Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.
Visite Vicho escribe

Comparte esta página:

Etiquetas: [autoconocimiento]  
Fecha Publicación: 2015-07-21T12:35:00.001-05:00

Creo que todos en mayor o menor medida, sufrimos de esta actitud. En mi caso, si hay algo en lo que debo trabajar...
Posted by Las Hojas de Vicho on Martes, 21 de julio de 2015
Etiquetas: [consejos]  [ligar]  [romance]  
Fecha Publicación: 2015-07-17T12:57:00.002-05:00

Anoche, después de una irónica, divertida y aleccionadora conversación escribí esto. Puede sonar a broma, pero es pura lógica clásica.

Posted by Las Hojas de Vicho on Viernes, 17 de julio de 2015
Etiquetas: [amor]  [pan]  
Fecha Publicación: 2015-07-16T12:07:00.000-05:00


La prueba de que estoy con la persona indicada para mí se posa en mi mesa todas las mañanas a la hora del desayuno. Ella es mi chorro de agua, yo soy su puñado de harina, y juntos, conformamos una masa perfecta. Somos ingredientes amalgamados en una sola unidad, distinta y nutritiva. Cada uno mantiene su naturaleza, su composición y textura hasta ese momento en que libre y voluntariamente nos entregamos al fuego del amor que nos desintegra para convertirnos en un pan caliente que alimentará a bocas hambrientas.

Me gusta pensar en el amor como un proceso químico y físico. Cada uno buscando diestramente al otro para ofrecerse y transformarse. Quienes nos conocen y ven de cerca, saben de nuestras explícitas diferencias. A mí me cuesta tanto salir de mí y a ella, le es tan fácil volar por los aires. Yo escucho música en silencio e inmóvil, ella, canta y baila como un juguete en Navidad. No somos agua con aceite, somos triza de trigo secado al sol que besa la lluvia saltarina.

Con todo, con estas disconformes procedencias y materias, yo no elegiría a otra por nada de este mundo. A su humedad le debo mis lágrimas de interminable ternura y mis noches de transpiración enamorada. A mi natural sequía ella le debe, su calma al amanecer y su horizonte mejor dispuesto.
 
Juntos tenemos un aroma y un color dorado que invita a morder la vida y devorarla. Juntos somos vianda admirable, enemigos del hambre, cuerpos saciados y despensa de los dioses. No más migajas ni limosnas mezquinas en este camino incierto. Somos pan, somos abundancia.  

Etiquetas: [artículos]  [Vargas Llosa]  
Fecha Publicación: 2015-06-24T23:57:00.001-05:00

Me pidieron que escriba sobre Varguitas.Aquí lo comparto también con ustedes.

Posted by Las Hojas de Vicho on Miércoles, 24 de junio de 2015

Fecha Publicación: 2015-06-06T00:20:00.001-05:00
Etiquetas: [hojas naranjas de Vicho]  
Fecha Publicación: 2015-06-04T12:29:00.000-05:00

Etiquetas: [Hojas de vicho]  [lashojasnaranjas]  [toñi]  
Fecha Publicación: 2015-05-23T02:06:00.000-05:00


Nunca había perdido a un amigo, uno de verdad. Nunca la vida me había ido arrancado uno de mi vida. Sabía de personas que llegaron casualmente y se fueron voluntariamente. Sabía lo que es despedirse resignada y dolorosamente de una madre y extrañarla, pero su amor ya se ha integrado en mis células para siempre.


Pero con Toñi viene siendo diferente. Hace mes y medio que partió y parece que fue ayer. Además de un cariño que ahora ya no se siente, me falta una interlocutora, alguien que usaba su voz para revelarme razones y emociones pero aún más, usaba su sabiduría y experiencia para recorrerme tierna e íntimamente por dentro. Ella enseñaba sin saberlo ni quererlo. Una amiga como ella, redefinió mis conceptos del amor humano que puede ser gratuito, incondicional, esmerado y entregado. Toñi fue muy feliz comprometiéndose por sus amigos.


Escribir este libro naranja justamente sobre la Amistad es parte de este mi proceso de homenaje, duelo y sanación.  








Etiquetas: [Hojas de vicho]  [video]  
Fecha Publicación: 2015-05-21T20:21:00.002-05:00

Fecha Publicación: 2015-05-18T18:31:00.000-05:00
Vuelvo a escribir después de mucho tiempo a este mi espacio favorito. Mi blog es una isla desierta donde he de regresar siempre para gritarle al abierto horizonte con la ilusión de que nadie me escuche. Aquí no tengo pudor de exponerme desnudo, descarnado, sangrante.

Ya son varias semanas que nada ni nadie puede calmarme por dentro. Si yo siempre he sufrido de temporadas de incomunicación y desolación por diferentes motivos, ahora, en este duelo todo se ha puesto aún más obstruido y áspero. Pero aún así, esta tarde quiero escribir.

Gracias a este blog, hace varios años atrás conocí a quien se convirtió en mi compañera de montañismo. Toñi, fue por muchos años quien me escoltó en mis ascensos y descensos. Su mano estuvo cerca cuando los precipicios me asustaban y desafiaban y cuando detrás de las nubes grises, aparecía una leve visión de la cumbre.

Lo que ahora me ocurre es que no logro comunicar con precisión este cúmulo de emociones que me tienen aplanado, inmovilizado y lánguido. Muy pocos -por no decir, nadie- puede sospechar este paisaje sombrío de mi estado de ánimo. Ella, tenía ese poder misterioso de leerme y entenderme sin palabras, con tan solo un gesto imperceptible de mis labios, con una mirada perdida en mi ventana, con una extraña puntuación en mi escritura. Me acostumbré a ese lenguaje que desarrollamos a través de los años.

Nunca fui tan amado como cuando ella me amó. Reconozco que he sido dichoso al cruzar mi vida con la suya, de haberme topado cara a cara con su grandeza y libertad. Gozamos por horas en conversaciones que saltaban de un tema a otro. Me confesé y se confesó. Derribamos nuestras vergüenzas y traumas pasados. Juntos, desaparecimos esa frontera moral que los hombres nos empeñamos en trazar, la del bien y el mal. No, entre nosotros solo existió el mundo que fue contemplado con los ojos del amor humano que no tiene condiciones, ni reglas, ni pautas, ni planes, ni moldes, ni heridas, ni claroscuros. Nos encargamos de ser lo que éramos, sin titubeos, sin precauciones. Fue, la maravilla de ser amado desde la esencia y la contradicción, desde el ser y no el parecer. Fuimos lo que fuimos y así nos quisimos.    

Me dicen que ella sigue conmigo. Me dicen que su amor me sigue acompañando invisiblemente. Pero es mentira. Ella ya no está. No la siento. Solo hay vacío y creo que siempre lo habrá. Solo hay silencio y ecos que se estrellan en las paredes de mi habitación. 


Etiquetas: [Hojas de vicho]  
Fecha Publicación: 2015-05-04T11:54:00.002-05:00

Etiquetas: [las hojas amarillas de Vicho]  
Fecha Publicación: 2015-04-15T11:26:00.000-05:00



clic en la imagen 












Fecha Publicación: 2015-03-29T20:02:00.000-05:00

Hay experiencias en la vida que no caben en palabras. Son experiencias indescriptibles, Intento narrar lo que viví ayer...

Posted by Las Hojas de Vicho on Sábado, 28 de marzo de 2015

Fecha Publicación: 2015-03-20T16:18:00.000-05:00
Etiquetas: [amor]  [amor de pareja]  [gay]  [lgtb]  [video]  
Fecha Publicación: 2015-03-19T18:56:00.000-05:00
Etiquetas: [artículos]  [gay]  [homofobia]  [homosexualidad]  [lgtb]  [odio]  [tolerancia]  [tradición]  
Fecha Publicación: 2015-03-15T13:22:00.000-05:00
Hace unos meses, en una audiencia judicial, el juez norteamericano Richard Posner interrogaba al procurador del Estado de Wisconsin. El caso: la inconstitucionalidad de una ley que prohibía el matrimonio homosexual. Me tomo la licencia de resumir parte del diálogo entre el juez y el señor Samuelson, abogado defensor del Estado.
“¿Cuál es la razón porque su estado se opone al matrimonio entre personas del mismo sexo?”, preguntó Posner. “Fue aprobado democráticamente por la legislatura”, contestó Samuelson. Posner replicó: “Con ese argumento nunca se podría declarar inconstitucional una ley. Espero que tenga otro”.
“La tradición… ese es un argumento importante”. Posner lo miró incrédulo y contestó: “Ese fue el argumento que se usó para defender la prohibición del matrimonio interracial: estaba prohibido desde la colonia, por más de doscientos años. Era una tradición, ¿está usted usando el mismo argumento?”.
La voz del abogado comenzó a temblar. “Es una tradición diferente”, dijo, y entonces Posner insistió: “¡Por supuesto que es una tradición diferente! Pero la tradición per se no es fundamento para seguir haciendo algo. Hemos hecho la misma estupidez por cien o por mil años. Entonces hay que continuar haciéndola porque es tradición. ¿Eso es lo que está sosteniendo? ¿No tiene algún argumento empírico, o práctico o de sentido común distinto a la mera tradición?”.
“Es que la tradición se basa en la experiencia”, trató de contraargumentar el abogado. El juez volvió a la carga: “¡Tradición! ¡Tradición! Usted sigue con lo mismo. Cientos de años de tradición que no queremos cambiar porque no sabemos qué es lo que va a pasar. Había una tradición de no permitir a blancos casarse con  negros y esa tradición se dejó de lado. ¿Por qué esta tradición de no permitir matrimonios homosexuales es mejor que la tradición racista? ¿Por qué no deberían correr la misma suerte?”
El procurador solo atinó a repetir su argumento: “La tradición se basa en la experiencia”. Posner le contestó: “Esa tradición no está basada en la experiencia. Está basada en el  odio. ¿O es que no cree que se basa en un historial de salvaje discriminación contra los homosexuales?”.
El nazismo en la Alemania de Hitler criminalizó los matrimonios interraciales y tal práctica fue eliminada al final de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, se mantuvo sorprendentemente en países democráticos como Estados Unidos, donde diversos estados mantuvieron la prohibición de matrimonios interraciales hasta 1967, cuando en el caso Loving vs. Virginia, la Corte Suprema declaró inconstitucional la prohibición. En Sudáfrica se derogó recién en 1985 y todavía se mantienen prohibiciones limitadas de este tipo en algunos países árabes.
¿Cree que hoy alguien defendería públicamente (porque no dudo de que algunos lo harían privadamente) la prohibición del matrimonio interracial? La historia ya ha juzgado a quienes defendieron tremenda estupidez. Hoy los vemos como primitivos, inhumanos e insensibles. Nos parece inimaginable que algo así haya existido.
Como bien señaló Posner, no hay diferencia entre el prejuicio que lleva a prohibir el matrimonio interracial y el que lleva a prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo. Dos personas adultas quieren casarse. La ley se los prohíbe. La base de la prohibición, dígase lo que se diga, es el odio. Es el no aceptar las diferencias y asumir que las mayorías tienen el derecho de decidir sobre los derechos individuales de las minorías simplemente porque esas minorías no les gustan.
Pero así son los juicios históricos. El tiempo derrota a la estupidez humana. El matrimonio entre homosexuales llegará más temprano que tarde. Y quienes defendieron su prohibición serán recordados de la misma manera como recordamos a quienes defendieron leyes racistas que privaron a los seres humanos de su dignidad solo para perpetuar tradiciones basadas en el odio y la intolerancia.

Alfredo Bullard





Etiquetas: [catolicisimo]  [congruencia]  [Dios]  [gay]  [homosexualidad]  [iglesia]  [lgtb]  [video]  
Fecha Publicación: 2015-03-11T01:44:00.001-05:00
Hay aún algunos por ahí que no entienden que se puede ser plenamente católico y plenamente gay a la vez, sin que ninguna de las dos dimensiones se vea menguada. No hay incongruencia aunque algunas voces resentidas, ignorantes o corroídas lo proclamen así.

Los que sabemos a ciencia y experiencia cierta, de qué va la Iglesia Católica, como esencia y presencia no nos dejamos confundir ni insultar ni desvalorizar.

Vean este video y espero que lo tengan más claro



Etiquetas: [las hojas amarillas de Vicho]  
Fecha Publicación: 2015-03-05T23:07:00.000-05:00



Etiquetas: [aventura]  [Cristóbal]  [marinero]  [relato]  [vicho]  
Fecha Publicación: 2015-03-05T01:09:00.000-05:00
Cristóbal es su nombre pero no ha atravesado ningún océano. Aún ni siquiera ha aprendido a nadar. No tiene intención de levantar anclas ni hacer frente al horizonte que mira a la playa. ¿Cómo podría descubrirme con ese disfraz de marinerito valiente que juega en el patio trasero de su casa? ¿Cómo desembarcaría en mi orilla abierta e indomable si sus naves nunca desplegaron las velas de su propia vida?




Cristóbal dice tener conocimientos de navegación y no sabe qué es zarpar al amanecer. No sabe de rumbos ni tempestades. No porta una brújula dorada en su bolsillo trasero, solamente lleva un trozo de paño oscuro para limpiar sus anteojos de sol. Mira las estrellas, promete constelaciones inéditas como orientación nocturna, danza con los vientos; pero su motor no tiene combustible.

Para llegar hasta mí, hay que viajarme atrevidamente. Surcar latitudes y longitudes y encallarme diestramente con giros concretos y certeros. Soy puerto que espera, topografía de mar calmo, isla flotante, playa honda, costa desértica.

Te ofrecí mi brisa de mediodía, te acaricié con olas de intimidad, cedí ante tus lamentos de altamar, lucí mis tesoros escondidos y   tuviste que volver a cantar con tus sirenas y a tu muelle de embarque. Tu mapa se equivocó en sus líneas. Creíste que era yo fácil de ocupar, saquear y poblar. No. Mis territorios no sucumben a piratas.


Buon viaggio marinaio.  
Etiquetas: [Alzheimer]  [películas]  [Still Alice]  
Fecha Publicación: 2015-02-23T13:00:00.002-05:00
Otra de mis chifladuras: Anoche soñé que entrevistaba a Julianne Moore después de verla ganar el Oscar a mejor actriz por su personaje en “Still Alice”. Me magnetiza el porte frágil y siempre sonriente de la actriz. Su papel en la película, el de una mujer que sufre el deterioro del Alzheimer, me dejó pensativo por varios días.




Haber edificado año a año y colmado tu vida con una identidad, con conocimientos, creaciones, relaciones amorosas, logros profesionales, recuerdos familiares y que de pronto, notes cómo se van evaporando de tu memoria. Tener a las palabras como tu gran tesoro para comunicar, haber amado el lenguaje, dictar conferencias, articular bien ideas y emociones; y después, lenta y dramáticamente, tu cerebro se resetea hasta quedarse deshabitado.

Dios nos libre de esa maldita enfermedad que te roba tu pasado, vacía tu presente y te arroja al futuro siniestro. Dios nos libre.
Etiquetas: [escribir]  [Hojas verdes de Vicho]  [Israel]  [Las hojas azules de Vicho]  [Las hojas verdes de Vicho]  [libro]  [vicho]  [éxodo]  
Fecha Publicación: 2015-02-19T12:01:00.000-05:00
Escribir mis libros viene siendo una experiencia mosaica. Me debería llamar Israel. Tengo un pasado milenario de profetas y un mañana ofrecido de bonanza. Como en el antiguo testamento, soy un pueblo -me gusta pensar que soy un escogido por Dios- para cumplir misiones futuras que no siempre se identifican bien por culpa de las tormentas de arena. Voy dejando atrás una época de servidumbre, pero camino a una tierra prometida. Estoy atravesando el desierto inmenso, me persigue un faraón invisible y aunque no de manera apoteósica como se relata en la Biblia, los mares se van abriendo a mi paso para no tener que cruzarlos a nado.

Ayer una amiga de infancia y antigua vecina de mi casa grande me contó que desde la última Navidad pidió insistentemente a sus hijos que le regalaran mis libros hasta que por fin se los han ordenado a Amazon. Ella anhelaba dedicarse unas semanas a tumbarse en su terraza con sus perros al lado y devorar mis libros.

Cuando le miré sus ojos expectantes y su entusiasmo por conocer de mi vida insólita, de mis reflexiones un tanto retorcidas y de mis anécdotas poco habituales, reconocí  algo de temor recorriéndome las venas. Quizás Rosita, así se llama mi amiga, encontrará entre las páginas de mis libros, a un Vicho irreconocible. Y es que a pesar de toda mi tendencia a la calatería, aún tengo pudor a que me vean tan desnudo y vulnerable. Ese striptease emocional ante los que me han conocido de toda una vida, ante los que aún creen que mi boca, alma y cuerpo son inmaculados y cándidos, sigue siendo un trance inquietante y engorroso para mí.



Pero ya está hecho. He decidido salir de Egipto tenga las consecuencias que tenga. Aunque tenga que comer alimañas del desierto, aunque la arena se meta debajo de mis ropas y me escalde el escroto, aunque el sol me achicharre los hombros y el arrojo de hombrecito errante. "Las Hojas de Vicho" rescatará mi vida de la tiranía del silencio ancestral y de mis propios demonios sedientos del desierto.


Y de cuando en cuando, en pleno éxodo, con los pies cansados de tanto caminar desorientado, miro al cielo incendiado para esperar lo inesperado, la milagrosa caída del Maná bendito. Dios sabrá cuándo y cuánto.  
Etiquetas: [coaching]  [psicología]  [vicho]  [vida]  [vocación]  
Fecha Publicación: 2015-02-11T11:48:00.003-05:00
A cada rato me confunden con un psicólogo. Los que me conocen saben que lo que a mí me fascina como tema de estudio es el alma humana pero me gusta estudiarla desde mi propia alma. La gran diferencia con los psicólogos es que ellos insisten en su neutralidad.

He tenido psicólogos que han influido cercanamente en mi vida. Una amiga y una prima fueron, por muchos años casi mis psicólogas privadas con quien ellas hubieran podido hacer sus tesis doctorales. Y a menudo, en plenos diálogos profundos me advertían que no podrían hacer un trabajo profesional conmigo porque no eran neutrales, porque el afecto y su subjetividad eran inconvenientes para tratarme de una manera “ética”.

Y eso me molestaba porque yo me preguntaba ¿Quién mejor que alguien que te quiere para ayudarte con recursos acreditados y científicos a curar tus consternaciones del alma?

Creo que ahí nació mi inquietud por escribir y salir al encuentro de los demás. Ahí fue naciendo mi interés por acompañar a los demás en sus enfermedades del alma, pero, haciéndolo desde mi propia alma desnuda. Para ser reduccionista, empecé a ayudar otras vidas desde mi propia vida.

Desde mi baja autoestima, he repotenciado otras estimas. Desde mi difusa identidad he dado claridad para encontrar a otros, la suya. Desde mis relaciones personales he estimulado a otros a optimizar sus relaciones. Desde mis miedos, he abierto claraboyas para que otros miedos se desinflen y salgan volando. Desde mis comportamientos he comprendido mucho más solícitamente los de otros. Desde mis zozobras y depresiones, he salvaguardado almas y mentes lesionadas. Desde mis pérdidas, he acompañado a otros a aceptar las suyas. Desde mis intimidades e insuficiencias espirituales he ido conduciendo a otros a dimensiones más grandes y plenas que desconocían.


















No soy ni quiero ser neutral. Me niego a ser un software frío y distante que recopila eventos e historias ajenas para otorgarles salidas de acción. Me gusta este trabajo de terapias breves, comprometidas, compartidas, subjetivas, sanadoras, cariñosas. El coaching es una actividad que me llegó como anillo al dedo.  


Por algo no fui psicólogo de laboratorio. Por algo soy un Vicho de la calle y de puertas cerradas. 
Etiquetas: [cambio]  [crecer]  [mejorar]  [ser]  
Fecha Publicación: 2015-02-05T22:30:00.000-05:00


Gran parte de mi vida me he aconsejado que sea yo mismo. Ciertas palabras han sido repetitivas: aceptación, identidad, personalidad, autoconfianza, etc.

Ahora, el mantra “sé tú mismo” necesita una reformulación. Ahora mi máxima tendrá que ser “sé más de lo que eres”. Por la sencilla razón que aquello que he sido hasta ahora me ha traído a donde estoy y soy. Ahora quiero ser más, quiero hacer cosas diferentes, ampliar la persona que he sido hasta ahora.




Prefiero terminar siendo el peor de los mejores a ser el mejor de los peores. Simplemente, quiero ser más.  
Etiquetas: [bien común]  [egoísmo]  [familia]  
Fecha Publicación: 2015-02-05T11:29:00.000-05:00


Bien dice Ken Wilber "Por si acaso, los nazis también amaban a sus hijos". No es suficiente amar, servir o ser bueno con los nuestros. El desafío es mayor, no sólo amar mi ombligo y mi familia.

Toda esta corrupción e inmundicia de la política y de nuestros gobernantes deriva precisamente de que el otro y el bien común, me importa un carajo.



Etiquetas: [cuento]  [miedo]  [psicología]  
Fecha Publicación: 2015-02-03T09:38:00.000-05:00

Etiquetas: [castillos]  [realidad]  [sueños]  
Fecha Publicación: 2015-02-02T13:11:00.001-05:00
"Si has construido castillos en el aire, tu trabajo no se pierde; ahora coloca las bases debajo de ellos". 
George Bernard Shaw


Es cierto, hay gente extraña a nuestro alrededor que es muy propensa a desdeñar nuestros sueños, a criticar con desparpajo la fragilidad de nuestras fantasías. Nos dicen que estamos locos y perdiendo energía, tiempo y posibilidades concretas. No entienden que para vivir algunos necesitamos volar por el cielo con alas invisibles y resbalarnos en el arcoiris de la imaginación. Esa gente, conservadora y cuerda quiere dispararnos directo al nervio y devolvernos violentamente a la chatura de la realidad. Son los francotiradores de sueños.


Los que construimos castillos en el aire, somos una amenaza, unos alienígenas, una raza perdida, unos bandoleros del paraíso perdido, unas mariposas venenosas.


Lo que no saben ellos, los prudentes y realistas, es que somos arquitectos de la novedad, que edificamos la vida de arriba hacia abajo, que comenzamos por el cielo y terminamos por las raíces. No saben que al final de la jornada, ellos también cohabitarán, gustosos y colmados, los castillos que hemos construido.