nombramiento, ascenso y ratificación de personal docente y no docente hasta que asuman el gobierno universitario nuevas autoridades electas. De otro lado, se convocó a concurso público para contratar docentes en plazas desiertas reconocidas en el Cuadro de Asignación de Personal. Sin embargo, este proceso de contratación se viene realizando en base a la Ley Universitaria 23733, ya derogada, por tanto no se toman en cuenta las exigencias de la nueva ley, referidas al perfil profesional. Así se aceptaría candidatos sin maestría y con menos años de experiencia profesional. Los aspectos señalados anteriormente estarían indicando que la actual gestión universitaria agustina, no estaría respetando los dispositivos legales vigentes; y siendo la selección de personal docente un factor determinante en la calidad del servicio educativo, este proceder no está garantizando el derecho de los estudiantes a una formación profesional idónea.

En este panorama es preciso demostrar un sólido compromiso con el cambio para el despegue académico de nuestra Universidad. Por eso denunciamos estos hechos y exigimos que la Asamblea Estatutaria, al más breve plazo, emita el Estatuto Universitario y convoque a elecciones de nuevas autoridades.


Etiquetas: [ciudadanía]  [corrupción]  [cultura]  [Lima]  [transparencia]  [transporte]  
Fecha Publicación: 2015-04-10T10:14:00.000-05:00
¿Por qué debe preocuparse Castañeda?

Escribe: Rosa María Palacios

Lo primero que debo hacer es un “disclosure” como dicen en inglés. O una advertencia, para que todos estén prevenidos. Simplemente no confío en la honestidad de nuestro Alcalde. Esa es la verdad.

Esa desconfianza no ésta basada en el chisme banal o la conspiración política contra el líder de un partido. Ésta basada en las profundas investigaciones de Daniel Yovera sobre el caso  Comunicore que lo llevaron a ser perseguido por el mismo Castañeda en el sistema judicial. Yovera  probó un robo al Estado con documentos y declaraciones realizadas en la investigación y acusación fiscal. Los gerentes de absoluta confianza de Castañeda – que trabajaron con él por muchos años en distintas organizaciones del Estado – se coludieron con un proveedor de limpieza para hacer un pago que no correspondía a una entidad inexistente para luego “lavarlo” en efectivo. Eso ésta probado y los imputados continúan procesados.  Que Castañeda, haya logrado ser excluido del proceso no le quitará nunca la responsabilidad política de haber convivido y tolerado ese latrocinio.

Dicho esto, es obvio que tengo un sesgo. Y que creo que las acciones del Alcalde no tienen hoy como norte el bien común de la ciudad sino el suyo propio.

Durante sus ochos de gobierno municipal Castañeda se hizo popular sustituyendo a los alcaldes distritales. Sin recursos para grandes obras se concentró en un esquema de obra chiquita y popular con dinero de EMAPE. De ahí el éxito de las escaleras. Pero en cuanto a obras de envergadura otro fue el cantar. Le zafó la responsabilidad de las revisiones técnicas al MTC y   sé demoró ocho años en inaugurar un Metropolitano cuyo costo es un misterio y que no absorbe ni el 5% de viajes de Lima.  No solo destrozó Barranco con el diseño.  Este sistema de transporte es un desastre hoy en hora pico y no se ve soluciones a la vista.

Debo confesar también que admiro la honestidad y el estoicismo de Susana Villarán para aguantar los baldes de caca que durante cuatro años le tiraron encima. Uno tiende a solidarizarse con la parte débil y ella lo fue. Pero es verdad también que llegó a la Alcaldía con un aluvión de votos pero sin ninguna preparación gerencial o política para manejarse en una corporación inmensa. La visión Villaran de construcción de ciudadanía a través de espacios públicos, la austeridad en el uso de su nombre para apropiarse de obra pública, la transparencia como eje, la concentración en grandes obras viales en asociaciones público privadas, dejando a los Alcaldes Distritales la obra menuda, fue profundamente incomprendida.

Villaran y Castañeda no tienen nada en común. Y el cambio fue tan brusco, tan marcado, tan diferenciado, que la transición de uno a otro se comió viva a Villarán. Sin embargo ese fenómeno ha creado una Lima muy diferente a la que Castañeda dejo. Esa herencia de ciudadanía es la que le cuesta manejar. Ahora la transición inversa también tiene costos.

El limeño se ha acostumbrado a exigir y protestar. Y hace bien. Villaran dejo una reforma de transporte en marcha, con corredores exclusivos ya licitados y operadores en proceso de inversión. OAS, Odebretch y Graña y Montero tienen concesiones inmensas de obra vial. Las dos primeras se cobran con el 95% del peaje de Lima. El dinero para la obra menuda y popular se acabó.

¿Qué hace Castañeda? Sin permiso de nadie, sin trámite alguno, viste un santo desvistiendo otro.  Exige la plata de un fideicomiso privado para hacer 3 by passes que nadie había reclamado y deja a Lima sin un parque público de más de 30 hectáreas. Cree que la obra lo hará popular. Se equivoca y en grande. Villaran hizo obra y no fue popular por ello. Lima es otra Lima. Y no es un país.

Castañeda publica avisos “apropiándose” de las obras de Odebrecht en Rutas de Lima. No engaña a nadie. Todo el mundo sabe que son obras concesionadas por 30 años. La Municipalidad ni gestiona, ni administra, ni pone un centavo. Sólo supervisa que las obras pactadas se ejecuten. Nada más.

Los despidos a la bruta, la matanza de la reforma del transporte, el regreso de los colectivos, la desaparición de los inspectores de tránsito, el borrado (con rabia) de “todos” los murales, su desafecto público al arte y a los espacios ganados para este,  son errores de principiante. Le han costado entre 11 y 15 puntos de popularidad que si bien es altísima aún  marca una tendencia a la baja. La desilusión con su gestión es evidente.

Castañeda, le guste o no, sólo puede salvarse de un desastre si se “villaranisa” en aspectos que dejaron un buen recuerdo a pesar de la impopularidad de la ex Alcaldesa. Aquí una pequeña lista de consejos para el bien de Lima:

1. Lo primero es dejar de actuar como si fuera un Virrey. Debe rendir cuentas al Consejo en sesiones públicas con presencia de prensa. En esa tarea su presencia es esencial. Debe hablar claro y sin enredarse.  Confundir a Lima con un país o a los Shipibos con los Ashanikas denota falta de preparación e interés en los temas que debería exponer con solvencia.
2. Lo segundo es rescatar la reforma del transporte, hacer las mejoras que crea necesaria e implementar las 14 ordenanzas que ya le dejaron listas sobre transporte.
3. Lo tercero es congraciarse con una buena política cultural, que le dejaron en marcha. Sera duro y largo, pero puede recuperarse.
4. Lo cuarto, rescatar Barrio Mío del olvido y los programas sociales que atendieron pequeñas necesidades en El Cercado. Reforzar el Mercado de San Anita, culminar el Parque del Migrante. Es decir, continuar obra que es buena para la ciudad.
5. Lo quinto, proponer. Sobre lo construido, ¿Qué construir? Castañeda ganó las elecciones sin proponer nada más que un absurdo monoriel. Y proponer implica diseño y debate. Y ahí no puede haber imposición sino dialogo y cumplimiento de normas, dos aspectos en los que Castañeda nunca ha sobresalido.

Vamos a necesitar a todos los santos limeños de nuestro lado para vivir en Lima los próximos 4 años.


Etiquetas: [Constructores Perú]  [elecciones]  [izquierda]  [juventud]  [Ollanta Humala]  [partidos políticos]  
Fecha Publicación: 2015-04-06T16:30:00.000-05:00
Izquierda: ¿quién y cómo se discute la unidad?

Escribe: Marco Aurelio Lozano Fernández

Con el nombramiento de Pedro Cateriano como presidente del Consejo de Ministros se inicia la pre campaña electoral del 2016. Si entre Keiko y Alan García se suma el 45 % de la intención de voto en una hipotética primera vuelta, y estos además han sido los más vapuleados en las intervenciones de Cateriano como Ministro de Defensa, no cabe duda que se dibuja un primer campo de confrontación de cara al próximo año.  Completando el top tres de los presidenciables, PPK con 16 % de apoyo y sin bancada en el congreso podría cosechar simpatías (o evitar antipatías) al mantenerse lejos de este campo minado, como quien mira desde el balcón mientras recorre regiones reclutando personalidades y agrupaciones para su proyecto político. En paralelo, este mismo congreso ya ha citado por tercera vez al alcalde Castañeda antes de cumplir sus cien primeros (y poco productivos) días a la cabeza de la Municipalidad de Lima, y frente a su bajón de once puntos en las encuestas, su partido sorprendentemente culpa al gobierno por no darle su apoyo al buen Lucho.

Hasta aquí, lo que sucede en el lado derecho de nuestra política criolla, desde la derecha descarada hasta la populista. ¿Y qué pasa al otro extremo?

Son varias las reuniones, en cafés, locales partidarios y oficinas congresales, que se han venido realizando con miras a gestar un solo proyecto político de izquierda o progresista. A diferencia de mejores épocas, no hay de por medio grandes hechos de masas o debates movilizadores que ayuden a sellar la tantas veces invocada unidad. Salvo un hecho importante: las manifestaciones anti ley laboral juvenil. Desde que se logró la derogatoria de la Ley Nº 30288, se habló con entusiasmo de un recambio generacional que podría alimentar una izquierda renovada, recogiendo la experiencia organizacional de las “Zonas” y con el empleo digno como bandera. No parece que ello vaya a suceder, por lo menos en el corto plazo. Los jóvenes que ya venían militando en alguno de los partidos que alentaron las marchas, especialmente Tierra y Libertad, de seguro han incrementado sus bonos al interior de sus organizaciones pero ello no garantiza nuevos liderazgos, ni mucho menos la unidad, salvo que desde algún comité de juventudes o desde alguna organización de cuño estudiantil o juvenil, de Lima o de regiones,  se aliente una gran concertación generacional progresista que podría ser la semilla del frente de centro izquierda que un sector de la población vería con simpatía ¿Se animarán los jóvenes políticos a dar ese paso?

En este momento, mientras las diversas agrupaciones de izquierda llevan a cabo debates internos sobre la conveniencia o no de ir con uno u otro pre candidato (Yehude Simon, Salomon Lerner, Sergio Tejada, Susana Villarán), con anuncios y desmentidos en la prensa, todos se esfuerzan por mostrarse dialogantes y poner a disposición todo lo que tienen en pro del proyecto mayor. No obstante, lo difícil va ser darle partida de nacimiento a este nuevo proyecto. No hablo de ponerle un nombre marketero o una frase ganadora a la criatura. Bastaría con pagar un buen focus group, me dijo un viejo y hoy pragmático dirigente. Hablo de decir con claridad si la apuesta es por construir un nuevo partido, armar una alianza o construir un frente.

Para la mayoría de los que voten el 2016, eso no significará nada (¿cuántos de los que votaron por Ollanta en el 2011 saben que no fue por el Partido Nacionalista sino por la Alianza Electoral Gana Perú?). Sin embargo, para los que nos sentimos parte de una organización no resulta fácil desligarse de una identidad y una historia para asumir los activos y pasivos de un nuevo nombre y las condiciones de una nueva estructura. ¿Todo sea por la Unidad? Puede ser pero eso nos lleva a la siguiente pregunta ¿Unidad para qué? ¿Sólo para una elección?

La respuesta a todas estas cuestiones no es sencilla. Algunos apuestan por una identidad nueva que vaya más allá del 2016, sin “excomulgar” a nadie, y otros más bien, con un mayor sentido de urgencia, esperan que pesen más las coincidencias a manera de “un bello conjuro por el país” de todos los líderes de izquierda desperdigados.

Tal vez sea tiempo de poner sobre la mesa todos los programas (me resisto a hablar de ideologías), desde los de seguridad ciudadana (si los hay), hasta los de inversión privada, diversificación productiva y protección del ambiente para que las bases en todo el país y la nueva generación de políticos los discuta. Solo si hallamos coincidencias sustantivas en esos puntos, y no en la pureza de nuestros aliados o en bellos conjuros, valdrá la pena unirse.


Etiquetas: [descentralización]  [educación]  [Ministerio de Educación]  [políticas públicas]  
Fecha Publicación: 2015-04-01T12:06:00.000-05:00
Razones para la esperanza

Escribe: Martín Vegas Torres. Coordinador de la red “Edugestores”, ex vice ministro de Gestión Pedagógica

A fines del año 2013 la ubicación del Perú en la prueba PISA 2012 nos mostraba que los estudiantes que empezaron su escolaridad el año 2002 estaban en una situación crítica: el Perú aparecía en el último lugar. En realidad, la fotografía completa de esos resultados mostraba que respecto a los países participantes en PISA estábamos en el último lugar tanto en rendimiento estudiantil como en inversión por alumno. Así, la explicación de los resultados es clara: con una inversión por alumno por debajo de los US$ 1,000 no podemos jugar en las “grandes ligas” de la educación mundial. Y como incansablemente repite el Ministro Saavedra, esa baja inversión en educación es una limitante estructural para el avance del Perú en educación y será un freno para el crecimiento económico y el desarrollo. Cabe decir, además, que con una inversión tan baja las posibilidades de ingresar a la OCDE son bastante remotas.

El año 2014 sin embargo nos trajo una noticia interesante y poco difundida: los resultados de la evaluación latinoamericana de educación (TERCE) nos mostraban que entre 15 países de la región el Perú empieza a mostrar desempeños educativos por encima del promedio latinoamericano. El Perú fue el país que más había progresado en matemáticas en tercer grado, y en ciencias en sexto, y también habíamos logrado progresos significativos en lectura (tercero y sexto grado) y en matemáticas (sexto grado). Así que en el concierto latinoamericano ya pasamos a “media tabla” dejando los últimos lugares de evaluaciones anteriores. La última evaluación censal de estudiantes del Perú aplicada en segundo grado de primaria ratifica los progresos existentes: los estudiantes que empezaron su escolaridad durante el actual gobierno mejoraron sus rendimientos en 11 puntos en comprensión lectora y en 9 en matemática. La educación pública alcanzó los rendimientos de la privada en matemática. Y hay mejoras significativas también en áreas rurales y en la población quechua, aymara y amazónica.

¿Por qué se mejoró?

Si el presupuesto de educación hasta el año 2014 permanecía en el rango del 3% del PBI sin moverse desde el año 2002, ¿a qué se deben estos progresos?

Es fundamental destacar, en primer lugar, lo que denomino el “factor S”, el factor subjetivo o motivacional. A pesar de las condiciones difíciles y muchas veces precarias en que trabajan los profesores, muchos de ellos se han “comprado el pleito” de los aprendizajes. Además, han sido tratados con respeto por el Ministerio de Educación y recibido apoyo directo para su labor en aula. El mérito principal y primero de la mejora es de los profesores y directores de los colegios públicos del Perú.

El otro gran factor es la existencia de una política sistemática y articulada durante el actual gobierno. El primer tiempo del gobierno, con la gestión de Patricia Salas, la acción del Ministerio de Educación se estructuró en tres pilares: aprendizajes, desarrollo docente y gestión moderna y descentralizada. Su lema fue: “Todos pueden aprender y nadie se queda atrás”, y la gestión estuvo marcada por un fuerte énfasis en la atención a los más excluidos en el sistema educativo: la educación inicial, la educación en áreas rurales, la educación bilingüe intercultural, los estudiantes con más dificultades de aprendizaje. En el cuadro que sigue a continuación se muestra la evolución de los resultados de los estudiantes que están en el nivel más bajo de la evaluación: el nivel -1 o en inicio. Se aprecia cómo en los años 2007-2008 ocurre el “efecto prueba”, es decir, los profesores enseñan a resolver la prueba mecánicamente y eso se expresa en una mejora, luego hay un estancamiento y a partir del 2012 empieza a disminuir el número de estudiantes en el nivel -1 en comprensión lectora y a partir del 2013 la mejora se extiende a matemática. Menos niños con bajos rendimientos impactan en la mejora alcanzada el 2014 entre quienes se encuentran con mejor desempeño.



Patricia Salas pagó el costo político de haber logrado incorporar a todos los profesores en una carrera magisterial meritocrática y de haber realizado acciones estructurales pero poco espectaculares. Los niños más pobres o la construcción de pequeñas escuelas rurales (una al día!) no dan réditos políticos suficientes. El segundo tiempo del gobierno con la gestión de Jaime Saavedra organiza la política educativa en cuatro pilares agregando a los antes mencionados el pilar de la infraestructura. El lema actual es: “rumbo a la nota más alta” y la decisión de impulsar a la excelencia al conjunto del sistema educativo es su rasgo distintivo. La implementación de políticas universales y no focalizadas sustentadas en un inédito incremento del 0.5% del PBI que se ha prometido será equivalente el 2016, y una estrategia para una ejecución impecable del gasto son rasgos que caracterizan a la gestión actual.

Debe destacarse algunas constantes en la política educativa del actual gobierno:

- La política educativa ataca simultáneamente varios frentes de la problemática educativa por lo que no puede decirse que una sola acción explica los buenos resultados: estamos ante un cambio sistémico.
- Se trabaja sobre políticas universales que buscan atender al 100% de los estudiantes y no sobre proyectos pilotos. Y se busca acelerar su implementación. Sin embargo, las brechas son tan grandes que varias tomarán hasta el 2021 para universalizarse.
- Se recupera la rectoría del Ministerio de Educación en educación: de cara a los gobiernos regionales la estrategia integubernamental y de gestión descentralizada afirma el liderazgo del Ministerio y a la vez empodera a los gobiernos regionales en las funciones que les competen. Por eso puede verse cómo hay un número importante de gobiernos regionales que han hecho de la educación una prioridad y hoy exhiben mejoras importantes. La rectoría se extiende ahora a la educación superior, a partir de la aprobación de la nueva Ley Universitaria, lo que resulta indispensable para asegurar la calidad de este estratégico nivel educativo.
- Existe una clara opción por fortalecer la educación pública. El Ministro Saavedra ha desoído los cantos de sirena de quienes piden la entrega de los colegios a empresas educativas privadas. La evidencia internacional hace tiempo ha demostrado que una sólida educación pública es la base de la mejora educativa lo que no quiere decir que el sector privado no tenga un rol y muy importante. Las alianzas público privadas para enfrentar la brecha en infraestructura educativa y gestionar la educación técnica son una tarea de magnitud para el sector empresarial, el cual empieza a responder a la altura de estos desafíos.
- Existe una prioridad clara por la revaloración del docente al punto que los ministros Salas y Saavedra podrían fácilmente parecer representantes del magisterio, abogando permanente por la revaloración del profesorado, un trato profesional y con respeto, el incremento de remuneraciones con una base democrática. La implementación del primer tramo de la carrera pública magisterial ha supuesto una inversión del Estado de más de 2 mil 500 millones de soles en remuneraciones. Y sin embargo, el propio Ministro Saavedra señala que esto es insuficiente. La meta planteada el primer día de clases por el Presidente de la República de duplicar la remuneración de los docentes al 2021 los pondría por encima del promedio latinoamericano actual.
- 6% del PBI a educación, con una señal clara del gobierno para este año 2015 donde se está pasando de 3.0% a 3.5 % del PBI. Los incrementos presupuestales hasta el 2021 necesitan ser previsibles y dedicar una porción significativa a la revaloración docente.

Propuestas para seguir mejorando

Existen por supuesto, oportunidades de mejora. Señalo tres: (i) profundizar las políticas de equidad en favor de la población rural, los estudiantes con discapacidad, los que no culminan su secundaria. Si el profesor mejor pagado es el de los Colegios de Alto Rendimientos, luego le siguen los profesores que hacen acompañamiento pedagógico en áreas urbanas y al final están los que apoyan los colegios rurales, estos últimos quedarán desatendidos. Del mismo modo, si no se ponen en marcha experiencias de excelencia para la secundaria rural como los Colegios en Alternancia, que tienen bien probado su éxito ¿dónde estudiarán los adolescentes de áreas rurales una secundaria que les sea realmente útil? ¿Por qúe no se da impulso a estas experiencias que fácilmente podrían ser unos “COAR rurales”? (ii) La culminación de un nuevo marco curricular sintético y preciso donde los profesores encuentren con claridad lo que deben enseñar en cada grado. Se ha hecho un gran esfuerzo en ese terreno que corre el riesgo de quedar trunco (iii) La innovación y la investigación: un país de ingresos medios con un sistema educativo sin una estrategia de innovación y desarrollo está condenado a repetir sus errores: si de los 9.658 millones de soles que maneja el Ministerio de Educación se dedicara el 1% a investigación e innovación se estarían sentando las bases de una mejora sostenida de la educación en el Perú.

Un rumbo consensual al Bicentenario de la Independencia del Perú

El reputado informe Mc Kinsey: “Cómo continúan mejorando los sistemas educativos de mayor progreso en el mundo” señala que los países pueden mejorar su desempeño en educación aunque partan de niveles muy bajos siempre y cuando se elija adecuadamente un conjunto de intervenciones y se las mantiene durante al menos 6 años. Ni la sociedad civil ni la clase política parecen aún haber calibrado las disyuntivas en que se encontrará el país en los próximos meses hasta el cambio de gobierno. No nos podemos dar el lujo de un “borrón y cuenta nueva” el Perú y sus estudiantes necesitan un rumbo común consensual.
Etiquetas: [redes sociales]  [tecnología]  
Fecha Publicación: 2015-03-03T17:59:00.003-05:00
El fin de la televisión de masas
 
Escribe: Ignacio Ramonet. Director de Le Monde diplomatique, edición española.
 
Ante el avance de internet y las redes sociales, la televisión se ha transformado por completo, y algunas personalidades –como el director de Netflix– hablan incluso de su posible desaparición. De un consumo lineal, los televidentes han pasado a un consumo “en diferido” y “a la carta”.
 
La televisión sigue cambiando rápido. Esencialmente por las nuevas prácticas de acceso a los contenidos audiovisuales que observamos sobre todo entre las jóvenes generaciones. Todos los estudios realizados sobre las nuevas prácticas de uso de la televisión en Estados Unidos y en Europa indican un cambio acelerado. Los jóvenes televidentes pasan del consumo “lineal” de televisión hacia un consumo “en diferido” y “a la carta” en una “segunda pantalla” (computadora, tablet, smartphone). De receptores pasivos, los ciudadanos están pasando a ser, mediante el uso masivo de las redes sociales, “productores-difusores”, o productores-consumidores (prosumers).
 
En los primeros años de la televisión, el comportamiento tradicional del telespectador era mirar los programas directamente en la pantalla de su televisor de salón, manteniéndose a menudo fiel a una misma (y casi única) cadena. Con el tiempo todo eso cambió. Y llegó la era digital. En la televisión analógica ya no cabían más cadenas y no existía posibilidad física de añadir nuevos canales, porque un bloque de frecuencia de 6 MHz equivale a una sola señal, un solo canal. Pero con la digitalización, el espectro radioeléctrico se fracciona y se optimiza. Por cada frecuencia de 6 MHz, en vez de una sola cadena, se pueden ahora transmitir hasta 6 u 8 señales, y se multiplica de ese modo la cantidad de canales. Donde antes en una zona había 7, 8 o 10 canales, ahora hay 50, 60, 70 o centenares de canales digitales...
 
Esa explosión del número de cadenas disponibles, particularmente por cable y satélite, dejó obsoleta la fidelidad del telespectador a un canal de preferencia y suprimió la linealidad. Como en el restaurante, se abandonó la fórmula del menú único para consumir platos a la carta, simplemente haciendo zapping con el control remoto entre la nueva multitud de canales.
 
La invención de la web –hace 25 años– favoreció el desarrollo de internet y el surgimiento de lo que llamamos la “sociedad conectada” mediante toda clase de links y enlaces, desde el correo electrónico hasta las diferentes redes sociales (Facebook, Twitter, etc.) y mensajerías de texto y de imagen (WhatsApp, Instagram, etc.). La multiplicación de las nuevas pantallas, ahora nómades (computadores portátiles, tablets, smartphones), ha cambiado totalmente las reglas de juego.
 
La televisión está dejando de ser progresivamente una herramienta de masas para convertirse en un medio de comunicación consumido individualmente, a través de diversas plataformas, de manera diferida y personalizada.
 
Esta forma diferida se alimenta en particular en los sitios de replay de los propios canales de televisión que permiten, vía internet, un acceso no lineal a los programas. Estamos presenciando el surgimiento de un público que conoce los programas y las emisiones pero no conoce forzosamente la parrilla, ni siquiera el canal de difusión al que pertenecen esos programas originalmente.
 
A esta oferta, ya muy abundante, se le suman ahora los canales online de la Galaxia Internet. Por ejemplo, las decenas de cadenas que YouTube difunde, o los sitios de video para alquilar a la carta. A tal punto que ya no sabemos siquiera lo que la palabra televisión significa. Reed Hastings, director de Netflix, el gigante estadounidense del video en línea (con más de 50 millones de suscriptores), declaró recientemente que “la televisión lineal habrá desaparecido en veinte años porque todos los programas estarán disponibles en internet”. Es posible, pero no es seguro.
 
También están desapareciendo los propios televisores. En los aviones de la compañía aérea American Airlines, por ejemplo, los pasajeros de clase ejecutiva ya no disponen de pantallas de televisión, ni individuales, ni colectivas. Ahora, a cada viajero se le entrega una tablet para que él mismo se haga su propio programa y se instale con el dispositivo como mejor le convenga (acostado, por ejemplo). En Norvegian Air Shuttle van más lejos: no hay pantallas de televisión en el avión, ni tampoco entregan tablets, pero el avión posee wi-fi y la empresa parte del principio de que cada viajero lleva una pantalla (una computadora portátil, o tablet, o smartphone) y que basta pues con que se conecte, en vuelo, al sitio web de la Norvegian para ver películas, series o emisiones de televisión, o para leer los periódicos (que ya no se reparten...).
 
Jeffrey Cole, un profesor estadounidense de la Universidad UCLA, experto en medios en Internet y redes sociales, confirma que la televisión se verá cada vez más por la Red. Nos dice: “En la sociedad conectada la television sobrevivirá, pero disminuirá su protagonismo social; mientras que las industrias cinematográfica y musical podrían desvanecerse”.
 
Sin embargo Jeffrey Cole es mucho más optimista que el patrón de Netflix, ya que afirma que en los próximos años, el promedio de tiempo consagrado a la televisión pasará de entre 16 a 48 horas a la semana actualmente a 60 horas, dado que la televisión, dice Cole, “va saliendo de la casa” y se podrá ver “en todo momento”, a través de cualquier dispositivo-con-pantalla con sólo conectarse a internet o mediante la nueva telefonía 5G.
 
El rol de las redes sociales
 
También hay que contar con la competencia de las redes sociales. Según el último informe de Facebook, casi el 30% de los adultos de Estados Unidos se informa a través de Facebook y el 20% del tráfico de las noticias proviene de esa red social. Mark Zuckerberg afirmó hace unos días que el futuro de Facebook será en video: “Hace cinco años, la mayor parte del contenido de Facebook era texto, ahora evoluciona hacia el video porque cada vez es más sencillo grabar y compartir”.
 
Por su parte, tambien Twitter está cambiando de estrategia y está pasando del texto al video. En un reciente encuentro con los analistas bursátiles de Wall Street, Dick Costolo, el consejero delegado de Twitter, reveló los planes del futuro próximo de esa red social: “2015 –dijo– será el año del video en Twitter”. Para los usuarios más antiguos, eso tiene sabor a traición. Pero según Costolo, el texto –su esencia, los célebres 140 caracteres iniciales– está perdiendo relevancia. Y Twitter quiere ser el ganador en la batalla del video en los teléfonos móviles.
 
Según los planes de la dirigencia de Twitter, se pueden subir videos desde el móvil a la red social a partir de ahora, a comienzos de 2015. Se pasará de los escasos seis segundos actuales (que permite la aplicación Vine), a añadir un video, tan largo como sea, directamente en el mensaje.
 
Google también quiere ahora difundir contenidos visuales destinados a su gigantesca clientela de más de 1.300 millones de usuarios que consumen unos 6 mil millones de horas de video cada mes... Por eso Google compró YouTube. Con más de 130 millones de visitantes únicos al mes, en Estados Unidos YouTube tiene una audiencia superior a la de Yahoo! En Estados Unidos, los 25 principales canales online de YouTube tienen más de un millón de visitantes únicos a la semana. YouTube ya capta más jóvenes de entre 18 y 34 años que cualquier otro canal estadounidense de televisión por cable.
 
La apuesta de Google es que el video en Internet va a terminar poco a poco con la televisión. John Farrel, director de Youtube para América del Sur, prevé que el 75% de los contenidos audiovisuales serán consumidos vía internet en 2020.
 
En Canadá, por ejemplo, el video en internet ya está a punto de sustituir a la televisión como medio de consumo masivo. Según un estudio de la encuestadora Ipsos Reid and M Consulting “el 80% de los canadienses reconocen que cada vez ven más videos en línea en la Web”, lo que significa que, con semejante masa crítica (¡80%!), se acerca el momento en que los canadienses verán más videos y programas en línea que en la televisión.
 
Nuevos modelos de uso
 
Todos estos cambios se perciben claramente no sólo en los países ricos y desarrollados. También se ven en América Latina. Por ejemplo, los resultados de un estudio realizado por la investigadora mexicana Ana Cristina Covarrubias (directora de la encuestadora Pulso mercadológico) confirman que la Web y el ciberespacio están cambiando aceleradamente los modelos de uso de los medios de comunicación, y en particular de la televisión, en México. La encuesta se refiere exclusivamente a los habitantes del Distrito Federal de México y concierne a dos grupos precisos de población: 1) jóvenes de 15 a 19 años; 2) la generación anterior, padres de familia de entre 35 y 55 años de edad con hijos de 15 a 19 años. Los resultados revelan las siguientes tendencias: 1) tanto en el grupo de los jóvenes como en la generación anterior, las nuevas tecnologías han penetrado ya en alta proporción: 77% posee teléfono móvil, 74% computadora, 21% tablet y el 80% tiene acceso a Internet; 2) El uso de la televisión abierta y gratuita está bajando y se sitúa apenas en el 69%, mientras que el de la televisión de pago está subiendo y ya alcanza casi el 50%; 3) Por otra parte, aproximadamente la mitad de los que ven la televisión (29%), usan el televisor como pantalla para ver películas que no son de la programación televisiva, ven DVD/Blu-ray o Internet/Netflix; 4) El tiempo de uso diario del teléfono celular es el más alto de todos los aparatos digitales de comunicación. El celular registra 3 horas 45 minutos. El ordenador tiene un tiempo de uso diario de 2 horas y 16 minutos, la tablet de 1 hora y 25 minutos y la televisión de apenas 2 horas y 17 minutos; 5) El tiempo de visita a redes sociales es de 138 minutos diarios para Facebook, 137 para WhatsApp; en cambio para la televisión es de sólo 133 minutos. Si se suman todos los tiempos de visitas a las redes sociales, el tiempo de exposición diaria a las redes es de 480 minutos, equivalentes a 8 horas diarias, mientras el de la televisión es de sólo 133 minutos, equivalentes a 2 horas y 13 minutos. La tendencia indica claramente que el tiempo consagrado a la televisión ha sido rebasado, ampliamente, por el tiempo consagrado a las redes sociales.
 
La era digital y la sociedad conectada son ya pues realidades para varios grupos sociales en la Ciudad de México. Y una de sus principales consecuencias es el declive de la atracción por la televisión, especialmente la abierta, como resultado del acceso a los nuevos formatos de comunicación y a los contenidos que ofrecen los medios digitales. El gran monopolio del entretenimiento que era la televisión abierta está dejando de serlo para ceder espacio a los medios digitales. Cuando antes un cantante popular, por ejemplo, en una emisión estelar de sábado por la noche, podía ser visto por varios millones de telespectadores (unos 20 millones en España), ahora ese mismo cantante tiene que pasar por 20 canales diferentes para ser visto a lo sumo por 1 millón de televidentes.
 
De ahora en adelante, el televisor estará cada vez más conectado a internet (es ya el caso en Francia para el 47% de los jóvenes de entre 15 y 24 años). El televisor se reduce a una mera pantalla grande de confort, simple extensión de la Web que busca los programas en el ciberespacio y en Cloud. Los únicos momentos masivos de audiencia en vivo, de “sincronización social”, que sigan reuniendo a millones de telespectadores serán entonces los noticieros en caso de actualidad nacional o internacional espectacular (elecciones, catástrofes, atentados, etc.), los grandes eventos deportivos o las finales de juegos de emisiones de tipo reality show.
 
El dominio estadounidense
 
Todo esto no es únicamente un cambio tecnológico. No es sólo una técnica, la digital, que sustituye a otra, la analógica, o internet que sustituye a la televisión. Esto tiene implicaciones de muchos órdenes. Algunas positivas: las redes sociales, por ejemplo, favorecen el intercambio rápido de información, ayudan a la organización de los movimientos sociales, permiten la verificación de la información, como es el caso de WikiLeaks... No cabe duda de que los aspectos positivos son numerosos e importantes.
 
Pero también hay que considerar que el hecho de que Internet esté tomando el poder en las comunicaciones de masas significa que las grandes empresas de la Galaxia Internet –o sea, Google, Facebook, YouTube, Twitter, Yahoo!, Apple, Amazon, etc.– todas ellas estadounidenses (lo cual en sí mismo ya constituye un problema...) están dominando la información planetaria. Marshall McLuhan decía que “el medio es el mensaje”, y la cuestión que se plantea ahora es: ¿cuál es el medio? Cuando veo un programa de televisión en la Web, ¿cuál es el medio? ¿la televisión o internet? Y en función de eso, ¿cuál es el mensaje?
 
Sobre todo, como reveló Edward Snowden y como afirma Julian Assange en su nuevo libro Cuando Google encontró a WikiLeaks (1), todas esas mega-empresas acumulan información sobre cada uno de nosotros cada vez que utilizamos la Web. Información que comercializan vendiéndola a otras empresas. O también cediéndola a las agencias de inteligencia de Estados Unidos, en particular a la Agencia de Seguridad Nacional, la temible NSA. No nos olvidemos de que una sociedad conectada es una sociedad espiada, y una sociedad espiada es una sociedad controlada.
 
 
1. Léase Ignacio Ramonet, Entrevista exclusiva a Julian Assange: “Google nos espía e informa a Estados Unidos”, Le Monde diplomatique, edición Cono Sur, enero de 2015.
 
Etiquetas: [educación]  [gastronomía]  [Gastón Acurio]  [partidos políticos]  
Fecha Publicación: 2015-02-26T17:22:00.004-05:00
Lo imposible es posible
 
Escribe: Gastón Acurio
 
En este mundo conectado, donde la información está al alcance de todos en todas partes, la competencia por conquistar los corazones de los cientos de millones de consumidores que se levantan cada día en busca de nuevas experiencias se vuelve cada vez más exigente. Ya no basta tener una hermosa historia que contar, unos atributos que preservar, un producto único y mágico con el cual seducir. Hoy, la innovación debe ser constante para poder ofrecer, de manera permanente y consistente, nuevos productos e historias que mantengan al consumidor conectado con aquello que producimos. La gastronomía no es ajena a este nuevo escenario. Todos los países se han dado cuenta, en parte gracias al ejemplo de la cocina peruana convertida en una nueva marca internacional, de lo importante que puede ser su gastronomía para la promoción de sus productos o sus destinos turísticos. Cada vez más países miran su despensa, sus raíces, sus conceptos, sus protagonistas, para consolidarlos en una propuesta gastronómica que los represente exitosamente y les permita acceder a este mundo gastronómico lleno de oportunidades, hoy reservado a una docena de países, entre ellos el Perú. En Turquía, Corea, Singapur, Israel, Filipinas, Marruecos, Colombia o Hungría, por solo citar unos ejemplos, están trabajando con importantísimos presupuestos para hacer que sus gastronomías se conviertan en una poderosa herramienta de promoción y expansión de su cultura y sus productos en el mundo.
 
Por ello es importante que aquí, en el Perú, no desmayemos un segundo en seguir innovando, desarrollando, perfeccionando y avanzando en todo aquello que aún nos queda por hacer, para que el actual poder de seducción que nuestra gastronomía ostenta nunca decaiga, sino que se haga cada día más fuerte. Existen muchos caminos; sin embargo, uno de los más importantes es asegurar una formación y educación de altísimo nivel para aquellos jóvenes que sueñen con ser parte de esta hermosa y desafiante actividad. Por ello es que, desde hace años, veníamos soñando con hacer algún día una universidad de última generación dedicada a la gastronomía, que viniera a complementar al instituto técnico que hace algunos años formamos en Pachacútec. Nuestro sueño, que hoy se empieza a hacer realidad en alianza con la Universidad Católica, era claro: debemos formar a los jóvenes más talentosos del Perú en el mundo de la gastronomía, siguiendo todos los desafíos a los que deberán enfrentarse para convertirse en líderes mundiales.
 
El cocinero de hoy debe formarse desde una mirada humanista, integral, multidisciplinaria, que le permita contar historias a través de sus platos, transformar el mundo a través de su cocina y ganarse, así, la confianza de comensales o clientes que hoy quieren en realidad ser más que eso: quieren ser seguidores de aquellos a quienes respetan por lo que hacen, por lo que dicen y por el impacto que tienen. El cocinero moderno debe formarse en arte clásico y moderno para aprender a atrapar la belleza en sus platos. Debe saber de sociología para comprender los desafíos de su tiempo y su entorno, de literatura para llenar de poesía sus sabores, de física y química para entender el porqué de sus procesos culinarios, de música para impregnar de ritmo sus recetas, de historia y antropología para comprender de dónde venimos y hacia dónde vamos, de medicina para ofrecer placer y bienestar, de economía y márketing para poner en valor lo que representamos, de diseño y de comunicaciones para redondear conceptos y comunicarlos emotivamente.
 
En suma, el cocinero peruano del futuro debe prepararse mucho más que antes si es que queremos que nuestra gastronomía siga su camino ascendente. Por ello, nuestra universidad estará obsesivamente enfocada en ese sentido, porque estamos convencidos de que es la educación, no solo en la gastronomía sino en todos los terrenos, la que, finalmente, nos hará libres y enrumbará al Perú hacia su desarrollo definitivo.
 
Hoy, los peruanos nos preparamos para dar lo mejor de nosotros en muchos territorios, nos esforzamos para sacar adelante nuestros sueños, imaginamos nuestros productos y propuestas compitiendo exitosamente por el mundo y nos preparamos para ello con dedicación y convicción. Por ello, en esta hora electoral, lo que esperamos de nuestros políticos es precisamente eso: que se preparen, que estudien, que investiguen, que se formen y eduquen sin cesar. Además, esperamos que los partidos políticos se fortalezcan a partir de la selección de sus hombres y mujeres más preparados para que nos representen en el Parlamento y recuperen, así, su prestigio y majestad. Ya lo dijo Haya de la Torre en sus últimos años al afirmar que el gran desafío del Perú estaría en la buena educación y la formación de una clase política que, en vez de gritar, dialogue; y que, en vez de pelear o reñir, sepa escuchar y debatir.
 
Hoy, los ciudadanos del Perú rogamos a nuestros políticos que beban de todas las fuentes: de los clásicos y los modernos, de los sabios de todas las artes, las ciencias y las letras de todos los tiempos; desde Cicerón, Maquiavelo, Sun Tzu y Rousseau, hasta Mariátegui, Von Hayek o Popper. Deben estudiar políticas públicas exitosas llevadas a cabo por otros países en terrenos tan importantes como la seguridad ciudadana, la integración y paz social, el comercio, la innovación, el diseño, el medio ambiente, la cultura, el arte, el deporte, y ver cómo pueden ser aplicables a nuestros problemas y desafíos. Pero también deben impregnarse de cultura y conocimiento humanista, dejarse llevar por los nobles senderos de las artes y, muy en especial, de la literatura como fuente de comprensión del mundo. Soñar junto a Balzac, Borges, Camus, Proust, Saramago, Faulkner, Salinger, García Márquez, Vargas Llosa y tantos, además de tantos otros narradores y poetas que llenarán de luz e inspiración sus ideas, sus compromisos, sus batallas y, lo más importante, su corazón. Ya lo decía Platón: el objetivo de la educación es la virtud y el deseo de convertirse en un buen ciudadano. Los ciudadanos del Perú intentamos cada día recoger ese mensaje. Nuestros políticos, aquellos a quienes elegiremos para representarnos, deberán ir mucho más lejos. Deberán prepararse para ser los mejores entre los mejores. Con voluntad, lo imposible se vuelve posible.
 
Fuente: Perú 21
Etiquetas: [Derechos Humanos]  [homenaje]  [iglesia]  [reconocimientos]  [terrorismo]  
Fecha Publicación: 2015-02-13T15:33:00.000-05:00
Mártires polacos en Perú
 
La beatificación de tres sacerdotes asesinados es el homenaje a quienes luchan contra la violencia
 
Escribe: Diego García-Sayán
 
La noticia se publicó en Perú la semana pasada, pero quedó un tanto perdida en medio del fárrago de titulares alrededor de la aburrida crisis política local, crecientemente judicializada y huérfana de ideas. La beatificación dispuesta por el papa Francisco de tres jóvenes sacerdotes asesinados en el norte de Perú en 1991 por Sendero Luminoso, conocida en ese contexto, tiene un inmenso significado que no puede pasar desapercibido.
 
Michael Tomaszek (30) y Zbigniew Strzalkowski (32), Franciscanos de Cracovia, fueron fulminados por las balas terroristas el 9 de agosto de ese año en la localidad andina de Pariacoto del departamento de Ancash. Los asesinos dejaron junto a los cadáveres un pedazo de cartón en el que habían escrito “así mueren los que hablan de la paz y los que lamen el imperialismo”. Sandro Dordi (60) cayó dos semanas después en el trayecto de Vinzos a Santa, en la misma región de Ancash, muy lejos de su natal Bérgamo.
 
Tuve ocasión de conocer Vinzos, Pariacoto y demás parajes de Ancash, en el norte andino del Perú, cuando pasé una larga temporada en esa zona como voluntario de la Cruz Roja, en el socorro a las víctimas y la reconstrucción del terremoto de 1970 en el que murieron más de 70.000 personas. Hermosas e idílicas a la vista, pero muy pobres quebradas interandinas, con una economía campesina batalladora. La catástrofe producida por el sismo añadía dramatismo y retos inmensos a gente que enfrentaba con tesón y perseverancia; el trabajo voluntario permitía reconstruir escuelas, acequias e iglesias.
 
Veinte años después, la garra terrorista y asesina de Sendero Luminoso ensangrentaría de nuevo estos parajes. Cayó sobre ellos una nueva página de sufrimiento, esta vez por obra humana. Es en ese contexto en el que fueron asesinados esos tres buenos sacerdotes, que acompañaban con su prédica y trabajo social a la gente, mayoritariamente muy pobre, con un mensaje de paz y justicia. Eso demostró ser demasiado para la cerril intolerancia senderista que los asesinó.
 
La guerra que desató el terrorismo de Sendero Luminoso en 1980 produjo la muerte de decenas de miles de personas, tanto por acción terrorista del terrorismo como por operaciones militares del Estado. Durante los más de 20 años transcurridos, el hecho del asesinato de los tres sacerdotes quedó un tanto perdido entre la ruma de información sobre los miles de muertos y desaparecidos en 20 años de violencia.
 
La iniciativa y perseverancia de Monseñor Luis Bambarén, entonces obispo de Chimbote (cabeza eclesial de las parroquias en donde laboraban los tres mártires en Ancash), fue capital para mantener la memoria sobre lo que pasó impulsando el proceso de beatificación desde 1995. En esta última fase, el marco del papado de Francisco fue decisivo para producir la justa beatificación de los tres mártires, en simultaneidad a la beatificación de Monseñor Óscar Romero, asesinado por un comando paramilitar de ultraderecha en los prolegómenos de la guerra interna en El Salvador.
 
Esto tiene un inmenso significado: el reconocimiento y homenaje a conductas ejemplares de personas que batallaron contra la violencia con su fe y cerca del pueblo; al lado de las preocupaciones y almas de los pobres, explicación de por qué el terrorismo asesinó a unos, y el paramilitarismo a Romero. Muy distinta a la conducta de algún pastor que en el sur andino del Perú en esos mismos años cerraba las puertas a quienes buscaban auxilio y apoyo frente a las masacres o las desapariciones.
 
Es para mí un gran honor en estos tiempos compartir con Monseñor Bambarén y otras personas la responsabilidad de tener que poner este año a disposición de la sociedad peruana el Lugar de la memoria, la tolerancia y la inclusión social. En ese espacio de memoria, Tomaszek, Strzalkowski y Dordi ocuparán un lugar especial. Ello no solo como homenaje a las víctimas sino para promover —y remachar— la convicción de que el horror no puede repetirse.
 
Fuente: El País
Etiquetas: [Gastón Acurio]  [justicia]  
Fecha Publicación: 2015-02-12T11:47:00.000-05:00
Mi pequeño gran sueño
 
Escribe: Gastón Acurio
 
Tengo un sueño. Un pequeño gran sueño. Íntimo, personal, tal vez frívolo. No es el gran sueño del Perú con oportunidades para todos por igual. Del Perú que finalmente desterró la corrupción para siempre. Del Perú visto por el mundo como un paraíso que todos quieren visitar. Del Perú en el que nuestros niños reciben la mejor educación pública posible, en el que nuestros jóvenes sueñan en grande porque saben y sienten que pueden hacer grandes cosas en su tierra, en el que nuestras familias salen a las calles sintiéndose seguras y protegidas, y en el que nuestros padres y ancianos puedan llegar al fin de sus días sintiendo que ser peruano valió la pena. No, no es el sueño inmenso del Perú para todos y admirado por todos. Ese es un sueño que vivimos, soñamos y perseguimos día tras día, con nuestras palabras y nuestras acciones, millones de peruanos. La mayoría lo hace anónimamente, algunos intentando arengar al resto desde sus trincheras con su ejemplo de vida. Unos con más recursos que otros, algunos con más tiempo y devoción que otros, pero, al final, ese es el sueño que tenemos y compartimos la inmensa mayoría de peruanos que nos levantamos cada mañana a trabajar por nuestros sueños y los de nuestra patria.
 
Mi pequeño gran sueño es algo más banal, quizá egoísta y, sobre todo, poco importante o insignificante para el resto. No es un sueño distinto al que tuve cuando era adolescente. En realidad, se trata de regresar a él. Es el sueño de poder algún día tener ese pequeño restaurante de cinco mesas que imaginaba cuando descubrí que había nacido para ser cocinero. El poder ir temprano al mercado, escoger los mejores ingredientes que ofrece la temporada, poder conversar y bromear con los caseros, tener el tiempo para tomarme un juguito sentado en una banca del puesto favorito mientras veo la gente pasar.
 
Poder llegar a mi pequeña cocina, de dos hornillas, un horno de leña donde hacemos el pan y un batán, y empezar a diseñar lo que será el menú del día. Escribir la pizarra donde anunciaremos los platos del día, porque, claro, en un restaurante así no puede haber una carta. El menú lo decide el mercado, el humor, la vida. Empezar a sentir los olores del guiso, del aderezo, del rostizado. Saludar a los clientes, que, más que clientes, son personajes con nombre y apellido que, al entrar, quedan desnudos de cargos o fortunas para convertirse todos en comensales de una misma cocina y un mismo sentimiento. Poder ver sus caras de felicidad o de sorpresa y, por qué no, de rechazo. Poder dejar que la tarde caiga sin prisas, generosa, apacible, deliciosamente simple y común. Disfrutar de un chilcano al final del día como premio a lo vivido o, en realidad, como agradecimiento a la vida que nos tocó vivir.
 
De momento, mi pequeño gran sueño es un sueño lejano. Aún hay mucho por hacer, mucho por crear, mucho más por explorar, por arriesgar o por aventurarse. Y es que hacer empresa entendiéndola como una oportunidad para crear riqueza y oportunidades, para abrir caminos, para compartir y generar bienestar a lo que te rodea, para contribuir con tus acciones a que ese sueño colectivo que compartimos los peruanos se vaya haciendo cada vez más cercano y posible, es una tarea ardua que demanda paciencia y perseverancia. Tarea ardua que, en todo caso, se ve ampliamente recompensada por el honor de poder vivir una vida entregada a hacer lo que uno pueda hacer de forma digna y decente, por sacar adelante los sueños de su familia y de su patria.
 
Hay tanto, pero tanto por hacer aún que a veces mi pequeño gran sueño parece alejarse. Pero no. El cocinero es, por naturaleza, optimista. Tiene que serlo para evitar que su cocina caiga en la mayor de sus desgracias: la desazón. Por ello, a pesar de las señales equívocas de su entorno, el optimismo siempre regresa y, como cada día, con más fuerzas que ayer, la tarea se renueva, el compromiso se agita, y una vez más va para adelante, aprendiendo, compartiendo, avanzando, con la ilusión de que, a cada paso, cada día, el premio del pequeño gran sueño estará más cerca en la medida en que todos con nuestras acciones vayamos construyendo ese gran sueño de todos, el Perú.
 
Fuente: Perú 21
Etiquetas: [Alan García]  [entrevistas]  [Ollanta Humala]  
Fecha Publicación: 2015-01-09T18:28:00.004-05:00
“Me dirás que (Humala) es cachaco, chiricuto, lo que tú quieras, pero por el amor de Dios, no es un farsante”
 
Rafo León. Escritor, poeta, columnista, pero por sobre todo, viajero incansable. Estudió Literatura y Lingüística en la Universidad Católica del Perú (PUCP). Lleva más de 14 años como conductor del programa Tiempo de Viaje, que se emite por Plus Tv. 
 
Texto. Ana Núñez.
 
Rafo León ha visto un duende.  Hace poco viajó a la provincia puneña de Sandia para hacer un programa con los productores cafetaleros, cuando tuvo un encuentro con uno de esos seres mágicos. "Empecé a andar por la selva y de repente en un recodo del camino, con el sol de fondo y la quebrada, veo una cosita que se movía y que era como un títere con una capita amarilla y un sombrero azul", dice con la emoción de un niño que narra su última aventura. Al llegar a su hotel, León preguntó si era posible que haya alucinado. ¿Acaso se estaba volviendo loco? La respuesta de los lugareños fue que no, que se había encontrado con un guardián del bosque, y que si ese guardián del bosque lo hubiera visto rompiendo una rama, matando a un animal, o haciendo un daño, lo hubiera hecho rodar por el precipicio. Rafo sonríe.
 
Tu trabajo consiste en viajar constantemente. Eso es maravilloso, pero ¿se puede mantener la capacidad de sorprenderse ante lo que uno encontrará en cada travesía después de más de 300 viajes?
 
Te voy a ser sincero: esa capacidad se reduce, se hace más selectiva. A mí cada vez me sorprenden menos las ruinas y los bosques, aunque los adoro. Lo que sí me sigue sorprendiendo es la gente. Esto ya lo he dicho, pero te lo vuelvo a contar. Desde que empecé a viajar me ocupé de identificar a un personaje que aparezca así, en cualquier lugar del Perú, que es –por lo general– un maestro, un gran conocedor de su sitio que te habla de todos los temas posibles y que, además, te da todo lo que sabe y sin límites; pero nadie lo conoce afuera de su ámbito. Cuando yo me encuentro con gente así y la comparo con la nata política que tenemos, digo: Acá hay algo que no anda bien; es decir, la gente que debería estar en el poder, no está. Hay que hacer algo por eso.
 
Sostienes que viajar no consiste en llegar a un destino, sino en la experiencia que tienes al hacerlo. Tu vida es, entonces, un solo viaje que dura... ¿50 años ya?
 
Yo tengo 64... Sí, sí, 45 a 50 años...  Será porque mi vida ya está moldeada de esa manera, pero yo aún cuando estoy en Lima, incluso períodos largos, siento que es como el concho de la chicha que se guarda porque cuando vuelves a echarle líquido, se hace otra vez chicha. Es igualito. Hay un concho que está ahí fermentado y que sigue haciendo viaje acá, en mi casa, con mis objetos, con mis textos, con mis libros, con mi familia... Finalmente, viajar es eso: Viajar es vivir y vivir es viajar.
 
El cúmulo de tus recuerdos sensoriales siguen haciendo viaje...
 
¡Sí! y hace que yo no pueda estar en una quietud, digamos burocrática, nunca. Mi cabeza anda a 10 mil, porque además tengo el Sindrome de Atención Deficitaria, entonces... (ríe) el viaje continúa. Mira, me voy a Marruecos el jueves (25) y ya estoy prefigurando mis sentimientos: lo difícil, lo malo, la belleza... todo eso está dando vueltas por mi cabeza. Yo ya estoy de viaje.
 
Es que el viaje no empieza cuando uno sube al ómnibus o al avión.
 
¡Ni hablar! El viaje empieza mucho antes y termina mucho después.
 
Siempre usas a Paul Bowles para explicar qué convierte a alguien en viajero. Un viajero lo es porque "está inconforme con su realidad". ¿Con qué estás inconforme, Rafo?
 
Mira... A pesar de que mi vida para algunos pueda ser envidiable, en el fondo –como dicen las viejas– nadie sabe lo de nadie. A lo largo de los años yo he ido desarrollando una visión cada vez más escéptica de la vida. Estoy ahora convencido de que, como dice Aguilar Camín, el ojo humano tiene una direccionalidad hacia el mal; que el ser humano, cualquiera, hasta la madre Teresa de Calcuta, ante la alternativa de hacer el bien o de dañar, va a elegir dañar, porque lo llevamos en el alma. Las personas somos terriblemente imperfectas y tendemos a dañar porque así sobrevivimos mejor. Entonces, yo estoy ahora en una onda un poco difícil en ese sentido. Estoy más cerca de pensar que nos hemos olvidado de nuestra propia historia, que la manipulación nos está gobernando, que la ficción de la libertad es cada vez más obvia y, bueno, con las redes sociales ya no hay nada que esconder.
 
Estás en una onda pesimista respecto de la sociedad, pero has dicho que en algún momento sentiste que podías ayudar a transformarla.
 
Bueno, yo de repente ya he generado algunos pequeños cambios con los viajes. Pero a mí, no sé, ya no me interesa eso. Me interesa... quiero entender el mundo por primera vez en mi vida. Antes me sentía muy cerca de Chomsky, ahora me siento más cerca de Jodorovsky (ríe). Y digamos algunas cosas. Por ejemplo, la Ley de Empleo Juvenil es una barbaridad que está pésimamente configurada, una fórmula muy mala que no ha leído a los jóvenes, pero creo que no se puede seguir más sin poner un parador del que cada vez más gente parta en las mismas condiciones.
 
¿Qué se debe hacer, entonces?
 
Derogar esa ley y que la planteen no desde la perspectiva del empresario, sino desde la persperctiva del trabajador. Tiene que ajustarse el tema de las edades y se tiene que enfatizar mucho más el beneficio a futuro del trabajador antes que el beneficio presente del empresario de contratar mano de obra barata. Ese es el principal cambio: Que sea un sistema de estímulo de capacitación y no un empleo injusto.
 
Esto de que las leyes se elaboren pensando en el empresariado es algo de todos los gobiernos, ¿no?
 
En general, sí, desde hace mucho tiempo. Acá, con sus bemoles, todos los últimos gobernantes terminan siendo –no quiero decir que empiecen– terminan siendo agentes de los empresarios. Ahora, yo te confieso una cosa: después de Fujimori, Alan y Toledo, personajes a los que yo deseaba que les fuera mal porque tenían que desenmascararse, cuando sube Humala yo, no sé si porque ya tenía nietos y uno ya está pensando en el futuro de ellos, cuando sube Humala y yo lo veo y veo a Nadine y los conozco, por primera vez en mi vida sentí el deseo de que les fuera bien. Yo te juro que a pesar de todo lo que les está pasando, mantengo el deseo de que no se sigan destruyendo las cosas por la irresponsabilidad del Apra, de Keiko, de PPK, de fuerzas políticas oscuras, del Movadef...
 
¿Te parece que Humala está haciendo las cosas bien?
 
    Mira, yo creo que hace cosas muy malas. Este intento de ley es un buen intento fallido, como tantos otros, porque el tipo no sabe y es fácil que venga un empresario y diga: yo te voy a enseñar cómo se hace... Pero, hay una actitud diferente. Es un factor subjetivo, sociológico, más que político, que es el estilo. Me dirás que es cachaco, chiricuto, lo que tú quieras, pero por el amor de Dios, no es un farsante, no es un manipulador, no es un desgraciado, como lo es Alan García. Tampoco es un pobre diablo, mentiroso, como lo es Toledo; ni un asesino-psicópata, como lo es Fujimori. Este hombre es lo que es, es de una sola pieza y a veces es manipulado, pero –por lo menos– siento que hay una base confiable que yo no he perdido.
 
A pesar de López Meneses, a pesar de Martín Belaunde.
 
A pesar... Creo que a este pata le han hecho trastada y media, le han puesto bombas de tiempo o lo han engañado con cosas que no conoce. Su inexperiencia, ¿no? Pero no le dan un respiro. Yo no sé por qué la gente cada vez odia más a sus políticos...
 
¿Será porque han hecho méritos para que eso sea así?
 
Yo no creo que Susana Villarán merezca el odio que generó. De ninguna manera. Yo no creo que Ollanta ni Nadine merezcan el odio que la gente les tiene. Les tienen odio, por el amor de Dios. Y es la desconfianza. El problema de este país es la desconfianza. No confías en ti, no confías en tu talento, entonces qué vas a tener confianza en el otro. Y otra cosa que te iba a decir, el periodismo hace mucho que no está jugando el mejor de sus papeles. Todo lo contrario.
 
¿Cuál es el problema, Rafo?
 
Primero, que en muchos casos responde a los intereses de las empresas. Y luego, la calidad del periodista es muy baja. Contratan a periodistas jóvenes, inexpertos, que no saben lo que dicen. Entonces, no tenemos paz para meditar dónde estábamos y dónde estamos. Por eso te mencionaba a Jodorovsky: La danza de la realidad. Nos olvidamos del pasado con una facilidad... Nos olvidamos de Fujimori tanto como nos hemos olvidado de lo que fueron las Cruzadas. Yo me pregunto si el yihadismo y todas estas cosas terribles que están ocurriendo con el Islam extremo no son una respuesta histórica a lo que hicieron los cruzados. La realidad da vueltas, si no sales de ese samsara, si no te escapas, vas a seguir en lo mismo, y vamos a repetir errores, y vamos a repetir errores, y vamos... ¿Cómo es posible que haya ganado Waldo Ríos en Áncash?
¿Qué lógica me explica eso?
 
Volvemos a algo que dijiste al comienzo de esta conversación. No están en el poder las personas que deberían estar.
 
Así es. Ahora, eso no va a ser siempre así...
 
¿No? ¿Cómo hacemos el cambio?
 
Ese es el punto... Yo sí creo que tiene que haber habido cambios en las últimas décadas. Mira incluso en la época del Fujimori, una época nefasta, hubo cuadros no fujimoristas que se formaron y siguen haciendo la tarea. Entonces, otra vez Jodorovsky: El samsara y lo que te escapas. Analicemos lo que se está repitiendo de manera perversa y que está generando cada vez más daño, incluyendo con prioridad el tema ambiental. Ver qué hay que hacer para juntar pasado, presente y futuro en un presente realista, de buena leche.
 
¿Es realista pensar en un Gastón Acurio conduciendo este ómnibus llamado Perú?
 
No, yo creo que Gastón –que es un hombre sumamente inteligente– ha elegido un rol político como de líbero. Él coquetea pero para hacer ver otro fenómeno. Fíjate lo que ha pasado ayer (lunes) con estas declaraciones que ha dado: "Si en el Perú hubiera un Gadafi o surgiera un líder de esa laya, ahí sí yo me lanzo". Acá nunca va a haber un Gadafi, porque no hay condiciones para un tirano de esa naturaleza, pero mira lo que te está diciendo: "Ojo que podría ser que... estate atento y piensa bien... mantente alerta, no te entregues a un mafioso".
 
Es el entrelineado el mensaje.
 
Exactamente, tú lo has dicho, el entrelineado que él sabe manejar a la perfección. Y que lo entienda el que lo quiere entender.
 
Siempre has hablado de tu interés en la política. ¿Por qué no animarse de una vez a dar el salto?
 
Mira, vamos a hablar claro. Por una circunstancia muy desagradable en mi vida y mucho más inflada de lo que fue, pero –claro– de responsabilidad entera mía, yo estuve envuelto en un episodio de plagio con [el libro] Lima Bizarra. Simplemente por descuido, utilicé textos de otros colegas sin citarlos. Okay, se armó “la casa de putas”. Aunque te parezca mentira, una cosa así, que aparentemente está olvidada, sale cuando menos tiene que salir. Yo sé que voy a vivir con esa condena encima. Y sé, por ejemplo, que no voy a poder postular a un cargo universitario, porque el plagio es el peor delito en una universidad. Ningún jurado va a querer premiar a un "plagiario". En política me va a pasar lo mismo, me van a joder hasta que me muera. Eso yo lo sé. Por eso quiero en el tiempo que me resta de vida ubicar un espacio que no sea el del ejercicio político oficial para hacer política. Ese espacio puede ser el de unir a estos personajes del país, relacionarlos, que se conozcan, y que cualquiera pueda hablar con ellos para conocer, discrepar, todo eso...
 
Tú eres un hombre que ha simpatizado con la izquierda...
 
...He simpatizado con la izquierda porque eso es lo que tocaba a mi generación.
 
Ok, y dices que ahora has cambiado por todo lo que has visto en tus viajes, en la vida...
 
Mira, mi generación es una generación muy difícil por una razón que me dio una persona el otro día: Nosotros estamos fregados porque hemos nacido en un siglo y vamos a morir en otro (ríe). Me pareció brillante. Entonces, mi generación estaba llena de pajaritos en la cabeza, derivados de un pésimo marxismo, sindicalismos mal llevados, además muy influenciada por el cristianismo que hacía que pensáramos que los pobres, por el hecho de ser pobres, eran buenos. Pero Laura Bozzo ha sido quien más nos ha enseñado de política. Ella levantó el telón y nos mostró que somos gente de mierda, que lo que queremos es plata a cualquier precio, y que nos falta a gritos un contrapeso educativo e institucional  para volvernos personas, si no del todo decentes, por lo menos abstenidas.
 
Nos engañamos, entonces, cuando pensamos que el problema sólo está en nuestra clase dirigente.
 
Por favor, todos estamos... Yo me he quedado atracado el otro día en Barranco y era una cosa... Ese día yo me he bajado y me han gritado “apúrate, cojo huevón”. Por eso te digo que si tenemos la opción de hacer el bien o el mal, vas a hacer el mal. Si tienes la oportunidad, vas a decirme "cojo huevón" (ríe). Por supuesto que somos cómplices. Mira, si aplicas una encuesta realista sobre indicadores de pobreza en el Perú, estoy seguro de que va a salir que la gente se siente pobre si no tiene un smartphone, un dvd, un led. Hay un mundo al revés, donde las prioridades no están establecidas, porque  no hay liderazgos, porque no hay instituciones.
 
Y donde no sabemos convivir.
 
Ah, ese es un tema que me gusta, porque yo sí creo que allí hay matices. Yo soy norteño y adoro el norte, y coincido con Lucho Millones en que el Perú, digamos desde Trujillo hacia el norte, es mucho más mesoamericano que andino. Son culturas de barro, culturas más maleables, culturas de maíz, culturas de bosque, culturas de curanderismo y no de daño, y ahí sí encuentras una voluntad de convivencia natural con mucha buena leche, con solidaridad. O por lo menos de no hacer daño, que ya es bastante.
 
Por eso siempre regresas a Piura,  a Pacasmayo...
 
Cada vez me interesa más Lambayeque, a pesar de que Chiclayo está horroroso. Pero si tú subes por Ferreñafe a los bosques, a estos pueblos que están ahí, y llegas agotado caminando a la casa de una señora campesina que tiene su poyo de adobe, te va a sacar tu mantita tejida por ella misma y te va a decir “señor, descanse”. Y te va a traer un café de olleta con una cachanga. Yo ahí digo “caracho, todo es relativo”. Entonces, una vez más, hay que ver qué cosa está girando mal y qué cosa se está escapando bien. Esa es mi nueva manera de ver las cosas. Siento que hay una rueda horrible, contaminante, que no para, pero que todavía hay lucideces que se escapan de eso y que hay que tener la sutileza para descubrirlas.
 
Etiquetas: [Lima]  [Susana Villarán]  
Fecha Publicación: 2014-12-29T16:10:00.000-05:00
Parque El Migrante "José María Arguedas" dejó atrás el recuerdo de La Parada

Unas 100,000 personas se beneficiarán con su construcción

Con la inauguración del Parque El Migrante "José María Arguedas" en La Victoria, quedaron atrás más de cuatro décadas de historia del desaparecido mercado mayorista de La Parada en ese popular distrito, cuyo rescate sanitario ocurrió en marzo de este año.

La alcaldesa metropolitana Susana Villarán, comentó durante la entrega del espacio público a los vecinos, que la decisión de recuperar las tres hectáreas y media sobre la que se levantó el mercado no fue sencilla pero que el objetivo de recuperarlo para el bienestar de la población de Lima lo hizo posible.

"Recuperamos un lugar donde no había verde, ni espacio para la cultura, deporte y actividad física. Transformar una ciudad cuesta, tomar decisiones no es popular pero es la tarea de un gobernante. Entregar resultados para la felicidad y armonía de la ciudad de Lima fue nuestro compromiso", manifestó Villarán durante la ceremonia.

Agregó que esta inmensa área verde beneficiará a un promedio de 100,000 personas y recordó que el rescate sanitario del ex mercado mayorista ocurrió el 14 de marzo y que en setiembre del 2012 la Municipalidad de Lima abrió la puertas del Mercado Santa Anita. Ambas medidas, dijo, han transformado la ciudad.

La alcaldesa aún en funciones expresó su confianza en que la nueva gestión edil continúe con las obras que faltan concluir en el parque El Migrante.

"Confío que el gobierno municipal entrante seguirá el espíritu del pueblo que reclamó aquí en el centro de La Victoria, orden, paz, cultura y deporte para que los niños no vivan en la calle ni a merced del delito sino que crezcan con valores y espíritu de sana competencia para que logren su proyecto de vida", manifestó.

En la ceremonia estuvieron presentes dirigentes vecinales del cerro San Cosme, el Pino, El Porvenir hasta comerciantes de Gamarra, como también como autoridades del club departamental Andahuaylas y familiares del extinto escritor José María Arguedas.

En esta primera parte de la obra la comuna limeña invirtió a través del Servicio de Parques de Lima (Serpar) S/. 13 millones.


Etiquetas: [Arequipa]  [corrupción]  [democracia]  [elecciones]  [Gobierno Regional de Arequipa]  [gobiernos regionales]  [partidos políticos]  
Fecha Publicación: 2014-12-04T15:19:00.000-05:00
El tercer candidato

Escribe: Mabel Cáceres

Los insistentes comentarios que intentan descalificar la opción de voto blanco o nulo revelan que esta opción tendrá un protagonismo inesperado en la presente elección de segunda vuelta regional.

Más allá del tema formal (el voto nulo o blanco es Constitucional) y que la abstención está regulada en todo tipo de votaciones, desde las que se producen en el Congreso de la República, hasta las que no ejercemos cuando faltamos a una reunión de la APAFA en el colegio de nuestros hijos; hay un argumento esencialmente democrático que sólo un interés subalterno puede pretender negar.

El que se haya presentado una circunstancia en que solo hayan quedado dos opciones en la contienda y la necesidad de designar una autoridad para canalizar los actos de gobierno, no implica en modo alguno que una considerable porción de electores deba sentirse representada por uno de estos candidatos; ni siquiera que juzgue esta democracia realmente representativa; y por último, que el sistema tenga alguna legitimidad.

Lo real es que el sistema de partidos y organizaciones políticas está profundamente desautorizado por falta de representatividad e institucionalidad; que la democracia formal que solo nos da oportunidad de garabatear una cédula cada 4 años, no sólo esta deslegitimada sino gravemente desprestigiada y cuestionada por altos índices de corrupción y, otra vez, debilidad institucional; y que los movimientos de indignados que cuestionan las bases mismas del sistema “democrático” son el síntoma de una descomposición social a nivel global, debido a que, en verdad, lo único que se ha institucionalizado sólidamente en nuestras sociedades “democráticas” es la injusticia.

El Perú y Arequipa han venido creciendo en cifras macroeconómicas de manera sostenida hace una década, pero eso no ha mejorado nuestro Poder Judicial, ni la Policía Nacional. No tenemos más parques ni campos deportivos, no se ha mejorado la calidad del empleo ni los niveles de participación cívica de la sociedad. La Educación y la Salud públicas siguen siendo paupérrimas. No tenemos políticas de desarrollo cultural y las manifestaciones artísticas se ahogan entre la falta de apoyo oficial y la indiferencia de las empresas privadas. La desigualdad y la subsistencia de la pobreza son los más álgidos indicadores de este fracaso. El Índice de Desarrollo Humano no ha mejorado y en algún caso, hemos retrocedido, mientras una porción muy pequeña de la sociedad amasa inmensas fortunas con la protección de nuestros propios líderes sociales. ¿Por qué los ciudadanos de a pie, tendríamos que creer en esta falsa democracia?

La  insistencia en obligarnos a optar, en aras de un supuesto “deber cívico”, por alguien que no  responde a nuestras expectativas no sólo no es legítima, sino esencialmente incorrecta desde un punto de vista moral. En tiempos del “roba pero hace obra”, nadie puede ser obligado a avalar un sistema en el que los políticos sobreviven gracias a la picardía y la capacidad de acomodarse, flotar en medio de un mar pestilente de corrupción, ceder al lobby de poderosos intereses o al chantaje de empoderados dirigentes “populares”; en el que la mentira y la falacia son obligaciones del candidato y objeto de la indiferencia del “grueso de la población”.

Los últimos 4 presidentes de la República electos, han variado sus promesas electorales en 180° sometiéndose desvergonzadamente al poder económico; el presidente regional a quien los dos candidatos intentan suceder hoy, traicionó las enormes  expectativas que su liderazgo prometía para la región, por falta de grandeza, mientras otros presidentes regionales están en la cárcel o con orden de captura por corruptos, sencillamente.

Los que quieran elegir en este contexto que elijan. Y a los que no, respeten su decisión.


Fuente: El Búho
Etiquetas: [conflicto social]  [Derechos Humanos]  [México]  
Fecha Publicación: 2014-11-17T16:03:00.000-05:00
CARTA A LAS Y LOS JÓVENES DE MÉXICO

Escribe: Boaventura de Sousa Santos

Me dirijo a todos mis amigos y a todas mis amigas de México. Si me permiten, me dirijo en especial a ustedes los jóvenes y las jóvenes de México.

Una conmoción atraviesa todo el mundo por el horror de la masacre de los jóvenes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, Guerrero, y en particular por el horror de los detalles con que se ha cometido esta acción. Comprendo su gran angustia, rabia y perplejidad:

¿Qué tipo de sociedad es esta que permite que gente aparentemente normal como nosotros cometa crímenes tan detestables?

¿Qué Estado es este que parece infiltrado hasta los huesos por la narcoviolencia?

¿Qué democracia es esta que invita a la resignación ante enemigos que parecen demasiado fuertes para poder ser combatidos, mientras se aprueban leyes que criminalizan la protesta pacífica (como las leyes bala y mordaza)?

¿Qué policía es esta que es cómplice con la desaparición forzada y tortura de ciudadanos inocentes?

¿Qué política educativa es esta que persigue a la educación rural y no permite que estos jóvenes sean héroes por la vida comunitaria que promueven, sino mártires por la muerte horrorosa que sufren?

¿Qué comisiones de derechos humanos son esas que existen en ese país, que están ausentes y omisas ante crímenes de lesa humanidad mientras que los verdaderos activistas de derechos humanos son asesinados?

¿Qué mundo es este que sigue elogiando el Presidente de la Republica por el simple y único relevante hecho de haber entregado al imperialismo la última riqueza del país que restaba en manos de los mexicanos?

Sé que son demasiadas preguntas, pero lo peor que podría pasar sería que Ustedes se dejasen dominar por la magnitud de ellas y se sintieran impotentes. La contingencia de nuestra vida y de nuestra sociedad está dominada por dos emociones: el miedo y la esperanza. Sepan Ustedes que esta violencia desatada se dirige a su resignación, dominados por el miedo y, sobre todo, por el miedo de la esperanza. Los poderosos criminales saben que sin esperanza no hay resistencia ni cambio social. Sabemos que es difícil escapar al miedo en condiciones tan dramáticas como las que viven. El miedo no se puede eliminar, pero lo importante es no rendirse al miedo, sino tomarlo en serio para poder enfrentarlo y superarlo eficazmente, a eso le llamamos: Esperanza. Ustedes tienen la fuerza para salir de esta pesadilla, resistir a la ilegalidad y violencia institucionalizadas y construir una alternativa de esperanza. Para eso es necesario organización, respaldo popular y una clara visión no solamente política, sino también ética de una sociedad donde sea posible vivir con dignidad y en paz.

Hay varias opciones y no me sorprende que Ustedes las contemplen todas. Sé que algunos buscan criar zonas autónomas, libres de opresión y de dominación. Tales zonas liberadas son fundamentales como espacio de educación, para que Ustedes muestren unos a los otros que es posible vivir de manera cooperativa y solidaria para que cada uno y cada una pueda decir: yo soy porque tú eres. Pero más allá de las zonas liberadas es necesario enfrentar el poder político, económico y cultural que oprime y aterroriza. Para eso hay dos opciones básicas y estoy seguro que Ustedes analizan las dos con mucho cuidado: por un lado, la lucha armada, por otro, la lucha pacífica, legal e ilegal. Si me permiten, les digo que la historia muestra que la primera es irrenunciable solamente cuando no hay otra posible alternativa. La razón es simple: la lucha armada difícilmente tiene respaldo popular si obliga a sacrificar la vida para defender la vida. La pregunta es ¿hay espacio de maniobra para una alternativa pacífica? Humildemente pienso que sí porque la democracia mexicana, a pesar de estar muy herida y violada, está en nuestro corazón, como bien demuestran sus luchas contra tantos y sucesivos fraudes electorales. Miren la experiencia del sur de Europa, donde el desespero de los jóvenes está dando lugar a innovaciones políticas interesantes, partidos-movimientos que asumen internamente los procesos de democracia participativa, donde los rostros conocidos son voceros de procesos de deliberación muy creativos en que participan miles de ciudadanos y ciudadanas. Y subrayo, ciudadanos y ciudadanas. Lamentablemente, en muchos países, y México no es excepción, las tradiciones de lucha tienen estilos bastante autoritarios, estilos machistas verticales. Hay que profundizar a ese nivel la democracia participativa, sobre todo cuando sabemos que las mujeres han sido tantas veces blancos privilegiados de los sicarios. ¿Será posible en México un nuevo partido-movimiento organizado por las jóvenes y los jóvenes? Ustedes saben la respuesta. Mejor aún, Ustedes son la respuesta. No va ser fácil porque los señores del poder van intentar criminalizar su lucha pacífica. Hay que asumir el costo de la resistencia pacífica aunque ésta sea declarada ilegal, asumir ese riesgo en nombre de la esperanza. El miedo de la ilegalidad tiene que ser enfrentado con la convicción de la ilegalidad del miedo. Ahí está la esperanza.

Un abrazo solidario.

Fuente: La Jornada
Etiquetas: [políticas públicas]  [salud]  [transporte]  
Fecha Publicación: 2014-10-14T15:42:00.000-05:00
Vidas sedentarias, la otra epidemia global

Una persona sale de su casa para el trabajo y al llegar a la parada de autobús descubre que la han colocado dos cuadras más lejos. En el edificio en el que está su oficina se entera de que los elevadores solo paran cada cuatro pisos. Más tarde, al ir de compras, se encuentra con que el centro comercial desconectó todas las escaleras eléctricas.

Probablemente la persona se irrite por tener que hacer con sus dos pies lo que antes hacía sobre una máquina, además de que estos nuevos arreglos significan que debe dedicar más tiempo a trasladarse, llegar a su lugar de trabajo, o ir de compras. Estos cambios, sin embargo, podrían estarle salvando la vida.

El sedentarismo mata a unas 5.3 millones de personas al año, según la OMS, y con el aumento y envejecimiento de la población, cada vez estará más presente, especialmente en las regiones de ingresos bajos y medios. En el caso de Latinoamérica se estima que provoca 1 de cada 10 muertes.

Aunque en los últimos días el panorama informativo internacional ha estado dominado por los brotes de ébola y chikungunya en distintos países, cada vez más gente en el mundo cultiva un estilo de vida que representa una seria amenaza para la salud pública.

Y es que los estilos de vida con poca o nula actividad física son el principal causante del sobrepeso y la obesidad, así como uno de los mayores factores de riesgo de diabetes, enfermedades cardiovasculares y artrosis y cáncer de colon y mama. Todas ellas, combinadas, representan el 63% de las muertes anuales. En Latinoamérica, la inactividad física es uno de los factores de riesgo más preponderantes para las enfermedades crónicas no transmisibles.

Más consultas, más enfermedades

Aparte de repercutir directamente en la calidad de vida de los ciudadanos, el sedentarismo supone un fuerte desgaste de los sistemas de salud de la región, ya que implica un aumento poco deseable de consultas médicas y de poblaciones con más riesgo de padecer enfermedades no transmisibles.

Según los expertos, la inactividad física generalizada en nuestras sociedades tiene su origen en la urbanización y en la implementación masiva de avances tecnológicos. Desde ver la televisión en el sofá o desempeñar empleos sin componente físico, las sociedades modernas han desarrollado hábitos poco saludables cuyas consecuencias son cada vez más preocupantes.

Un simple ejemplo ayudará a comprender mejor la magnitud de la situación: la acción de barrer el piso de una casa, por ejemplo, equivale a caminar unas 30 cuadras. Con la aparición de las aspiradoras inteligentes, desaparece el ejercicio. Al uso de la tecnología cabe sumarle los desplazamientos motorizados, que reemplazaron a las tradicionales y más sanas caminatas.

“El espacio público condiciona el estilo de vida de los ciudadanos”, explica Luís Pérez, especialista en salud del Banco Mundial. “Las ciudades tienen un papel importante en impulsar el ejercicio físico: pueden crear sendas y aceras amplias o fomentar el uso de espacios públicos como parques. Sin embargo, todas estas iniciativas están supeditadas a que los espacios que se creen sean seguros y estén bien iluminados”, afirma Pérez.

Comodidad vs salud

Pero realizar ejercicio, al fin y al cabo, es una elección personal. Y en muchas ocasiones los ciudadanos prefieren vivir al lado de estaciones de transporte público que caminar unos minutos, en un ejemplo de cómo la comodidad de los avances modernos y la tendencia a no perder tiempo están afectando directamente en la salud de los propios habitantes. Ante esta coyuntura, son las autoridades quienes deben actuar para ayudar a que la vida en las ciudades sea un tanto más física.

Según Pérez, existen medidas simples que podrían ayudar a paliar los efectos del sedentarismo y a crear sociedades más sanas. Por ejemplo, poner paradas de autobús cada cuatro cuadras en lugar de a cada dos ayudaría a que se caminara más y se cumpliera así el mínimo de ejercicio físico semanal, estimado en tres días por semana, media hora cada día. En este sentido, también se contempla crear ejes de transporte público alejados (dos o tres cuadras) de los núcleos comerciales de las ciudades.

Otra de las medidas prácticas que podrían causar un efecto positivo es restringir el uso del ascensor o reducir el número de escaleras mecánicas en los grandes centros comerciales. En definitiva, se trata de medidas públicas que incorporen el ejercicio al día a día de los ciudadanos.

Cómo evitar los males del sedentarismo

Paralelamente, en lo que a la esfera privada se refiere, los expertos recomiendan una serie de medidas para evitar convertirse en un ser sedentario y dejar de estar tan expuesto a las enfermedades asociadas. Entre ellas, destacan el realizar al menos 30 minutos de ejercicio, ya sea caminar enérgicamente, subir y bajar escaleras, bailar, andar en bicicleta, nadar, caminar en lugar de utilizar auto, realizar tareas domésticas y de jardinería, lavar el auto, practicar deportes. De hecho, según la OIT, las personas que realizan poca actividad física corren un riesgo entre 20% y 30% mayor de morir por cualquier causa.

Esta actividad, recomiendan los expertos, debe realizarse de forma gradual, dos o tres veces por semana, y debe incrementarse a medida que pasa el tiempo.


Fuente: El País
Etiquetas: [economía]  [educación]  [trabajo infantil]  
Fecha Publicación: 2014-10-10T17:22:00.000-05:00
El Nobel de la Paz encumbra la escolarización como motor del desarrollo pacífico

Los niños trabajadores bajan de 246 a 168 millones desde el año 2000

El comité noruego galardona a la paquistaní Malala y a un activista indio

Nobel de la Paz 2014 a la paquistaní Malala y el indio Satyarthi

La concesión del Nobel de la Paz a los activistas Kailash Satyarthi y Malala Yousafzai el viernes premia la lucha por la escolarización universal y los derechos de los niños. Satyarthi, de 60 años, trabaja para acabar con el trabajo infantil y liberar a los menores de la esclavitud. Malala, de 17, es una férrea defensora del derecho de todos a la educación, en especial de las niñas. Todavía hay 168 millones de niños trabajadores en el mundo, aunque la cifra se ha reducido desde los 246 millones que había en el año 2000. También se ha conseguido el 90,7% de escolarización en la primaria, pero aún quedan 60,7 millones de chavales fuera de las aulas.

“Los niños debe ir a la escuela y no ser explotados económicamente”, declaró Thorbjorn Jagland, el presidente del comité Nobel, al anunciar el galardón. “Es un prerrequisito para el desarrollo global y pacífico que se respeten los derechos de los niños y los jóvenes. En las zonas afectadas por conflictos en particular, la violación de niños lleva a la continuación de la violencia de generación en generación”, añadió.

No son sólo palabras. De acuerdo con el Banco Mundial “la educación es uno de los instrumentos más poderosos para reducir la pobreza y la desigualdad, y sienta las bases para un crecimiento económico sostenido”. Las cifras de los avances alcanzados en lo que va de siglo son impresionantes. De 655 millones de niños escolarizados en primaria en el año 2000 (el 84,5%) se ha pasado a 691 millones en 2010 (el 90,7%). Sin embargo, todavía quedan 60,7 millones fuera de las aulas, más de la mitad en el África Subsahariana y un quinto en el Sur de Asia, de donde proceden los dos premiados. La cifra se dispara hasta los 386,5 millones si se añade la secundaria.

Al menos 9,2 millones de niños paquistaníes entre 5 y 12 años están sin escolarizar, según el último informe de Unicef en el que se alerta de que Pakistán no va a ser capaz de cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2015. Esos datos lo sitúan en el segundo puesto con más niños fuera de las aulas, después de Nigeria. De acuerdo con activistas locales por la educación, la cifra se eleva a entre 23 y 25 millones si se toma como referencia los 16 años. Alrededor del 60% de ellos son niñas, el segundo país del mundo con mayor desequilibrio de género al respecto (India es el tercero).

De ahí el empeño personal de Malala, quien vivió de cría la prohibición de los talibanes a la formación de las mujeres. Animada por su padre, Ziauddin Yousafzai, propietario y director de una escuela de niñas en Mingora, escribió un diario entre 2008 y 2009 en el que con un lenguaje infantil las crecientes limitaciones que impusieron esos extremistas cuando tomaron su ciudad, en el valle de Swat, hasta que obligaron a cerrar todos los colegios, y ella y su familia tuvieron que irse.

“Ha trabajado con pasión y coraje para lograr que todos los niños tengan derecho a la educación”, asegura la UNESCO en el comunicado en el que felicita a los dos premiados.

Su historia, que se conoció mundialmente, a raíz de que los talibanes intentaran asesinarla hace dos años, refleja en gran medida las contradicciones de Pakistán, un país con armas nucleares que sin embargo carece de un sistema educativo universal, y en permanente tensión entre las fuerzas oscurantistas que representan esos islamistas violentos y las aspiraciones de mejora de sus sectores más progresistas. Porque la baja escolarización no está necesariamente vinculada a los bajos ingresos nacionales. Las estadísticas del Banco Mundial revelan que con apenas 500 dólares de producto nacional bruto (PNB) per cápita, hay países con el 97,5% de niños escolarizados (Malawi) y otros que apenas tienen a un 35% de ellos en clase (Eritrea).

Lo que sí influye es la situación económica de las familias, que en muchas zonas del mundo no pueden permitirse renunciar a los ingresos que aportan los niños. De ahí las espeluznantes cifras que ha recogido la Organización Mundial del Trabajo, y que ayer mencionaba Jagland al anunciar el Nobel de la Paz. A pesar de que el número total de niños trabajadores se haya reducido un tercio desde el año 2000, quedan aún 168 millones de pequeños explotados, 85 millones de ellos en trabajos peligrosos. La mayoría, 78 millones, se concentra en Asia y el Pacífico, donde constituyen un 9,3% de la población infantil; pero, al igual que con la escolarización, es el África Subsahariana donde la incidencia es mayor, casi un 22% de sus niños trabajan (59 millones).

Lo que es más grave, muchos de ellos lo hacen como esclavos, en el sentido literal del término. Según Satyarthi, que lleva años luchando contra esa lacra al frente del Movimiento para Salvar a los Niños, en India 60 millones de niños (un 6% de la población) están obligados a trabajar. En su opinión, eso no tiene que ver con la pobreza, el analfabetismo o la ignorancia de los padres, sino con el beneficio que sacan los empresarios al no pagarles o pagarles una miseria.

“No es sólo un problema de India”, declaró ayer Satyarthi citado por Reuters. “Es un crimen contra la humanidad si un niño es privado de su infancia, en mi país o en cualquier otro del mundo. Es la Humanidad lo que está en juego”, subrayó el flamante Nobel.

El comité encargado del premio también destacó el que “un hindú y una musulmana, un indio y una paquistaní, compartan la lucha común por la educación y contra el extremismo”. Esas palabras resultan especialmente pertinentes en un momento en que sus países han vuelto a enzarzarse en uno de sus recurrentes enfrentamientos fronterizos. Malala instó ayer a los primeros ministros de India y Pakistán a acudir a la entrega del Nobel.


Fuente: El País
Etiquetas: [elecciones]  [Lima]  [Susana Villarán]  
Fecha Publicación: 2014-10-01T15:56:00.001-05:00
Susana Villarán, de lejos la mejor opción

No tengo la menor duda. Por su gestión honesta, valiente, por enfrentar y frenar sin rodeos a las mafias y a los "coimeros" de obras; por ser la única que posee un plan de gobierno coherente, con visión de cambio a ser consolidado en el mediano plazo; por su maravilloso e inédito trabajo en cultura; a pesar de tanta calumnia, denuncias falsas, titulares tendenciosos, procesos de revocatoria, de los quince (15) paros de empresarios de transportes mafiosos, etc. Susana siempre se mostró íntegra, respetuosa y por ende, como la propuesta más seria.

Nadie ha podido desmentir el haber multiplicado por cinco la inversión privada en Lima y las mega obras emprendidas que se culminarán en poco tiempo; nadie puede negar sus trece mil millones de soles invertidos en apenas cuatro años de gestión (ver página MEF); nadie ha podido cuestionar su accionar transparente a pesar de tantos insultos y adjetivos faltos de argumentos; una muestra de su transparencia son los Concejos Municipales públicos y abiertos a cualquier persona; una autoridad que además tiene la virtud de reconocer errores (pues todos los tenemos, todos) lo cual habla de su calidad humana.

Votar por corruptos demostrados, por candidatos que hablan bonito pero que no han deslindado jamás de los actos corruptos de sus partidos, votar por candidatos que han sido abogados de municipios y regiones amigas de las mafias de transporte como "Orion", es insensato y es hacerle daño a nuestra ciudad.

Tener una autoridad honesta, valiente, que combate a las mafias, con una visión de cambio en cultura para nuestra ciudad, es un lujo y siento que estamos en el deber de conservar y promover, por el bien de la política en nuestro país.

Fuente: La Mula
Etiquetas: [cultura]  [educación]  [Ministerio de Educación]  [pueblos indígenas]  
Fecha Publicación: 2014-09-25T22:15:00.002-05:00
EL GOBIERNO DE OLLANTA HUMALA Y LOS IDIOMAS INDÍGENAS
 
Escribe: Wilfredo Ardito Vega
 
Aunque el Ministerio de Educación ya había realizado en años anteriores dos Tinkuy, fue recién el tercero, el que generó un gran interés en los medios de comunicación limeños.   Numerosos periodistas acompañaron a los niños amazónicos, andinos y afroperuanos a las sesiones en Huampaní y las visitas a la playa, el Palacio de Gobierno y el Parque de las Aguas.
 
Los “futuros líderes del Perú”, como los llamó El Comercio, hablaron con soltura en radios y canales de televisión y gracias a ellos, recién comienzan a difundirse los esfuerzos en materia lingüística del actual gobierno.
 
En los últimos tres años, el Ministerio de Educación ha realizado una labor extraordinaria de producción de materiales educativos en idiomas indígenas. Hay textos de lectura en wampís,  libros de matemática en quechua, ciencias naturales en aymara y ciencias sociales en asháninka.   De la misma forma, se realizan muchas actividades de capacitación a los profesores de educación bilingüe. Los institutos pedagógicos bilingües, que fueron cerrados durante el gobierno de Alan García, han sido reabiertos y centenares de jóvenes se preparan para ser los nuevos profesores bilingües de sus comunidades.
 
Sin embargo, el MINEDU no es lo único sector del Estado que ha venido haciendo esta labor: el Ministerio de Inclusión Social, MIDIS, le da especial énfasis a los materiales en idiomas indígenas dirigidos a los padres de familia cuyos hijos participan en programas como Qali Warma y Cunamás.
 
Otro programa del MIDIS que aborda la problemática lingüística es Pensión 65, a través de Saberes Productivos, un proyecto que promueve que los adultos mayores compartan sus conocimientos ancestrales con niños y jóvenes. Muchos beneficiarios de Pensión 65 ahora difunden idiomas que parecían en peligro de extinción, como el jaqaru, que se habla en Tupe, provincia de Yauyos y el kukama (cocama), que se habla en Loreto.
 
Por su parte, el Ministerio de Cultura ha organizado ya siete cursos para intérpretes y traductores de idiomas indígenas. En el último, que concluyó hace unos días participaron indígenas de grupos como iquitos y yaminahuas y dos policías awajún.  La promoción de nuevos intérpretes ha decidido llevar el nombre de Edwin Chota, en homenaje al dirigente asháninka asesinado el 1° de septiembre.
 
Naturalmente, con estos cursos no se concluye la formación de los intérpretes: todavía se necesitará mucho tiempo para lograr traducir de manera comprensible términos como premeditación, productividad o epidemia. Por eso, cuando el Ministerio de Cultura me pidió el año pasado un material para el uso del quechua en la administración de justicia, solamente pude elaborarlo gracias a la reflexión colectiva de un grupo de quechuahablantes, como había ocurrido antes con el Manual dirigido a policías. Sería fundamental que el Ministerio de Salud, entre otros, siguiera este ejemplo y también preparara materiales similares para su personal. Por el momento, solamente existen guías preparadas en algunos idiomas por UNICEF, dirigidas a la salud materno infantil.
 
El Ministerio de Cultura suscribió también un convenio con el Jurado Nacional de Elecciones logrando que por primera vez se traduzca las hojas de vida de los candidatos y los planes de gobierno a los idiomas indígenas de diferentes regiones del país.
 
Entre otras entidades, el Ministerio de Justicia también ha tomado en cuenta el tema lingüístico al exigir que los defensores públicos manejen el idioma de la zona donde van a trabajar y, por primera vez, el RENIEC ha creado un registro civil bilingüe en Tupe, una experiencia piloto que esperamos se extienda a muchos otros lugares del territorio nacional.
 
Pese a todos estos avances, aún estamos lejos de otros países que reconocen ampliamente su diversidad lingüística, como Canadá, España o Bélgica. Hace unos meses, uno de mis alumnos comprobó que en Lima ni siquiera las comisarías creen necesario contratar personas que hablen quechua, pese a que, según Elena Burga, la Directora de Educación Bilingüe e Intercultural, en Lima vive un millón y medio de quechuahablantes. Ella sostiene que, por ejemplo, los anuncios que se difunden en los parlantes del Metropolitano y el Tren Eléctrico deberían ser en castellano y quechua. Solamente en el Hospital Loayza funciona ahora un consultorio con médicos quechuahablantes.
 
El viernes pasado acudí al Encuentro de Saberes con el que concluyó el tercer Tinkuy. Había varias delegaciones de colegios limeños y funcionarios peruanos y extranjeros interesados en conversar con los niños y sus profesores. Me llamó la atención, entre muchas otras, la historia de los niños kichwas del Napo, que viajaron ocho días para llegar a Lima y casi murieron en una tormenta.
 
Sin embargo, fue cuando vi a los niños matsés con su profesora me sentí estremecido. Durante el primer gobierno de Belaúnde,  los matsés fueron bombardeados por la Fuerza Aérea, como si fueran enemigos del Perú. Ahora, cincuenta años después por fin el Estado peruano les ha otorgado el título de propiedad sobre sus tierras y los escolares reciben educación en su idioma. En un país tan habituado a las malas noticias es fundamental que todo esto se sepa.
Etiquetas: [corrupción]  [elecciones]  [Lima]  [Susana Villarán]  [transporte]  [ética]  
Fecha Publicación: 2014-08-27T19:09:00.001-05:00
Lea esto si piensa votar por Castañeda

Espero convencerlo de que hay buenas razones para entregarle su voto a otro candidato.

Escribe: Enrique Pasquel
Editor adjunto de Opinión de El Comercio

Si usted es parte del 57% de limeños que planean votar por Luis Castañeda para la alcaldía de Lima, le pido que lea estas líneas. Espero convencerlo de que hay buenas razones para entregarle su voto a otro candidato.

1) Comunicore: Los gerentes financiero, administrativo y municipal de la gestión de Castañeda (hombres de confianza de este último desde hace más de dos décadas), así como dos subgerentes, un director y un asesor de su municipio vienen siendo investigados por los delitos de colusión y malversación de fondos públicos, en complicidad con una empresa fantasma detrás de la cual se encontraría un importante narcotraficante.

Castañeda niega haber tenido conocimiento sobre estos hechos. O sea, el ‘Mudo’ además es ciego y sordo (y aparentemente algo lerdo) porque su gente de confianza puede asaltar el municipio en sus narices y él no se entera, a pesar de estar encargado por ley de supervisar las finanzas de la comuna. ¿Quiere a este señor manejando los recursos de la ciudad? Ahora, también pregúntese si cree la historia de que el buen Lucho es solo un pobre despistado que escoge pésimo a sus amigos y funcionarios.

2) El doble cobro: La Ley 28212 es bien clara cuando señala que un funcionario público solo puede cobrar 12 sueldos al año y dos gratificaciones. Castañeda, sin embargo, dispuso que los contribuyentes limeños le pagásemos entre el 2004 y el 2006 bonos por S/.189.140. El tema sigue impune.

3) La ineficiencia en las obras: La obra ‘insignia’ de Castañeda, el Metropolitano, costó más del doble de lo inicialmente previsto y empezó a operar –parcialmente– cuatro años después de lo originalmente prometido. La vía expresa Grau también se terminó con retrasos y costó el doble de lo presupuestado. En la semaforización inteligente de la avenida Canadá se tuvieron que gastar S/.500 mil más de lo anunciado y terminó con un juicio que obstaculizó por cuatro años la extensión de la red de semáforos.

4) El monorriel: Hace unos días Castañeda propuso construir un monorriel elevado que conecte Independencia con Santiago de Surco. El problema: es una propuesta absurda hasta para el más necio, pues repite el mismo recorrido del proyecto de la línea 6 del metro de Lima. ¿Este es el señor que solucionará el tránsito de Lima?

5) Las revisiones técnicas: El inconstitucional monopolio de las revisiones técnicas fue invención de Castañeda. No ha servido para mejorar un ápice el parque automotor. Solo sirve para hacer perder el tiempo a los automovilistas que cumplen la ley.

6) La Parada: A pesar de haber tenido dos períodos, Castañeda prefirió dejar pasar el tiempo y que la siguiente gestión se ocupase de este problema y asumiera su gran costo político, sin importar su urgencia.

Castañeda es un populista edilicio: durante sus dos gestiones priorizó las obras que lo harían popular entre la mayoría, como escaleras, parques y hospitales (por eso su principal apoyo radica en los sectores C, D y E, a diferencia de lo que sucede con la gestión zurdo-pituca de Villarán, cuyo apoyo proviene del A y del B). Está muy lejos de ser el gran gestor que él dice que es. Sus obras llegan tarde, mal y nunca, y cuestan el doble de lo prometido. No tiene propuestas para Lima (fuera de un par de lugares comunes y de su ridículo monorriel), al punto que ni siquiera se anima a debatir con otros candidatos. Y no da la cara frente a las serias acusaciones de corrupción de su gestión. Si tuviese que contratar al CEO de su empresa, ¿contrataría a este señor? Supongo que no. ¿Por qué entonces elegirlo alcalde?


Etiquetas: [Congreso de la República]  [PCM]  
Fecha Publicación: 2014-08-25T11:56:00.000-05:00
Control político o cama saltarina. Seis comentarios al voto de investidura que no es de investidura

Escribe: Juan De la Puente

Lo sucedido con el llamado voto de investidura se presenta otra vez como una comedia de enredos que, vista con realismo y principismo, no beneficia ni al gobierno ni a la oposición, al mismo tiempo que deja sentado antecedentes que debilitan el sistema político peruano y su régimen democrático. Aquí algunas ideas:

1.- La comedia de enredos surge de una decisión equívoca del Congreso en marzo pasado a raíz de la presentación del gabinete Cornejo cuando, a partir de una interpretación con escaso sentido práctico y jurídico, se impide que la votación mayoritaria en ámbar (abstención) no signifique un rechazo al pedido de confianza. Esta disposición, que no figura ni en la Constitución ni en el Reglamento del Congreso, se origina en un acuerdo del pleno de 11 de diciembre del año 2003 que aprueba un informe de la Comisión de Constitución sobre el procedimiento a seguir cuando una comisión ordinaria pide facultades de investigación y sobre la aplicación del Reglamento en el caso de que como resultado de una votación las abstenciones sean mayores a los votos a favor o en contra. Esta decisión no se convirtió en norma positiva y como se aprecia no resiste un mínimo test de legalidad.

2.- Esta interpretación que parecería beneficiar a un gobierno, en este caso al de Ollanta Humala, en realidad beneficia a la oposición, aunque a la larga perjudica a todos. Permite que el Congreso, formando una mayoría no política (es decir con programa propio) bloquee al gobierno. Muy al estilo peruano, el hecho que el Congreso no apruebe ni rechace al gabinete abre un período signado por la pérdida de legitimidad, lo que en realidad no es el propósito del mecanismo constitucional del llamado voto de investidura. La figura de sesiones de voto infinitas -no se ponen de acuerdo y si son tres o más- es tan insolvente que podría tenerse a un gabinete rebotando cada dos días, un modelo de política italiana que no debería imponerse en el Perú, un país de instituciones débiles.

3.- El mismo “voto de investidura” peruano no lo es, como tampoco lo es nuestro "premier"; es así que en los artículos 130° y 134° de la Constitución este procedimiento recibe el nombre de voto de confianza.  El voto de investidura es propio de los regímenes parlamentarios donde la jefatura de gobierno está separada de la jefatura de Estado, de modo que el Congreso inviste, nombra y permite formar gobierno recurriendo para ello a una mayoría política, es decir aquella que se presenta con un programa propio y si es necesario a través de alianzas. En nuestro régimen presidencial, el Congreso no forma gobierno, no inviste y no designa al premier; su papel es confirmar, controlar y si se quiere ratificar o habilitar, y de allí la palabra confianza. Por lo mismo puede no confiar, desaprobar o no confirmar y en ese caso existe un procedimiento establecido: nuevo gabinete, y si es el caso nuevas elecciones si dos gabinetes han sido censurados o no alcanzaron la confianza. En esa perspectiva, el debate de la llamada investidura ha sido en general juicioso y por esa razón debió concluir en una decisión cierta y útil. Lo que se tiene en cambio es una incertidumbre constitucional, política y específicamente gubernamental.

4.-Una cosa es el control político y otra una cama saltarina. Así como el Congreso no puede bloquear al gobierno, aunque si puede censurar o no entregarle la confianza, tampoco puede establecer figuras que salen de los límites de sus funciones de control. La idea del diálogo Ejecutivo/Legislativo es consustancial al control y de hecho el llamado indirizzo político europeo (colaboración de órganos más control) es rico en ejemplos. Es un acto y un proceso, no una medida de presión o una coartada. Por ello que la idea de negociar nombres de ministros y políticas es muy peligroso para el mismo Congreso que termina, por ese mecanismo, siendo parte de las decisiones del Ejecutivo, un Congreso gobernante o casi gobernante. Todo esto lo digo coincidiendo en que fue un error del gabinete ir al Congreso como si fuera el primero del gobierno y sin dejar en su casa al ministro Eleodoro Mayorga.

5.- De modo que ahora tenemos un Congreso que no ha negado la confianza ni ha habilitado al gabinete pero en cambio ha bloqueado al gobierno y acaba de aplicarle al Ejecutivo un dardo adormecedor. Si somos optimistas, esta etapa puede durar tres días, aunque igualmente treinta. Todo ello en lugar de votar verde o rojo a la primera o considerar como lo dicta el sentido común que el voto ámbar es igualmente un rechazo a la confianza y por lo tanto con efecto jurídico constitucional. Son las consecuencias de la práctica de un pseudo parlamentarismo en el marco de un presidencialismo ya deformado por la Constitución de 1993.

6.- Me interesa también la perspectiva política de los hechos y su prospectiva. En ese sentido, este episodio tiene dos actos; el primero el de la cama saltarina, pero advierto que en el segundo la base de esta cama se desfondará y los actores, los que saltan y hacen saltar, recibirán tomates y naranjas del respetable.


Etiquetas: [Arequipa]  
Fecha Publicación: 2014-08-04T10:42:00.001-05:00
En Arequipa viven más de 118 mil puneños

INEI revela porcentajes de población

LOS NACIDOS  EN AREQUIPA  SUPERAN EL MEDIO MILLÓN DE HABITANTES

Los habitantes de Arequipa, ciudad capital y alrededores inmediatos bordean el millón, según las cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática, de los cuales el mayor porcentaje son nacidos al pie del Misti, en tanto que la población migrante más numerosa procede de Puno con 118 mil 133.

El total de los migrantes bordea los 300 mil, de los cuales 3 mil 923 son extranjeros y la colonia nacional más significativa es la puneña con 118 mil 133.

El segundo grupo también procede del sur, es cusqueña y alcanza a tener casi 79 mil de los pobladores de la ciudad, hay además 22 mil 910 limeños; 17 mil 312 moqueguanos y 11 mil apurimeños, entre los más representativos grupos humanos.

Las migraciones derivaron de la sequía en Puno, de terremotos y pobreza en Cusco, y de afanes de desarrollo personal de parte de limeños.

Al igual que Arequipa tiene hijos suyos en prácticamente todo el mundo, en la región existen descendientes de quienes habitan en todas los centros importantes en población del país.


Fuente: Diario El Pueblo (03/08/14)
Etiquetas: [discursos]  [educación]  [Ministerio de Educación]  [Ollanta Humala]  
Fecha Publicación: 2014-07-30T11:32:00.000-05:00
Presidente Ollanta hizo importantes anuncios para continuar proceso de mejora de la calidad educativa

Presupuesto en Educación aumentará en S/. 4,000 millones. anuales desde el 2015

El presupuesto del sector Educación aumentará en cerca de 4,000 millones de nuevos soles anuales, que representa el 0.5 % del Producto Bruto Interno (PBI), a partir del 2015, anunció hoy el Presidente de la República, Ollanta Humala, en su Mensaje a la Nación por Fiestas Patrias.

El Primer Mandatario adelantó también que a partir del siguiente año se destinará una partida de 1,000 millones de nuevos soles adicionales para mejora salarial de los docentes, y se entregará desde este año una bonificación a las escuelas del nivel Primaria que cumplan objetivos de logros de aprendizaje.

"Si asumimos el compromiso de seguir en esta ruta, en los próximos años llegaremos a la meta planteada hace más de diez años en el Acuerdo Nacional", manifestó.

Sostuvo que la inversión educativa en su gobierno se sustenta en cuatro pilares: revalorización de la carrera docente, modernización de infraestructura, mejora de calidad de los aprendizajes y modernización de la gestión educativa.

El jefe del Estado remarcó que la revalorización de la carrera docente está enfocada en la capacitación, mejora de sus condiciones de trabajo y reconocimiento de su esfuerzo y méritos.

"La Ley de Reforma Magisterial nos permite darle a los maestros las oportunidades de desarrollo profesional para que respondan a los desafíos de la enseñanza", anotó.

Detalló que en el marco de esta norma, en los últimos dos años se ha incrementado la inversión en docentes en más de 1,500 millones de nuevos soles, de los cuales 1,100 millones están destinados al aumento de las remuneraciones y 400 millones a bonificaciones para aquellos que trabajan en circunstancias más difíciles, como las zonas rurales, de frontera, en el VRAEM o en escuelas unidocentes multigrado.

"En el 2015 continuaremos con la implementación decidida de estas reformas e invertiremos al menos 1,000 millones de nuevos soles adicionales en la mejora salarial", puntualizó.

En esa línea, el dignatario anunció que, como parte de la política gubernamental de premiar el esfuerzo y la excelencia del desempeño docente se entregará desde este año un bono anual para ser otorgado al 20% de las escuelas primarias que hayan obtenido el mayor progreso en el desempeño de sus estudiantes.

Humala Tasso ratificó que el 2015 se realizará un concurso de nombramiento docente, el cual se retoma después de diez años. "Este concurso tendrá una valla alta, y para reconocer esa mayor exigencia se implementará un bono de ingreso a la carrera docente para los más destacados", aseveró.

Infraestructura

En cuanto a la mejora de la infraestructura educativa, el Presidente refirió que en los tres primeros años de su gobierno se invirtió más de 3,000 millones de nuevos soles para tal propósito, lo cual es considerado como la mayor inversión realizada en el país en los últimos diez años.

Señaló que a pesar de este esfuerzo, la crítica situación de la infraestructura, equipamiento y mobiliario educativo requiere que una respuesta a un ritmo más acelerado. Ante ello -dijo- se creó el Programa Nacional de Infraestructura Educativa.

"Para los próximos dos años se invertirá al menos 2,500 millones de nuevos soles, y se buscará mediante mecanismos de obras por impuestos y alianzas público privadas, agilizar inversiones en este rubro", afirmó.

Calidad de aprendizajes

Respecto a la mejora en la calidad de los aprendizajes, el Mandatario recordó que en los primeros tres años de su administración se incrementó en 14% el acceso a la educación inicial, especialmente en las zonas rurales.

En cuanto a Secundaria, dijo que se volverá al sistema de jornada completa, que permita a los alumnos completar su desarrollo con actividades extracurriculares. En tal sentido, reafirmó que el 2015 se aplicará este sistema en 1,000 colegios públicos.

Gestión educativa

Al referirse a la modernización de la gestión educativa a todo nivel, Humala Tasso anunció que el 2015 se pondrán en concurso 8,000 plazas para asumir responsabilidades de director de escuela, los cuales se sumarán a los 22,000 directores que han sido evaluados en habilidades pedagógicas y de gestión.

Enseñanza técnico productiva

En otro momento, el jefe del Estado señaló que en su gobierno se está trabajando en una nueva ley sobre educación superior técnico productiva que fomente la inversión pública y privada de calidad, porque es lo que requiere el aparato productivo del país y es lo que necesitan los jóvenes.

"Lograr la educación que todos queremos no es una tarea que se pueda completar en un solo gobierno. Nuestros estudiantes, docentes y familias requieren nos pongamos al día y avancemos con firmeza y convicción en la ruta hacia la educación de calidad que el Perú merece. Con ella progresará cada peruano, pero además modernizaremos el país, aumentaremos la competitividad y productividad", enfatizó.

Presidente Ollanta Humala: La apuesta por la educación

La primera y gran apuesta es por la Educación. Es a lo que he aspirado siempre, como padre de familia, como peruano y ahora como presidente de la República, darle a nuestros hijos las herramientas que les abra las puertas del futuro, los haga dueños de sus destinos y ciudadanos del mundo.

Que los haga, sobre todo, mejores personas, con virtudes y valores, capaces de hacer progresar a sus familias, sus regiones y a nuestra patria.

Por ello, nuestros objetivos son claros: el Perú del bicentenario debe contar con una educación de calidad, con docentes motivados y competentes y con ambientes que estimulen y faciliten el aprendizaje, y con una gestión orientada a que cada niño y niña alcance su máximo potencial.

Durante décadas en el país se ha dicho que la educación es prioritaria. Sin embargo, no hemos sido capaces de plasmar esta prioridad en una atención integral al sector y una mayor asignación de recursos.

Es momento de materializar el compromiso que el Perú debe asumir con sus niños, niñas y jóvenes. Quiero anunciarles que a partir del próximo año vamos a incrementar la inversión en educación en alrededor de 0.5 puntos porcentuales del PBI. Esto representa un incremento histórico de cerca de 4,000 millones de soles en el presupuesto educativo. Si asumimos el compromiso de seguir en esta ruta en los próximos años llegaremos a la meta planteada hace más de diez años en el Acuerdo Nacional.

Tenemos una ruta y metas claras para invertir estos recursos en 4 pilares: revalorización de la carrera docente, inversión en infraestructura educativa, mejora de la calidad de aprendizajes y modernización de la gestión.

El primer pilar está enfocado en nuestros docentes, a ellos les confiamos la formación de nuestros niños, niñas y jóvenes, es decir, les confiamos el futuro de nuestra patria. A través de la capacitación, mejora de sus condiciones de trabajo y reconocimiento de su esfuerzo y mérito, la ley de Reforma Magisterial nos permite darles las oportunidades de desarrollo profesional para que respondan a los desafíos de la enseñanza.

En el marco de esta Ley, en los últimos dos años, se ha incrementado la inversión en docentes en más de 1,500 millones de soles, de los cuales 1,100 millones están destinados al aumento de remuneraciones y 400 millones a bonificaciones para aquellos que trabajan en circunstancias más difíciles: en zonas rurales, de frontera, en el VRAEM o en escuelas unidocentes o bilingües. En el 2015 continuaremos de manera decidida con la implementación de esta reforma e invertiremos al menos 1,000 millones de soles en la mejora salarial docente.

Quiero anunciar que, como parte de nuestra política de premiar el esfuerzo y la excelencia del desempeño docente, se entregara desde este año un bono anual para ser entregado al 20 por ciento de las escuelas primarias que hayan obtenido el mayor progreso en el desempeño de sus estudiantes.

Además de compensar los méritos de nuestros maestros de hoy, trabajaremos en la búsqueda de los maestros del mañana. Por eso hemos creado la beca Vocación de Maestro que se inicia con 1,000 becas integrales para que los jóvenes más destacados de la secundaria reciban todo el apoyo del Estado, financiero y formativo y se conviertan en maestros de excelencia.

Durante 10 años los procesos de nombramiento de maestros han estado congelados, anuncio que el próximo año realizaremos un primer concurso de nombramientos. Este concurso pondrá una valla alta y para reconocer esa mayor exigencia, implementaremos un bono de ingreso a la carrera docente para los más destacados

Necesitamos otorgar a los docentes, directores y alumnos mejores escuelas, nuestro segundo pilar ataca esta enorme brecha: La infraestructura educativa. Durante estos tres años de gobierno, se ha invertido más de 3.000 millones de soles en infraestructura escolar, la mayor inversión en infraestructura escolar que en los últimos diez años.

A pesar de este esfuerzo, la crítica situación de la infraestructura, equipamiento y mobiliario educativo requiere que respondamos a un ritmo más acelerado por lo que hemos creado el Programa Nacional de Infraestructura Educativa. Para los próximos dos años aportaremos desde el gobierno nacional al menos 2500 millones de nuevos soles y buscaremos mediante mecanismos de obras por impuestos y alianzas público - privadas agilizar las inversiones en este rubro.

Nuestro tercer pilar es mejorar la calidad de los aprendizajes en todos los niveles educativos. La escuela debe permitir que cada estudiante desarrolle las herramientas para llegar a su máximo potencial, emprenda el proyecto de vida que anhele, llegue a ser quien quiere ser; no importa donde viva, el idioma que se habla en su casa o el ingreso de sus padres.

Todos sabemos que los primeros años de vida son los más importantes en el desarrollo del niño, por eso hemos incrementado en 14 puntos porcentuales el acceso a la educación inicial especialmente en las zonas rurales.

En secundaria nos hemos planteado devolverle al joven una secundaria de jornada completa; que le permita complementar su desarrollo con actividades extracurriculares. El próximo año avanzaremos con 1,000 escuelas públicas que para el 2021 cuenten todas con jornada completa y educación física como parte del currículo escolar.

El Perú es el único país de ingreso medio de la región que no cuenta con una política nacional de enseñanza del idioma inglés, lo que pone barreras a nuestros jóvenes para integrarse a un mundo globalizado. Durante el 2015 comenzaremos a implementar la Política Nacional de Enseñanza del Inglés de tal manera que en el 2021 todos los escolares egresen con un nivel de conversación de inglés que les facilite ser ciudadanos del mundo.

Muchos de nuestros jóvenes con gran talento académico requieren estímulos, oportunidades y retos extraordinarios. Por eso, anuncio que el próximo año se pondrán en funcionamiento 14 colegios de alto rendimiento que ofrecerán el diploma de bachillerato internacional.

Y, para que estas reformas puedan ser sostenidas en el tiempo, el cuarto pilar está orientado a modernizar la gestión educativa a todo nivel, particularmente apoyaremos a los directores para que puedan gestionar eficientemente la escuela. Por eso este año, contaremos con 22,000 directores que han sido evaluados en habilidades pedagógicas y gerenciales y el próximo año abriremos 8,000 plazas adicionales.


Etiquetas: [elecciones]  [entrevistas]  [liderazgo]  [Lima]  [partidos políticos]  [Susana Villarán]  
Fecha Publicación: 2014-07-15T15:35:00.000-05:00
Entrevista a Susel Paredes, Gerente de Fiscalización de la Municipalidad Metropolitana de Lima

En la antesala de la oficina de Susel Paredes, la Gerente de Fiscalización de la Municipalidad Metropolitana de Lima, están regados en el piso réplicas del "juego de la tuerca" con pegatinas del popular programa televisivo "Esto es Guerra". Forman parte de un decomiso que hicieron en un operativo en la madrugada de ayer. El reto de Paredes en la Gerencia de Fiscalización era desalojar a los ambulantes que han proliferado en Lima y en eso, afirma, se encuentra abocada las 24 horas del día. Ya en su oficina sobre una mesa reposa un libro cuyo título con letras grandes dice: "Mafia". Paredes está inmersa en una investigación sobre las mafias que están detrás de los ambulantes en el centro de la ciudad. En un rincón colgados de una estrecha pared hay cuatro pequeños cuadros: uno de Chaplin, uno de sus padres en actitud festiva, y otros dos de una gata blanca, su mascota a la que llamó Cleopatra. El nombre no es casualidad. Paredes abogada, sanmarquina, lesbiana y combativa aspira a tener un protagonismo en la política similar al de la última reina del Imperio Egipcio. En los últimos meses se ha convertido en una de las caras más visibles de la actual gestión de la alcaldesa, Susana Villarán, por eso sorprendió que no encabezará la lista de regidores que presentó Fuerza Social para los comicios de octubre próximo. Aquí sus respuestas. 

¿Sigue apoyando a Villarán?
Por supuesto, trabajo con una convicción enorme en su proyecto que es el mío.

¿Y por qué no está en la lista de regidores?
Le pedí quedarme en esta gerencia porque me encanta mi trabajo e ir a la lista de regidores implicaba dejar la gerencia. Me he enamorado del cargo. Trabajo no persiguiendo ambulantes sino buscando a las organizaciones que los manejan.

Usted cree en la palabra empeñada.
Sí, claro.

La señora Villarán aseguró que no iba a postular a las elecciones, y ya la tenemos inscrita y haciendo campaña.
La política no es química pura. La política se desarrolla en un contexto social e histórico determinado. Las decisiones se pueden cambiar según el contexto, y eso es lo que ocurrió.

La palabra empeñada debería respetarse. Eso es justamente lo que no hacen los políticos.
La palabra se empeña de acuerdo a un contexto y una determinada realidad. Y hay que cambiarla si cambia el contexto. Sino caerías en el fundamentalismo. La política es dinámica. Cambian los actores, los entornos y la correlación de fuerzas, todo cambia constantemente.

La ambición de poder también está presente en la política.
Pero Susana no es una persona ambiciosa de poder, ella a lo largo de toda su vida ha demostrado que tiene una vocación de servicio.

¿Qué hizo a Villarán quebrar su palabra?
Primero, la solicitud de nuestro partido Fuerza Social. Se lo hemos pedido en todas las formas posibles porque creemos que es la candidata adecuada para enfrentar a la corrupción. Ella lo reconsideró, pero lo hizo porque insistimos muchísimo. Yo misma le pedí que, por favor, reconsidere su decisión. Inclusive su familia no quería que postulará. Ella ha sufrido ataques como nadie en los últimos años. Ataques personales, contra su familia. Ha habido un ensañamiento; no sé si por ser mujer o ser una mujer de centro izquierda, no sé por qué.

¿Qué ha caracterizado la gestión de Villarán?
Su compromiso de una gestión para las mayorías.

¿Cree que la honestidad es una de las virtudes de esta gestión?
Sí, por supuesto.

¿Cómo explica entonces los préstamos que obtuvieron la señora Villarán y algunos de sus regidores de la Caja Municipal? Supongo que ya no utilizará el argumento de que las mujeres son mejores pagadoras.
Ese no es un argumento mío, sino una conclusión de un estudio elaborado por la Asociación de Bancos. Yo tengo mis ahorros en la Caja Metropolitana de Lima, los tengo desde que ingresé [a trabajar en la Municipalidad] porque antes los tenía en la Caja Piura. Si no está impedido por la ley, ¿por qué no lo puedo hacer?

No hay prohibición legal, pero moralmente no resulta bien visto. En política los gestos cuentan.
Ella ha solicitado un préstamo porque como cualquier ciudadana tiene momentos de necesidad económica extraordinarios. Las personas que roban no hacen préstamos de 24 mil soles. Las personas honestas en algún momento pedimos un préstamo. Otros alcaldes y ex alcaldes o presidentes regionales qué van a pedir un préstamo si roban.

¿Lo prudente no era solicitar el préstamo a otra entidad financiera?
No está impedido por la ley. No lo interpretó como un mal gesto político. Más bien lo que han demostrado la alcaldesa y los regidores es que tienen necesidades económicas como cualquier persona de clase media. Hay un ensañamiento perverso con este tema.

Hablemos de su gestión. Está combatiendo las mafias…
Mafia es una palabra que describe a una organización que tiene un modus operandis, una jerarquía y una especialidad en el trabajo. Por ejemplo, en la venta de huevos de codorniz. Allí hemos encontrado firmas: existen los huevos azules y verdes, todos los carritos son iguales, todas las personas que conducen estos carritos son personas andinas jóvenes con un hijo. Esto sale de un mismo sitio: donde están las aves. Casi los agarró en el jirón Cotabambas, [Cercado de Lima] pero se escaparon. También hay otro sitio donde estas personas guardan las carretas. Estas personas no tienen ningún permiso, usan el balón de gas para hervir el agua donde sancochan el huevo y por esto son  un peligro público en las veredas. Pero hay una organización detrás, alguien que los lidera.

¿Ha logrado identificar quién lidera esa organización?
Todavía. La otra vez se me volaron 2 mil pájaros de Cotabambas que estaban en una quinta. No me voy a pasar la vida persiguiendo ambulantes, por eso estamos haciendo un trabajo de investigación, averiguando quién organiza. El ambulante no actúa individualmente, estamos hablando de organizaciones que contratan personas para vender en la vía pública sin pagar impuestos.

¿Hablamos de mafias o ambulantes que se han asociado?
De mafias. Los ambulantes regulados sí tienen asociaciones.

Según un cálculo de la propia Municipalidad existen 2. 500 ambulantes por día en la zona de Cercado de Lima. ¿Por qué hasta ahora no puedan despejar los ambulantes que se posan los fines de semana en el Jirón de la Unión?
Con los operativos que nosotros realizamos intentamos persuadir a las personas. El segundo paso es que los inspectores les adviertan que deben salir de la zona. Y la siguiente etapa es de la retención. Vamos a la zona con camiones con el equipo de operaciones tácticas y retenemos o decomisamos los productos.

¿Por qué siguen habiendo ambulantes los fines de semana en el Jirón de la Unión?
Porque nos falta mejorar nuestra capacidad para poder desplazarlos. Recién hace un mes me han ampliado el presupuesto. Tengo 40 personas más y puedo trabajar casi 24 horas. Hoy día mis almaceneras han trabajado hasta las seis de la mañana desde las doce de la noche.

¿Cuándo advirtió que tenía escasez de personal y presupuesto?
Desde que llegué el 16 de enero. A los 15 días pedí el aumento.

¿Y por qué se han demorado seis meses en otorgárselo?
Los procedimientos administrativos en el Estado para contratación de personal son muy complicados. Tenían que hacerme una ampliación de presupuesto y la ampliación de presupuesto pasa por un estudio de finanzas y planificación. Recién cuando Planificación lo aceptó se me otorgó la ampliación.

Pero esta falta de personal en la Gerencia de Fiscalización no se percibió acaso desde que inició la administración de Villarán. ¿Por qué se perdió tres años?
Mi sustento quizá haya sido mejor que el de la gestión anterior.

Pero que mejor sustento que la realidad. Los ambulantes han invadido el Jirón de la Unión y la periferia del Cercado de Lima casi desde el inicio de esta gestión.
[La gestión anterior del exalcalde Castañeda] nos dejó más ambulantes. Pero puede haber sido un error que ya absolví porque tenemos personal trabajando las 24 horas en la gerencia. Esta gerencia trabaja casi como Serenazgo.

Ahora que ya tiene el personal, ¿en cuánto tiempo vamos a dejar de ver ambulantes en el Jirón de la Unión?
No voy a darte una fecha, pero puedo rendir cuentas en las fechas que se me indique. Puedo decirte para tal fecha he avanzado tanto. Yo prefiero no dar fechas, sino rendir cuentas.

Usted ha dividido la gestión de Villarán en tres hitos: 1) Enfrentarse al caótico sistema de transporte. 2) El ordenamiento de mercados y comestibles. 3) Las obras en pistas y vías de Lima. Hoy por hoy solo tienen un 20% de aprobación y muy malas perspectivas de caras a la reelección. ¿De quién es el error de percepción de la ciudadanía o de ustedes?
El error es nuestro porque no hemos difundido lo suficiente nuestras obras. Pero nosotros hemos pasado dos procesos electorales que nos han impedido hacer publicidad. Hasta nos impidieron una campaña contra el cáncer que hizo Sisol. No pudimos poner carteles. El ensañamiento que ha habido contra nuestra gestión ha hecho que nosotros no hayamos podido informar debidamente nuestros logros. Al tercer día que la alcaldesa juramentó la señora Fabiola Morales [militante de Solidaridad Nacional] dijo: “bueno ahora que ya la eligieron [a Villarán] hay que revocarla”. Y si tú no informas, ¿cuál es la percepción? Que nos hacemos nada. Y encima tienes una alcaldesa que quiere cambiar la cultura política despersonalizándola. Entonces, todo confabuló para que la percepción de la ciudadanía nos fuera contraria. Ha habido más inversión privada que en ningún gobierno municipal de derecha, pero eso no se dice.

¿Solo han cometido el error de no comunicar su gestión?
No, hemos cometido muchos errores. Somos seres humanos, no dioses del Olimpo; y por supuesto que cometemos errores.

No le parece que están cometiendo un nuevo error al llevar en el número cinco de la lista de regidores a la peruposibilista Pilar Freitas.
Bueno […] eso se resolvió en el marco de unos acuerdos políticos, pero no me gusta esa candidatura [de Pilar Freitas]. La respeto como persona, pero pienso que en contrapeso tenemos gente muy valiosa y muy decente como Germán Roca o Guillermo Loli que harán una excelente gestión como regidores.

¿La candidatura de Freitas es impuesta por Alejandro Toledo o ha sido una decisión de Villarán?
No puedo responder porque no he participado en la elaboración de la lista.

¿En Perú Posible hay versiones contrapuestas entre el señor Sheput y José León sobre quién decidió esa candidatura?
No lo sé.

Si dividen la campaña entre la corrupción representada por Castañeda y la honestidad por Villarán. Entonces, ¿por qué asociarse con un partido cuyo líder es cuestionado y encima incluir en la lista a Pilar Freitas a quien se le retiró la designación de Defensora del Pueblo cuando se produjo la famosa repartija?
Tengo la convicción de que los cuadros honestos que tiene Fuerza Social en la lista van a superar esta situación y que las obras que ha hecho la alcaldesa Villarán para el desarrollo de Lima y el aporte a la cultura se van a imponer.

Le voy a leer lo que escribió Beto Ortiz en una columna sobre usted. “Ella es el tipo de político que el Perú necesita. (…) Mi voto es suyo, sea cual fuere el puesto al que postule (…) No se entiende cómo la izquierda insiste por volver a apostarlo todo absurdamente a la tía bacán teniendo en sus narices a una candidata joven, valiente y apasionada como Susel”. ¿Por qué no acabar con los caudillismos en los partidos y ser usted la candidata a estas elecciones por Fuerza Social?
Yo pensaba que Susana debía continuar un segundo periodo para consolidar la reforma. Agradezco a Beto esas palabras.

¿Villarán es indispensable para continuar con las reformas?
Las propias bases se los pidieron, yo se lo pedí. Yo quiero ser congresista. Lo he intentado dos veces y quisiera intentarlo una tercera vez. No está en mis planes ser alcaldesa de Lima. Con un segundo mandato se van a consolidar las reformas estupendamente. Y Susana me tenía a mí como una soldada para apoyarla.

Ahora mismo según las encuestas es muy posible que usted se quede sin el puesto de gerente y como no está en la lista de regidores tampoco estará en el Consejo Municipal. ¿Qué hará?
Esos son los riesgos de tomar las decisiones. Es la primera vez que trabajo en el Estado, pero soy una abogada que puedo trabajar en mi estudio al día siguiente que salga de esta gerencia. Para mí el Estado no es un medio de vida, sino un lugar donde vengo a servir a la ciudad. Tengo muchos recursos para ganarme la vida, soy abogada y soy actriz. Quién sabe y vuelvo a actuar. De repente la ciudad pierde una funcionaria, pero gana una actriz.


Fuente: La Mula