Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.

Comparte esta página:

Etiquetas: [conmemoración]  [Derechos Humanos]  [mujer]  
Fecha Publicación: 2014-03-07T18:26:00.000-05:00
Si eres mujer y vives en el Perú
 
Escribe: Patricia del Río
 
Si eres mujer y vives en el Perú, hay más probabilidades de que tu padre te muela a palos porque te encontró haciendo el amor con tu enamorado. Le ocurrió el 5 de febrero a una pobre adolescente que terminó en un hospital y le puede ocurrir a cualquier otra, mientras se siga considerando que la iniciación sexual vuelve a las chicas putas y a los chicos héroes.
 
Si eres mujer, vives en el Perú y tu marido se largó con otra sin tomarse el trabajo de haberse divorciado de ti, pues él podrá rehacer su vida y tener los hijos que quiera con su nueva pareja y podrá inscribirlos como fruto de su nueva unión sin ningún problema. Pero tú no, porque la ley indica que mientras exista el vínculo del matrimonio los hijos que tú tengas con tu nueva pareja son de tu marido (no importa si se largó), y para que el padre biológico los reconozca te espera un enmarañado proceso legal.
 
Si eres mujer, vives en el Perú y te vas presa, te tengo una mala noticia: no recibirás visitas conyugales. Si bien el Estado reconoce que es un derecho de toda persona privada de su libertad, resulta que en el penal de Lurigancho los presos sí reciben en venusterios a sus esposas, pero en las cárceles de mujeres, las visitas íntimas no se autorizan y las chicas se quedan con las ganas.
 
Si eres mujer, vives en el Perú y te violan, llegarás a un hospital Estatal y ya no te darán la píldora del día siguiente para evitar un embarazo indeseado porque el TC ha prohibido que se entregue gratuitamente en dependencias del Estado. Y si no te alcanza para comprarla, pues tendrás que cargar con el hijo de una brutal agresión.
 
Si eres mujer y vives en el Perú, escoge a nueve mujeres y míralas a los ojos: seis de ellas sufrirán violencia psicológica y por lo menos dos serán víctimas de violencia física sistemática por parte de su pareja.
 
Si eres mujer, vives en el Perú y trabajas fuera de tu hogar, no importa cuán buena seas, lo más probable es que tu sueldo sea un tercio menor que el de cualquier hombre que realiza la misma labor que tú. 
 
Si eres mujer, vives en el Perú y postulas a un trabajo, tus futuros empleadores analizarán si estás en edad reproductiva y probablemente te pregunten si tienes ganas de tener (más) hijos para ver si te contratan a ti o al patita de al lado (al que no le importa si lo esperan nueve niños en casa o si planea tener nueve más).
 
Si eres mujer, vives en el Perú y entran a robar tu casa, rezarás para que no te violen. Si el taxi toma una ruta rara, rezarás para que no te violen. Si te trepan a un auto para sacar plata de tus tarjetas, rezarás para que no te violen. Y si se suben al bus interprovincial en el que viajas para asaltar a los pasajeros, rezarás para que no seas tú la elegida para el banqueteo sexual. 
 
Si eres mujer y vives en el Perú, tendrás más probabilidades de ser pobre, de no terminar la escuela, de carecer de DNI y de ser maltratada. Así que no me importa si estás leyendo esto y tienes la suerte de ser hombre: este sábado 8 de marzo a ti también te toca luchar para que todos tengamos las mismas oportunidades. Solo eso, las mismas oportunidades. 
 
Fuente: El Comercio
Etiquetas: [gobiernos locales]  [gobiernos regionales]  [inversión]  [Ministerio de Economía]  
Fecha Publicación: 2014-02-07T09:49:00.000-05:00
CIFRA MOSTRÓ NUEVO RÉCORD

MEF: Inversión pública llegó a S/. 815 millones en enero

Ejecución de recursos registró crecimiento de 28% con respecto a similar mes de 2013.

 

 

La ejecución de la inversión pública en el país mantuvo su dinámica ascendente durante el primer mes del presente año y registró un nuevo récord al ubicarse en 815 millones de nuevos soles, informó el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

 

La Dirección General de Política de Inversiones (DGPI) del MEF precisó que este monto es 28% mayor a lo invertido en similar mes de 2013 (638 millones de nuevos soles).

Así el Gobierno Nacional invirtió en enero de este año 373 millones de nuevos soles, monto que superó en 23% a los 303 millones de nuevos soles realizados en similar mes de 2013.

 

Los ministerios de Transportes y Comunicaciones (281 millones de nuevos soles) y Agricultura y Riego (22 millones) presentaron los mayores niveles de capitales utilizados.

 

Provincias

 

Por su parte, los gobiernos regionales ejecutaron 252 millones de nuevos soles en enero del presente ejercicio, y superaron en 91% los 132 millones de nuevos soles mostrados en igual mes del año pasado.

 

Según el MEF, en este caso, presentaron los mejores desempeños en destinar los fondos: los gobiernos regionales de San Martín (49 millones de nuevos soles), Apurímac (28 millones), Tumbes (26 millones) y Arequipa (21 millones).

 

Además, los gobiernos locales mostraron un avance de ejecución financiera de 189 millones de nuevos soles. En este caso, Cajamarca lideró el desembolso para inversiones, con 26 millones de nuevos soles.

 

Por su parte, el economista para el Perú del banco de inversión Credit Suisse, Juan Lorenzo Maldonado, sostuvo que el clima de inversión en nuestro país sigue siendo atractivo, pues el Gobierno tuvo buenas iniciativas para fomentar el arribo de capitales arremetiendo contra los cuellos de botella.

 

“El Perú fue muy dinámico en la promoción de la inversión, mediante la Agencia de Promoción de la Inversión Privada, atacando los cuellos de botella existentes.”

 

Indicadores

 

La tasa de inversión en el Perú, medida por los recursos ejecutados en comparación con el producto bruto interno (PBI), se mantendrá cerca de 30% en los próximos años, proyectó Maldonado. Al cierre de 2013 la ratio de inversión en el país habría llegado a 27.8% del PBI, según proyecciones del FMI y el BCR. Además, prevé que este año los capitales utilizados crecerían entre 8% y 9%, con la mejora de la confianza empresarial desde los últimos meses de 2013.

 

Fuente: El Peruano
Etiquetas: [corrupción]  [economía]  [educación]  [gastronomía]  [ranking]  
Fecha Publicación: 2014-01-27T15:14:00.000-05:00
Vida y milagros de la economía peruana
 
Escribe: Carlos Paredes
 
La última Navidad algo perturbó el festejo de la familia Valverde Torres. La señora Sharon Torres Mitchell y su esposo Juan Valverde pasaron varios días de angustia y preocupación por conseguir una vacante en un colegio privado de Lima para su pequeña hija Doménica de tres años. Ambos, profesionales que apenas bordean los 40 años,  pertenecen a la esforzada clase media peruana que cada vez le da más importancia a la educación de sus hijos, que ha mejorado considerablemente sus ingresos en los últimos años y que está dispuesta a invertir buena parte de este dinero en un colegio bilingüe y de prestigio. El problema es que la oferta educativa privada de buen nivel está desbordada por la demanda. Los niños tienen que postular antes de cumplir los tres años y la competencia es, en promedio, de diez para una vacante. Los Valverde Torres, como nueve millones de peruanos, conforman la nueva clase media o emergente, un grupo favorecido por el crecimiento de la economía pero que empieza a sufrir las consecuencias de un modelo que tiene que perfeccionarse y reinventarse para ser sostenible en el tiempo.
 
Las agencias calificadoras y los analistas financieros coinciden en señalar que las cifras de la economía peruana han sido buenas en la última década: la pobreza se ha reducido del 53% en el 2000 al 26% en la actualidad. La inflación anual en el 2013 fue de 3%, menor si la comparamos con el 25% de Argentina o el 50% Venezuela, y la inversión privada está en el orden del 28% del PBI. A esto se suma el ascenso constante del país en el ranking de las calificadoras de riesgo, que ya han colocado a Perú por encima de México y Brasil y solo por debajo de Chile en Latinoamérica. Es el país de mayor crecimiento en Sudamérica y su motor es una sólida demanda interna, gracias al consumo de la nueva clase media y, en buena medida, por los excepcionales precios de los commodities debido a la gran demanda de China e India.
 
Pero no es solo eso. Perú vive una relativa estabilidad política desde el 2000 –el año en el que Fujimori se vio obligado a renunciar por fax a la presidencia por el gran escándalo de corrupción–, y cuatro sucesivos gobiernos democráticos, de diferente origen ideológico, han mantenido políticas macroeconómicas sanas. A Alejandro Toledo se le reconoce haber cuidado las arcas fiscales y haber cerrado las negociaciones para firmar el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, logrando que un mercado de 300 millones de personas se abra a empresas y emprendedores locales. A Alan García se le recordará por haber renunciado a la demagogia y el populismo de su primer gobierno (1985-1990) para, en su segunda oportunidad, haber promovido las inversiones privadas, especialmente extranjeras, que convirtieron a Perú en el destino de miles de millones de dólares que han generado trabajo y desarrollo en Lima y algunas ciudades del interior que ancestralmente vivieron sumidas en el atraso y el aislamiento. Para muchos, la principal virtud del actual presidente, Ollanta Humala es, contra su propuesta inicial, haber continuado con el modelo económico de libre mercado y sanas políticas macroeconómicas,  introduciendo dos factores adicionales al modelo: inclusión social, la frase que ahora está de moda, y la asociación pública privada (APP) para ejecutar grandes inversiones en infraestructura, a través de un sistema de concesiones. Hoy se espera que este proceso se fortalezca y vigilarlo muy de cerca para denunciar cualquier contaminación de corrupción.
 
Quizá por la polarización y la inseguridad jurídica de la Venezuela de Chávez, o la convulsión social desatada en Ecuador o Bolivia, entre otros problemas de la región, el Perú ha atraído la mirada de las corporaciones mundiales que buscan expandir sus negocios en esta parte del mundo. En los últimos tres lustros, el Perú es otro país. Los proyectos inmobiliarios de todo tipo han hecho crecer verticalmente a las ciudades y han mejorado la calidad de vida de miles de familias. El boom de la construcción ha generado un circuito virtuoso de más puestos de trabajo y ha dinamizado la industria local.
 
La industria del cemento, por ejemplo, es una de las que más ha crecido en la última década. Los modernos centros comerciales ya no son exclusividad de los barrios ricos de Lima, están en ciudades que, hasta hace poco, no tenían una sola sala de cine, y hoy tienen a su alcance las marcas más famosas de ropa, calzado y accesorios. La emisión de tarjetas de crédito creció 29% en los últimos tres años. Y de la misma forma los créditos para capital de trabajo en la microempresa.
 
La población de la mayoría de ciudades (el 80% del país), ya cubrió sus necesidades básicas. Ya tiene alimentación, vestido básico, vivienda decorosa, con lo cual su preocupación no es tanto cómo consigue comida, como era hasta hace poco. Los hoteles de lujo en Lima, Cusco y otras ciudades turísticas ya no se cuentan más con los dedos de una mano. Todo esto sumado a los sabores exquisitos de la gastronomía peruana que también ha generado mucha inversión privada, local y foránea, y se ha puesto en valor al grado de ser quizá el principal orgullo del país. Por segundo año consecutivo, el Perú fue elegido “Mejor Destino Gastronómico del Mundo” por el World Travel Awards (WTA). Y meses atrás la ciudad de Lima logró ser elegida la sede los Juegos Panamericanos 2019, una responsabilidad sin precedentes para una ciudad que un poeta limeño en el exilio la llamó “Lima la horrible”.
 
En años recientes, en promedio, el empleo adecuado ha subido del 40% al 66% de la PEA. La mejora de las condiciones laborales y los sueldos ha construido una consistente clase media que ahora no se contenta con obtener un producto, sino “algo más” que mejore su calidad de vida y sus experiencias. Ya no quieren ir a comer solamente, quieren comer un plato exquisito en el restaurante de moda. Y dentro de este grupo hay alguien de quien se habla poco pero que ha cambiado muchísimo y más rápido: la mujer peruana. Es la porción más sobresaliente de los consumidores. No solo trabaja (hace 25 años representaba el 30% de la PEA, ahora es el 50%), sino que recibe más ingresos y opta por tener menos hijos. Prefiere la ropa de marca, viaja más veces al exterior, tiene carro propio y, en su mayoría, no resiste que siempre el hombre pague la cuenta cuando salen a cenar. Y, a pesar de todo, no tiene una oferta diferenciada.
 
Pero todo no es tan bonito como las grandes cifras lo pintan. Perú sigue siendo un país donde la sensación de inseguridad es la más alta de la región. Donde la solidez institucional –una de las tres claves para el desarrollo económico– es precaria o inexistente. Donde esa señal mínima del respeto a la ley, que es detener tu carro cuando el semáforo cambia a la luz roja, no siempre se cumple. Donde la corrupción sigue siendo un lastre. (Quizá la medida peruana más clara sobre la corrupción es la situación de sus ex presidentes: Alan García denunciado por una comisión investigadora del Congreso por indultos indiscriminados a narcotraficantes y obras públicas cuestionadas. Toledo sometido a investigación de la Fiscalía por la compra de una mansión y una lujosa oficina a nombre de su suegra, inmuebles que costaron varios millones de dólares con dinero cuyo origen no ha quedado claro. Fujimori sentenciado a 20 años de prisión por delitos de lesa humanidad y corrupción) Y donde, todavía hay varios millones de peruanos, especialmente en los Andes y las llanuras selváticas, que están debajo de la línea de la extrema pobreza.  Hay cosas que no han cambiado. Se confirma cuando el país queda muy rezagado, en el puesto 75 de 122, en el Índice de Capital Humano del Foro Económico Mundial, que mide la capacidad de los países para contar con trabajadores sanos, educados y con un adecuado entorno laboral. O se estanca en el ranking de competitividad. O, peor todavía, cuando sus alumnos de la escuela básica ocupan el último lugar, en la región, en comprensión de lectura, matemáticas y ciencias, según la última medición de la prueba internacional PISA. Quizá por eso la familia Valverde Torres insiste tanto en conseguir una vacante para su hija Doménica de tres años en un colegio de prestigio. Aunque si lo logra, para llevarla y traerla de la escuela, la mamá tendrá que pasar varias horas en el caótico tráfico de Lima, el momento del día en el que uno suele maldecir tanto crecimiento.
 
Fuente: La Mula
Etiquetas: [izquierda]  [juventud]  [liderazgo]  [partidos políticos]  
Fecha Publicación: 2014-01-14T18:23:00.000-05:00

No soy de izquierda ni de derecha


Escribe: Román Aller.

La gran mayoría de las generaciones que están incorporándose en la vida política con mucha firmeza aseveran: “No soy de izquierda ni de derecha”. Tienen argumentos como: la discusión política no debe polarizarse;  los problemas sociales deben anteponerse a discusiones ideológicas;  hemos superado esa discusión desfasada y anacrónica; la DBA versus los rojos ya fueron; entre otras. Estas aseveraciones pueden ser comprensibles pero son inconsistentes desde el punto de vista del debate político.


Así como el arte es reflejo de la sensibilidad, la ciencia el reflejo del conocimiento, la política es reflejo de la ideología. Por lo tanto, no puede ni debe separarse la política con lo ideológico; y ello se traduce en una posición política y ésta es ubicada se quiera o no, ubicada en la derecha o en la izquierda ¿al medio puede haber un sitio? Para muchos el medio es indefinición o acomodo según  las circunstancias de las decisiones que se asumen.


Detrás de esta negación de postura puede decirse que es resultado de una brecha surgida entre la política antes de los 90’ versus la política post 90’ y esta generación aludida (20’, 30 y parte de los 40’), han incorporado en su discurso político paradójicamente lo anti político. ¿acaso cuando se proponen solucionen de país no partimos desde la IDEA de un mejor país (léase: con una concepción ideológica)? No debemos confundir lo político de las políticas. Cuando aplicamos esas ideas y lo vertimos a una política pública podemos anteponer el discurso técnico, aunque tengo mis reparos al respecto, pero ello es otro punto.


Con lo dicho anteriormente, no pretendo afirmar que tenemos que mostrarnos en la arena política con las banderas y clichés sobre derechas o izquierdas, pero me parece que el negarlo es un discurso desencaminado y ello más bien fortalece lo que las generaciones mencionadas y la sociedad, expresen y sientan que la política siga decayendo, siga empobrecida y no contribuya en la solución de los problemas del país, sino más bien cada vez más acreciente el descrédito hacia la representación política en particular y la política en general.


El reto debe ser inmiscuirse en la política y contribuir en la gesta de identidades partidarias con ideologías sólidas, fortalecer o crear la institucionalidad de los partidos, generar espacios de debate y consolidar apuestas políticas de largo aliento, para ello, es momento de romper con el prejuicio de que ser de derecha o ser de izquierda es una mala palabra, de tal forma, el debate político puede enriquecerse ya que dos posturas ideológicas podrían generar que se pueda convencer a unos o dejarse convencer por otros, de esta forma podemos construir un mejor país y re-fundar la política.


Lima, 08 de enero 2014.


Fuente: http://romanaller.blogspot.com/2014/01/no-soy-de-izquierda-ni-de-derecha.html
Etiquetas: [Arequipa]  [cultura]  
Fecha Publicación: 2013-11-25T22:08:00.002-05:00
Arequipa fue elegida sede del XIII Encuentro de Ciudades Patrimonio del Mundo
 
La ciudad de Arequipa fue elegida sede del XIII Encuentro Internacional de Ciudades Patrimonio Mundial 2015, evento internacional que congrega a las ciudades que tienen en su territorio un sitio inscrito por la Unesco en la Lista del Patrimonio Mundial.
 
La elección se realizó en la víspera en la ciudad mexicana de  Oaxaca, donde se desarrolla la XII edición del  Encuentro Internacional de Ciudades Patrimonio Mundial.
 
El alcalde provincial de Arequipa, Alfredo Zegarra, viajó a México para participar de la reunión y postular a la ciudad como sede del encuentro que se realiza desde 1991.
 
Arequipa compitió en la elección con las ciudades de Córdoba (España), Dempasar (Indonesia), Varsovia (Polonia) y Elvas (Portugal).
 
Para el desarrollo del XIII Encuentro Internacional de Ciudades Patrimonio Mundial 2015 se estima la presencia de representantes de 238 ciudades de 70 naciones de los cinco continentes del mundo.
 
Arequipa participó del Encuentro Internacional de Ciudades Patrimonio Mundial en su calidad de Ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad, título que le fue otorgado por la Unesco en diciembre del año 2000.
 
La Organización de las Ciudades Patrimonio Mundial (OCPM) se dedica a ayudar a las ciudades miembros a adaptar y perfeccionar su modo de gestión con arreglo a las exigencias particulares atribuibles a la presencia de sitios inscritos por la Unesco en la Lista del Patrimonio Mundial.
 
Fuente: Andina
 
Con este video, Arequipa fue elegida sede del XIII Encuentro de Ciudades Patrimonio del Mundo, quienes no conozcan la "Blanca Ciudad" están cordialmente invitados e invitadas:

Etiquetas: [corrupción]  [entrevistas]  [partidos políticos]  [ética]  
Fecha Publicación: 2013-11-25T11:59:00.002-05:00
Julio Arbizu: “Mi hija me dice: ¿Y no hay nadie más que pueda hacerse cargo, papá?”
 
Procurador anticorrupción. Nació en Lima en julio de 1974. Abogado por la PUCP, con estudios de especialidad en Chile y Estados Unidos. Ha trabajado como asesor en el Congreso de la República.
 
Cuando Julio Arbizu llegó por primera vez a la Procuraduría Anticorrupción había un chico en la puerta que, de acuerdo a su humor, iba fijando las prioridades del despacho metiendo en el mismo saco al infractor que se ha pasado la luz roja y a un ministro que ha robado dinero público. Junto a un equipo de jóvenes profesionales, Arbizu ha reorganizado la administración de los casos y convertido su oficina en una de las instituciones más temidas e incómodas para los políticos, en tiempos de máxima presión, cuando acechan los fantasmas de nuestro pasado corrupto. A él, el perseguidor perseguido, lo encontramos, cómo no, saliendo de una reunión y compartimos unos minutos en el chat del Facebook.
 
¿No te enerva que Fujimori sea entrevistado en medios?
 
Sí, me enerva muchísimo. El caso de Fujimori, y el de otros condenados, me parece terrible porque supone que sujetos que han sido hallados culpables publiciten sus falsas redenciones, afectando más a sus víctimas. Yo creo que cada vez que Fujimori vuelve a decir que es inocente, victimiza más a los deudos de las matanzas de la Cantuta o Barrios Altos.
 
¿Cuál dirías tú que es la finalidad ética, más profunda de tu trabajo?
 
A nosotros nos toca ir por la indemnización o recuperar el dinero de la corrupción, pero nosotros nos hemos propuesto trascender el análisis economicista…
 
Pero entonces no es muy anti, sería más bien "postcorrupción", ¿no?
 
Eso es verdad. Es lo más importante que vamos a dejar. Reparaciones sí, pero también comunicarle a la gente que cada vez que se comete un delito de corrupción se violan sus derechos y el Estado abdica de su obligación de garantizarlos.
 
¿Cómo se prevé este tipo de casos?
 
Hoy sabemos con qué frecuencia ocurren casos de peculado o colusión (entre los dos son más del 70% de los casos), que tiene que ver con la administración de fondos públicos y con compras del Estado. Eso nos permite darle insumos a las instancias de prevención, al Parlamento y a los órganos de control.
 
A veces no te sientes como Sísifo empujando tu roca para volver a empezar desde abajo al día siguiente?
 
Totalmente. Y por eso muchas veces me he planteado la absoluta inutilidad de todo el esfuerzo.
 
¿Qué te mantiene?
 
Va a parecer efectista, pero es que llego a mi casa y mi hija siempre me dice algo nuevo. Me lee. Me ve en la tele y se ha comprado todo el discurso.
 
Los niños pueden ponernos en perspectiva ¿no?
 
Sí, pero, ¿sabes? También dice cosas terribles, como que me ve cada vez menos en casa, y que me importa más el trabajo que ella… y entonces pregunta: ¿Y no hay nadie más que pueda hacerse cargo?
 
¿Cuánto duermes?
 
Cada vez menos. En promedio deben ser cuatro horas.
 
¿Cuánto tiempo pasas en la oficina?
 
Llego antes de las ocho. Siempre paso a dejar a Gabriela al cole, he tratado de mantener eso y me voy cerca de las diez u once, pero últimamente vengo también sábados y domingos.
 
¿Recibes o has recibido alguna vez presiones directas del Presidente o de cualquier otro personaje que detente algún poder?
 
Si eso pasa me voy y al día siguiente lo anuncio en conferencia de prensa. Pero no te voy a negar que algunas veces ha llamado gente a decir "mira, yo no te voy a decir que hagas o no tal cosa, pero convendría..." o "me han dicho que estás muy furioso en este caso...."
 
¿Y qué haces?
 
Te confieso que soy menos drástico de lo que debería o quisiera ser y eso me provoca muchas veces un sentimiento de culpa terrible.
 
¿Tú dices siempre la verdad?
 
¡Qué pregunta!
 
Eres el fiscal anticorrupción, deberías decirme que sí.
 
No creo en ninguna religión, de modo que mi relación con la verdad tiene que ver con mis propios estándares éticos y en la chamba he tratado de que sean rigurosos, pero me parece que responderte sí sería demasiado pretencioso.
 
¿Crees que existe en nuestro país un poder en la sombra?
 
Creo que hay poderes fácticos, que muchas veces se imponen y que buscan que la administración del poder formal los beneficie, pero creo también que esos poderes están más a la luz que a la sombra, solo que nadie los señala.
 
¿Esos poderes fácticos son económicos?
 
En gran medida y son los mismos que se reciclan, una y otra vez, en discursos cada vez más amigables. Hace diez años, cuando Camet era procesado por el caso de los MIG 29 alguien dijo: "¡Pero cómo va a haber cometido un delito tan grave este señor tan rosadito!". Hoy nadie se atrevería a decir algo así, pero en cambio lo recordaron a su muerte como el gran componedor de la economía.
 
¿Es posible cambiar el sistema de castas en el Perú?
 
Es alucinante porque esa es quizá la herencia colonial más perniciosa. Los privilegios están arraigados además de en el dinero, en una serie de parámetros que están en el imaginario de la gente: en este país no es igual de responsable uno y otro, aunque hayan cometido el mismo delito.
 
En Chile, ex líderes estudiantiles son ahora diputados ¿qué necesitamos para renovar nuestra clase política?
 
Yo creo que hay una diferencia fundamental, nosotros sufrimos a Sendero y la guerra y su consecuencia es un desencanto integral. La rebeldía, que es consustancial a la juventud, aquí parece que fuera patrimonio de algunos locos radicales. Entonces cuando hablas fuerte y duro y reclamas, despiertas ese horror del que se aprovecha tanto político jurásico: "estos son terroristas"
 
¿Tienes aspiraciones políticas?
 
Debería haber escrito no, de inmediato. Y sin embargo lo pensé.
 
¿Y que me respondes después de estos incómodos segundos?
 
Mira, yo siento que en alguna medida, la función pública requiere de gente que asuma compromisos…
 
Genial, ¡ya hablas como político!
 
Pero si me hablas de interés de postular a un cargo de representación hoy. Es decir, pensarlo desde hoy, te diré que no.
 
Sinceramente, ¿cuánto más crees que puedas aguantar en el cargo?
 
Llevo dos años en esto y a veces pienso que estoy al borde del algún colapso. Pero tengo otros momentos más gratificantes, cuando alguien se toma la molestia de hacer una lista de apoyo o de saludarme en la calle y llamarme valiente.
 
Etiquetas: [Lima]  [políticas públicas]  [Susana Villarán]  [transporte]  
Fecha Publicación: 2013-11-06T00:44:00.001-05:00
La Reforma del Transporte en Lima
 
Escribe: Susana Villarán
Alcaldesa de Lima Metropolitana
 
Tenemos 31.500 buses con una edad promedio de 22 años. 120.000 taxis, de los cuales 35.000 tienen más de 15 años. En Lima los vehículos para transportar la basura tenían hasta hace pocos años límites de antigüedad inferiores a los vehículos que transportaban personas. Así, la edad del parque vehicular público, aunada a la total ausencia de supervisión de las revisiones técnicas por conflictos legales por todos conocidos, ha causado que dos tercios de la contaminación aérea sean causados por los vehículos. En Lima vivimos 23 años regulando el transporte como si este pudiera dejarse a las libres fuerzas del mercado, con timón cambiado a la derecha y carros chatarra de segunda mano. Nos olvidamos que el transporte urbano requiere frecuencias, paraderos, conductores en planilla, empresas fuertes y rutas socialmente rentables y eficientes.
 
Así, en nuestra Lima los conductores de buses se acostumbraron a parar en cualquier lugar. Pero además hay 38.000 kilómetros de rutas superpuestas que generan S/.4.000 millones en pérdidas para las empresas y un modelo comisionista-afiliador que causa una competencia asesina entre los choferes (la guerra del centavo). Finalmente, todos estos factores, aunados a un déficit de infraestructura vial estimado en más de S/.15.000 millones nos generan pérdidas por congestión que han sido calculadas en US$7.000 millones anuales. Por todo ello, 50.000 de los 80.000 accidentes del país ocurren en nuestra ciudad.
 
Frente a este panorama, hemos luchado mucho para poner orden. En el primer trimestre de mi gestión definimos el esquema de la reforma y las avenidas para los corredores complementarios. En junio del 2011, congelamos la flota de buses, prohibimos el ingreso de nuevas combis y establecimos la tecnología euro 4 para los buses, que es 50 veces menos contaminante que la de los mejores buses actuales. Por estas medidas, tuvimos el primer paro de transportes liderado por Ricardo Pareja. Pero no cedimos a las presiones y encauzamos el conflicto hacia una mesa técnica mixta en donde concertamos las futuras condiciones de operación sobre la base de tres premisas: todos a bordo, todos los trabajadores en planilla y todos los propietarios accionistas. Propusimos una reforma inclusiva y que los corredores más estructurantes se hagan a partir de licitaciones y concesiones.
 
En diciembre del 2011, convocamos a todas las empresas de Lima a una asistencia técnica para adecuarse a la reforma propuesta. 53 promesas de consorcios aceptaron la invitación. Esas promesas de consorcios se reagruparon en 31 consorcios y hoy 21 de ellos han logrado precalificar. Participaron en esta licitación 153 empresas y 12.800 unidades. En pocos días, el 18 de noviembre próximo, recibiremos las propuestas técnicas y económicas y a más tardar el 6 de abril firmaremos los 49 contratos de concesión de los corredores complementarios. Hemos trabajado duro para rediseñar todas las rutas de Lima.
 
Nos ha costado ir dando cada paso. Pero en todo momento lo hemos hecho bajo la premisa de resolver el problema del transporte urbano en la raíz del mismo: ordenar frecuencias y paraderos, mejorar el modelo empresarial e implementar el nuevo plan regulador de rutas. Hoy estamos listos y el 40% de las rutas serán modernizadas por Pro Transporte a través de los corredores complementarios y el 60% restante a través de autorizaciones y concesiones que serán ejecutadas por la Gerencia de Transporte Urbano de la Municipalidad Metropolitana de Lima. Este enorme esfuerzo de reingeniería técnica y social permitirá reducir los tiempos a la mitad en al menos 5 millones de viajes diarios, reducir en un tercio la contaminación ambiental y bajar a menos de un quinto los accidentes en los corredores principales.
 
Falta poco para que a inicios del 2014 reestructuremos el primero de los cinco corredores complementarios, Arequipa-Tacna-Garcilaso. Dejar atrás la guerra del centavo está costando mucho, pero ya superamos 11 paros y 20 procesos en el Poder Judicial y el Indecopi, y en todos salimos airosos.
 
Los intereses de los afiliadores son muchos, pero la necesidad del cambio es mayor. Esperamos todo el apoyo de los líderes del país y de los medios para terminar de ejecutar la reforma. Esta es una de las victorias más importantes, y más esperada, para nuestra ciudad de Lima.
 
Fuente: El Comercio
Etiquetas: [Congreso de la República]  [educación]  [Ministerio de Educación]  [Patricia Salas]  
Fecha Publicación: 2013-11-06T00:28:00.000-05:00
El Informante
 
Rápidos y furiosos en Educación
 
¿Podrá Jaime Saavedra con los problemas que agobiaron a la renunciante Patricia Salas?
 
Escribe: Ricardo Uceda
 
En su primer acto como ministro de Educación, Jaime Saavedra postergó un concurso para nombrar a trece mil nuevos directores de colegios estatales, de un total de dieciocho mil que deberán ser designados en los próximos meses. Se oponen muchos de quienes ocupan los cargos. Para detener los exámenes interpusieron unas trescientas acciones de amparo en las ciudades principales e hicieron continuas marchas al Congreso. Diversas bancadas los apoyan, sobre todo la del Apra. Si la ex ministra Patricia Salas no hubiera renunciado, este lunes habría asistido a una áspera reunión con la Comisión de Educación. Después le esperaba una áspera interpelación. Luego se venían esfuerzos para lograr su censura.
 
El argumento en contra de los concursos es que vulneran derechos adquiridos de estabilidad en el cargo de los directores de colegios. El favorable es que fueron nombrados por solo cinco años. A Salas le faltaba el aire político necesario para dar esta batalla, decisiva para el avance del proyecto educativo del gobierno. Saavedra debe ganarla, o le espera la misma suerte.
 
LOS FURIOSOS
 
Desde 1994, decenas de miles de profesores concursan para ser directores y subdirectores de colegios por cinco años. Nuevos concursos se convocaban conforme los periodos se iban venciendo. Pero se interrumpieron en 2006, de modo que los directores actuales ejercen el cargo con el mandato vencido. Fue un efecto colateral de la fallida reforma de la carrera magisterial intentada en el gobierno anterior.
 
Esta reforma ofrecía beneficios remunerativos a quienes aceptaran ser evaluados, abandonando el esquema protector de una ley de 1984. Después de cinco convocatorias solo 25.000 de 196.000 profesores dejaron el antiguo sistema. Lo cual frenó el proceso concursal en los colegios. No quedaron candidatos, pues quienes compitieran debían haber dado el salto. Entonces se produjo otro cambio.
 
Desde 2012, con la ley de Reforma Magisterial decretada durante la gestión de Salas, todos los profesores pertenecen a un mismo régimen, todos deben aprobar exámenes y los cargos directivos de las escuelas públicas vuelven a ser concursados. Quienes ganen serán evaluados cada tres años para continuar en el puesto. Sin embargo, antes habrá jaleo.
 
La tesis de los derechos adquiridos subyace en un proyecto de ley que el congresista del Apra Javier Velásquez Quesquén sustentó el 28 de octubre en la Comisión de Educación. En su artículo único, amplía la permanencia en el cargo de los actuales directores de colegios estatales, sujetándola a evaluaciones. Estaba allí para contradecirlo Manuel Paiba, el director de Trayectoria Docente del Minedu. Velásquez no permitió que hablara.
 
–No voy a debatir con un técnico –dijo–. Que venga la ministra.
 
Pero la ministra renunció.
 
LOS RÁPIDOS
 
Para el nuevo ministro el concurso es un partido de fondo porque, con un sistema en crisis, está previsto que los directores sean líderes del cambio educativo. Tendrán poderes administrativos y sancionadores, algo que hoy no ocurre. Aparte de un examen con preguntas aleatorias sobre diversos aspectos de la gestión, será importante la solución de un problema hipotético dentro de la escuela. Saavedra, al postergar el concurso hasta mediados de noviembre, quiso asegurarse que la automatización del proceso funcionara en todas las provincias. Era un retraso más, porque el ministerio lleva varios en su haber.
 
El Minedu aún no realiza dos concursos voluntarios previstos en la Ley de Reforma Magisterial para profesores del sistema de 1984. Son como doscientos mil. Ellos fueron recategorizados a escalas inferiores y los exámenes les permitirán ascender si aprueban. “Estas pruebas  debieron ser anteriores a los concursos de directores de escuela”, dijo un alto funcionario. “Como la desconfianza es altísima entre los maestros la ley debe ser aplicada rápido, para que vean resultados”.
 
La administración Salas ha demostrado cierta lentitud, y una idea en el gobierno es que ello brinda más alas a la oposición, que no solamente es aprista. El Tribunal Constitucional resolverá tres demandas contra diversos artículos de la norma, una de ellas del Sutep, que ha contratado a Javier Valle Riestra.
 
Saavedra, sin embargo, ha ratificado a Fernando Bolaños y Martín Vegas, viceministros de las áreas institucional y pedagógica, respectivamente. Los complementará con la asesoría del experto en sicología educacional Santiago Cueto y con la de los dos viceministros que organizaron el Midis con Carolina Trivelli: Juan Pablo Silva y Jorge Arrunátegui. Ambos traen la consigna de producir mayor rapidez en la implementación de las políticas. Aunque el Sutep sostiene que el recambio en Educación es para que allí se hable el mismo lenguaje del MEF –que los recién llegados dominan a la perfección–, una fuente gubernamental dijo que era para movilizar a un ministerio estancado.
 
–Hay que destrabar cuellos de botella –añadió–. Hacer que las cosas sucedan.
 Por cierto, Salas tenía atragantada otra pepa: su propia reforma institucional. La trababa un desacuerdo con el presidente de la Comisión de Educación, Daniel Mora, respecto de la supervisión a las universidades.
 
ORDEN DE PALACIO
 
Mora fue una pieza importante para apoyar en el Congreso la Ley de Organización y Funciones (LOF) del Ministerio de Educación. Solo que discrepaba en un punto: la supervisión de las universidades. En el proyecto inicial enviado por el Minedu al Congreso contemplaba que los actuales viceministerios de Gestión Institucional y Gestión Pedagógica se convertirían en uno de Educación Básica y otro de Educación Superior. Estaba pensado que en el primero estuviera Vegas y en el segundo Bolaños. Pero el sistema universitario estaba fuera del foco de interés del ministerio. Cuando el proyecto llegó a sus manos, Mora se lo chantó sin mayor trámite.
 
El tortuoso camino de este proyecto comenzó en la Comisión de Descentralización, que también discute asuntos de modernización del Estado. En el primer semestre del 2013 estaba presidida por Richard Acuña, hijo del dueño del consorcio universitario César Vallejo. Allí pasó sin problemas la delimitación competencia del ministerio, restringida a “institutos y escuelas superiores”. Cuando el dictamen pasó a la Comisión de Educación, Mora reemplazó estos términos por “educación superior”, a secas.  A continuación, incluyó una Autoridad Nacional de Educación Universitaria adscrita al flamante viceministerio de Educación Superior. El Minedu no la quería para nada.
 
La discrepancia sobre este organismo, que el sentido común considera necesario pero que viola la autonomía universitaria, mantiene entrampada la reforma institucional del ministerio. Bolaños sigue de viceministro en el aire. La ex ministra no tenía juego político en el Congreso, donde más bien cosechaba animadversiones. El 19 setiembre, Jorge Rengifo, el coordinador parlamentario de Educación, llegó al hemiciclo, donde iba a comenzar un pleno,  con la noticia de que había una orden de Palacio de Gobierno para votar de una vez la LOF del ministerio tal cual había sido enviada originalmente.  Mora estaba a punto de dar su brazo a torcer, cuando un asesor le hizo leer declaraciones de Ollanta Humala publicadas esa mañana en los diarios. Pedía combatir a las universidades-negocio.
 
–¿Cuál orden de Palacio?
 
–dijo– . Y la LOF no se votó.
 
LA OTRA MEGA
 
El presidente, en efecto, quiere meterles mano a las universidades-negocio, pero la autonomía está de por medio. Una ley universitaria se halla en elaboración, y Mora está encima con el mismo objetivo. La complicidad de la Asociación Nacional de Rectores con situaciones insostenibles parece fuera de toda duda. En el Congreso hubo una discusión por adelantado cuando, el 31 de octubre, resolvió sin un voto en contra que la Comisión de Educación  investigue irregularidades en la Universidad Garcilaso de la Vega, que no paga impuestos y cuyo rector gana diez millones de dólares al año. 
 
¿Considerará Saavedra este tema como suyo?
 
Etiquetas: [Derechos Humanos]  [educación]  [Ministerio de Educación]  [Ministerio de Trabajo]  [Proyecto Semilla]  [trabajo infantil]  
Fecha Publicación: 2013-10-09T16:04:00.000-05:00
Trabajo infantil y educación: El uso adecuado del tiempo en zonas rurales
 
La gran mayoría de los niños trabajadores se ubican en las zonas rurales:
El 32.2% de los niños en Junín, el 69.3% en la región Huancavelica y el 47.5% en la región Pasco, son sometidos a trabajo infantil.
 
Los niños que laboran en estas actividades no cumplen con un adecuado desarrollo educacional pues en época de siembra y cosecha, son retirados de los colegios para apoyar en el campo, y  una vez que regresan a los centros educativos ya les es difícil alcanzar el nivel de sus compañeros y por ende terminan abandonando sus estudios, muchos a duras penas acaban la primaria reduciendo sus posibilidades de desarrollo personal.
 
Los niños mejor preparados obtendrán mejores remuneraciones en un futuro.
 
¿Por qué deben priorizar el tiempo para estudiar? ¿Cómo mejorar esta situación?
 
    Muchas comunidades todavía manifiestan características machistas, ya que prefieren mandar a los hijos varones al colegio y a las mujeres dejarlas en casa ayudando a las labores del hogar.
    Según estudios, del total de niños, niñas y adolescentes peruanos entre los 6 y 16 años de edad que trabaja, el 43.7% acumula en promedio 3 años de retraso escolar en comparación con los niños que no laboran; por lo tanto el trabajo infantil sí interfiere con la asistencia escolar y con la culminación oportuna de los estudios.
    La realidad muestra que la juventud peruana enfrenta dificultades para lograr una trayectoria laboral positiva, muchas veces debido al trabajo infantil, lo cual condiciona la permanencia de los chicos en la escuela.
 
“Es necesario darnos cuenta y hacer entender a los padres y a los mismos niños y adolescentes que es necesario que prioricen su tiempo a estudiar porque así van a desarrollar habilidades y serán mejores profesionales a futuro. Debemos promover el debate y reconocer qué actividades afectan a los niños e implican riesgo no solo para su salud sino también para su educación”, dijo Maró Guerrero Aguirre, antropóloga y coordinadora del Proyecto “Semilla”.
 
Asimismo indicó que a través del Proyecto Semilla y el trabajo articulado que realizan con el Ministerio de Trabajo y Educación, no solo buscan que los niños le dediquen más tiempo al estudio, sino que además su propuesta implica nivelar a aquellos niños y adolescentes que se mantuvieron fuera de la escuela, además de impulsar políticas y capacitar a funcionarios.
 
“Es necesario que todos se informen sobre qué es trabajo infantil y lo necesario e importante que es que los niños, niñas y adolescentes le dediquen su tiempo a estudiar y capacitarse, no solo para lograr un mejor futuro sino para tener claridad sobre qué es ayuda y qué cosa es trabajo infantil en las zonas rurales”, puntualizó.
 
Etiquetas: [gastronomía]  
Fecha Publicación: 2013-09-06T15:38:00.000-05:00
A Mistura no (solo) se va a comer
 
Escribe: Augusto Álvarez Rodrich
 
No han entendido nada los que creen que Mistura es solo un asunto de comida.
 La comida es, por supuesto, eje y motivo aparente del evento que hoy abre sus puertas en la Costa Verde, pero se equivocan los que creen que a Mistura solo se va a comer, pues la comida es, ahí, en realidad, el pretexto para celebrar una de las transformaciones más importantes que han ocurrido en el país en las últimas dos décadas, así como la renovación de la expectativa por una de las apuestas más firmes del Perú para la construcción de su futuro.
 Mistura significa, así, un momento de celebración de la gastronomía peruana como motivo de orgullo, factor de identidad y construcción de competitividad; así como de su enorme potencial para ser uno de los motores del desarrollo del país.
 Motivos de orgullo producidos por la gastronomía peruana sobran, y anteayer tuvimos una expresión más de este avance notable cuando se dieron a conocer los resultados de la lista de los cincuenta mejores restaurantes de América Latina.
 ¿En qué actividad, de casi cualquier índole, el Perú posee siete de los primeros quince puestos de la región, incluyendo el primero?
 Sospecho que en ninguna, con la excepción de la gastronomía, en la que, de acuerdo con la prestigiosa lista de William Reed Business Media, el mejor restaurante latinoamericano es Astrid y Gastón, y en donde el puesto 4 es de Central, el 7 de Malabar, el 11 de Maido, el 13 de Rafael, el 14 de Fiesta, y el 15 de La Mar.
 El festejo es, por cierto, por las cocineras y cocineros que, liderados por ese ideólogo y obrero de la gastronomía peruana que es Gastón Acurio, se han abocado con entusiasmo a la construcción de la marca de la comida peruana, una tarea en la que están comprometidos los cocineros más sofisticados pero, también, de un modo silencioso pero no por ello menos importante, los de los restaurantes pequeños, huariques y carretilleros que tienen la esperanza de que la gastronomía sea un motor de desarrollo, para ellos y sus familias, y para el país.
 Mistura es festejo pero, también, renovación de la apuesta y expectativa de que la gastronomía peruana sea un real motor para el posicionamiento internacional del Perú, así como un factor de cohesión, integración, orgullo e inclusión, a partir del reconocimiento de que nuestra pluralidad es nuestra fortaleza.
 Ello va a requerir esfuerzo y capacidad crítica pues lo peor que nos  puede pasar es dormirse en el laurel.
 Por ello, se equivocan los que creen que a Mistura solo se va a comer. Se va a comer como pretexto para festejar todo lo conseguido y renovar la apuesta por un gran futuro.
 
Etiquetas: [ciudadanía]  [corrupción]  [desigualdad]  [educación]  [estado]  [libertades]  [políticas públicas]  [salud]  
Fecha Publicación: 2013-09-02T16:57:00.000-05:00
Liberales, Estado y corrupción
 
Escribe: Paolo Sosa Villagarcia
 
He seguido con mucha atención los intercambios entre distintos columnistas sobre el liberalismo y su relación con el Estado. Creo que entre las interesantes intervenciones, Eduardo Dargent (Velaverde, 07/08) y Jorge Lossio (Altavoz, 28/08) han hecho evidente una de las tensiones más importantes.
 
La crítica más importante de Dargent, me parece, tiene que ver con la distancia entre el debate sobre las ideas filosóficas liberales y lo que la realidad local y comparada nos enseña. No hay una siquiera problematización sobre los problemas que aún afectan el desarrollo del país, mientras que en el radar no se ubican casos en los que el libre mercado no es suficiente para explicar el desarrollo, donde el Estado es débil pero la gente sigue siendo pobre. El Estado no es el único problema.
 
Lossio, por su lado, ha señalado que el principal responsable de la desconfianza de los liberales con el Estado no tiene que ver para nada con una falta de empatía con los sectores más pobres. Para ello resalta que las políticas inclusivas no siempre van a beneficiar a aquellos que más lo necesiten, sino a aquellos que tienen mayor capacidad de presión. La corrupción histórica los ha convencido de que la solución no va por ese lado. El Estado no es la única solución.
 
El debate nos centra en la necesidad de ir más allá de la dicotomía entre más o menos Estado, más o menos libre mercado. Creo que una de las lecturas del reciente libro de Alberto Vergara, “Ciudadanos sin República”, nos anima a pensar por ese lado. Citando a Octavio Paz, Vergara nos dice que entre la libertad y la igualdad no hay una contradicción, sino una distancia. Hubo momentos en los que tuvimos un poco más de rol activo en el Estado y hoy vivimos uno en el que el libre mercado está marcando la pauta. Un momento nos dejó corrupción y crisis, otro insatisfacción alta y mayor desigualdad. El ‘crecimiento infeliz’. No es un mantra, es, creo, un resumen de lo que nos toca vivir hoy.
 
Según la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción, los lugares que concentran más denuncias por corrupción son los gobiernos regionales con mayor presupuesto. Más plata, más corrupción. Pero, ¿ese es un problema del Estado o de las instituciones legales? ¿O de las Instituciones históricas? ¿Debemos sacrificar la construcción de un Estado que cumpla con asegurar las necesidades básicas de todo el  país por la amenaza de la corrupción? ¿O la construcción de un Estado podría, quizás, ayudarnos a campear este problema?
 
Hace unos días observaba un reportaje sobre el asalto en San Lorenzo (Loreto) a la delegación que llevaba el dinero al Banco de la Nación de esa capital de provincia, dinero que serviría para pagar a los trabajadores públicos y los beneficiarios del programa Juntos. En cuanto se corrió la noticia, los ciudadanos llegaron de todos los puntos de la provincia por la amenaza de no poder cobrar el dinero que se les ha asignado. En tiempo récord se descubrió a los culpables, quienes habrían actuado con la colaboración de un policía. Sin embargo, lo que más llama la atención es la condición miserable en la que dos instituciones se encontraban: la escuela y el hospital. Y miserables es una palabra bonita para describir la deprimente situación de abandono.
 
Hace unos meses, unos compañeros míos, funcionarios del Estado, viajaron a un caserío en la Amazonía para realizar unas capacitaciones. Durante su estadía, un niño se accidentó cayendo de una altura considerable. La atención en el lugar era evidentemente imposible y en un deslizador se habría demorado el tiempo que no tenía para sobrevivir. Los funcionarios accedieron rápidamente a poner a disposición la única avioneta, la que los había llevado a la zona. Al día siguiente, regresaban en esa misma avioneta que más temprano en la mañana había traído de regreso un pequeño ataúd. Para esa familia y los demás ciudadanos de ese caserío, me imagino que el Progreso para Todos, el Perú Avanza y el Perú País con Futuro son pésimos chistes.
 
Lima no es el Perú, reza uno de los misterios dolorosos del rosario que repetimos durante toda la vida. Tenemos un Estado eficiente en muchos sentidos, pero concentrados en los sectores que ‘le importan’ a la capital y los centros urbanos, a la ‘clase media’. La salud y la educación pública, nos recuerda Vergara, son nuestros más graves pendientes. Y eso va más allá de mover el mercado un poquito más a la derecha o a la izquierda, de que el Estado invierta un poco más o un poco menos.  Son temas importantes, pero me atrevería a decir que el debate para los liberales peruanos de hoy, y la izquierda también, debería tomar en cuenta estas consideraciones. Tenemos una buena experiencia económica, pero las decisiones políticas han jugado su rol importante en ella y deberían seguir haciéndolo para bien.
 
Fuente: Noticias SER
Etiquetas: [economía]  [estado]  [Humberto Campodónico]  [neoliberalismo]  
Fecha Publicación: 2013-08-12T15:17:00.000-05:00
El Estado demonizado
 
Escribe: Humberto Campodónico
 
Buena parte de la literatura ligada a los planteamientos económicos neoliberales enfatiza que lo clave para el crecimiento económico es el rol del empresariado privado, mientras que el Estado es siempre un obstáculo. Y lo mejor que podría suceder es que tenga éxito el planteamiento cuasianarquista de que el Estado desaparezca.
 
A contramano, el economista británico y columnista del “Financial Times” de Londres, Martin Wolf, comenta en un artículo reciente (04/08/2013) el libro de Mariana Mazzucato titulado: “El Estado empresario: desmantelando los mitos del sector público versus el privado”.
 
Dice Wolf que las innovaciones tecnológicas proveen el insumo básico del crecimiento económico. La pregunta es, entonces, quiénes son los que producen estas innovaciones. La respuesta usual es: los empresarios del sector privado, tesis que es “demostrada” con modelos abstractos. No, dice Mazzucato, economista de Sussex: “esos modelos no demuestran nada mientras que la tesis sobre el rol clave del empresario es incompleta”.
 
¿Por qué? Porque si bien es cierto que la innovación depende de empresarios arriesgados, “quien toma esos enormes riesgos y logra los descubrimientos más extraordinarios no es el sector privado; es el muy demonizado Estado”.
 
Y pasa a demostrarlo con una gran cantidad de ejemplos donde se aprecia que el financiamiento del Estado ha sido clave para descubrir el 75% de las entidades moleculares (a través del Instituto Nacional de Salud, NIH). De su lado, el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido descubrió los anticuerpos monoclonales, la base de la biotecnología.
 
Afirma también que la Fundación Nacional de EEUU financió a los descubridores del algoritmo del buscador Google y que el financiamiento primigenio para Apple provino del gobierno a través del Small Business Investment Company. Lo mismo sucede con todas las tecnologías que hacen “inteligente” al Iphone (Internet, GPS, microelectrónica, pantallas digitales y el asistente de voz SIRI (que escucha las palabras y las “escribe” en la pantalla). Claro, dice Mazzucato, “Apple las ensambló de manera brillante, pero detrás está el fruto de 70 años de innovación apoyada por el Estado”.
 
¿Por qué hace esto el Estado y no el sector privado? Porque estas innovaciones fundamentales acarrean grandes incertidumbres, tiempos muy largos y enormes inversiones. Y “el sector privado no puede y no quiere financiar estas innovaciones, en parte porque no sabe si va a poder cosechar esos frutos y en parte porque esos frutos madurarán en un futuro lejano”. Dicho de otra manera, el privado no va a “bancar” una inversión que demora 50 a 70 años en madurar.
 
Pero el rol del Estado no solo es de financiamiento. Inglaterra, Francia y Alemania crearon Airbus para desarrollar la industria aeronáutica, sector estratégico de alta tecnología y competir con Lockheed y Boeing de EEUU. Y lo lograron. Hay que destacar que las empresas “gringas” desarrollaron gran parte de su alta tecnología a base de contratos con la estatal NASA. Esta fue luego “volteada” para su uso comercial y de lucro.
 
Para los “teóricos” prosector privado, esto “no existe” y, en algunos casos, hasta se trata de eliminarlo. Esto por el axioma ideológico de que el Estado es  malo.  Punto. De otro lado, dice  Mazzucato, no se está creando un ecosistema simbiótico de innovación sino uno parasitario, porque se “socializan” las pérdidas de los financiamientos que no prosperan, pero se privatizan las ganancias de los exitosos.
 
El libro de Mazzucato demuestra claramente el rol del Estado en los países industrializados: financia y constituye empresas en los sectores que considera estratégicos, es decir, las innovaciones tecnológicas que, hoy, están en la frontera del conocimiento. 
 
En los países en desarrollo son otros los sectores estratégicos, palabra aborrecida por el “establishment” neoliberal. En primer lugar, contar con un Estado eficiente que pueda impulsar los vectores estratégicos que sean el soporte de un crecimiento económico inclusivo: el sector energético, la seguridad alimentaria y la promoción de una base industrial para generar valor agregado, crear empleo de calidad y diversificar exportaciones (por ejemplo, el desarrollo de un polo petroquímico).
 
Esto no se logra con la “hegemonía irrestricta del mercado” y la apertura comercial indiscriminada de los neoliberales criollos. Volveremos sobre el tema.
 
Etiquetas: [ciudadanía]  [comunidades nativas]  [cultura]  [Defensoría del Pueblo]  [Derechos Humanos]  
Fecha Publicación: 2013-08-06T19:15:00.000-05:00
Estimado/a señor/a:
 
 Me dirijo a usted para saludarlo/a cordialmente y, al mismo tiempo, hacer de su conocimiento la comunicación que ha emitido la Defensoría del Pueblo al Poder Ejecutivo, mediante el cual recomendó lo siguiente:
 
 a.    Que el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Energía y Minas garanticen que en la evaluación del «Estudio de Impacto Ambiental para la ampliación del Programa de Exploración y Desarrollo en el Lote 88» se analice rigurosamente y se tome en consideración las observaciones planteadas en la Resolución Viceministerial N° 005-2013-VMI-MC.
 
 b.    Que el Ministerio de Cultura notifique inmediatamente la Resolución Viceministerial N° 005-2013-VMI-MC del 12 de julio de 2013 a la Dirección General de Asuntos Ambientales Energéticos del Ministerio de Energía y Minas, de conformidad con el artículo 18.1° de Ley Nº 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General.
 
 c.    Que el Ministerio del Ambiente y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas garanticen que la evaluación del «Estudio de Impacto Ambiental para la ampliación del Programa de Exploración y Desarrollo en el Lote 88» cumpla con la finalidad de que los pueblos indígenas gocen de un ambiente adecuado para el desarrollo de su vida.
 
 d.    Que el Poder Ejecutivo cumpla con establecer y proteger las reservas indígenas que garanticen el derecho a la vida, integridad y salud de los pueblos en aislamiento y contacto inicial, conforme lo establece la Ley N° 28736. Asimismo, que apruebe e implemente un plan nacional para la protección de estas poblaciones.
 
 Atentamente,
 
ALICIA ABANTO CABANILLAS
 Adjunta al Defensor del Pueblo en Medio Ambiente,
 Servicios Públicos y Pueblos Indígenas (e)
 
 
 
*****Texto completo de la comunicación referida*****
 
“Decenio de las Personas con Discapacidad en el Perú”
 “Año de la Inversión para el Desarrollo Rural y la Seguridad Alimentaria”
 
 
OFICIO N° 1132 -2013/DP                            Lima, 06 de agosto de 2013
 Señor
JUAN JIMÉNEZ MAYOR
 Presidente del Consejo de Ministros
 Presente.-
 
 De mi especial consideración:
 
 Es grato dirigirme a usted para saludarlo cordialmente y, a la vez, referirme a la Resolución Viceministerial N°005-2013-VMI-MC, del 12 de julio de 2013, mediante la cual el Viceministerio de Interculturalidad emitió su opinión técnica previa vinculante sobre el «Estudio de Impacto Ambiental para la ampliación del Programa de Exploración y Desarrollo en el Lote 88», publicado en la página web del Ministerio de Cultura, el 15 de julio del presente año.
 
 Como es de su conocimiento, debido a la extrema vulnerabilidad inmunológica, demográfica y cultural que caracteriza a los pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial, el Estado peruano ha asumido un conjunto de obligaciones jurídicas con el objetivo de reforzar los mecanismos de protección de derechos que asegure su existencia e integridad.
 
 Estas obligaciones derivan, también, del Convenio Nº 169 de la Organización Internacional del Trabajo, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y las Directrices de Protección para los Pueblos Indígenas en Aislamiento y en Contacto Inicial de las Naciones Unidas. 
 
 En atención a ello, y con el fin de garantizar la protección de los grupos étnicos Kugapakori, Nahua, Nanti y otros, el Estado —mediante Resolución Ministerial N° 0046-90-AG/DGRAAR, publicada el 25 de febrero de 1990— declaró la superficie de 443,887 hectáreas ubicadas en los distritos de Echarate y Sepahua, provincias de La Convención y Atalaya, departamentos de Cusco y Ucayali respectivamente, como reserva del Estado a favor de los citados pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial.
 
 Posteriormente, con el objeto de otorgar un mayor grado de protección legal a dicha reserva, se emitió el Decreto Supremo N° 028-2003-AG, que estableció que los «derechos de aprovechamiento de recursos naturales actualmente existentes deberán ejercerse con las máximas consideraciones para garantizar la no afectación de los derechos de las poblaciones indígenas que habitan al interior de la Reserva Territorial».
 
No obstante ello, es importante recordar que sobre un 23.04% del área de la mencionada reserva territorial se superpone el Lote 88. El Consorcio Camisea  viene realizando actividades de exploración y explotación de gas en la zona en virtud de la aprobación de los estudios de impacto ambiental del 24 de abril de 2002 y del 13 de abril de 2012. Sumado a ello, la empresa Pluspetrol ha presentado un nuevo «Estudio de Impacto Ambiental para la Ampliación del Programa de Exploración y Desarrollo en el Lote 88», que comprende realizar programas sísmicos 2D y 3D, la perforación de hasta 18 pozos exploratorios y de reinyección en seis locaciones y el tendido de una línea de 10.5 km para la conducción de gas natural entre las locaciones San Martín Este y San Martín 3.
 
 En consecuencia, el 12 de julio del 2013, el Viceministerio de Interculturalidad emitió la Resolución Viceministerial N°005-2013-VMI-MC, formulando 83 observaciones al EIA citado, concluyendo que «la empresa no ha presentado en el EIA cuál es el sustento de la valoración de impactos que ha efectuado, careciendo por tanto de criterios técnicos para establecer el impacto real que tendrá el proyecto sobre la vida y salud de los pueblos indígenas en situación de contacto inicial» y que «las medidas de mitigación que establece son insuficientes para reducir los posibles impactos identificados».
 
De acuerdo con la evaluación realizada por el Viceministerio de Interculturalidad, las actividades propuestas para la prospección sísmica 2D que se superponen sobre las áreas que habita el pueblo Nanti en situación de aislamiento y los pueblos indígenas en contacto inicial Matsigenka y Nanti del Alto Camisea, Medio Camisea y Medio Cashiriari, conllevan «un impacto severo en la salud de dichas poblaciones». Asimismo, las actividades para la prospección sísmica 3D y los pozos exploratorios que se superponen sobre las áreas que habita el pueblo Kirineri en situación de aislamiento y Nahua en contacto inicial «conllevan a un impacto crítico a severo en la salud de dichas poblaciones, así como afectaciones severas y moderadas […] sobre su provisión de alimento».
 
La ejecución simultánea de los proyectos planteados «generaría altos impactos acumulativos [...] como la alteración (recorte) de sus rutas de desplazamiento, la disminución de sus recursos de subsistencia, el incremento de las posibilidades de salida de esta población fuera de la Reserva y, en consecuencia, el aumento del riesgo de contactos no deseados, transmisión de enfermedades y muerte de la población».
 
Por lo expuesto, la opinión del Viceministerio de Interculturalidad prescribe que «no debe contemplarse la realización de actividades que tengan impactos críticos o severos para la salud y desarrollo de los modos de vida de poblaciones altamente vulnerables, como lo son los miembros de los pueblos en situación de contacto inicial, y aún más, de los pueblos indígenas en situación de aislamiento».
 
La citada Resolución Viceministerial indica, finalmente, que todas estas observaciones deben ser subsanadas por el titular del proyecto. Sin embargo, cabe señalar que, a la fecha, no se ha cumplido con notificar esta resolución a la Dirección General de Asuntos Ambientales Energéticos del Ministerio de Energía y Minas, a fin de que esta cumpla con poner en conocimiento formalmente del administrado las observaciones mencionadas.
 
 En opinión de la Defensoría del Pueblo, las observaciones señaladas en la citada resolución concuerdan con el deber del Estado de proteger los derechos fundamentales a la vida, integridad y salud de un grupo especialmente vulnerable como las poblaciones indígenas en aislamiento y contacto inicial.
 
 Por lo expuesto, y de conformidad con los artículos 161° de la Constitución Política del Perú y 26° de la Ley N° 26520, Ley Orgánica de la Defensoría del Pueblo, me permito recomendar a su Despacho que tenga a bien disponer las siguientes acciones destinadas a proteger los derechos de los pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial:
 
 a.    Que el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Energía y Minas garanticen que en la evaluación del «Estudio de Impacto Ambiental para la ampliación del Programa de Exploración y Desarrollo en el Lote 88» se analice rigurosamente y se tome en consideración las observaciones planteadas en la Resolución Viceministerial N°005-2013-VMI-MC.
 
 b.    Que el Ministerio de Cultura notifique inmediatamente la Resolución Viceministerial N°005-2013-VMI-MC del 12 de julio de 2013 a la Dirección General de Asuntos Ambientales Energéticos del Ministerio de Energía y Minas, de conformidad con el artículo 18.1° de Ley Nº 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General.
 
 c.    Que el Ministerio del Ambiente y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas garanticen que la evaluación del «Estudio de Impacto Ambiental para la ampliación del Programa de Exploración y Desarrollo en el Lote 88» cumpla con la finalidad de que los pueblos indígenas gocen de un ambiente adecuado para el desarrollo de su vida.
 
 d.    Que el Poder Ejecutivo cumpla con establecer y proteger las reservas indígenas que garanticen el derecho a la vida, integridad y salud de los pueblos en aislamiento y contacto inicial, conforme lo establece la Ley N° 28736. Asimismo, que apruebe e implemente un plan nacional para la protección de estas poblaciones.
 
 Nuestra institución comparte el objetivo nacional de promover la inversión privada, la misma que debe desarrollarse en estricto respeto de los derechos fundamentales de todos los peruanos y peruanas y, en particular, de las poblaciones indígenas.
 
 Con la seguridad de su atención, aprovecho la oportunidad para reiterarle los sentimientos de mi especial consideración y estima personal.
 
 Atentamente,
 
 
 EDUARDO VEGA LUNA
 DEFENSOR DEL PUEBLO (e)
 
 C.c.
 
 Señora
 DIANA ALVAREZ—CALDERÓN GALLO
 Ministra de Cultura
 
 Señor
 JORGE MERINO TAFUR
 Ministro de Energía y Minas
 
 Señor
 MANUEL PULGAR—VIDAL OTÁLORA
 Ministro del Ambiente
 
 Señor
 PEDRO GAMBOA MOQUILLAZA
 Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp)
Etiquetas: [economía]  [izquierda]  [Ollanta Humala]  
Fecha Publicación: 2013-06-26T11:24:00.000-05:00
La Gran Transformación (V): La derecha no es propietaria del mercado
 
Escribe: Félix Jiménez
Economista Ph.D.-Profesor principal de la PUCP
 
Uno de los notables errores que ha cometido cierta izquierda en nuestro país, es difundir la idea que desarrollar mercados es una tarea de «derecha». Por ejemplo, sobre nuestra propuesta de desarrollo de una «economía nacional de mercado» varios «izquierdistas» reaccionaron afirmando: «¡claro que es de derecha, así como su Gran Transformación!».
 
Regalarle el «mercado» a la derecha ha conducido a varias confusiones. Primero, a creer que la izquierda está contra el «mercado» y que la derecha lo defiende con su propuesta de un Estado neutral. Segundo, que la izquierda es estatista y contraria a la propiedad privada y que la derecha es la defensora de este tipo de propiedad.
 
Desarrollar mercados para transformar la sociedad
 
Las izquierdas ahora se interesan por el individuo y la democracia, y también por la libertad y los derechos fundamentales de las personas. Pero les falta incorporar la idea del mercado como institución social; que el mercado puede ser también un instrumento de transformación económica y social. Desarrollar mercados internos a lo largo y ancho del país, contribuiría, por ejemplo, a eliminar la exclusión y la marginalidad de las poblaciones de la sierra y de la selva, y de las poblaciones de la periferia urbana. El mercado puede constituirse en un instrumento integrador y de desarrollo social inclusivo.
 
La transformación de la sociedad no puede hacerse excluyendo al mercado. Es posible desarrollar una economía de mercado donde los intercambios de bienes y servicios entre los individuos sean «justos»; que asegure que todos los individuos lleven en el «bolsillo su conexión con la sociedad»; que sea regulada para que las asimetrías de poder no limiten la competencia y la innovación; que dé lugar al desarrollo de instituciones económicas inclusivas; y, que genere las condiciones materiales para el ejercicio de la libertad de los individuos. Pero todo esto requiere la intervención del Estado. Sin intervención no hay mercado regulado. El mercado como institución social es, pues, resultado de una acción política. Hay acciones que se orientan a la defensa de las asimetrías de poder, a la defensa de instituciones económicas extractivistas; y, ciertamente, puede haber acciones que se orienten a la defensa de los intereses del conjunto de la sociedad o de la nación. El plan LGT es una propuesta de este segundo tipo de acciones.
 
Por otro lado, en el plan LGT, no hay oposición entre la libertad y la igualdad. No hay libertad si no hay condiciones materiales para que ella exista; por esta razón, no se puede luchar por la igualdad sacrificando la libertad. Una izquierda nueva debe basar su existencia en su compromiso con la libertad y democracia republicanas. La construcción de un mercado sin grandes desigualdades y asimetrías de poder, ayuda a la conquista de esta libertad y democracia.
 
¿Cómo se construye una economía nacional de mercado?
 
En el plan LGT se responde: «Primero, promoviendo la eclosión de la capacidad empresarial nacional y de los mercados internos; segundo, desarrollando instituciones y espacios de política para generar de manera estable demanda interna e ingresos, vinculando el corto con el largo plazo; y, tercero, con un nuevo contrato social que asegure la democracia republicana».
 
Desarrollar capacidad empresarial nacional supone enfrentar las  restricciones que enfrenta la inversión privada asociada a ella. «En primer lugar, el reducido tamaño y poca diversidad de los mercados internos; en segundo lugar, la limitación de financiamiento de mediano y largo plazo; y, en tercer lugar, la limitación de capital humano y tecnología». La superación de estas restricciones debe conducir a «centrar el circuito de generación de demanda e ingresos dentro del territorio nacional» y, por lo tanto, a reducir la dependencia de los mercados externos, sin cerrar la economía y diversificando su aparato productivo.
 
Por su parte, el circuito nacional de demanda e ingresos, exige «conectar la administración del ciclo de la demanda con el crecimiento y las transformaciones estructurales». «La condición necesaria para construir este circuito es eliminar las restricciones que impiden que la inversión privada nacional se expanda» y «la administración del ciclo debe ser funcional a este objetivo de largo plazo». Entre las políticas de corto plazo se proponen: uso de la tasa de interés para administrar el ciclo de la demanda agregada (en especial, de la inversión privada nacional); mejorar la eficiencia de esta política y hacer sostenible la política fiscal desarrollando el mercado de capitales en soles; política fiscal con regla contra cíclica; controlar el flujo internacional de capitales; y, asegurar un tipo de cambio real estable y competitivo. Finalmente, se propone restablecer el salario mínimo como instrumento de política de ingresos e introducir estándares laborales decentes, el derecho a la libre sindicalización y un sistema de protección social universal.
 
A modo de conclusión
 
«Cambiar la estrategia de desarrollo neoliberal por otra que implique la construcción de una economía nacional de mercado –se dice en el plan LGT-- requiere un nuevo entorno político y social, una nueva coalición de poder, que asegure la construcción de la Nación y la práctica de una democracia republicana. No hay otra manera de centrar la generación del circuito de demanda e ingresos en el interior del país y en beneficio de toda la población».
 
Fuente: Otra Mirada
Etiquetas: [comercio]  [economía]  [inversión]  
Fecha Publicación: 2013-06-18T12:59:00.000-05:00
Países de la AP invierten casi US$ 3.000 millones en Perú
 
ALIANZA DEL PACÍFICO. Chile, México y Colombia son la tercera fuente de inversión extranjera en el país. Ayer se presentaron los acuerdos y planes de trabajo para el 2013 del bloque de naciones.
 
Mía Ríos.
 
En un clima de afinidad y cordialidad, un grupo de dirigentes empresariales y el ministro de Comercio Exterior y Turismo, José Luis Silva Martinot,  presentaron ayer los acuerdos y planes de trabajo para el 2013 en torno al Acuerdo del Pacífico (AP).
 
Agrupados en el Capítulo Peruano del Consejo Empresarial de la Alianza del Pacífico (CEAP) anunciaron que entre los temas que se abordarán están la homologación y armonización de reglamentos técnicos sanitarios y fitosanitarios, la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE) y la acumulación de origen y encadenamientos productivos.
 
Debe indicarse que la AP la conforman los países de mayor crecimiento en América Latina: Perú (6,3%), Chile (5,5%), Colombia (4,8%) y México (3,5%).
 
Por ello, Mario Mongilardi, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Lima, señaló que los países de la AP son la tercera fuente principal de inversión extranjera directa en Perú, después de la Unión Europea y el bloque norteamericano (Estados Unidos y Canadá).
 
"Este grupo de naciones tiene un stock de inversión de US$ 2.960 millones anuales, que corresponde a más del 13% del total de la inversión registrada en el 2012 (US$ 22.674 millones)", refirió.
 
Afirmó que la AP es una ventana de oportunidad para los negocios, si es que los empresarios organizados aprenden a aprovechar los beneficios que brinda pertenecer a este bloque económico, tal como lo hacen la industria de los cosméticos y la salud.
 
Chile es el principal país con mayor inversión en Perú con US$ 1.390 millones, que representa el 47% del stock total de inversiones de los países de la AP. Los principales sectores de inversión son finanzas (45,5%), minería (13,8%), industria (12,8%) y comercio (9,8%).
 
Le sigue Colombia con un monto de inversión de US$ 1.093 millones. Sus sectores más representativos son: industria (46,6%), energía (38,2%) y petróleo (9,4%).
 
Finalmente, México representa una inversión de US$ 477 millones y tiene como principales sectores comunicación (85,4%), minería (9,4%) y finanzas (3,3%).
 
Sin embargo, no solo las inversiones son importantes en este bloque, también lo es el intercambio comercial.
 
Luis Salazar, presidente de la Sociedad Nacional de Industrias, indicó que el comercio interpaíses representa el 6%, por lo que se espera que en el mediano plazo este se incremente a 20%.
 
Para ello se tendrán que agilizar algunos procesos, como por ejemplo las VUCE, que para mayo del 2016 deberán interoperar de manera electrónica.
 
"De esta forma se habrá eliminado completamente el uso del papel en las operaciones comerciales y certificaciones", sostuvo Juan Varilias, presidente del CEAP.
 
Por su parte, el viceministro de Comercio Exterior, Carlos Posada, señaló que se está poniendo énfasis en la operabilidad de instituciones como el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) y la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec).
 
"Son instituciones en las que hay bastante trabajo que hacer y en donde más énfasis estamos poniendo", precisó.
 
Estimó que para el primer trimestre del próximo año se trabajará con el 100% de las instituciones relacionadas.
 
RECUPERACIÓN DE LA CONFIANZA POR PARTE DEL SECTOR EMPRESARIAL
 
El presidente de la Sociedad Nacional de Industrias, Luis Salazar, reconoció que el Perú estuvo en una 'tormenta política' en los últimos meses. Sin embargo, destacó el interés del presidente Ollanta Humala por recuperar la confianza empresarial.
 
Mario Mongilardi, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Lima, señaló que el sector privado también desea recuperar la confianza y trabajar en conjunto con el sector público para contribuir en beneficio del país.
 
Los representantes de los distintos gremios empresariales como Confiep, Adex, SNI están a la espera de ser convocados a la reunión que el presidente Humala le ofreció a cada sector, a fin de exponer sus inquietudes.
 
En cifras
 
20% aumentará el intercambio comercial interpaíses de la AP.
 
2016 será el año que las VUCE se conectarán electrónicamente.
 
Etiquetas: [cultura]  [desarrollo]  [trabajo infantil]  
Fecha Publicación: 2013-06-18T12:48:00.000-05:00
Para entender el trabajo infantil
 
Escribe: Kathleen Beegle
 
Cuando usted escucha las palabras “trabajo infantil” probablemente se imagina un niño pequeño, tal vez no mayor de 5 o 6 años, cosiendo balones de fútbol en un pequeño cuarto mal ventilado o tal vez el mismo niño trabajando en las canteras de piedra y cargando demasiado peso para su tamaño, usando explosivos y otras herramientas peligrosas y trabajando de sol a sol para sobrevivir. Escuchamos cosas diferentes y horrendas sobre el trabajo infantil, pero sabemos muy poco sobre lo que realmente es.
 
La semana pasada, el 12 de junio, fue el Día Mundial contra el Trabajo infantil. El más reciente llamado de atención sobre el trabajo infantil provino de la crisis financiera global, con señales de alarma  sobre los retrocesos en la reducción de la pobreza y el logro de los Objetivos del Desarrollo del Milenio para 2015. Estas inquietudes emergen de percepciones ampliamente aceptadas en torno a que las respuestas a corto plazo de las familias pueden tener consecuencias a largo plazo para los niños.
 
Una publicación reciente del Banco Mundial sobre este tema aborda las muchas dimensiones que pueden tener estos impactos y la creciente evidencia que existe sobre ellos. En lo que concierne a los resultados en educación y salud, hay -por lo general- una visión clara de lo que es bueno y lo que es malo, y alguna evidencia sobre cómo se manifiestan los impactos de las crisis sobre los resultados educativos. No obstante, cuando se trata del trabajo infantil, la cuestión es más compleja, como lo analizamos Alice Wuermli y yo en nuestra contribución al Informe del Desarrollo Mundial 2013.
 
Echemos primero una mirada a las diferentes formas de trabajo infantil. Acaso contrariamente a la percepción generalizada, el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil de la OIT sostiene que no todas las formas de trabajo infantil deben ser objeto de erradicación. Algunas de ellas pueden, de hecho, ser positivas, al contribuir al desarrollo de los niños, a sus destrezas y al bienestar familiar.
 
Las formas de trabajo infantil que deberían preocuparnos seriamente incluyen aquellas actividades que exponen a los niños a tareas físicamente perjudiciales, a maquinaria o herramientas peligrosas, o a sustancias tóxicas; que impiden la estimulación positiva de los niños o los exponen a situaciones y experiencias como la droga, la violencia o la prostitución. Los niños involucrados en estas formas tan severas de trabajo a menudo son esclavizados, aislados de sus familias o abandonados a su suerte. Las peores formas de trabajo infantil, como está ampliamente reconocido, son difíciles de medir con herramientas como las encuestas de hogares pues la gente no las reporta fácilmente.
 
Hay ideas equivocadas sobre el trabajo de los niños. Si bien la pobreza es el motor principal del trabajo infantil, no es el único factor. En efecto, en algunos casos se ha observado una paradoja respecto de la riqueza: en ciertas instancias los niños de familias más ricas y terratenientes trabajan más. También hay que buscar la explicación de por qué los niños trabajan en otros factores: las preferencias, las deficiencias en los mercados de aseguramiento, los mercados de tierras y de trabajo, y la especialización doméstica. Todos estos factores dependen de la especificidad del contexto local. La mayoría de los niños que trabajan lo hacen en la agricultura, fuera de los sectores del comercio y de la economía monetaria. Y acaso lo más importante: el trabajo que realizan los niños no siempre los priva de la educación. La mayoría de niños trabajadores combina el trabajo con la escuela. En algunas circunstancias, es probable que los niños trabajadores asistan más a la escuela que aquellos que no lo son.
 
En lo que concierne específicamente a las crisis financieras, la teoría desafortunadamente no nos ofrece predicciones claras. Dado el trabajo que realizan, es probable que los niños se vean indirectamente afectados por los efectos de las crisis a través de los cambios en las oportunidades laborales que enfrentan los adultos de sus familias. Intuitivamente, el trabajo de los niños incidirá en su escolaridad. En tiempos de crisis, el deterioro en la calidad del sistema educativo podría reducir los rendimientos del tiempo que se dedica a la escuela e incrementar por ende el que se destina al trabajo. Pero (¡siempre hay un pero!), la restricción de las oportunidades laborales que supone una recesión puede alentar a los niños a quedarse por más tiempo en la escuela. Por ejemplo, un estudio revela que los niños permanecieron en la escuela más tiempo durante la crisis macroeconómica de 1988-92 en Perú. Para volver incluso más confusa la historia, Alice y yo encontramos estudios que demostraban que, en efecto, los niños trabajan más durante los auges económicos. En el Noreste de Brasil trabajaron más y fueron menos a la escuela cuando el valor de las exportaciones de café estuvo temporalmente alto, porque las familias se beneficiaron de los altos salarios en el mercado laboral local.
 
Como todos los temas del desarrollo apremiantes, el trabajo infantil es complejo de analizar. Hay dos grandes preguntas en el centro del debate sobre las políticas de trabajo infantil: “¿Cuál es el interés superior del niño?” y “¿Cuáles son las consecuencias del trabajo infantil?”. Aunque parezca poco satisfactoria, nuestra conclusión es que la respuesta a ambas interrogantes varía enormemente según el contexto.
 
_____
Kathleen Beegle es una economista sénior del Grupo de Investigación sobre Desarrollo del Banco Mundial. Sus intereses investigativos comprenden el estudio de las dinámicas de la pobreza, las dimensiones socioeconómicas de los “shocks” económicos, las causas y consecuencias del trabajo infantil y los estudios metodológicos sobre la recolección de información a través de encuestas de hogares, incluyendo la medición del empleo en escenarios de bajos ingresos.
 
Etiquetas: [ciudadanía]  [juventud]  [Ollanta Humala]  
Fecha Publicación: 2013-06-14T16:50:00.000-05:00
Ni esclavos, ni cachacos
 
Escribe: Marco Aurelio Lozano
 
Viernes 7 de junio. Aunque parezca mentira no todos en nuestra ciudad están interesados en ver el partido Perú – Ecuador. Justamente, a pocos metros del Estadio Nacional, en el anfiteatro del Parque de la Exposición, cientos de jóvenes se han reunido para presenciar la inauguración del Festival Internacional de Culturas Urbanas – Pura Calle. Entre ellos se encuentran chicos con apelativos como Suicida, B Boy Michim o Capone. Estos no son alias para esconder una identidad delincuencial, sino los nombres artísticos de jóvenes que han encontrado en la danza urbana o el rap una forma de manifestar sus temores, querencias y preocupaciones, y algunos incluso un estilo de vida que los aleja de la pandilla, las drogas o simplemente la desesperanza.
 
“Cuando no estoy ensayando chambeo como promotor de Maltín en colegios. Voy, hablo con los alumnos y siempre me piden hacer algunos pasos de baile”, me explica un joven B Boy (bailarín de breackdance) mientras me ofrece una botella de la bebida que ha sacado de su trajinada mochila. “Ya hemos hablado con la empresa para que nos auspicie un evento de Hip Hop en el barrio” me indica su compañero. Ambos han venido a las oficinas de la Municipalidad de Lima para cobrar su premio tras haber ganado en las “Batallas de Rap, Breakdance y Crew” que organizamos en Lima Norte, Sur y Este como eventos previos al Pura Calle.
 
_____________
 
20 de junio del 2013. Edwin es un joven de 19 años y actualmente estudia marketing en un instituto privado pero de costo bastante accesible en la avenida Arequipa. En paralelo ensaya danza urbana con su crew de Villa María del Triunfo y se recursea haciendo “horas locas” y otras actividades en empresas y colegios. Ya ha conversado con varios amigos para formar su empresa de eventos. Su apelativo es Cadete y además de bailar también hace Rap.
 
Hoy, Cadete se ha enterado que ha salido sorteado para hacer el servicio militar en el Ejército, tal como lo estipula el reciente Reglamento del Servicio Militar. Edwin no va ser cadete, nunca quiso serlo, sólo era su chapa. Ahora probablemente lo llamarán despectivamente “cachaco” como en ocasiones también llaman al presidente de la República. Sus padres no podrán pagar los 1850 nuevos soles que se requiere para recuperar la libertad de elegir qué hacer con su vida. O tal vez pueda organizar una pollada con sus amigos breakers pro-deserción, oportunidad que seguro no tuvieron los mas de 26 mil que desertaron hasta el 2013 debido a las pésimas condiciones en las que sirven nuestros jóvenes reclutas, según informe de la Defensoría del Pueblo.
 
Del mismo modo, Jaime, vecino de Edwin, también ha salido sorteado. Él trabaja como ayudante en el taller de mecánica de su tío. Con el sueldo de 700 soles ayuda a mantener a su madre y sus tres hermanos menores. Evidentemente, la propina de 365 soles que recibirá con retraso en el Ejército apenas le permitirá cubrir sus gastos personales en el cuartel. ¿Qué hará ahora?
 
--------------------------
 
Edwin, Jaime y los 2 mil jóvenes de Lima y Callao, o los 12 500 a nivel nacional que saldrán sorteados y que no cursan estudios en la universidad se preguntarán ¿es justo que mis sueños se vean truncados por un sorteo y por no tener plata para pagarle al Estado? ¿Es justo tener que pagar para ser ciudadano y no regalarle dos años de mi vida al Ejército?
 
La pregunta que yo me hago es si habrán algunas ONG, partidos políticos, organizaciones juveniles o estudiantiles o algún colectivo ciudadano que quiera encabezar la lucha contra uno de los peores atentados contra la libertad individual que el gobierno de “la inclusión social” pueda haber perpetrado contra la juventud. Sorprende además que parte del debate se centré en como “mejorar” este atropello contra los jóvenes con supuestas facilidades para continuar estudios superiores, acceder a una licencia de conducir (¿?) o hacer una especie de canje del enrolamiento por un servicio civil voluntario, esto último señalado por el Secretario Nacional de la Juventud, con lo cual lo voluntario se convierte en obligatorio.
 
De todo lo que he leído, me parece que el problema de fondo lo señala con claridad Semana Económica (sí, una publicación sobre temas empresariales):
 
“Lo cierto es que el retorno a la obligatoriedad del servicio militar debería ser un asunto mucho más grave que la compra de activos de Repsol. […] El servicio militar obligatorio es la institucionalización de una esclavitud. Temporal, pero esclavitud al fin. Y no uso la palabra como un mero recurso retórico. Así se denomina al trabajo forzado. Y el Estado existe para combatirlo”
 
El presidente ha tomado decisiones importantes en los últimos días, entre ellas negar el indulto a Alberto Fujimori, con una firmeza y una claridad inusual en el mandatario. Es necesario exigirle que, tal como lo hizo en el caso Repsol, rectifique el despropósito de esta leva institucionalizada. Resulta penoso que esta medida opaque otras noticias importantes para la juventud peruana como la inminente creación de un Vice Ministerio de la Educación Superior (el cual incluye a los discriminados institutos de formación técnico-productiva), una decisión que podría mejorar el futuro laboral de muchos jóvenes.
 
El 7 de junio, mientras Claudio Pizarro hacía un saludo militar y era indultado por la afición, la alcaldesa Susana Villarán le dijo a los jóvenes reunidos en el Parque de la Exposición “Chicos, estamos para apoyar sus proyectos de vida”.
 
En este momento, del Ejecutivo ya no se espera apoyo, simplemente respeto al proyecto de vida de los jóvenes. Ni esclavos, ni cachacos. Solamente ciudadanos.
 
Etiquetas: [conmemoración]  [desarrollo]  [Ministerio de Trabajo]  [pobreza]  [Proyecto Semilla]  [trabajo infantil]  
Fecha Publicación: 2013-06-13T12:04:00.000-05:00
¿Cómo perder un millón de oportunidades?
 
Un millón 659 mil niños, niñas y adolescentes trabajan en el Perú
 
Publicado: 12 junio, 2013
 
El 12 de junio, Día Internacional contra el Trabajo Infantil, es una oportunidad para recordar que aún el Perú tiene un gran compromiso con los niños, niñas y adolescentes del país.
 
Según la última Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO), realizada el 2011, en el Perú hay un millón 659 mil menores de edad que trabajan. Realidad que les roba tiempo de estudio, juego y hasta la salud. Más de un millón de oportunidades de desarrollo que el Perú y la sociedad pierden.
 
Lamula.pe entrevistó a Sergio Quiñones, secretario técnico del Comité Directivo Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil, a Maro Guerrero, directora del proyecto "Semilla" y a Carmen Montes, coordinadora nacional de la ONG Terre Des Hommes en Perú que vienen realizando la campaña "En mi Kasa NO hay trabajo infantil doméstico".
 
Ellos nos hablaron sobre la realidad que enfrentan los menores y sobre los proyectos que se vienen trabajando para cambiarla.
 
Fuente: La Mula
 

Etiquetas: [izquierda]  [partidos políticos]  
Fecha Publicación: 2013-06-03T23:11:00.000-05:00
Se busca una nueva derecha
 
Escribe: Mijael Garrido Lecca
 
El Perú necesita una nueva derecha. Una que rompa con los viejos paradigmas con los que se le asocia: el mercantilismo, el conservadurismo, el clasismo y la arrogancia. La nueva derecha tiene que lograr que la población entienda que la libertad le da a todos los peruanos, sin distinción, la posibilidad de que -con esfuerzo- sus sueños se hagan realidad (sin importar cuáles sean sus sueños).
 
No es posible defender la libre competencia frente al Estado y, a la vez, no querer competir libremente por satisfacer las distintas demandas que la población reclama. El libre mercado se debe defender desde el libre mercado y no desde el camuflaje timorato que brindan los aranceles, las cuotas o los monopolios. Si la derecha quiere que la población comprenda que el Estado no debe regular los precios, la derecha debe comprender que se debe competir y bajar los precios para no quebrar.
 
Necesitamos una derecha que entienda que no es consecuente defender la libertad de empresa frente a la intervención estatal mientras se sueltan carcajadas cuando alguien plantea la posibilidad de que un hombre pueda casarse, frente al Estado, con otro hombre. Tampoco es coherente atacar al Estado por pretender decirle a los niños qué es lo que deben comer y, a la vez, determinar que cualquier persona que -siguiendo la misma lógica que antes- diga que la marihuana debería ser legal, es un “pastrulo”.
 
Los peores empresarios han creído que todos los peruanos han tenido la posibilidad de educarse tan bien como ellos. Han asumido que la causalidad entre la libertad y el desarrollo es evidente. Los peores empresarios se han olvidado que el Estado, al que por muchos años usaron como un ventrílocuo de sus cortoplacistas ambiciones, no le dio a los peruanos más humildes la educación que ellos pagan para sus hijos. Los peores empresarios no se han dado cuenta de que la única manera de que los hijos de todos los peruanos puedan recibir una educación tan buena como la que sus hijos reciben es que la ortodoxia económica sea el camino. Los peores empresarios deben entender que la forma de lograr esto es invirtiendo dinero en explicar las cosas. El Estado nunca va a poder explicar la importancia de la libertad; el Estado no tiene idea de por qué es necesaria la libertad. No es evidente que la libertad lleva al desarrollo. Los mejores empresarios deben dibujar el camino.
 
¿La derecha quiere que todos los peruanos se esfuercen hasta los límites de su capacidad por lograr sus sueños y darle a sus familias mejores futuros? Fantástico. Si es ese el “sueño peruano” que la derecha quiere vender, quizás sea la hora de dejar de pensar que la heráldica y los apellidos compuestos son los que hacen de uno alguien y empezar a comprender que los nuevos símbolos de nobleza son los logotipos y el sudor con el que se logran las metas.
 
El Perú tiene una derecha que defiende la libertad de empresa; el Perú necesita una derecha que también defienda la libertad de elegir. El Perú tiene una derecha que defiende su propiedad privada; el Perú necesita una derecha que defienda también la propiedad privada de aquellos que no pueden defenderse solos. El Perú tiene una derecha que logra sus sueños; el Perú necesita una derecha que permita que los sueños de los demás se cumplan.
 
El Perú necesita una derecha que comprenda que el costo de la libertad es defender la posibilidad de los demás de actuar en contra de lo que uno piensa.
 
¿Menos impuestos? ¡Más derechos a las minorías! ¿Menos control de precios? ¡Abajo los aranceles! ¿Respeto por la propiedad privada? ¡Autonomía privada para tomar decisiones! ¿Menos burocracia en el Estado? ¡Más meritocracia en el sector privado! ¿No coimas políticas? ¡Tampoco coimas civiles! ¿Menos lucha de clases? ¡Menos racismo! ¿No más abusos sindicales? ¡No más abusos de posición de dominio! ¿Una nueva izquierda? ¡Una nueva derecha!
 
Etiquetas: [crónica]  [historia]  [Lima]  [transporte]  
Fecha Publicación: 2013-05-28T22:28:00.002-05:00
Lima 2013: Crónica de una Visita
 
La capital peruana que dejé hace 40 años era emblema del desorden, descuido y suciedad, de ciudadanos vejados por el obstinado maltrato delegado por las autoridades
 
Escribe: Jorge L. Daly
 
Visitar la cuna puede ser una experiencia muy interesante cuando no la reconoce, cuando le cuesta rescatar la memoria. La Lima que dejé hace 40 años cuando emigré era emblema del desorden, descuido y suciedad, de ciudadanos vejados por el obstinado maltrato delegado por las autoridades y sus mismos pares, ingeniosos para abrirse paso sin miramientos y sobrevivir. Ocasionales visitas, siempre breves y de paso, me servían para constatar que el caos era la constante y que la conducta de sus gentes era campo fértil para estudios de antropología cultural. En el aeropuerto, el funcionario de inmigración podía ofrecerle comprar sus dólares; salir de aduanas significaba sufrir el asalto de una decena de taxistas informales para llevarlo a su destino. Y, ya en la ciudad, pues a enfrentar el tráfico vehicular con todos sus peligros – la necesidad de desacelerar o detenerse frente a un semáforo en verde en un cruce en virtud del bárbaro que no respetaba la luz roja; contaminarse con los gases emanados por los vetustos vehículos del transporte público; o encarar a un policía al acecho para suplementar su magro ingreso, proponer la transacción y, a veces, sufrir su inverosímil indignación oyéndole decir: “señor, por favor, nunca me ofrezca los cinco dólares delante de su señora.”
 
Ya no. Esa ciudad que durante décadas se expandió alocadamente, desprovista de un plan maestro de desarrollo urbano, transita, hoy por hoy, y de una manera muy gradual por cierto, por una ruta que busca un ordenamiento funcional con la esperanza de allanar el paso, para beneficio de sus casi diez millones de habitantes, hacia formas de convivencia menos estresantes y más consideradas. Clave, sin lugar a dudas, es su posicionamiento en una economía que durante los últimos 20 años ha estado creciendo vigorosamente. Lima tiene un tercio de la población del Perú y aporta el 50 por ciento de su producto. Con todo, la tarea de modernizarla es titánica porque se arrastra el lastre de una capacidad de gestión edil que históricamente ha sido deficiente ante la cual, en comparación con otras capitales de la región de similar tamaño, los ejemplos de Bogotá y Santiago de Chile parecen espejos de Múnich. También cuenta el hecho de que una cosa es habilitar espacios de aparcamiento para discapacitados, y otra es que aquellos que no lo son, los respeten, ¿verdad? Por último, la tarea es difícil y compleja porque la ciudad – en realidad el país entero – exhibe una clase política que no tiene la estampa del hombre de estado, del que está al servicio del bien público, sino del caudillo oportunista o el comerciante que busca apoderarse del puesto público para usarlo como coto de caza. Precisamente, la alcaldesa recientemente sobrevivió una campaña de impugnación orquestada por políticos que ni siquiera revelan indignación en público ante sospechas e investigaciones sobre presuntos hechos que les procuraron dinero mal habido. Quiere que la dejen en paz para solucionar dos problemas urgentes: la inseguridad ciudadana y el transporte público.
 
En abril pasado tuve la ocasión de tomarle el pulso a la transformación, a todas luces positiva, que vive la ciudad. Esta vez, a diferencia de las breves llegadas de paso, me quedé tres semanas y decidí no partir sin antes vivir la experiencia de lo que su sistema de transporte público ofrece. El flamante Metro de Lima, un tren elevado que, en su fase inicial, tiene un recorrido de 21 Km desde el sur hasta el centro de la ciudad, me brindó la oportunidad. Puesta la primera piedra en 1986 durante el primer gobierno de Alan García, el tren fue sometido a duras críticas, con toda justicia, por tratarse de un elefante blanco injustificable en una época en que el gobierno recurría a la magia y milagros para cubrir el pago de los empleados públicos. La obra fue suspendida durante 20 años pero fue reiniciada y completada en 2011 durante el segundo gobierno de García. Ahora que está en pleno funcionamiento es objeto de elogio, y también con toda justicia. Porque, en efecto, vi mi primer asomo de Múnich en la espaciosa estación Angamos que, vista de afuera, lucía limpia, debidamente señalizada, con servicios sanitarios, con custodios que no dormían la siesta y operarios uniformados dedicados a su labor. Me acerqué a la ventanilla para comprar mi boleto:
 
--. Deseo comprar un pasaje, me dice cuánto cuesta por favor.
 
--. Señor, no vendemos pasajes. Usted tiene que comprar una tarjeta, a la que le tiene que añadir dinero cada vez que hace un viaje. ¿Entiende?
 
--.Ahh…
 
Qué cara de sorpresa habré delatado para que, casi al instante, escuchara de nuevo la voz del puntilloso boletero, esta vez en tono menos severo, acaso un poco piadoso:
 
--. ¿Lo que Usted desea es simplemente pasearse?
 
-- ¡Sí! Justamente eso, pasearme, tener la experiencia de conocer el Metro.
 
--. No se preocupe Señor, no es necesario que compre la tarjeta, yo lo hago pasar.
 
Entré entonces gratis y, de paso, de regreso a Lima porque lo de Múnich, claro está, fue sólo eso, nada más que un asomo. Subí al andén y me enfrasqué en la observación de las personas que, como yo, esperaban el tren. Puse particular atención en una pareja sesentona, esposos que, me puse a pensar, seguramente todavía guardaban los recuerdos de los años terribles que la ciudad pasó, azotada por los ataques terroristas, la galopante inflación, las recurrentes crisis políticas. El marido, radiante de felicidad, buscaba qué audiencia contagiar y rápidamente la encontró en otras dos parejas mucho más jóvenes que se encontraban cerca.
 
--. ¿No les parece esto una maravilla?
 
--. ¿Se refiere al Metro, Señor? – respondió uno de los jóvenes.
 
--. Efectivamente. Nunca me imaginé que un día iba a ver lo que estoy viendo. Lima con un tren eléctrico. Antes me tomaba dos horas llegar al centro, ahora solamente treinta minutos. Además es limpio y funciona muy bien. Es todo un placer, hasta me parece ver que la gente que lo toma es mucho más cortés, que se comporta con más educación. Es como para sentirse orgulloso, ¿verdad?
 
--. Bueno Señor, yo lo tomo porque la semana pasada me robaron el auto.
 
Ya en el tren, mi asombro fue en aumento, no por constatar la presencia de facilidades mínimas que le cabe esperar a todo buen vecino – asientos cómodos y en buen estado, guías del metro dispuestas en las paredes, de fácil lectura y libres de garabatos, avisos anunciando la llegada a una estación y el destino de la próxima – sino porque una voz a través del sistema de altoparlantes conminaba a los usuarios a conducirse con consideración hacia señoras y ancianos, a cederles el asiento. También por el altoparlante una melodía tierna y sencilla proponía el cuidado y buen trato de los niños. Pues ni en Múnich, me escuché musitar con sorna, y contento volví a mi propósito del día, a observar de cerca las poblaciones, eufemísticamente llamados pueblos jóvenes, que en los años 60 y 70 inmigrantes provenientes del interior del país los habían levantado sobre los arenales que circundan la metrópolis, prácticamente de la nada. Pues bien, aquellos hacinamientos humanos en condiciones de extrema pobreza ahora tienen el semblante de ciudades satélites pujantes que albergan zonas residenciales, centros comerciales y la pequeña y mediana industria. Una de ellas, Villa El Salvador, que durante tantos años sufriera el embate del terrorismo, el desgano del gobierno edil y la palpable indiferencia de los habitantes en las zonas más pudientes de la capital, exuda ahora vitalidad admirable. Es embrión de una casta de pequeños y medianos empresarios que crean empleos y de una emergente clase media que le está cambiando el perfil a la ciudad y al país entero. La articulación económica y el acercamiento con los distritos más ricos, San Isidro y Miraflores por ejemplo, queda en evidencia porque el diferencial entre los precios de servicios en uno y otro se ha reducido considerablemente. No hay duda, la ciudad y el país avanzan.
 
Vi mucho más que eso. Un paseo por el centro histórico de Lima fue muy placentero y me permitió confirmar el esfuerzo que se hace para embellecer plazas, abrir nuevos espacios verdes, ceder calles para el uso exclusivo del peatón, recuperar el esplendor de viejos teatros y remodelar casonas coloniales. No es de sorprender entonces que la banca, el comercio formalizado y hasta las dependencias públicas, que durante décadas se alejaron del centro por los excesos del desorden, estén retornando poco a poco. Además, alguien definitivamente está pensando en el paseante: ¿sufre el estimado lector por ser uno de los que deben aliviarse con premura ante la necesidad fisiológica que irrumpe a veces con muy poco aviso? Pues bien, no se preocupe tanto porque, a diferencia de antaño, ya no tiene que ampararse debajo de un árbol o buscar discretamente una esquina poco transitada. No estimado lector, ahora el centro de Lima cuenta con servicios higiénicos que a la vez son testimonio de la apuesta de la ciudad por un concepto que durante muchos años parecía olvidado: mantenimiento. Limpios y muy buen cuidados, usted los encuentra en diversos puntos, especialmente en parques y en estaciones del Metro. Y no se sorprenda si encuentra que dispone de más opciones que en la misma Múnich.
 
El contraste se palpa por doquier. Me bajé del Metro en la estación Cultura, llamada así por estar al pie del Museo de la Nación, Biblioteca Nacional y el Gran Teatro Nacional, un recinto artístico que impresiona por su modernidad arquitectónica y por sus avances tecnológicos de primer orden. Y a vivir entonces en carne propia ese infierno que es el tráfico de Lima, un infierno que promete empeorar si el Congreso, sin duda obedeciendo a intereses particulares y mezquinos, no cede ante la presión de esforzados, valientes y rectos ciudadanos para archivar una ley que permite la importación de vehículos usados, los fabricados en países donde se conduce como en Inglaterra incluidos. En la Avenida Javier Prado, una arteria principal que cruza la ciudad de oeste a este, y que durante muy pocas horas del día no parece una inmensa playa de aparcamiento, subí a una combi, un híbrido entre bus y camioneta que, a la fecha, todavía constituye el principal medio de transporte público para la mayoría de la población. El municipio ha anunciado plazos para su eventual desaparición porque es fuente espantosa de congestión y contaminación. Si así sucede, y por ser durante muchos años uno de los referentes de la ciudad, muchos la van extrañar, aunque probablemente no los parientes de los muertos que todavía deja en su camino. La que esa tarde tomé sin embargo tenía al volante a un hombre muy prudente que no se amilanaba frente a la congestión vehicular que lo rodeaba. Respetuoso de un edicto del día que prohibía virar a la izquierda para, conforme a las pruebas que posteriormente se hicieron, ahorrar nada menos que tres minutos de un trayecto de aquí allá que en promedio demoraba sesenta, enfiló por un desvío que nos condujo a un embotellamiento descomunal. Avanzábamos ahora a paso de tortuga por la Avenida Arenales, una vía de cuatro carriles en una sola dirección. A ratos el conductor, paciencia personificada, acepta la espera cruzado de brazos. Sentado a mi lado un hombre de mediana edad lucha para no caer en la desesperación. No puede más, se levanta, avanza hacia el volante, dos palmadas sobre el hombro del conductor es la orden de que ahí mismo se bajaba. Múnich, de nuevo:
 
--. Lo siento señor, no le voy abrir la puerta, no puede bajarse aquí.
 
--. Tengo que bajarme.
 
--. Por favor entienda, no puede bajarse, este no es un paradero, y menos un sitio seguro porque estamos en el carril de la izquierda.
 
--. Usted no entiende, tengo que bajarme.
 
--. Quien no entiende es Usted, señor. Está terminantemente prohibido, de modo que no le voy a abrir la puerta.
 
¡Qué refrescante! Ante mis ojos, uno de los principales problemas de esta ciudad -- la incapacidad de gentes en posición de autoridad para imponerla en el día-a-día – en evidente retroceso. Claro, a mí sí me dejó bajar unas cuadras más adelante en el sitio que le pedí y que de paradero nada tenía, pero a esto no le doy ninguna importancia porque ese día era especial para mí -- lo que pedía me lo daban y lo que no pedía, pues también me lo daban.
 
Lima presenta el rostro de una ciudad en lucha para demostrar que un mejor ordenamiento y un trato más considerado a sus habitantes devienen tarde o temprano en un intangible que no tiene precio: la convivencia responsable y respetuosa de los derechos de todos. La espectacular bonanza económica que en estos momentos la nutre en algún momento llegará a su fin porque China no puede correr todos los años a cien por hora. El bajón entonces es inevitable. Cuando llegue, el reto para Lima y por ende, por el peso económico que tiene, para el país entero, no será mantener fidelidad a un esquema económico que le ha deparado muy buenos resultados. El impresionante crecimiento de su base empresarial no va a permitir que se le abandone. El reto será de otra índole: mantener y fortalecer las mejores formas de convivencia que de a poco asoman y que hasta el momento se plasman en una apuesta decidida por el viaje a una modernidad que luce, por decirlo de esta manera, “muy limeño.” Durante muchas décadas dominada la por el caos, lo que es realista esperar en los años venideros es el imperio de una vorágine mejor organizada. Y está muy bien que sea así porque la ciudad es retrato de un país que, por ser todavía invertebrado, engendra fácilmente la conducta inesperada de sus habitantes. El tránsito por senderos donde la formalidad e informalidad convergen le es natural y le será propio en el futuro previsible. El estimado lector tiene la seguridad de que no se aburrirá si la visita. Múnich está muy lejos. Bogotá y Santiago de Chile también.
 
El día anterior a mi partida un amigo que es hombre de negocios me buscó en su auto. Íbamos de paseo y le pedí evitar zonas donde el tráfico es infernal. El amigo no simpatiza con la alcaldesa ni con el gobierno y me dice también que nunca había ganado tanto dinero como ahora. Le pregunto por el nivel de la corrupción policial y me responde que de otros hombres de negocios que venden productos a diversas agencias de la policía sabe que es ahora más difícil “aceitar” a sus jefes. Es mucho más efectivo, me cuenta riéndose, organizar fiestas, invitarlos a divertirse con damas. Su relato lo interrumpe el timbre de su celular, es una llamada de larga distancia que tiene que tomar. Intempestivamente un motociclista se cruza en nuestro camino y mi buen amigo no puede evitar darle un leve tope, impulsándolo hacia adelante en un zigzaguear que causa suspenso, si no espanto. ¿Se cae? Felizmente el motociclista es un buen malabarista, mantiene el equilibrio, evita a tiempo la caída, detiene su moto y se baja. Estamos frente a un policía.
 
--. Un momentito por favor – le dice mi amigo y lo detiene, extendiendo su mano. En la otra tiene su celular, todavía no ha terminado con su llamada de larga distancia pero, persona considerada que es, la prolonga solamente por unos segundos más. El policía en espera, a unos tres pasos de distancia, se acerca a nuestro vehículo.
 
--. Señor…
 
--. Sí jefe, mil disculpas, lo que pasa es que me entró una llamada de larga distancia.
 
--. Señor…
 
--. Sí jefe, usted dirá…
 
--. Señor, esto le sucede por usar su celular mientras conducía. Es peligroso hacerlo. Por favor no lo vuelva a hacer. Siga adelante y que tenga muy buen día.
 
Estimado lector, si visita Múnich y tiene una experiencia similar, pregúntese si tendrá la suerte de encontrarse con un policía tan comprensivo, considerado, amable y generoso.
 
Jorge L. Daly vive actualmente en Washington DC y en los próximos regresa a residir en Lima.
 
Fuente: El País
Etiquetas: [educación]  [investigación]  [Ministerio de Educación]  [políticas públicas]  [Proyecto Semilla]  [trabajo infantil]  
Fecha Publicación: 2013-05-24T10:41:00.000-05:00
El Proyecto “Semilla” contribuirá al fortalecimiento de las políticas nacionales, regionales y locales de prevención y erradicación del trabajo infantil, expresadas fundamentalmente en la Estrategia Nacional de Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil de Perú. Lo hará a través de la implementación de acciones de capacitación de funcionarios y organizaciones encargadas del impulso de acciones dirigidas a los niños y niñas trabajadores, pero también del desarrollo de investigaciones que generen evidencia para la construcción de políticas públicas. Adicionalmente el Proyecto pondrá en marcha tres proyectos piloto de intervención en los Departamentos de Junín, Pasco y Huancavelica a través de los cuales los Gobiernos Regionales en coordinación con los Ministerios de Educación, Trabajo, Agricultura y Desarrollo e Inclusión Social, con la asistencia técnica y presupuestaria de “Semilla”, pondrán en marcha varias estrategias para enfrentar el trabajo infantil. Se atenderá directamente a 6,000 niños, a través de servicios educativos directos, a 3,000 familias a través de proyectos productivos y a 500 adolescentes mediante un proyecto piloto de empleo adolescente.
 
El Proyecto “Semilla” es uno de los 3 pilotos de la Estrategia Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil, aprobada mediante Decreto Supremo Nº 015-2012-TR, cuenta con financiamiento del Departamento de Trabajo de Estados Unidos que mediante convocatoria pública licitó el fondo. La fundación ecuatoriana DyA con una experiencia de más de 20 años en la implementación de programas de erradicación del trabajo infantil en Ecuador y Bolivia especialmente con estrategias educativas, se asoció a Desco que pone a disposición del Proyecto su experiencia de más de 40 años en temas productivos en las localidades donde se intervendrá con las familias para mejorar sus ingresos así como su amplia experiencia en investigación de temas sociales. Se sumó a la alianza la Fundación Norteamericana World Learning, experta en la implementación de sistemas de monitoreo dirigidos a la generación de evidencia para las políticas públicas.
 
Para su diseño, DYA y sus socios integraron en un proceso altamente participativo a los principales aliados del Proyecto, tanto en el nivel central como en el regional y local; resultado de lo cual, más de 20 gobiernos subnacionales y 10 organizaciones campesinas, indígenas y de productores respaldan la iniciativa. Así mismo cuenta con el aval de 5 ministerios en el nivel nacional, lo que en su conjunto evidencia la presencia institucional y el apoyo del gobierno peruano. Como se mencionó, el enfoque asumido por el Proyecto contempla un abordaje multi-causal de la problemática del trabajo infantil.
 
Descripción de la Estrategia de Intervención.-
 
La estrategia de política pública constituye el marco general de toda la intervención en tanto la meta global de “Semilla” es contribuir con la formulación y fortalecimiento de las políticas nacionales y locales de erradicación del trabajo infantil. El Proyecto apoya la ejecución de la Estrategia Nacional para la Prevención y Erradicación de Trabajo Infantil que contempla la acción de varias acciones por parte de los Ministerios competentes y los gobiernos regionales. Para lograr este objetivo se plantean 4 líneas de intervención:
 
• Focalización de Programas Nacionales hacia la ETI. Se buscará que las políticas y programas públicos de alivio a la pobreza, producción, empleo y educación, incorporen un enfoque de trabajo infantil.
 
• Generación de información y evidencia a través de 8 investigaciones sobre riesgos del trabajo infantil en actividades agrícolas, estudios de caso, caracterización del mercado laboral y otros, con el objetivo de que el gobierno nacional y los gobiernos regionales cuenten con información para la formulación de políticas.
 
• Formación y capacitación. Si los funcionarios públicos y de organizaciones no gubernamentales son los encargados de impulsar las políticas es necesario fortalecer sus capacidades. El Proyecto aportará con la ejecución de un Diplomado y de la realización de actividades de intercambios de experiencias y buenas prácticas con otros países. Adicionalmente, con la participación de los equipos técnicos de gobiernos locales y Ministerios, se propone identificar las necesidades de capacitación de las instituciones e implementar un programa de fortalecimiento.
 
• Ejecución de Experiencias Piloto en los Departamentos de Junín, Pasco y Huancavelica. Con participación de los gobiernos regionales y Ministerios, se plantea implementar proyectos locales de educación, generación de ingresos y sensibilización que permitan validar estrategias de intervención con potencial de convertirse en políticas públicas.
 
La estrategia de sensibilización en el ámbito nacional, será visibilizar el trabajo infantil fundamentalmente en las zonas rurales e incidir en el posicionamiento a favor de su erradicación de una manera distinta a la abordada hasta ahora: Se trata de convocar a nuevos actores de la sociedad civil y al Estado con capacidad de incidir en las políticas públicas, producir conocimiento, generar opinión pública y movilización social para impulsar conjuntamente acciones a favor de la erradicación progresiva del trabajo infantil. En el nivel local, el diseño parte de la constatación que las familias rurales valoran positivamente el trabajo infantil y consideran que es un factor importante en la socialización y aprendizaje de los niños campesinos e indígenas con los que trabajará el proyecto. Más aún si se toma en cuenta que la gran mayoría de niños trabajadores lo hacen en actividades agrícolas en el contexto de la propia familia. Por lo tanto es necesario producir información que demuestre los efectos negativos del trabajo infantil sobre el bienestar, la salud y la educación de los niños, de tal manera de que sean las propias familias, comunidades y organizaciones campesinas y nativas, quienes introduzcan auto regulaciones, tendientes a eliminar la explotación laboral infantil.
 
Estrategia productiva. El Proyecto ofrecerá capacitación y asistencia técnica en la producción para contribuir a la generación sostenible de empleos e ingresos para los pequeños productores, a la vez que se mejora la articulación de los mismos al mercado en mejores condiciones. Se busca no sólo incrementar el número de jornales, sino también mejorar su calidad de vida, cubriendo las necesidades económicas del hogar que permitan disminuir la prestación de servicios a terceros y muy especialmente, aquella que compromete la mano de obra de los niños, niñas y adolescentes.
 
El aporte del Proyecto será diferenciado, dependiendo de las necesidades de los agricultores previamente calificadas. Podrá incluir apoyo técnico-productivo, insumos, alguna infraestructura pos cosecha, apoyo a la comercialización y transformación primaria. 
 
En la Región Selva se impulsarán propuestas productivas de café y cacao, mientras que en la Región Sierra se apoyará a los productores de palto, cebada, papa y pasturas.
 
La estrategia de educación del proyecto propone un conjunto de programas educativos orientados a: 1. Enfrentar los efectos del trabajo infantil sobre la educación y reducir su intensidad; 2. Superar las barreras de acceso que enfrentan los niños trabajadores y 3. Incidir sobre los problemas de calidad que convierten al sistema educativo en “expulsor” de niños hacia el trabajo infantil. Especial énfasis se pondrá en atender a los niños y adolescentes trabajadores que como efecto del trabajo infantil tienen una sobre edad severa de 3 años y más; y a las niñas que por haber repetido algún año de la primaria, fueron retiradas del sistema escolar.
 
Se implementarán 5 servicios educativos que se describen a continuación:
 
• Horario Extendido: Está dirigido a niños y niñas que van a la escuela pero que la comparten con el trabajo, lo que afecta su rendimiento. Con el apoyo de un tutor capacitado, los estudiantes desarrollan en horarios complementarios, actividades orientadas a mejorar su creatividad, su expresión oral y sus hábitos de estudio. Adicionalmente reciben apoyo para la realización de sus tareas. El Proyecto capacita a los tutores, entrega materiales y alimentos a los niños/as.
 
• Nivelación del Rezago Escolar. Por trabajar muchos niños, niñas y adolescentes han abandonado la escuela durante varios años. En este programa los estudiantes rezagados tienen la posibilidad de igualarse aprobando dos años en uno mediante una malla curricular y una metodología acelerada desarrolladas a partir de la malla curricular nacional. El programa se implementa dentro de escuelas regulares, en horarios normales, con maestros altamente capacitados y con materiales diseñados específicamente para atender las necesidades de los niños, niñas y adolescentes. Se busca aportar al Ministerio de Educación a través de la validación de una estrategia con gran potencial para atender esta problemática en todo el Perú.
 
• Secundaria Regular Tutorial: Los y las adolescentes en las zonas rurales tienen escasas posibilidades de acceder a la secundaria y concluir sus estudios. Este programa permitirá que los niños y niñas que terminaron la primaria con rezago escolar o no y que viven en zonas rurales donde el acceso al nivel secundario es remoto por no existir el servicio EBR ni EBA, continúen con su recorrido escolar. Se ofrece una modalidad semi presencial con apoyo itinerante de tutores-profesores en la comunidad y el soporte de tecnologías de la información para el aprendizaje autónomo. Se complementa con formación técnica articulada a la vocación productiva de la zona. El Programa se sujeta a las orientaciones y estructura de DCN.
 
• Mejoramiento de Escuelas Multigrado: El Programa se propone incidir sobre la calidad educativa de las escuelas multigrado para que no sean un factor de expulsión de niños y niñas hacia el trabajo infantil. Se extenderá la oferta del Ministerio de Educación a escuelas identificadas, ofreciendo capacitación y acompañamiento en aula a los maestros, desarrollando estrategias de soporte (uso de materiales y tecnologías de la comunicación) y fortaleciendo la participación de los padres de familia y la comunidad en la gestión escolar.
 
• Capacitación técnica para adolescentes: Programa dirigido a adolescentes entre 14 y 18 años que no tienen acceso a ninguna oferta educativa regular, ni siquiera a sistemas tutoriales de formación secundaria. Se ofrecerán cursos de formación técnica donde desarrollarán competencias para el trabajo futuro en distintas ramas productivas. La capacitación será concebida como un componente de un programa de empleo adolescente que buscará gestionar alternativas de ingreso y empleo en condiciones dignas para los y las adolescentes que dependen del trabajo para subsistir.
 
La estrategia de monitoreo. Todas las acciones del proyecto serán soportadas por un sistema de monitoreo y evaluación de impacto que a la vez que garantizará el levantamiento de información relevante para la ejecución del proyecto, sirva como una herramienta de gerencia para el equipo que lo implementa y facilite la rendición de cuentas a los principales socios.
 
La evaluación de impacto de Semilla será realizada por la OIT, a través de Global Evaluation and Monitoring (GEM) Project, y se enfocará en establecer el impacto en el trabajo infantil de una intervención educativa destinada a intentar mejorar las escuelas Multigrado (MG) en conjunto con una intervención de apoyo productivo a los padres de familia agricultores (producción).
Etiquetas: [Arequipa]  [ciudadanía]  [elecciones]  [Jurado Nacional de Elecciones]  [partidos políticos]  
Fecha Publicación: 2013-05-10T11:35:00.001-05:00
En Arequipa no hay interés en militar en un partido
 
Mapa político. Estudio del Jurado Nacional de Elecciones advierte que esa apatía y ausencia de debate se refleja en la falta de consensos para encaminar la ciudad por el desarrollo. La actividad ciudadana se limita a votar en los comicios.
 

Escribe: Carlos Herrera Flores.
 
Arequipa.
 
El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) presentó ayer en Arequipa el Mapa Político de la región. El integrante del pleno del Jurado, Baldomero Aybar Carrasco, señaló la importancia de este documento, un espejo del comportamiento político de los arequipeños en los últimos procesos electorales.
 
Luis Echevarría Escribens, editor general del Mapa Político del Perú, presentó los resultados. Señaló que la principal conclusión es la ausencia de un desarrollo político sostenible, el comportamiento ciudadano que limita su participación a las elecciones y que no hace militancia partidaria ni fiscaliza a sus autoridades.
 
Ello se debe a diferentes factores. El principal: el desinterés manifiesto por militar en organizaciones políticas locales. Hay un bajo porcentaje de afiliados.
 
El especialista señala que la  vida partidaria alienta el debate ideológico y la construcción de consensos, con modelos de  desarrollo que definen el destino de la ciudad. Hay un constante cambio de autoridades y planes de trabajo. "Esto no permite planes de trabajo a largo plazo".
 
Durante los tres últimos procesos electorales, los arequipeños eligen a sus autoridades de las principales organizaciones políticas en contienda. Por lo general no interesa si tienen un buen plan de gobierno. "Es cierto que en Arequipa no se tiene una fragmentación de voto en cada proceso electoral: se centra en los principales candidatos. Pero sí existe una volatibilidad. En cada proceso la ciudadanía cambia por un postulante, el que lidere los sondeos".
 
Echevarría reveló también que el estudio concluyó en que la provincia de Castilla en Arequipa es la que menos organizaciones políticas tiene de las 195 provincias que existen en todo el país. Por ello refirió que se debe trabajar en este lugar para mejorar este componente.
 
En cuanto a la presencia de jóvenes y mujeres en la vida política local, manifestó que esta se encuentra en aumento, pese a que en algunos sectores, como la región, no se les da tanta importancia. "El estudio demuestra que la participación de estos dos grupos no es nula: está en constante ascenso".
 
Echevarría también hizo mención a que el número de autoridades revocadas y vacadas en los distritos de la región se elevó considerablemente. La comparación de cifras se hizo de las autoridades retiradas del cargo durante las gestiones municipales 2003-2006 y 2007-2010. Refiere que ello causa inestabilidad política de las autoridades, pero a la vez también demuestra que hay interés de los ciudadanos en el control de sus alcaldes y regidores.
 
Etiquetas: [homenaje]  [izquierda]  
Fecha Publicación: 2013-05-05T13:11:00.000-05:00
En Javier Diez Canseco se encarna aquella célebre frase de Bertolt Brecht: “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles”. Descansa en paz querido Javier:
Etiquetas: [análisis]  [cultura]  [Estados Unidos]  
Fecha Publicación: 2013-04-25T15:44:00.005-05:00
El atentado de Boston
 
Escribe: Antonio Zapata
 
El acto terrorista en la maratón de Boston está siendo interpretado de dos maneras distintas. Por un lado, la gran prensa enfatiza en el islamismo de los hermanos Tsarnaev, culpables de la instalación de las destructivas bombas caseras. Así, sería un crimen cometido a causa de la larga guerra de EE.UU. contra el terrorismo fundamentalista islámico y habría una conexión directa entre las Torres Gemelas y este último atentado.
 
Por otro lado, como causa de fondo de la situación, la prensa alternativa subraya la magnitud de la violencia criminal interna. En esta lógica, se recuerda que en los últimos veinte años se han producido sesenta matanzas en escuelas, bibliotecas y otros lugares públicos estadounidenses. Estos casos no guardan relación alguna con el llamado “choque de civilizaciones” descrito por Samuel Huntington.
 
Por el contrario, las estadísticas norteamericanas evidencian la elevada recurrencia a violencia con armas de fuego. Hace poco, una última impactante matanza llevó al presidente Obama a plantear modificar la ley de tenencia de armas, que permite su venta casi indiscriminada.
 
El año pasado hubo cerca de diez mil muertes por armas de fuego en EE.UU. Ello significa aproximadamente treinta asesinatos a balazos diarios, algo más de uno por hora. Además, debe añadirse crímenes cometidos con otro tipo de armas. Como consecuencia, EE.UU. es un país bastante peligroso.
 
Ahora bien, la proliferación de armas es la base del problema, pero no la causa. Bien podría imaginarse una sociedad donde se venda libremente armas y que no necesariamente la gente se mate con la intensidad que lo hacen en EE.UU.
 
A riesgo de simplificar, las causas internas de su criminalidad se concentran en dos variables. Por un lado, EE.UU. es una sociedad muy desigual. Las diferencias entre pobres y ricos son inmensas. Ninguna sociedad occidental desarrollada es tan desigual como EE.UU. Según el índice Gini, en una lista de 160 países, donde el primer puesto lo ocupa Noruega –el país menos desigual del mundo– EE.UU. ocupa la posición 118, casi idéntica al Perú, que se halla en la casilla 127. Es decir, EE.UU. se encuentra en posiciones tercermundistas e incluso por detrás de algunos países emblemáticos; por ejemplo, India, Turquía y Argentina se hallan delante de EE.UU.
 
La enorme distancia entre pobres y ricos es fundamental porque es un mito concebir a EE.UU. como una sociedad clasemediera. Por el contrario, se trata de una sociedad profundamente heterogénea.
 
Esa disparidad se ve agravada por el fracaso del multiculturalismo. Lejos de unificar a su sociedad, ha producido ghettos, donde grupos diversos recrean su cultura con cierta libertad, pero sin mezclarse jamás. Además, es un multiculturalismo jerárquico, los anglosajones dominan y los demás son tolerados en condición de eterna inferioridad. Así, se entiende la expresión crucial del hermano mayor de los Tsarnaev, “no tengo ningún amigo norteamericano, no los entiendo”.
 
La vida cotidiana de una franja crítica de la población estadounidense es el desarraigo cultural, condenada a la pobreza viendo circular a los grandes millonarios del mundo. La rabia es inmensa, generando frustraciones canalizadas al asesinato, debido a la abundancia de armas de fuego y al hábito de emplearlas para perpetrar todo tipo de violencia criminal.
 
Por su lado, también es cierto que el atentado de Boston guarda relación con el fundamentalismo terrorista; solo puede explicarse empleando elementos de las dos versiones que se hallan en la prensa de estos días. Podría tratarse de yihadistas individuales que actuaron por su incapacidad para asimilarse a la sociedad profundamente discriminadora que los acogió.
 
Así, se abre un gran dilema para la clase política estadounidense, ¿cómo evitar la repetición de estos atentados? ¿Hasta dónde deben reformar su sociedad, evitando que se vuelva la más peligrosa del planeta? Puesto que la condición de elevada inseguridad interna puede ser la causa última de su definitivo retroceso internacional.
 
Etiquetas: [cultura]  [homenaje]  [izquierda]  [partidos políticos]  [salud]  
Fecha Publicación: 2013-03-30T11:56:00.000-05:00
Fuerza, Javier.
 
Javier Diez Canseco: la tenaz voluntad de un hombre de izquierda
 
Es el dirigente político más importante de la izquierda peruana, un ejemplo de consecuencia e integridad. Hoy, cuando libra una dura batalla contra el cáncer, La República le rinde este sentido homenaje. Aquí las remembranzas personales de los amigos y camaradas con los que se inició en la política hace más de cuarenta años.
 
Escribe: María Elena Castillo Hijar.
 
Siempre ha sido un luchador. Con apenas un año de vida,  Javier Diez Canseco dio su primera batalla: contra la poliomielitis. Los médicos les dijeron a sus padres que usaría muletas o una silla de ruedas de por vida. Su tenacidad demostró que él podía lo imposible, logró caminar, bailar, nadar y hasta jugar fulbito.
 
Pero ahora enfrenta la más difícil de sus batallas, esta vez contra el cáncer, y lo hace acompañado de sus familiares y amigos más cercanos.
 
El historiador Antonio Zapata es uno de ellos. Lo conoció en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), cuando el parlamentario era ya un dirigente estudiantil del Frente Revolucionario de Estudiantes Socialistas. Con el tiempo se hicieron grandes amigos, llegando a compartir, además del trabajo político, diversos momentos  y detalles de sus vidas.
 
"Javier es el quinto de seis hermanos. Su madre murió relativamente joven y su padre fue gerente general del Banco Popular, hasta que Velasco lo confiscó. De niño y de joven tuvo una vida tranquila, sin apremios económicos", cuenta.
 En los años 60, cuando estudiaba en el colegio, Diez Canseco formó un grupo de rock con el reconocido saxofonista Jean Pierre Magnet, llamado "Cinco hombres sin destino". Organizaban fiestas en las canchas de fulbito de las parroquias, así como en algunas fiestas de promoción y prepromoción.
 
Hace nueve meses, en el programa No Culpes a la Noche, Diez Canseco recordó que esa etapa fue "una burbuja" que se quebró al descubrir las inequidades que hay en el país.
 
Relató que, siendo ya universitario, se ofreció de voluntario en Cooperación Popular y viajó a una comunidad de Puno. "El día que llegué estaban enterrando a un chico de 17 años que había muerto de tuberculosis. Estaba en una caja de madera que decía en varios tablones: 'del pueblo de Estados Unidos al pueblo del Perú'.  Era una de las cajas en que se enviaban alimentos", refirió.
 Esa experiencia cambió su vida. "Fue un choque brutal. Yo venía de un mundo completamente distinto. Mi país era mi barrio, mi colegio", señaló.
 
TERTULIAS DE CAFÉ
 
Al ingresar a la PUCP, en 1965, Javier seguía siendo el joven de la burbuja, que llegaba en un auto convertible, vivía en una casona frente al Golf y a quien no le preocupaba la política.
 
En la Facultad de Letras  creció su afición por la literatura y el cine. Junto al escritor y actual columnista de La República Mirko Lauer y otros compañeros, editó la revista literaria El gallito ciego.
 
"La revista fue iniciativa de Luis Hernández y de Igor Larco. La hicimos en mimeógrafo y salieron dos números. En el primero, Javier publicó un cuento: 'Sartre y cómo lograr lo gratis'. En el segundo publicó un poema. Ya estaba allí el hombre irónico, sarcástico, político", recuerda Lauer.
 
Fue una época de intensa vida académica y cultural, en las que abundaron las conversaciones frente a una taza de café o un vaso de cerveza, y en la que solían reunirse con otros muchachos para asistir a la cazuela del Teatro Municipal.
 
Poco después cada uno siguió su rumbo. Lauer pasó a la Facultad de Humanidades y Diez Canseco a la de Ciencias Sociales, fortaleciendo sus actividades políticas, las que con los años lo convirtieron en uno de los más destacados dirigentes de la izquierda peruana.
 
FUERZA DE VOLUNTAD
 
La consecuencia con sus ideas de izquierda le costó un rompimiento temporal con su padre. A los 18 años, Javier se fue de casa y durante un tiempo vivió con un grupo religioso llamado Los Hermanos de Foucauld, en San Martín de Porres, y luego, pasó por diferentes pensiones.
 
Poco después, retomó la relación con su padre, pero sin abandonar sus ideales. Y aunque continuaron las diferencias políticas, por encima de todo se mantuvo la relación personal, humana, de padre e hijo.
 
Don Santiago fue un gran ejemplo para Javier. Aprendió de su capacidad de trabajo, pues fue autodidacta y comenzó como portapliegos y terminó ocupando el cargo más alto del Banco Popular.
 
En la universidad Diez Canseco colaboró en el órgano de difusión del Frente Revolucionario de Estudiantes Socialistas, llamado Rebelión. Promovió un paro de trabajadores y estudiantes que culminó en su expulsión. Luego fue a La Oroya a desarrollar el frente minero. En ese ínterin lo conoció Antonio Zapata.
 
"Me impactó su capacidad de oratoria, su claridad de mensaje, y la fuerza especial con que transmitía desde entonces las ideas", rememora, vinculándola a su tesón que lo hizo sobreponerse a la polio.
 
"Lo he visto jugar fulbito, nadar, bailar. Si todos tragamos agua para aprender a nadar, él tragó el cuádruple, pero  lo hizo. No se amilanó. Así es en todo", dice el historiador, que destaca además su identificación con el sufrimiento, de los más pobres, su solidaridad, así como su amplio conocimiento sobre medicina.
 "Javier siempre anda preocupado por la gente. Si tienes una dolencia, de inmediato te dice qué hacer, dónde tratarte, qué especialista es mejor", indica.
 
Otro amigo desde la época universitaria es Francisco Soberón, miembro de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh). Juntos compartieron muchos momentos; uno de ellos fue cuando se ofrecieron como voluntarios para ayudar a los afectados por el terremoto del 31 de mayo de 1970.
 
"Estuvimos un mes en el Callejón de Huaylas. Recorríamos las comunidades censando a la gente, haciendo una evaluación de los daños y la afectación", relata, y agrega que nada podía detenerlo.
 
"Una vez se rompieron los muelles de la vieja camioneta en que viajábamos. Lo desarmamos y buscamos dónde soldarlos. Trepamos por caminos de herradura hasta que encontramos un pueblo en el que tenían una maquina soldadora. Regresamos y continuamos con el trabajo", sostiene.
 
Diez Canseco se casó dos veces. Con Carmen Montoro tiene tres hijos: Francisco, Lucía y Javier. Su segunda esposa es Liliana Panizo, y sus dos hijos, Jorge y Patricia, se sumaron al clan familiar.
 
VENA MUSICAL
 
A pesar de su rostro adusto, Javier es amante del canto y el baile. Disfruta mucho de las celebraciones, especialmente las fiestas de Año Nuevo.
 
"Hemos compartido juntos muchas celebraciones. Es muy animoso y no deja de bailar, de participar en rondas y trencitos, a pesar de su limitación física. Una de sus fiestas favoritas es la de la Virgen de la Candelaria, en Puno", afirma.
 
El canto también es una de las predilecciones de Javier. Le gusta mucho la música criolla, y aunque no tiene una voz privilegiada, disfruta cantando valses y polkas, así como salsa y canciones de la nueva trova.
 
"Javier disfruta mucho de  las guitarreadas en casas de amigos, de las charlas y de la buena comida", refiere Soberón.
 Javier Mujica es otro amigo de la universidad con el que ha  compartido ideales, trabajo político y momentos familiares. "Una de sus canciones criollas preferidas es la polka El Electricista", relata. Precisamente, es la misma canción que hace tres años cantó la entonces candidata al municipio Susana Villarán en El Gran Show, de Gisela Valcárcel.
 
Juntos han asistido a peñas criollas, en las que en ocasiones Diez Canseco tocó las cucharas para acompañar alguna canción  de su predilección.
 
Mujica asegura que más allá de la imagen de seriedad que Javier ha cultivado, es un hombre muy paternal y querendón, sobre todo con los niños.
 
"Es muy cariñoso con los niños y se comunica muy bien con ellos, especialmente con los más pequeños. Su nieta es su adoración, yo lo he visto entablar una relación muy cercana con los niños, incluso con los que ve por primera vez", manifiesta.
 Todos los amigos de Javier tienen alguna anécdota que contar. No solo del político, sino del hombre que siempre ha vivido de forma consecuente con sus ideales, el hombre que a lo largo de su vida ha sabido conjugar la indignación que provocan las injusticias con el amor de una familia y la amistad más entrañable.