Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.

Comparte esta página:


Fecha Publicación: 2016-02-03T23:25:00.000-08:00




La actual es una de las campañas electorales más “raras” de las que hemos vivido quienes pasamos del medio siglo de vida en el Perú.

Las ideas ya no cuentan, el travestismo político es el denominador común de los candidatos y de las siglas competidoras (no llegan a la estatura organizativa e ideológica de organizaciones políticas), los noticieros y los programas políticos se confunden con los realities y los programas cómicos. Es más, ya los candidatos no necesitan de imitadores satíricos, ellos mismos constituyen su propia caricatura.

Por eso queremos compartir con ustedes, queridos lectores, esta película de noviembre del 2015, que estelariza Sandra Bullock: “Nuestra marca es crisis” y que cuenta cómo una experta norteamericana en marketing político logra revertir la caída en las encuestas del candidato Sanchez de Losada en las elecciones bolivianas del 2002 y lo encumbra por segunda vez como presidente del hermano país altiplánico. No esta demás recordar que Sanchez de Losada ante el rechazo masivo del electorado traicionado se vio obligado a renunciar a la presidencia.

En está película basada en hechos reales. podrán ver cómo el sentido de la verdad o la mentira no cuentan y solo importa lo necesario para captar votos, a cualquier precio. Si viendo “Nuestra marca es crisis” les viene inmediatamente a la mente los nombres de Fujimori, Alan, Toledo o de los Acuñas o Guzmanes, no es pura coincidencia.

No dejen de ver esta película que nos ayudará a abrir los ojos, antes de votar el próximo abril. (Jesús Hubert)



Para ver la película, favor de presionar el siguiente enlace:


Our Brand Is Crisis (2015)


Cast : 
Sandra Bullock as 'Calamity' Jane BodineAnthony Mackie as BenBilly Bob Thornton as Pat CandyZoe Kazan as LeBlancScoot McNairy as BuckleyAnn Dowd as Nell


Director: David Gordon GreenScreenplay: Peter StraughanWriter (original documentary): Rachel Boynton
Cinematography: Tim Orr
Music: David Wingo
Editor: Colin Patto
Comedy, Drama

107 minutes

Fecha Publicación: 2016-01-15T21:59:00.000-08:00



Estamos aturdidos. Y como bebedores consuetudinarios, presos de su copa, necesitamos seguir “bebiendo” las luces y las sombras de la tecnología, para no enfrentar la realidad.

No es casual que nos hayamos convertido en una sociedad de cabezas gachas - o agachadas sobre los smartphones - víctimas de un autismo tecnológico que nos separa, cuando debía unirnos. Víctimas de una prisión virtual que nos aísla del calor y el color de nuestro mundo real.


El otro, nuestro prójimo, está al lado nuestro, pero no lo vemos. Un teléfono, una computadora o una tablet, nos separan. (Jesús Hubert)

La sociedad del cansancio y del abatimiento social

15/01/2016


Hay una discusión en todo el mundo sobre la “sociedad del cansancio”. Ha sido formulada principalmente por un coreano que enseña filosofía en Berlín, Byung-Chul Han, cuyo libro con el mismo título acaba de ser publicado en Brasil (Vozes 2015). El pensamiento no siempre es claro y, algunas veces, discutible, como cuando afirma que el “cansancio fundamental” está dotado de una capacidad especial para “inspirar y hacer surgir el espíritu” (cf. Byung-Chul Han, p. 73). 

Independientemente de las teorizaciones, vivimos en una sociedad del cansancio. En Brasil además de cansancio sufrimos un desánimo y un abatimiento atroces.


Consideremos, en primer lugar, la sociedad del cansancio. Ciertamente, la aceleración del proceso histórico y la multiplicación de sonidos, de mensajes, la exageración de estímulos y comunicaciones, especialmente por el marketing comercial, por los teléfonos móviles con todas sus aplicaciones, la superinformación que nos llega a través de los medios sociales, nos producen, dicen estos autores, enfermedades neuronales: causan depresión, dificultad de atención y síndrome de hiperactividad.


Efectivamente, llegamos al final del día estresados y desvitalizados. No dormimos bien, estamos agotados.

Para seguir leyendo, favor de presionar: Más información.



A esto hay que añadir el ritmo del productivismo neoliberal que se está imponiendo a los trabajadores en todo el mundo, especialmente el estilo norteamericano exige de todos el mayor rendimiento posible. Esto es la regla general también entre nosotros. Tal exigencia desequilibra emocionalmente a las personas, generando irritabilidad y ansiedad permanente. El número de suicidios asusta. Se resucitó, como ya mencioné en esta columna, el dicho de la revolución del 68 del siglo pasado, ahora radicalizado. Entonces se decía: “metro, trabajo, cama”. Ahora se dice: “metro, trabajo, tumba”. Es decir: enfermedades letales, pérdida del sentido de la vida y verdaderos infartos psíquicos.


Detengámonos en Brasil. Entre nosotros, en los últimos meses, crece un desaliento generalizado. La campaña electoral realizada con gran virulencia verbal, acusaciones, deformación y el hecho de que la victoria del PT no haya sido aceptada, suscitó ánimos de venganza por parte de las oposiciones. 

Banderas sagradas del PT fuero traicionadas en altísimo grado por la corrupción, generando una decepción profunda. Tal hecho nos hizo las buenas costumbres. El lenguaje se canibalizó. Salió del armario el prejuicio contra el nordestino y la descalificación de la población negra. Somos cordiales también en el sentido negativo dado por Sergio Buarque de Holanda: podemos actuar a partir del corazón lleno de rabia, de odio y de prejuicios. Tal situación se agravó con la amenaza de impeachment a la Presidenta Dilma, por razones discutibles.


Descubrimos el hecho, no la teoría, de que entre nosotros existe una verdadera lucha de clases. Los intereses de las clases acomodadas son antagónicos a los de las clases empobrecidas. Aquellas, históricamente hegemónicas, temen la inclusión de los pobres y la ascensión de otros sectores de la sociedad que han venido a ocupar el lugar antes reservado solo para ellas. Hay que reconocer que somos uno de los países más desiguales del mundo, es decir, donde campean más las injusticias sociales, la violencia banalizada y asesinatos sin cuenta que equivalen en número a la guerra de Irak. 

Y todavía tenemos centenares de trabajadores viviendo en condiciones equivalentes a la esclavitud.

Gran parte de esos malhechores se profesan cristianos: cristianos martirizando a otros cristianos, lo que hace del cristianismo no una fe sino solo una creencia cultural, una irrisión y una verdadera blasfemia.


¿Cómo salir de este infierno humano? Nuestra democracia es solo de voto, no representa al pueblo sino los intereses de los que financian las campañas, por eso es de fachada o, a lo sumo, de bajísima intensidad. De arriba no hay nada que esperar pues entre nosotros se ha consolidado un capitalismo salvaje y globalmente articulado, lo que aborta cualquier correlación de fuerzas entre clases.


Veo una salida posible a partir de otro lugar social, de aquellos que vienen de abajo, de la sociedad organizada y de los movimientos sociales que poseen otro ethos y otro sueño de Brasil y del mundo. Pero necesitan estudiar, organizarse, presionar a las clases dominantes y al Estado patrimonialista, prepararse para eventualmente proponer una alternativa de sociedad aún no ensayada, pero que tiene sus raíces en aquellos que en el pasado lucharon por otro Brasil con proyecto propio. A partir de ahí formular otro pacto social vía una constitución ecológico-social, fruto de una constituyente inclusiva, una reforma política radical, una reforma agraria y urbana consistentes y la implantación de un nuevo modelo de educación y de servicios de salud. Un pueblo enfermo e ignorante nunca fundará una nueva y posible biocivilización en los trópicos.


Tal sueño puede sacarnos del cansancio y del desamparo social y devolvernos el ánimo necesario para enfrentarse a las trabas de los conservadores y suscitar la esperanza bien fundada de que nada está totalmente perdido, que tenemos una tarea histórica que cumplir para nosotros, para nuestros descendientes y para la misma humanidad. ¿Utopía? Sí. Como decía Oscar Wilde: «si en nuestro mapa no aparece la utopía, no lo mires porque nos esconde lo principal». Del caos presente deberá salir algo bueno y esperanzador, pues esta es la lección que el proceso cosmogénico nos dio en el pasado y nos está dando en el presente. En vez de la cultura del cansancio y del abatimiento tendremos una cultura de la esperanza y de la alegría.


*Leonardo Boff, teólogo y columnista del JB online.*

Traducción de MJ Gavito Milano



Fecha Publicación: 2015-12-29T02:08:00.000-08:00





No se trata de un escándalo a los que nos tienen acostumbrados la televisión y los medios. No se trata de transgresiones de personas individuales que sirven para ocultar la verdadera trama del poder en la sociedad. No, en este caso se trata de una radiografía de la entraña oculta de una institución “rectora” de la sociedad.

Una investigación cuidadosa y responsable acerca de la institución que maneja la conciencia de la sociedad desde la infancia y modela la visión que podemos tener de la vida y del mundo.

Se trata de una película sobre hechos reales. Acerca de una verdadera autopsia de la Iglesia Católica que realizaron el año 2002 los periodistas del diario norteamericano The Boston Globe, que permitió dar a conocer las pruebas y testimonios que acreditan que más de 200 sacerdotes abusaron sexualmente de niños de diversas edades en la diócesis de Boston, con el encubrimiento sistemático de las mismas autoridades eclesiásticas.

Proporcionamos el enlace para ver SOPTLIGHT, la película que muestra todas las dificultades que tuvieron que vencer los periodistas del Boston Globe para sacar a la luz este caso múltilple y emblemático, pero no único, que sigue remeciendo los cimientos de una de las instituciones más poderosas e influyentes de la sociedad mundial. (Jesús Hubert)

Favor de presionar el siguiente enlace para ver SPOTLIGHT:
Título original: Spotlight

Año: 2015

Duración: 128 min.

País: Estados Unidos

Director: Thomas McCarthy

Guión: Thomas McCarthy, Josh Singer

Música: Howard Shore

Fotografía: Masanobu Takayanagi

Reparto: Mark Ruffalo, Michael Keaton, Rachel McAdams, Liev Schreiber, John Slattery,   Stanley Tucci, Brian d'Arcy James, Gene Amoroso, Billy Crudup, Elena Wohl, Doug Murray, Sharon McFarlane, Jamey Sheridan, Neal Huff, Robert B.Kennedy,Duane Murray, Brian Chamberlain, Michael Cyril Creighton, Paul Guilfoyle,Michael Countryman

Productora: OpenRoad Films / Participant Media / First Look / Anonymous Content / Rocklin/Faust

Género: Drama | Basado en hechos reales. Periodismo. Religión. Abusos sexuales

Web oficial: http://SpotlightTheFilm.com

Sinopsis: Narra cómo un equipo de reporteros del Boston Globe destapó los escándalos de pederastia cometidos durante décadas por unos curas de Massachussets, acusaciones que la archidiócesis de Boston intentó ocultar y que sacudió a la Iglesia Católica en su conjunto. (FILMAFFINITY)

Estreno en USA: noviembre 2015.
Estreno en España: enero 2016.
Preestreno: Festival de Venecia 2015.

Premios:

2015: Globos de Oro: Nominada a mejor película drama, director y guión
2015: American Film Institute (AFI): Top 10 - Mejores películas del año
2015: Festival de Toronto: 2ª Finalista Mejor película
2015: Festival de Venecia: Sección oficial largometrajes (fuera de concurso)
2015: Independent Spirit Awards: Premio Robert Altman. 5 nominaciones
2015: National Board of Review (NBR): Mejores 10 películas del año
2015: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor actor (Keaton)
2015: Críticos de Los Angeles: Mejor película y guión
2015: Premios Gotham: Mejor película, reparto y guión
2015: Satellite Awards: Mejor reparto. 8 nominaciones incluyendo mejor película
2015: Critics Choice Awards: 8 nominaciones incluyendo mejor película y director
2015: Sindicato de Actores (SAG): Nominada mejor reparto y actriz sec. (McAdams





Fecha Publicación: 2015-12-16T23:08:00.001-08:00


Cuando hablamos de espiritualidad inmediatamente la asociamos a la religión; como sin el dogma no pudiésemos interiorizar nuestra existencia.

Las religiones han cumplido en los siglos el papel de muletas para una humanidad-niña, que ha tenido “miedo” a caminar sola y consciente de quién es en medio del infinito de lo que existe.

De manera que las religiones han devenido -más que en una ayuda- en un obstáculo para la espiritualidad, entendida como elevación y comunión con nuestros semejantes y con nuestro medio vital.

Si no, miremos nomas lo que ocurre con grandes masas fanatizadas por organizaciones religiosas que los esquilman a cambio de una salvación etérea y las enfrentan, haciéndolas presumir de ser dueñas de la verdad, o las empujan a guerras sangrientas en nombre de un dios excluyente, o las esclavizan con prohibiciones pseudo-morales que las castran, en tanto niegan las propias pulsiones de la naturaleza humana.

Hoy, cuando la vida en el planeta Tierra se ve amenazada por la codicia de Caín, las religiones nos dividen y bloquean nuestra comunión esencial, olvidando que somos tripulantes de una nave única para la vida y que para no perecer, es necesario volvernos a plantear algunas de las preguntas fundadoras acerca de nuestra existencia, libres de prótesis o auxilios cegadores y/o deformantes.

Este es el sentido de una espiritualidad, sin religiones ni iglesias, de la que nos habla Mariá Corbí. (Jesús Hubert)

Marià Corbí

La dimensión absoluta de lo real. Reflexiones

Intento de aclarar algo la dimensión absoluta de lo real en una sociedad no religiosa. La dimensión absoluta de lo real es “eso de ahí”, la inmensidad de los mundos que no es relativa a nuestras necesidades de vivientes. Es la cara no relativa a nosotros de la realidad que también se nos muestra como relativa a nosotros.

La dimensión absoluta es la inmensidad de los soles, las galaxias, las galaxias de galaxias, los terribles y monstruosos agujeros negros, la formación de estrellas, su explosión y colapso, el pluriverso.

El universo es una terrible monstruosidad, para nuestra frágil carne. Son fuegos atroces, fuerzas y energías gigantescas, inconcebibles para nuestro pobre cerebro.

Nosotros no somos más que unos pobres animalitos insignificantes del planeta tierra, satélite de una estrella de una de las barriadas de nuestra galaxia.

Pero en nuestra insignificancia absoluta no somos nadie venido a estos mundos terribles; somos esos mundos. Somos como una velita que sostiene una pequeña llama en medio de los soles.

Nuestras facultades no están ordenadas a esas inmensidades; se construyeron al servicio de la sobrevivencia de nuestra breve vida.

La dimensión absoluta es todo eso, incluyéndonos a nosotros, como leve luz para iluminar la inmensidad de lo que hay.

Todo es desproporcionado a nuestras pobres luces y a nuestro sentir, todo él volcado a la inmediatez de la sobrevivencia.

Si queremos pensar correcto y construir nuestros proyectos valorales colectivos de forma adecuada, habrá que meter en nuestra mente y en nuestro sentir la magnitud inconcebible de la dimensión absoluta.

Para seguir leyendo, favor de presionar MÁS INFORMACIÓN


Esa atrocidad de mundos ha sido amable con nosotros y también con todas las especies animales. Nos ha dotado de un sistema cerebral y de unos sentidos que filtran esos mundos monstruosos de forma que resulten soportables a nuestra fragilidad. Más aún, han modelado esos mundos a nuestra pequeña medida y los han hecho bellos, deseables, amables, generalmente benévolos.

Podemos decir, hablando lenguaje humano, que la inmensidad de los mundos ha sido buena, misericordiosa con nosotros y con todos los animales.

La Tierra es como una pequeña nave azul, protegida en medio de terribles hornos de fuego repartidos en los inmensos vacíos del espacio.

La Tierra nos mantiene a nosotros y a todos los vivientes como entre algodones.

Volviendo a hablar con lenguaje humano, podríamos decir que, puesto que nosotros somos luz de la mente y calor del sentir, y no somos nadie venido a estos mundos, son estos mundos los que son mente y sentir. Nosotros, débiles y breves vivientes, somos el lugar donde la luz de la mente y el calor del corazón brota, como el magma de los volcanes, desde el seno de los mundos.

El misterio de los mundos es nuestro propio misterio y el misterio de nuestro pensar y sentir es el misterio de los mundos.

De estas consideraciones surgen espontáneamente tres graves cuestiones:

 -¿Qué es este mundo inabarcable e inconcebible?
-¿A qué nos referimos cuando usamos el término “Dios” o la “dimensión absoluta”?
-¿Qué somos los humanos?

Estas tres preguntas son tres miradas a un mismo problema.

Estas preguntas son preguntas-luz, preguntas-noticia indudable, pero no tienen posible respuesta.

Estas tres preguntas se entrecruzan entre ellas de forma que no se puede intentar centrarse en una de ellas sin que aparezcan casi simultáneamente las otras dos.

La inabarcabilidad de la comprensión de los mundos se adentra en la aparentemente más sencilla pregunta por el ser humano. La pregunta por los mundos y por el ser humano son la pregunta por la dimensión absoluta de lo real y a la inversa, la pregunta por la dimensión absoluta es la pregunta por los mundos y por los humanos.

Las facultades humanas, hechas para las pequeñas cosas concretas que tienen que ver con la sobrevivencia de nuestra condición animal, se pierden en esas profundidades inabarcables. Pero, a pesar de ello, tienen noticia cierta, no conceptuable, de esas dimensiones infinitas. ¡Otra vez el misterio de la condición humana, que es la condición también de los mundos y de la dimensión absoluta de lo real!

Las venerables religiones son soluciones “caseras” para estas terribles preguntas. Soluciones muy bien construidas y aliñadas para mentes y para paladares humanos, que, por mutación de los tiempos, ya no son posibles.

El fondo de todas las religiones y tradiciones espirituales son estas tres preguntas, a las que se dan siempre respuestas, pero se trata de unas respuestas que no son cumplidas respuestas. Siempre queda, y ha de quedar, el latido de las preguntas que no pueden ser respondidas.

En las sociedades de conocimiento hay que plantear estas preguntas en toda su crudeza y de forma que lleguen a toda la población, sin poder acudir a las soluciones caseras de las religiones.

De la conciencia de esta nuestra situación dependerá la cualidad humana honda, sin la cual las sociedades que viven y prosperan desde el conocimiento no son viables.

Llegados aquí surge una grave cuestión: ¿cómo llevar a las gentes a esta conciencia?
Esa es nuestra tarea.

Resulta necesario que tengamos que sumergirnos, lo más posible en ese espanto y en ese asombro para pensar desde ahí y sentir desde ahí, para buscar una comprensión y un sentir adecuado para poder construir nuestros proyectos valorales colectivos convenientes a la nueva situación.

Nuestra condición de sociedades laicas, sin religiones, ni creencias nos ha llevado donde estamos, sin posible marcha hacia atrás.



Fecha Publicación: 2015-09-27T20:45:00.001-07:00


SOMOS UNO

"Tu y yo no somos mas que una sola cosa: no puedo hacerte daño sin herirme" (Mahatma Ghandi)

"Y llegará en el momento en que veas que todos somos uno y que la vida fluye fuera y dentro de ti..." (George Harrison)

Las verdades universales son sencillas. Pero el hombre, la mayoría de veces, las complejiza en su forma de presentarlas hasta alejarlas de las mayorías y hacerlas ininteligibles.

Una de esas verdades fundamentales, quizás la más importante de todas, es que nosotros y todo lo que existe, constituimos un solo y único ser, multiplicado hasta el infinito, en su número y diversidad, diferencias enriquecedoras para el conjunto y que no impiden que sigamos siendo UNO. 

Comprendiendo este concepto del UNO, no será necesario leernos todos los textos sagrados de cualquiera de las grandes religiones y escuelas espirituales del mundo, porque sabremos entender su sentido coincidente y esencial.

El siguiente artículo que reproducimos a continuación, tomado de la revista española FUSIÓN, nos lo explica de manera didáctica y sencilla. (Jesús Hubert)

Ser íntegro es saberse uno con el universo

Escrito por José Carlos García Fajardo 25 Septiembre 2015

Meditación es el proceso de percibir de forma directa la medida interna correcta de uno mismo... en el cosmos, en el todo y en el uno en expansión incesante.

La naturaleza de la integridad propia del ser humano cabal es la de estar siempre presente. La palabra salud significa "total, completo". Total implica integración, interconexión y vinculación de todas las partes de un sistema, de un organismo, una inseparabilidad. Si a una persona le han amputado un brazo, pierna, otra parte del cuerpo o tenga que enfrentarse a la muerte, sigue básicamente completo aunque tenga que adaptarse a la situación.

¿Qué es vivir sino una adaptación constante? Lo que entendemos por "vida" es otra dimensión. Por eso respondió Malraux a De Gaulle, cuando este le preguntó cómo podría consolarse por la muerte de su único hijo, ya que el Ministro de Cultura era agnóstico, "Puede que la vida no tenga sentido, mi General, pero tiene que tener sentido vivir", aquí y ahora.

Es esta adaptación a las cosas y situaciones como son en sí lo que influye en el proceso de sanación, y en la superación hasta límites hasta entonces no imaginados. Aunque nuestros cuerpos sean completos están cambiando de forma continuada (ni una célula nuestra ha estado en el seno de nuestra madre) y se encuentran inmersos en un todo mayor, llámese entorno, ambiente, planeta o universo. Por eso la salud constituye un proceso dinámico. No es un estado fijo que se nos da y al que nos sujetamos. Recordemos, eppur si muove. Cuando a Galileo le exigían que se retractase de que la Tierra no era el centro del universo, suplicó a los cardenales que le presionaban para que refutase una afirmación que iba "¡contra la Palabra de Dios en la Biblia!": "No les pido que me crean, sólo que miren por este telescopio". A lo que respondieron ¡Lejos de nosotros mirar por ese instrumento! Eso significaría poner en duda nuestra Fe".

Aunque nuestros cuerpos sean completos están cambiando de forma continuada y se encuentran inmersos en un todo mayor, llámese entorno, planeta o universo.

La idea de integridad no sólo se encuentra en el significado de las palabras salud y sanación, sino que forma parte del significado profundo de las palabras meditación y medicina. Según el físico David Bohm, que sostiene que la integridad es una propiedad fundamental de la naturaleza, medicina y meditación provienen del latín mederi, que significa "curar", restablecer, recuperar el orden.

Aunque parezca que no tiene mucho que ver el concepto de medición con meditación o medicina, en su sentido más corriente pero, aquí viene la semántica a echarnos una mano, aunque yo me iría derecho a la régula áurea pitagórica de la proporción; porque las cosas no son hermosas por parecerse a un canon externo sino por ser proporcionadas. ¿Acaso no son pulchrae, hermosas, las pirámides de Egipto, la Venus de Milo, la catedral de Chartres, o el Pórtico de la Gloria del Maestro Mateo? ¿Y en qué se parecen? En que son proporcionadas, como La Pietà de Miguel Ángel, su Moisés, o el rostro de un bebé dormido o de una niña sonriendo, o el Gran Cañón, el Sahara, las cataratas del Niágara, Iguazú o Victoria en el Zambeze. ¿Y acaso el cráter del Gorongoro no ha sido calificado como una extravagancia bellísima de la naturaleza antes de conducirnos a las llanuras sin fin del Serengueti?

David Bohm dice "todas las cosas tienen su propia media interna correcta" que las hace ser lo que son. Vista desde este prisma la medicina es la ciencia para restaurar la medida interna correcta cuando ha sido perturbada por enfermedad o lesión. Recordemos la definición de la OMS desde 1948: "La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades".

Pues lo mismo sucede con los trascendentales o universales Unum Verum, Bonum et Pulchrum convertuntur: "Lo que es Uno es Verdadero, es Bueno y Hermoso; por eso son intercambiables, o facetas de una misma realidad.

Meditación es el proceso de percibir de forma directa la medida interna correcta de uno mismo... en el cosmos, en el todo y en el uno en expansión incesante.

Grandes cerebros se han visto preocupados por la idea de integridad y cómo realizarla en la vida diaria. Carl Jung escribió: La integridad ha ocupado las mentes más preclaras de Oriente durante más de tres mil años, porque no se puede obviar la aportación india, Uppanishads, Vedanta, el inmortal Baggavadhad Gita. Jung entendió la relación que existe entre la meditación y la realización de la integridad. Δ

José Carlos García Fajardo. Profesor Emérito de la Universidad Complutense de Madrid (UCM)Director del Centro de Colaboraciones Solidarias (CCS).

http://www.revistafusion.com/201509253275/Firmas/J.-C.-Garcia-Fajardo/ser-integro-es-saberse-uno-con-el-universo.htm

Fecha Publicación: 2015-09-17T00:42:00.003-07:00





Alguien con conocimiento de causa, protagonismo y frivolidad, dijo que vivimos la sociedad del espectáculo. Y se refería a que todo lo que produce escándalo o chisme, vende y domina el imaginario de las mayorías.

Es en ese contexto que hoy observamos un inmenso vacío. Ya en América Latina no hay artistas con mayúscula que acompañen con su canto a los procesos históricos, como lo hizo, magistral y trágicamente, Víctor Jara. Y no estamos hablando de que no hayan cantantes contestatarios, los hay, pero más cerca del panfleto que del arte y más próximos también al diletantismo, que al compromiso serio y disciplinado con el futuro de sus pueblos.

Víctor no fue de aquellos que se dejan llevar por la emoción de una asonada pasajera. Él sabía lo que quería: encarnar la voz de un puebloque había optado por la transformación de la sociedad. No solo expresar a las vanguardias pequeño burguesas, sino al hombre de los campos, las fabricas y los barrios, en su propio lenguaje y con su propia música.

El legado de Víctor Jara surge de la suma de coyunturas del proceso político chileno, encaminado a construir el socialismo por la vía democrática, cuya cúspide fue Allende y la Unidad Popular, pero las trasciende. Ello explica que se sigan cantando sus canciones y que le hagan coro, miles y miles de hombres y mujeres que aspiran a un cambio, no solo de personas en el poder, sino de corazones.

Cuarentaidos años después, podemos decir con Víctor Jara que escuchándolo el “alma se nos llena de banderas…” (Jesús Hubert)´



El Alma llena de banderas
(Víctor Jara)

Ahí, debajo de la tierra,
no estas dormido, hermano, compañero.
Tu corazón oye brotar la primavera
que, como tú, soplando irán los vientos.

Ahí enterrado cara al sol,
la nueva tierra cubre tu semilla,
la raíz profunda se hundirá
y nacerá la flor del nuevo día.

A tus pies heridos llegarán,
las manos del humilde, llegarán
sembrando.
Tu muerte muchas vidas traerá,
y hacia donde tu ibas, marcharán,
cantando.

Allí donde se oculta el criminal
tu nombre brinda al rico muchos nombres.
El que quemó tus alas al volar
no apagará el fuego de los pobres.

Aquí hermano, aquí sobre la tierra,
el alma se nos llena de banderas
que avanzan,
contra el miedo,
avanzan,
venceremos
 

No pudieron, ni 44 balazos: A 42 años de su muerte, Víctor Jara vive y sigue siendo canción nueva

16 septiembre 2015

 “Canto que ha sido valiente siempre será canción nueva”



44 balazos ultimaron la vida del cantautor Víctor Jara de 40 años, pero contrario al objetivo buscado por sus victimarios ese mismo día nació la leyenda, el referente, el icono que con su música valiente ha logrado traspasar fronteras y generaciones y que hoy a 42 años sigue más vigente que nunca, Víctor Jara vive!.

Jara fue detenido el 12 de septiembre -al día siguiente del Golpe militar- en dependencias de la Universidad Técnica del Estado (UTE, actual USACH) en donde se desempañaba como director teatral y fue trasladado junto con otros detenidos hasta el Estadio Chile (actual Estadio Víctor Jara). En dicho lugar fue interrogado, torturado por personal del ejército.

El periodista Sergio Gutiérrez Patri el día 12 de septiembre se encontró con Jara en uno de los pasillos del Estadio Chile, al preguntarle cómo estaba Víctor le respondió: ¡Mira mis manos, mira mis manos… me las machacaron para que nunca más volviera a tocar la guitarra!”

El día 16 de septiembre el cuerpo de Jara fue encontrado por unos pobladores en las inmediaciones del Cementerio Metropolitano junto a 5 personas más que habían sido dejadas en ese lugar por personal del ejército. Según la autopsia, el cuerpo de Jara registraba 44 orificios de entrada, 32 de ellos con salida de proyectil. El reporte evidencia que fueron 16 balas en el pecho, 2 en la cabeza, 2 balas en su brazo derecho, 6 en su abdomen y una ráfaga de 18 balazos en sus piernas.

Tormento, tortura y mutilación que tuvo como objetivo intentar callar el canto de un luchador y dejar en evidencia el pánico que causaba en sus captores ese sencillo hombre que tenían en frente. Sin embargo, nada de ello pudo acallar ese canto sincero, sencillo, valiente que denunció la injusticia de su tiempo, de su sociedad y que levantó el relato de un pueblo que se movilizó para transformarla.

De oficio profesor, actor y director de teatro, Víctor Jara vio en la música un instrumento de transformación de la sociedad, un canal donde difundir y multiplicar un discurso transformador. Junto a ello, también tuvo el don de re descubrir la música tanto de Chile como del continente logrando hacer un folclore revitalizado, experimental y comprometido con los cambios sociales.

La escurridiza justicia

A pesar de los innumerables homenajes, del reconocimiento internacional a su figura y de que la historia de su martirio fue traspasándose oralmente en plena dictadura, la justicia ha sido escasa. El esclarecimiento de su asesinato ha sido un trabajo arduo y minucioso en el que mucha gente y testigos fueron recreando la madeja de sus últimos días y horas. La versión oficial dada por la Dictadura -en respuesta a una nota de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la O.E.A- con fecha 27 de marzo de 1974  en el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores se señala: “Víctor Jara: Fallecido. Murió por acción de francotiradores que, reitero, disparaban indiscriminadamente contra las Fuerzas Armadas como en contra de la población civil“.

Hasta el 5 de diciembre de 2004 -la resolución del juez del Quinto Juzgado del Crimen Juan Carlos Urrutia tiene fecha 6 de diciembre- el Ejército nunca entregó al tribunal los nombres de los oficiales que estuvieron a cargo de los prisioneros del Estadio Chile y la identidad de quien fue su comandante. El ejército y su propio Comandante en Jefe en esa época, Juan Emilio Cheyre, se negaron sistemáticamente en dar los nombres de los oficiales involucrados señalando “que no tenían registro”. Sin embargo a raíz de la presión mediática y del testimonio de varios testigos se pudo constatar varios hechos que arrojaron luz sobre lo ocurrido con Víctor Jara.

A pesar de esto, en mayo del 2008  y con apenas un procesado, el ministro Juan Eduardo Fuentes Belmar cerró el sumario (fase indagatoria) del juicio que se instruye por el crimen del cantautor Víctor Jara, ocurrido en septiembre de 1973, eso sin identificar a un autor material. Solo logró identificarse, en base a testigos y varios careos, al en ese entonces Comandante del Estadio Chile, el coronel (r) Mario Manríquez Bravo, como mando a cargo del recinto.

Un largo camino judicial se ha sucedido desde entonces. Recién en julio de este año (2015) y en base al trabajo llevado a cabo por el ministro en visita extraordinaria Miguel Vázquez Plaza,  a cargo de la investigación, -quien ya el 2012 había procesado a varios militares- se dictó una acusación en contra de 10 funcionarios del Ejército (r), por su responsabilidad en los delitos de secuestro y homicidio del cantautor  Víctor Jara Martínez y el director de Gendarmería Littré Quiroga Carvajal.

Así, el Ministro Vázquez procesó como autores de los delitos de homicidio calificado a los ex miembros del Ejército: Raúl Jofré González, Edwin Dimter Bianchi, Hugo Sánchez Marmonti, Nelson Haase Mazzei, Ernesto Bethke Wulf, Juan Jara Quintana, Jorge Smith Gumucio,  Patricio Vásquez Donoso y Hernán Chacón Soto.

En tanto, como autores de los secuestros simples acusó a Hugo Sánchez Marmonti, Edwin Dimter Bianchi, Nelson Haase Mazzei, Jorge Smith Gumucio, Ernesto Bethke Wulf, Juan Jara Quintana, Hernán Chacón Soto y Patricio Vásquez Donoso.

Además, acusó como autor solo de los secuestros calificados de Jara y Carvajal a Raúl Jofré Gonzalez; y como encubridor de los delitos de homicidio calificado y de secuestro simple a Rolando Melo Silva.

Victor Jara, a la derecha de la fotografía,
marchando en Santiago de Chile, en 1973.

Jara, según quienes lo conocieron, siempre tuvo una actitud siempre afable, de ese mismo modo siempre le dio contenido a su música y una empatía plasmada en sus obra con lo social, de ese modo era normal verlo en vivo explayarse por cada canción que había hecho. Y es que cada canción, cada producción tenía un enorme sentido para Víctor Jara, y al parecer ningún tema o canción dejó de tener un profundo sentido político y ético. Por lo mismo, su canto fue siempre comprometido, siempre al servicio de un ideal y una lucha.

Es en su “Manifiesto” (tema que fue publicado posterior a su asesinato) donde Víctor Jara explica y deja con total claridad su intención en el canto: “Yo no canto por cantar, ni por tener buena voz / Canto porque la guitarra, tiene sentido y razón”. Es el canto del compromiso por un pueblo que en esos años se encontraba en lucha y demandando una sociedad nueva y justa. Canto que no se ha quedado solo en los oídos de aquellos quienes lucharon en ese tiempo, sino que ha resonado con el tiempo en oídos de quienes han sentido la necesidad de retomar y continuar dicha lucha. Víctor, en ese sentido, ha sido el vínculo entre ese pasado que sus asesinos intentaron destruir y quienes buscamos revivir esa lucha y ese porvenir.

Tal vez, y por lo mismo, la mayor derrota de sus torturadores y asesinos es que no pudieron matar ni acallar su canto ni su voz, que a pesar de toda la barbarie, Víctor está presente y su mensaje es más vigente que nunca. Esa ética, esa búsqueda por la justicia, ese amor al pueblo, esa fe en el porvenir y esa ternura se encuentran intactas y resuenan en nosotros y nosotras cada vez que lo escuchamos, cada vez que alguien usa sus acordes y trae al presente su canción valiente y siempre nueva, cada vez que nos llama -del mismo modo que llamaba hace más de cuatro decadas atrás- a construir una nueva sociedad.

Manifiesto (Víctor Jara)



Fecha Publicación: 2015-09-14T21:47:00.003-07:00




Discurso de saludo a los accionistas del nuevo presidente del banco Marc Tourneuil (Gad Elmaleh): 
“Amigos míos, debo decirles que soy su Robin Hood moderno. Seguiré robando a los pobres para dárselo a los ricos.
Marc Tourneuil,dirigiéndose  a la cámara, mientras los accionistas del banco  aplauden sus palabras enfervorizados:
 “(Los banqueros) son unos niños, unos niños grandes y van a seguir divirtiéndose hasta que todo estalle.”
Parlamento final de la película “El Capital” de Costa Gavras

Cuando éramos niños nuestros padres ahorraban en los bancos y tenían la esperanza cierta de cobrar un interés y hacer crecer su dinero.

Hoy, depositamos una cantidad de dinero y al cabo de un tiempo los cobros por mantenimiento terminan con el último centavo.

Hoy, las familias se ajustan el cinturón hasta la asfixia y muchas hogares se destruyen porque pierden su casa o sus bienes, para poder pagar los préstamos o las tarjetas de crédito.

Los bancos se mueven por el mundo a su interés. Donde hay leyes permisivas se instalan y parten cuando soplan vientos controlistas o -simplemente- cambian a los gobiernos que no les convienen.

Cuando especulan y crean negocios peligrosos y “pierden”, no importa, porque los banqueros hacen que los gobiernos se los reembolsen a costa del recorte de los programas sociales, de los salarios , de las pensiones y de los despidos….y también de la caída de los gobiernos, como en el caso reciente de Grecia.

Ellos no son elegidos por los ciudadanos. Ellos solamente se rigen por los mercados, las zancadillas y los arreglos bajo la mesa y solo obedecen a los códigos éticos de las mafias.

Ellos son los banqueros, los verdaderos amos del mundo. Y el genial cineasta griego-francés Costa Gavras, los radiografía, tal como son. Conozcámoslos por dentro, veamos la película “El Capital”. (Jesús Hubert)

Película: El capital.
Título original: Le capital.
Dirección: Costa-Gavras.
País: Francia. Año: 2012.
Duración: 114 min.
Género: Drama.
Interpretación: Gad Elmaleh (Marc Tourneuil), Gabriel Byrne (Dittmar Rigule), Natacha Régnier (Diane Tourneuil), Céline Sallette (Maud Baron), Liya Kebede (Nassim), Hyppolite Girardot (Raphäel Sieg), Daniel Mesguich (Jack Marmande), Bernard Le Coq (Antoine de Suze), Olga Grumberg (Claude Marmande).
Guion: Costa-Gavras, Jean-Claude Grumberg y Karim Boukercha; basado en la novela “Le capital”, de Stéphane Osmont.
Producción: Michèle Ray-Gavras.
Música: Armand Amar.
Fotografía: Eric Gautier.
Montaje: Yannick Kergoat y Yorgos Lamprinos.
Dirección artística: Sébastian Birchler.
Vestuario: Eve-Marie Arnault.

Para ver la película completa, presionen el siguiente enlace:




Fecha Publicación: 2015-09-12T03:03:00.001-07:00






Una de los grandes méritos de una obra artística es mostrar la esencia de una realidad, sin necesidad de repetirla o calcarla.

Es el caso de la película “Hilda”. Un film situado en el convulsionado México actual, pero que bien podría fabular cualquiera de nuestras sociedades latinoamericanas.

Quizás lo más valioso de la película es mostrar cómo las diferencias económicas y sociales han creado abismos tan profundos entre las clases sociales que es casi imposible establecer relaciones humanas auténticas entre los que están arriba y los que están abajo en la escala social.

Permitiéndonos entender por qué quienes detentan la riqueza son incapaces de identificarse, en el sentido solidario y cabal del término,  con las clases pobres, aunque intelectualmente puedan reconocer las causas y su propia responsabilidad en esa situación. Revelándonos también la conciencia instintiva del rico,  que se considera así mismo parte una raza superior y que por ello se siente con el derecho de disponer de la vida de otros seres humanos, a quienes valora como una raza inferior.  

Por este indiscutible mérito de la película "Hilda", les presentamos tanto el enlace para verla completa, como la reflexión que hace su director Andres Clariond. (Jesús Hubert)

Título original: Hilda 

Año: 2014

Duración: 89 min.

País: México

Director: Andres Clariond 

Guión: Andres Clariond (Obra: Marie N'Diaye)

Música: Rodrigo Monfort

Fotografía: Héctor Ortega

Reparto: Verónica Langer, Adriana Paz, Fernando Becerril, Marco Antonio Aguirre, Jim Stark, Noé Hernández, Yuriria del Valle, María Luisa Coronel, Antonio de la Vega, Andrea Portal, Anna Cetti, Eduardo Mendizábal, Arnulfo Reyes, David Gaitán, Jose Pablo Rivera, Pilar Mata, Pablo Zavala

Productora: Cinematográfica CR / Pimienta Films

Género: Comedia. Drama | Comedia dramática 

Sinopsis:  Hilda, la nueva empleada doméstica, provoca un despertar en la vida de la acaudalada señora Lemarchand, quien rememora su pasado revolucionario, se cuestiona su frívolo presente y entra en una crisis de identidad. (FILMAFFINITY)

Para ver la película, presione el enlace:


“Hilda, una película sobre la lucha de clases en México”, artículo de Andrés Clariond 


El cineasta Andrés Clariond reflexiona sobre su primer largometraje de ficción que está por estrenarse el próximo 2 de septiembre en salas de cine de México. El filme “retrata las tensiones ideológicas entre la izquierda y la derecha”.



Por Andrés Clariond Rangel

Retratar a la clase alta mexicana era algo que buscaba y me interesaba desde tiempo atrás. Sus características, algunas tan propias y originales, otras copiadas de las altas burguesías europeas, dan para un análisis profundo y podrían ser tratadas desde cualquier género cinematográfico. Al estar inserta en un país con tantas desigualdades y con millones de pobres, la clase alta mexicana es una mezcla de derroche y culpa, de acto de beneficencia y exclusión: es una contradicción andante.

Curiosamente, a pesar de ser un sector tan ruidoso y tan presente en nuestro país, la televisión y el cine mexicano siempre lo han representado desde el cliché y los maniqueísmos. Razón que significó un aliciente extra a mi interés original de hablar de este tema. Con la ventaja de ser yo una especie de insider, alguien que creció y forma parte de los ricos de Monterrey.

Al asistir a ver la obra de teatro Hilda, escrita por la exitosa autora francesa Marie NDiaye, y que está ambientada en Francia, me sentí sumamente atraído por su trama y encontré muchas similitudes entre lo que en ella se retrata y lo que se vive en México. Una mujer sola e incomprendida por su marido que encuentra refugio en su empleada doméstica, me pareció la burla perfecta a la clase alta mexicana. Una protagonista que termina teniendo por objeto de amor un ser que es generalmente visto como inferior y casi invisible dentro de la dinámica del hogar adinerado, es un imán de conflicto y buen drama.

Cuando comencé a escribir el guión busqué agregarle a la historia elementos que potencializaran el conflicto y lo acercaran más a México. Incluí tensiones ideológicas entre la izquierda y la derecha, definí más detalladamente el personaje del marido para darle un toque machista e incluí la visión de un extranjero que busca hacer negocios en el país.

Fue fundamental llevar el conflicto de clases y lo específico de este mundo a todos los departamentos de producción. El diseño de arte fue pieza clave, así como la locación donde sucede el ochenta por ciento de la película. Se consiguió la impactante casa diseñada por Luis Barragán y patrimonio de la humanidad como marco de esta historia, evitando las mansiones clásicas o coloniales de ricos de telenovela. Se buscó una fotografía expresionista que también alejara la atmósfera de la película del mundo televisivo.

Hilda es una historia universal muy ad hoc con los tiempos que vivimos. Su actualidad y la cantidad de temas importantes sobre la realidad mexicana y mundial que toca, la hacen un ejercicio de reflexión y catarsis indispensable. Es una película que demuestra que se puede hacer un planteamiento inteligente, sin dejar de entretener.

http://aristeguinoticias.com/2408/kiosko/hilda-una-pelicula-sobre-la-lucha-de-clases-en-mexico-trailer/


Fecha Publicación: 2015-09-09T02:18:00.004-07:00


China es la carta decisiva en el mundo de hoy. El capitalismo occidental está llegando a límites peligrosos por el juego sucio del capital financiero y la política de tierra arrasada de las empresas multinacionales. 

Mientras los recursos de la tierra  se están agotando por una concepción del progreso que privilegia el consumo y el despilfarro, sin límites.

China, Rusia o Europa, o los Estados Unidos, o la India o cualquier pequeño país de Africa, incluyendonos nosotros , formamos parte de la misma red económica de un sistema en crisis: el capitalismo.

La URSS y la China comunista son cosa del pasado. Ahora el capitalismo, en sus formas liberales y estatales, es el mismo. Un sistema económico en crisis que intenta, sin éxito, seguir conduciendo el coche, con el timon y los frenos rotos, de la economía mundial.

¿Cuál es la aternativa de sociedad a esta catastrofe planetaria? En la busqueda de esa respuesta, vale la pena también conocer los origenes, los alcances y los límites de China, el gigante que, al parecer, definirá el futuro del mundo. Leamos. (Jesús Hubert)

China: del comunismo rural al capitalismo salvaje





A medida que China se adentra en el siglo XXI y compite como potencial mundial en el capitalismo global, asistimos como la mayor de sus paradojas al hecho de que todo este cambio se haya producido bajo la supervisión del Partido Comunista Chino, en otro tiempo un enemigo radical de la empresa mercantil y la propiedad privada. Sin embargo, hay que reconocerle a la antigua burocracia comunista china, que sus reformas más relevantes han sido de cosecha propia, no viniendo dictadas desde el exterior por gobiernos extranjeros u organismos internacionales.

La historia de la República Popular China debe dividirse en dos etapas notablemente diferenciadas. La primera estuvo dominada por la figura del Mao Zedong, quien desde una visión derivada de la ortodoxia ideológica comunista implementó su catecismo en todos los ámbitos de la sociedad; mientras la segunda, tras su muerte en 1976 y una corta sucesión por parte de Hua Guofeng, que desembocó en el ascenso de Den Xiaoping al poder en 1981, marcó el punto de inflexión a partir del cual se pondrá fin a las políticas implementadas bajo el “socialismo real” maoísta, e iniciará una serie de reformas que desembocaron en un proceso de intenso crecimiento económico que convertiría a la República Popular China en una gran potencial económica inmersa en el capitalismo global.
http://4.bp.blogspot.com/-78LRnRv6npc/Ve3VkNS5d9I/AAAAAAAAOO0/VATYwOxid0M/s320/images.jpg

Antecedentes históricos

A lo largo de las décadas de 1930 y 1940, durante la ocupación japonesa y la guerra civil china, el ejército de campesino de Mao Zedong soportó graves penurias, incluyendo la Larga Marcha de 12.400 kilómetros. Sus fuerzas sufrieron diversas derrotas como la de Yan´an, hasta que a partir de 1947 comenzaron a ganar territorio, apoderándose posteriormente de Manchuria y la toma de Peking, actual Beijing.

El triunfo revolucionario campesino comunista de 1949 puso fin a décadas de guerras internas, teniendo que enfrentar el nuevo gobierno la reconstrucción del país. El nuevo Estado quedó bajo en total control del Partido Comunista Chino a través de sus organizaciones regionales coordinadas por un Comité Central establecido bajo las pautas de un “centralismo democrático” de corte leninista. Al nacimiento de la República Popular -octubre de 1949-, el Partido Comunista contaba con 4.5 millones de miembros, de los cuales nueve de cada diez tenían antecedentes campesinos. En la búsqueda de las verdaderas fuentes del socialismo, Mao Zedong creía en “las ventajas del atraso” –cuanto más atrasada la economía, más fácil es la transición-, lo que le llevó a buscar sus bases en aquellos sectores de la sociedad menos influenciados por el capitalismo, es decir, un campesinado mayormente al margen de las relaciones capitalistas y una intelligentsia no corrompida por la ideología burguesa.

Los primeros años del gobierno de Mao Zedong vinieron marcados por la reconstrucción masiva de China, donde la nueva prosperidad y estabilidad del país contrastaba con los tumultos y calamidades de las décadas anteriores.
Para seguir leyendo, favor de presionar MÁS INFORMACIÓN

 

Desde los primeros años de comunismo, el gobierno chino se convirtió de una forma u otra en el propietario de toda la tierra en China. La revolución puso fin a un sistema de propiedad de la tierra que se remontaba a muchos siglos atrás y que se conformó bajo una lógica feudal y esclavista.

La reforma agraria llegó en 1950, lo que abolió el derecho individual a poseer tierras. Lo primero y principal fue proceder con la incautación de tierras a los viejos terratenientes chinos, los cuales poseían gigantescas extensiones de terreno, otorgándose el usufructo de dichas parcelas a quienes anteriormente eran sus arrendatarios. La reforma sirvió para poner la tierra en manos de los campesinos que la trabajaban, aunque paralelamente se les arrebató la propiedad a millones de pequeños agricultores que eran propietarios de pequeños terrenos rurales. Se estima que antes de la promulgación de la Ley de Reforma Agraria en China, el 60% de su población rural -por lo general familias muy empobrecidas-, poseían algo de tierra aunque con escasez de medios y condiciones apropiadas para su explotación.

Tras el final de la Guerra de Corea (1950-1953) la colaboración con la Unión Soviética se vio muy reforzada, decidiendo el Comité Central del Partido Comunista Chino apostar por el modelo soviético de desarrollo: economía planificada, centrada en la industria pesada y en la producción agrícola. La ruptura y el conflicto con la extinta URSS llegaría unos años después con el declive del estalinismo.

La apuesta se concretó en un plan quinquenal que estableció objetivos de crecimiento para los años comprendidos entre 1953 y 1957, aunque la falta de expertise por parte de la nueva burocracia china retrasaría su aplicación hasta febrero de 1955. Es a partir de entonces cuando se pasa del uso individual de la tierra al modelo soviético de colectivización.

Durante el primer plan quinquenal se introdujo el sistema de cooperativas en el mundo rural, mediante el cual extensiones de cultivo hasta entonces divididas en pequeñas parcelas pasaban a estar agrupadas para compartir recursos. El cambio más radical se produjo en 1956, cuando se colectivizó toda la tierra y todas las propiedades, incluyendo los animales y las herramientas agrícolas. Las medidas más extremas desplazaron a la población fuera de sus hogares y territorios, en búsqueda de la eficiencia productiva, conformándose grupos compuestos por centenares de familias que pasaron a trabajar en común la tierra. La fuerza de trabajo agrario en China se mantuvo junto a las tierras en donde pudiera ejercer su función de “ejército de reserva”, al que el partido pudiera llamar a la acción para sus proyectos de industrialización cuando fuera necesario. Se trataba de usar el excedente agrícola y parte de la mano de obra agraria para financiar y empujar un programa de industrialización patrocinado desde el mismo Estado.

El triunfo de la revolución trajo consigo también el control de la propiedad privada por parte del Estado, eliminándose millares de pequeños negocios que servían al comercio cotidiano en las zonas rurales del país. Las familias que poseían estos pequeños comercios los perdieron, viéndose obligados a volcarse sobre el trabajo agrario a tiempo completo. En 1956, el gobierno promulgó un edicto que prohibía que las fábricas, las minas, las empresas de construcción y los medios de transporte contrataran a nadie que procediera de las explotaciones agrarias salvo autorización expresa del Estado.

Los importantes cambios sociales y culturales impulsados por el gobierno revolucionario de Mao Zedong fueron acompañados en un primer momento por una economía en continuo crecimiento. El éxito del primer plan quinquenal llevó a la burocracia comunista china a implementar un segundo plan, mucho más ambicioso para el período comprendido entre 1958 y 1962, el cual se convertiría a la postre en el mayor fracaso económico de la época maoísta.

Durante un breve período de tiempo en 1959 y 1960, a través de la implementación de un plan de industrialización adscrito al Gran Salto Adelante, se permitió que los agricultores abandonaran el campo y se incorporaran a explotaciones urbanas, transformando a parte del campesinado en clase obrera. Según Mao Zedong, había llegado el turno de una gran revolución tecnológica, en la que el esfuerzo de la población debía dedicarse al incremento de la producción agrícola e industrial. Se reclutó para las ciudades a 19 millones de campesinos, pero emigraron en torno a 50 millones fruto de la falta de perspectivas existentes en el ámbito rural. En aquel momento el crecimiento estaba concentrado en la costa del este alrededor de los centros de negocios importantes como Sanghai, Beijing y Guangzhou.

El Partido Comunista Chino se vio obligado a tomar medidas de protección a sus trabajadores urbanos, deportando a gran parte de la población de emigrantes rurales nuevamente hacia el campo. El sistema hukou fue concebido inicialmente como un medio para controlar el aumento de los inmigrantes provenientes de las zonas rurales a las urbanas, y aquellos cuyo pasaporte delataba su origen rural y viajaban a las ciudades sin las autorizaciones correspondientes eran deportados de nuevo a sus granjas. Así el Estado predestinaba a los hijos de los agricultores a que se quedaran en las granjas en base a la planificación productiva realizada por el Estado.

Para impulsar el crecimiento de la producción agrícola el régimen consideró la creación del sistema de “comunas populares”, fusionando las 740.000 cooperativas entonces existentes en las zonas rurales en tan solo 26.000 comunas. El sistema de comunas conllevó la incorporación de la mujer al trabajo agrario, cubriendo las vacantes dejadas por la población masculina movilizada para trabajar en fábricas y proyectos de infraestructuras. En resumen, bajo un criterio que busca la eficiencia en la explotación agraria y el desarrollo industrial y tecnológico del país, se alteró la formas de vida tradicional en el medio rural y se desestructuró a gran parte de las familias. Los resultados finales fueron nefastos.

La exigencia de que las explotaciones colectivas cumplieran con determinados objetivos de producción sin incentivo alguno, el enorme tamaño de las comunas en las cuales se diluían responsabilidades y una serie de desastres naturales que se concadenaron en esa época, desembocó en el hecho de que los agricultores campesinos que cultivaban el alimento del país pasaran hambre. Aunque existe mucha discrepancia respecto a los datos, se estima alrededor de 30 millones de muertes por hambruna entre 1958 y 1962.

Como resultado del desastre ocasionado por el Gran Salto Adelante, Mao Zedong abandonaría la jefatura del Estado, aunque que conservaría su puesto como presidente del Partido Comunista Chino y de máximo referente ideológico. Algo más tarde, través de la llamada Gran Revolución Cultural Proletaria y el IX Congreso del Partido Comunista Chino, Mao Zedong reconfirmaría su liderazgo absoluto.

Pero el maoísmo, aunque tuvo éxito como una ideología revolucionaria, eventualmente resultó ser desastroso en la era posrevolucionaria. La tragedia del Gran Salto Adelante y el caos de la Revolución Cultural fueron el resultado del intento por revivir el maoísmo de los años revolucionarios. Esta expresión política fue precisamente la que más radicalmente se apartó de la tradición marxista: rechazo al capitalismo basado en la simpleza de considerarlo simplemente malvado, ignorándolo como una etapa progresiva en el desarrollo histórico de un país atrasado; la asunción del campesinado como el sujeto revolucionario y motor de la “transición al comunismo” –durante la Revolución Cultural los trabajadores urbanos eran enviados al campo para aprender virtudes proletarias por parte del campesinado-; y una visión exaltada de las “ventajas del atraso”, donde la “pobreza y desnudez” fue considerado positivo. En palabras del propio Mao Zedong, “en una hoja de papel en blanco, desnuda, se pueden escribir las palabras más nuevas y más hermosas y pintar los cuadros más originales y bellos”.

La escasez que vivió China en su ámbito rural durante las décadas de 1960 y 1970 y la desacreditación, fruto del fracaso, de la misma idea de socialismo en las mentes de muchos chinos, estimuló clandestinas tentativas reformadoras por parte de sectores del campesinado. Algunos agricultores practicaron pequeños sobornos para ganarse el privilegio de poder vender sus cosechas. Los funcionarios provinciales permitieron pequeños experimentos ilegales, los cuales fueron posteriormente autorizados por Deng Xiaoping aludiendo al pacto de Xiaogang –punto de partida de la reforma rural de 1978, que nace a raíz de un acuerdo de campesinos locales que decidieron dividir voluntariamente las tierras garantizando el tributo agrícola al Estado- como “un sistema de contratos responsable con beneficios vinculados a la producción”. La aldea de Xiaogang, conocida en toda la provincia por su elevado nivel de pobreza, generó en ese mismo año una producción local equivalente a la cosecha global de los últimos 20 años.

China: nueva potencia capitalista

Para la transición hacia la segunda etapa, en este caso capitalista, en que hoy se enmarca el desarrollo chino, ha sido fundamental la transformación en la visión del Estado respecto a la propiedad privada y las empresas.

De esta manera y con Deng Xiaoping como administrador económico de China y en la cúpula del Partido Comunista Chino, se inauguró la era más pragmática del país. Al cabo de un año del pacto de Xiaogang la mayor parte de los agricultores de Anhui, una provincia rural de 50 millones de habitantes, estaban ya actuando bajo una versión de lo que acabaría conociéndose como el Sistema de Responsabilidad Familiar. Dicho sistema autorizaba a las familias a lucrarse con el cultivo y la venta de sus cosechas, siempre que cumplieran con sus responsabilidades alícuotas con el Estado. La economía de mercado actualmente existente en China despegó, de hecho, gracias a aquellos agricultores conceptualizados por el maoísmo como motor revolucionario para la transformación social y la transición hacia el socialismo.

Una vez que los agricultores empezaron a ganar algún dinero buscaron nuevas formas de rentabilizar sus pequeños capitales, lo cual ha derivado en muchas pequeñas empresas posteriores que se configuraron a partir de los ahorros acumulados en zonas atrasadas. Entre ellas se encuentran las cooperativas y empresas colectivas que no son propiedad del gobierno central, sino de miembros de las comunidades locales o de los gobierno locales bajo la modalidad de inversiones privadas, las llamadas en terminología académica estadounidense “township and village enterprises”.

Paradójicamente, las campañas de colectivización maoísta realizadas en el campo y la ciudad forjaron una masa trabajadora dócil y maleable que posteriormente fueron utilizadas por transnacionales extranjeras para la ampliación barata de sus procesos de producción. Fueron esas mismas empresas estadounidenses y europeas quienes enseñaron al nuevo capitalismo chino cómo utilizar esa misma fuerza de trabajo para obtener ventajas competitivas frente a ellos en el mercado global.

La frase mas citada de Deng Xiaoping, “gato negro, gato blanco… lo importante es que cace ratones”, fue acuñada durante los debates políticos de la década de 1960, pero se invocó posteriormente para referirse al fracaso de la antigua economía comunista, que “no cazaba ratones”, y a la que se conformó después, según la cual la población recibió autorización para centrarse en los fines sin dedicar ni un segundo a pensar en los medios.

La burocracia del Partido Comunista Chino supo desde el inicio que las primeras etapas de acumulación de capital en una economía de mercado incipiente estaban destinadas a ser desordenadas. Un ejemplo de eso habían sido las economías de su entorno regional, Japón y Corea con sus zaibatsus y chaebols, el acogedor conglomerado entrelazado de bancos, industria, políticos y militares, todos ellos deseando coordinarse entre ellos y esconder conjuntamente sus pecados. El trenzado de intereses del empresario privado y el funcionario en el poder se convirtió en un lugar común en China.

Este proceso contribuyó a vincular a grupos de China cuyos intereses no estaban alineados históricamente en el mismo bando. De un lado estaba una clase media y empresarial con aspiraciones que necesitaba dinero y derechos de propiedad para dirigir negocios. De otro estaba el Estado y los funcionarios del partido que tenían una predisposición ideológica negativa hacia los negocios y la propiedad privada. Hoy en día ya es inexistente la separación entre ambos.

Una de las facetas más sorprendentes del desarrollo económico de China fue el surgimiento de tantos recursos financieros por todo el país. Con el paso del tiempo parece como si una multitud de empresarios imitadores en China se hubieran hecho cargo de casi cualquier sector industrial del mundo, aprovechando de una mano de obra barata y casi ilimitada destinada a ponerse a trabajar en cualquier tipo de fábrica productiva. El inicial desarrollo de una rápida producción de baja calidad desbordó a la competencia mundial.

En 1987, ante una delegación de la extinta Yugoslavia, Deng Xiaoping diría: “Nuestras reformas rurales han avanzado muy deprisa, y los agricultores se han mostrado entusiasmados. El desarrollo de las empresas de poblados y aldeas nos pilló completamente por sorpresa. Fue como si en el campo apareciera un ejército extraño fabricando y vendiendo una inmensa diversidad de artículos. Este no es un logro de nuestro gobierno central (…), fue una sorpresa.”

Entre la década de 1950 y 1970 dos terceras partes de las provincias de China dependían de sus redes industriales para abastecer a sus ciudades de casi todo lo que consumían. Se esperaba que las industrias produjeran artículos a bajo precio asequibles para la población. Sin embargo, en la práctica la diseminación de la industria estatal china agravaba su ineficiencia y cuando llegaron las reformas del mercado estas se debilitaron, volviéndose muy vulnerables ante el empuje de las nuevas empresas que se afincaban en el país. Cuando la inversión comenzó a llegar a las ciudades del litoral chino, la industria comenzó a concentrarse de nuevo allí, obligando a las anticuadas y ya ineficientes empresas estatales a abandonar sus mercados locales a favor de los mejores productos del este del país. La economía de mercado introdujo una cuña entre el pasado y el presente, que convirtió en aún más ricas y seductoras a las ciudades orientales.

El nuevo capitalismo chino ha vivido una era de Goldilocks economy o “economía de hadas” similar a la que disfrutó EEUU en la década de 1990, aunque con un crecimiento mucho más rápido y a escala planetaria. Aunque se intentó aplicar medidas de corrección en diferentes momentos, la burocracia china entonó el cántico del éxito veloz y duradero con un optimismo indiscriminado. Pero el espejismo comienza a caer en base a las leyes básicas de la gravedad económica, lo cual está devolviendo a la tierra a China y a otros tantos grandes mercados emergentes.

La República Popular China sigue un modelo de crecimiento basado en las exportaciones similar al adoptado por Japón, Corea del Sur y Taiwán después de la Segunda Guerra Mundial. Todas estas economías de alza bajaron del 9 o 10% a alrededor del 5 o 6% cuando sus rentas per cápita alcanzaron un nivel medio-alto. Japón tocó ese máximo a mediados de la década de 1970; Taiwán y Corea del Sur lo hicieron en las dos décadas subsiguientes.

Después de que Deng Xiaoping empezara a implementar sus reformas de libre mercado a principios de la década de 1980, China se preparó para lanzar una reforma tipo “Big Bang” cada cinco años, y cada nueva medida aperturista –primero la privatización de la agricultura, luego de los negocios, después franquear la entrada de empresas extranjeras- precipitó una nueva racha de crecimiento. Pero este ciclo ya toca a su fin.

Es un hecho bajo las leyes del capitalismo global que a lo largo de cualquier década desde 1950, sólo una tercera parte de los mercados emergentes han logrado crecer a una tasa anual del 5% o superior. Menos de un cuarto han mantenido ese ritmo durante dos décadas y la décima parte durante tres. Sólo seis países –Malasia, Singapur, Corea del Sur, Taiwán, Tailandia y Hong Kong- han mantenido esta tasa de crecimiento durante cuatro décadas y dos de ellos –Corea del Sur y Taiwán- durante cinco. De hecho, en la última década, con excepción de China e India, todos los demás países que consiguieron mantener una tasa de crecimiento del 5%, desde Angola y Tanzania a Armenia y Tayikistán, era la primera vez que lo hacían. Es de suponer entonces que en los años venideros la nueva normalidad en mercados emergentes sea muy parecida a la vieja normalidad existente en las décadas de 1950 y 1960, cuando el crecimiento rondaba el 5% y la carrera por los primeros puestos siempre era apretada.

China empieza una nueva etapa en la que los costes de proyectos y la opinión pública importan, y en la que el alcance de experimentos faraónicos multimillonarios se reduce. Ya en 2008 el entonces primer ministro Wen Jiabao calificó el crecimiento chino de “desequilibrado, descoordinado e insostenible” y desde entonces la situación no ha hecho más que empeorar. Su deuda en relación al PIB crece con rapidez y la ventaja que suponía la mano de obra barata en años anteriores, clave en el crecimiento chino, se está esfumando dado que la demanda supera a la oferta, motivo por el cual los trabajadores se han dotado de mecanismos sindicales para negociar mejoras en las condiciones de contratación.

La China capitalista de hoy prosperó a la manera antigua, construyendo carreteras para unir las fábricas a los puertos, desarrollando redes de telecomunicaciones para conectar unos negocios con otros y ofreciendo a los campesinos desempleados puestos de trabajo con mayor capacidad adquisitiva en fábricas urbanas. Ahora todas estas medidas llegan a su fase de madurez, a medida que la oferta de mano de obra procedente de zonas rurales se agota el empleo en las fábricas alcanza su máxima capacidad y la red de autopistas ya llegó a los 75.000 kilómetros, la segunda más larga del mundo después de EEUU. La tendencia demográfica que en décadas recientes ha inclinado la balanza de población hacia los trabajadores jóvenes y en activo pertenece ya al pasado y una cada vez mayor clase social de pensionistas pronto empezará a hacer mella sobre el presupuesto público, fenómeno novedoso para el gobierno chino. En paralelo, la afluencia de campesinos a las ciudades en busca de empleos mejor pagados está disminuyendo de forma acelerado. Según un estudio realizado hace pocos años, de los habitantes de la China rural que ya no son necesarios para las tareas agrícolas, 150 millones ya habían emigrado a las grandes ciudades, 84 millones habían encontrado trabajos no agrícolas en el sector rural y tan sólo 15 millones permanecían como “ejército de reserva” o mano de obra excedente. Las migraciones internas a los núcleos urbanos está descendiendo de manera anual en unos cinco millones de personas.

En paralelo, la brecha existente entre los salarios de la mano de obra migrada al sector industrial que realizan tareas manuales y los de titulados universitarios se han acortado, mientras que los salarios agrícolas han crecido más rápido que los ingresos que perciben los inmigrantes rurales en las ciudades. Así pues, la afluencia a las ciudades y la matriculación en la universidad –puesto que se supone que un título universitario se traduce en mayores ingresos- han caído.

Cuanto más rico es un país, más duro es el reto de crecer y es posible que en el marco del capitalismo global, hasta haya demasiados países grandes para hacerlo. En 1998 China, para que su economía de un billón de dólares creciera en un 10%, tuvo que expandir sus actividades económicas en 100.000 millones de dólares y consumir sólo el 10% de las materias primas industriales mundiales. Ya en 2011, para que su economía de seis billones de dólares creciera igual de rápido, necesitó expandirse en 600.000 millones de dólares al año y absorber más del 30% de la producción global de materias primas. Evidentemente China ahora está sufriendo el problema de insostenibilidad en su modelo de crecimiento económico.

Decio Machado / Director de la Fundación Alternativas Latinoamericanas de Desarrollo Humano y Estudios Antropológicos (ALDHEA)

http://www.deciomachado.blogspot.mx/2015/09/china-del-comunismo-rural-al.html

Fecha Publicación: 2015-08-07T11:14:00.003-07:00
Gregorio Martinez y Ricardo Raez en la Lima de los 60s

El tiempo se nos escapa como el agua entre las manos. Y si no fuese por la literatura, los detalles de la vida, sus colores, sabores y sonidos, se perderían sin brillo en la ruleta de la memoria.

La literatura transforma así vivencias y experiencias en letras destacadas e indelebles, pero a la vez cálidas y cercanas. Tanto, que parece que también las hemos vivido, hasta el punto de mezclarse con las propias, ayudándonos a comprender estas y a valorarlas mejor.

Pero como no faltan los “doctores”,  que pretenden alejar la literatura y la cultura del vulgo, poniéndolas por encima de la gente, convirtiéndolas en preguntas de concurso o en soluciones de crucigrama, es necesario devolverles el alma, la vida y el corazón; su carácter próximo, eminentemente popular.

Como lo hace Ricardo Raez, al relatarnos en primera persona su testimonio de una época. El surgimiento de una nueva generación de escritores, artistas e intelectuales en los años 60, que no solamente sintieron al Perú como una responsabilidad y un reto, sino que por eso mismo lo sufrieron, rieron y vivieron, intensamente.

Su testimonio, lleno de calor humano, que compartimos con ustedes, formó parte de la presentación en la reciente Feria del Libro de Lima, de “Mero listado de palabras”, una recopilación de los artículos periodísticos del celebre conyunguino Gregorio Martínez, quien forma parte con Ricardo Raez de la nueva pléyade creativa que surgió del mismo parto de ese nuevo Perú, que aún no ha terminado de alumbrar. (Jesús Hubert)

Ricardo Raez Ruiz en la presentación del libro "Mero listado de palabras"

Buenas tardes.

Gregorio Martínez me ha pedido que los acompañe en la presentación de Mero listado de palabras. Lo hago con mucho agrado. Es la correspondencia a la amistad que me brindó durante muchos años, no solo amistad sino también recomendaciones, consejos para la escritura.

Pedro Escribano y Eloy Jáuregui, con muchas luces y agudeza, han comentado la obra de Gregorio Martínez. Yo quiero traer algunos recuerdos de su larga compañía que nos acerquen al hombre, a su caminar.

Los amigos de los años 60 nos conocimos en la Universidad de San Marcos. Fueron años de poesía y narración. Todavía tuvimos nuestras primeras clases universitarias en la vieja casona. Y siempre volvíamos a ella, a su Patio de Letras. Tal vez acarreábamos tempranas nostalgias provincianas que nos congregaban entre las flores, los arbustos y las palmeras.

Llegamos desde lejanos pueblos. Traíamos paisajes, historias oídas a los padres y experiencias vividas, algunos más que otros.  Teníamos 17, 18 años. Nos fuimos juntando alrededor de la biblioteca central. Todos tenían ya la vocación formada. Escribían desde los trece o catorce años, sumaban muchos libros leídos y llenaban libretas de apuntes y devoraban libros.

En un primer momento nos acercamos en los cafés, en el billar de la calle Azángaro. Hasta que después comenzamos a sentirnos más confiados y empezamos a beber. Revelábamos nuestros mundos y las experiencias que habían marcado ya nuestras vidas. Nuestro país, nuestra patria, se abría en nuestros relatos ante nuestros ojos como  descubriendo insospechadas geografías, historias íntimas y colectivas. Con las lecturas y nuestros relatos la vida iba adquiriendo sentido.          

Andrés venía de Huánuco, imaginábamos a sus hermosas mujeres entre la fronda, bajo la Bella Durmiente. Danilo Sánchez Lihon y Valdemar Yupanqui asumian la gravedad de César Vallejo, claro, nacieron en Santiago de Chuco.

Carlos Tincopa y Rodrigo Montoya, iluminados por los relámpagos de Puquio, se sentían herederos de José María Arguedas, Hildebrando Pérez Grande, seguía el camino de su primo Algemiro Pérez Contreras, poeta con resonancias jaujinas. Juan Ojeda, serio, grave, era la imagen de un poeta versado, Chimbote había forjado su fisonomía de pescador que rara vez dejaba ver una leve sonrisa. Después, fueron acercándose otros amigos más y ya podíamos hablar de un grupo.

Nos fuimos juntando en Piélago, la revista que significó la convicción de un camino. Cada número mimeografiado nos lanzaba a Ojeda y a mí  por la avenida La Colmena y escribíamos enfervorizados en las veredas y en las columnas de la Plaza San Martín con tiza: Piélago es poesía. Al día siguiente los ejemplares estarían en los quioscos del Parque Universitario. La noche nos conducía al Palermo o al Jamaica. Celebrábamos nuestras poesías y narraciones primeras.

Llegaron Juan Cristóbal y Julio Nelson, Gregorio Martínez y Cesáreo Martínez,”Chacho”. Y los amigos  de ellos. Nos golpeó la muerte de Javier Heraud. Fue la época de Sartre y el compromiso del escritor. Lenin, Mao, Hugo Blanco… Las lecturas de marxismo, los círculos de estudio nos llevaron a tomar actitudes. Aníbal Marcazzolo, viejo loco bucanero, llegaba a la ciudad universitaria con un costalillo blanco. ¿Qué llevas ahí? Las armas del asalto, decía. Y cierto, las llevaba.  Juan Cristóbal, el chofer de ojos almendrados, según la policía, Jorge Nako, Coco Salazar y otros habían asaltado un banco en La Molina para la revolución.

Con otro viejo bucanero, el gordo Alfredo Portal, poeta y enorme cronopio, e Hildebrando llegábamos furtivamente a un cuartito al fondo de un pasadizo, en un segundo piso en el Rímac, en la calle Francisco Pizarro para animar a Juan Cristóbal que ya no soportaba más su ocultamiento.

Los acontecimientos de la política nacional y mundial nos sacudían. La revolución cubana y el aislamiento de Cuba todavía nos interpelaban. Qué actitud tomar ante la llamada revolución de Velasco Alvarado. Participábamos en las huelgas del magisterio, clasistas y principistas, como se decía.

Creo que no era la lectura de los relatos que escribíamos lo que nos congregaba, porque nadie los mostraba, sino la necesidad de buscar caminos literarios. Así fue como tímidamente, humilde, modesto se acercó al grupo Gregorio Martínez. Leí sus relatos y me maravillé. No era rulfiano pero se sentía la atmósfera de un Comala propio, después fuimos conociendo más de Coyungo, su tierra, y entendimos. Ninguno de nosotros podía presentar un relato parecido.  Andrés seguía a Faulkner, lo leía en la biblioteca nacional hasta que cerraban las puertas. Eran otros sus ámbitos y sus lectores. Años de intenso aprendizaje, de lectura fervorosa y de descubrimientos. Celebrábamos los relatos de Oswaldo Reynoso, de Gálvez Ronceros, de Eleodoro Vargas Vicuña, de Miguel Gutiérrez, maestros ya de escritores.

Gregorio Martínez creció ante nuestros ojos. Fue el capitán de la bohemia.

Siempre sonriente, pero sensible y expuesto a caer bajo la euforia o depresión de los amigos. Una vez me dijo: Carajo, llego donde ti con buen humor y a los cinco minutos me contagiaste tu depresión. O a Martín Quintana, decirle, cada vez que te veo me vienen oleadas de calor. Porque Martín siempre andaba con un saco de paño, hiciera frío o calor.

Es triste dejar cosas, recuerdos, cuando uno hace su maleta del último viaje. Pero, ni modo, tendríamos que hacer uso de un tiempo igual a lo vivido para acomodarlo todo. Y no es posible.

Y de vez en cuando asalta el sentimiento, de golpe, en la memoria de los amigos muertos, que se fueron, que ya no están. Y uno quisiera que no se hayan ido, pero se fueron. Y cómo no servirse un buen trago de pisco y escuchar a Mercedes Sosa y al diablo que alguien diga “yo no puedo tomar solo”. Yo bebo con todos estos viejo amigos, Con José Quiroz, con Juan Ojeda, que dice: Hombre, tú no habitas; con Cesáreo Martínez, Alfredo Portal, Adolfo Polack, con Aníbal Marcazzolo celebrando un año nuevo en su casa de Barranco escuchando las cuatro estaciones mientras Alfredo va comiendo los trozos de corazón, crudos,  que se están macerando. Con Abraham Reyes que canta El pirata.

Bebo con el Politik, Jorge Bendezú, que toda su vida proyectó empresas fabulosas y partidos políticos para llegar al poder, mientras consumía tantos cafés como cigarrillos. Con el poeta Paco Bendezú que sonríe animado por nuestro bizarro editor Hernán Alvarado en su editorial Quipu.  Con Eleodoro Vargas Vicuña celebrando la vida, cuando en sus explosiones se hincaba de rodillas en mitad de la pista y declamaba: Hombre, creo en ti, viva la vida. Con Wilfredo Mesía, que nos dejó tempranamente.

Leo con alguna frecuencia el libro Aprendiz de maga, de Rosina Valcárcel, y recordándola a nuestro lado, preciosa, rememoro los tiempos y los amigos. Es la magia de la palabra.

2.

Pero esta es la noche de Gregorio.

Siempre me asombró la enorme cantidad de conocimiento y experiencias que traía sobre sus hombros. Me empequeñecía al escuchar sus vivencias de niño y adolescente. Cómo podía siquiera intentar presentarle alguna experiencia propia cuando él me hablaba de su trabajo como chulillo de un camión que repartía gaseosas en la quebrada cercana, de cómo se hizo de algún dinero haciendo varios viajes, a la carrera, a la ciudad, para vender naranjas en el estadio de Nazca.

Un hombre de buen criterio y discreción. Ahora entiendo que ha sido una riqueza de vida formada desde pequeño y desde su adolescencia, forjada en su vida independiente. Sabía administrarse, disciplinado, pero siempre vital. Estudioso, estaba al día en las últimas corrientes literarias y de la crítica.

Muy riguroso con su escritura.  Un día que le caímos en su casa de las Américas, a las dos de la mañana, él estaba escribiendo en su máquina portátil, y mientras sacaba unas cervezas, me acerqué a leer lo que estaba escribiendo. Fue como haber violentado un espacio sagrado: su página en el carril. No, no, dijo, no puedes ver lo que escribo hasta que esté terminado.

Pocas personas tan bondadosas, más desprendidas, sinceras y cordiales como Gregorio. Nunca vi en él un gesto mezquino. Cuántas noches, después de una larga travesía, recalábamos en la Libertad, el restaurante donde tomaba su pensión y escuchábamos:

-Ya estamos cerrando, señor Martínez –el dueño, el señor de china nacionalista que le tomó mucho cariño y le regaló un enorme cuadro que colgaba de la pared principal, cuando tuvo que cerrar el establecimiento-. Pero si acepta Félix, no hay problema. ¡Félix!
-Sí, señor, con mucho gusto don Gregorio. ¿Qué le preparo?
-Una fuente de tallarín saltado y ocho cervezas.

Nunca nos dejó pagar allí un centavo. Y los amigos de siempre teníamos ya cuerda para rato.

Fue la bohemia, o eso nos parecía el beber así con furia, con deleite, lo que nos reunía para discutir siempre sobre literatura y nunca para hacer revolución de café.

Siempre he admirado su virtud de recibir información de cualquier interlocutor. A los pocos minutos de diálogo, el recién conocido abría para él un torrente de confesiones, de recuerdos, de conocimientos. Nuestro amigo Fidel Peltroche dice: lo recuerdo mirando las cosas como para escribirlas después.

Socarrón, Chacho decía: este Goyo toodo sabe. Y tras de su sonrisa de anochecida y de sus ojos chinos, sabía que estaba en lo cierto. No había tema, de hechos divinos o pedestres, del campo o de la ciudad, en nuestras conversaciones, que no fuera ampliado por Gregorio, con mayores detalles y profundidad. En verdad todo lo sabía

De amanecida, fuimos, hambrientos, a un restaurante de la calle Puno, a una cuadra de la avenida Abancay. Pedimos una parihuela. Cuando ya íbamos a meter la cuchara,  Gregorio dice: No. No coman. Estos platos están mal.
-¿Cómo lo sabes?
-¿Ven cómo se forman burbujas? Nos podemos intoxicar.
Pidió otra cosa y nos salvó la vida. En verdad, Goyo sabía mucho y con él aprendimos como el Lazarillo con el ciego.

Cuántos amigos que están presentes aquí podrían relatar historias vividas con Gregorio Martínez.

Desde los años juveniles hasta la madurez, en los diarios en los que trabajó como periodista.

En el Palermo nos recibía nuestro amigo Broncano o Linares. ¿Qué le sirvo camaradita? Y comenzábamos nuestro largo viaje. Ramón Aranda, Juan Cristóbal, David Motta. A Hatuchay, en el Rímac, a escuchar  la guitarra de Manuelcha Prado y a disfrutar de la alegría de Manuel Acosta Ojeda despachándose buenas botellas de ron.

Formábamos espíritu, convicciones, lealtades...

Acaso ellos como yo pensaban que no había otro estado para poder soportar y transitar, para ver y vivir en esta sociedad, en este país que nos dolía, que amábamos  en cada espacio y en cada gente que a diario conocíamos en sus calles, que este permanente estado de embriaguez. Que nos impulsaba a los bares queridos: Del Palermo al Chinochino, bautizado así por el pintor Pancho Izquierdo, a la Prefectura, el bar que estaba en la esquina de Azángaro y Colmena, llamado así porque en la pared de afuera había un teléfono por el que se comunicaba la policía que hacía su ronda nocturna,  al Jamaica atendido por el vasco don Antonio Orro, tan serio pero amable, al cuchitril y al Fin del mundo, llamados así porque eran nuestro último recurso cuando ya no había lugares adonde ir, a La Llegada, al Apolo, al Wony, al Pacharaco, a la Buena Muerte, al Versalles, a La Libertad, al Zela, al Bar sin personalidad, porque era anodino, sin nada que lo distinguiera como los empleados que marcaban tarjeta, todos igualitos.

Pero también teníamos tiempo para trabajar como cualquier pequeño burgués. Y hasta pensamos en hacernos ricos. Valdemar, Gregorio y yo formamos una compañía: Estudio 3. Aprendimos a copiar fotografías en el estudio de nuestro amigo Teodomiro Rosales. Pusimos nuestras máquinas fotográficas y buscamos tres fotógrafos que realizarían el trabajo en la playa y en los parques. Publicamos un aviso en El Comercio y al día siguiente teníamos en la puerta de una oficina prestada a cien postulantes haciendo cola para que Valdemar los entrevistara con todas las técnicas psicológicas. Gregorio vio las cosas difíciles y señalándolos dijo: tú, tú, tú, se quedan, los demás se van. Casi tuvimos un mitin y linchamiento. Finalmente nuestros fotógrafos no duraron y tuvimos que dar trabajo a Chacho y a Ojeda. Ellos quemaban cuatro o más rollos de película, por los cuales les pagábamos. Hacíamos las cuentas en el Palermo, y nos bebíamos las ganancias. Pero lo que nos quebró fue que Chacho y Juan cobraban por rollos que tomaban a delegaciones de estudiantes que llegaban a la vivienda universitaria por dos o tres días y después se iban. Entonces, ¿a quiénes entregarles las fotografías? No, no estábamos hechos para empresarios.

3.

Sí, sin duda. Los años sesenta fueron años de aprendizaje compartido.


Gregorio traía ya historias, mucha experiencia vital. Leíamos y comentábamos. Nos entusiasmábamos con Rulfo, con Cortázar, con Carpentier. Algunos seguimos siendo vallejianos,  con Valdemar Yupanqui recitábamos a Vallejo a las tres de la mañana en la plaza de Armas con algunos cuartitos de coñac tres estrellas con harto limón.  La garúa caía mientras nos embriagábamos de poesía.


Veíamos hacia adentro, la propia vida y la de nuestra patria querida y creábamos utopías, futuro. Tal vez era la formación recibida de nuestros clásicos, Arguedas, Ciro Alegría. Y de los maestros actuales, Julio Ramón Ribeyro, Gálvez Ronceros, Oswaldo Reinoso, Miguel Gutiérrez…

En una entrevista con Roland Forgues, Gregorio dice: “yo pude asistir a la escuela, después al colegio, luego a la universidad y, finalmente a los bares, allí donde recién empecé a conocer la literatura más valiosa y las técnicas de la escritura, y hasta evolucioné ideológicamente.”


¿Qué puede contener tanta vida? ¿Qué? ¿Si no la escritura, el texto escrito, la memoria y la literatura? Solo el lenguaje  devuelve la vida a la gastada rutina trayendo las huellas de gozos y lastimaduras, heridas.


 Goyo mostraba un mundo enorme de conflictos sociales y de grupos humanos que trascendía Coyungo y Nazca. Diferentes a los personajes del virtuoso Augusto Higa. Pero ambos, al igual que Gálvez, que Andrés,  dejaban sangre en sus relatos. No  siguieron modas. Por eso, tal vez, rechazábamos las críticas o comentarios de José Miguel Oviedo,  pontífice de El Comercio, por segregacionista y elitista. Más bien festejábamos los logros de Antonio Gálvez Ronceros y de Vargas Vicuña. Goyo iba más allá. Buscaba textos de escritores provincianos, de Ica y de Nazca, de escritores que habían aparecido en algunas páginas de periódicos de provincias. Goyo encontraba en ellos riqueza.


Podríamos encontrar algunas diferencias y distinguir escritores que ligados a sus recuerdos vinculan sus reflexiones, sus quereres a la patria y encuentran la sabiduría del pueblo, en su imaginería o magia, y no solo en el contenido sino también en su lenguaje, allí están Arguedas, Alegría, Vallejo, y, al otro lado, los que producen para el mercado. Y no se hable de provincianos y cosmopolitas, y otras tonterías.


Al final, yo quisiera ver aquí a Goyo, al lado nuestro, junto a nosotros para celebrar la vida.

Gracias.


Ricardo Raez Ruiz en presentación de “MERO LISTADO DE PALABRAS“ 30-7-15


Fecha Publicación: 2015-08-05T02:31:00.005-07:00


En Bolivia los salarios están por encima de la inflación...¡van por telesférico!


Mientras el mundo tiembla por la desaceleración de la economía China y la recesión mundial,  Bolivia sigue creciendo, sin obedecer las recetas ortodoxas. En otras palabras, mejorando la situación económica de su propia población.

“Pagina 12” publica este interesante entrevista a unos de los funcionarios del equipo económico boliviano que está haciendo este “milagro”. Que se persignen los neoliberales. (Jesús Hubert)

Domingo, 2 de agosto de 2015

REPORTAJE. JAIME DURAN, FUNCIONARIO DEL GOBIERNO DE EVO MORALES

El milagro boliviano


Bolivia tiene la segunda reserva de gas de América del Sur, creció un 5,5 por ciento en 2014 y se estima en 5 por ciento para éste. Mejoró la distribución del ingreso y la inflación está bajo control.

 Por Natalia Aruguete

Europa no crece, Estados Unidos recupera lentamente el nivel de empleo y se pronostica un crecimiento modesto de América latina en 2015 por la caída en los precios de las materias primas. En este contexto, Bolivia se convirtió en el sexto miembro pleno del Mercosur. Para el viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal de Bolivia, Jaime Durán, Bolivia creció gracias a la apuesta del gobierno de Evo Morales al mercado interno. Invitado por el Cefid-Ar para participar de un seminario sobre la crisis mundial, Durán dialogó con Cash sobre la actual situación del país que tiene la segunda reserva de gas de América del Sur, creció un 5,5 por ciento en 2014 y tuvo una inflación del 5,2 por ciento.

¿Por qué habla de un “nuevo Estado” boliviano?

–A pesar de la caída de los precios de las materias primas, muy marcada desde 2008, en los últimos años la economía boliviana ha tenido una tasa de crecimiento superior al 5 por ciento. Se dijo que el crecimiento boliviano se debía al precio del gas, ligado al precio del petróleo, que cayó hasta los 44 dólares.

El gas ha bajado un 20 por ciento en las exportaciones bolivianas.

–Así es. Por eso mismo, si la economía boliviana dependiera de las materias primas, lo lógico sería que a esta altura del año estemos en una recesión. Sin embargo, la economía boliviana ha crecido al 5 por ciento. El Banco Mundial tuvo que subir las expectativas del crecimiento boliviano del 4,3 al 4,8 por ciento.

¿Por qué razón?

–Bolivia prioriza su mercado interno, relacionado con una estrategia de distribución del ingreso. En los últimos años, bajamos el nivel de pobreza extrema del 40 al 25 por ciento. La política salarial permite un incremento por encima de la tasa de inflación y una suba en el salario mínimo nacional.

¿Qué instrumentos de política salarial aplican?

–El Estado establece el porcentaje del incremento, que se constituye en la base de la negociación para el sector privado.

¿Cómo logran que ese porcentaje de incremento salarial sea mayor a la tasa de inflación?

–El presidente Evo Morales ha decidido que estos incrementos estén por encima. El año pasado, la inflación fue del 5,19 por ciento; esa fue la base de la negociación con la que hemos llegado al 8,5 por ciento de incremento salarial.

¿Quiénes participan de la negociación salarial?

–La Central Obrera Boliviana (COB) y el Estado. No hay representación de los empresarios porque se considera que es una negociación en la que deben participar los trabajadores.

¿Hay resistencia por parte de los empresarios frente al nivel alcanzado en la negociación, considerando que no integran estos acuerdos?

–No hubo mayores cuestionamientos. Claro que ellos consideran que es excesivo pero, en general, lo han aplicado. En el país se tiene conciencia de que estos incrementos salariales razonables permiten dinamizar la demanda interna. Los trabajadores se encuentren en una mejor situación y, al mismo tiempo, hay una revitalización del mercado interno. Por otro lado, los que proveen productos y servicios al mercado interno son los empresarios.

Para seguir leyendo, favor de presionar MÁS INFORMACIÓN



Algunos informes afirman que el crecimiento boliviano fue compensado con inversión pública porque la inversión privada fue menor a la esperada. ¿Esto es así?

–El primer elemento que hay que considerar es la redistribución del ingreso. El discurso de la ortodoxia neoliberal dice: “Inviertan, ese es el secreto. Y si eso llega a la gente, bienvenido”. Por eso proponen la apertura a la inversión extrajera.

¿Por qué?

–Porque dicen que los países no tienen ahorro suficiente y entonces hay que abrir las fronteras. Para nosotros, lo más importante es la redistribución del ingreso, que no es una política de asistencia social, sino un componente fundamental que permite acompañar al crecimiento. Si hay concentración del ingreso, lo más probable es que el país no crezca. Eso lleva a analizar el papel de la inversión. Nosotros criticamos al viejo liberalismo porque consideraba que la inversión podía dinamizarse a partir del libre mercado. Eso fue un error porque no se han alcanzado tasas de inversión aceptables. En el caso boliviano, la inversión pública entre 1996 y 2005 ha sido, en promedio, 500 millones de dólares.

¿Qué porcentaje del Producto Interno Bruto representa?

–Estamos hablando de menos del 5 por ciento del PBI, y la inversión privada anda más o menos por el mismo ritmo, 1000 millones de dólares en total. Bajo el gobierno de (Gonzalo) Sánchez de Lozada, con la capitalización que supuso el ingreso de inversión extranjera, se elevó a 2000/2500 millones de dólares. Esa fue la época de mayor inversión privada.

¿Cuál es su evaluación del comportamiento de la inversión privada?

–Creemos que por sí misma no dinamizará la economía, lo hará la inversión pública, que empezó a incrementarse con la gestión del presidente Evo Morales. De hecho, el año pasado hemos invertido 4500 millones de dólares y este año estamos ejecutando una inversión pública de 6179 millones de dólares (17 por ciento del Producto).

¿A qué áreas se dirige principalmente la inversión pública?

–Se concentra en el sector productivo, como hidrocarburos. Además, ha ido ganando presencia el sector agrícola: nuestro objetivo es lograr la soberanía alimentaria. También hay una fuerte presencia en salud y educación. La ventaja de la inversión pública es que tiene un doble efecto.

¿En qué consiste?

–Permite dinamizar la demanda agregada, que en un escenario de crisis tiende a caer. Pero también tiene su impacto en la oferta porque permite aumentar la capacidad productiva del país.

Una crítica que se hace a los países de la región es la tendencia a la re-primarización de la estructura económica.

–En el caso boliviano, si bien un 80 por ciento de nuestras exportaciones se explica por gas y minerales, lo que ocurre es que hay una dinámica muy fuerte de las importaciones. Por esa razón, en Bolivia hay que analizar las exportaciones netas (diferencias entre exportaciones e importaciones).

¿Qué resultados han dado las exportaciones netas?

–En los últimos años hemos tenido balances positivos. El año pasado exportamos 12 mil millones de dólares mientras que las importaciones rondaron los 10 mil millones de dólares. Es importante ver esto porque uno podría decir que 12 mil millones de dólares respecto de un producto de 34 mil millones parece un porcentaje alto, pero cuando se observan las exportaciones netas, ese monto no pasa del 7 por ciento del Producto.

Sobre todo si se lo analiza en la actual coyuntura internacional.

–La actual situación de crisis vuelve muy inestable el sector externo, de allí que la estrategia fundamental sea fortalecer el mercado interno. Tenemos un importando desarrollo de la industria nacional que es la que permite abastecer las necesidades de la población. Eso podría avanzar más, pero eso está ligado a procesos de integración regional que permitan cambiar los perfiles productivos. La reprimarización sería complicada en la medida en que haya una dependencia total de esos ingresos. En el caso boliviano se demostró que no se da esa situación.

¿Por qué?

–El primer motivo es la “bolivianización” del país; para el 90 por ciento de sus transacciones bancarias y casi para el ciento por ciento de las transacciones cotidianas, Bolivia no utiliza el dólar. Eso hace que prácticamente no necesitemos dólares, por eso tenemos nuestras reservas internacionales tan cerca del 50 por ciento del Producto. Por otro lado, en el esquema boliviano, el ingreso por hidrocarburos beneficia sobre todo a las entidades subnacionales: las gobernaciones y municipios. Eso hay que entenderlo, porque cuando uno piensa en la reprimarización calculando la importancia en las exportaciones de gas y minería, se puede llegar a la conclusión de que hay una dependencia total de eso, pero esto no es así en Bolivia.

Ahora que Bolivia es socio pleno del Mercosur, ¿qué efectos puede tener el intercambio comercial con los países del bloque?

–Estos esquemas de integración regional tienen un impacto positivo en el perfil exportador. Creo que América Latina tiene como reto establecer estos acuerdos frente a un mundo que está cambiando, a partir de una integración vinculada con lo productivo.

¿Cómo sería una integración de ese tipo?

–Se deberían aprovechar las complementariedades que se puedan dar. Si pensáramos en una soberanía alimentaria conjunta cuyo objetivo sea que nuestros pueblos respondan a un plan, sería diferente. El esquema que yo veo en el futuro se podría armar a partir de acuerdos entre los gobiernos pero es un concepto que hay que ir trabajando.


Fecha Publicación: 2015-08-05T02:16:00.002-07:00


Yanis Varoufakis, exministro de Finanzas de Grecia. / GORKA LEJARCEGI


Desmitificar, desnudar a los opresores, en toda su cínica perversidad. Tal es el principal mérito de los dirigentes de Syriza y muy destacadamente del ex ministro de finanzas griego Yanis Varoufakis. 

Decirles lo que son, sin falsas cortesías. Ese lenguaje directo –y no nos referimos a los insultos- es lo que faltaba en la política a todo nivel. Una forma de hacer política libre de ataduras y falsas formas, para que el gran auditorio de la humanidad despierte y comprenda que sus poderosos verdugos también son de carne y hueso, que también les circula la sangre por las venas, aunque no lo parezca.

De allí la importancia de esta esclarecedora entrevista del diario español “El País” a Yanis Varoufakis del día de hoy.

Toda una lección de valor, firmeza y dignidad contra el terror y el miedo. (Jesús Hubert)

  • Varoufakis: “El tercer rescate de Grecia está diseñado para fracasar”
  • El exministro de Finanzas opina que España corre el riesgo de acabar igual que su país


CLAUDI PÉREZ Atenas 2 AGO 2015 - 09:14 CEST

“El despotismo sádico de la ideología dominante”. “La lectura moral de esta crisis”. “El abrazo mortal de la deuda”. Yanis Varoufakis (Atenas, 1961) recibe a EL PAÍS en su céntrica casa de la capital griega, con su famosa moto aparcada en la esquina. En las distancias cortas, el ya exministro se muestra amable y desenvuelto. Acerca al periodista una taza de café, se sirve otra y al asomar la grabadora demuestra por qué se le considera una de las lenguas más afiladas de la izquierda europea. 45 minutos después, duele dejar fuera de este texto un puñado de frases como las que sirven para arrancar el párrafo.
De su cabeza perfectamente rasurada no dejan de brotar ideas y alguna que otra contradicción. El tercer rescate a Grecia, vaticina, no va a funcionar; “está diseñado para fracasar” y es el punto final a una especie de “golpe de Estado” de los acreedores. Berlín tiene un plan para llevar a la troika hasta París, “el premio gordo”. Y la Europa que atemoriza con la salida de Grecia del euro, sostiene, va camino de convertirse en una idea siniestra, con fuertes dosis de prejuicios morales y un pésimo diagnóstico de la crisis que ha llevado a recetar políticas profundamente equivocadas una y otra vez.

Pregunta. Dejó el ministerio hace poco. ¿Cómo es su día a día?

Respuesta. Los periodistas sospechan que estoy desanimado, pero no entré en política para hacer carrera. Entré para intentar cambiar las cosas. Y hay que pagar un precio por tratar de hacerlo.

P. ¿Cuál es ese precio?

R. El desdén, el profundo odio del establishment. Si uno llega a la política sin querer hacer carrera acaba metiéndose en problemas.

P. ¿Tiene la sensación de haber logrado cambiar las cosas?

R. Por supuesto. ¿Por qué si no ha venido usted a verme? El Gobierno griego fue elegido para negociar duro, con argumentos que no eran aceptables para la eurozona. El mandato de Syriza era claro: conseguir un pacto con Europa con la idea de decirles a los socios que no podían seguir ahogando a Grecia de esa forma inhumana. Los griegos nos lanzamos con una fuerza imparable contra un Eurogrupo con una lógica inamovible e irracional. El resultado ha sido un montón de ruido. Y espero que también algo de luz.

P. En su último libro, Economía sin corbata, le explica la crisis a su hija. Con el tercer rescate, Grecia seguirá bajo tutela de la extroika hasta mediados de siglo; hasta que su hija tenga más o menos su edad. 

R.¿Cómo lleva eso?

R. Se equivoca. No es la antigua troika: la troika ha vuelto.

Para seguir leyendo, favor de presionar MÁS INFORMACIÓN





P. ¿Y qué le parece que los hombres de negro vayan a seguir en Atenas hasta que sus nietos sean adultos?

R. No lo harán. El acuerdo no tiene futuro. Se basa en proseguir con la farsa de la patada hacia adelante: prorrogar la crisis con nuevos préstamos insostenibles, y fingir que eso resuelve el problema.

P. ¿Qué espera entonces de los próximos meses? ¿Nada bueno?

R. El tercer rescate está diseñado para fracasar. Seamos sinceros: el ministro alemán, Wolfgang Schäuble, nunca estuvo interesado en pactar nada que pueda funcionar. Su plan es rediseñar la eurozona: parte de ese rediseño es echar a Grecia. Creo que está completamente equivocado, pero tiene mucho poder. Una de las falacias de estos días es presentar el pacto entre Atenas y los acreedores como una alternativa al plan de Schäuble. No es así: el acuerdo es parte del plan de Schäuble.

P. ¿Da por seguro el Grexit?

R. Ojalá no sea así. Pero habrá mucho ruido, retrasos, incumplimiento de objetivos, más recesión, problemas políticos. Cuando llegue el momento se verá si Europa quiere o no seguir adelante con el programa de Schäuble.

P. Berlín acaba de sugerir un plan para aplicar las reglas del euro aún con más dureza.

R. Schäuble quiere dejar de lado a la Comisión y crear una especie de autoridad fiscal con capacidad para echar abajo los presupuestos nacionales, incluso en países que no estén bajo programa. Es como poner a todos los socios bajo programa. El plan Schäuble es imponer la troika en todas partes. En Madrid y en Roma. Pero especialmente en París.

P. ¿París?

R. París es el premio gordo, el destino final de la troika. El Grexit se usará para crear el miedo necesario en Madrid, Roma y París.

P. ¿Sacrificar Grecia para cambiar la fisonomía de Europa?

R. Es una demostración: esto es lo que pasa si no os sometéis a la troika. Lo ocurrido en Grecia es un golpe de Estado: la asfixia de un país a través de restricciones de liquidez. En Bruselas nunca hubo interés por ofrecer un pacto mutuamente beneficioso. Las ayudas no llegaban; había que hacer frente a continuos pagos al FMI y al BCE, y al final nos quedamos sin dinero. Luego nos dieron un ultimátum y nos vimos obligados a cerrar los bancos. El resultado es el mismo que haber derrocado a un Gobierno o haberle forzado a derrocarse a sí mismo.

P. ¿En qué lugar queda Europa en ese relato?

R. Nadie puede ser libre si una sola persona está esclavizada: esa es la paradoja de Hegel. España y los demás socios no pueden prosperar, ser libres o cuidar de su soberanía y sus democracias si se impide a otro socio la prosperidad, la soberanía o la democracia.

P. Nadie discute que la austeridad era excesiva ni la necesidad de reestructurar la deuda: se discute su estrategia negociadora.

R. Nada de lo relacionado con la austeridad y el alivio de la deuda era indiscutible en enero: es indiscutible ahora, porque pusimos ese debate sobre la mesa. A todos los que me dicen que hemos fracasado, les diría que hemos logrado abrir un debate no solo sobre Grecia, sino sobre Europa, que vale su peso en oro.

P. ¿Le satisface el resultado?

R. El euro estaba mal diseñado, como se vio tras el colapso de Lehman. Desde entonces, Europa vive en estado de negación y ha hecho lo contrario de lo que debía. Un país como Grecia, con apenas el 2% del PIB europeo, eligió a un Gobierno que ha puesto sobre la mesa asuntos cruciales; tras seis meses de lucha hemos perdido la batalla. Pero ganamos la guerra: hemos cambiado el debate.

P. ¿Entonces le basta con eso?

R. Por supuesto. No puedo cuantificar ese resultado; no puedo decirle cuántos miles de millones vale transformar el debate. Pero hay cosas que se miden por su valor, no solo por su precio.

P. Usted tenía un plan B: una moneda paralela dentro del euro. ¿Aún puede activarse?

R. Vamos a separar dos cosas. Había un esquema, denominado plan X, un plan de contingencia para responder a los actos de agresión por parte del BCE, el Eurogrupo y demás instituciones. Y un diseño para un nuevo sistema de pagos a través de la oficina de impuestos. Este sistema se debería haber aplicado de todos modos; debería aplicarse mañana. Pero el plan X ya es historia.

P. Según Tsipras, no había alternativa al pacto. ¿Con el plan B está usted diciendo lo contrario?

R. Desde joven he rechazado esa idea thatcheriana de que no hay alternativa. Siempre la hay.

P. Ha hablado de terrorismo monetario y de tortura fiscal. ¿Esa retórica no fue muy nociva?

R. Esa idea de la tortura fiscal es una descripción exacta de lo sucedido. La idea es que al torturado se le mete la cabeza en el agua; antes de que se asfixie, se le permite respirar para después volver a sumergírsela, y así hasta que confiese. A Grecia se le asfixia con la falta de liquidez. Incluso tras el rescate, los socios han dado solo 7.000 millones, lo justo para pagar al FMI y al BCE: de esa manera el Gobierno sigue bajo absoluto control. En cuanto al terrorismo, el 25 de junio los acreedores nos obsequiaron con una propuesta para cinco meses, a sabiendas de que era imposible cumplir las condiciones. Decidimos someterla a referéndum, y pedimos una extensión del rescate de dos semanas para votar en paz. El Eurogrupo nos negó esa ampliación; nos obligó a cerrar los bancos. En una economía moderna, cerrar los bancos es la peor forma de terrorismo monetario. ¿Qué es el terrorismo, sino perseguir una agenda política mediante el miedo? Eso hicieron: aterrorizar a la gente sobre los efectos de votar no. Si en Bruselas se hubieran abstenido de asustar a los griegos, yo no habría usado esa palabra.

P. ¿Llamar criminal al FMI, como hizo Tsipras, favoreció en algo las condiciones del acuerdo?

R. Seamos precisos: Tsipras habló de un programa de negligencia criminal que impuso a los griegos una crisis monumental, incluida una crisis humanitaria. No subimos el nivel de nuestra retórica hasta final de junio. Hasta ahí fuimos extremadamente corteses, pese a la increíble hostilidad del Eurogrupo. Para entonces, Tsipras había acordado el 90% del programa. ¿Qué hicieron los acreedores? Dar marcha atrás y volver a plantear medidas inaceptables, por ejemplo en el IVA. Ese fue un acto de agresión: ahí hablamos de negligencia criminal.

P. Si el acuerdo es tan malo, ¿por qué lo aceptó Tsipras?

R. Eso debe preguntárselo a él.

P. ¿Por qué no consiguió un solo aliado en el Eurogrupo?

R. Esa idea de que el Eurogrupo son 18 contra uno es ilusoria. Hay una pequeña minoría que cree en la austeridad. Hay un grupo mayor de Gobiernos que no creen en la austeridad, pero están obligados a defenderla porque la impusieron. Y todavía un tercer grupo, con Francia, que ni cree en la austeridad ni la practica.

P. ¿Los griegos que votaron a un partido de izquierdas entienden las fotos en Paris Match?

R. Dese un paseo conmigo por las calles y verá. Aun así, me arrepiento de esa sesión fotográfica, por lo demás estéticamente terrible. Puede que no me crea, pero cuando acepté no conocía Paris Match. Cometí el error de aceptar la sesión de fotos. Pido disculpas.

P. Una vez dijo que el legado de Thatcher fue la peligrosa financiarización de la economía y, sobre todo, Tony Blair. ¿Qué legado dejará Angela Merkel?

R. Europa corre el riesgo de convertirse en una jaula de hierro: espero que la canciller Merkel no quiera dejar esa herencia.

España y el riesgo de ser como Grecia

C. P., ATENAS

Preguntado por las declaraciones en las que Mariano Rajoy sugiere que otros países pueden tomar la misma deriva que Grecia si ganan peso opciones similares a Syriza, Varoufakis apunta que el país heleno “se ha convertido en una especie de pelota de fútbol para los políticos de derechas, que insisten en asustar con Grecia a la población”.

“Los españoles tienen que mirar su situación económica y social y sobre eso valorar qué es lo que su país necesita independientemente de lo que pase en Grecia o donde sea.

El peligro de convertirse en Grecia siempre sigue ahí y se hará real si siguen repitiéndolos mismos errores que se impusieron en Grecia

”, dice el exministro. “Castigar el orgullo de un país para atemorizar a otros no es la idea de Europa por la que lucharon Felipe González, Valéry Giscard d’Estaing o Helmut Schmidt. Tenenos que recuperar el significado de ser europeo, encontrar maneras para recrear el sueño de combinar prosperidad con democracia”.

Varoufakis no cree que Podemos haya perjudicado a su Gobierno: “Nunca diría que Podemos ha sido un problema para nosotros. Puede haber intensificado el proceso. Pero sin Podemos, Europa habría usado la misma estrategia del miedo”.


Fecha Publicación: 2015-08-01T00:17:00.000-07:00





Compartimos con ustedes un valioso artículo de un hombre de izquierda del Perú. Conspicuo dirigente del Partido Comunista Peruano, ex Secretario General de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), durante el gobierno del General Velasco, a quien brindó su respaldo.

Lo hacemos, no porque necesariamente compartamos su posición política y sus puntos de vista, sino porque aporta una visión más amplia de la coyuntura política peruana. Especialmente presentándola en el contexto de la crisis mundial y la ofensiva reaccionaria que pretende revertir los procesos políticos que han tenido un origen popular.

Una visión que ha estado faltando en los sectores progresistas del Perú. Más grave aun, cuando observamos cómo se ha fortalecido el poder del sector financiero a nivel mundial, el cual literalmente maneja los gobiernos contra los pueblos, sin ningún respeto por las formas democráticas (Grecia).

Esta perspectiva, supone también considerar imprescindible que cualquier lucha popular, orientada a un cambio de rumbo de las economías y las políticas sociales, no deba marchar aislada. Es necesario que los movimientos populares, sin fronteras, se sientan identificados y solidarios, unos con otros. Con la clara consciencia de que, solo así, podrán obtener resultados tangibles.

Ello supondrá, ojos abiertos y consciencia despierta, para no ser manipulados fácilmente por los medios de comunicación que responden, precisamente, a la internacional del dinero. (Jesús Hubert)


PERU. LA BATALLA ESTA PLANTEADA


Por Gustavo Espinoza M. (*)

En El Salvador, donde el pueblo se está dando una primera experiencia de gobierno progresista liderado por el Farabundo Martí para la Liberación Nacional, una huelga de transporte organizada y alentada por las Maras y apoyada abiertamente por ARENA, el Partido Neo Fascista de ese país; pone en riesgo la estabilidad democrática y genera un clima de violencia en el que asoma una campaña contra el gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén. Desde Lima, voceros calificados de las peores causas, baten palmas,

En Bolivia, un así llamado Comité Cívico de Potosí desarrolla una huelga desde hace 24 días contra el proyecto de creación de la Planta Hidroeléctrica Supay Chaca río Pilcomayo, con la idea de sabotear planes de desarrollo impulsados por el gobierno del Presidente Evo Morales, quien conserva más del 70% de aceptación ciudadana en el país altiplánico.

En Nicaragua Sandinista, donde tendrán lugar comicios presidenciales el 2016, el diario “La Prensa” –vocero de la derecha “liberal”- se empeña en descalificar al gobierno sandinista sin atinar siquiera a presentar un proyecto nacional de desarrollo que puedas interesar a la ciudadanía.

¿Casualidades? No. ¿Coincidencias? Tampoco. Se trata de la concreción de planes desestabilizadores impulsados por la reacción interna en cada país, y alentados por la administración yanqui que no sabe cómo hacer, en América Latina, para revertir el proceso liberador en marcha, y que ha generado una correlación de fuerzas adversa a los intereses del imperio.

Para seguir leyendo, favor de presionar MÁS INFORMACIÓN



En cada lugar de América las fuerzas reaccionarias tienen su propia estrategia. En Chile buscan desprestigiar a la presidenta Bachelet afincando la idea que “es más de lo mismo”, que no tiene “fuerza” para gobernar y que carece de autoridad para conducir la coalición política que le permitió ganar en los comicios pasados. Al mismo tiempo, busca amagar la unidad de esa estructura política alentando supuestas o reales diferencias entre el Partido Comunista y sus aliados. En el fondo, sueña con la posibilidad que “se rompa” la Nueva Mayoría y el PC marche por su cuenta, tomando distancia de la gestión en curso.

En Brasil, orada continuamente las investigaciones en torno a la corrupción, al tiempo que mina la capacidad de gestión del Partido de los Trabajadores, a quien ya arrebató la presidencia de las Cámaras Legislativas en el empeño por presentar una acusación constitucional que le permita plantear la vacancia presidencial y el desafuero constitucional de Dilma Rousef.

En Venezuela plantea la lucha en un nivel más alto y no da tregua en la tarea de demoler al gobierno bolivariano de Nicolás Maduro. Es consciente que allí se afirma un proceso que luce irreversible y que, en los comicios de diciembre, el pueblo confirmará el rumbo que hoy asoma cuestionado por las fuerzas más reaccionarias. Fracasado en los intentos sediciosos del pasado y bloqueadas sus posibilidades de dar al traste, por la fuerza, con el gobierno constitucional, alienta el caos y la incertidumbre al tiempo que sabotea la economía con idénticos métodos a los empleados contra el Chile de Allende en los años 70.

En Ecuador el filo de la navaja apunta contra la Revolución Ciudadana y en particular contra su Presidente Rafael Correa. Derrotada la maniobra seudo financiera de la empresa norteamericana Chevron orientada a afectar la economía del Guayas; ahora enfila sus baterías contra las medidas propuestas por el Ejecutivo en materia tributaria. Las fuerzas más ligadas al Gran Capital, y responsables de la grave crisis ecuatoriana que puso al país a borde del caos a fines del siglo pasado; buscan recuperare la iniciativa con viejos caudillos y con el mismo discurso neo liberal de antaño. Recientemente, puso bombas explosivas en locales del Partido de Correa en nombre de un supuesto colectivo de “izquierda” que responde a los planes del Imperio.

En el Perú la “prensa grande” continúa su ofensiva contra el Presidente Humala y su Gobierno, no porque les interese la persona -que representa poco por su inconsistencia y precariedad- sino porque prepara una ofensiva desplegada que le permita recuperar el cien por ciento del Poder del Estado en los comicios de abril del a próximo año.

El hecho que Humala sea el blanco de la ofensiva de la reacción, no lo acredita como Progresista, pero si permite visualizar los objetivos más definidos de la reacción: ella no quiere ningún gobierno que escape al control de las fuerza que representan nítidamente los intereses del Imperio: la Mafia fujimorista y el APRA. Anhelan el control absoluto del país a cualquier precio y está segura de alcanzarlo.

El propósito de esas fuerzas es demostrar al electorado peruano que solamente un gobierno representador ellas, y con el apoyo incondicional del capital financiero, será capaz de enfrentar los retos que se plantean ante la sociedad peruana: la inestabilidad económica, la creciente inseguridad ciudadana y los conflictos sociales derivados de la resistencia popular a proyectos de inversión minera que amenazan la ecología y al salud ambiental.

El drama del Perú, en las condiciones de hoy, deriva de la falta de unidad y cohesión del movimiento popular, que resulta imposibilitado de ofrecer una alternativa seria de gobierno y de poder. Sin liderazgos definidos y con perfiles confusos, la llamada “izquierda” oficial se ha empeñado en una tarea para la que carece completamente de recursos electorales; cuando debió más bien promover una batalla política que le permita ganar la adhesión ciudadana a un programa progresista y democrático capaz de aglutinar a los más vastos sectores de la población.

El descrédito el gobierno de Humala –que hoy cae en las encuestas de opinión por debajo del 20%- no constituye, por cierto, una victoria del movimiento popular, sino que refleja más bien el avance de las fuerzas más antinacionales del escenario peruano.

El programa de Keiko Fujimori hoy, se reduce a cuatro puntos: liberar a su padre, el dictador, condenado a 25 años de prisión; recuperar los bienes de la Mafia, intervenidos por el Estado; liberar a los ex jefes militares y ex ministros del régimen depuesto, asegurando que puedan volver los “fugitivos”; y garantizar la continuidad de ese “proceso” abriendo la posibilidad de elección de Kenyi Fujimori en los comicios del 2021.

Y el programa de García se concreta en asegurar e control absoluto del Fondo Monetario y la vigencia plena del Modelo Neo Liberal sobre nuestra economía, la carta blanca a la inversión extranjera, y el imperio absoluto de la corrupción y el desgobierno en provecho de las camarillas corruptas que el país conoció en el pasado reciente.

América Latina es una sola. Es lo que Martí y Mariátegui llamaron una “Patria Grande”. Y en ella, todos tenemos deberes y responsabilidades. La batalla que está planteada ante nuestros ojos tiene los ribetes de una confrontación continental, y en ella, cada país es un espacio en el que debemos avanzar o defender, pero no retroceder. Cada paso nuestro atrás, será un paso adelante que los enemigos de los pueblos darán por arrebatarnos la dignidad y la justicia.

En cada territorio de América Latina tenemos tareas definidas. En Chile, hay que asegurar la concreción de los cambios prometidos por el gobierno de Bachelet. En Argentina, derrotar a Macri en los comicios de octubre. En Brasil bloquear las maniobras parlamentarias contra Dilma. En Venezuela vencer a la sedición reaccionaria y doblegarla. En Ecuador; cerrar filas con la Revolución Ciudadana. En Bolivia, vencer los planes sediciosos en marcha contra Evo. En El Salvador, defender a pie firme al gobierno de Sánchez Cerén. En Nicaragua, respaldar al FSLN que encarna la voluntad mayoritaria de su pueblo.

En el Perú, la tarea es cerrar el paso a la Mafia apro-fujimorista que busca recuperar posiciones de Poder. Si no es posible avanzar -por defecto de una “izquierda electoralista y desubicada- sí es posible unir a todas las fuerzas democráticas y progresistas tras una sola figura capaz de vencer en los comicios de abril, con banderas de corte social más avanzado.

La unidad, la ansiada unidad, puede y debe hacerla el pueblo allí donde sus “vanguardias” se perdieron corroídas por el oportunismo y la ambición (fin)

(*) Colectivo de Dirección de Nuestra Bandera / http://nuestrabandera.lamula.pe









Fecha Publicación: 2015-07-30T00:59:00.000-07:00


Martin Luther King y su encarnación cinematográfica

Orar por los enemigos, bendecir a los que nos maldicen. Estas enseñanzas de Jesús han sido interpretadas como gestos de pasividad. Pero no fue así.

Jesús fue coaccionado para no seguir predicando su mensaje de igualdad en medio de la opresión del imperio romano sobre el pueblo judío. Pero Él no calló. Siguió predicando la igualdad de los hombres ante Dios y el amor sin excepciones, hasta la misma cruz y su último aliento:“Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”.

Dos hombres visibles en la historia moderna y sus millones de seguidores en el mundo, pueden dar testimonio del éxito de su acción no-violenta: Gandhi y Martín Luther King.

Gandhi, liberó a la India del dominio británico y Luther King, conquistó la igualdad de derechos civiles para los negros en los Estados Unidos de Norteamérica.

Sin embargo a ambos, como a Jesús, su acción no violenta les costó la vida.

Vale la pena recordarlos en estos días de incertidumbre y de endurecimiento de las condiciones para las luchas sociales y repasar sus experiencias.

Es especialmente valiosa la experiencia de Martin Luther King porque es un testimonio de unidad entre la vocación espiritual y la acción política, integración tan ejemplificadora para este tiempo en que ambas dimensiones de la vida están divorciadas, lo cual lleva a caer en tantos errores.

En esa perspectiva, compartimos con ustedes la película “Selma”, que recrea algunos pasajes de la lucha del pastor bautista Martín Luther King (Jesús Hubert)

Para ver la película completa, favor de presionar el enlace::



Titulo: Selma
Géneros: Drama | Histórico. Basado en hechos reales. Racismo. Años 60. Política. Biográfico
Año: 2014
Duración: 123 min.
Audio: Español Latino
Sinópsis: Esta crónica sobre la lucha del político y activista Martin Luther King Jr. (David Oyelowo) en defensa de los derechos civiles se centra en la marcha desde Selma a Montgomery (Alabama), en 1965, que llevó al presidente Lyndon B. Johnson (Tom Wilkinson) a aprobar la ley sobre el derecho al voto de los ciudadanos negros.

Fecha Publicación: 2015-07-29T02:17:00.000-07:00
 
Vista de la sede de Deutsche Bank en Fráncfort. EFE/Christoph Schmidt
 
La lectura es cada vez más clara. Las piezas van encanjando y ya vamos teniendo el panorama completo.

La gran banca que está detrás del golpe financiero contra Grecia no solo carece de escrúpulos sino que además actúa con todos los recursos que el mismo sistema les permite para defraudar a los estados que ellos apremian y controlan "manu militari".

Estos señores banqueros que fungen de disciplinados y muy correctos, por la información que les presentamos, son grandes evasores y elusores de impuestos.

Leanlo por ustedes mismos. (Jesús Hubert)


La gran banca europea 'trasvasa' beneficios a paraísos fiscales para evadir cientos de millones a Hacienda

Publicado: 26.07.2015 20:35 / PÚBLICO 


El informe de la consultora Richard Murphy FCA para el Grupo Verde/ALE del Parlamento Europeo, al que ha tenido acceso 'Público', revela que gigantes como el Deutsche Bank, el Royal Bank of Scotland o el holandés Rabobank Group declaran buena parte de sus beneficios en Malta, Finlandia o Curaçao para defraudar impuestos en sus países de origen

CARLOS ENRIQUE BAYO
@tableroglobal

Los mismos grandes bancos europeos a los que Grecia ha de pagar principal e intereses religiosamente, porque la Troika prohíbe hacer quitas de la deuda pública, se dedican a trasvasar cientos de millones de euros de sus beneficios a paraísos fiscales para evadir los impuestos correspondientes a las Haciendas de sus respectivos países.

Y los cinco primeros del ránking de esa elusión fiscal internacional (Royal Bank of Scotland, Deutsche Bank, Rabobank Group, Standard Chartered y Barclays) están entre los mayores beneficiarios de las descomunales primas de riesgo que se le han aplicado al Estado griego durante la crisis financiera global, en la que alguno de ellos tuvo que ser rescatado con decenas de miles de millones de las mismas arcas públicas a las que ahora defrauda.

Estas son las conclusiones del informe encargado a la consultora Richard Murphy FCA por el grupo de Los Verdes/ALE, tras una larga investigación efectuada por el Comité Especial sobre Impuestos del Parlamento Europeo (TAXE Committee), a cuyo contenido ha tenido acceso Público.

Maniobras de la ‘Gran Coalición’ para socavar el control a la banca europea

Los primeros indicios sobre estas prácticas defraudadoras, que detraen de las arcas públicas de cada miembro de la UE cantidades gigantescas en impuestos impagados, surgieron del escándalo LuxLeaks, filtración por la que salió a la luz que el Gobierno de Luxemburgo –cuya jefatura ostentaba entonces el actual presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker– cerró acuerdos secretos con más de 300 grandes multinacionales para que transfiriesen sus beneficios al Gran Ducado a cambio de abonar tipos impositivos incluso inferiores al 1%, frente al 20% o 30% que deberían abonar por impuesto de sociedades en los países donde en realidad hacían esos beneficios… incluida España, por supuesto.

A raíz de ese escándalo, los grupos de izquierda y ecologistas de la Eurocámara trataron de impedir la designación de Juncker como presidente de la CE (el ejecutivo de la Unión Europea) y de crear un Comité de Investigación sobre Impuestos para desentrañar esas maniobras secretas de ingeniería fiscal en Luxemburgo, Holanda e Irlanda que esquilman las haciendas públicas del resto de los países. Pero la Gran Coalición (populares, socialistas y liberales) impuso a Juncker al frente de la CE y “sólo permitió crear una comisión especial, que tiene muchas menos atribuciones que un comité de investigación”, recuerda Ernest Urtasun, eurodiputado de ICV y uno de los 45 europarlamentarios de todos los países que trabajan ahora en ese comité.

“En realidad, tuvieron que acceder a que se crease un comité especial porque ocurrió algo parecido a lo del TTIP”, el tratado de libre comercio UE-EEUU, explica Urtasun. “Hubo muchos socialistas que se descolgaron [de las órdenes de la cúpula de sus partidos], nos firmaron la propuesta y al final se logró formar el comité. Pero ahora hemos pedido las actas del grupo de trabajo sobre información fiscal, en el que los Estados miembros intercambian información a puerta cerrada, y no nos la quieren dar”.

De hecho, muchos países no están colaborando con el comité, como la misma España, subraya Urtasun: “Los Estados que nos han pasado información son Finlandia, Luxemburgo, Reino Unido, Eslovaquia… y no todos los documentos. Por ejemplo, España aún no nos han mandado nada de lo que le hemos pedido. Si los Estados miembros siguen poniéndonos trabas para conseguir la información, volveremos a presentar en el Parlamento Europeo una solicitud de un comité de investigación, con autoridad para reclamar el material a cada Gobierno, y esta vez la presión política será mucho más fuerte”.​
Para seguir leyendo, favor de presionar MÁS INFORMACIÓN



No obstante, el comité especial ya ha logrado reunir el suficiente material como para encargar el citado informe European Bank’s Country-by-Country Reporting de Richard Murphy FCA Tax Research LLP Report, que muestra cómo la gran banca europea “ha estado sobrevalorando sus beneficios en jurisdicciones de bajos impuestos o en lugares identificables como paraísos fiscales, al tiempo que los infravaloraban en donde tienen sus mayores centros de operación”. Hasta ahora, la investigación ha identificado un movimiento de evasión de beneficios superior a los 100 millones de euros, cantidad que parece pequeña sólo porque la mayor parte de los bancos no informan sobre las transacciones dentro de su propio grupo bancario, de forma que ocultan esa fuga de capitales a lugares donde tienen oficinas operativas propias.

Según las conclusiones preliminares del Tax Research LLP Report, los 26 mayores bancos de la Unión Europea hacen transitar sus ingresos a través de al menos 39 jurisdicciones nacionales para trasvasar sus beneficios hasta paraísos como Singapur, Hong Kong, Emiratos, Jersey, Malta, Curaçao, Mauricio o la Isla de Man. Pero también se los llevan a Estados de la UE que en realidad funcionan como tapaderas, ya que tienen regímenes fiscales especiales con tasas mínimas, como Irlanda, Holanda, Bélgica o el propio Luxemburgo.

“España no está colaborando con el TAXE Committee y debería hacerlo”, insiste Urtasun, “porque los acuerdos que se han hecho en Luxemburgo y en Holanda han tenido un impacto sobre la Hacienda española que nos gustaría calcular, ya que todos esos son ingresos fiscales que España no ha recibido. Son multinacionales que venden productos aquí y que han derivado ingresos a Luxemburgo para pagar un impuesto de sociedades inferior al 3%. Es algo muy grave y tenemos presentada una moción en el Congreso que ni siquiera sabemos si dará tiempo a que se debata en esta legislatura”.

Sorprende, por tanto, que los mismos gobiernos que se muestran implacables con la devolución de la deuda pública de países como Grecia, se dediquen a obstruir las investigaciones sobre las fortunas que esas mismas grandes entidades financieras, beneficiadas por dicha política económica, están defraudando a sus propias haciendas. Tal parece que los gobernantes de las potencias económicas de la UE no defiendan los intereses de sus ciudadanos y sus Estados, sino los de la gran banca y en detrimento de las arcas públicas.

Por ejemplo, el coloso financiero germano, el Deutsche Bank, con ingresos anuales de 33.000 millones de euros, deriva sus beneficios hacia la isla de Malta –un conocido paraíso fiscal de las corporaciones alemanas– y el informe estima que puede haber evadido así alrededor del 18% de sus ganancias, que rondan los mil millones de euros anuales. Este gigante bancario, con sede en Fránkfurt (igual que el BCE) y operaciones en 70 países, tuvo que abonar el año pasado multas por valor de 2.500 millones de euros, impuestas por las autoridades reguladoras de EEUU y del Reino Unido por haber manipulado las tasas de interés de referencia.

Tantos son los tejemanejes financiero/fiscales del Deutsche Bank, que lo que tiene que pagar luego en abogados, gastos judiciales y penalizaciones por sus infracciones y maniobras ilegales está empezando a socavar sus cuentas de resultados: según Bloomberg, en sólo tres años tuvo que gastarse 7.100 millones de euros en litigios.

Durante la crisis, el DB también engaño a los reguladores bancarios estadounidenses y europeos, ocultando pérdidas por valor de 12.000 millones de dólares en las operaciones con derivados que acabaron hundiendo el casino bursátil, según confesaron en EEUU tres exempleados del coloso financiero. Y su inmenso tamaño tampoco le salvó de la necesidad de ser rescatado con fondos públicos, ya que recibió 11.800 millones de dólares del rescate de la aseguradora AIG, hundida por el estallido de esa burbuja global. Aunque nunca se reconoció que la entrega de esa suma al Deutsche Bank constituyó un rescate del banco alemán, pese a que procedía de los más de 160.000 millones de dinero público con los que se rescató la AIG.

Pero el Deu​tsche Bank no es más que el segundo del ránking de defraudadores bancarios listados en el informe. El primero es el Royal Bank of Scotland (RBS), cuyos beneficios antes de impuestos se duplicaron hasta superar los 3.700 millones de euros sólo en los primeros seis meses de este año y que, según el informe, “redistribuye” cerca del 32% de sus ganancias en países inopinados, como Finlandia, para evadir impuestos.

Además, el caso del RBS es especialmente sangrante porque en 2008 tuvo que ser rescatado con el dinero de los contribuyentes británicos: el Gobierno de Cameron nacionalizó el 82% de la entidad pagando un precio elevadísimo por acción. Esos casi 54.000 millones de euros de dinero público están muy lejos de ser recuperados, ya que Reino Unido ha estado vendiendo paquetes de acciones a la mitad de lo que le costaron.

El tercer banco en esta clasificación de mega-evasores fiscales europeos es el gigante holandés Rabobank, que transfiere el 19% de sus ganancias a paraísos como Curaçao, donde declara altísimos beneficios que sin duda nada tienen que ver con la magnitud económica de la isla. Sus beneficios netos anuales rondan ahora los 2.000 millones de euros, pero es otra de las entidades financieras que recibieron parte del fabuloso rescate de la AIG y que fueron identificadas por una investigación del muy conservador The Wall Street Journal, que estimó en 50.000 millones lo que recibieron los bancos europeos y estadounidenses de esa operación encubierta con dinero público.

Más abajo se puede leer (en inglés) el informe completo European Banks’ Country-by-Country Reporting, que repasa prácticamente todos los grandes imperios financieros europeos, incluidos los españoles (el BBVA está sexto en la lista), y del que se extrae una conclusión general escandalosa: las mayores entidades bancarias de la UE están defraudando masivamente a las haciendas públicas, pocos años después de que los contribuyentes europeos tuvieran que sufragar con cientos de miles de millones de euros los rescates de muchos de esos bancos privados.

Eso sí, esas entidades financieras no pueden perdonar a los Estados ni un céntimo de los intereses que les cobran por su deuda pública. ¿Cómo pretenden convencernos de eso Merkel y Juncker?

Carlos Enrique Bayo/Público

http://www.publico.es/internacional/gran-banca-europea-trasvasa-beneficios.html

Fecha Publicación: 2015-07-28T01:24:00.000-07:00
Varufakis ve "ridícula" la demanda de reformar las pensiones en Grecia
Vienen por Varufakis...

Enfrentarse con el poder financiero mundial -el poder real- especialmente desde la escena oficial, no es juego. 

A quienes no tienen el menor escrúpulo para condenar a los pueblos a condiciones ignominiosas y miserables de vida, solo para llenarse los bolsillo con las llamadas políticas de austeridad y los rescates financieros, no les tiembla la mano para bajarle el dedo mediático (y tal vez algún "accidente" por allí) a quienes osan desafiar sus oscuros designios.

El nuevo anti-héroe, para la tristemente celebre troika, la cual comanda a la Comunidad Económica Europea en beneficio de los banqueros, es el ex ministro de economía griego, Yanis Varufakis.

Enterémonos por la misma boca de Varufakis el por qué. (Jesús Hubert)

Varoufakis: "Quienes dieron el golpe de Estado me quieren juzgar por traición"

El ex ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, asegura a este diario que la “troika” controla los sistemas informáticos de la agencia tributaria helena

El ministro desarrollaba una estrategia alternativa para crear una banca paralela por medio de los datos fiscales de los contribuyentes griegos y pidió penetrar en el sistema informático de la Agencia Tributaria del país

Teme ser procesado por traición al intentar defender la soberanía fiscal del país y haberse enfrentado a sus acreedores

Cree que se está manipulando su plan b para afrontar una posible salida del euro pero que seguirá "contando la verdad como antídoto a la propaganda"

Luis Martín 
27/07/2015 - 09:41h

Varufakis.
El último escándalo desatado en Grecia tiene tintes de novela de John le Carré: el periódico conservador heleno, Ekathimerini, desvelaba a primera hora del domingo filtraciones de una teleconferencia que tuvo lugar el pasado 16 de julio entre el exministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, un grupo de gestores de fondos soberanos, de pensiones y aseguradoras internacionales, y el que fuera ministro de Hacienda de Reino Unido bajo el mandato de John Major, Norman Lamont. 

La conversación, a cuyo contenido el diario griego afirma haber tenido acceso y de la que reproduce fragmentos selectos, giró en torno a un presunto plan secreto ideado por Varufakis y autorizado por el primer ministro, Alexis Tsipras, para crear un sistema de pagos paralelo que hiciera frente a una crisis bancaria, así como a los preparativos para una posible vuelta al dracma si la crisis entre la república helena y sus acreedores derivaba en la salida del país de la moneda única. 

Este diario se ha puesto en contacto con el exministro griego para recabar su opinión sobre lo publicado por el diario Kathimerini y su percepción de lo que a su juicio no es otra cosa que una estrategia para anularlo a él, a sus cinco meses al frente de la cartera de Finanzas y a su oposición frontal al programa de rescate que Bruselas intenta someter a su país. 

"En mi último día al frente del ministerio, en mi mensaje de despedida expliqué públicamente que estábamos trabajando en convertir la web de la agencia fiscal en algo más que una simple interfaz para llevar a cabo tareas de recaudación: un avanzado sistema de pagos que permitiera la eficiente liquidación de adeudos del Estado hacia el contribuyente y viceversa", asegura. Ese sistema de pagos, "legítimo", subraya Varufakis, y que él mismo anunció de manera oficial, "ahora está siendo presentado como un complot ideado para sacar al país de la euro zona". 

De los fragmentos de las conversaciones publicadas por Ekathimerini se puede construir un relato tan intrigante como surrealista: Varufakis habría ordenado piratear los ordenadores de su propio ministerio para “secuestrar” los números de identificación fiscal de ciudadanos y empresas y así poner en marcha un sistema de banca paralela. Todo, con el objetivo último de poder “pulsar un botón” y cambiar la divisa del país “de la noche a la mañana”.  Sin embargo, el verdadero escándalo se encuentra detrás de la cortina literaria que el relato se empeña en sugerir: la troika controlaría el software de los sistemas informáticos de la agencia tributaria helena. 

Para seguir leyendo, favor de presionar MÁS INFORMACIÓN



El plan secreto

Aunque a pocos días de su salida del Gobierno Varufakis declaró en diversos medios que, en efecto, su ministerio había conformado un pequeño equipo en secreto para desarrollar un plan de contingencia de cara a una crisis que pudiera llevar al país a tener que emitir su propia divisa, el plan nunca llegó a ser elaborado por completo. Lo anterior, debido a que, en primer lugar, el desarrollo minucioso de dicho plan requería involucrar a un equipo humano de cientos de personas que difícilmente permitiría mantenerlo en secreto. Varufakis sabía que se arriesgaba a que se desencadenara el pánico; es decir, dar pie a una profecía auto cumplida. En segundo lugar, Varufakis pensaba que si bien estar preparado era responsable, sobre todo ante la amenaza latente del BCE de cerrar el grifo a la banca helena, tal y como luego ocurrió, la activación de ese plan aún estaba fuera del mandato del Gobierno. Finalmente, la noche del pasado 5 de julio, cuando volvió a encontrarse con Tsipras, tras haber compartido en las calles de Atenas el júbilo por la victoria del no en el referendo sobre las políticas de la troika celebrado horas antes, el primer ministro desautorizó a Varufakis a seguir adelante con la estrategia de negociación que hasta entonces el todavía ministro de Finanzas había trazado con el beneplácito del primero. Tsipras capitulaba y Varufakis respondía con su dimisión a las pocas horas.

Para el ex ministro, desde hace tiempo se está descontextualizando su acción de gobierno y su labor en las negociaciones con las instituciones para construir un relato en el que parezca que en realidad él estaba operando a favor del Grexit desde el principio. Lo anterior, en lugar de lo que Varufakis manifiesta que ha sido siempre su objetivo primordial: lograr el mejor acuerdo con los acreedores del país dentro del euro y erradicar las políticas que considera nocivas tanto para Grecia como para el resto de los países de la unión monetaria. 

En uno de los fragmentos de la teleconferencia que Kathimerini reproduce, Varufakis advierte que encomendó a un amigo y experto informático de la Universidad de Columbia penetrar el software de la agencia tributaria de su propio país, pues dicho software "pertenece a la troika". Es decir, los datos fiscales, bancarios y demás información confidencial de personas y empresas en poder del organismo tributario nacional estarían a disposición del BCE, el FMI y la CE. Un hecho que según las palabras que el diario heleno atribuye a Varufakis, y que éste no desmiente, "es como si la Hacienda inglesa fuera controlada por Bruselas", y añ ade, "supongo que al oír estas palabras se les ponen los pelos de punta". 

Según detalla Varoufakis a este diario, la Secretaría General de Ingresos Públicos del país (GSPR por sus siglas en inglés) opera como entidad independiente dentro del ministerio de Finanzas. Y aunque el ministro es el responsable político de las actividades de dicha secretaría, carece de control alguno sobre la misma. Así, mientras que los equipos informáticos del sistema tributario (el hardware) están bajo otra secretaría que sí controla el ministerio, el software lo gestiona completamente la GSPR, una entidad que, afirma Varufakis, "es muy próxima, por así decirlo, a la troika". Ante la pregunta: "¿Cree que semejante intrusión en las instituciones soberanas de otros países rescatados como Portugal, Irlanda o España pudiera estar produciéndose?", el ministro responde: "No podría comentar sobre eso".

Hundir a Varoufakis

Para Varufakis, el interés manifiesto de ciertos medios griegos y europeos en tergiversar las informaciones e insistir en presentar su paso por el Gobierno como un intento de sacar a Grecia del sistema euro es claro, lo quieren hundir a toda costa: "el establishment pro troika no tiene reparo alguno en castigarme por haberla expulsado del ministerio".  La pregunta es obligada: ¿forma parte de la facción de SYRIZA que desea la salida de Grecia del euro y que según medios de su país conspira para lograrlo? "Todo lo contrario", responde Varufakis. "Durante años he hecho campaña para comprometer a la izquierda, y a SYRIZA en particular, con la zona del euro, al tiempo que diseñaba una estrategia para negociar un acuerdo viable dentro de ella". 

"Pero esa facción existe, ¿no?", pregunta este diario. "Sí", responde Varufakis, "es la llamada Plataforma de la izquierda, pero ni están conspirando, ni están haciendo nada bajo la mesa. Su postura es clara y transparente: ellos creen que Grecia debería recuperar su divisa nacional. Ahí es donde no estamos de acuerdo". Y es que, pese a que Varufakis ha insistido desde incluso antes de entrar en política en que todas las negociaciones con las instituciones tendrían que lograr una mejor posición para el país ante sus acreedores y favorecer así su recuperación dentro del euro, y a pesar de sus denuncias sobre la existencia, esta sí demostrada, del plan del ministro de Finanzas alemán y poder absoluto dentro del Eurogrupo, Wolfgang Schäuble, para sacar a Grecia “temporalmente” del euro, el exministro griego está en la diana de intereses cruzados desde Bruselas hasta Madrid. 
En opinión de Varufakis, las filtraciones tergiversadas y el tratamiento que recibe por parte de algunos medios es por haber sido "el ministro de Finanzas que disgustó al presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem", y que se opuso con firmeza a "sucumbir a las recetas fallidas de la troika", proviene del "cártel de banqueros, los medios de comunicación y los oligarcas cuyos intereses se ven favorecidos por los rescates, y cuyos caprichos son atendidos por los partidos políticos pro troika (Nueva Democracia, PASOK y TO POTAMI)". 

«Varios abogados ya han solicitado o están a punto de solicitar mi procesamiento por traición ante el Tribunal Supremo»

Varufakis está convencido de que van a por él. Quizás como le ocurrió a Tsipras en su capitulación semanas atrás en Bruselas, ahora toca la rendición y escarmiento del controvertido economista que se atrevió a salirse de la horma. Hacer de él un ejemplo. "Varios abogados ya han solicitado o están a punto de solicitar mi procesamiento por traición ante el Tribunal Supremo", afirma Varufakis.  Si Varufakis resulta procesado en un juicio por traición, se sentaría otro precedente más en la aberrante senda totalitaria impulsada desde Bruselas: la criminalización de la defensa de los intereses soberanos de un Estado por parte de sus gobernantes democráticamente elegidos. 

"Su propósito”, dice Varufakis refiriéndose a algunos medios de comunicación, "es deshonrar al 61,5% de los griegos que votaron no en el referendo del 5 de julio". A su ver, "el desprecio sistémico por parte de esos medios hacia el no se ha transformado en un desprecio hacia mi persona. Su odio es comprensible y bienvenido. Me infunde valor para continuar". 

Sin embargo, lejos de ser un personaje odiado en su país, Varufakis mantiene un alto nivel de popularidad por el hecho de destacar como un político valiente, fiel a sus ideas y coherente con cada decisión tomada: su dimisión, su votación en contra del acuerdo pactado por Tsipras en Bruselas y su “sí” a las medidas a las que efectivamente había cedido durante sus negociaciones en Bruselas así lo demuestran. 

Ante la pregunta de si no no podría tratarse de fuego amigo  Varufakis se muestra tajante: "No hay fuego que se pueda considerar 'amigo' si va dirigido, en esencia, en contra de la resistencia a un rescate inviable y hecho contra la gente".  Además cree que el Gobierno francés ha cedido a Berlín desde hace algún tiempo con el deseo que les dejen pasar el asunto del “déficit excesivo». 

«La verdad es el único antídoto contra la propaganda. Seguiré contándola»

Si nos atenemos a su trayectoria reciente, lejos de pasar a la retaguardia, Yanis Varufakis se mantendrá en la primera línea de combate. Como recalcó hace una semana en la entrevista para Radio 4G, Varufakis está convencido de que en su país se ha producido un golpe de Estado y está dispuesto a luchar en contra de un rescate fallido y en contra de quienes "disolvieron la democracia" en Grecia, aunque le vaya la vida en ello.  Varufakis se mantiene firme y advierte: "La verdad es el único antídoto contra la propaganda. Seguiré contándola".




Fecha Publicación: 2015-07-27T19:38:00.002-07:00

Diferencias ...¿insuperables?

Frente a la realidad hay tantas percepciones como seres humanos en el mundo. Lo que a unos nos puede parecer evidente y en algunos casos escandaloso e insoportable, a otros les parecerá natural.

Eso es lo que ocurre con la riqueza-pobreza y sus escalas intermedias. No interesa cuan distantes estemos muchos de la cúspide del triángulo de la riqueza, una gran número de nosotros verá con admiración y con espíritu de imitación a esos seres privilegiados, como elegidos por Dios y el destino para ocupar ese lugar. 

Cuando nos deslumbran con sus regios atavíos, joyas y sonrisas,nos olvidamos de que son ellos los dueños de las grandes empresas multinacionales y sus operadores políticos y mediáticos, que son ellos los que depredan nuestros campos, ríos y mares para extraer bienes que pertenecen a todos, pero de los cuales ellos se apropian en nombre del progreso, sin reparar en el daño ambiental que producen. 

Que son ellos los dueños de los bancos que nos aprisionan con los créditos y nos embargan cuando no podemos cumplir; que son los mismos que nos pagan sueldos miserables y nos despiden de nuestros empleos, muchas veces sin justificación alguna. 

Y que ellos constituyen tan solo el 1% de la humanidad.

Cuando los dirigentes populares de base y personalidades excepcionales como el Papa Francisco, el “Pepe”, de Uruguay, o el mismo teólogo Leonardo Boff, de quien reproducimos a continuación una interesante reflexión, denuncian estas tropelías con un lenguaje, aun cauto frente al poder real, “factico”, como lo califica el ex ministro griego Varufakis, es de ellos de quién están hablando.

Sin embargo estos líderes lúcidos, que denuncian la crisis que vive la humanidad, los desequilibrios monstruosos existentes entre los seres humanos y con la misma tierra que habitamos, no se hacen en público una pregunta crucial: 

Cómo lograremos que esa minoría egoísta del planeta tierra, que ha abandonado en los hechos su condición de seres humanos, renuncien a sus privilegios, transformen sus negocios para no dañar nuestro hábitat y dejen de condenar a la miseria a otros seres humanos con sus apremios económicos y su mezquindad.

Una pregunta, que después de lo ocurrido con la democracia griega, es la pregunta del “millón”…de muuuchos millones . 

¿Quién la contestará, también en los hechos? (Jesús Hubert)


Para entender el fenómeno de la crisis

24/07/2015

Raramente ha habido en la historia tanta acumulación de situaciones de crisis como en el momento actual. Algunas son coyunturales y superables. Otras son estructurales y exigen cambios profundos, como por ejemplo, la reforma política y tributaria brasilera. Pero hay una crisis que se presenta sistémica y que recubre toda la Tierra y la humanidad. Es una crisis ecológico-social.

La percepción general es que la Tierra viva no puede continuar así como se encuentra, pues nos puede llevar a un cuadro de tragedia con desaparición de millones de vidas humanas y porciones significativas de la biodiversidad. En su encíclica sobre “el cuidado de la Casa Común” el Papa Francisco dice sin rodeos: “lo cierto es que el actual sistema mundial es insostenible desde diversos puntos de vista” (n.61). En su peregrinación por los países más pobres de América Latina, Ecuador, Bolivia y Paraguay, el discurso de cambio estructural y la exigencia de un nuevo estilo de producir, de consumir y de habitar la Casa Común ha sido afirmado repetidamente como algo impostergable.

La crisis sistémica es grave porque carga dentro de sí la posibilidad de destrucción de la vida sobre el planeta y eventualmente la desaparición de la especie humana. Los instrumentos ya han sido montados. Basta que surja un conflicto de mayor intensidad o un loco fundamentalista del tipo del expresidente Bush para abrir las puertas del infierno nuclear, químico o biológico hasta el punto de no quedar nadie para contar la historia. No podemos subestimar la gravedad de esta última crisis sistémica y global.
Para seguir leyendo, favor de presionar MÁS INFORMACIÓN




La actual crisis brasilera es un pálido reflejo de la crisis mayor planetaria. Pero incluso así es desastrosa para todos, afectando especialmente a aquellos sobre cuyos hombros se colocó la carga mayor de los ajustes fiscales para salir o aliviar la crisis: los trabajadores y los jubilados.

Comulgamos con la esperanza del Papa Francisco: hay en el ser humano un capital de inteligencia y de medios que nos “ayudan a salir de la espiral de autodestrucción en la que nos estamos sumergiendo” (n.163). Y finalmente hay Alguien mayor, señor de los destinos de su creación, que es “el amante de la vida” (Sb 11,26). Él no permitirá que nos exterminemos miserablemente.

En este contexto cabe una profundización sobre la naturaleza de la crisis para salir de ella mejores. Desde el existencialismo, especialmente con Sören Kierkegaard, la vida es entendida como un proceso permanente de crisis y de superación de crisis. Ortega y Gasset, en un famoso ensayo de 1942 titulado “Esquema de las crisis”, mostró que la historia, a causa de sus rupturas y reconstrucciones, posee la estructura de crisis. Esta obedece a la siguiente lógica: (1) el orden dominante deja de tener un sentido evidente; (2) reina la duda, el escepticismo y una crítica generalizada; (3) urge una decisión que cree nuevas certezas y otro sentido, ¿cómo decidir si no se ve claro?, pero sin decisión no habrá salida; (4) pero tomada una decisión, incluso con riesgo, se abre entonces un camino nuevo y otro espacio para la libertad. Se superó la crisis. Un nuevo orden puede comenzar.

La crisis es purificación y oportunidad de crecimiento. No necesitamos recurrir al ideograma chino de crisis para saber ese significado. Nos basta remitirnos al sánscrito, matriz de nuestras lenguas occidentales.

En sánscrito, crisis viene de kir o kri que significa purificar y limpiar. De kri viene crisol, elemento con el cual limpiamos el oro de las gangas, y acrisolar que quiere decir depurar y decantar. La crisis representa un proceso crítico, de depuración de lo esencial: sólo lo verdadero y sustancial queda, lo accidental y agregado desaparece.

En torno y a partir de este núcleo se construye otro orden que representa la superación de la crisis. Esto se traducirá en un curso diferente de las cosas. Después, siguiendo la lógica de la crisis, este orden también entrará en crisis. Y permitirá, después de un proceso crítico de acrisolamiento y purificación, la emergencia de un nuevo orden. Y así sucesivamente, pues esa es la dinámica de la historia.

La crisis posee también una dimensión personal, en varias situaciones de la vida y la mayor de todas, la crisis de la muerte. La crisis posee también una dimensión cósmica que es el fin del universo que para nosotros no acaba en la muerte térmica sino en una inconmensurable explosión e implosión hacia dentro de Dios.

Entre tanto, todo proceso de purificación no se hace sin cortes y rupturas. De ahí la necesidad de de-cisión. La de-cisión lleva a cabo una cisión con lo anterior e inaugura lo nuevo. Aquí nos puede ayudar el sentido griego de crisis.

En griego krisis, crisis significa la decisión tomada por un juez o un médico. El juez pesa y sopesa los pros y los contras y el médico ausculta los varios síntomas de la enfermedad. Sobre la base de este proceso toman sus decisiones sobre el tipo de sentencia a ser emitida o sobre el tipo de enfermedad a ser combatida. Ese proceso decisorio se llama crisis.

Brasil vive, desde hace siglos, demorando sus crisis por faltarles a los líderes la osadía histórica de tomar decisiones que corten con el pasado perverso. Se hacen siempre conciliaciones negociadas con el pretexto de la gobernabilidad. De esta forma se preservan sutilmente los privilegios de las élites y nuevamente las grandes mayorías son condenadas a continuar en la marginalidad social.

La crisis del capitalismo es notoria. Pero nunca se hacen cortes estructurales que inauguren un nuevo orden económico. Siempre se recurre a ajustes que mantienen la lógica explotadora de base, como ocurrió recientemente con Grecia. Bien dijo Platón en medio de la crisis de la cultura griega: “las cosas grandes sólo suceden en el caos y en la krisis”. Con la de-cisión, el caos y la crisis desaparecen y nace una nueva esperanza.

Entonces se inicia un nuevo tiempo que, esperamos, sea más integrador, más humanitario y más cuidador de la Casa Común.

*Leonardo Boff, columnista del JB online y teólogo, ha hecho el DVD: Crise: chance de crescimento, publicado por Mar de Idéias, Río.

Traducción de MJ Gavito Milano

https://leonardoboff.wordpress.com/2015/07/24/para-entender-el-fenomeno-de-la-crisis/


Fecha Publicación: 2015-07-25T03:20:00.001-07:00
 



Como hoy, un 25 de Julio del año 2007, empezó este blog. Cumplimos ocho años compartiendo contenidos que, desde nuestro punto de vista, pueden ayudarnos a recuperar o conquistar, según como se vea, nuestra condición de seres pensantes y conscientes.

Porque vivimos pisando una cascara, o tal vez una costra, de aparente racionalidad.  Siguen las guerras interminables (Medio Oriente, Africa) y cada vez más crueles (drones) (migraciones masivas), el aplastamiento de los pueblos por el poder de los bancos (Grecia), que digitan gobiernos e imponen condiciones de sojuzgamiento, justificados por sus propios medios de comunicación.

La tierra sufre, el pueblo también, pero adormecido con la anestesia del consumo y de la tecnología (smartphones-internet).

El último reducto del hombre formado y educado para la solidaridad, empieza a ser integrado al sistema. Cuba  ha sido primero neutralizada, ablandada por hambre, con el bloqueo económico. Ahora viene el zarpazo final.

China es el estado capitalista más moderno y poderoso del mundo. El sueño de todo plutócrata. Tener un pueblo controlado verticalmente, disciplinado, sin poder chistar. El gigante “socialista” es el mayor fabricante de las transnacionales capitalistas. Y ya se oye hablar de millonarios chinos… ¿de dónde salieron?

A diferencia de los años 70, en que un cambio revolucionario parecía a la vuelta de la esquina, hoy el cambio real se ve lejos. No porque no sea necesario, y si no, escuchen, vean y lean los discursos del Papa Francisco en Bolivia(la ecología integral). ¿Cuánto tiempo le quedará al Papa para seguir hablando así…?

Lo que ocurre es que el dominio de las mayorías es mental, ideológico. Nadie concibe una vida sin consumir más, sin competir. La gran motivación de la vida es poder comprar más, tener más. No importa lo que pase con el vecino y menos con el país y qué decir con lo que ocurra en el mundo. Con esa mezquina visión del “sálvese quien pueda” se “salvan“ muy pocos. Y el lobo se sigue comiendo a todos, uno por uno.

En el Perú, los movimientos sociales han superado hace tiempo a los políticos y sus partidos. Es más, unos van por un camino y los otros, por otro distinto y distante. Las elecciones se han convertido en una meta y un medio de ascenso económico y social. Y para lograrlo, la mentira es el mejor medio (Ollanta y similares).

Creemos que quien mejor parece encarnar la esperanza en este tiempo de incertidumbre y juego de máscaras, es José “Pepe” Mujica, el ex presidente uruguayo,  quien ha logrado hacer de su gesta política, un magisterio, más que ideológico, humano y, sobre todo, moral.

Nos vamos quedando sin modelos de sociedad y se hace urgente recrear viejas ideas de justicia, convivencia y equidad, para estos nuevos tiempos en que el poder financiero nos tiene a todos del cuello y pone, quita y arrodilla gobiernos, como apetece a sus intereses. Incluso, acabando con las formalidades democráticas, como en Grecia (¡que referéndum. ni ocho cuartos! ¡la banca se zurra en la voluntad popular!).

Hay que despertar. El mecanismo del crédito se ha convertido en un nuevo medio de esclavitud, en las nuevas cadenas de personas, pueblos y estados. Y en el mejor medio de control social. Nos endeudamos porque no nos pagan con justicia por nuestro trabajo. No trabajamos para vivir, vivimos para trabajar y la mayoría de veces, para mal vivir y seguirnos endeudando.

Mientras Internet es cada vez más un medio de control y fiscalización social, con margenes de libertad que empiezan a recortarse. Allí esta España con su denunciada “Ley Mordaza”, que entre otras cosas, criminaliza usar las redes sociales para convocar u organizar cualquier disidencia. ¿Cuándo nos tocará?

Frente a este panorama, hay que reafírmanos en la necesidad de espiritualizar la política y politizar la espiritualidad. Para que la paz interior no sea un acto de egoísmo sino nuestra tarea cotidiana en medio del mundo.

Somos la misma especie, partes indesligables de un mismo ser colectivo. Unidos somos todo, separados…nada.

Desde aquí, seguiremos caminando juntos. Gracias por acompañarnos (Jesús Hubert)

Fecha Publicación: 2015-07-16T23:19:00.001-07:00

MANEJAR EUROPA CON LA BANCA:
"¡Cómo no se me ocurrió antes!"


El mundo ha ingresado a una nueva etapa. Lo que se presentaba como una embestida reaccionaria de la derecha europea para “rescatar” a la banca, hundiendo la economía de sus pueblos y parecía posible de revertir en las urnas, después de la tragedia griega (sin metáforas), es ya casi una ilusión.

No están lejos de la verdad, quienes califican a las medidas impuestas por la Unión (¡que ironía!) Europea, como un golpe de estado financiero. 
El estrangulamiento bancario y financiero tiene más poder que los tanques, los aviones y las bombas. Allí están el partido Syriza y el pueblo griego para confirmarlo.

La democracia ha muerto en Europa, las botas de los banqueros la aplastaron, en su propia cuna. 

Y… ¡ojo!..., amigos, el fascismo financiero tiene un mecanismo de dominio perverso, no solo contra los estados, sino especialmente contra el pueblo de a pie: el crédito.  No lo olvidemos. (Jesús Hubert)

¿Por qué Tsipras ha aceptado las salvajes condiciones de la troika?


“Cuando la única alternativa supone plegarte a las exigencias de una élite avasalladora, […] lo cierto es que la salida del euro debe considerarse como un mal menor”, sostiene el autor

Eduardo Garzón


Tras más de cinco meses de duras negociaciones se ha firmado finalmente un acuerdo entre el gobierno griego y la antigua troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional). A decir verdad, el término “acuerdo” no es el más indicado para referirse a lo que en toda regla es un conjunto de imposiciones de política económica que el propio gobierno griego reconoce que son contraproducentes para su economía. Y es que la postura del equipo de Syriza siempre ha sido clara: aunque son conscientes de que las medidas de austeridad propugnadas por la Troika son perjudiciales para el crecimiento económico y para las clases populares, la única posibilidad de recibir asistencia financiera en el marco del euro es haciendo determinadas concesiones. Sin embargo, lo que sorprende profundamente del acuerdo recién firmado es que presenta condiciones mucho más negativas para el pueblo griego que las que presentaban borradores de acuerdos anteriores que no fueron firmados. Entonces, ¿qué ha pasado aquí?

Para poder entenderlo es imprescindible atender a las declaraciones de los gobernantes griegos tras la firma del acuerdo. Según el primer ministro, Alexis Tsipras, “durante la reunión del Eurogrupo el gobierno heleno ha recibido serias amenazas y chantajes que de materializarse tendrían graves consecuencias para el pueblo griego, ya que existe un plan perfectamente detallado (que ya estaba siendo aplicado) para lograr un aislamiento completo del país a partir del miércoles a todos los niveles, incluyendo el colapso de los bancos y la falta de provisiones de todo tipo. Por lo tanto, con el fin de sobrevivir y no sucumbir al Grexit, el gobierno se ha visto obligado a aceptar compromisos muy duros, aunque también algunas victorias”.

Para seguir leyendo, favor de presionar MÁS INFORMACIÓN



Las victorias a las que se refiere Tsipras son, ciertamente, muy pocas y poco relevantes: 1) alivio de la deuda pública (sin detallar y condicionado a la aplicación de otras medidas), 2) fijación en Atenas y bajo control griego (y no en Luxemburgo bajo control de la Unión Europea) de un fondo independiente destinado a privatizar los activos públicos de Grecia, y 3) no alteración de algunas leyes como las que afectan a los nuevos empleados del sector público.

Victorias que resultan claramente irrisorias si se comparan con las concesiones que han tenido que firmar, entre las cuales destacan: 1) Transferencia de activos públicos griegos a un fondo para que se vendan al mejor postor (una cuarta parte de lo recaudado irá a los bolsillos de la troika), 2) aumento del IVA, 3) recortes en las pensiones, 4) mayor liberalización del mercado de bienes y productos, 5) privatización del sector eléctrico, y 6) mayor limitación en la negociación colectiva.

Syriza no ha resistido el pulso

Además, el gobierno griego se ha comprometido a retirar algunas medidas que aprobó en febrero (salvo las de carácter humanitario), así como a presentar un borrador a la troika de cualquier medida que quiera aprobar en un futuro.

Otro argumento de Tsipras es que, puestos a aplicar este tipo de medidas, es mejor que lo haga un gobierno como Syriza a que lo hagan gobiernos como los del PASOK o de Nueva Democracia ya que estos concentraron las costes sobre las clases populares mientras protegían a los más acaudalados. Por otro lado, el primer ministro asegura que el impacto recesivo de las medidas de austeridad podrá ser compensado por otros factores positivos como la entrada al país de nuevas inversiones gracias a que no sufrirán el aislamiento financiero. Por último, Tsipras recuerda que su gobierno ha luchado mucho para obtener las mejores condiciones posibles, y que su lucha democrática servirá de ejemplo al resto del pueblo europeo.

Es decir, lo que ha ocurrido, simple y llanamente, es que el gobierno de Syriza no ha resistido más el pulso que le estaba echando a la Unión Europea. Ha preferido claudicar y aceptar las imposiciones de la troika (incluso aunque fuesen más duras que las de borradores anteriores) antes que arriesgarse a una salida del euro. La amenaza de la expulsión de la Eurozona ha convertido en polvo el referéndum que supuestamente iba a dar mayor poder de negociación al gobierno heleno. Sin conocer la existencia de este plan “perfectamente detallado” de aislamiento a Grecia no se puede entender que el acuerdo firmado sea peor que el que precisamente rechazó por mayoría el pueblo griego. La viceministra de Trabajo y Seguridad Social, Rania Antonopoulos, también ha sido muy tajante: “La única opción para nuestro gobierno es evitar un colapso económico y el aislamiento geopolítico. Un Estado fallido no es una opción”.

Es evidente que la congelación del flujo de liquidez que estableció el Banco Central Europeo justo después de la convocatoria de referéndum y que obligó a imponer el control de capitales fue el punto de inflexión en las negociaciones. En ese momento el gobierno heleno comprobó que las amenazas de la troika no eran simples movimientos estratégicos con los cuales ganar poder de negociación, sino que la troika estaba plenamente dispuesta a ejecutarlas si era necesario. Llegados a ese punto, el hecho de que ya se hubiese convocado un referéndum para conocer si la población quería o no políticas de austeridad poco le iba a importar al equipo de Syriza, porque el miedo ya los había invadido.

Salir del euro no es el fin del mundo

Lo cierto es que Syriza siempre estuvo en contra de salir del euro, y de ahí que algunos encuentren motivos para defender su actuación: frente a la alternativa de ser expulsado del euro o aplicar austeridad dentro de él, Syriza ha elegido la segunda opción. Ahora bien, lo que es tremendamente difícil de defender (por no decir imposible) es que el gobierno haya firmado un acuerdo que es bastante más nocivo para la ciudadanía griega que el acuerdo que esa misma ciudadanía rechazó mayoritariamente en referéndum. Ello supone un completo desprecio de la voluntad del pueblo, y eso es lo que es absolutamente deplorable. El gobierno griego ha antepuesto sus miedos a la opinión de la gente, y ha convertido la consulta popular en papel mojado.

Si nunca hubiese habido una consulta popular y el gobierno griego hubiese aceptado alguno de los acuerdos anteriores, sería más difícil criticar su actuación. Pero el hecho de que el pueblo griego se haya posicionado en contra de las políticas de austeridad debería haber obligado al gobierno a mantener su posición frente a la troika, independientemente de que el país hubiese sido expulsado del euro por ello. Al fin y al cabo la población ha sido valiente y ha mostrado estar dispuesta a rebelarse frente a los recortes a pesar del probable escenario de salida del euro. Los argumentos de Tsipras de que se quiere evitar un aislamiento financiero y geopolítico pierden toda validez cuando uno mira alrededor y comprueba que ese aislamiento ya existe: los inversores financieros internacionales llevan años sin comprar deuda pública y sin invertir en el país, la fuga de capitales lleva produciéndose más de un año y ha secado los bancos griegos, las empresas y familias griegas no pueden comprar productos del extranjero y tienen limitadas las retiradas de sus depósitos, etc. ¡Y todo ello ha ocurrido dentro del euro! Defender la permanencia en el euro para evitar el aislamiento financiero suena a broma.

Además, recordemos que la salida del euro no es el fin del mundo. Es cierto que cambiar súbitamente y de forma caótica a una moneda de menor valor tiene un coste económico y social elevadísimo a corto plazo para la economía afectada, pero también son ciertas dos apreciaciones: 1) el coste económico y social ya existe dentro del euro desde hace años y se intensificará debido al nuevo acuerdo, y 2) a medio y largo plazo salir del euro puede ser muy beneficioso para la población (si las cosas se hacen bien). Además, una salida de Grecia de la Eurozona tiene importantes costes también para el resto de economías de la zona monetaria, e incluso para otras economías vecinas y que no poseen el euro. Ello es un elemento que todavía podría haberle dado mayor poder de negociación al gobierno griego, además de que si vas a ser derrotado al menos intenta que tu contrincante no se vaya sin despeinarse, como ha ocurrido con el acuerdo firmado ya que no supone ningún coste para la élite europea.

Sí, salir del euro supone entrar en un terreno pantanoso, repleto de incertidumbres y de miedos, en el que nadie querría adentrarse si tuviese otra alternativa mejor. Pero cuando la única alternativa supone plegarte a las exigencias de una élite avasalladora, traicionar el voto de tu pueblo y seguir provocándole más dolor, lo cierto es que la salida del euro debe considerarse como un mal menor.

Ahora bien, que nadie piense que el drama griego ha acabado. Ya han sido convocadas importantes manifestaciones y huelgas en contra del acuerdo firmado con la troika, y en el interior de Syriza la oposición es tan grande que ya ha dimitido uno de sus diputados, siendo previsible que no sea el único en los próximos días. Los posibles escenarios que se manejan hablan de un nuevo gobierno de “unidad nacional” conformado por el ala más moderada de Syriza y diputados del PASOK y Nueva Democracia, o incluso de nuevas elecciones generales. Permanezcan atentos porque esto no ha acabado.

http://www.lamarea.com/2015/07/14/por-que-tsipras-ha-aceptado-las-salvajes-condiciones-de-la-troika/

Fecha Publicación: 2015-07-06T00:30:00.000-07:00

Hay que conocer algo, desde adentro,de lo que ocurre en Grecia en esta hora decisiva. 

El triunfo del NO es heroico porque no es la victoria de algunos militantes iluminados, sino la decisión digna y valiente de la mayoría de un pueblo que ha rechazado todo tipo de presiones y aviesas ofertas, para afirmarse en su decisión de decirle NO a la banca epuliana, que pretende hacer pagar al pueblo griego, deudas contraídas por sus anteriores gobiernos corruptos y traidores, quienes actuaron prácticamente como agentes de la misma banca prestamista y ahora acreedora

A través de la nota que les compartimos, leerán el testimonio de algunos ciudadanos helenos que comparan lo que esta ocurriendo ahora en Grecia con el tiempo de sabotaje del poder económico y político mundial contra el gobierno de Salvador Allende en Chile.

Nuevas razones más para estar junto al pueblo griego. (Jesús Hubert)
Conmovedora carta recibida ayer mismo de unos amigos griegos, una profesora y un abogado. Ofrecen dinero a la gente para que voten sí, denuncian.
Manifestación en Grecia contra los ajustes. // RTVE
Meli San Martín | Andaluces Diario | 04/07/2015
El jueves estuve en una concentración de solidaridad con Grecia en Sevilla. La falta de una megafonía adecuada impidió que se caldeara el ambiente. Todos nos fuimos con una sensación de vacío en nuestras manos. Y justo a la mañana siguiente me llegó este estremecedor mensaje de una amiga de Atenas:
“Te escribo porque tienes que saber y trasmitir a los demás que estamos en medio de una guerra que me veo incapaz de describir. Las 24 horas del día los medios aterrorizan a la gente, de una forma tan dramática y agresiva que parece salida de una novela de Orwell… Está claro que quieren derrocar a este Gobierno y a nuestro primer ministro. Es como si estuviéramos en la Chile de Allende y no en Grecia. Todo puede ocurrir. Le ofrecen dinero a la gente para que voten SÍ. A los políticos tratan de comprarlos con 5 millones para que sean el próximo Efialtes de nuestra historia. Resistiremos hasta el final, incluso si lo perdemos todo, pero tienes que saber lo dramática que es esta lucha…”.
A pesar de su brevedad, las imágenes son suficientes para retratar una realidad que debería avergonzar a Europa: la misma esencia de la democracia ahogada en el mismo lugar donde nació, los valores que su misma idea encarna, tales como la solidaridad, la honradez, el respeto mutuo, enfangados, asesinados por el triunfo del materialismo y la codicia.Grecia siempre fue un país austero. Desde hace treinta siglos, que son muchos, importó más vivir con equilibrio que vivir con posesiones materiales. Sócrates, la quintaesencia del carácter griego, comentó un día contemplando el “escaparate” una tienda de entonces (que debería ser humilde, como toda Atenas en el siglo V a.C.): “Fíjate cuántas cosas necesita hoy la humanidad!”. Y sin embargo, y desgraciadamente, se necesita un mínimo para sobrevivir, para mantener la dignidad. Y es ese mínimo el que Europa quiere ahora arrebatar a Grecia.
Da la impresión de que no es cobrar la deuda lo que importa. Lo que importa en realidad, como dice mi amiga María, es echar a un gobierno que no conviene. Un gobierno diferente, que no va a hacer lo que tantos gobiernos aliados con el neoliberalismo, que solo buscan el enriquecimiento exponencial de sus miembros y de sus afines a expensas de las clases trabajadoras, cada vez más hundidas y esclavizadas, cada vez más abajo, cada vez más lejos.
En la historia de la humanidad vemos que cíclicamente se desencadena una revolución para invertir ese proceso y devolver el poder al pueblo. Una revolución que esta vez podría ser preventiva y pacífica y cuya cara visible es el Gobierno de Alexis Tsipras. Porque, si este digno presidente lograra sacar adelante a sus conciudadanos, la llama de esta revolución en las urnas se extendería a toda Europa. Y no interesa. Hay que acabar con ellos. Es más importante que cobrar la deuda.
Demandé a María más información. Ella y su hermano Kostas me enviaron el escrito que traduzco a continuación:
A nuestros amigos de España:
 Probablemente estas sean las horas más cruciales de la historia de Grecia después del fin de la dictadura en 1974. Nuestro país está pasando por una verdadera tragedia clásica hace ya cinco años, pero sin la catarsis aristotélica. Las máscaras de los protagonistas han caído. El pueblo griego está sufriendo una dramática y agresiva política de terror y propaganda contra el gobierno legítimamente constituido. Esto no es una declaración de principios o un manifiesto político. Es solo una enumeración de hechos constatables.
Hablamos como seres humanos, ciudadanos y demócratas que tienen la sensación de vivir en la Chile de Allende y no en la Grecia de antaño. No los tanques, no las armas, sino los banqueros, los medios, el chantaje, conforman esta maquinaria autoritaria y antidemocrática. Desde que nuestro primer ministro anunció el referéndum, la interpretación del mismo como “golpe de estado” ataca a la misma esencia de la democracia. Esto nos trae a la mente la novela de Orwell “1984”: son las estrategias políticas europeas lo que sí suponen un golpe de estado real contra nuestra herencia democrática.
Queridos amigos de España: el último artículo de nuestra Constitución, el 120, párrafo 4, dice que “La observancia de la Constitución se confía al patriotismo de los griegos que tendrán el derecho y el deber de resistir por todos los medios posibles contra cualquiera que intente abolir esta Constitución por la fuerza”. Esta es, entre otras, la base legal de este referéndum y de los principios democráticos que defendemos. Pero, en este clima de miedo, terror, pauperización social y agonía constante, la resistencia y la defensa de estos principios son cuestionables si se comparan con la supervivencia.
Con profundo respeto y agradecimiento por vuestra solidaridad: Maria Chatzichristodoulou (Profesora de Historia) y Konstantinos Chatzichristodoulou (Abogado).
El pueblo griego conseguirá superar esta crisis, como ha conseguido superar tantas otras a lo largo de su historia. No sabemos el cómo. Pero sí es cierto que la herencia que de ellos hemos recibido está aún y estará siempre en nosotros. Puede ser que Grecia tenga que salir de la eurozona, pero nunca va a salir de Europa.
http://iniciativadebate.org/2015/07/04/es-como-si-estuvieramos-en-el-chile-de-allende-y-no-en-grecia/

Fecha Publicación: 2015-07-05T23:54:00.002-07:00



Y Grecia dijo NO: ¡Bravo! Hombre de a pié...¡de pié!

La dignidad humana no tiene precio. Ni siquiera el más doloroso, como la sangre de centenares de miles de vietnamitas, que humillaron con su victoria al Goliat norteamericano. Y sin temor a equivocarnos, desde entonces, no había ocurrido otra victoria colectiva como la que ha infringido el pueblo griego, cuna de la democracia, a la prepotencia de la banca europea y mundial.
El NO del pueblo griego es la afirmación del espíritu humano frente al poder del dinero. El NO de Grecia es el SI a la vida de la humanidad, que se va hartando de que unos pocos quieran seguir esquilmando a la mayoría.
¡Bravo! Hombre de a pie… ¡de pié! (Jesús Hubert)
Palabras de Paul Krugman, premio nobel de economía 2008, quien una vez más respalda al pueblo griego, esta vez por el triunfo del NO en el referéndum acerca de las condiciones ignominiosas que pretende imponer la banca europea a Grecia:
Tsipras y Syriza han logrado una gran victoria en el referéndum, reforzándose para lo que quiera que venga después. Pero no son los únicos ganadores: diría que Europa, y el concepto de Europa, han conseguido una gran victoria y han esquivado una bala.
Sé que la mayoría no lo ve igual. Pero pensémoslo así: acabamos de ver a Grecia levantarse contra una campaña de acoso e intimidación, un intento de meter miedo a los griegos no solo para que aceptaran las exigencias de los acreedores sino para que se deshicieran de su Gobierno. Ha sido un momento vergonzoso en la historia moderna de Europa y, de haber prosperado, habría sentado un feo precedente.
Pero no lo hizo. No tienes que amar a Syriza o creer que saben lo que hacen —no está claro que así sea, aunque la troika lo ha hecho aún peor— para considerar que ha redimido a las instituciones europeas de su peor yo. Si Grecia hubiese sido forzada por el miedo a las consecuencias financieras, Europa habría pecado de tal manera que mancillaría su reputación durante generaciones. Dentro de un tiempo posiblemente recordemos esto como una aberración.
¿Y si Grecia acaba saliendo del euro? En este momento hay, efectivamente, buenas razones para el Grexit pero, en todo caso, la democracia importa más que cualquier acuerdo monetario.
Paul Krugman es premio Nobel de Economía de 2008.
© The New York Times Company, 2015.


Fecha Publicación: 2015-07-05T22:11:00.000-07:00




Detrás del relumbrón hay una tragedia humana

No soy aficionado al foot-ball, pero…¿quién puede sustraerse al bombardeo mediático?. Y por supuesto, me enteré de que existe un jugador excepcional llamado Lionel Messi.

Cuando lo vi en la cancha, me pareció un niño algo cansado y desubicado. No percibí el brillo de la gran estrella de la que hablaban y recién hoy me topé con este revelador artículo que me explicó muchas cosas. Entre ellas, que también se puede ser víctima siendo millonario al servicio de otros millonarios más grandes que tú y también que cualquier actividad humana, por más noble que sea esencialmente, se deforma en una sociedad regida por el dinero. (Jesús Hubert)

La conmovedora tragedia que atraviesa Lionel Messi

¿Por qué el jugador recibió molesto el Balón de Oro en el pasado Mundial de Fútbol?

El siguiente texto fue escrito por el periodista argentino Ernesto Morales y es un crudo retrato de la vida del futbolista más famoso del planeta al que a cada segundo se le exige más, más y más. Semana.com lo reproduce por las sorprendentes revelaciones que permiten ver a los aficionados al fútbol mucho más allá de lo que ocurre en las canchas.

“La única vez que vi a Lionel Messi en persona, delante de mí, dos cosas me llamaron poderosamente la atención. Primero: era mucho más frágil de lo que imaginaba. Exceptuando sus piernas, desde luego, todo en él me recordaba a un niño. Si su estatura es 8 centímetros más baja que la mía, su torso es la mitad de estrecho que el de un adulto promedio, como si se tratara de un adolescente cuyo tórax no se terminó de desarrollar.

Segundo: Lionel Messi no disfrutaba aquel espectáculo de luces y flashes y autógrafos pedidos y cámaras de televisión con reporteros que, como yo, intentaban obtener una reveladora entrevista suya. Recuerdo haber pensado: este chico, solo quería jugar. Y lo han traído de la mano a esto.

Era el año 2012, acababa de ganar su tercer Balón de Oro, y estaba en Miami como parte de esa gira esperpéntica llamada “Messi & Friends”, organizada por la fundación que lleva su nombre, donde se desarrollaban partidos entre dos equipos-frankenstein, armados a como diera lugar con jugadores estelares, para exhibición y recaudaciones benéficas.

La lectura del marketing podría ser esta: “El mejor jugador del mundo dedica sus vacaciones a jugar fútbol para recaudar dinero con fines benéficos”. La lectura un poco más profunda sería otra: “Un chico que solo quería jugar al fútbol, debe cumplir también en sus vacaciones con obligaciones, sin descanso, porque la maquinaria de dinero, de publicidad, exige fundaciones como la suya, benéficas, para paliar los impuestos millonarios a sus ingresos”.

De repente debía ganar más dinero para que le quitaran menos de su dinero. Y del dinero de su padre. Y del dinero que le generan Adidas, y Head & Shoulders y Doritos y la retahíla de transnacionales que pagan por su imagen. Y Leo Messi, cuando empezó todo esto, con cinco añitos, solo quería jugar al fútbol. Esa linda y sobrecogedora palabra: jugar.

Para seguir leyendo, favor de presionar MÁS INFORMACIÓN



Cuando Lionel Messi me firmó el tennis que guardo en una vitrina de mi casa, apenas me miró, aquella tarde en los vestuarios del Sun Life Stadium. No miraba a nadie. No podía. Sus pupilas no tenían forma de fijarse en ningún punto concreto: tenía cien flashes encima, ocho cámaras de televisión, y un cordón de guardaespaldas liderado por su tío que no por ser su tío tenía la complexión del sobrino. Es bajo como él, pero es un pequeño Neandertal con brazos de orangután. Tengo el recuerdo grabado en la memoria con espantosa fijación: aquel chico, tres años menor que yo, literalmente no podía dar un paso con libertad. Su cara era una forma de la angustia sobrellevada.

En los vestuarios del stadium de Miami conversaban y se cambiaban esa tarde, con total naturalidad, futbolistas de élite como Radamel Falcao, Didier Drogba, Fabio Cannavaro y Diego Forlán. Ellos podían, aunque fuera a trompicones, tener una vida normal. Se tomaban un par de fotos, hablaban entre ellos, socializaban incluso con nosotros los periodistas. Lionel Messi no. Adidas exigía, como parte de los acuerdos contractuales de esta gira benéfica, seguridad personalizada a toda hora y en todo sitio. Y a toda hora y en todo sitio incluía también las duchas. Messi no podía bañarse y cambiarse en el mismo vestuario que el resto.

Y todo esto había empezado en un barriecito de Rosario, Argentina, veinte años atrás, con un chiquillo que solo quería jugar al fútbol.

Messi no nació normal. Además de la deficiencia hormonal que le obligó a mudarse a Barcelona en su infancia para recibir tratamiento durante años, nació con una forma leve de autismo descubierta por el psiquiatra y pediatra austríaco Hans Asperger.

Cuando en este 2014 Messi dijo que no sabía nada de sus cuentas bancarias y deudas con Hacienda, que todo eso lo llevaba su padre, difícilmente no estuviera diciendo la verdad. No solo porque su genio es para el fútbol, no para la economía y la mercadotecnia, sino porque él solo ponía las piernas. Su síndrome de Asperger da para una concentración extraordinaria en un asunto (en su caso el fútbol), y para nada más. Los cerebros que controlan los hilos de su nombre y su marca y su cotización, empiezan en su padre y terminan, quién sabe, en una red de abogados y firmas donde cada cual saca su apetitosa tajada.A Messi, su padre le decía: “Tú juega al fútbol. Déjame el resto a mí”. El chico al que ni la escuela, ni otros deportes, ni la televisión ni los viajes le interesaban, el rosarino pequeñito de 10 años, al que solo le interesaba inyectarse los muslos para poder jugar al fútbol, de repente se descubrió debiéndole 35 millones de euros a Hacienda.

Cuando Lionel ganó su primer Balón de Oro, en 2009, el escritor uruguayo Eduardo Galeano dijo que a Messi deslumbraba verlo porque no había dejado de jugar como un chiquilín de barrio. Era verdad. Así jugaba Lionel. Y así no juega ya. Por el camino, en esa línea que debía ser recta entre un deportista fascinantemente talentoso y el deporte que solo quiere practicar, han entrado a jugar otras demasiadas variables que en nada son poéticas ni ingenuas como la palabra jugar.

De repente Messi se vió con un peso sobre sus hombros: ser el sustituto de Maradona. Él no lo pidió. El solo pidió jugar al fútbol. Pero su país y nosotros, los hinchas, le otorgamos esa empresa como quien envuelve el mapa del tesoro en la piel de un animal, y lo pone en manos de un héroe que debe partir.

De repente se vio, además, como una industria de hacer euros. Lo mismo posando en calzoncillos, que vistiendo los carnavalescos trajes de Dolce & Gabbanna, que lavándose la cabeza con champú que de seguro ni usa. Pero eso le decían sus asesores, sus familiares, sus abogados, que debía hacer. Un rasgo distintivo de los síndromes de Asperger es su noble capacidad para obedecer. Messi terminó siendo como todos quisieron que fuera.

Y después vinieron los Balones de Oro. No importaba que él solo balbuceara una y otra vez que solo quería jugar al fútbol. Nada de eso. Tenía que ser la estrella del circo. Tenía que exhibirse como el principal gladiador del coliseo romano. Uno tras otro los Balones de Oro que la FIFA le arrebató a una revista francesa, madre de la iniciativa. Toma. Ahí los tienes. Eres el mejor del mundo. No nos basta con tu juego hermoso, divertido, de fantasía. No es suficiente con que hagas más bello este deporte todavía. Tienes que ser nuestra cabeza de turco. Nuestro fantoche. Algo que vender, porque te van a comprar: eres demasiado bueno.

¿Porque él los quería? No, casi de seguro: porque nosotros los queríamos. Nosotros, los consumidores adictos al fútbol. Los que exigimos cada vez más torneos, aunque los futbolistas tengan cada vez menos piernas. Y nosotros pagamos por eso. Pagamos por camisetas, por membresías de clubes, entradas a stadiums, juegos de Playstation, posters. Nosotros pagamos, la industria pone luces, cámaras y acción; los futbolistas, llámense Messi, o Cristiano, que pongan sus muslos y sonrían.

Y uno termina preguntándose si aquel chico se acordará, entre tanta vorágine y tanta podredumbre, de que él solo quería jugar al fútbol. Como otros queríamos ganarnos la vida escribiendo, otros bailando, y otros pintando cuadros. Divertirnos, solo eso.

El primer gran enemigo de la FIFA, casualidad macabra, es el hombre cuya Historia ha atormentado al rosarino Messi, sin ninguno de los dos quererlo. Es un atorrante incontenible, un comunista vomitivo y futbolista sin comparación posible, llamado Diego Armando Maradona.

Maradona se ganó la animosidad de la FIFA por hacer algo impensable, digamos: denunciar a los cuatro vientos que esa banda de rufianes que había organizado al fútbol alrededor de cuatro letras, se comportaba como una mafia sonriente con todo el poder del mundo, sin oposición o control posible. 

Muchos se preguntan, de no haber sido Maradona el enemigo declarado de la FIFA si su carrera habría sido truncada de forma tan escandalosa por aquel positivo a la endorfina, en 1994. No era el primero, no sería el último en dar alterado en un test de doping. Con Maradona, el bocón, el bastardo, no hubo atenuante posible. La FIFA sonreía.

Hoy, rebelarse contra la FIFA es prácticamente imposible si quieres patear balones de manera profesional. El organismo tiene impunidad para, por ejemplo, no pagar impuestos y derogar leyes vigentes en los países donde celebra sus torneos si estas afectan sus intereses económicos. Y está dirigida por un señor mayor llamado Joseph Blatter desde hace 16 años. Blatter es solo 10 años más joven que Fidel Castro, y para mí, oriundo de un país donde las entronizaciones del poder han sido cosa de más de medio siglo, me aterra cualquier mandato demasiado extenso. Más, si el organismo dirigido se autodefine como sin fines de lucro y tiene fondos de reserva en bancos suizos (la casa natal de Blatter) por mil millones de dólares.

Y esa es la organización que decide las vidas de chicos como Lionel, como James, como Suárez, como Cristiano. Jóvenes de entre 20 y 28 años que comenzaron viendo el fútbol no como un empleo, no como una forma de hacer dinero, no como mira un lobo de Wall Street los indicadores del Dow Jones: apenas niños que querían divertirse jugando al fútbol.

Las lágrimas de Cristiano Ronaldo al recoger su segundo Balón de Oro, no tienen falla: eran lágrimas de presión. Lágrimas de tensión acumulada. De miedos impuestos por una industria donde todos, sus seguidores y detractores, le exigimos cada vez más, cada vez mejor, cada vez más espectacular. El colmo de lo grotesco: Cristiano Ronaldo debió jugar la final de la Champions League con una orden comercial en su cabeza: “Si marcas un gol, te quitas la camisa, vas hacia el corner, y gritas y sacas músculos, lo más fuertemente que puedas”. ¡Filmaban una película sobre él! ¡Había que lanzar más carne al hambre del espectáculo!

Cristiano, como Messi, solo quería en un principio jugar al fútbol. Hoy, ambos, son los gladiadores que ganan millones despedazándose en medio del coliseo, mientras nosotros decidimos, en las gradas, si con un pulgar arriba o un pulgar abajo, se les perdonan o si se les salvan sus vidas. Nosotros los hemos puesto a pelear entre sí. Probablemente sin nosotros, sin la industria que nos satisface el morbo de la rivalidad malsana, ellos serían amigos o poco menos.
Admitámoslo: esto es grotesco. Esto es una mierda.

Alguien depositó en las neuronas de Lionel Messi una responsabilidad: tienes que ser el mejor de todos los tiempos. No basta con que juegues maravilloso. Tienes que ganar el Mundial, de lo contrario, no serás el mejor de todos los tiempos. Así llegó este chico a Brasil. No como quien viene a una fiesta, lo que debería ser. No como se va a competir con dedicación, pero con disfrute. No. A él se le exigía golear, correr, y ganar.

Se lo exigía Adidas. Se lo exigía el contrato de mejor pagado del mundo que firmó con Barcelona. Se lo exigía su mercantil padre. Se lo exigía la separatista Catalunya. Se lo exigía una Argentina donde ni siquiera tuvieron a bien ponerle inyecciones de crecimiento cuando chico. Se lo exigía una legión de detractores que, crueles como somos los hinchas futboleros, emplea adjetivos mordaces y destructivos, adjetivos que vendrían bien a asesinos seriales o dictadores de pueblos, no a jóvenes que corren detrás de un balón. Se lo exigía yo. Sí: también se lo exigía yo mientras veía hoy el partido con mi hijo de seis meses sobre mis piernas.

Messi ha fallado. Messi miraba al cielo en el momento de mandar ese tiro libre a las nubes. El mismo que otras veces se clavó en la red, hoy fue a parar al cielo de Río a donde doscientos mil argentinos ponían sus rezos para que el equipo no se fuera así, sin más. Y Messi era el culpable. Era culpable de no estar ya a su mejor y más rutilante nivel, y, oh pecado, era culpable de no ser ya el mejor de la Historia.

De repente lo recordé caminando delante de mí, dos años atrás, firmándome aquel zapato con las pupilas dilatadas por tanto bullicio y luces alrededor de él. Recordé su cara de angustia, de quien quiere desaparecer y tumbarse en el sofá a ser un tipo simplemente normal: la misma cara con la que recogió, en el sopor de la máxima humillación, el último premio que todavía hoy le tenía la FIFA listo, contra toda lógica y toda comprensión.

Yo vi a Messi esta tarde y de repente sentí lástima por él, y por la tragedia silenciosa que es toda esta profesionalización, esta industria de circo, descarnada, indolente, donde tantos futbolistas se han suicidado y a otros tantos les ha explotado en la cancha el corazón; esta industria donde se coronan a héroes y se desguazan a derrotados; esta cultura despiadada donde miles de periodistas como yo escribirán hoy sus crónicas de la derrota y con un dedo señalarán, señalaremos, todos a Lionel Andrés, un muchachito de un metro sesenta y nueve centímetros, medio autista y medio genio, que no pidió ser el mejor de nada, que no soñaba con Balones de Oro ni cláusulas de 250 millones en Barcelona, y al que solo, en realidad, le interesaba poder divertirse un poco jugando al fútbol”.



Fecha Publicación: 2015-06-30T00:34:00.000-07:00


Paul Krugman desenmascara el chantaje del Eurogrupo


La economía como disciplina tampoco es neutra como pretenden los tecnócratas neoliberales.

Paul Krugman, nada menos que Premio Nobel de Economía 2008, dice su palabra esclarecedora y de denuncia contra el Eurogrupo que pretende, lo dice sin ambages, QUEBRAR A GRECIA.

No hay neutralidad posible cuando se trata de la confrontación entre el poder mundial y los pueblos, en cualquier rincón del planeta. (Jesús Hubert)


Quebrar a Grecia


Paul Krugman · · · · ·

28/06/15


Me he mantenido prudentemente callado en relación con Grecia: no quería gritar “¡Grexit”! en un teatro lleno a rebosar. Pero dadas las informaciones sobre las negociaciones en Bruselas, algo hay que decir: ¿qué se creen los acreedores, y en particular el FMI, que están haciendo?

Esta tendría que ser una negociación sobre objetivos de superávit primario y, luego, sobre una reducción de la deuda que eliminara la perspectiva de interminables crisis futuras. Y el gobierno griego ha aceptado lo que en realidad son objetivos de superávit bastante altos, habida cuenta especialmente de que el presupuesto se hallaría ya en una situación de enorme superávit primario si la economía no estuviera deprimida. Pero los acreedores mantienen su rechazo a las propuestas de Grecia aduciendo que se basan demasiado en impuestos y demasiado poco en recortes de gastos. De modo que estamos todavía por la labor de dictarles la política interior.

La pretendida razón para rechazar una propuesta basada en los impuestos es que dañaría el crecimiento. La obvia respuesta es: ¿están de cachondeo? Los tipos que manifiestamente han fracasado a la hora de ver el daño que podría hacer la austeridad –vean la imagen que compara las proyecciones hechas en el acuerdo de 2010 con la realidad—, esos mismos tipos ¿pretenden impartir ahora lecciones de crecimiento? Además, las preocupaciones por el crecimiento son todas del lado de la oferta ¡en una economía que funciona con toda seguridad al menos un 20% por debajo de su capacidad!

Si hablas con la gente del FMI te dirán que es imposible tratar con Syriza, el hartazgo que les produce su grandilocuencia, etc., etc. Pero no estamos en un instituto de enseñanza secundaria aquí. Y precisamente ahora son los acreedores, harto más que los griegos, quienes están alterando las reglas del juego. ¿Qué está pasando? ¿El objetivo es quebrar Syriza? ¿Forzar a Grecia a una bancarrota presumiblemente desastrosa para desanimar a otros?

Llegó la hora de dejar de hablar de “Grecaccidente”; si ocurre un “Grexit”, será porque los acreedores, o al menos el FMI, lo quisieron.


Paul Krugman, Premio Nobel de economía 2008.

http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=8112


Fecha Publicación: 2015-06-30T00:05:00.001-07:00


Alexis y Pablo, Syriza y Podemos, Grecia y España...¡un abrazo solidario!




PODEMOS avanza como alternativa política junto a otras fuerzas progresistas en España. Así lo han demostrado las recientes elecciones ediles.

PODEMOS forma parte de esa nueva ola de movimientos surgidos del fragor de las calles, de la protesta visceral, frente a los excesos y la expoliación del sector financiero contra la sociedad de a pie, en todo el mundo.

PODEMOS es un partido hermano de Syriza, gobernante en Grecia. La misma causa, el mismo frente de lucha.

Y confrontada Grecia con la disyuntiva histórica frente al chantaje de la banca internacional dominante en la Comunidad Europea, PODEMOS levanta su voz solidaria. (Jesus Hubert)


Comunicado de Podemos ante la gravedad de la situación que vive Grecia

Ante la inmensa gravedad de la situación que vive Grecia tras la ruptura de las negociaciones por parte del Eurogrupo, Podemos quiere comunicar lo siguiente:

1.- El pasado lunes, el Gobierno griego presentó una propuesta al Eurogrupo que incluía enormes concesiones y fue unánimemente recibida como sensata y viable. Los acreedores internacionales, encabezados por el FMI, no han aceptado que Grecia pague sus deudas mediante una subida de impuestos a las grandes fortunas griegas, como proponía el gobierno de Syriza. El FMI y sus socios han exigido que el gobierno griego pague sus deudas subiendo el IVA de los alimentos básicos y bajando las pensiones. La Troika exige que se le pague, pero sólo acepta que se le pague con el dinero de las familias griegas más pobres; en lugar de reestructurar la deuda y lanzar un plan de inversiones para reactivar la economía, quieren seguir recortando los salarios y subirle la electricidad a las familias. En su afán de demostrar que no hay alternativa a la austeridad, los acreedores quieren imponer a Grecia las mismas medidas que han llevado al país al desastre. Para evitar la asfixia, seguir estrangulando la economía griega es justo lo que no hay que hacer.

2.- Ante el ultimátum y el chantaje de los acreedores, el gobierno griego ha reaccionado de manera ejemplar: dándole la palabra a la ciudadanía para que decida de manera democrática y soberana su propio futuro. A diferencia de lo que hizo el Gobierno de España en 2011 y 2012, el gobierno griego se ha negado a violar el mandato popular que recibió de las urnas el pasado mes de enero. Todos los intentos de coaccionar, amedrentar e influir en esa votación por parte de poderes no elegidos, y en especial por parte del Banco Central Europeo, dispuesto a asfixiar el sistema financiero griego para influir en el referéndum, constituyen una violación flagrante e inaceptable del principio democrático. Europa sin democracia no es Europa, y todos los demócratas deberían coincidir en la denuncia radical de estas injerencias y presiones. No hay democracia si gobiernan y deciden quienes no se presentan a las elecciones.

3.- Con su intransigencia, los acreedores han demostrado que su principal interés no es resolver la crisis de la deuda griega sino someter y derrocar un gobierno democráticamente elegido para demostrar que no hay alternativa. Su ceguera es tal que están dispuestos a poner en riesgo la integridad y la estabilidad misma del sistema financiero y del proyecto europeo, exponiéndolo a ataques especulativos que sufrirán, en última instancia, el resto de países y sus ciudadanos. No nos cansaremos de repetirlo. Serán ellos los responsables de este desastre.

4.- Syriza no es responsable de la tremenda crisis económica que afecta a Grecia. Fueron los gobiernos de Nueva Democracia y el PASOK, los aliados del PP y el PSOE, quienes falsearon las cuentas, entregaron la soberanía del país a la Troika y legaron al gobierno de Syriza una catástrofe económica y social que es necesario y urgente revertir.

5.- Muchos actores internacionales (Francia, Italia, los Estados Unidos) se han desmarcado del dogmatismo de los acreedores y cientos de miles de personas a lo largo y ancho del planeta han expresado su solidaridad con el pueblo griego y su defensa del principio democrático. Exigimos al gobierno Español y a las instituciones europeas que respeten la soberanía y la dignidad del pueblo griego, que garanticen que el referéndum se desarrolla en condiciones de plena libertad y normalidad, y que se respete la voluntad democrática del pueblo griego y sus derechos fundamentales, que han sido sistemáticamente violentados en los largos años de la austeridad.

Hoy en Europa hay dos campos enfrentados: la austeridad y la democracia, el gobierno del pueblo o el gobierno de los mercados y sus poderes no elegidos. Nosotros estamos con la democracia. Nosotros estamos con el pueblo griego.

Madrid, 29 junio, 2015

http://podemos.info/comunicado-de-podemos-ante-la-gravedad-de-la-situacion-que-vive-grecia/





Fecha Publicación: 2015-06-27T20:40:00.003-07:00


Alxis Tsipras: un ejemplo de fidelidad,valentía y dignidad

El origen de la mayoría de los conflictos sociales en el mundo de hoy es el mismo: la pérdida de representatividad de los políticos y sus partidos. Condición que van perdiendo, luego de elegidos, tan pronto como se van acomodando a los intereses económicos dominantes, que seguramente financiaron o permitieron su postulación y elección.

Por ello, los movimientos sociales, sin cabezas que expresen sus demandas en los parlamentos y el ejecutivo, se desbordan en sus protestas y son presa “justificada” de la represión y la legalidad hipócrita que los condenan.

Felizmente a los traficantes de la política se les está acabando el tiempo de sus complicidades y fraudes al servicio de los grandes intereses económicos y contra sus pueblos.  Una nueva generación de voceros populares va logrando ser elegida y logra mantener a pie firme sus banderas electorales, sin componendas ni traiciones.

Es el caso del partido Syriza y su máximo dirigente, el primer ministro griego Alexis Tsipras, quien ha respondido al ultimátum del Eurogrupo, que pretende condenar a mayores e inútiles ajustes y sacrificios al pueblo griego, con la convocatoria a un referéndum  para este 5 de Julio. 

Aquí su histórico discurso, valiente y digno, de anoche( 26 de Junio), ante el parlamento griego. (Jesús Hubert)

Alexis Tsipras: "Ante este ultimátum y chantaje, os convoco para que decidáis de forma soberana"

“Queridos compatriotas griegos.

Durante los últimos seis meses, el Gobierno griego ha estado presentado batalla en mitad de unas condiciones creadas por una asfixia económica sin precedentes para poner en práctica nuestro mandato del 25 de enero [fecha de las últimas elecciones griegas]. Fue un mandato para negociar con nuestros socios con la misión de poner fin a la austeridad y restaurar la prosperidad y la justicia social en nuestro país.

El objetivo era conseguir un acuerdo viable que respetara tanto la democracia como las normas europeas y condujera a una salida definitiva de la crisis. En todo este periodo de negociaciones, nos pidieron que adoptáramos los acuerdos de rescate que habían sido acordados con anteriores gobiernos, a pesar de que habían sido condenados de forma rotunda por el pueblo griego en las recientes elecciones.

Pero nosotros, ni por un momento, contemplamos ceder. Eso hubiera sido lo mismo que traicionar vuestra confianza.

Después de cinco meses de duras negociaciones, nuestros socios presentaron desgraciadamente en el Eurogrupo antes de ayer una propuesta, un ultimátum a la República Helena y el pueblo griego.
Es un ultimátum que contraviene los principales fundadores y los valores de Europa, el valor de nuestra estructura común europea.

Se pidió al Gobierno griego que aceptara una propuesta que suma nuevas cargas insoportables al pueblo griego y socava la recuperación de la sociedad griega y de su economía, no sólo manteniendo la incertidumbre, sino llevando aún más lejos los desequilibros sociales.

Las propuestas de las instituciones incluyen medidas que llevarían a una mayor fragmentación del mercado laboral, recortes de pensiones, nuevas reducciones en los salarios del sector público y un aumento del IVA en alimentos, restaurantes y turismo, con la eliminación de las deducciones fiscales en las islas.

Estas propuestas claramente violan las normas sociales europeas y el derecho fundamental al trabajo, la igualdad y la dignidad, dado que el objetivo de algunos socios e instituciones no era conseguir un acuerdo viable y beneficioso para ambas partes, sino la humillación de todo el pueblo griego.
Estas propuestas ponen en evidencia la fijación, especialmente del Fondo Monetario Internacional, en una austeridad dura y de castigo.

Ahora es más necesario que nunca que las principales fuerzas europeas den un paso al frente y tomen iniciativas con las que trazar una línea firme en relación a la deuda griega, en una crisis que también afecta a otros países europeos y que amenaza el futuro de la unidad europea.

Queridos compatriotas griegos. Asumimos hoy una responsabilidad histórica en favor de las luchas del pueblo helénico y de la protección de la democracia y de nuestra soberanía nacional. Es una responsabilidad ante el futuro del país. Y esa responsabilidad nos obliga a responder a este ultimátum con la voluntad del pueblo griego.

Hace unos momentos, he reunido al Gobierno al que he propuesto la celebración de un referéndum para que el pueblo griego decida de forma soberana. La sugerencia ha sido aceptada de forma unánime.

Mañana (por este sábado) el pleno del Parlamento griego se reunirá para ratificar la propuesta del Gobierno de un referéndum el próximo domingo 5 de julio, con la pregunta de si acepta o rechaza la propuesta de las instituciones [europeas].

Ya he comunicado mi decisión al presidente de Francia, a la canciller de Alemania y al presidente del BCE. Mañana (por este sábado) pediré formalmente a los líderes e instituciones de la UE una extensión de unos pocos días del programa [de rescate] para que el pueblo griego pueda decidir, sin presiones ni coerciones, como dicta la Constitución de nuestro país y la tradición democrática de Europa.

Queridos compatriotas griegos, ante este ultimátum y chantaje, os convoco para que decidáis de forma soberana y con orgullo, como dicta la historia de Grecia, sobre la aceptación de esta [propuesta de] austeridad estricta y humillante, que no ofrece ningún fin a la vista ni opción que nos permita recuperarnos social y económicamente.

Ante esta dura austeridad autocrática, debemos responder con democracia, serenidad y determinación.

Grecia, el crisol de la democracia, debe enviar un claro mensaje democrático a Europa y la comunidad internacional.

Estoy personalmente comprometido a que se respete el resultado de vuestra voluntad democrática, sea la que sea.

Estoy completamente seguro de que vuestra elección estará a la altura de la historia de nuestro país y enviará un mensaje de dignidad a todo el mundo.

En estos momentos cruciales, todos debemos recordar que Europa es el hogar común de sus pueblos. No hay dueños ni invitados en Europa.

Grecia es y continuará siendo una parte indispensable de Europa, y Europa será una parte indispensable de Grecia. Pero Grecia sin democracia sería una Europa sin identidad ni dirección.

Os convoco para que toméis las decisiones que se esperan de nosotros.

Por nosotros, por las generaciones futuras y por la historia de los griegos.

Por la soberanía y la dignidad de nuestro pueblo.”

Traducido del inglés por Iñigo Sáenz de Ugarte a partir de un texto distribuido por Reuters.