Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.

Comparte esta página:

Etiquetas: [dormir]  [ejercicios]  [memoria]  [recordar]  
Fecha Publicación: 2016-07-01T11:22:00.000-07:00

Estas actividades pueden ayudar a que la memoria siga funcionando tan bien así pasen los años:

- Dormir las horas adecuadas evitando el insomnio.
- Tomarse una pequeña siesta durante el día.
- Cerrar los ojos si hay que recordar algo importante.
- Tomar café, sin exagerar, después de haber estudiado, esto funcionará para reforzar lo aprendido.
- Comer chocolate amargo, de forma moderada, esto ayudará a retener con más facilidad los nuevos conocimientos.
- Caminar, correr o practicar algún ejercicio.
Etiquetas: [comunicación]  [hijos]  
Fecha Publicación: 2016-06-22T10:33:00.002-07:00
Etiquetas: [inteligencia]  [lectura]  [meditar]  [memoria]  
Fecha Publicación: 2016-06-15T21:15:00.000-07:00
1. Leer: la lectura estimula el crecimiento de nueva conexiones neuronales (sinapsis).
2. Tocar un instrumento: mejora las funciones cognitivas, en especial, mejora la memoria, además permite que ambos hemisferios cerebrales se desarrollen, a la vez que potencia la creatividad.
3. Hacer ejercicio: desintoxica el cuerpo y favorece la atención, concentración y memoria.
4. Aprender un idioma: ayuda a desarrollar el razonamiento, la planificación y la memoria, además que la persona tiene más facilidad para desenvolverse en multitareas.
5. Resolver rompecabezas y juegos de destreza: favorece la sinapsis, se recomienda los crucigramas, el ajedrez o los juegos de razonamiento deductivo.
6. Meditar o hacer yoga: proporciona un control sobre la parte mental y emocional lo que incrementa la atención y la concentración, asimismo disminuye la ansiedad y el estrés.
Etiquetas: [frases bienestar]  
Fecha Publicación: 2015-07-08T17:55:00.001-07:00
1. Hoy es un buen día para empezar.
2. Sé que todo saldrá bien.
3. Merezco cosas buenas.
4. Agradezco y bendigo la vida, estoy vivo, estoy sano.
5. Lo que me está ocurriendo voy a superarlo, ya lo estoy superando.
6. Soy responsable de mis actos, de mis decisiones.
7. Hoy me ocupo de solucionar aquello que me preocupa.
8. Voy a lograr lo que me proponga.

Etiquetas: [gestionar emociones]  
Fecha Publicación: 2015-07-08T17:44:00.000-07:00
Lo primero que tenemos que hacer para lograr gestionar positivamente nuestras emociones, es identificar cuáles son las emociones que estamos experimentando y bajo qué circunstancias las estamos viviendo. Partiendo de este punto, auto-observemos nuestra forma de reaccionar y comportarnos, dependiendo de la emoción: alegría, tristeza, cólera y miedo.
Generalmente, cuando experimentamos la alegría, es optimista y saludable nuestra forma de relacionarnos con nosotros mismos y con el entorno. La alegría nos permite pensar en positivo y actuar del mismo modo, hay una tendencia a disfrutar del momento, a ser agradecidos y buscar a nuestros seres queridos para compartir aquellos momentos, manteniendo la humildad y evitando caer en la vanidad o arrogancia.
En cambio, la tristeza se experimenta con pena, dolor, frustración y necesita ser liberada, es decir, darle alas para que se manifieste. Llorar o contarle a una persona amiga, confidente, lo que nos cause tristeza es un buen recurso, aunque también es válido, llorar a solas, entonces, pongámosle palabras a nuestras lágrimas, ¿qué nos quieren decir?. Ubiquemos los factores que están disparando nuestra tristeza y hagamos algo. Pasemos de sentirnos indefensos o víctimas de la tristeza a ser protagonistas y ponernos en acción para enfrentarla. Si es por factores externos o internos, hallemos las estrategias (posibles soluciones) que nos permitan contrarrestar sus efectos y no perjudiquen nuestra salud y vida diaria. Evitemos los culpables, enfoquémonos en lo que podemos hacer.
Experimentar la cólera es totalmente perjudicial para el cuerpo y la mente. Con la cólera no razonamos ni buscamos diálogo, sólo peleas, gritos y maltratos, exponiendo a los demás a un ambiente desagradable para la convivencia. Si tienes cólera, no hables ni hagas nada de lo que luego puedas arrepentirte. La cólera es mala consejera y tiende a ser impulsiva, sin compasión. Empieza a respirar pausadamente, concéntrate en sentir tu respiración. Pide un momento para aislarte y busca un lugar donde puedas disipar la mente. Durante ese momento, auto-analiza los factores que desencadenaron tu cólera y busca formas con las que puedas combatirlas. Sólo cuando estés calmado, podrás retomar el diálogo para superar los problemas.
Dos panoramas surgen cuando nos ataca el miedo: o nos paraliza o nos hace entrar en acción. Recapacita, si aquello que te provoca miedo, es una situación real o forma parte de una fantasía. La mayoría de las veces, los miedos sólo están en nuestra mente y ahí seguirán, entonces, nosotros tenemos que luchar por transformar el miedo en valentía, en capacidad de, sin dejar que nos inmovilice o nos haga perder grandes y buenas oportunidades en la vida. Aprender a respirar y hacer ejercicios de meditación o yoga, pueden fortalecer la confianza en nosotros mismos y polarizar los pensamientos negativos que nacen con el miedo.
Etiquetas: [tips al comunicarnos]  
Fecha Publicación: 2015-07-08T17:32:00.002-07:00
Aprender a comunicarnos de manera positiva es fundamental para una convivencia sana en el hogar, la escuela, el trabajo, etc. Comunicar no sólo es hablar o verbalizar lo que pensamos, también hablamos con el lenguaje de nuestra mirada, los gestos, la postura, la tonalidad de la voz, etc. Durante el proceso de la comunicación es necesario considerar con buen grado de importancia, a quien nos escucha. No sólo es relevante lo que decimos, sino también lo que nos dirán. No todos tenemos la misma forma de comunicarnos, pero sí podemos usar los siguientes consejos universales para hacer que nuestra comunicación sea positiva:
Expón tus ideas de forma pausada y clara, sin usar un lenguaje ofensivo, ni doble sentido, ni indirectas.
Ten paciencia cuando sea el momento de escuchar lo que te dicen. La paciencia no es lentitud, es una forma de respetar la intervención de la otra persona. Evita interrumpir el discurso de quien te habla.
Haz las repreguntas que sean necesarias, cerciorándote de que estás comprendiendo los mensajes. Evita las suposiciones.
Cuida el lenguaje de tu cuerpo, disminuye el cruce de brazos, la mano en el mentón, el uso del dedo índice al hablar, la mirada altiva o no mirar a los ojos, pues estas posturas sólo crearán distancias con el receptor.
La comunicación es diálogo, no es buscar quién tiene la razón, imponer o ganar. Cada uno tendrá razones propias y son tan válidas como las tuyas, todos tienen derecho a pensar distinto.
Sonríe para suavizar el momento si se está tornando tenso.
Finaliza la conversación de una manera amical, con un abrazo, un apretón de manos o frases optimistas.
Etiquetas: [afrontar fracaso]  
Fecha Publicación: 2015-07-08T17:24:00.001-07:00
“Todas las batallas en la vida sirven para enseñarnos algo, inclusive aquellas que perdemos”, así escribió Paulo Coelho y tiene razón. Es muy doloroso saber que hemos perdido o fracasado en algún momento, ya que es un golpe total al espíritu competidor que todos tenemos. Además, nuestro organismo ha desarrollado mecanismos que hacen que disfrutemos al máximo la experiencia del triunfo, mientras que cuando perdemos, es nefasto, abrumador. Cuando empezamos a perder se apaga nuestra maquinaria de gratificación. Las sustancias que nos hacen sentir bien y que nos han mantenido durante el esfuerzo, comienzan a reducir su presencia en el torrente sanguíneo y entramos en una espiral negativa que nos condena, casi con total seguridad al fracaso. Por eso, es importante tener en cuenta estas pautas para afrontar con mejor disposición esos momentos:
La derrota no es el final, es sólo un paso en el camino que nos prepara para algo mejor.
Ver en esa derrota, oportunidades para luego tener mejores resultados.
No perder la buena actitud deportiva, tanto si ganamos como perdemos.
Admite tus errores y acepta tus fracasos con humildad.
Nadie es perfecto y las victorias se consiguen con tiempo y trabajo.
Hazle frente a la frustración, identifica las enseñanzas o lecciones que te deja aquella situación.
Refuerza tu autoestima, recuerda que los fracasos no te definen absolutamente.
Continúa, sé constante, perseverante, luchador.

Etiquetas: [vivir sin miedo]  
Fecha Publicación: 2015-07-08T17:13:00.001-07:00
Vivir sin miedo es alzar la voz para silenciar al que me provoca sufrimiento.
Vivir sin miedo es salir del ocaso, construir mi propio nido y volar.
Vivir sin miedo es quererme sin pretender que otro me quiera y me apruebe.
Vivir sin miedo es decir No cuando no deseo decir Sí.
Vivir sin miedo es dejar de comprender al que me juzga y no me entiende, porque mi principal derecho es comprenderme a mi mismo.
Vivir sin miedo es seguir creciendo así los demás hablen del inexorable paso de los años.
Vivir sin miedo es hallar una alegría a pesar de las circunstancias tristes.
Vivir sin miedo es correr riesgos cuando otros creen que sería incapaz de hacerlo.
Vivir sin miedo es llorar libremente porque quiero escuchar la voz de mi corazón.
Vivir sin miedo es encontrar a Dios dentro de mi.
Vivir sin miedo es creer en lo que hago.
Vivir sin miedo es pedir ayuda porque no estoy solo.
Vivir sin miedo es decir adiós a cada etapa, a cada persona que ya no puede formar parte de mi historia. Vivir sin miedo es amar sin dañarme ni dañar.
Vivir sin miedo es perdonar, así no me perdonen.
Vivir sin miedo es agradecer la bendición de la vida que me transforma a cada segundo.
Etiquetas: [estrés]  [proverbio chino]  
Fecha Publicación: 2015-07-08T17:00:00.000-07:00
Un proverbio chino dice: “No puedes evitar que aves de tristeza vuelen sobre tu cabeza, pero sí puedes evitar que aniden en tu pelo”. El permanecer triste, enfadado o melancólico, es una actitud que asumes ya que está bajo tu control sentirte así. La mente está preparada para activar todo lo que le pidas. Es una máquina a tu servicio. Todos los sentimientos y actitudes negativas producen una hormona llamada cortisol que activa el estrés. Los sentimientos y actitudes positivas generan la hormona serotonina que nos hace sentirnos optimistas, disminuyendo la producción de cortisol, por tanto, derribando el estrés. La sonrisa, la serenidad, el silencio, la sociabilidad, la paciencia, la sabiduría, los deportes, los paseos, las caminatas, entre otros, son causantes de que nuestro sistema produzca la serotonina, que nos beneficia en el control de la ansiedad y la disminución de los males físicos, lo que se traduce en Bienestar.
Etiquetas: [bienestar]  
Fecha Publicación: 2015-01-12T21:40:00.001-08:00
Etiquetas: [bienestar felicidad]  
Fecha Publicación: 2015-01-12T21:34:00.000-08:00
Las diez claves de la felicidad fueron desarrolladas por la organización Action for Happiness en base a las investigaciones realizadas sobre aquellos comportamientos o acciones que pueden realizar las personas para aumentar su bienestar y felicidad:
1. Hacer cosas por los demás: la generosidad está unida al centro de recompensa de nuestro cerebro, de manera que ofrecer a los demás nuestra ayuda, tiempo o energía también aumenta nuestro propio bienestar. Ser amables y preocuparnos por los demás parece ser contagioso, ya que cuando vemos a alguien ser amable o cuando los demás son amables con nosotros, tenemos más probabilidades de serlo también con los demás.
2. Relacionarse con los demás: las personas que tienen sólidas y variadas relaciones con otras personas son más felices, más sanas y viven más. Las buenas relaciones de calidad con los demás dan sentido a nuestras vidas, nos hacen sentir que pertenecemos a un grupo en el cual lo principal es experimentar gratos momentos que enriquezcan nuestra vida.
3. Hacer ejercicio: la mente y el cuerpo están conectados, por tanto los ejercicios pueden mejorar nuestro estado de ánimo, aumentar nuestra vitalidad y energía.
4. Ser consciente del mundo a tu alrededor: si te detienes a mirar a tu alrededor, puedes descubrir que hay un mundo mucho más amplio del que creías justo a tu lado, esto implica ser más consciente de lo que llega a ti a través de tus cinco sentidos, observándolo todo sin juzgarlo. Hagas lo que hagas, lo estás haciendo con tus cinco sentidos, dejando que esa tarea te absorba y mantenga tu atención sumergida en el presente.
5. Aprender cosas nuevas: el aprendizaje de cosas nuevas aumenta nuestra felicidad porque nos expone a ideas nuevas, nos mantiene ocupados y absortos en algo que nos interesa, aumenta nuestra sensación de competencia y fortalece la autoestima. Puedes aprender por tu cuenta, unirte a algún club, practicar un deporte poco común, etc.
6. Tener metas: las metas aportan una sensación de dirección a nuestras vidas, nuestras metas deben ser realistas y alcanzables, con cierto grado de dificultad para motivarnos, pero no tan complicadas como para resultar imposibles.
7. Desarrollar la resiliencia: tarde o temprano, a todos nos llegan las malas rachas: el estrés, las pérdidas importantes, los fracasos, los golpes de la vida, etc. A menudo, no podemos evitar que suceda, pero sí podemos decidir cómo vamos actuar ante esos reveses. La resiliencia hace referencia a la capacidad para afrontar la adversidad y superarla sin dejar que nos hunda. Una forma de hacerlo consiste en cambiar nuestro modo de pensar acerca de la adversidad y nuestro modo de relacionarnos con ella.
8. Emociones positivas: las emociones positivas como la gratitud, alegría, inspiración, etc., cuando se experimentan de manera habitual nos ayudan, no sólo a sentirnos mejor, sino también a tener más recursos. Sin dejar de ser realistas, podemos optar por centrarnos en los aspectos positivos de una situación.Las emociones positivas nos ayudan a ampliar nuestras percepciones, responder mejor ante las exigencias de la vida, ser creativos, afrontar mejor las dificultades, estar más abiertos ante las nuevas ideas. “El miedo cierra nuestras mentes y nuestros corazones, mientras que las emociones positivas abren literalmente nuestras mentes y nuestros corazones, realmente cambian nuestra forma de pensar y nuestra bioquímica” (Dra. Barbara Fredrickson, Universidad de Carolina del Norte).
9. Autoaceptación: aprender a aceptarnos tal y como somos, ser amables con nosotros mismos incluso cuando cometemos errores, aumenta nuestro bienestar, satisfacción y resiliencia, nos ayuda también a aceptar a los demás tal y como son.
10. Significado: las personas que piensan que sus vidas tienen un significado o un propósito son más felices y tienen una mayor sensación de control, además experimentan menos ansiedad, estrés o depresión. Cada persona encuentra significado y propósito de un modo diferente. Algunos lo encuentran en un trabajo vocacional, otros en la maternidad o paternidad, otros en las creencias religiosas, etc. Lo que todos tienen en común es que les aporta una sensación de pertenencia a algo más grande que ellos mismos y que ayuda a las personas a responder a la pregunta de por qué estamos aquí o qué sentido tienen nuestras vidas.
Etiquetas: [fresias autoestima]  
Fecha Publicación: 2015-01-12T21:27:00.001-08:00
Un rey fue hasta su jardín y descubrió que sus árboles, arbustos y flores se estaban muriendo. El Roble le dijo que se moría porque no podía ser tan alto como el Pino. Volviéndose al Pino, lo halló caído porque no podía dar uvas como la Vid. Y la Vid se moría porque no podía florecer como la Rosa. La Rosa lloraba porque no podía ser alta y sólida como el Roble. Entonces encontró una planta, una fresia floreciendo y más fresca que nunca. El rey preguntó: ¿Cómo es que creces saludable en medio de este jardín mustio y sombrío? La fresia respondió: No lo sé. Quizás sea porque siempre supuse que cuando me plantaste, querías fresias. En aquel momento me dije: “Intentaré ser Fresia de la mejor manera que pueda”. Esta corta historia nos ayuda a valorar nuestra esencia, sin pretender ser algo que en realidad no somos y no lamentarnos por no ser lo que no estamos perfilados a ser. Busquemos ser auténticos sin ser una copia de otro. Estamos dotados de talentos propios y nuestra responsabilidad es desarrollarlos para dar lo mejor de nosotros a la humanidad. No desarrollarlos es desperdiciarlos y privar a otros de que puedan disfrutarlos.
Etiquetas: [educar en familia]  
Fecha Publicación: 2015-01-12T21:24:00.007-08:00
- Cero insultos: los problemas se pueden resolver de forma constructiva o destructiva. Ser destructivo daña la autoestima y desgasta emocionalmente. Afrontar un conflicto de forma positiva alienta el diálogo, la apertura emocional y la cercanía afectiva. Evitemos discutir con la pareja frente a los hijos y estar en constante pelea con los hijos. Aprendamos a considerar qué situaciones merecen ser puestas en atención y sugerir cambios y cuáles no, por lo tanto, es conveniente elegir bien las “batallas”. Temas que merecen corrección son los vinculados a la práctica de valores, deberes, reglas con el tiempo.
- Conversar como amigos: escuchar y prestar atención a lo que nuestros hijos nos cuenten es importante y afianza los lazos en la familia. Sin juzgar ni ser burlones o muy curiosos, seamos parte de las anécdotas o situaciones difíciles que nos cuenten nuestros hijos. Evitemos usar estos diálogos para hacerles recordar lo que esperamos de ellos, sino hacerles sentir el mensaje: “Tus padres están aquí para escucharte y ayudarte en lo que necesites”.
- Almuerzos o cenas juntos: hay varios estudios que revelan que por cada dos mil palabras nuevas que adquiere un niño en edad preescolar, la mitad fueron escuchadas por primera vez en la mesa familiar y apenas 64 son mediante la lectura. Otro estudio demostró que los jóvenes más felices cenan más veces con sus familias y tienen una mejor salud mental que aquellos que lo hacen con menos frecuencia. Es importante que durante el momento de estas comidas se promueva el diálogo como amigos, conversando por conversar y disfrutar de ello. La prioridad será evitar la presencia de distractores como los celulares, la tablet, televisor, etc.
- Expresar afecto: expresar amor a través de abrazos, besos, palabras, eleva la autoestima de los hijos. Estudios en bebés sugieren que la ausencia de contacto físico facilita la pérdida de millones de neuronas en el cerebro del infante.
- Distribuir actividades del hogar equitativamente: la carga principal de las tareas del hogar no debe caer en una sola persona, tiene que ser compartida, cada miembro de la familia cumplirá con alguna actividad asignada y su responsabilidad es llevarla a cabo, así como en un equipo "todos para uno y uno para todos". Los padres supervisarán el desempeño de los hijos en las tareas encomendadas y harán el refuerzo respectivo con el agradecimiento y felicitación por aquello que se cumplió, también le harán ver la importancia que suma la labor que han ejecutado en toda la organización de la casa.