Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.
Visite MEA MODA

Comparte esta página:

Etiquetas: [comentarios]  [diseñadores]  [LIF WEEK]  [MEA]  [mea moda]  [moda]  [Moda en Perú]  [PROMPERU]  
Fecha Publicación: 2016-01-05T13:54:00.000-05:00

Este es el recuento más complicado y lo hacemos luego de muchas revisiones, ya hemos señalado lo que consideramos lo mejor del 2015 y pensamos que también es bueno hablar de lo que no funciona como la única forma de evitarlo en el futuro, entonces esperamos que para eso sirva.

Hablando estrictamente de varios diseñadores, nos da la impresión que la mala gestión de todos los agentes que estamos a su alrededor influencia negativamente el manejo de su trabajo, si para algunos las ideas están bien claras hay un buen numero que parece estar bastante confundido. Ya hemos comentado en un post anterior que hay que ser realista y si la única ventaja de presentar un desfile es la de lograr exposición mediática y ganar prestigio, sería mejor hacer colecciones más pequeñas y centradas que representen un buen balance entre lo creativo y lo comercial pero vemos que muchos diseñadores trabajan tratando de llenar expectativas de un público que no es el que les compra, la mayoría no vende lo que pone en la pasarela ni siquiera a sus clientes, sino que dan servicios de confección a medida de piezas que no tienen mucho que ver con sus propuestas, entonces no entendemos porque invierten tanto dinero y esfuerzo en armar colecciones tan grandes, dándole más importancia a la imagen que al buen diseño.

Ejemplo de esto en la última pasarela del año (LW 15.16) fueron los desfiles de Fátima Arrieta, que presento una cantidad interminable de vestidos de novia que evidentemente había completado pidiéndole piezas prestadas a sus clientas por lo que no podíamos ver un hilo conductor, demasiadas proporciones distintas en la presentación pero pocos elementos que rescatar, cortes muy básicos pero con gran cantidad de adornos, bordados y aplicaciones para cubrir un trabajo de corte y confección sin ninguna propuesta novedosa.

Lo mismo pasó con Ana María Guiulfo que mostró una colección muy plana, ya sabemos que le encanta pintar las telas, la música y el arte pero eso pasa a un segundo plano cuando la ejecución de las piezas es tan pobre y la propuesta general tan deslucida.

Por otro lado si hablamos de la “Casa Privat” la fantasía más notoria en su presentación fue esa en la que viven sus dueños desde que se fundó la marca, el desfile a cargo de la hermana de Gerardo Privat dejó mucho que desear, mal manejo de la composición y las proporciones, lo mismo en la elección de materiales, el corte y la confección, para nosotros es evidente que fue resultado del trabajo de alguien sin experiencia y que están más preocupados en aparentar un lujo que no representan.  Creemos entonces que es bien importante que sepan que su marca no es una CASA, que las piezas y accesorios que producen no han llegado a ser ICÓNICOS y que si realmente quieren que eso suceda, les falta mucho por hacer y aprender.

Otro diseñador con muchos problemas técnicos es Yirko Sivirich, en sus desfiles hemos notado que además del exceso y variedad de referencias que toma de otros tantos diseñadores, es muy poco lo que está bien construido, no sabe manejar los materiales que combina y hay muy poca precisión en su trabajo de confección. Entallar no significa que solo hay que ajustar la cintura en los costados o al centro de la espalda, hay que realinear las prendas y tener cuidado con la simetría, el tipo de cuerpo y las proporciones que se están proponiendo.

Si bien Noe Bernecelli supera a la mayoría de diseñadores en cuestiones técnicas y de confección sigue por la pésima dirección de trabajar imitando a otros, estamos seguros de que es perfectamente capaz  de entregar una propuesta personal y aun así mantener a su clientela por lo que de verdad esperamos que empiece a cambiar y se muestre más seguro de sus capacidades para diseñar.

Dicho esto nos parece increíble que sean tan pocas las voces que critiquen seriamente todas estas deficiencias en la prensa que cubre los eventos, que podemos decir de la mayoría de bloggers que a pesar de ver lo problemas y de comentarlos entre los desfiles y dentro de sus círculos de amigos, terminan escribiendo o haciendo notas siempre favorables sin darse cuenta de que eso realmente no ayuda, a nadie le gusta que lo critiquen pero estamos seguros de que un diseñador inteligente sacará más provecho un comentario que le haga ver sus errores que de uno que solo lo adule.

Por otro lado la COMISIÓN DE PROMOCIÓN DEL PERÚ PARA LA EXPORTACIÓN Y EL TURISMO (PROMPERÚ) tiene una oficina con un presupuesto asignado y personas designadas para planificar y proponer estrategias que mejoren e incentiven la exportación de productos y servicios en diversas áreas entre ellas la de la moda y los textiles, pero sus encargados dirigidos por Igor Rojas realmente están mostrando muy poca capacidad para trazar un eje conductor o formular plan de trabajo efectivo. A pesar de lo golpeado que estuvo el sector confecciones el 2015, cometieron el gravísimo error de postergar la fecha inicial programada para el PERUMODA, como sabemos las invitaciones cursadas a los compradores ya se había enviado y ellos que preparan sus agendas con mucha anticipación diluyeron su participación entre los desfiles y la feria misma que se realizó en una fecha posterior. Este tipo de desatenciones y errores no se pueden pasar por alto porque significan una gran cantidad de dinero y posibles negocios perdidos pero sobre todo, restan integridad a la imagen de un espacio que es de los pocos que tenemos en nuestro medio.

Tampoco entendemos porque siguen apoyando a diseñadores como José Miguel Valdivia, ellos son los únicos que lo promueven a pesar de que nunca ha mostrado algo realmente notable a nivel técnico o de diseño. Trabaja y se promociona apelando al hecho de ser becario y pasante de la Casa Saint Laurent en Francia pero de eso no tenemos ninguna demostración tangible en sus propuestas, su última colección “Fifty Shades of Blue” es una evidencia de lo que decimos por la falta de criterio creativo. Un diseñador profesional que quiere trabajar materiales que no conoce INVESTIGA, sobre todo en el caso del denim, que presenta una gama altísima de posibilidades y tratamientos. Esta colección en particular es tremendamente básica y carente de cualquier valor técnico o conceptual interesante (lo del nombre lo dice todo) pero aun así los señores de PROMPERU consideraron adecuado enviarla para ser expuesta en el EXPO PERÚ que se realizó en Corea el último mes de setiembre, nos preguntamos si no hay diseñadores que representen una mejor propuesta o que a futuro tengan mejor proyección. Esta colección especifica es la peor que hemos visto el 2015.

Lo más adecuado es que se empiece a hacer un seguimiento serio al nuevo talento y buscar diseñadores que puedan desarrollar una carrera creativa y comercial, las ayudas del estado por cualquier medio deben servir para permitir que la gente con talento surja y eso de alguna manera debe revertir no solo como imagen sino como futuros proyectos de desarrollo comercial y económico. Sería bueno que en PROMPERU se evalúe si lo que están haciendo en el caso del diseño funciona y si las ayudas que está dando realmente son las más pertinentes.

Por lo menos los organizadores del LIF WEEK ya dejaron claro que su intención es solo la de ser una vitrina, no nos parece lo más adecuado y responsable pero su posición es clara, desde ese punto de vista el evento cumple sus objetivos, garantizando la exposición mediática de los participantes sobre todo por su asociación estratégica con el Grupo El Comercio. Sin embargo pensamos que solamente serán un verdadero motor de la moda si ayudan a sus diseñadores a convertirse en verdaderas empresas y creemos que para ellos es perfectamente posible. Si para participar hay que pagar lo menos que se puede esperar es que entre el público se dé espacio a verdaderos periodistas de moda, compradores, editores, empresarios y promotores por lo que sería indispensable, para empezar, que la presentación se alinee con el calendario internacional, abrir las posibilidades de crecer dentro del mercado interno o de exportar realmente nos podría poner en el camino correcto y a falta de capacidad del estado de promover este tipo de planes el LIF WEEK debería convertirse en esa plataforma.

 MEA
Etiquetas: [diseño]  [Juanita Burga]  [Lucia Cuba]  [Mario Testino]  [MATE]  [MEA]  [mea moda]  [moda 2015]  [Omar Valladolid]  [Pepe Corzo]  [Seleccionados x MEA MODA]  [Sergio Dávila]  [Sitka Semsch]  
Fecha Publicación: 2016-01-01T20:12:00.000-05:00

Si hay algo que destacamos para el año que está terminando, es el trabajo o la gestión  de las siguientes personas o instituciones ligadas al medio de la moda, creemos que sus particularidades los hacen interesantes, trabajan en diferentes niveles y direcciones pero de una manera persistente, sin aspavientos y con el argumento de un trabajo impecable, todos son un ejemplo y por eso los colocamos en esta lista sin un orden particular y con el objetivo de reconocer su esfuerzo y determinación.


MEA

Sitka Semsch

Sitka Semsch es una diseñadora que ha venido trabajando de forma muy continua, presentando sus colecciones en espacios como el LIF WEEK aunque eventualmente también muestra en otras pasarelas del extranjero, para nosotros es notable la evolución de su estilo y el nivel de calidad de sus productos siempre llenos de increíbles detalles de diseño y confección.

Su lectura de lo que ocurre al alrededor es muy sutil y es capaz de trabajar las tendencias de forma tal que pueden percibirse en su propuesta si anteponerse a su propio estilo. Sabe manipular muy bien las proporciones, la composición y el color en sus colecciones pero sobre todo nos impresiona la manera que tiene de integrar técnicas a su trabajo de confección, un ejemplo de eso en su última presentación fueron las piezas y vestidos con flecos y tejidos de red que combino con telas planas para lograr un efecto muy contemporáneo.

IMAGEN: FACEBOOK.COM

Omar Valladolid

Omar Valladolid no es un talento nuevo, desde hace tiempo ha venido trabajando de forma muy constante, presentando sus ideas y dándonos una lección de lo que es la determinación y  el deseo de destacar por méritos propios.

Ahora al presentarse por segunda vez en el LIF WEEK, tuvo la acertada idea de cambiar sus inspiraciones y referencias para entregarnos una colección muy bien lograda desde el punto de vista técnico pero sobre todo con un sólido soporte creativo y conceptual. Sabe aprovechar todos los elementos que incluye en sus propuestas para reforzar las ideas que quiere transmitir, desde los cortes, el color y materiales hasta el casting y el estilismo nos hablan de la visión y el universo de este diseñador.


IMAGEN: FACEBOOK.COM

Lucia Cuba

Nosotros hemos hablado varias veces de Lucia Cuba, la admiramos porque es una creadora cuyo trabajo está marcado por un exhaustivo proceso de revisión vivencias personales e investigación de sucesos sociopolíticos de nuestra historia reciente que ella traslada al traje de una manera notable, traduciendo de forma muy efectiva sus discursos para mostrarnos imágenes con mucha potencia.

Por  eso su nombre se reconoce y aparece como una de las promesas del diseño internacional en espacios tan importantes con la revista ID, el museo Boijmans Van Beuningen de Rotterdam, el Museo de Arte y Diseño de Nueva York o la Bienal Iberoamericana de Diseño en Madrid.

IMAGEN: LUCIACUBA.COM

Pepe Corzo

Pepe Corzo inicio su carrera en los años 90 como diseñador de modas presentando interesantes colecciones dentro y fuera del país pero luego dirigió su energía creativa hacia el diseño de vestuario, la escenografía y la dirección de arte. Ha trabajado en cine, televisión, editoriales, comerciales y en más de 80 producciones escénicas que van del drama a la comedia y de la danza moderna a la ópera en importantes espacios teatrales del Perú, Portugal y España.

Sus propuestas muy gráficas y coloridas siempre han estado marcadas por un estilo personal único y son el resultado de un proceso de investigación técnica y experimentación visual que nos sorprende con cada nuevo proyecto, no conoce limitaciones y si es el caso desarrolla telas, estampados o integra materiales poco convencionales para lograr la materialización de sus ideas.


IMAGEN: TUMBLR.COM

Mario Testino

No hay nada nuevo que podamos decir de Mario Testino, todos sabemos que es uno de los fotógrafos de moda más reconocidos a nivel mundial, no solo trabaja a un altísimo nivel sino que pertenece a un círculo de personalidades con mucha influencia en el medio del diseño, su trabajo aparece ligado a las publicaciones y marcas más importantes además de mostrarse en galerías y museos de todo el mundo. Por la fuerte personalidad de las imágenes que crea, su propuesta fotográfica ya es un legado artístico y visual para las futuras generaciones.


VIDEO: MARIO TESTINO

MATE

La iniciativa de Mario Testino y el deseo de contribuir de una manera real con la cultura en nuestro país lo han llevado a crear el MATE, un espacio que alberga toda su obra pero que además se está consolidando como uno de los centros culturales más importantes por el dinamismo de su oferta artística.

Fundado en 2012, es un museo único en nuestro país, tiene como objetivo promover la cultura del Perú en el mundo y también el de mostrar el trabajo de artistas nacionales en el exterior. Ofrece lo mejor de la fotografía y el arte contemporáneo internacional al público peruano dentro de un programa que incluye, exposiciones, residencias, intercambios, talleres, charlas y visitas guiadas. Una verdadera joya para nuestra ciudad.


IMAGEN: MATE.COM

Sergio Dávila

Sergio Dávila es quizás el único diseñador que realmente tiene presencia internacional, es decir que presenta sus colecciones constantemente y alineadas con el calendario que se rige la industria de la moda, en este caso su escenario principal es el New York Fashion Week por lo que su nombre aparece dentro de la cédula del evento.

Su persistencia lo ha llevado a obtener varios reconocimientos sobre todo para sus colecciones de ropa masculina y notamos en él un estilo particular que no deja de ser comercial, todo con mucha calidad y cuidado, tanto en los  detalles como en el desarrollo de sus prendas dándole su marca una excelente proyección.


IMAGEN: SERGIODAVILA.COM

Juanita Burga

Es ahora la modelo peruana más internacional, sabemos de ella solo por su trabajo y a pesar de lo difícil y competitivo del medio en el que se desenvuelve y el nivel en el que trabaja, su tenacidad y persistencia le han permitido escalar posiciones de una manera muy segura.

Fichada por Elite models Paris, Este año apareció en un comercial de la gigantesca empresa de cosméticos L’Oreal junto con otras tres super modelos y es habitual verla en desfiles de las semanas de la moda de Londres, Milán, París o New York. Hemos tenido la oportunidad de conversar con ella y simplemente nos parece esplendida.


IMAGEN: ELITEMODELS.FR
Etiquetas: [comentarios]  [diseñadores]  [diseño]  [MEA]  [mea moda]  [moda 2015]  [Moda y Diseño]  [Perú]  
Fecha Publicación: 2015-12-31T16:04:00.000-05:00

Este año tenemos un panorama bien especial dentro del medio de la moda local, nosotros lo terminamos repitiendo nuestras críticas de siempre pero por supuesto, intentamos hacerlo desde un punto de vista positivo y con la perspectiva de exponer los problemas cuya solución es determinante para que en el Perú surja un verdadero sistema creativo, productivo y económico basado en la moda.

Nos interesa el grupo de personas que desde ese medio  nos entrega su propio punto de vista, sabemos que son pocos pero nos complace ver que cada vez son más, mientras somos invadidos por enormes empresas de retail extranjero, el reto principal para nuestros diseñadores es sobrevivir a esta enorme competencia y además desligar la imagen del diseño de su lado más frívolo y mediático, para que el público entienda que la moda tiene importantes alcances económicos pero también una enorme capacidad de sintetizar nuestras experiencias por lo que la función de los diseñadores no es solo la de producir ropa con la finalidad de cubrirnos o para satisfacer nuestras necesidades estéticas, sino la de crear indumentaria dotada de códigos y significados que generen y expresen nuestra identidad individual y colectiva.

Pensamos que Identidad es la palabra clave pero también es indispensable buscarla de manera responsable, no debemos tomar ningún reto  si no somos sinceros y asumimos posturas claras y realistas, no podemos decir por ejemplo que el diseño peruano es reconocido en el mundo o que se ha consolidado a la par que nuestra tan conocida gastronomía, la moda peruana todavía no se ha consolidado a nivel económico y menos a nivel artístico, en el que aún estamos lejos de encontrar esa identidad que aquí reclamamos.

Sabemos que los ingredientes existen porque efectivamente tenemos una tradición cultural y textil que nos sirve de soporte y nos da una enorme ventaja pero debemos también romper nuestros paradigmas si queremos producir moda que traspase las barreras que tenemos. Esto quiere decir que debemos repensar la idea que existe sobre el concepto “Moda Peruana” y dejar de reproducir el pasado y lo tradicional sin investigar, sin proponer, sin actualizar, sin innovar y sobre todo sin traducir este legado hacia una visión contemporánea y más globalizada.

En todos los países en donde la moda tiene una importancia cultural y económica es el estado quien promueve e incentiva las actividades orientadas a su desarrollo y esta demás decir que aquí entidades encargadas y presupuestos para eso si existen, pero evidentemente y en lo que respecta al diseño, sus estrategias son las menos indicadas. Por eso nos toca plantear y hasta exigir que se defina una plan para dirigir todos los esfuerzos hacia un objetivo común, si bien se ha avanzado mucho en la parte de desarrollo de la industria de la confección y el Perú sigue siendo una fuente de servicios de muy buena calidad, poco se ha hecho para mantener la competitividad de la industria y para proteger la producción sostenible de las fibras naturales que son siempre nombradas como un estandarte.

Este año la comercialización y producción nacional siguió cayendo de forma consecutiva, tanto en la producción de algodón pima como en la cantidad de servicios y fabricación de prendas de exportación, peor aún en el caso del mercado interno en el que los productores nacionales han perdido muchísimo terreno ante la importación, en ese caso la informalidad ha impedido que se reaccione a tiempo y eso nos deja un año con indicadores bastante desalentadores. Por ahora dentro de esas cifras los diseñadores nacionales (hablando de diseño de autor) todavía no aparecen porque hay que dejarlo bien claro, no hay ninguno con la capacidad de producir industrialmente sus colecciones, ninguno tiene una red de distribución o comercializa sus productos de forma constante o masiva y esta demás decir que el Perú no aparece dentro del mapa de diseño mundial.

Esto último no es una crítica a los diseñadores, en el Perú hacer este trabajo es extremadamente complicado pero nuestra percepción es que solo la articulación de Diseño + Producción nos puede dar la fuerza necesaria para competir y debe ser promovida de manera puntual por las instituciones pertinentes pero bajo parámetros reales, no como se hace hasta ahora en la que cualquier logro se maximiza y el presupuesto se invierte sin criterio y muy poca planificación. Desde ese punto de vista creemos que hay que enfocar nuestros recursos asumiendo la tarea de crear vínculos entre los creadores y quienes tienen la capacidad de producir, y por supuesto la de generar más espacios para exponer y comercializar el trabajo de nuevos talentos que tengan posturas intensamente individuales y localistas pero con ideas y propuestas de proyecciones más colectivas y globales.

Por eso nos parece importantísimo que ahora el diseño de modas se inserte en el medio académico, que las universidades abran estos espacios nos garantiza una educación centrada en la investigación técnica y creativa, con lo que ha avanzado el mundo este soporte es muy importante para que los creadores puedan construir discursos coherentes y propuestas originales no solo en cuestiones de creación sino también en proyectos empresariales y productivos.

Esto es un resumen de como vemos nosotros lo que pasa en el medio del diseño y la moda en el país pero vamos a publicar más comentarios y recuentos sobre temas bien puntuales, todas las opiniones son bien recibidas, las que nos la razón y las que no, nuestra intención es generar un debate y por consiguiente movilizar a todos lo que hacemos y vivimos del diseño.

MEA
Etiquetas: [Alessandra Petersen]  [comentarios]  [diseñadores]  [ESCUDO]  [LIF WEEK 2015]  [MEA]  [mea moda]  [moda]  [Mozhdeh Matin]  [Omar Valladolid]  
Fecha Publicación: 2015-04-04T19:37:00.000-05:00

Hace una semana que terminó y nosotros teníamos enormes dudas acerca de escribir sobre del último LIF WEEK, también continuamos con lo mismo y hasta ahora nos sigue pareciendo muy pretencioso, lo cual podría  ser bueno si tuviesen fundamentos para serlo, pero definitivamente no lo vemos así, sentimos que los organizadores han encontrado una forma de parasitar el trabajo de los diseñadores para satisfacer las ansias de un grupo de gente que pretende saber de moda (sobre todo bloggers y medios de espectáculo)  y eso quizás sea lo más contraproducente para los diseñadores que participan, los cuales deben hacer un enorme esfuerzo solo para ser evaluados por un pequeño círculo que lo hace además con poquísimo criterio y desde la perspectiva de autocolocarse dentro de un circuito que se va cerrando cada vez más. Basta leer los comentarios y notas de la prensa para darse cuenta de que solo por cuestiones de amistad o conveniencia se alaba y se da amplio espacio a algunos y a otros casi no se les nombra o simplemente se revisa su trabajo como un trámite más.

Nos llama la atención que la marca ESCUDO haya ganado el Premio de Barrington con una colección tan pobre, tanto en diseño como en confección y acabados, se puede innovar incluso con una molderia simple y no se debe fallar de forma tan notoria en el armado de mangas y cuellos, sobre todo en prendas tan sencillas,  La inconsistente construcción de los modelos de tela plana nos dice que a lo mejor Chiara Macchiavello, debería seguir experimentando con el tejido de punto que es lo mejor que pudimos ver en su presentación, no entendemos a que se debe tanta de la cobertura mediática que se dirigió hacia ella antes y después de su desfile.

Lo mismo ocurrió con Mozhdeh Matin que sacó a la pasarela una conjunto de prendas que no sabemos cómo calificar, leímos por ahí que una blogger hablaba de esta colección como una serie de piezas y desarrollos textiles que todo el mundo (ella incluida) iba a correr a comprar cuando se lanzará al mercado, y del desfile como si se tratara de un bien logrado Happening…  De verdad hay que ser dueño de un criterio muy escaso y ser muy amiga (o enemiga) de la diseñadora para escribir una cosa como esa… Pobrísima la colección, básica y sin mucho sentido de conjunto, no tenemos un solo comentario rescatable.

De la mayoría de los otros participantes no podemos decir mucho, más de lo mismo en casi todos los casos y poco bueno que ver, colecciones muy planas y desaciertos por montones, hasta la presentación de Jessica Butrich nos dejó interrogantes, Gerardo Privat va dando tumbos y si bien esta colección nos pareció mejor que las anteriores, ver las mismas blusas y entalles de siempre nos resultó extremadamente aburrido. Qué podemos decir de Noe Bernacelli, su repetitiva propuesta ya está caducando y es fácil darse cuenta de que los diseñadores internacionales de los que toma tantas “referencias” están en otra cosa.

Entre lo bueno que pudimos ver, las marcas como BASEMENT o KUNA llegaron con propuestas bastante más enfocadas, quizás el hecho de ser empresas que tienen el soporte necesario las hace más efectivas y llegan a presentar colecciones por lo menos bien logradas. De entre los diseñadores, nos gustó lo de Omar Valladolid que es nuevo en el LIF WEEK pero de ninguna forma es un desconocido, sabemos que es muy constante, determinado y de hecho se arriesgó mucho más que la mayoría de los presentes en el evento, eso nos parece destacable, el trabajo de acabado de las prendas nos indica que maneja procesos industriales y nos gustaron sus piezas construidas con superposiciones de telas planas y de punto, nos pareció que la colección hace referencia a varias películas de ficción y nos gustó su sencilla presentación en pasarela para evitar elementos que distraigan del look total de los modelos.

Alessandra Petersen también nos entregó una colección interesante que combinaba piezas de telas planas con prendas de tejido de punto muy bien trabajadas, dentro de una colección que rompió la monotonía con la mezcla de texturas y la introducción de contrastes de color.  El conjunto se vio bastante bien y la evolución del desfile mantuvo el interés de los que lo vieron.

Si bien las comparaciones no son agradables es inevitable hacerlas, el nivel de los invitados internacionales en relación a los representantes locales fue notorio, sobre todo con  la colección de la marca española ETXEBERRIA que fue una muestra de cómo hacer bien las cosas, llamando la atención con un buen trabajo técnico y de diseño. Personal y a su vez internacional.

La moda es una industria cultural y en otros países eso lo tienen bien claro, no se trata gastar el dinero en glamour o fantasía sino de invertir en una actividad basada en la creatividad pero que tiene un enorme impacto en sus economías, por eso se debe promover el talento nuevo pero acompañado de la producción y difusión de sus ideas. Creemos que los organizadores no se han dado cuenta de que sin buenos diseñadores no pueden hacer ningún evento y en especial este que no tiene una bien definida dirección hacia un medio artístico o comercial.

La rotación de participantes y ausencias de algunas de las diseñadoras mas profesionales como son Sitka Semsch y Ani Álvarez Calderón en esta edición, nos dan muchos datos sobre hasta qué punto el evento sirve como plataforma y de cuál es la ventaja real de participar cuando los agentes que intervienen y cubren los desfiles no tienen ninguna influencia efectiva en el público o empresas que puede consumir sus productos. No estaría demás que ya se vayan preocupando por el crecimiento económico y comercial de los diseñadores que participan, no sirve de nada que vayan a presentarse a otros países cuando nadie les compra las colecciones o no hacen contacto para producir sus prendas o accesorios.

Hagamos una lista de todos los que han participado hasta ahora y veamos cómo están en comparación a cuando empezó el evento, eso sería un buen indicador de si está funcionando o no para evaluar  qué cambios se pueden hacer para que no solo ganen quienes lo organizan.


MEA