Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.

Comparte esta página:

Etiquetas: [desempleo juvenil]  [empleo juvenil]  [Erick Yonatan Flores Serrano]  [ley pulpin]  [liberalismo]  
Fecha Publicación: 2014-12-23T14:19:00.003-05:00
LA INTERVENCIÓN EXCLUYENTE. Una reflexión desde el liberalismo

Erick Yonatan Flores Serrano
Coordinador General - Instituto AmagiHuánuco

“Cuanto más corrupto es un estado, más leyes tiene”. Tácito

Mucho se ha dicho sobre la famosa Ley N°30288, ley que promueve la empleabilidad de jóvenes de 18 a 24 años. Se han escrito un sinfín de artículos y notas sobre la misma, pronunciamientos de diversos colectivos y varias manifestación se ha realizado en todo el país. Fuera del artículo de Alfredo Bullard, titulado “La Juventud Robada” y el de Dante Bobadilla, titulado “Progresismo Pulpin”, no he encontrado otros con la misma lucidez y precisión que estos. Y lo que me causa gran sorpresa es que la promulgación de la susodicha “ley pulpin”, divida a los liberales en dos bandos, uno que apoya la iniciativa y enarbola un discurso bastante interesante sobre la “formalización” y la oportunidad que significa para un sector de jóvenes bastante grande, y otro, que toma las banderas de la izquierda y manifiesta su enojo por la “alteración” de los “derechos laborales”. El panorama es más o menos así, a continuación trataré de dar una lectura muy distinta al común de las voces que se han pronunciado, no seré muy extenso y espero pueda ofrecer una opinión más cercana al liberalismo, doctrina filosófica que he decidido seguir hace bastante tiempo.

Como bien se sabe (ojalá lo supieran todos, lastimosamente no es así…), dentro del liberalismo clásico se tolera la existencia del estado necesariamente limitado para su correcto funcionamiento, un estado reducido a funciones básicas y que llega a ser eficiente en un contexto donde un andamiaje jurídico limite el poder político y, por un lado, el estado de derecho brinde plena garantía de vida, de libertad y de propiedad privada, y por otro, que la economía de LIBRE mercado sea la condición de sostenibilidad dentro de la sociedad. En resumidas cuentas esta es la aproximación más cercana de lo que realmente quiere decir una democracia liberal, un sistema que demuestra evidente superioridad moral frente a cualquier alternativa que surge desde los distintos tipos de colectivismo. Ahora, con el concepto no muy desarrollado pero significativamente claro, toca analizar la ley; y tocaré 2 puntos que, a título personal, todo liberal no debería perder de vista.

En primer lugar, ésta, como todas las leyes laborales fijan estándares estatales, la excusa son los derechos laborales y la bandera es la defensa de las conquistas sociales. Tal y como lo explica Bullard, la intervención del estado en las relaciones contractuales entre empleado y empleador tienen un costo, algunas empresas pueden costear los estándares sin ningún problema pero la gran mayoría, no; las pequeñas y medianas empresas no pueden contra las cargas impuestas por el estado y no tienen otra opción que la informalidad, burlar la ley es la única forma que tienen para salir adelante y conseguir, en cierta medida, sus objetivos empresariales. Aquí el estado, al pretender proteger a los trabajadores, termina creando un privilegio para unos y un perjuicio para otros. Al no poder competir dentro de la formalidad, las empresas obligadas a ser informales terminan siendo limitadas, perdiendo nichos de mercado, alterando su producción, se incrementa el riesgo a la sanción estatal, terminan explotando a sus empleados porque los costos sobrepasan el límite de gasto permitido, recortan personal incrementando la desocupación, y un largo etcétera que tiene marcadas consecuencias dentro de la situación laboral en el país. Y aquí el tema es claro, el costo de la formalidad genera exclusión, mina el camino del emprendimiento y alienta el deterioro progresivo de productividad del país. A todas luces un atentado en contra de la libre empresa y de los individuos.

Esto nos lleva al segundo punto de análisis, aquí es en donde voy a marcar posición frente a la ley y exponer un argumento central más o menos radical. Bien, yo estoy en contra de la ley pulpin, así como estoy en contra de la ley general de trabajo y todo tipo de ley que establezca regulaciones estatales en actividades privadas de carácter contractual. En su libro La Fatal Arrogancia, el ilustre pensador austriaco Friedrich von Hayek, nos decía con claridad que el fracaso del socialismo se basaba en una cuestión central, básicamente hablaba de que las intenciones constructivistas (imposiciones desde el gobierno, entiéndase, el burócrata o burócratas “iluminados” de turno) creían tener la información necesaria para poder orquestar y dirigir la economía de una sociedad, lo cual es tonto; al desconocer de procesos importantes del desarrollo de la sociedad como el orden espontáneo y la información dispersa, es lógico e inevitable que el error en las decisiones sea común, lo triste y lamentable de esto es que los platos rotos que tiran los burócratas los terminamos pagando los individuos, terminamos siendo víctimas de la arrogancia de un siempre desinformado gobernante. Lo que Hayek dice evidencia un problema estructural muy claro, pese a las buenas voluntades, NO es posible que el estado pueda saber con certeza cuál es la necesidad de un individuo, mucho menos de un conjunto de ellos. Esta idea funciona para analizar cualquier ley regulatoria, ¿qué tiene que hacer el estado “regulando” cosas que NO entiende?, pues ¡NADA! Un contrato entre dos partes estipula acuerdos que, tanto empleado como empleador, están dispuestos a cumplir, de lo contrario no hay firma y no se produce el contrato, así de sencillo es. Lo que el estado, a través del ministerio de trabajo tendría que hacer es velar por el fiel cumplimiento del contrato y, de ser el caso, sancionar cuando hay incumplimiento. Su papel tendría que reducirse a fiscalizador mas no a regulador. Si el estado desea proteger al trabajador que escoge libremente intercambiar su fuerza de trabajo y su capacidad por un determinado monto, pues que se limite a velar por el cumplimiento del contrato, ¿quién es el estado para fijar regulaciones previas como salarios mínimos, seguros sociales y demás condiciones laborales?, estas no son más que ataduras viciadas que estandarizan la mediocridad y cercenan el mérito y la productividad. Entonces, el argumento liberal para estar en contra de las leyes laborales pasa por entender la naturaleza de las mismas, al ser intervenciones estatales descaradas en materia económica, son una falta de respeto al laissez faire, la base económica indiscutible del liberal clásico.

El artículo de Dante Bobadilla marca el camino a seguir, desprendernos de las taras mentales que conservamos con emoción, es una vergüenza que la juventud (la mayoría sin ni siquiera haber leído la ley) salga a las calles vulnerando el derecho de libre tránsito de los demás, gritando un montón de tonterías que seguramente ni entienden. Tal cual lo menciona Dante, urge re-estructurar el debate sobre la situación laboral en el país, sentar las bases que permitan tirar al tacho ideas absurdas como el de las “conquistas sociales” y los “derechos laborales”. Humildemente creo que no tiene mucho asidero discutir si la ley es buena o mala en función del reclamo que se ha generalizado y que gira en torno a las tontas ideas que acabo de mencionar. Resulta mucho más importante poner en agenda una lectura mucho más juiciosa de la verdadera trascendencia de las leyes laborales que son parte de la manía intervencionista de los gobiernos, y poner sobre el tapete el verdadero problema que generan estas intervenciones, el problema no es la informalidad, el problema es la formalidad que genera informalidad.

Para finalizar quiero aventurar una idea que, a título personal, debería guiar un programa completo en materia laboral. La idea no es mía, le corresponde a Enrique Ghersi, distinguido jurista que en una conferencia desarrollada en la VII Edición de la Universidad de la Libertad, nos decía que en materia laboral se tiene que “desinformalizar a los formales y no formalizar a los informales”. Esta idea, muy osada teniendo en cuenta nuestra penosa realidad, es la que debe dirigir todo el escenario laboral en nuestro país. Los argumentos están expuestos, desde el enorme costo de la formalidad excluyente hasta la moralidad de los procesos de orden espontáneo que acompañan la vida en sociedad. Es triste ver como una masa carente de pensamiento salga a las calles sin reflexionar, liderados por oportunistas que se han aprovechado de la coyuntura para levantar sus rojas banderas y enarbolar su lucha de clases. En verdad es desalentador ver un escenario plagado de pastores radicales guiando rebaños inertes.


Sin embargo, esta grave situación en la voluble y vulnerable juventud, a muchos nos llena de energías, nos renueva el compromiso, nos emplaza a seguir dando batalla, porque no solo se presenta como un obstáculo, es el gran reto que tenemos en los próximos años, educar a la población joven y hacerlos inmunes al letal virus del colectivismo ramplón e inculto. Devolverle a la gente la esperanza de vivir en una sociedad mejor depende de muchas cosas, cambios en los paradigmas educativos, reformas políticas de fondo y forma, adaptación selectiva a los cambios tecnológicos y científicos, etc., pero pese a todo esto, hace falta actitud y compromiso, es responsabilidad de los liberales y libertarios, conscientes de la superioridad moral y eficiente utilidad práctica, del liberalismo, asumir el reto de vencer al colectivismo en todos los frentes. Por ahora no es preciso citar la eterna vigilancia de Thomas Jefferson, no nos engañemos, aún no hay nada que vigilar. Cuando la democracia liberal sea una realidad, con orgullo los liberales y libertarios podremos defenderla, mientras no la tengamos, nos queda un largo trajinar. Señores, el balón está, una vez más, en nuestra cancha. ¡Es hora de jugar!
Etiquetas: [ley pulpin]  [partidos politicos]  [política]  
Fecha Publicación: 2014-12-23T11:43:00.000-05:00
Por: Iván Budinich Castro

La llamada ley pulpin ha sido el mejor examen posible para probar la consecuencia de la clase política peruana. Ninguno pasa la prueba empezando por AGP que parece haber abjurado del evangelio del perro del hortelano para retomar la trágica senda del futuro diferente. Pero si Alan García convierte su doblez en trampolín hacia 2016, Keiko Fujimori y Pedro Pablo  kuczynski no salen para nada bien parados quedando este ultimo como un mero oportunista politiquero, uno más del montón.  

Tampoco pasa la prueba un gobierno que a todas luces esta utilizando una importante reforma laboral como cortina de humo para zafarse de las numerosas acusaciones que hoy pesan en contra suya.

No hay derecha ni liberales políticos en el Perú y es posible que nunca los tengamos. Esta es la oportunidad perfecta para salir a la palestra a debatir y proponer, pero solo el silencio responde. Parece que se mojan los pantalones a la primera turba que se les asoma.


Cuenta la leyenda que ahí donde se hace política lo fundamental es el debate, el dialogo el convencimiento, el contraste de ideas. El gobierno, los expertos, todos los que estuvieron detrás de la formulación de la norma debieron estar convocando a un debate abierto sobre el tema. Se hubiera podido armar una gran discusión nacional y construir una masa crítica a favor de la norma. En vez de eso la ley se lanza de cabeza a la piscina y los oportunistas de siempre aprovechan la ocasión para colar su discurso antisistema y afinar sus maquinarias rumbo a 2016. Gracias genios. 
Etiquetas: [Libre comercio]  [Medio Oriente]  [Paz]  
Fecha Publicación: 2014-12-21T18:33:00.000-05:00
Autor: Güven Sak*

¿Qué viene a tu mente cuando piensas en el Medio Oriente? Para mí, es el bajo nivel de conectividad. Aquí, tenemos una región compuesta por países que se claman como tales, pero todos ellos hacinados también se las arreglan para hacerlo de una manera que no sean totalmente desconectados entre sí. Pero tienen poco compararse entre sí y fallan en ver su propia condición absurda.

Tomemos el caso de una región que se integra económicamente. Los países europeos reciben un promedio de 80 por ciento de sus importaciones desde Europa. Las personas comercian con sus vecinos. En Medio Oriente y África del Norte, por el contrario, el comercio intrarregional se sitúa en un mísero 4 por ciento. Los países apenas comercian con sus vecinos. Si eso no es absurdo, no sé lo que es. Tenemos que cambiar eso, pero la pregunta es, ¿cómo?

La pregunta "por qué" es un buen lugar para empezar: ¿Por qué el comercio intra-regional en el Medio Oriente es tan bajo? Hay muchas razones. Una gran parte de la respuesta, sin embargo, es que cuando la gente lleva bienes de una región a otra, el 50 por ciento del tiempo de transporte se gasta en los cruces fronterizos. Considere lo absurdo de la situación por un momento. Una frontera es una línea en el mapa, simplemente un punto a lo largo de trayectoria lineal de un camión de carga a un destino. Sin embargo, ese único punto de entrada, en promedio, ocupa demasiado tiempo en cruzar todo el camino a lo largo del destino.

¿Qué sucede en ese paso de frontera? Aquí hay otra estadística: el 38 por ciento de los costos de transporte entre los países de Oriente Medio forman parte de "bahshish" - en otras palabras, los sobornos para acelerar el tiempo pasado en los cruces fronterizos. Ese tipo de margen de beneficio.

para pasar una frontera, más el tiempo perdido, hace que el costo del comercio sea prohibitivo. Usted evaluará que es mejor conseguir el envío de los calcetines desde el Lejano Oriente, a un precio más barato y de mejor calidad. Mientras que los camioneros se atascan, sin embargo, los terroristas cruzan las fronteras libremente. 

Sólo los gobiernos pueden deshacer lo que los gobiernos han hecho. Eso es lo que sé. Hay dos tipos de países en la región: los países que permiten que sus ciudadanos puedan interactuar libremente y países que no lo hacen. Turquía e Israel se ajustan en la primera categoría, mientras que el resto entra en la segunda. Turquía extendió esta libertad de sus ciudadanos en la década de 1980 con las reformas durante la era de Turgut Özal. El fallecido presidente abrió mercados y las mentes de su nación. La libre circulación de mercancías, de dinero ha enriquecido a los ciudadanos turcos y fortalecido su democracia. Se deshace el país de algunos absurdos persistentes.

Ahora estoy mirando alrededor si hay un líder árabe valiente para hacer por su propio país lo que Özal hizo por Turquía. Eso sería el fin del caos actual en los países árabes, y el comienzo de una transformación real árabe. Eso sí, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, no estaría donde está hoy sin las libertades y las reformas para mejorar la conectividad, aprobadas por Özal. El presidente Mohamed Morsi de Egipto no tenía el mismo valor para seguir adelante en el camino hacia la libertad. Vamos a mirar y ver si el presidente Abdel Fattah el-Sisi puede traer una nueva era de libertad y de alto nivel de conectividad para nuestra región. 

Un mayor nivel de conectividad en el Oriente Medio sería bueno para la seguridad y la prosperidad en la región. Y el mundo sin duda sería un lugar mejor.
* Hurriyet Daily (Turquía)
Etiquetas: [CAPITALISMO]  [Carlos Rangel]  [Carlos Romero Sanchez]  [marxismo]  [socialismo]  
Fecha Publicación: 2014-12-21T13:45:00.001-05:00
Por Carlos Romero Sánchez
Diciembre 21 de 2014
 
Los libros escritos por autores de lengua española que desmontan las falsedades ideológicas del marxismo y además denuncian los constantes yerros de nuestros dirigentes políticos que insisten incesantemente en el Estado omnipresente como la panacea a los problemas de pobreza que aquejan a nuestras sociedades tienen, sin duda, poca circulación. Y uno de esos estupendos libros que de manera amena y contundente desarticula el maremagnum político que petrifica a nuestro continente penetrando en una de las “teorías” por donde la izquierda aplica el socialismo un nuestros países es el tercermundismo, título del ensayo del politólogo venezolano Carlos Rangel (1929-1988).
 
Publicado en 1982, el autor, para desbrozar la ideología tercermundista, se pregunta qué es el socialismo. Los falansterios de Fourier, los talleres nacionales de Louis Blanc, el mutualismo de Proudhon, las aldeas cooperativas de Roberto Owen, las propuestas comunitarias de Pierre Leroux, Saint Simón y la contribución de Marx, Engels y Lenin al corpus del socialismo integran la arqueología del venezolano. En esa indagación advierte un conjunto de características en los diversos socialismos -como el fascismo y el nacionalsocialismo- y en los socialistas. Esas singularidades él las llama: el ánimo socialista.
 
Entre los rasgos del ánimo socialista Rangel señala uno preponderante: “la ideología tercermundista refleja, en términos de la política mundial de nuestro tiempo, una falacia muy antigua, presente en todos los avatares del ánimo socialista: la convicción de que no existen enriquecimientos lícitos, o por mérito propio, de manera que el alto ingreso de un individuo o de una comunidad no puede de ninguna manera haber sido generado por su trabajo, sino que tiene que ser confiscado a terceros, quienes por lo mismo sufren un empobrecimiento exactamente correlativo a la prosperidad de sus explotadores.” Es decir, la riqueza para cualquier izquierdista es un robo.
Carlos Rangel
 
El sustento marxista impregna la ideología tercermundista, pero con una peculiaridad: el tercermundismo divide al mundo ya no en clases antagónicas, sino en países antagónicos: los países explotadores o imperialistas contra países explotados o proletarios: el atraso de los países subdesarrollados como el avance de los desarrollados son debidos a la explotación imperialista y el máximo culpable de todo es el capitalismo y la democracia liberal. Y para acabar con esa supuesta aberración histórica no queda más remedio que establecer urgentemente el socialismo.
 
El libro de Rangel, además de elaborar una denuncia del socialismo y un alegato contra el intervencionismo estatal que se camufla en el Estado benefactor “preocupado” por la “justicia social” o por los “planes sociales”, es una propuesta y una defensa magistral del capitalismo y de la democracia liberal como los motores del progreso y del avance de Occidente. El rezago de nuestras naciones no es por el capitalismo sino por la falta de él.
 
Entre otros aspectos, el analista venezolano muestra como la primera revolución industrial o capitalista no fue en Inglaterra del siglo XVIII sino en la Europa continental de la edad media. Compara los casos de Japón y Estados Unidos frente a las naciones iberoamericanas, somete a crítica la teoría del desarrollo tan de boga en boca de “expertos” y en organismos internacionales que proponen como antídoto el veneno estatista.
 
Obra prologada por el célebre Jean François Revel y un apéndice donde aparece una entrevista realizada por el autor del libro al economista liberal Friedrich von Hayek, es la continuación obligatoria de su muy recomendable texto Del buen salvaje al buen revolucionario de 1976.
 
El tercermundismo es un ensayo esclarecedor que debería ser leído en los diferentes programas que ofrecen las facultades de Ciencias Políticas. También es de necesaria lectura para aquellos políticos que creen que proponiendo el contrasentido de un “Estado austero pero grande en lo social” es la vía para el Estado no derrochador. No: lo grande en lo social es la senda para el Estado intervencionista, despilfarrador y mastodóntico.
 
 
 
 
Etiquetas: [jóvenes]  [mercado laboral]  [promoción del empleo]  
Fecha Publicación: 2014-12-17T10:59:00.001-05:00
Por: Victor Chigne

Aquí va el resumen de la ley. Para que vean el nivel de desinformación que expanden los demagogos y que repiten como loros los descerebrados manipulados.
LEY PARA PROMOVER EL ACCESO DE JOVENES AL MERCADO LABORAL
martes 16 de diciembre, ha sido publicada en el Diario Oficial El Peruano la Ley N° 30288, “LEY QUE PROMUEVE EL ACCESO DE JÓVENES AL MERCADO LABORAL Y A LA PROTECCIÓN SOCIAL”.


La norma en referencia tiene por objeto mejorar la empleabilidad y promover la contratación de jóvenes desocupados. Sus principales alcances son:
· El sector privado podrá contratar a jóvenes entre 18 y 24 años.
· Se trata de jóvenes que por primera vez se incorporan en la planilla electrónica de la empresa.
· El joven a contratar debe encontrarse desocupado al menos 90 días calendarios anteriores a la contratación.
· Se crea el régimen laboral especial, con carácter de opcional.
· El empleador, al momento de la contratación no debe tener multas consentidas impagas, por infracción a las normas laborales.
· Este régimen laboral especial no será aplicable a jóvenes ya contratados con anterioridad, que cesen y vuelvan a ser contratados por el mismo empleador.
· El régimen laboral especial tendrá una vigencia de 5 años.
· El contrato laboral juvenil será a plazo fijo y a tiempo completo. Excepcionalmente podrá contratarse a tiempo parcial, a jóvenes que siguen estudios de educación secundaria o superior (técnica o universitaria).
· El contrato se firmará por triplicado y se comunicará dentro de los 15 días al Ministerio de Trabajo.
· El plazo mínimo del contrato será por un año, con 60 días de periodo de prueba.
· Vencido el contrato, podrá ser prorrogado al menos por 6 meses.
· El plazo máximo de los contratos será de 3 años, en tanto los jóvenes no superen los 24 años de edad.
· En caso de cese unilateral, por decisión del empleador el joven recibirá el importe de 20 remuneraciones diarias por cada mes dejado de laboral con un máximo de 120 remuneraciones diarias; fracción de mes por treintavos.
· El empleador deberá respetar los derechos laborales fundamentales reconocidos por la OIT.
· El joven tendrá derecho a la remuneración mínima, su jornada tope será de 8 horas o 48 horas semanales, descanso semanal, feriados y vacaciones de 15 días al año.
· Los jóvenes serán asegurados obligados del Essalud y pensiones a cargo de la AFP/ONP.
· La empresa tendrá incentivos por capacitación (crédito contra el impuesto a la renta del monto invertido en capacitación, con el tope del 2% del total de la planilla) y por contratación laboral de jóvenes (en las micro y pequeñas empresas, el Estado asumirá el pago de ESSALUD).
Etiquetas: [Agustina McWhite]  [derechos humanos]  [entrevista]  [Montoneros]  [Néstor Kirchner]  [presos politicos argentinos]  
Fecha Publicación: 2014-12-16T19:33:00.000-05:00
Por Agustina McWhite *
La Periodista cordobesa Agustina McWhite el día 16/12 fue entrevistada por el Periodista marplatense José Luis Jacobo en su programa radial: “Noticias y Protagonistas” FM 99.9. La Periodista resaltó la necesidad de involucrarse por la verdad completa respecto de determinados temas como lo es la situación de los Presos Políticos y la ausencia de las garantías en dichos procesos judiciales. Además conversaron sobre la fuerte bajada de línea del gobierno para instalar constantemente un pensamiento único y hasta autoritario. Asimismo, McWhite invita a todos los jóvenes a interiorizarse por los hechos de la historia argentina para conocer de ese modo verdades ocultas y comenzar un proceso de “Contra Cultura”.



Para visualizar la entrevista, por favor, haz clic en el siguiente enlace: 



A su vez, el Periodista Jacobo escribió lo siguiente sobre McWhite: 

"Kirchner provocó una distorsión histórica"

Por José Luis Jacobo


La periodista Agustina McWhite habló esta mañana en la 99.9 sobre los derechos vulnerados de los presos políticos en el país y apuntó a la presidencia de Néstor Kirchner como el punto de partida para esta problemática: “hay mucho miedo de expresarse pero como el gobierno kirchnerista está en retirada, la gente se está animando a hablar”, advirtió.

La situación de los presos políticos en Argentina es un tema delicado y que está saliendo a la luz lentamente, gracias a que los propios familiares de las personas detenidas están tomando coraje para denunciar la situación.
La periodista Agustina McWhite es una de las que más ha trabajado en estos temas y llevado adelante investigaciones al respecto. Esta mañana, habló en la 99.9 y aseguró que “hay mucho miedo de expresarse pero como el gobierno kirchnerista está en retirada, la gente se está animando a hablar y eso me parece perfecto”.
No es el único problema con el cuál se encuentran este tipo de causas donde hay muchos factores en juego. La justicia pasa a jugar un rol preponderante porque no se rige por sus propias intenciones: “estamos en una República donde los tres poderes deben ser diferenciados. Desde que llegó Néstor Kirchner al poder se reabrieron las causas por una orden de él, es decir que la justicia no es independiente”.
McWhite responsabilizó al kirchnerismo de mantener un relato que termina cambiando lo que sucede históricamente en nuestro país: “la llegada de Kirchner en 2003 provocó una distorsión histórica. Los derechos humanos han hecho pactos millonarios con ellos. La verdad es una sola y se fue distorsionando con el tiempo, se dicen muchas mentiras, el aparato cultural está infectado, todo lo que baja del Ministerio de Educación cuenta la parte del relato kirchnerista”, afirmó.
Claro que hay algunas mentes inquietas que no se conforman con ello y van por más: “en el caso de quienes encontramos el otro relato, somos tachados de golpistas y vende patrias, entre otros calificativos”, indicó Agustina.
En el camino, los negocios pasaron a formar parte de la dinámica de los derechos humanos de una manera muy llamativa y también es algo que se debe corregir: “ha habido errores pero se debe tener en cuenta que las víctimas no pueden tener un precio, les han puesto números las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo a las demás víctimas. Hubo errores pero lo importante es como se han llevado a cabo estos juicios. Es una paradoja que quienes enarbolan la bandera de los derechos humanos, sean los mismos que están rompiendo con ese derecho respecto de los presos políticos”, opinó la periodista.
A veces, nuestro país se transforma en el reino del revés y eso, McWhite también lo tiene claro: “lo que en el resto de los países es la regla, en la Argentina suele ser la excepción”.


 Agustina McWhite Periodista Profesional recibida en CUP.

Etiquetas: [Agustina McWhite]  [batallas]  [crisis]  [Cristina Fernandez de Kirchner]  [deuda externa]  [fondos buitre]  [griesa]  [indec]  [inflación]  [juicio]  [jóvenes]  [Kirchnerismo]  [NiNi]  [política]  [Ricardo López Murphy]  
Fecha Publicación: 2014-12-14T16:35:00.000-05:00


Ex Ministro de Economía argentino, Ricardo López Murphy en una entrevista con Agustina McWhite negó su candidatura a gobernador bonaerense y de esa manera unir al Frente Amplio Unen con el partido de Macri, alegando que, "lo que ocurrió es que comenzaron a hacer encuestas y eran positivas" asimismo subrayó la necesidad de que haya "un mecanismo de confluencia de las fuerzas alternativas al kirchnerismo para evitar que se reedite este régimen". Sin embargo, el ex ministro de defensa declaró que "si las circunstancias requirieran mi participación, estaré dispuesto a hacerlo".
Tras ser consultado por los duros momentos que enfrenta el país, como la alta inflación y el cepo cambiario, entre otras cuestiones, indicó que el más grave problema de Argentina es su "crisis institucional" puesto que genera falta de límites, por consiguiente; desborde de poder. "La crisis institucional es la más grave y la primera que hay que atender, una vez resuelta la cuestión institucional, el propio ejercicio de esas facultades nos va a permitir lidiar con los problemas como la inflación, la generación de empleo y la seguridad" además manifestó que "sin reponer el andamiaje institucional ninguno de esos temas tiene abordaje posible".
La generación de los jóvenes conocidos como "Ni-Ni" (ni trabajan ni estudian) es un fenómeno que se gestó lentamente con el tiempo en varios países, según la Organización Internacional del Trabajo (ONIT),  los "Ni-Ni" son alrededor de 21 millones en Latinoamérica, empero,  en Argentina se nota aún más puesto que son alrededor de 900 mil que no hacen ni una cosa ni la otra. A este respecto, López Murphy declaró que "uno de los supuestos centrales del régimen republicano y democrático es ética de ganar el pan con el sudor de la frente". De igual manera explicó la necesidad de la autonomía para no estar subordinados a la "limosna oficial" que perjudica considerablemente al país y los convierte en "ñoquis del poder". 
El colosal menosprecio al que son sometidos los ciudadanos que trabajan o estudian en Argentina se ha convertido en una constante gracias a los Planes Sociales que dadivosamente reparte el kirchnerismo y que son más de 18 millones sus beneficiarios sólo en lo que respecta al 2014,  no es más que una manera grosera de transgredir el esfuerzo propio y personal  que cada persona realiza a diario ya sea estudiando (para luego generar ingresos) o concurriendo a su trabajo. Asimismo  no hace más que ensanchar la brecha de enfurecimiento de unos para  con los otros. A este respecto se manifestó el economista mencionando que este tipo de cometidos le generan "un gran daño al régimen republicano".  
¿Cuáles serían, entonces, las medidas que debería tomar el próximo Ministro de Economía para mejorar la situación?

Para López Murphy es de transcendental importancia la eliminación del 'cepo' pues "genera un bloqueo a las inversiones muy grande"; lo segundo, pero no por eso menos importante, "transparentar" las estadísticas y acabar con la "ficción" de lo que ocurre con la inflación, las cuentas fiscales y los índices de criminalidad. Para el ex Ministro de Infraestructura y Vivienda, "hay una oscuridad estadística y es vital que sepamos la verdad para que la ciudadanía entienda la naturaleza de los problemas que tenemos".
Aunque los 'índices' para el gobierno sean simplemente cifras que se pueden maquillar de acuerdo a la conveniencia y a la desesperación por seguir con la 'ficción del país de las maravillas' no es lo único por lo que deberíamos preocuparnos. La lucha contra los llamados "Fondos Buitres" dejó de ser una contienda económica y se convirtió, de ipso facto, en una batalla política. En dicho caso, no sería descabellado ni inescrupuloso suponer que podría tratarse de una 'cortina de humo' para esconder o disimular las abundantes denuncias y acusaciones que realizan los insubordinados del régimen 'K'.  Por su parte, Murphy manifestó que una parte es ocultar la "mala gestión que hicieron de la deuda" y la otra para silenciar que no hubo un "debate racional", es decir, por qué negociamos tan mal. Para ejemplificar al respecto indicó que Uruguay tenía una deuda mucho más grande que la de Argentina, sin embargo, no tienen ningún juicio, carecen de deuda y tampoco tienen ningún conflicto.
A pesar de que Argentina haya sido quien propuso las reglas: cómo, dónde y quién juzgaría el pago de la deuda "hubo una mala praxis de cómo se dirigió el juicio" advirtió el economista. A su vez sentenció, "no sólo Argentina perdió el juicio sino que lo ha perdido en las peores condiciones posibles".


* Agustina McWhite es Periodista Profesional recibida en CUP. Investigadora y responsable del Área de Prensa del Centro de Estudios LibRe. 
Etiquetas: [liberalismo]  [libre mercado]  
Fecha Publicación: 2014-12-14T15:08:00.000-05:00
Por: George Reisman 
Traducción: Carlos Oliver Yébenes
Fuente: liberalismo.org

Copyright © 2003 by George Reisman. Todos los derechos reservados.
George Reisman, Ph.D., es profesor de economía en la Escuela de Negocios y Gestión de la Universidad Pepperdine y es el autor de Capitalism: A Treatise on Economics (Ottawa, Illinois: Jameson Books, 1996). Su página web es www.capitalism.net.

El intervencionismo es cualquier acto del gobierno que representa el inicio de fuerza física y al mismo tiempo no llega a imponer un sistema económico socialista completo en el que la producción se desarrolla enteramente o al menos característicamente, por iniciativa del gobierno. Al contrario que en el socialismo, el intervencionismo es un sistema en que la producción se caracteriza por desarrollarse por iniciativa privada, incluyendo empresas privadas, y el motivo último es el deseo de obtener beneficio. El intervencionismo existe en el marco de una economía de mercado, aunque como Von Mises dice, una economía de mercado así es una economía de mercado entorpecida.

Muchos países, de los que a menudo se piensa que son socialistas, bien sea ahora o en el pasado, como Suecia, Israel, y el Reino Unido bajo el antiguo partido laborista, deberían verse como economías de mercado entorpecidas y restringidas porque la producción en esos países se caracteriza o caracterizaba, por desarrollarse bajo iniciativa privada, y motivada por el beneficio. El efecto del intervencionismo extensivo en esos países es o era el de impedir a los ciudadanos hacer muchísimas cosas que habrían hecho si hubieran sido libres de hacerlo y el de obligar a hacer muchísimas cosas que no habrían hecho si no hubieran sido obligados a hacerlo. Pero dentro de esos límites, las decisiones que atañen a la producción se toman y tomaban por individuos motivados por la posibilidad de obtener beneficios y evitar pérdidas. Por tanto, es todavía la iniciativa privada, motivada por el beneficio, la que anima e impulsa la economía de esos países. El hecho de que el partido en el gobierno de esos países se llame socialista y apoye la filosofía del socialismo no es suficiente para convertir a esos países en estados socialistas.

Los únicos países verdaderamente socialistas que han existido son la antigua Unión Soviética y sus países satélites del este de Europa, la China comunista y sus satélites, Cuba y muy importante también, la Alemania Nazi. Mises explica que la Alemania Nazi era un estado socialista por virtud de la existencia de “multitud de controles de precios y las escasez que provocan”. Como respuesta a la existencia de escaseces y el caos económico que las acompaña, el gobierno toma el control de las decisiones fundamentales que atañen a la producción, tales como qué es lo que se produce, en qué cantidades, con qué métodos, y quién consume el producto. Mises llama a ese socialismo, modelo de socialismo alemán o nazi, para distinguirlo del socialismo de los soviéticos, en el que todos los medios de producción están nacionalizados y al que llama modelo de socialismo ruso o bolchevique.

El modelo de socialismo alemán es engañoso y a menudo se confunde con el capitalismo porque mantiene la apariencia exterior de propiedad privada de los medios de producción y por tanto de capitalismo. Sin embargo, bajo el estilo nazi de socialismo, la propiedad privada existe como nombre solamente. El poder de tomar todas las decisiones fundamentales, que es la esencia de la propiedad, está en las manos del gobierno y es ejercido por el gobierno. El modelo de socialismo alemán o nazi es un socialismo de facto.

De esta manera la distinción entre intervencionismo y socialismo es ahora clara.

Sin embargo, también es necesario distinguir el intervencionismo de la acción adecuada y legítima del gobierno, que no constituye intervencionismo.

Toda acción gubernamental, buena o mala, lleva consigo el uso de la fuerza física, como bien dice una expresión latina “nulla lege sine poena” que significa “no hay ley sin castigo”. Cada ley, edicto, decreto o regulación que pone en marcha el gobierno, está respaldada por el uso de la fuerza física, llegando incluso al extremo de la muerte si alguien no la obedece. Y esto se aplica incluso a las ofensas sin demasiada importancia, como la negativa a llevar el cinturón de seguridad o de pagar una multa de aparcamiento. Primero, pueden llegar avisos sobre la falta, en forma de cartas, luego, las cartas se hacen más y más agresivas, pidiendo el pago de la multa. Si no se obedecen, vienen multas mayores y por último llega el arresto y la prisión. Y si cuando los oficiales van a arrestar al infractor, éste se resiste, entonces se aplicará toda la fuerza que sea necesaria para vencer esta resistencia incluyendo el uso de armas de fuego y francotiradores.

Pero de ninguna manera todos estos ejemplos son erróneos, o no razonables o rechazables. Hay asesinos, ladrones, violadores, asaltadores y timadores de varias clases (las actividades de estos últimos son equivalentes a robos). Las acciones de todos estos tipos de gente representan el uso de la fuerza física, que consiste en hacer físicamente algo con la propiedad privada de la persona o con la persona misma en contra de su voluntad. Cuando el gobierno utiliza la fuerza contra estos malhechores, sus acciones representan el uso de la fuerza física en defensa o represalia, en nombre de las víctimas inocentes.

El uso de la fuerza por parte del gobierno en dichos casos, siempre y cuando no sea excesivo, es enteramente apropiado. En esencia, es el mismo uso de la fuerza que utilizaban los Sheriffs y los Marshalls de los Estados unidos, que se veían en las películas del salvaje oeste contra los ladrones de bancos, de ganado, etc. La diferencia entre el uso de la fuerza en defensa o como represalia y el inicio de la fuerza es esencial para distinguir a los buenos y los malos de esas películas del oeste. Esta es la diferencia en el uso de la fuerza entre un ladrón de banco y un vigilante del banco, y entre un secuestrador y los rescatadores del secuestrado.

Es el mismo principio el que se aplica a las fuerzas armadas de un determinado país. El uso de la fuerza es legítimo mientras se use en defensa o represalias contra la agresión externa.

El uso de la fuerza por represalias o de manera defensiva, no constituye intervencionismo. En esos casos, el gobierno simplemente está haciendo el trabajo totalmente legítimo y limitado de proteger la propiedad privada y los derechos individuales contra el uso de la fuerza física. El concepto de intervencionismo se aplica únicamente a casos en los que el gobierno no utiliza la fuerza en defensa o represalia, sino como el agresor, es decir, que usa la fuerza contra gente que no ha iniciado su uso.

Esto es lo que el gobierno hace siempre que prohíbe una relación contractual voluntaria, como el ofrecimiento y la aceptación de un precio o salario o productos o condiciones de trabajo entre dos partes que estiman que es beneficioso para ambos el ofrecer y aceptar dichos precios, salarios, etc. De la misma manera, el gobierno usa la fuerza física, cuando obliga a que una persona pague parte de su capital o ingresos, en contra de su voluntad, para el beneficio o sustento de otra, como es el caso de la financiación del bienestar público, las viviendas de protección oficial y la educación pública o algún supuesto beneficio para ella misma y que prefiere no pagar, como la seguridad social u otros seguros médicos.

Hasta aquí hemos tratado la naturaleza del intervencionismo. La política que consiste en evitar férreamente el intervencionismo es la política del laissez-faire, que se puede entender muy sencillamente como: si una acción no representa el inicio de la fuerza física, el gobierno debe mantenerse al margen, es decir, no intervenir.

Ahora debemos plantearnos la pregunta de cuál es el alcance del intervencionismo. Esta es una pregunta que está íntimamente relacionada con la pregunta de cuál es el coste del intervencionismo.

Un método para juzgar el alcance del intervencionismo, al menos como primera aproximación, es considerar los Departamentos Ministeriales Federales de los EEUU y de las numerosas agencias que existen, y juzgar cuántos de ellos quedarían y cuál sería su límite, si el principio de no iniciar el uso de la fuerza física y de eliminar todo intervencionismo guiara las acciones del gobierno, es decir, el principio del laissez-faire.

Actualmente, hay quince Ministerios: Agricultura, Comercio, Defensa, Educación, Energía, Sanidad y Servicios Sociales, Seguridad Interna, Vivienda y Desarrollo Urbano, Interior, Justicia, Trabajo, Estado, Transporte, Tesoro y Asuntos de Veteranos. Las más conocidas del alfabeto de las agencias son probablemente la IRS, la FRB y la FDIC, EPA, FDA, SEC, CFTC, NLRB, FTC, FCC, FERC, NRC, FAA, CAA, INS, OHSA, CPSC, NHTSA, EEOC, BATF, DEA, NIH, NASA, CIA, y el FBI (nota del traductor: iniciales de las agencias en inglés).

Si al gobierno se le restringiera el uso de la fuerza sólo para casos de defensa o represalias, los únicos ministerios que quedarían serían el de Justicia – para perseguir actos de inicio de la fuerza dentro del estado y los posibles actos de agresión por parte de gobiernos del estado- Defensa, Estado y Tesoro. Todos los demás serían eliminados. (Esta medida esencialmente reduciría el número de Ministerios a los cinco originales que existían con Washington. El Ministerio de Defensa incorporaría los que eran entonces y hasta 1948, Ministerios de Guerra y Marina).

Por supuesto, ni siquiera estos Ministerios continuarían tal y como están constituidos actualmente. Por ejemplo, el Ministerio de Justicia perdería su Departamento Antimonopolio, y el del Tesoro la IRS que también se cerraría. El Ministerio de Defensa se reduciría para limitarse a defender el territorio de los Estados Unidos y abandonaría la misión de actuar como un policía mundial. El Ministerio de Estado dejaría de conceder ayudas externas.

En lo que se refiere al alfabeto de agencias, probablemente sólo el FBI sobreviviría, y su ámbito de investigación estaría limitado exclusivamente a los actos que implicaran el inicio de la fuerza física dentro de los límites o contra los Estados Unidos.

El alcance y también el coste del intervencionismo se puede juzgar considerando el actual presupuesto del Gobierno Federal y la magnitud de los gastos de los gobiernos estatales y locales. El Presupuesto Federal para el año fiscal 2003 prevé un desembolso Federal total de 2.140.000 millones de dólares. De esa suma sólo 364.600 millones están incluidos en la “Defensa Nacional”, 25.400 millones en “Defensa de la Patria”, y 18.300 millones en “Justicia”. Por las razones ya explicadas, estas sumas serían substancialmente inferiores bajo una política de laissez-faire. Pero incluso considerándolas a los niveles indicados, está claro que la apabullante mayoría de los gastos del gobierno, esto es, los 2.140.000 millones menos los 408.300 millones que se agrupan bajo estas tres partidas, son gastos que representan la intervención del gobierno, gastos que no existirían bajo el laissez-faire. Dichos gastos a nivel federal son claramente un exceso del 80% o probablemente cerca del 90% del total de los gastos Federales. La eliminación de este gasto haría posible la eliminación de los impuestos de sociedades, y los impuestos especiales que financian la Seguridad Social, Medicare y Medicaid.

La situación es esencialmente la misma con respecto a las administraciones estatales y locales. En el primer cuarto de este año el gasto local y estatal, de acuerdo a las estadísticas publicadas por el propio Departamento de Análisis Económico, tenía un exceso de 1.410.000 millones de dólares sobre la tasa anual. De esta suma, no más del 15-20% estaba en la partida de “Seguridad y Orden Público”.

Ya que los estados y las administraciones locales reciben actualmente casi 313.000 millones de dólares de los fondos que se gastan del Gobierno Federal, y como esa suma ya está incluida en el gasto federal, el gasto total del gobierno que va a los individuos y empresas es de 3.237.000 millones en vez de 3.550.000 millones.

Para poner esta suma en perspectiva, se debe comparar con los ingresos que se obtienen, los llamados ingresos nacionales, que actualmente suponen unos 8.445.000 millones. Se debe aclarar que esta cifra está substancialmente inflada por las llamadas imputaciones, esto es, asignaciones monetarias a actividades económicas que no generan dinero. Un ejemplo de una imputación es el alquiler neto que supuestamente perciben los dueños de las casas cuando se alquilan sus hogares a sí mismos. Si se quitan estas imputaciones los ingresos nacionales se reducen considerablemente, probablemente un 10%, lo que los pondría aproximadamente en 7.600.000 millones.

De hecho, esta cifra debe reducirse significativamente aún más. Los ingresos nacionales incluyen aproximadamente 1.028.000 millones de sueldos y salarios pagados a los funcionarios. Para evaluar el impacto de los gastos del gobierno en los contribuyentes, que deben pagar por ello, la mayoría de estos sueldos deben ser deducidos de la cifra de los ingresos nacionales – todos ellos excepto la parte de ellos que son impuestos que no es más de un tercio a lo sumo. De esta forma hemos ajustado la cifra a aproximadamente 6.911.000 millones, que supone una sustracción de 689.000 millones de salarios de funcionarios después de impuestos. De esto, uno debe también restar aproximadamente 218.000 millones de intereses netos pagados por el Gobierno Federal, que se incluyen en los ingresos nacionales. Una vez hecho esto, los ingresos nacionales que caen en las manos de los contribuyentes, encima de los cuales se apoya el peso del gobierno, es de 6.693.000 millones. Es esta la cifra con la que se debe juzgar el impacto de los 3.237.000 millones de gastos del gobierno. Como porcentaje de esta cifra, el gasto del gobierno supone aproximadamente el 48%. Esta es una carga enorme, que es mucho más alta de lo que se dice normalmente.

Pero esta no es ni mucho menos toda la historia. Esta es sólo una medida del coste directo del gasto del gobierno. Lo que el gobierno hace con el dinero que se gasta puede suponer costes adicionales. Por ejemplo, el presupuesto federal para este año lista un desembolso de 7.600 millones de dólares como partida para la Agencia de Protección Medioambiental, que se encarga de hacer cumplir y aplicar la legislación medioambiental y promulgar toda clase de regulaciones nuevas y adicionales que se enmarcan dentro de la legislación. Esta agencia es la que decide qué estándares en el aire y en el agua se deben cumplir, y cuáles son las especies en peligro de extinción. El uso de los millones de dólares que tiene como presupuesto ha servido indudablemente para imponer centenas de miles de millones y posiblemente billones de dólares en gastos adicionales a las empresas y a los consumidores a lo largo del país.

De hecho, se debe asumir que estos costes indirectos son el resultado de todas las agencias reguladoras. Como consecuencia de la OSHA, la Administración de Salud Ocupacional y Seguridad, CSPC la Comisión de Seguridad de Productos y la NTSB, la Agencia de Seguridad de Transporte, los precios de los productos de consumo se han incrementado significativamente para cumplir con los requisitos de seguridad que dicta el gobierno. La FDA – Administración de Alimentos y Medicamentos – añade a los costes de los nuevos medicamentos los retardos que considere necesarios a su introducción. De hecho, provoca que gente sufra y muera innecesariamente impidiendo la introducción de nuevos medicamentos que han probado su eficacia durante muchos años en otros países. La FTC, Comisión Federal de Comercio junto con el Departamento Antimonopolio del Ministerio de Justicia, impide de forma rutinaria que las empresas consigan mayores economías prohibiendo que se lleven a cabo fusiones que podrían reducir costes y por tanto precios. La NLRB el Consejo de Relaciones del Trabajo, también encarece de manera rutinaria los costes y los precios obligando al regateo con los sindicatos de trabajadores y por tanto el pago de los salarios que demandan y la aceptación de las reglas de trabajo que dictan. Por supuesto, al mismo tiempo, fomenta el desempleo, porque para salarios más altos que impone, la cantidad de trabajo demandada es menor que en comparación con lo que sería en un mercado de trabajo libre. Y quizás lo peor de todo es que la Comisión de la Reserva Federal sistemáticamente infla el suministro de dinero en el país, causando por tanto todos los graves problemas que resultan de la inflación, incluyendo recesiones periódicas y la posibilidad de una deflación seria y de depresión.

Estos costes extraordinarios representan la naturaleza misma del intervencionismo. Como hemos visto, mientras hay intervencionismo, se prohíbe a los individuos realizar acciones pacíficas que estiman que van en su propio interés, y se les obliga a realizar acciones que van en contra de sus intereses. Una variedad importante de acciones que los individuos juzgan que van en su propio interés son aquellas que hacen posible que consigan mejores resultados y menores costes. Las acciones que tratan de evitar son aquellas con las que consiguen resultados más pobres e incurren en mayores costes. Impidiendo que los individuos hagan lo que va en su propio interés y obligando a que hagan lo que van en contra de su interés, no es sorprendente que el intervencionismo logre contener el progreso y aumentar los costes.

Creo que el coste creciente del intervencionismo es el responsable de que aparte de la contribución de las mujeres trabajando más, los ingresos reales de gran cantidad de familias en los Estados Unidos, han sido estacionarios o incluso han bajado en los últimos treinta años o más.

Un vicio capital del intervencionismo es que tiende a crecer. En palabras de Mises “Intervención anterior engendra intervención posterior.” Por ejemplo, el gobierno impone controles en el precio del alquiler. El resultado es que los inversores privados no quieren construir vivienda de alquiler, porque no es rentable. En lugar de revocar los controles en el precio del alquiler, el gobierno se embarca en la tarea de construir vivienda de protección oficial, y asegura que el mercado libre ha fracasado.

O impone regulación en las tarifas ferroviarias y al mismo tiempo infla la oferta de dinero, obliga a las compañías ferroviarias a tratar con los sindicatos y da enormes subsidios para la construcción de autopistas. El resultado: falta de rentabilidad en la industria ferroviaria, inversiones decrecientes y peor calidad de servicio, la suma de todo es otro supuesto fallo del mercado libre y consecuentemente otra supuesta necesidad de nacionalizar otra industria.

El mismo patrón se está repitiendo con respecto a las empresas privadas de electricidad, cuyas tarifas están controladas, mientras la inflación eleva sus costes y se les prohíbe construir instalaciones adicionales para cubrir el crecimiento en la demanda, y a las que luego se les culpa de las carencias de energía.

O el gobierno impone un salario mínimo y una legislación favorable a los sindicatos, subiendo el precio de mercado de los trabajadores y generando paro. Luego se producen grandes quejas alegando que el capitalismo sufre un problema endémico de desempleo, y necesita un sistema de bienestar público y programas gubernamentales de creación de empleo.

O el gobierno impone licencias médicas, que mantienen baja la oferta de médicos e incrementa las tarifas artificialmente, haciendo que ciertos servicios estén fuera del alcance de gente que de otra manera se lo podría permitir. Entonces, en un esfuerzo por aliviar este problema, fomenta los así llamados seguros médicos financiados por la empresa, que tienen el efecto de hacer que el coste de los servicios médicos parezcan gratis para grandes cantidades de trabajadores. Este es un sistema que debe ser entendido no como una clase cualquiera de seguro, sino como una colectivización de los costes de los servicios médicos. Debido a la falta de coste de los servicios médicos para el individuo en este tipo de plan, la demanda tiende a crecer sin límite.

Los médicos tratan de aprovecharse del sistema ordenando más y más exámenes y procedimientos que, pudiendo resultar en beneficio de los pacientes, no los habrían ordenado si supieran que son los mismos pacientes lo que tienen que correr con los gastos sin poder permitírselos. En poco tiempo, los médicos se exponen a demandas por negligencia por no ordenar dichos exámenes e incluso por tener en cuenta la situación financiera de los pacientes. Empiezan a practicar “medicina defensiva”, pidiendo más y más exámenes para protegerse ellos mismos de dichas demandas. Las pólizas de seguros por negligencia crecen más y más.

En este proceso, el coste de la atención sanitaria se eleva fuera del alcance de más y más gente que no tiene lo que se denomina “seguro” médico. Para arreglar este problema, el gobierno establece los programas de “Medicare” y “Medicaid”. El efecto de estos programas es el de aumentar aún más los costes de la asistencia sanitaria y el de llevar a la ruina a cualquiera que esté fuera del sistema de “seguro” médico y que necesite algún tipo de servicios médicos.

Finalmente, para limitar la subida en los costes, el gobierno toma más y más control sobre lo que los médicos y los hospitales pueden hacer y cómo lo hacen. Ese es el estado en el que estamos hoy en cuanto a asistencia sanitaria.

Además del coste económico, se debe notar que muchas, si no todas las agencias administrativas que llevan a cabo los programas intervencionistas violan de manera rutinaria las protecciones básicas de la ley anglosajona. Esto es porque en ellas se mezcla el papel de legislador, ejecutor, fiscal, juez y jurado. Las regulaciones que promulgan se publican en el Registro Federal y se añaden al Código de Regulaciones Federales, que ahora contiene varias decenas de millares de páginas. Las regulaciones tienen carácter de ley y son muchas veces ininteligibles, vagas, arbitrarias y contradictorias.

Sería un volumen muy valioso, o mejor una serie de volúmenes si se pudiera escribir una obra titulada quizás “Sopa de letras o el coste y las consecuencias de las regulaciones federales” que describiría en detalle el daño hecho por cada una de las agencias administrativas y cada consejo de ministros. Naturalmente, se debería hacer lo mismo a nivel estatal y local.

Tal proyecto debería tratar, por supuesto, los fundamentos intelectuales del intervencionismo, esto es, las ideas y argumentos, las doctrinas y las teorías que subyacen en cada caso y cuyas raíces intelectuales están en los escritos de futuras tales como Marx, Keynes, Robinson y Chamberlin.

El papel de Marx es especialmente destacable. Es en su teoría de la explotación donde subyace el supuesto que el intervencionismo no tiene ningún coste para nadie excepto para los “explotadores” capitalistas; que de alguna manera sale del “valor sobrante” o de los beneficios. Esta noción de que la intervención del gobierno no tiene ningún coste para los supuestos beneficiarios se refuerza poderosamente por la capacidad del gobierno de crear dinero, que hace que los gastos parezca que no tienen coste para los ciudadanos, a los que no les suben los impuestos inmediatamente para pagar el gasto cuando ese gasto se puede pagar con el nuevo dinero creado.

El objetivo último de este proyecto, sería nada menos que la eliminación de toda la intervención del gobierno y por tanto la consecución de una sociedad completamente libre, más próspera y que progresa más rápidamente que la sociedad que tenemos hoy. Su principal inspiración son las obras de Ludwig von Mises, cuya lectura detallada y estudio por parte de expertos sería el prerrequisito más importante para su consecución.

En estas líneas, quizás como una sección de Introducción a una tarea de tal calibre, me gustaría ofrecer lo que creo que sería un programa pro-mercado y anti-pobreza. Esto es, un programa para mitigar la pobreza pero no a través de una mayor intervención gubernamental, que ha sido la forma estándar durante tanto tiempo que la gente ha perdido la capacidad de imaginar una alternativa, sino a través de un rechazo de la intervención del gobierno y el correspondiente crecimiento de la esfera de la libertad económica.

Me gustaría explicar qué clases de cosas se deberían hacer, basándose en el principio de abolir la intervención del gobierno y ampliar la libertad económica para hacer posible que los trabajadores que cobran poco puedan ganar más dinero del que ganan ahora y se queden con más dinero de sus ingresos, y también qué cosas se deberían hacer basándose en el mismo principio, para hacer que la gente pobre se pudiera permitir asistencia sanitaria, vivienda y bienes en general. Basándose en una combinación de salarios mayores y menores precios, se puede reducir la pobreza en gran medida, si no eliminarla completamente.

Para incrementar los salarios de la gente pobre, la primera cosa que se debe hacer es abolir las leyes que les impiden trabajar y, por tanto, ganar dinero. El ejemplo más claro de este tipo de leyes es la ley del salario mínimo, que hace que la gente se quede en el paro y les priva de una fuente de ingresos que podría ser suya si trabajaran y de la oportunidad de ganar experiencia y desarrollar posiblemente habilidades que les permitirían realizar un trabajo de más valor y, por tanto, ganar más de lo que actualmente ganan.

La abolición de la ley del salario mínimo y el consiguiente empleo de más trabajadores a menores sueldos serviría para reducir los costes de producción y para incrementar la oferta de bienes y servicios producidos por el sistema económico, ambas consecuencias contribuirían a reducir los precios. La gente pobre que estaba antes en el paro ganaría más dinero y sería capaz de comprar bienes y servicios a precios menores de los que había antes.

Por supuesto, esa gente pobre que tenía la suerte de tener empleo con salario mínimo, estaría ganado un sueldo menor. Hasta cierto punto, esa reducción en sueldo sería compensada por los menores precios, que serían consecuencia de eliminar la ley del salario mínimo, como hemos visto. Si estos precios menores no compensaran la reducción de salario, el mercado libre tiene un remedio por medio del rechazo de las leyes pro-sindicalistas y de las leyes de licencias.

Dicha legislación es en esencia muy parecida a las leyes del salario mínimo. Es una ley de salario mínimo para trabajadores semi-cualificados y cualificados. Al igual que la ley del salario mínimo su objetivo es imponer por la fuerza unos sueldos por encima del nivel que un mercado de trabajo libre fijaría. También, al igual que la ley del salario mínimo, reduce la cantidad mano de obra demandada a un nivel por debajo de la oferta disponible y por tanto provoca desempleo.

La única diferencia es que los trabajadores en paro, en estos casos no son privados completamente de su empleo. Tienen posibilidades de trabajo alternativas. Destituidos de los trabajos que tendrían en un mercado de trabajo libre, pueden acudir a otros trabajos menos deseables. Por ejemplo, carpinteros, electricistas y fontaneros en paro pueden buscar trabajo en fábricas, restaurantes y otros establecimientos. Su entrada en estas líneas de trabajo, sin embargo, sirve para aumentar la oferta de mano de obra. Esta mayor oferta de trabajadores solamente puede ser empleada con salarios más bajos de los que hubiera habido en ausencia de dicha entrada de trabajadores.

Hasta este punto, se debe observar que el efecto de la legislación de licencias y pro-sindicalista, es el de incrementar los salarios de ciertos trabajadores a costa de reducir los salarios de otros trabajadores y al mismo tiempo, reducir la oferta de bienes y servicios de mayor valor y aumentando la oferta de bienes y servicios de menor valor en el sistema económico. El efecto es equivalente a la destrucción de una parte de las habilidades y capacidades humanas.

Si los salarios de las líneas de trabajo a las que van los trabajadores desplazados no pueden bajar, porque esas líneas están también sindicalizadas, los trabajadores desplazados podrían todavía encontrar trabajo mientras sus habilidades relativamente superiores les permitieran competir en mejor posición con otros trabajadores menos cualificados en esas líneas. En dichos casos, hay un desplazamiento de mano de obra hacia trabajos menos deseables. El proceso de desplazamiento puede atravesar varias etapas. Una ley de salario mínimo hace que acabe en paro puro y duro, y que los menos cualificados sufran las consecuencias más duras.

Rechazando las leyes pro-sindicalistas y de licencias al mismo tiempo que la ley del mínimo empleo invertiría este proceso. Al mismo tiempo que los trabajadores anteriormente en paro entran en el mercado de trabajo por la parte baja, otros que estuvieran en esa posición la dejarían, para moverse hacia arriba, hacia puestos de trabajo de más alto nivel para los cuales estarían cualificados por sus habilidades y de los cuales habrían sido excluidos por las leyes pro-sindicalistas y de licencias. El resultado sería que los salarios en los niveles más bajos no tendrían que caer tanto como lo habrían hecho si la ley de salario mínimo hubiera sido rechazada.

En dichas circunstancias, había un incremento en la oferta de mano de obra en todos los niveles de habilidades y capacidades en el sistema económico, una caída en los salarios y en los costes de producción y un incremento de los bienes y servicios acompañados por una caída en los precios.

Los mayores beneficiados por este proceso serían los pobres, especialmente aquellos que previamente estaban en el paro. Estarían trabajando con un salario resultado de la mínima bajada posible en el nivel de sueldos, pero esa bajada en los salarios le los pobres que tienen la suerte de estar trabajando estaría acompañada de una bajada en precios casi mayor.

La caída de precios no sólo sería mayor en el caso de los salarios de las clases más pobres sino también en los salarios medios. Esto se sobreentiende del hecho de que la mano de obra empleada no sólo es mayor pero también está siendo empleada de forma que se aprovechan mejor sus habilidades y capacidades, esto es, de manera que la productividad es mayor.

El aumento en productividad se manifiesta en parte con el crecimiento de la producción de los bienes más valorados a expensas la producción de los bienes menos valorados. Esto implica un incremento de la oferta de productos mayor que la oferta de mano de obra empleada y por tanto, si la demanda monetaria por trabajo y productos se mantiene estable, la caída en los precios de los productos será mayor que la caída en los salarios.

El incremento en la productividad de la mano de obra y el consiguiente incremento en la oferta de productos en mayor proporción que el incremento en la oferta de mano de obra y por tanto la caída en los precios de los productos en mayor proporción que la caída en salarios resulta de la abolición de la legislación pro-sindicalista. Esta legislación permite a los sindicatos la prohibición o el retraso en la introducción de maquinaria que ahorre mano de obra, para evitar o minimizar la competencia entre trabajadores y parar imponer costosas y arbitrarias reglas de trabajo y monstruosas prácticas de sobre-contratación, suponiendo todo esto una menor productividad de la mano de obra y por tanto una menor oferta de productos relativa a la oferta de mano de obra y por tanto un mayor precio de los productos mayor relativa a los salarios. Eliminando esta interferencia los precios bajarían con relación a los salarios, es decir, los salarios reales se incrementarían.

Además, y esto es muy importante, el final del paro masivo que se conseguiría en un mercado de trabajo libre serviría para incrementar los salarios reales eliminando la carga de mantener a los desempleados los trabajadores tienen que soportar, bien a través de contribuciones voluntarias para mantener a amigos o familiares o a través de los impuestos para mantener la compensación de desempleo y el bienestar público.

Otra fuente adicional para incrementar los salarios reales sería la abolición de los programas del gobierno de Seguridad Social y Ayuda Médica. Esto tendría el potencial de incrementar directamente lo que los trabajadores se llevan a casa de sus salarios en un 15 %, siempre y cuando las así llamadas contribuciones de la empresa para estos programas que ya son parte de los costes de mano de obra para el empresario se pasaran a los trabajadores en forma de salarios netos mayores.

Un incremento adicional en los salarios netos se conseguiría si a los trabajadores se les diera la opción de salirse de los programas de seguro médico financiados por la empresa y esas contribuciones se les dieran a los trabajadores directamente, como salario neto en vez de ser beneficios libres de impuestos. Este cambio, como mostraré más adelante, es un paso importante para hacer posible una reducción drástica del coste de la atención sanitaria.

Si el intervencionismo no se elimina de la manera que he descrito, o en otras maneras no descritas aquí o al menos no se reduce substancialmente, entonces sería necesario centrarse especialmente en la eliminación de las restricciones que pesan sobre los trabajadores en otros aspectos. Mientras que en una economía libre es posible que los salarios reales crezcan a niveles mayores y por tanto reducir progresivamente la cantidad de trabajo necesaria para conseguir un determinado nivel de vida, es decir, reducir al mismo tiempo las horas de trabajo y la edad a la que se empieza a trabajar, un sistema económico caracterizado por la intervención del gobierno requiere que el resultado sea opuesto si las personas no se quieren empobrecer totalmente. Esto es, requiere que las personas trabajen más horas y empiecen a trabajar a una edad menor, para producir lo suficiente para conseguir cubrir las voraces demandas del gobierno y sus propias necesidades vitales. En otras palabras, para evitar que el intervencionismo lleve a cantidades crecientes de personas a la más abyecta pobreza, se necesita que en un determinado momento se rechacen las leyes contra el trabajo infantil y las jornadas máximas de trabajo.

Las leyes de jornadas máximas de trabajo y de trabajo infantil son las vacas sagradas del intervencionismo, porque generalmente se cree que la cantidad de trabajo que los trabajadores ponen afecta a los beneficios de los empresarios en vez de a los salarios de los trabajadores. La base de esta idea está en la teoría de la explotación de Marx, que sostiene que los salarios en un mercado de trabajo libre están determinados por la cantidad de horas de trabajo necesarias para producir los medios de subsistencia del trabajador y que las horas de trabajo adicionales sirven para incrementar los beneficios del empresario. Basados en esta idea completamente errónea, la gente cree que la obligatoria reducción de la jornada de trabajo sirve meramente para reducir los beneficios y no los salarios y que la prohibición del trabajo infantil tiene exactamente el mismo efecto.

Por supuesto, la verdad es que los salarios no están determinados por los medios de subsistencia mínimos sino por la demanda y oferta de mano de obra. Y mientras una mayor oferta de mano de obra sirve para reducir los salarios por hora, su rendimiento también incrementa la oferta de bienes para los consumidores y reduce los precios de estos bienes. Asumiendo que las demandas de mano de obra y de bienes se mantienen constantes, y una producción constante por unidad de mano de obra, la caída media en los salarios por hora, debe estar acompañada por la correspondiente caída en los precios de los bienes. A debido a que los trabajadores que trabajan horas extra son capaces de compensar la caída en los sueldos por horas, se benefician del trabajo extra en forma de precios menores en los bienes que compran.

En otras palabras, unas jornadas de trabajo mayores y una edad de trabajo menor sirve para incrementar los salarios reales y por tanto, una jornada de trabajo menor y una edad más alta sirve para reducir los salarios reales. En un mercado libre, el incremento progresivo en la producción por unidad de trabajo – la productividad de la mano de obra – que es posible por el trabajo de científicos, inventores y los empresarios y capitalistas, hace posible una caída progresiva en los precios con relación a los salarios y por tanto un incremento progresivo en los salarios reales. Es esto lo que permite la progresiva reducción de la jornada de trabajo y la eliminación del trabajo infantil que caracteriza un mercado libre. Por el contrario, la creciente intervención del gobierno invierte este proceso. Y entonces, debido a la imperante ignorancia de la economía, mientras los intervencionistas se llevan la gloria inmerecida por la reducción de las jornadas de trabajo y la eliminación del trabajo infantil, los abanderados de la libertad económica son criticados injustamente por promover la eliminación de dicha legislación para evitar las consecuencias desastrosas del creciente intervencionismo.

Mi discusión sobre las maneras de incrementar los ingresos monetarios de la gente pobre ha estado entrelazada con discusiones acerca de los precios que se deben pagar y qué cosas contribuirían a reducir dichos precios. Esto es inevitable porque los salarios reales están determinados por los precios tanto como por su cantidad monetaria, y por tanto no hay manera lógica de discutir salarios sin discutir precios.

Ahora quiero indicar las principales vías en las que los precios o coste que la gente pobre tiene que pagar se podrían reducir por medio de la reducción de la intervención del gobierno. Por supuesto, esta reducción de los costes beneficiaría a cualquiera que comprara estos bienes y servicios.

Empecemos con la asistencia médica. Ya he dicho que un gran paso para reducir radicalmente el coste de la asistencia médica sería que las contribuciones que hacen las empresas como seguro médico se pagaran directamente a los trabajadores en forma de ingresos libres de impuesto. Haciendo que los individuos sean responsables financieros de su propia asistencia médica produciría que se estos se resistieran en gran medida a incrementar los costes médicos y al mismo tiempo introduciría presión para bajar dichos costes.

Para bajar los precios absurdamente inflados del sistema actual, también sería necesario ampliar la esfera de la libertad económica de otras maneras. Una forma fundamental de hacerlo sería la de establecer libertad de competencia entre los hospitales. Incluso sin eliminar el restrictivo sistema actual de licencias, si fuera posible que por ejemplo tres médicos con licencia establecieran su propio hospital, y se especializaran en cualquier rama que quisieran, desde simples anginas o apendicitis a operaciones coronarias de cuádruple bypass o tumores cerebrales, los precios de hospitalización se reducirían drásticamente.

Esto es debido a que los precios actuales de 2000 dólares al día exceden en gran medida los costes de proveer los servicios hospitalarios. La competencia hospitalaria reduciría los costes hasta el punto de que cubrieran los costes y rindieran una tasa de beneficio suficiente. También operaría para reducir progresivamente dichos costes mientras se mejora la calidad de los servicios que se ofrecen, tal y como ocurre a lo largo y ancho del sistema económico. Se podrían eliminar todos los costes del papeleo innecesario y del cumplimiento de interminables regulaciones arbitrarias del gobierno, así como la necesidad de subvencionar a los pacientes que no paguen.

Un requerimiento esencial para reducir los costes sería respetar la libertad de los pacientes y de los hospitales de salirse de los estándares de negligencia que se han desarrollado en las últimas décadas y de guiarse por estándares anteriores mucho más razonables. La misma libertad de contrato en los estándares de negligencia se podría aplicar a la relación entre el médico y el paciente y todas las leyes y regulaciones del gobierno que impiden que los médicos ofrezcan descuentos a pacientes que no están asegurados deberían abolirse. Sería tremendamente útil el permitir que los médicos no declararan los ingresos de los pacientes que no están asegurados en la declaración de la renta.

Estas medidas harían que los individuos que eligieran recibir el dinero del seguro médico que pagan las empresas como sueldo neto, se pudieran permitir el coste de la asistencia médica.

Ahora centrémonos en el coste de la vivienda y como se podría reducir para beneficiar a la gente más pobre. Las leyes y regulaciones que imponen estándares mínimos de vivienda, tales como las que afectan al tamaño mínimo de los apartamentos y el área mínima de las ventanas tienen el efecto de imponer estándares que muchas veces son más altos de los que la gente pobre se puede permitir. Son comparables a una ley que en nombre de la seguridad o la reducción de la contaminación prohibiera circular por las calles y las autopistas a vehículos con más de ciertos años. Precisamente los vehículos más viejos son los más baratos y son los que la gente pobre se puede permitir. El efecto que dicha ley tendría en la gente más pobre es el de prohibirles conducir. De la misma manera, las leyes que prohíben viviendas de calidades más bajas, que son la gente pobre se puede permitir, sirven para privarles de vivienda. Las leyes y regulaciones que prohíben que adultos sin ningún tipo de relación compartan vivienda tienen exactamente el mismo efecto. Estoy convencido que todas esas leyes y regulaciones son las responsable del fenómeno de los “sin-techo”.

La prohibición de construir en ciertos terrenos por regulaciones medioambientales hace que el terreno sea más escaso y más caro y por tanto, contribuye a subir el precio de la vivienda. Las leyes de zonas que limitan la altura de los edificios e incrementan arbitrariamente el tamaño de las parcelas tienen el mismo efecto. Los códigos de seguridad en la construcción impuestos por el gobierno, los retrasos en los permisos de construcción, y las leyes y regulaciones que apoyan los salarios más altos y las prácticas restrictivas de los sindicatos también sirven para aumentar el precio de la vivienda, al igual que lo hacen los impuestos sobre la propiedad y todo lo que obstaculice el ahorro. (El ahorro es la base de la construcción en la vivienda y de las hipotecas. Cuanto mayor sea la oferta de ahorro en relación con la demanda de bienes, menores serán los tipos de interés, incluidas las hipotecas, y por tanto menor será el coste de la vivienda, incluida la vivienda de alquiler. Más adelante, hablaré un poco acerca de cómo la intervención del gobierno socava el ahorro y la acumulación de capital a lo largo y ancho del sistema económico).

Las tarifas proteccionistas y los subsidios agrícolas se deben mencionar también como causas de que los precios sean mayores y por tanto de que los salarios reales sean menores de lo que deberían ser. Ya que los pobres son los que menos se pueden permitir una reducción el los salarios reales, son las principales víctimas. Los pobres son las principales víctimas de la intervención del gobierno en general, porque son los que menos se pueden permitir pagar el coste de las ineficiencias que derivan en costes y precios mayores.

Y esto me lleva a un tema más amplio. A saber, se debe entender que la principal forma, la única forma significativa para eliminar la pobreza es aumentar la productividad de la mano de obra. Esto es lo que hace que los sueldos reales se incrementen, aumentando la oferta de bienes y servicios en relación a la oferta de mano de obra y por consiguiente, reduciendo los precios en relación con los salarios.

El incremento en productividad de la mano de obra se basa en la acumulación de capital. La acumulación de capital es lo que pone en las manos del trabajador medio las herramientas, la maquinaria, los materiales y los bienes manufacturados de todas clases que hacen posible un aumento en la productividad. La acumulación de capital está basada en sí misma, en la combinación de un nivel suficiente de ahorro y provisión del consumo futuro en relación con el actual, y en el progreso científico y tecnológico. Hace posible la progresiva adopción de tecnologías más avanzadas y se apoya en dicha adopción, que hace posible la producción creciente de más y mejores productos incluyendo futuros bienes de producción.

Un aspecto clave del ahorro y de la provisión del consumo futuro en relación con el actual es que determina la demanda de mano de obra en relación con la demanda de bienes de consumo y por tanto el nivel de los salarios en relación con los beneficios. Cuanto mayor es el ahorro y la provisión del consumo futuro, mayores son los salarios con relación a los beneficios.

Más profundo todavía que el ahorro, la acumulación de capital y el progreso científico y tecnológico es la libertad económica con respecto a los derechos de propiedad. La seguridad de la propiedad es esencial para que la gente ahorre e invierta. Para ahorrar e invertir, la gente debe saber que lo que invierten y ahorran será suyo y que no va a ser requisado por el gobierno o por otros individuos. La libertad económica es indispensable para la acumulación de capital y el progreso económico porque es la condición previa para que empresarios y capitalistas inviertan, ahorren y hagan el uso más eficiente de los medios de producción. Cuanto mayor sea el producto obtenido con los medios de producción existentes, no sólo es mayor la cantidad de bienes de consumo sino también la cantidad de bienes de producción. El resultado de cualquier acumulación de capital o provisión para el futuro son mayores y por tanto la acumulación de capital es más fácil y mayor.

Los impuestos como el impuesto progresivo de la renta, el impuesto de sociedades y el impuesto de herencia y de ganancias de capital perjudican la capacidad de acumular capital y ahorrar. Se pagan con fondos que se podrían haber dedicado al ahorro o se podían haber gastado productivamente, por ejemplo, se podrían haber gastado en bienes de producción o en mano de obra por parte de las empresas. Sin embargo, el dinero se lo gasta el gobierno, o aquellos a los que el gobierno se lo da, en bienes de consumo. El efecto de este proceso es el de reducir la demanda de bienes de producción en relación a los bienes de consumo y por tanto la producción de bienes de producción con relación a los bienes de consumo. Esta es una fórmula muy efectiva parar impedir la acumulación de capital.

El déficit de los presupuestos del gobierno, el sistema de seguridad social, y la oferta de dinero inflada producen efectos negativos simulares en la acumulación de capital. El déficit quita ahorro de las inversiones de las empresas y lo asigna a financiar el gasto de consumo del gobierno. El sistema seguridad social hace que los individuos ahorren menos, privándoles de los ingresos necesarios para ahorrar y haciéndoles creer que los impuestos que pagan sus empresas al sistema son ahorros para le futuro. Mientras tanto, el gobierno, consume dichos impuestos.

La oferta de dinero inflada, socava la acumulación de capital llevando a una exageración sistemática de los beneficios y de los ingresos por interés y produciendo un aumento de los impuestos sobre dichos ingresos, mientras que simultáneamente aumenta los precios de los bienes de producción. El resultado es que las empresas no tienen fondos suficientes. Al mismo tiempo, la exageración del beneficio y los ingresos por interés, causados por dicha oferta inflada, fomenta el consumo por parte de los individuos, a quienes se les hace creer que son más ricos por el mero hecho de que la inflación ha elevado sus ingresos y los precios de sus activos. La oferta de dinero inflada, socava la acumulación de capital de otras formas también y lo discutiré en “La economía de la inflación”.

El intervencionismo en todas sus formas sirve para minar la acumulación de capital, la productividad de la mano de obra y los salarios reales. Lo hace en la medida que sirve para reducir la producción del sistema económico, porque una gran parte de esa producción son bienes de producción, y por tanto no sólo reduce los bienes de consumo sino también los bienes de producción, y hace que la acumulación de capital sea difícil o imposible.

Como conclusión, el intervencionismo reduce el nivel de vida de todo el mundo pero su impacto es más brutal en los pobres que son los que menos se pueden permitir dicha reducción. Si uno quiere eliminar la pobreza, sólo hay una manera esencial de hacerlo y es la de establecer un sistema de libertad económica en su nivel más amplio, es decir, el establecimiento de laissez-faire.

El principio más general y fundamental es el de que toda prosperidad económica se basa en libertad económica.
Etiquetas: [Carlos Romero Sanchez]  [Chispas]  [comité central del PCCFARC]  [comunismo]  [Desquite]  [Franqueza]  [marxismo]  [Pedro Brincos]  [Sangrenegra]  [socialismo del siglo xxi]  [Sultán]  [terrorismo]  
Fecha Publicación: 2014-12-14T15:01:00.000-05:00
Por Carlos Romero Sánchez
Diciembre 14 de 2014
 
“Claro es que nosotros condenábamos el terror individual únicamente por motivos de conveniencia; pero las gentes capaces de condenar ‘en principio’ el terror de la Gran Revolución Francesa, o, en general, el terror ejercido por un partido revolucionario victorioso, asediado por la burguesía de todo el mundo, esas gentes fueron condenadas para siempre al ridículo y al oprobio en 1900-1903, por Plejanov, cuando éste era marxista y revolucionario.” (Lenin, La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo, 1968, p.18).
“¿Qué requisitos tienen que poseer los continuadores de la causa revolucionaria del proletariado? Deben ser verdaderos marxistas-leninistas y, no ser, como Jruschov, revisionistas bajo el rótulo del marxismo-leninismo.” (Francisco Mosquera, Gloria eterna al camarada Mao Tse Tung, Tribuna Roja n° 23, 1976).
 

En el libro Intelectuales, Paul Johnson desmitifica la imagen de escritores y filósofos como unos dechados de virtudes que pretenden tener una superioridad moral frente a los demás mortales. Entre aquellos buitres hialinos diseccionados por el historiador británico está Karl Marx. Uno de los aspectos que destaca del padre del socialismo “científico” es el falseamiento consciente de los datos que recopilaba para adecuarlos a los planteamientos que estaba vertiendo en El Capital, su máximo libro. Esa regla de oro del filósofo alemán fue reiterada por Vladimir Ilich Ulianov, alias ‘Lenin’, en su folleto Izquierdismo enfermedad infantil del comunismo donde decreta sin sutilezas ocultar y silenciar la verdad. No hay duda: la mentira como partera y motor del marxismo, de los marxistas y, como no, de la izquierda.

            Como buenos materialistas históricos, el PCC-FARC sigue marcando territorio para insistir en la sentencia marxista-leninista del engaño. Esto puede leerse en la impostura La masacre que originó el movimiento 26 de septiembre. (Ver: http://pazfarc-ep.org/index.php/articulos/farc-ep/2208-la-masacre-que-origino-el-movimiento-26-de-septiembre).
 
¿Sucedió una “masacre” el 26 de septiembre de 1962? ¿El Ejército colombiano “mató” a “27 integrantes” de la “autodefensa” del Partido Comunista Colombiano, PCC, entre ellos a los “dirigentes regionales” Placido Aragón, alias ‘capitán Tolima’, y a un “N. Prestes”, alias ‘teniente Avenegra’? Pues no. El 26 de septiembre de 1962 no sucedió nada de eso. Los bandidos marxianos Plácido Aragón, alias ‘capitán Tolima’, y Gratiniano Rocha, alias ‘Avenegra’ o ‘Luis Carlos Prestes’, miembros del comité central del PCC, fueron dados de baja, junto con 14 cuadrilleros, el 26 de septiembre de… 1963 y no de 1962. El hecho sucedió en el Cañón de la Troja, jurisdicción del municipio tolimense de Natagaima, una de las tantas poblaciones del sur de dicho departamento que desde mediados de los años 20 del siglo pasado viene siendo azotada por la patraña totalitaria de Marx.
 
La banda de ‘Avenegra’ desde tiempo atrás estaba boleteando, secuestrando –el secuestro por parte de los comunistas no comenzó con el industrial Harold Eder en 1965- y asaltando diversas fincas de los campesinos de Jericó, Coyaima y Natagaima. Aquellos crímenes habían sido informados por la ciudadanía y tomando atenta nota de aquellas denuncias las autoridades comenzaron a seguir el rastro de las bandas armadas del PCC acaudilladas por Plácido Aragón, alias ‘capitán Tolima’, y Gratiniano Rocha, alias ‘Avenegra’ o ‘Luis Carlos Prestes’, ningún… “N. Prestes” como quiere embaucarnos la propaganda del PCC-FARC.
 
Gracias a la dupla Ejército-ciudadanía, apoyada por el entonces mandatario Guillermo León Valencia Muñoz, la labor de inteligencia dio los frutos esperados cuando unidades del Batallón General Caicedo, afincado en Chaparral y al mando del Coronel Álvaro Herrera Calderón, dieron por fin con la guarida de ‘Avenegra’ y ‘Tolima’. En el combate, que duró varias horas, no resultó herido ningún soldado en tanto de las bandas marxistas fueron abatidos los terroristas militantes del PCC-FARC Agustín Tique, alias ‘Cuzco’; Adolfo Moreno, alias ‘Cardona’; Narciso Capera Gualapo, alias ‘Engaño’; Roque Alape, N. Afanador, José Vicente Ñiustes Morales, Benedicto Ortiz, Roque Moreno y otros seis hombres sin identificar. En el mismo operativo fueron capturadas Paulina Bucurú y Mercedes Ramírez, concubinas de ‘Avenegra’ y ‘capitán Tolima’ respectivamente, y Angélica Laso, barragana del bandido Moisés Murcia. Junto con estas tres mujeres fueron arrestadas otras dos que se negaron a decir sus nombres.
 
A la “autodefensa”, como propagandísticamente el PCC denominaba a sus numerosas bandas armadas que dirigía antes de unificarlas bajo la sigla FARC, le fue decomisada cuatro escopetas con cartucheras, cuatro carabinas Kiraly, tres ametralladoras Madsen, quinientos cartuchos, cuatro bombas y 16 fusiles. Lo más interesante fue la propaganda que les fue incautada: Hacia la construcción del comunismo [ningún “castrochavismo”], Declaración Programática y Estatutos del Partido Comunista de Colombia, Cuba: el vecino socialista, Curso elemental de educación sindical, Principios fundamentales de la filosofía marxista-leninista [y no del tal… “castrochavismo”], Problemas de la paz y el socialismo, varias revistas del PCC, hojas volantes propagandísticas de Voz de la Democracia, órgano “informativo” del PCC-FARC, ocho talonarios de boletas para extorsionar a los campesinos como una “ayuda” al “movimiento revolucionario”, 3.500 estampillas por valor de 50 centavos con el escudo del PCC-FARC –la hoz y el martillo- y tres libros sobre los fondos de esa banda comunista.
Teófilo Rojas Varón, alias 'Chispas'
 
El partido de Gilberto Vieira no tardó en lanzar sus tóxicos. Voz de la Democracia del 3 de octubre de 1963 –sí: 1963 y no 1962- indicó dizque unos “campesinos” del “movimiento agrario del sur del Tolima” estaban pescando sobre la orilla del rio Anchique cuando fueron “asesinados” por el Ejército. Además de agregar que fueron detenidos 36 niños para darle así un toque dramático a la farsa, propalaron la orden de venganza contra Celimo Yaima y su hijo Manuel, antiguos militantes del PCC-FARC quienes guiaron a las fuerzas del orden hasta la guarida liberticida, al afirmar que, junto con algunos soldados, habían “rematado” y “decapitado” a los bandidos.
 
En el mismo escrito los amanuenses de Vieira deformaron la hoja de vida de ‘capitán Tolima’ y de ‘Avenegra’ o ‘Luis Carlos Prestes’, al presentarlos como unos “defensores” de los intereses de los campesinos que no tuvieron otra opción que tomar el camino de la lucha armada para combatir contra la “dictadura” conservadora. ¿Eso fueron Aragón y Rocha? En absoluto.
 
Gratiniano Rocha, según cuenta Carlos Arturo Ruiz, alias ‘Arturo Alape’, en su libro ‘Tirofijo’, los sueños y las montañas 1964-1984, hizo parte de las bandas armadas comunistas que invadieron El Davis, bandas comandadas por alias ‘Baltazar’ miembro del comité central del PCC. (Sobre ‘Baltazar’ ver el libro FARC fracaso de un comunismo: http://www.blogcyh.com/2013/05/pcc-farc-fracaso-de-un-terrorismo.html).
 
De esta manera, ‘Avenegra’, ‘capitán Tolima’ y sus aprendices de Pol Pot consignaron en sus gruesos folios criminales los atracos a haciendas, el desplazamiento y reclutamiento forzado, los asaltos a buses intermunicipales, vehículos particulares y camiones de carga, los secuestros de hacendados y campesinos, emboscadas a patrullas de la Policía y del Ejército y el abigeato. Cuatro días antes de ser dados de baja habían secuestrado en el sitio Balsillas, en Ataco, Tolima, a Brígida Navarro, Bernardo, Hernando, Alfonso, Luz, Argemiro y David Yianes; nueve días antes habían asaltado, sobre la carretera Ortega-Chaparral, el vehículo donde viajaban Roberto Pinto Uribe, gerente de la Asociación de Cacaoteros, junto con su familia; estaban extorsionando al cura Párroco de Ortega, Tolima, y, por si fuera poco, ‘Avenegra’ y ‘capitán Tolima’ estaban protegiendo a los cuadrilleros de Domingo Melo, alias ‘Almanegra’, quienes tenían flagelados a los habitantes de los municipios tolimenses de Ortega y Purificación. En diversas emboscadas contra el Ejército en el lugar del ataque los gatilleros de Domingo Melo abandonaban propaganda comunista delatando así la dirección política que obtenían. Un ejemplo: ‘capitán Tolima’ y ‘Almanegra’ aterrorizaban la vereda el Chengue gracias al diligente albergue que el MRL le prestaba a los militantes del PCC-FARC. La actividad gangsteril de estas bandas hizo que la gobernación del Tolima ofreciera $70.000 pesos por la captura de Plácido Aragón.
 
Como vemos, en modo alguno fueron “dirigentes regionales”: fueron, como exigía Francisco Mosquera, verdaderos marxistas-leninistas: aplicaron la anticientífica y violenta lucha de clases marxista al conformar bandas armadas para “resguardar” los intereses históricos de una supuesta y esencialmente benéfica clase explotada que es vapuleada por una supuesta clase explotadora histórica y esencialmente maléfica.
 
¿Por qué el PCC-FARC falsea la fecha de los abatimientos de sus bandidos ‘capitán Tolima’ y ‘Avenegra’?
 
Contextualicemos el momento pues lo de ‘Avenegra’ y ‘Tolima’ no fue un suceso aislado. Al final del Gobierno de Alberto Lleras Camargo (1958-1962) las bandas armadas dirigidas por el PCC y por otros grupúsculos comunistas como el FUAR y el MOEC o con tendencias socialistas como la ANAPO seguían fomentando la violencia rural, en tanto que sus militantes y/o compañeros de ruta urbanos hacían propaganda contra la democracia colombiana. Una de las formas de lucha de estos compañeros de viaje ha sido aprovechar las aulas universitarias para inocular en la juventud ideas socialistas para incentivar la transición hacia el comunismo. Profesores marxistas y socialistas como Gerardo Molina Ramírez, Álvaro Pérez Vives, Luis Carlos Pérez, Diego Montaña Cuellar, Eduardo Umaña Luna, Orlando Fals Borda y otros se destacaron en tan noble magisterio. Con esas armas políticas pronto la Universidad Nacional en sus diferentes sedes, la Universidad Libre -de la mano del dizque “demócrata” y “maestro” Gerardo Molina- y la UIS de Bucaramanga fueron transformándose poco a poco en tribunas totalitarias. Entonces, otras formas de lucha como choques callejeros contra la policía, quema de locales comerciales, desórdenes en las universidades públicas que iban aparejados con secuestros de policías e incendios de vehículos de servicio público y particular, intempestivas “huelgas de solidaridad” y multitud de bombas fueron el pan de cada día. Esto también lo animaba la pugna chino-soviética, la revolución cubana y la constante llegada de agentes comunistas rusos, checos, chinos, alemanes, cubanos y brasileños por todo el continente americano. Todo esto hacía presagiar lo peor.
 
A la par, la China comunista -que los moiristas de hoy nos la empaquetan como el summum de la democracia y en absoluto colonialista- y la URSS apoyaban con armas, propaganda política y diplomática a los focos que ellos mismos creaban en Asia, África y Latinoamérica para así expandir la dictadura del proletariado mundial.
 
Durante la administración Lleras Camargo se emprendieron los planes de rehabilitación. No obstante, los comunistas proseguían equipando de manera soterrada a sus bandas para lograr control territorial en varios puntos de la nación. Las autoridades aplicaron la ley contra aquellas bandas y sus jefes armados como fue el caso del tristemente célebre Leonardo Capera Guepa, alias ‘Sultán’, un rufián dado de baja en julio de 1962 y el cual era presentado por el MRL, partido vasallo del PCC, como un revolucionario. ‘Sultán’, el día que fue abatido, protagonizó la masacre de El Cedro junto con su camarada Teófilo Rojas Varón, alias ‘Chispas’, militante del PCC-FARC. Dos docenas de hombres capitaneados por el binomio comunista asaltaron las fincas Palermo, las Mercedes,  Fuenteplata y la Laguna jurisdicción de la vereda El Cedro, en Génova, Caldas, y asesinaron a nueve personas. Alertadas por la horrenda masacre unidades del Ejército, acantonadas en la base de patrullaje de El Recreo, acudieron pronto al lugar. En el combate fueron heridos el Cabo Primero Álvaro Pérez Jujar y el Cabo Segundo José María Ramírez. Fue dado de baja alias ‘Sultán’.
 
En ese ambiente nacional e internacional llega al solio presidencial Guillermo León Valencia Muñoz (1962-1966). Como la determinación por instaurar el socialismo continuaba en una de sus formas de lucha, el terror revolucionario, la puesta en vigor del Plan Lazo, que incluía planes cívico-militares, insufló más energía a las Fuerzas Armadas para la pacificación rural. (Sobre Plan Lazo ver: http://www.blogcyh.com/2014/04/el-plan-lazo-o-una-derrota-militar-del.html). Aunque la presión militar aumentaba los comunistas supieron acomodarse a la situación y lograron atacar con más ferocidad a los campesinos. El miembro del PCC-FARC José William Ángel Aranguren, alias ‘Desquite’, acompañado por cuadrilleros de alias ‘Tarzán’ y del temible ‘Sangrenegra’ –estos dos últimos también seguían el compás de la batuta comunista-, protagonizaron en abril de 1963 la masacre de El Guaduero, una vereda cerca de Guaduas, Cundinamarca. Un lugarteniente de ‘Sangrenegra’, Elías Gutiérrez, alias ‘Campeón, no dudo en utilizar su machete y su fusil para imponer el terror en los municipios de Santa Isabel, Venadillo y Anzoategui, al norte del Tolima. En agosto de 1963 ‘Desquite’ encabezó una de los aniquilamientos más atroces de aquellos años: la matanza de la Victoria, Caldas: junto con 35 hombres asesinó a 40 personas. Entre tanto Marco Guaracas, alias ‘Cariño’, miembro del PCC-FARC y uno de los tantos lugartenientes de ‘Tirofijo’, junto con su banda armada anegaba de sangre al sur del Tolima.
 
            Y llegó el mes de septiembre de 1963, mes de grandes logros para las fuerzas democráticas en el aspecto militar. La ciudadanía y las autoridades seguían consternadas por la degollina de la Victoria pero no sus perpetradores políticos. A mediados de aquel mes una banda comunista conformada por Federico Arango Fonnegra, que recibía ayuda de ‘Tarzán’ y ‘Desquite’, secuestró al político liberal Germán Mejía Duque. Las autoridades rápidamente se movilizaron para liberarlo y a los pocos días unidades del Batallón Colombia al mando del Coronel José Joaquín Matallana Bermúdez lo rescataron sano y salvo. El operativo fue difícil pues la cuadrilla comunista atacó al Ejército a bala. En el combate fueron dados de baja varios cuadrilleros y su cabecilla, Federico Arango Fonnegra. Éste sujeto, proveniente de una familia acomodada e ingeniero de profesión, era hermano de la ya célebre militante comunista María Arango Fonnegra, esposa de Álvaro Marroquín, en ese entonces miembro del comité central del PCC-FARC.
Pedro González Prieto, alias 'Pedro Brincos'
 
Días después fue dado de baja en Lérida, Tolima, Pedro González Prieto, alias ‘Pedro Brincos’, junto con su lugarteniente Ricardo Joaquín Otero Hernández, quien había dejado sus estudios de economía en la Universidad Jorge Tadeo Lozano para también implantar el socialismo. ‘Pedro Brincos’ era, además, coordinador de las acciones terroristas de ‘Desquite’, ‘Sangrenegra’ y ‘Tarzán’ entre otros jefes de bandas armadas marxistas. El 21 de septiembre la prensa informó que en el cañón del Cambrín, jurisdicción del municipio de Rioblanco, Tolima, zona de influencia comunista a la cabeza de Pedro Antonio Marín Marín, alias ‘Tirofijo’, una patrulla de infantería del Batallón Caicedo comandada por el Mayor Gustavo Moure Ramírez se enfrentó contra la banda de Ezequiel Pava, alias ‘Franqueza’, antiguo lugarteniente de Teófilo Rojas Varón, alias ‘Chispas’, dado de baja en enero de 1963. En el enfrentamiento fue abatido ‘Franqueza’.

Ezequiel Pava operaba junto con la banda del bandido comunista José Vicente Caicedo Torres, alias ‘Arbolito’, quienes también eran coordinados por ‘Pedro Brincos’. Recordemos, así se molesten los totalitarios marxistas del MOIR, que Francisco Mosquera defendió tanto a ‘Pedro Brincos’ como a Federico Arango Fonnegra en su pasquín Hagamos del MOEC un auténtico partido marxista-leninista. (Sobre el connubio PCC-‘Chispas’-‘Pedro Brincos’ y la actividad de Ezequiel Pava, alias ‘Franqueza’, ver: http://www.blogcyh.com/2014/05/chispas-el-defensor-de-los-oprimidos.html).
Ezequiel Pava, alias 'Franqueza'
 
En ese mismo día que fue abatido alias ‘Franqueza’, en el sitio Sabanazo, municipio de Caicedonia, Valle, tropas del Batallón Voltígeros tuvieron una refriega contra la banda de Alfonso Llanos, alias ‘Puenterroto’. Durante el combate fue abatido su cuadrillero Antonio Correa Vallejo, alias ‘Toño’, quien empuñaba una carabina San Cristóbal que llevaba inscrita la sigla del Movimiento Revolucionario Liberal, MRL, cipayo del PCC como hemos anotado. Y en el sitio Guacas, municipio de Corinto, Valle, unidades del Batallón Codazzi detuvieron al jefe de banda armada José Manuel Prado Vélez, alias ‘Fidel Castro’. Curioso alias. Este sujeto hacía parte de la banda de Telmo Abilio Fernández Barrera, alias ‘capitán Tijeras’, militante del MOEC que luego emigró a las filas del PCC-FARC.
 
En todo ese ambiente se contextualiza lo sucedido el 26 de septiembre de 1963 en Natagaima, Tolima, cuando el Ejército abatió a ‘Avenegra’, a ‘capitán Tolima’ y a 14 de sus cuadrilleros. Los demócratas de aquel entonces se defendían de los cuchillos del marxismo internacional. Manipular los hechos, las fechas y las biografías de personajes políticos e históricos del panorama nacional e internacional ha sido otra de las formas de lucha como la izquierda impulsa su repulsa rabiosa contra el capitalismo, contra el cristianismo y contra la democracia liberal, que ellos llaman displicentemente democracia burguesa con falsas libertades, para crear un ambiente hostil contra la sociedad existente. Y así, Plácido Aragón y Gratiniano Rocha son presentados como “luchadores por la libertad” y no como lo que realmente fueron: cuadrilleros que contaminados con la ideología marxista se lanzaron a cometer cualquier clase de delitos. Digámoslo con voz clara: el marxismo, en el caso que nos interesa, es el motor de estos crímenes. No estamos ante una simple “amenaza terrorista”: estamos ante el peligro comunista. El terrorismo, más conocido como lucha armada, es uno de los componentes del problema que nos aqueja. No es el problema
 
La amenaza comunista utiliza, entre una de las distintas formas de lucha, el terrorismo. Derrotar o acorralar al terrorismo no es la solución al problema como creen desacertadamente los uribistas, pues combatiéndolo sólo se derrota una forma de lucha del comunismo. Esta venenosa hidra que carcome a los países latinoamericanos posee múltiples frentes que deben ser combatidos simultáneamente, no sólo atacar el frente militar. Insistimos: el acorralamiento militar no es la derrota del comunismo, es el abatimiento de uno de sus frentes, de una de sus formas de lucha.
 
Y uno de esos frentes que ha sido dejado de lado a la hora de combatir el comunismo es el cultural. Pronto saldrá a la luz el “informe” de la “comisión histórica del conflicto y sus víctimas” cuya mayoría está conformada por la crema de la intelectualidad marxista colombiana. Sin ningún género de dudas, en ese documento campeará el nido de mentiras que ha sido la historiografía marxista. La forma de refutarlo es contando la verdad y no con la letanía de que eso lo hacen porque son terroristas o porque la “comisión” avala el terrorismo. (Entrevista a uno de los miembros de esa “comisión”, Sergio de Zubiría Samper, miembro del comité central del PCC-FARC: http://www.semanariovoz.com/2014/08/27/prejuzgar-la-comision-es-un-acto-de-guerra/). 
 
Desde luego que el PCC-FARC es narcoterrorista pero ese es un aspecto de esa banda-partido, no es el todo. La izquierda misma condena la violencia pero jamás condena el proyecto político del PCC-FARC. ¿Por qué? Porque tanto el PCC-FARC como esa misma izquierda, en sus diversas vertientes, tienen una identidad o coincidencias ideológicas: el socialismo -llamado ahora economía solidaria-, el cristianismo progresista, el antiamericanismo, el ecologismo y sus energías alternativas, la admiración al islamismo y su sucedánea condena contra Israel y la Iglesia Católica, la defensa a ultranza del aborto y de cuanta aberración sexual esté a la vista son los componentes donde la izquierda y el PCC-FARC confluyen ideológicamente. Este es otro aspecto fundamental del problema que no se tiene en cuenta: el ideológico
 
El PCC-FARC no ha renegado del marxismo. Eso debería ser un inamovible de cualquier Gobierno: exigirles la renuncia total del marxismo. Con esa renuncia una de las consecuencias inmediatas es la entrega de las armas. Pero como se ha conducido el “proceso de paz” por parte del Gobierno Santos Calderón –y de gobiernos anteriores sin excepción- si en La Habana se llegase a pactar la supuesta paz, Colombia no caería en manos del terrorismo: sino que caeríamos en manos del comunismo.
 
Demandar al PCC-FARC la entrega las armas sin antes reclamarle la renuncia absoluta al objetivo político de instaurar un régimen comunista es poca exigencia, pues el propósito de establecer un régimen de ese tipo por parte de ellos no se transforma en algo deseable por la sola y supuesta entrega de los fusiles. Veamos los ejemplos de Venezuela, Ecuador, Uruguay, Brasil, Argentina y Nicaragua donde las fuerzas socialistas llegaron al poder no por las armas, sino por vías democráticas e instalados en los resortes del Estado han pervertido la democracia para perpetuarse. Preguntémonos: ¿Si el comunismo toma al poder por medios pacíficos hace del Socialismo del Siglo XXI un proyecto deseable para Colombia? No lo creo. La imposición del socialismo por vía democrática o por vía armada siempre es el mismo: totalitario. ¿O es que el nacionalsocialismo es demócrata porque llegó al Parlamento alemán por el voto popular –vía pacífica- y no por las armas?
 
Y para finalizar, el nombre de “Movimiento 26 de septiembre”, que los comunistas colombianos titularon a la inexistente matanza de septiembre de 1963, es una reminiscencia del Movimiento 26 de julio que encabezó Fidel Castro en la isla caribeña. Es decir, los del PCC-FARC deseaban tener su propio “Movimiento 26” de algo y se inventaron la patraña de una masacre. En eso de mentir Lenin y Stalin dieron grandes lecciones. La izquierda no los defraudó.

Etiquetas: [Agustina McWhite]  [Cristina Fernandez de Kirchner]  [DDHH]  [defensores de DDHH]  [delitos de lesa humanidad]  [derechos]  [Néstor Kirchner]  [presos]  [presos politicos argentinos]  
Fecha Publicación: 2014-12-10T00:20:00.000-05:00
10644257_10205650639008975_7415283215563492357_o
Mientras que las personas que han cometido un ilícito, quienes han puesto punto final a la libertad de propiedad privada de algún ciudadano ya sea por robar, violar o asesinar (o todas juntas y a la vez), gracias a la buena predisposición y voluntad de la Cámara de Casación Penal y la presión que ejerce el Sindicado de Presos, la Justicia sentenció que las personas privadas de su libertad en lugar de ganar 22 pesos por hora por realizar trabajos dentro de la cárcel, deberán cobrar unos 4 mil cuatrocientos pesos por mes, que es el salario mínimo vital y móvil, (SMVM). Y aunque  la fiesta no termine allí, sino que además de llegar a cobrar el SMVM, también tendrán los derechos laborales de un trabajador que no está recluido en una prisión, o sea, un trabajador en libertad, estos derechos son: aguinaldo y vacaciones, o en su defecto, éstas últimas: que se las paguen. (Ver nota completa aquí) Otras, quienes  han entregado heroicamente su vida en pos de abatir a los grupos de terroristas que quisieron instaurar un régimen castrista – leninista en el país en la convulsionada época de los años setenta (Ver lo que Agustina McWhite escribió al respecto aquí), tras haber sido juzgados por una Justicia dependiente al gobierno de Néstor Kirchner y su esposa, la “abogada exitosa” son tratados como si no tuvieran ningún derecho.
Es una paradoja descomunal que quienes se arrogan la virtud de encarcelar a los “únicos responsables” de  haber matado y torturado a “30 mil compañeros”, o en palabras de Cristina Fernández de Kirchner: “Seguir luchando por más igualdad, por los que menos tienen, para estar siempre junto a ellos. Ese es el mandato de los 30.000 desaparecidos“; responsables de un “Golpe de Estado” sean los mismos que el día de hoy, traten a “sus presos” como si no tuvieran humanidad ni dignidad alguna y como una burla cruel, como una contradicción en sí misma, se convierten de ipso facto en ejecutores de  verdaderas violaciones a los Derechos Humanos.

Aunque haya quedado demostrado que 30 mil es un número comercial y dilatado por necesidad para que se obtenga mayor atención. En palabras del ex Montonero, Luis Labraña,”cuando en los Países Bajos se decide darle una mano a las Madres de Plaza de Mayo, estaba Hebe de Bonafini, se formaba la organización Solidaridad con las Madres Argentinas y para pedir el subsidio, ellas habían llevado la cifra de 3800 desaparecidos con sus nombres. La gente de Holanda dijeron que era poco que era necesario llamar la atención pública. Ahí surgió la cifra de 30 mil“.
Los presos políticos en Argentina, según fuentes que Agustina McWhitepudo verificar a la fecha de este artículo son 1900 personas que se encuentran en distintas cárceles de máxima seguridad en todo el país. Asimismo son 256 las víctimas fatales desde que comenzó el gobierno de la “Década Ganada” o mejor dicho el gobierno “justiciero”. Sin mencionar que la mayoría son personas mayores que, según establecen el Código Penal y el Procesal, en su artículo 32 de la Ley 26.660 (modificada en 2008): Art. 1 “El Juez de ejecución, o juez competente, podrá disponer el cumplimiento de la pena impuesta en detención domiciliaria: 
a) Al interno enfermo cuando la privación de la libertad en el establecimiento carcelario le impida recuperarse o tratar adecuadamente su dolencia y no correspondiere su alojamiento en un establecimiento hospitalario; b) Al interno que padezca una enfermedad incurable en período terminal; c) Al interno discapacitado cuando la privación de la libertad en el establecimiento carcelario es inadecuada por su condición implicándole un trato indigno, inhumano o cruel; d) Al interno mayor de setenta (70) años.”
Habiendo citado la modificación de dicha Ley en el año 2008, cabe preguntarnos rigurosamente quiénes violan los derechos de quiénes, empero, exigirle al Derecho saber quién es el dueño de la agresión, cuándo; cuáles fueron y son sus víctimas inmediatas y mediatas y de qué procedimientos se valió.
No se podría pretender más claridad ni imparcialidad por parte de los jueces y del poder de turno- aunque a esta altura cueste diferenciar la división de poderes- , pues todo aquello en lo que en los demás países es la excepción en Argentina se convierte, casi sin ningún reparo, en la  regla.

“Prometeo Encadenado”

(Cualquier similitud con la realidad... es pura coincidencia).
Es el título de una obra literaria de la Tragedia Griega atribuida a Esquilo -aunque muchos pensadores duden al respecto-. Resumidamente la historia trata sobre el mito del Titán Prometeo (que significa “previsión”) quien había engañado a los dioses entregándoles la peor parte de los animales sacrificados mientras que las mejores partes se las quedaban los mortales. Asimismo, tal como indica su nombre “Previsión”, sabía quién derrocaría a Zeus pero rechazaba divulgar la información  y por esos motivos fue condenado por el padre de los dioses y de los hombres.
preso...
Preso Político detenido en Mendoza encadenado a la cama en el Hospital Central al que fue trasladado desde el Complejo Penitenciario San Felipe (1).
 “Fuerza” y “Violencia”, junto con Hefesto (hijo de Zeus, cuyo nombre significa “brillar”), llevan preso a Prometeo para que este sea encadenado a una roca, en la región de Escitia. Sin ánimos de desobedecer, Fuerza y Violencia, por miedo a también ser castigados encadenan al profeta Prometeo y éste se lamenta una y otra vez su destino diciendo: “Por haber proporcionado un privilegio de los mortales me veo unido al yugo de esta necesidad, ¡desdichado!”.


(1) Foto tomada del “Informe sobre la Situación de los Presos Políticos en Argentina” – Familiares de Presos Políticos de la Argentina 2014 . Página 38.



* Agustina McWhite es Periodista Profesional recibida en CUP.

Etiquetas: [manipulación informativa]  [rusia today]  
Fecha Publicación: 2014-12-06T16:12:00.002-05:00
Por: Rosie Gray, en BuzzFeed
Fuente: DeAvanzada

Staci Bivens sabía que algo andaba mal cuando sus jefes en Russia Today le pidieron que armara una historia alegando que Alemania —potencia económica de Europa— era un estado fallido. 


"Éramos yo y dos gerentes y ellos ya habían hablado de lo que querían", dijo Bivens, una estadounidense que trabajó en la sede de Moscú de RT desde el 2009 hasta el 2011, de una reunión que había tenido para discutir el segmento antes de un viaje de trabajo planificado a Alemania. "Me llamaron y fue muy surrealista. Uno de los gerentes dijo: 'La historia es que Occidente está fracasando, Alemania es un Estado fallido'". 



Bivens, que había pasado un tiempo en Alemania, dijo a los gerentes que la historia no era cierta — el término "Estado fallido" está reservado para los países que no proporcionan servicios públicos básicos, como Somalia o el Congo, no para las naciones industrializadas económicamente avanzadas como Alemania. Insistieron. Bivens se negó. RT envió un equipo a Alemania antes de Bivens, quien fue trasladada más tarde para tomar un par de imágenes a tamaño natural y hacer entrevistas sobre el racismo en Alemania. Fue el principio del fin de su carrera en RT. 



"En ese momento yo había estado allí por un rato y había tenido suficiente de la locura", dijo Bivens. Se quedó hasta el final de su contrato en 2011 y no hizo un esfuerzo para renovarlo. 



A juzgar por las entrevistas con siete empleados, antiguos y actuales, la historia de Bivens 'es típica'. RT, la cadena mundial de noticias en idioma inglés financiada por el gobierno ruso, ha entrado en el centro de atención desde la invasión rusa de Crimea, que la red ha defendido a capa y espada. 



La invasión ha dado lugar a dos rebeliones de alto perfil dentro de las filas: primero, una condena al aire de la invasión por Abby Martin, presentadora de RT América, seguido días después por la dimisión en directo de otra presentadora, Liz Wahl. Martin, quien presenta un programa de opinión, dijo que las acciones de Rusia estaban equivocadas; Wahl, presentadora de noticias, fue un paso más allá, diciendo que no podía trabajar en una red que encontraba aceptables las acciones de Rusia. 



La conmoción pública y la cobertura sesgada de Ucrania ha tirado a un lado la cortina de RT, exponiendo el aparato de propaganda de la red, que se basa en una serie de periodistas y productores occidentales. Los antiguos y actuales empleados de RT, tanto de la sede de Moscú y de su oficina en Washington, que encabeza un canal llamado RT América, describieron a BuzzFeed un clima de censura y presión, en la que los jóvenes periodistas en su primer o segundo trabajo son atraídos por la promesa de una posición de cubrimiento de noticias para una red internacional relativamente bien remunerada. A excepción de Bevins y Wahl, todos hablaron con la condición de guardar el anonimato — algunos porque no querían que su nombre esté asociado con la red o tenían miedo de enfrentar repercusiones en sus trabajos actuales. 



Poco después de unirse a la red, los empleados actuales y anteriores, dijeron que se dieron cuenta de que no estaban cubriendo noticias, sino produciendo propaganda rusa. Algunos empleados van lúcidos, en busca de la experiencia por encima de todo. Otros no se dan cuenta de lo que realmente quiere RT hasta que ya están allí. Y otros son elegidos por ya tener vistas que se muestran susceptibles al Kremlin. Los editores inyectan el lenguaje antiestadounidense en los guiones de televisión, y regularmente matan las historias que no siguen la línea editorial. 



Bivens, oriunda de los suburbios de Chicago, era freelance en esa ciudad, cuando un amigo le dijo que RT estaba contratando en el 2009. 



"Para ser honesta... no había oído hablar de ellos antes", dijo Bivens. "Asumí que era comparable a DW o France 24", dijo, refiriéndose a los canales en idioma inglés con sede en Berlín y París. 



El Kremlin había lanzado RT cuatro años antes en un intento de proyectar mejor su mensaje en el escenario mundial. Sobre la fundación de RT, Putin dijo en el 2013: "Cuando diseñamos este proyecto en el 2005 pretendíamos introducir otro jugador fuerte en la escena internacional, un jugador que no sólo ofreciera una cobertura imparcial de los acontecimientos en Rusia, sino también para intentar, permítanme destacar, quiero decir — tratar de romper el monopolio anglosajón sobre los flujos de la información global". 



Bivens voló a Washington para una entrevista con la Editora en Jefe, Margarita Simonyan, y el jefe de la oficina en DC, Denis Trunov. Poco después, fue contratada como reportera y se trasladó a Moscú. 



El trabajo rápidamente comenzó a parecer extraño. El proceso de edición era diverso: "Primero hay alguien que es un hablante nativo de inglés, por lo general británico", dijo Bivens. Esta persona edita el guión para claridad y hermetismo. "Entonces llega un ruso y se asegura de que se ajuste a la narrativa a la que quieren que se adapte". 



Bivens dijo que aparte de la historia del "Estado fallido", se le pidió que hiciera un segmento afirmando que Rusia no tenía un problema con el alcoholismo después de que Dmitry Medvedev, entonces presidente y ahora primer ministro, propusiera una legislación que trata de abordar los problemas de Rusia con la bebida. 



"Dije no me siento cómoda informando algo que sé que no es verdad", dijo Bivens. "Me enviaron a un sitio web falso que probaba el punto de este editor. Hubo todo este ir y venir. Por último, el productor me llamó y dijo: '¿Sabes qué? No eres la reportera para este trabajo'". 



Varios otros empleados de RT de Moscú y Washington describen incidentes similares. 



Una antigua periodista de la oficina de Washington, quien luego renunció en RT debido a la frecuente censura, describió estar trabajando en una historia sobre un aspecto de la política de inmigración del presidente Obama y que un editor le ordenó describirlo como "esquizofrénico" en su guión. 



"Era lenguaje realmente cargado, inexacto, y estaba dando un tono que no necesitaba tener, porque mi historia era lo suficientemente fuerte por sí sola", dijo la periodista. "Me dijeron: 'Usted tiene que meter esto'. En ese momento dije que no. Eso fue realmente el comienzo de cómo salí de RT". La reportera terminó renunciando, aunque no quiere revelar cuándo por temor a ser identificada. 



Otro exempleado de RT en DC estaba rodando una historia sobre el equipo de softball Wounded Warriors. La historia nunca llegó al aire porque, como le dijo un empleado de mayor rango que había hecho lobby por la historia: Trunov quería que uno de los veteranos dijera algo en el sentido de: "Yo serví a mi país y ahora todo lo que tengo es este juego softball". Ninguno de los veteranos dijo tal cosa. 



El empleado también recordó la espera de una llamada telefónica para ir a cubrir los festejos fuera de la Casa Blanca en la noche en que Osama bin Laden fue dado de baja — una llamada que nunca llegó, porque "Denis [Trunov] no estaba interesado". 



"Básicamente ignoramos la historia, excepto para preguntar si la muerte de un hombre realmente hace que EEUU sea más seguro", dijo el exempleado. 



Trunov, dejó RT América para trabajar para el servicio de noticias Ruptly de RT en Berlín y fue sustituido por Mikhail Solodovnikov, no respondió a una solicitud de comentarios. 



En algunas historias, como WikiLeaks y Occupy Wall Street, RT ha estado por delante de la curva. Pero los exempleados dicen que incluso ese enfoque fue un intento de obligar a las noticias internacionales a ajustarse a una agenda rusa — una que presenta a EEUU como un imperio corrupto, desmoronándose. 



"Estaban muy por delante en la historia de WikiLeaks", dijo un exempleado. "Pero no porque creyeran en el libre flujo de información - sino porque se veía terrible para EEUU". 



"Cubrimos Occupy Wall Street ampliamente, casi obsesivamente, y sí, creo que fue muy importante cubrirlo, pero después de un tiempo piensas '¿Por qué estamos cubriendo esto?'", dijo Wahl, quien renunció la semana pasada. "Y en este caso se trataba de sembrar las semillas del descontento". 



Russia Today fue fundada en el 2005, y en el 2009 se abrió RT América, su versión basada en Washington, y comenzó la dotación de personal. La versión americana se permite un cierto grado de autonomía frente a la sede de Moscú y los exempleados de RT América dicen que ellos mismos tenían poco contacto con Moscú. RT International difunde internacionalmente y RT América está en la televisión en EEUU, pero ambos pueden usar historias del otro. 



"Vi una oferta de trabajo y pensé ¿por qué no?", dijo un exrreportero de RT América que subió a bordo cerca del inicio del lanzamiento de la oficina de Washington. "Yo era un reportero de noticias locales y estaba buscando sólo conseguir un nuevo trabajo, y las noticias locales no era lo que yo quería hacer — siempre he tenido mi ojo en las noticias internacionales". 



En ese momento, muy pocos estadounidenses estaban trabajando en RT, pero eso cambió después de que la oficina de Washington se expandió rápidamente en su primer año. El reportero fue informado de que la misión del canal era cubrir noticias que los medios de comunicación mainstream ignoran — una línea que RT usa a menudo en la contratación de empleados potenciales. 



"Creo que en un principio todos éramos muy optimistas sobre la misión", dijo el exrreportero. "Pensé que íbamos a hacer exactamente lo que nos anunciaban. Era una muy elevada misión y creo que todos éramos un grupo de chicos idealistas que pensaban, ¡Guau, esto va a ser genial, vamos a trabajar en un lugar que nos permite hacer lo que queremos!". 



RT América, por los relatos de los antiguos y actuales empleados con los que habló BuzzFeed, tiene una estrategia de contratación de periodistas muy jóvenes que están ansiosos por salir de los mercados pequeños y quieren cubrir noticias internacionales. Y el canal paga relativamente bien, más de lo que la mayoría espera ganar en el periodismo a los o 23 años de edad. Un exempleado dijo que un corresponsal que empezaba podría ganar tanto como $50.000 ó $60.000 dólares. 



"Van a contratar a personas muy jóvenes y casi se siente como si estuvieras trabajando en una situación de tipo mini-CNN", dijo el exrreportero. "No estás cubriendo las tormentas de nieve o el desfile de cachorros. Estás haciendo historias que son mucho más grandes y más sustanciosas". 



"Acababa de salir de la universidad cuando recibí la oferta de trabajo", dijo otro exempleado de RT en un correo electrónico. "La perspectiva de trabajar en Washington y no ir a una pequeña ciudad para comenzar mi carrera era atractiva". 



"Ellos contratan jóvenes y te moldean transformándote en el 'periodista' que quieren que seas", escribió el exempleado. "Cegado por la ambición, con ganas de agradar y, francamente, sin experiencia. Eso o buscaban gente que compartiera la agenda de RT (como Abby Martin). "Martin, quien ha estado involucrada en el 9/11 Truth Movement y cuyo programa frecuentemente se adentra en otras teorías de la conspiración, fue contratada después de que RT notara su cobertura independiente de Occupy Oakland en el 2011 y se le dio su propio programa de opinión. 



Pero incluso ella está cansada. Martin le dijo a BuzzFeed recientemente que ella había traído una copia extra de su guión el día de su arrebato contra la cobertura que el canal hacía de Ucrania, además de lo que sucedía dentro del teleprompter "por si acaso" había interferencia. 



Wahl, por su parte, había estado haciendo noticias regionales para una estación en Guam. 



"Quería hacer la transición de regreso a Estados Unidos y RT se acercó a mí a través del correo electrónico", dijo Wahl. "La forma en que se me presentaron fue como una red que cubre las historias que los medios de comunicación mainstream ignoran. Eso sonaba atractivo para mí, pensé: Wow, esto podría ser una oportunidad para trasladarme a DC y tratar de hacer ese tipo de historias". 



Eso no es exactamente lo que pasó. Wahl describe una entrevista que hizo con Ron Paul en la que se refirió a la acción militar rusa en Ucrania como una "invasión". 



"El editor volvió y editó esa parte de la pregunta", dijo Wahl. "Como periodista allí, no puedo ni siquiera decir la palabra invasión. Fue cortada literalmente fuera de la entrevista". RT ha negado esto. 



Wahl también describió haber hecho una entrevista con un hombre de Mali, quien expresó su gratitud por la acción de Francia después de que los franceses intervinieron su país. Debido a eso, dijo, la entrevista nunca salió al aire. 



Los exempleados de Moscú y DC dijeron que se dieron cuenta de de que algo no estaba bien poco después de empezar. 



"Cuando sentimos que el proceso de edición se estaba poniendo loco, hubo un éxodo masivo", dijo el experiodista que dejó las noticias locales por RT. "Creo que 10 o 15 personas dejaron RT en el 2011". Este reportero en particular terminó quedándose por cuatro años. 



"Veías venir a la gente y estar entusiasmados y luego veías a la gente tras un par de meses golpeándose contra la pared, sin importar cómo se manifestara la pared, y estarían muy desanimados", dijo otro periodista. 



Pero incluso cuando se van, RT se queda con ellos: Los empleados a veces tienen problemas para encontrar puestos de trabajo en establecimientos legítimos. "Ese ha sido un reto", dijo un exempleado. 



Los relatos de antiguos y actuales empleados sobre cómo ejerce RT un estricto control editorial sobre sus guiones plantea interrogantes de cuán lejos en la cadena va el proceso. 



Según varios exempleados, los no rusos se mantienen fuera de la gestión y las funciones editoriales, en ambas agencias, tanto de Washington como de Moscú, a pesar del hecho de que es una red en idioma inglés. 



"Es cierto que sí contratan a un montón de norteamericanos, pero las personas que llevan la batuta editorial son todos rusos", dijo el exempleado que trabajó para RT por cuatro años. "En realidad, no ponen a nadie que no sea ruso en una posición de poder editorial". 



Bivens dice que le dijo a los editores que "trabajamos para el Kremlin" y "todos nos dimos cuenta de ello". 



"Mi sensación era que siempre había un punto de negación. Tenías a Margarita diciendo: "Estamos tratando de hacer noticias a través de un punto de vista ruso, al igual que Estados Unidos tiene VOA [radio Voz de América] o Francia tiene France 24'" dijo Bivens, refiriéndose a la Editora en Jefe, Margarita Simonyan. 



"Se me dijo que Margarita se reunía con alguien en la administración de Putin", dijo Bivens. "Ellos verificaban para ver si las cosas iban por buen camino". 



RT también ha contratado personas que tienen vínculos claros con el gobierno ruso, como Aidar Aganin, que solía estar a cargo de un servicio de noticias de RT en idioma árabe como redactor jefe adjunto. Aganin anteriormente trabajó en el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, en la embajada rusa en Jordania, y, de acuerdo con un exempleado de RT, una vez sirvió como traductor de Putin. Él no estuvo accesible para hacer comentarios. 



Anastasia Churkina, la hija del embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, es una reportera al aire para el canal. 



"Edité un artículo en el 2010; se trataba de las sanciones de la ONU contra Irán, y ella se mostró bastante claramente entrevistando a su propio padre en cámara en un conglomerado de periodistas", dijo un exempleado de Moscú. "Obviamente eso es algo que nunca pasaría en una verdadera organización de noticias". 



Churkin también aparece en un reportaje de Churkina sobre Siria en el 2012. 



La red también cuenta con Sophie Shevardnadze, cuyo abuelo fue el ministro de Asuntos Exteriores soviético y más tarde presidente de Georgia. Churkina y Shevardnadze, junto con Simonyan y un presentador que se llama Daniel Bushell fueron parte de un equipo de RT que organizó una mesa redonda con Putin en el 2013. 



Al preguntarle por todas estas cuestiones —la infelicidad generalizada entre los empleados, las conexiones con el Kremlin, y en qué medida el gobierno ruso decide cómo se forman las historias— Russia Today eligió no dar respuestas serias, en vez burlándose de las preguntas de BuzzFeed y suministrando respuestas broma en post de blog por Simonyan. 



Simonyan se negó a responder preguntas sobre sus reuniones con funcionarios del Kremlin, escribiendo sarcásticamente, en cambio, que vive y trabaja dentro del Kremlin. "RT no hace nada de su propia investigación o presentación de informes — los presentadores sólo leen los últimos comunicados de prensa del Kremlin en cámara", agregó. "Es mucho más eficiente de esa manera". 



Ella se rió de las preguntas sobre Churkina y Aganin. "Las afiliaciones presidenciales son las únicas credenciales que importan en los posibles candidatos que no tienen la suerte de ser Churkins", escribió. (En una versión en ruso de su post, ella dijo: "La versión árabe está realmente dirigida por el extraductor de Putin, la en español por su expeluquero, y la en inglés por el exjefe de cocina de su perro".) 



Simonyan también se burló de las preguntas de BuzzFeed sobre las preocupaciones planteadas por los exempleados: "Es muy poco probable que puedas llegar a los exempleados reales de RT, ya que es política de la empresa darle rienda suelta a la KGB contra cualquiera que se atreva a salir", escribió. 



Russia Today no proporcionó ninguna respuesta seria a las preguntas formuladas por BuzzFeed. 



Eso es parte del esfuerzo de codificación de relaciones públicas que RT ha hecho para proteger su imagen desde los incidentes Martin y Wahl. Después de la rebelión de Martín, RT dijo que iban a enviarla a Crimea para que viera la verdad por sí misma, y buscó otra manera de aprovechar el momento para promover el canal como de mente abierta. 



La misma Martin ha llegado a alabar la red por la forma en que la trataba, diciéndole al London Evening Standard: "Dijeron que yo presento un programa de opinión y a pesar de que va en contra de la línea de la red ellos me respetan y admiran mi tenacidad. Es alentador, teniendo en cuenta los presentadores que han sido despedidos por hablar en contra de la guerra de Irak. La gente ha dicho que a pesar de que no están de acuerdo conmigo todavía admiran lo que hice. Ese es el mejor elogio". 



La actitud de RT hacia Wahl ha sido menos amable. Después de que Wahl renunció, RT emitió una declaración atacándola por "autopromoción", y Simonyan acusó a los críticos del canal de lanzar una "guerra mediática" contra la red. 



Y, sin embargo, es RT la que ha recurrido a tácticas extremas como presuntamente llamar a la policía por un periodista que hizo preguntas fuera de su oficina en Washington. 



Y RT tiene su parte justa de partidarios occidentales que luchan para defenderla. 



El escritor Kevin Gosztola, afirmando estar escribiendo un artículo para el proyecto First Look Media dirigido por Glenn Greenwald, dejó una amenaza por mensaje de voz para el escritor Jamie Kirchick acusándolo de orquestar la renuncia de Wahl "como parte de algún programa de la Iniciativa de Política Exterior". 



"Te gusta joder a los rusos y vamos a responder a eso", dijo Gosztola. 



La guerra mediática para defender a RT es tanto más sorprendente teniendo en cuenta que muchas de las personas que han trabajado allí o siguen haciéndolo no están dispuestos a defender una red que, Wahl le dijo a BuzzFeed, se caracteriza por la "censura". 



"Muchos de nosotros ex-RTs bromeamos que tenemos desorden de estrés postraumático por trabajar allí", dijo uno de los exempleados de RT América en un correo electrónico. "Mi novia se pregunta por qué me siento tan molesto cuando oigo a la gente defendiendo a RT. Yo digo que es porque tengo una cicatriz por trabajar allí. Fue mi primer trabajo y me siento avergonzado y apenado. Este idealista graduado de la universidad, de ojos brillantes se enteró de lo sucio que puede ser el mundo del periodismo. ¡Qué fácil es difuminar la línea entre el periodismo y patrocinar la agenda soft-power".
Etiquetas: [modernidad]  [Nicolas Maquiavelo]  [pensamiento politico]  
Fecha Publicación: 2014-12-05T15:30:00.000-05:00




Fecha Publicación: 2014-12-02T23:14:00.000-05:00
10670130_1524082631168848_6099534676099250527_n.2
Para algunos resulta satisfactorio el hecho de cederle el lugar  a un anciano en el colectivo; en las salas de esperas; en alguna fila, en la caja del supermercado; puesto que, además de ser un acto de educación es un acto de solidaridad y gratitud porque sencillamente el señor o la señora que hoy pinta canas y le cuesta quizás estar de pie, ha contribuido y servido al país durante toda su vida: ha realizado aportes continuamente año tras año y casi obligatoriamente. Mientras que para otros, no, no es importante el bienestar del viejo, pues ya hizo su deber y ya no puede entregar más nada, no se lo puede exprimir más, como es el caso del Estado argentino o mejor dicho, del otro poder: la Justicia.
Los jubilados en el país cobran una cifra que oscila en 3 mil quinientos pesos la mínima (siendo que el billete de mayor nominación es de cien pesos).  Es decir que ínfimamente una persona que ha realizado aportes durante casi sesenta años, sólo cobra treinta y cinco billetes de cien pesos por mes. Es una cifra desesperante y sarcástica, pues poco se puede comprar con la altísima inflación que hay en Argentina.
pensionados-y-jubilados
Mientras los jubilados se la pasan hilando fino en sus cuentas mensuales: buscando los mejores precios en los supermercados y gastando menos de la cuenta para poder llegar a fin de mes, las personas que han cometido un ilícito, quienes han puesto punto final a la libertad de propiedad privada de algún ciudadano ya sea por robar, violar o asesinar (o todas juntas y a la vez), gracias a la buena predisposición y voluntad de la Cámara de Casación Penal y la presión que ejerce el Sindicado de Presos, la Justicia sentenció que las personas privadas de su libertad en lugar de ganar 22 pesos por hora por realizar trabajos dentro de la cárcel, deberán cobrar unos 4 mil cuatrocientos pesos por mes, que es el salario mínimo vital y móvil, (smvm).
Pero la fiesta no termina allí, sino que además de llegar a cobrar el smvm, también tendrán los derechos laborales de un trabajador que no está recluido en una prisión o sea, un trabajador en libertad, estos derechos son: aguinaldo y vacaciones, o en su defecto, éstas últimas: que se las paguen.
El problema quizás no sea si el preso debe o no debe tener un salario y de cuánto es esta cifra, (pues eso corresponde al pensamiento de cada uno), el problema real es que es un bochorno, una pusilanimidad colosal y siniestra el hecho de que una persona que ha delinquido gane más que una persona que ha hecho todo lo contrario: ha entregado parte de su dinero, mes a mes, año a año, para, en teoría, poder pasar una vejez como corresponde, digna. ¿Con qué parámetros se establece que un preso tiene más dignidad que un jubilado?, creo fervientemente que con ninguno.
Es exactamente lo mismo que sucedió con Gastón Aguirre, el motochorro que quiso asaltar a un turista canadiense a punta de pistola y no lo logró, pero que se paseó por todos los programas de televisión para contar su apenada y desgraciada historia para justificar el hecho de haber salido a delinquir. Para justificar el medio: salir a robar con el fin de obtener dinero para el cumpleaños de su hijo. Y por si fuera poco y como una burla cruel, la agrupación militante "La Cámpora" le asignó un subsidio. Y ahí vamos de nuevo.
Será necesario, otra vez, volver a preguntarnos sobre la ética y el sentido común de las acciones que realizamos; no por buenos, sino por justos; puesto que esta vez, la justicia falló en contra del más débil y en el más amplio sentido de la palabra: sí, aquel que casi no puede caminar o lo hace con ayuda de un bastón. Asimismo, los populistas deberían escribir no una sino mil veces: "no debo" ya que ante el vicio de pedir existe la virtud de no dar.


* Agustina McWhite es Periodista Profesional recibida en CUP.
Etiquetas: [marx]  [socialismo]  
Fecha Publicación: 2014-11-30T17:47:00.000-05:00
Por Viviana Padelín
Noviembre 29 de 2014
Fuente: Periodismo sin Fronteras


“La revolución comunista significa la ruptura
 más radical con las relaciones tradicionales.
No hay que sorprenderse si este desarrollo implicara
 la más radical de las rupturas con las ideas tradicionales”.
 (Manifiesto Comunista)
 

Una de los más siniestros y refinados crímenes que cometió el comunismo fue el “Experimento Pitesti”. Hacia el final de la década del 40, la Securitate reunió a cientos de rumanos opositores al régimen, organizándolos en una cárcel de la localidad de Pitesti como experiencia para la reeducación comunista. Este plan basado en torturas físicas, psicológicas, morales y religiosas consistía en delaciones a compañeros, negación de sus principios morales, renunciamiento de su vida pasada, familia y fe religiosa; forzando el quiebre de su fortaleza psicológica, induciendo un sentimiento de culpabilidad e implantando nuevas creencias afines al comunismo.  A menor resistencia en la primera fase de progresión, el grado de conversión se hacía más efectivo. Quienes no morían, ya habrían logrado la re-educación convirtiéndose también en torturadores.
 
Estas técnicas de “lavado de cerebro” no fueron ajenas en China, Camboya, Corea, URSS y nos demuestran la adaptación (stress) del individuo en situaciones extremas. El Partido Comunista Chino logró que todo el país leyera el Libro Rojo y bailara la “danza de la lealtad”. En 2012, Hong Kong marchó contra el ‘lavado de cerebro’ del comunismo; los manifestantes expresaban que “tenían miedo que sus hijos no sepan la verdad y no sepan la historia, que no aprendan a pensar independientemente o a distinguir lo bueno de lo malo”.
 
Esta frase hoy la escuchamos en Latinoamérica; pero también observamos la absoluta anomia de conciudadanos frente a este avance de subversión de valores, sumidos en una involuntaria complicidad con el “torturador”. Algunos mencionan el  “Síndrome de Estocolmo” y/o “Síndrome de Lemming”, sin embargo, podemos ver hoy de qué manera algunas técnicas de disciplinamiento y progresión utilizadas en Pitesti pueden usarse a gran escala: trabajar con las emociones hasta alcanzar niveles extremos de miedo, ansiedad e incertidumbre, deteriorando la resistencia moral de cada individuo hasta quebrar su voluntad.
 
Progresión. Creación del torturador: figura omnipotente del Estado-Gobierno. Control absoluto sobre el individuo.  Como brazo ejecutor, la “Securitate” puede tomar forma en la persecución judicial, la agencia tributaria, el empleador, la delincuencia, los pares, etc.
 
Torturas psicológicas. Miedo: la amenaza de ser víctima de un hecho delictivo (la delincuencia es utilizada por el régimen con este fin); de hostigamiento o “montajes” judiciales o laborales en razón de sus ideas opositoras; autocensura, percepción de persecución ideológica.
 
Colectivización. El torturador identifica a su víctima como un número o objeto, haciéndole creer que el ejercer un derecho u opinar diferente, separándose del colectivo, está limitado o no es “correcto”. Esta acción requiere necesariamente  de la complicidad de otras víctimas que con miedo desarrollan un cinismo superviviente  (En  Pitesti, re-educados).
 
Humillación, difamación, denigración verbal pública de los actores del régimen y sus militantes hacia los opositores.
 
Culpabilidad: en función de las nuevas consignas “éticas” del comunismo, los valores y principios del individuo son denostados por el régimen. El comunismo lo hará responsable de todos los fracasos pasados y presentes, propios y ajenos valiéndose de los medios de comunicación masivos.
 
Auto-aislamiento: como consecuencia de los puntos anteriores.
 
Simulacros: los medios masivos de comunicación del régimen enmascaran y crean falsas noticias de mínimas situaciones, desviando la atención e imponiendo matrices de opinión. “Puestas en escena” de daños o peligros inminentes contra su persona, bienes o comunidad o “acontecimientos que terminarán con el régimen” con un doble propósito: medir reacciones, desmoralizar, desmotivar y deteriorar la credibilidad: cuando algo realmente ocurra, nadie lo creerá y la capacidad de reacción será nula.
 
Información: los medios masivos de comunicación difunden cantidad de información que no puede procesarse e instalan temas de “interés social”.
 
Hastío, desconfianza, desinterés. Pérdida de autoestima. Mínima capacidad de reacción. Disminución de la  capacidad de juicio. Aceptación gradual del régimen, utilización de su argot y conceptos.
 
Si el experimento Pitesti es recordado como “el genocidio de las almas”, a juzgar por la actual indiferencia de nuestros pares, el socialismo del siglo XXI será recordado como el genocidio de la voluntad.
 
Sin embargo, entre nosotros hay hombres y mujeres con sólidas bases morales que resisten con la fortaleza que dan sus principios y valores. Son los convocados a revertir este proceso. Mientras tanto, desde su tumba, Gramsci sonríe.
 
Etiquetas: [Ayn Rand]  [liberalismo]  [objetivismo]  
Fecha Publicación: 2014-11-30T11:00:00.000-05:00



Etiquetas: [gobernabilidad]  [corrupción]  [estado de derecho]  [marcos ibazeta]  
Fecha Publicación: 2014-11-28T16:00:00.000-05:00
Autor: Marcos Ibazeta Marino
Fuente: Expreso

El panorama nacional, plagado de diarios escándalos de corrupción, fugas, blindajes y nula acción correctiva desde la policía, pasando por la fiscalía y el sistema judicial, con un Congreso completamente desprestigiado, un sistema de control absolutamente ineficaz y la inseguridad ciudadana llegando a límites peligrosamente intolerables, con delincuentes que actúan a su antojo, robando, agrediendo físicamente, matando por ferocidad o lucro, por encargo o como brazo armado de una organización criminal de gran magnitud; con instituciones estatales nada confiables y funcionalmente muy endebles; con un liderazgo político que se desmorona, tanto por la corrupción que los amaga como por los apetitos de poder  al interior de las organizaciones políticas y los miedos que asoman desde el poder máximo del Estado frente a la arrogante actitud de sujetos imputados de actos delincuenciales que se atreven a conceder entrevistas desde sus escondrijos, nos presenta un escenario tremendamente peligroso para la estabilidad política, la democracia y el Estado de derecho.

La situación puede volverse socialmente inmanejable si es que las medidas económicas que se están proponiendo para enfrentar la crisis no producen los efectos deseados. Formulo esta reflexión porque ese fue exactamente el escenario que hubo en el Perú durante el primer gobierno de Belaunde, que se manifestaba con mayor intensidad en Lima, a donde llegué al terminar el colegio,  poco antes del golpe de Velasco.

Quedé sorprendido al escuchar a casi toda la población pedir un golpe de Estado contra un Belaunde al que consideraban demasiado débil para resolver una crisis moral, más que económica, de la magnitud que se vivía entonces, por cuyo motivo no me extrañó que, luego de la toma del poder por Velasco, éste tuviera un gigantesco nivel de aprobación.

El mismo escenario se produjo en los noventa luego del nefasto primer gobierno aprista y, nuevamente, el pueblo aplaudió a rabiar el autogolpe de Fujimori.

Nada es nuevo. Julio César, observando la decadencia moral del Senado romano, no obedeció sus órdenes, cruzó el Rubicón y los derrocó fundando el imperio. Lo mismo sucedió con el ascenso de Napoleón en Francia. La pérdida de autoridad moral y la destrucción de la credibilidad ciudadana en líderes sin principios ni visión de futuro trae grandes males. Es urgente corregir rumbos. No llevemos a nuestro pueblo a una ciega exasperación porque los aventureros están por doquier.
Etiquetas: [gobernabilidad]  [humalismo]  
Fecha Publicación: 2014-11-27T13:04:00.000-05:00
Autor: Antero Flores-Araoz 
Fuente: larazón

Muchas veces hemos criticado al actual gobierno, siendo generosos ya en llamarlo gobierno, pues sigue en el limbo, pese a que solamente le queda algo más de año y medio para revertir la sensación de inexistencia gubernamental que se percibe.

Nuestra crítica estuvo centrada en su falta de diálogo, en la poca transparencia de su tímido actuar, y en un discurso falsete que dice promover la inversión pero en los hechos la traba, la perturba, la paraliza.


Algunos opositores, cómodamente sentados en sus curules parlamentarias, achacan al Ejecutivo y a la agrupación política que lo encumbró a un sitial que no merecen, y a sus socios de ruta, reales y también a los encubiertos, todos los males que agobian al Perú, lo que es francamente exagerado.

Muchos de los males que nos indignan, no nacieron con el actual gobierno sino que vienen de antes; lo que sí ha sucedido es que se han agravado, como por ejemplo los flagelos de falta de seguridad y corrupción, y ello por carencia de programas viables y serios, así como voluntad política. Percibimos un cuestionable dejar pasar, dejar hacer, que es negativo. Un régimen político que llega a la Casa de Pizarro, está para resolver problemas y enrumbarnos a una mejor situación para todos los peruanos. No puede quedarse en el simple discurso esperando que concluya su quinquenio para pasar quizás del Palacio de Gobierno al Palacio de Justicia.

La respuesta a la oposición parlamentaria, huérfana de propuestas, pero pródiga en adjetivos, no viene de los congresistas oficialistas y sus asociados, que es lo que corresponde, sino del gabinete ministerial, lo que es un error.

Los ministros, si bien son funcionarios de primer nivel político, están para gestionar los diversos sectores gubernamentales, pero no como algunos que están dedicados a ser los pechadores, con descuido de sus responsabilidades cívicas y gubernamentales.

No podemos los peruanos estar cotidianamente frente a titulares de lo que se dijo, dejó de decir, increpó, insultó, imputó, o denunció cualquier opositor para ganar reflectores, y a las respuestas, no sé si neuróticas o neurasténicas, de algunos contestatarios oficialistas, pues soy abogado y no psiquiatra.

Es hora de cambiar el doble estándar de propender diálogo desde la Presidencia del Consejo de Ministros, y combate, como si se estuviera en un set televisivo, por algunos integrantes del gabinete, y ojo que no me refiero al sector Interior pues por fin se ve movimiento.

Hay que bajar las tensiones que no conducen sino a infructuosos enfrentamientos, en que el país pierde. Todos debemos estar dedicados a elevar el nivel de vida de los peruanos y buscar su prosperidad, y para ello existen conocidísimos mecanismos de concertación política.

Ante la inexistencia de calidad de muchos de los que ejercen vocería parlamentaria, de hecho o por derecho, bien podría el Presidente de la República seguir convocando al Consejo de Estado, como lo hiciera un par de veces según se conoce, o invitar a los líderes políticos serios para conversar fuera de las rigideces palaciegas, o para hacerlo en el Foro del Acuerdo Nacional, que pareciera haber quedado en el baúl de los recuerdos.

Aún hay tiempo, no lo desperdicien.

Fecha Publicación: 2014-11-26T22:43:00.000-05:00

Es la declaración que el economista argentino efectuó en la entrevista audiovisual que le realizó la Periodista Agustina McWhite.


10670130_1524082631168848_6099534676099250527_n.2
El día 25 del actual mes, en la ciudad de Córdoba, Argentina, en el hotel Y.111 y en el marco de las disertaciones de distintas personalidades respecto de la “Ley de Abastecimiento” (nueva normativa cuya legislación principalmente está destinada a “intervenir en estados previos de la cadena de valor, sin contacto directo con el consumidor, fijando márgenes de utilidad, precios de referencia, así como niveles máximos y mínimos de precios“).
La Periodista cordobesa le realizó una interesante y corta entrevista al ex funcionario. La conversación se basó en varias preguntas universales como por ejemplo: “¿Cuál es su visión respecto del 2015?¿qué sucede con toda esta nueva cultura del “no trabajo” y qué va a pasar con esos chicos una vez que el gobierno kirchnerista se retire del ejecutivo?; ¿está pensando en alguna candidatura?“.
Agustina McWhite entrevista a Ricardo López Murphy.
Agustina McWhite entrevista a Ricardo López Murphy.

El escenario

El contexto económico argentino se encuentra en uno de sus peores momentos: Alta Inflación, retención a las importaciones y exportaciones; cepo al dólar; avasallamientos contra la propiedad privada; varios tipos de dólar (oficial, blue, pink, etc); y un fallo desde Nueva York que nos “hostiga” nos “acecha” y nos “bien acosa” sin cesar, pero que a la vez acrecienta y enaltece el “patriotismo” y “nacionalismo” de algunos grupos de jóvenes vinculados al poder, como por ejemplo: “La Cámpora; “Unidos y Organizados”; “Movimiento Evita”, entre otros.
Retomando el párrafo de un artículo mío -que puede leerse en este Blog, titulado: “¿Cuánto tiempo más durarán las Reservas si se sigue subsidiando?” Ver aquí. dilucido que la situación económica del país da serias señales de alarma. Entre las que más suenan se encuentran la alta inflación, la falta de inversión y un dólar que ha llegado a superar los 10 pesos. (…)  si se compara a Argentina con el resto de los países de América Latina, a excepción de Venezuela, ha habido un gran atraso de crecimiento económico.
El recorte inmediato del gasto público. El gasto público es el más alto de nuestra historia. Durante el mes de noviembre un decreto amplió el gasto, ya enorme, en 80 mil millones de pesos más hasta fin de año.
Es importante señalar que los subsidios (gasto social: Planes Jefes y Jefas, Asignación Universal por hijo, entre otros) significan sólo el 20% del gasto público, así que se podrían mantener para las familias que realmente lo necesitan. Empero, es vital recortar obra pública, que sin duda los enormes sobreprecios significan una importante erogación,(la corrupción es uno de los costos sociales más grandes de la economía), como así también las empresas estatales deficitarias como Aerolíneas Argentinas y el aumento de empleados públicos innecesarios.

El país necesita crecer. Para crecer se necesitan inversiones por lo cual, la Argentina debería dar señales concretas de respeto a la propiedad privada (el dinero, el cual es despreciado por el gobierno con la emisión sin respaldo, es también propiedad privada) de modo tal que quien traiga inversiones esté seguro de que las va a recuperar, podrá disponer de ellas y que no le cambiarán las reglas del juego en cualquier momento.
Sin divisas no se saldrá del estancamiento económico actual.Luego de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) hubo un incremento en la Bolsa Argentina. Entonces, indudablemente hay una correlación entre el desarrollo económico, el ánimo de la gente y las decisiones políticas. Argentina goza de una gran capacidad agropecuaria, empero, no sabe cómo aprovechar el gran auge de la macro economía que existe en todo el mundo.El nuevo peronismo que se gesta entre Massa y Scioli, quizás traiga una nueva cara para la Argentina, aunque si bien faltan varios meses para que termine esta administración -que dejará su profunda huella en la historia-, acaso el país comience a tomar un nuevo rumbo. 
Asimismo, ahora nos encontramos embrollados en otras circunstancias vitales: Pagar a los “Fondos Buitre”; cuáles son las medidas más aptas que deba tomar el próximo Ministro de Economía para mejorar la situación del país y ¿qué hacer con esta generación conocida y apodada como “Ni-Ni“: “ni trabajo, ni estudio“?. Por ese motivo, es vital escuchar la mirada del Economista López Murphy,  a este respecto. 
Para visualizar la entrevista, por favor, haz clic en el enlace de abajo:



Agustina McWhite es Periodista Profesional recibida en CUP.
Etiquetas: [Colombia]  [comunismo]  [farc]  [marxismo]  [PCC]  
Fecha Publicación: 2014-11-25T14:08:00.001-05:00
Por Miguel Posada Samper
Noviembre 24 de 2014
Fuente: Verdad Colombia

La mayoría de la gente asocia a las FARC y al ELN con la subversión. Por supuesto que son el brazo armado de la misma, pero no son el aparato completo. Ni siquiera son la parte que más nos amenaza con instalar un régimen estilo Cuba o Venezuela.

Aquí, ser apoyo de la subversión no es delito. Ni siquiera es mal visto en la mayoría de los círculos sociales.

¿Quiénes son los jefes del aparato subversivo? Están, por supuesto, los de las FARC y el ELN, pero probablemente no son los más importantes. En caso de instalarse en Colombia un régimen castro-chavista veríamos llegar al poder a los verdaderos jefes. Sabemos de algunos personajes que estarían en la primera plana de un nuevo régimen: Piedad Córdoba, los jefes del PCC y algunos otros.

¿Pero cómo figuraría el Fiscal General actual, el vicefiscal, algunos magistrados de las cortes y tribunales? ¿Dónde figuran en la organización comunista tantos académicos, periodistas y columnistas? No sabemos el rango que tendrían, pero puede ser muy importante.

Además de aquellos que están trabajando a favor de la subversión por convicción ideológica, hay muchos otros que trabajan para la misma por otros motivos: dinero y posición, especialmente. Piensan que si hay un cambio de régimen les irá muy bien. Podrán gozar su dinero y seguir en el juego de influencias. Tal vez estén equivocados. Así ha sido en Venezuela, hasta ahora, pero así no fue en Cuba.

No es fácil saber en Colombia quién es quién, sobre todo si está prohibido intervenir comunicaciones. Pero es fundamental averiguar la organización del enemigo. Son tontos quienes se oponen a eso. El problema es quién sabría las cosas y cómo se manejaría ese conocimiento.

Supongamos que la guerrilla finalmente entrega las armas y se hace la paz. Ahí empezaríamos a ver quién es quién. Si finalmente llegan al poder los comunistas, los que nos opusimos con todo tesón la pasaremos mal. Muerte o cárcel con cualquier pretexto. Tal vez algunos logremos el exilio. Pero muchos, que colaboran con los marxistas, creerán que les toca en la primera fila pero descubrirán que no es así. Y si protestan mucho les irá también mal.

¿Qué tan factible es este escenario? Es bastante factible.

Sin embargo hay cosas que están pasando que nos pueden proteger de esta desgracia: el colapso de Venezuela y de Cuba. Este colapso avanza rápidamente. La unidad del régimen de Caracas ya muestra fisuras, fisuras graves.

La destrucción de la economía es también rápida. La caída del precio del petróleo en el mundo es un problema para Colombia de alguna gravedad; para Venezuela es un desastre. El régimen chavista se está derrumbando como se derrumbó el régimen de Moscú: simplemente incapacidad administrativa.
Con un vecino en vía de recuperar un modelo económico de libertad de mercado, que sería lo que pasaría en Venezuela si se cae el régimen chavista, la posibilidad de que Colombia se vaya por esa ruta se desvaneces. Hagámosle fuerza a la oposición en Venezuela. La lucha de ellos es la misma nuestra.

Etiquetas: [Alvaro Uribe Vélez]  [Colombia]  [farc]  [Ricardo Puentes]  [seguridad democrática]  
Fecha Publicación: 2014-11-24T14:14:00.003-05:00
Autor: Carlos Salas Silva
Noviembre 19 de 2014

Ayer asistí a la presentación del reciente libro de Ricardo Puentes dedicado al narcotraficante Perafán y a su amigo Daniel Coronell. En el momento de las intervenciones uno de los asistentes dijo que, debido al miedo y la apatía, tan sólo un uno por ciento de los colombianos está luchando por salvar al país cuando el gobierno, sin importarle la voz del pueblo, está entregando la patria al terrorismo.

Decir un uno por ciento es decir que muy pocos, poquísimos, son quienes con valentía enfrentan a un sistema criminal que se ha venido imponiendo para alterar totalmente el orden democrático colombiano, pero hay que tener en cuenta que equivale a unas centenas de miles de ciudadanos y que, tal vez, no sea tan sólo un uno por ciento sino un veinte, un cuarenta, un sesenta o más el porcentaje de colombianos que estaría dispuesto a luchar

También escuché en ese encuentro a alguien plantear que el problema de Colombia es estructural y su única solución es la educación y que, por lo tanto, cualquier cambio fundamental tomará por lo menos treinta años.

Aunque, quienes asistimos al evento del lanzamiento del libro de Ricardo Puentes, tenemos en común nuestra cercanía con el Centro Democrático, no oí mencionar la política de Seguridad Democrática como solución de los graves problemas que aquejan al país y que dio tan extraordinarios resultados en la década pasada, la primera del siglo XXI. Quedé muy extrañado con esto y me llegó el amargo recuerdo de las elecciones pasadas en las que, en los discursos de los candidatos del Centro Democrático, se olvidó mencionar a la Seguridad Democrática como pilar de un programa de gobierno que haría posible todas las excelentes propuestas en educación de la campaña de Óscar Iván Zuluaga.

Faltó poner mayor énfasis en los siguientes cuestionamientos: ¿Cómo llevar a cabo un proyecto educativo ambicioso en un territorio que los criminales se están tomando paso a paso? ¿Cómo educar a una nación que convive con el terror y que tiene que arrodillarse ante los criminales porque no hay un estado que le garantice su seguridad? ¿Es posible sembrar valores en unos niños que están en la mira de unos bandidos y que tienen que sortear toda clase de peligros para asistir a la escuela pasando su infancia en la incertidumbre y la zozobra? Sin seguridad no es posible una educación adecuada, una educación constructiva, una educación que favorezca a quien la recibe y a su entorno. 

Lo que nos congregaba ayer era un libro que habla de los vínculos entre periodismo y mafia tan eficaces para influir sobre la opinión pública. A pesar de ello noté que no estamos exentos de caer en la estrategia actual montada por el gobierno para opacar a la oposición y especialmente la imagen de Álvaro Uribe. Que no se mencionara ahí la Seguridad Democrática ni su inspirador es un triste indicador de que esa estrategia está dando sus frutos hasta en quienes estábamos ahí presentes, todos opositores al régimen.
Por suerte esta mañana por La Hora de la Verdad tuve la oportunidad de escuchar una memorable entrevista que inició Fernando Londoño haciendo un breve resumen de sus arriesgadas pero sesudas e inquietantes especulaciones sobre el secuestro del general Rubén Álzate antes de cederle la palabra a Álvaro Uribe diciéndole que “la voz suya es la que vale”.
Fernando Londoño tacha de patraña, sainete y jugarreta este extraño secuestro que despierta la suspicacia de todos. Álvaro Uribe es más prudente, puede que esté de acuerdo, como muchos de nosotros, con Londoño pero sabe que hay que ir con prudencia y analizar la situación antes de adelantarse a los hechos.

Uribe comienza aclarando dos cosas: la primera, que este secuestro no es un hecho puntual -las FARC han secuestrado 59 personas desde el inicio de las conversaciones en La Habana, espeluznante cifra que el gobierno ha ocultado aquí y afuera haciendo creer a la comunidad internacional que todo va bien-; y la segunda, que el general Álzate ha luchado por la desmovilización de integrantes de las FARC y especialmente la de los niños reclutados por los bandidos en un territorio tomado por los terroristas.

Con estas premisas podría deducirse que el general haya asistido a una cita dentro de un proceso de desmovilización, pero esto no deja de estar en el campo de la pura especulación. Especulación entre muchas otras que se han venido tejiendo a sabiendas de que se puede esperar cualquier cosa de Santos como, por ejemplo, que el gobierno pactó ese secuestro con las FARC para reanimar las negociaciones en Cuba en un momento de crisis de credibilidad. A lo que Uribe replica diciendo que “quisiera pensar que no, por el bien de las instituciones de este país.”
Por otro lado, Álvaro Uribe dice que hay dos puntos en los que hay que poner énfasis para comprender la situación. El primero es que hay interés del gobierno por ampliar el concepto de delito político a partir de la conexidad para favorecer a los criminales que han cometido crímenes contra la humanidad y recuerda que “desde Carrara, en la teoría clásica del derecho penal, se entiende que el delito político es un atenuante en aquellos regímenes autoritarios donde hay delitos de opinión de tal manera que el delito político ha sido utilizado para aquellos que combatieron contra la opresión cuando se logra llegar a un estado de libertades y así indultarlos como una forma de premio; que no es el caso aquí en donde vamos a indultar a los narcoterroristas de las FARC que son los opresores de la comunidad.”

El segundo punto en cuestión es el del cese bilateral al fuego al que Álvaro Uribe hace la siguiente reflexión: “Hay mucha preocupación en grupos de opinión porque según parece el gobierno quiere premiar al grupo terrorista por liberar a los secuestrados diciendo que llegó la hora de un cese bilateral, poniendo al mismo nivel al Estado democrático de Colombia con el terrorismo, obligándolo a dejar su función constitucional de proveer el servicio esencial de seguridad a los ciudadanos, mientras que el terrorismo se comprometería a no incurrir en lo que ellos llaman acciones de guerra que no son otra cosa que delitos atroces como el secuestro, la extorsión, el asesinato, etc.. Por eso es importante insistir en que el país necesita un cese unilateral de las actividades criminales por parte del grupo terrorista de las FARC.”

Ante esta coyuntura es comprensible que estemos tentados a especular cualquier cosa acerca de lo que está oculto detrás de lo que apenas nos dejan ver. “Con el engaño se hace mucho daño a la opinión pública nacional e internacional. A la opinión internacional se le hace creer que Colombia está bien y que Santos tiene controlado al terrorismo y que el proceso de paz es maravilloso e ignoran como ha crecido la violencia en todo el país de una manera silenciada, con pocos registros de los hechos violentos porque la ciudadanía se ha visto obligada a someterse al terrorismo y ha dejado de denunciar porque no hay Estado que la proteja. Los guerrilleros engañan al hablar de paz en La Habana mientras en Colombia asesinan, secuestran y trafican con drogas. El mundo quiere ocultar que las FARC es corresponsable del asesinato de los 43 estudiantes en México habiendo sido comprobado que las FARC es el proveedor de coca al cártel de Guerrero responsable de ese asesinato”, dice el ex presidente.
Con su manera clara de exponer sus puntos de vista Álvaro Uribe, de la misma manera que da respuestas a múltiples interrogantes, siembra en quienes lo escuchamos semillas de reflexión. Por eso, a pesar de todas las estrategias montadas para empequeñecerlo ante la mirada de sus compatriotas, es el líder de millones de colombianos que, como ese uno o sesenta por ciento, estamos comprometidos de distintas maneras con el rescate del país y nos sentimos representados por quien con sinceridad se despide de Fernando Londoño y de quienes escuchamos la entrevista, diciendo: “Mientras Dios nos dé vida y salud, estamos en la lucha”.
Etiquetas: [economía de libre mercado]  [emprendimiento]  [Israel Kirzner]  [liberalismo]  
Fecha Publicación: 2014-11-23T16:47:00.001-05:00
Fuente: ufm

Como explica Israel Kirzner, Mises veía al mercado como un “proceso”. ¿Pero qué clase de proceso? Kirzner ha resaltado que se trata de un proceso del “emprendedor alerta”. La satisfacción de la demanda del consumidor puede ser el propósito detrás de la producción, pero debe haber alguien que, en sistema social de división del trabajo, tenga el rol específico de anticipar qué es lo que los consumidores desearán en el futuro y que luego contrate, coordine y dirija el uso de los medios de producción con vistas a ese fin.
Imagen: wikipedia

Lo que guía a los emprendedores en su tarea es la previsión de beneficios económicos (ingresos superiores a los costos de poner a los bienes en el mercado) y la aversión a las perdidas. Pero uno de los aportes que Kirzner ha destacado es que si bien el espíritu emprendedor es crucial para el funcionamiento del mercado, no puede ser comprado ni vendido a un precio determinado, como otros bienes y recursos. La razón es que la esencia de la actividad emprendedora es “el estar alerta”, visualizando el horizonte del mercado en busca de oportunidades e innovaciones que pueden resultar en la fabricación de bienes mejores o nuevos, o en la introducción de productos más baratos en el mercado.

Pero el “estar alerta” significa notar algo que otros no han visto ni pensado antes. Significa ver “más allá” del conjunto de oportunidades y formas rutinarias de hacer las cosas. Es el proceso de descubrir conocimiento y posibilidades que nunca antes nadie había imaginado o visto.

Según Kirzner, una de las razones más importantes para la existencia de mercados abiertos y competitivos es que los individuos tengan el incentivo de beneficios económicos y la posibilidad de resultar favorecidos con ese “estado de alerta”. El orden institucional del libre mercado crea las condiciones bajo las cuales es más probable que las personas cuenten con la motivación para estar alertas, aun cuando nunca podremos saber anticipadamente lo que su creatividad generará.

Israel Kirzner nació el 13 de febrero de 1930 en Londres, Inglaterra, y emigró a Estados Unidos vía Sudáfrica. Recibió su título licenciado Summa Cum Laude en el Brooklyn College en 1954, y cursó un máster y un doctorado en la Universidad de Nueva York –NYU- siendo alumno de Ludwig von Mises. Mientras buscaba con qué cursos completar los requisitos académicos del MBA en NYU, Kirzner vio entre la oferta disponible un seminario de teoría económica ofrecido por Ludwig von Mises en el segundo semestre de 1954.

De 1954 a 1956 trabajó como asistente de Mises y escribió a modo de disertación, y bajo su supervisión, El Punto de Vista Económico: Un Ensayo en la Historia del Pensamiento Económico, un estudio del desarrollo de la ciencia económica como una teoría de la lógica de la elección y la acción humana. En 1960 fue publicado como su primer libro.

Luego de graduarse, fue contratado como profesor asistente en el departamento de economía de NYU, en 1957. Fue promocionado a profesor adjunto en 1961 y profesor titular en 1968, puesto que mantuvo hasta su retiro en el 2001.

Los trabajos más notables de Kirzner los encontramos en el campo de la economía del conocimiento y la iniciativa empresarial y la ética de los mercados. Es profesor emérito en economía en la Universidad de Nueva York, y es una autoridad académica en cuanto al pensamiento y la metodología de Ludwig von Mises.

Algunas de sus obras más importantes sobre economía son las siguientes:

Entrepreneurial Discovery and The Competitive Market Process: An Austrian Approach. Journal of Economic Literature. (Marzo 1997)
The Meaning of Market Process. (Routledge 1992)
Discovery, Capitalism and Distributive Justice. (Basil Blackwell 1989)
Competition and Entrepreneurship. (Chicago 1973)

Las contribuciones de Kirzner a la Escuela Austríaca de Economía han refinado y extendido los trabajos iniciales de Ludwig von Mises y Friedrich A. Hayek acerca de la comprensión del funcionamiento de la economía de mercado. Kirzner ha desarrollado estos temas en una serie de libros, entre los cuales se encuentra: Competencia y el Espíritu Emprendedor (1973); Percepción, Oportunidad y Beneficio Económico (1979); Los Descubrimientos y el Proceso Capitalista (1985); Los Descubrimientos, Capitalismo y Distribución Justa (1989); El Significado del Proceso de Mercado (1992); Como Funcionan los Mercados: Desequilibrio, Emprendedores y Descubrimiento (1997); y La Fuerza Impulsora del Mercado (2000).

Israel Kirzner fue otorgado un Doctorado Honoris Causa por la Universidad Francisco Marroquín el 4 de septiembre de 1989.

Artículos y documentos

The Economic Point of View: http://www.hubertlerch.com/pdf/Kirzner_The_Economic_Point_of_View.pdf
Israel Kirzner on coordination and discovery: a comment: http://www.thefreelibrary.com/Israel+Kirzner+on+coordination+and+discovery%3A+a+comment.-a0228172332
An Interview with Israel Kirzner: http://mises.org/journals/aen/aen17_1_1.asp
Israel Kirzner on Ethics and Entrepreneurship: http://www.economicpolicyjournal.com/2012/09/israel-kirzner-on-ethics-and.html






Fecha Publicación: 2014-11-22T09:44:00.000-05:00
Por Agustina McWhite

Son las crudas palabras de la hija de un preso político en Argentina. Su nombre es Fernanda y a través de su desgarradora pero fulminante crónica se animó y contactó a Agustina McWhite para difundir su historia.
¡Gracias, Fernanda, por permitir que yo reproduzca tu mensaje!. Estoy más que segura que con tu escrito muchos familiares, que lastimosamente se encuentran en la misma situación que vos, se sentirán identificados y quizás hasta se animen, cada vez más, a contar su historia. A hacerla popular, porque también es parte de la Verdad. Es parte de la Historia de Argentina.


SOY HIJA DE UN MILITAR QUE HOY ES UN "PRESO POLÍTICO"

Soy Fernanda Eugenia Megías, hija del Mayor Miguel  Ángel Nicolás Megías (R) del Ejército Argentino, Ex Combatiente de Malvinas y designado por la O.N.U. como Casco Azul en la Guerra en la Ex Yugoslavia. Actualmente detenido injustamente desde el 12 de Septiembre  acusado de delitos de lesa humanidad que no cometió.

Es difícil escribir estas líneas porque se mezclan muchos sentimientos como la tristeza, la impotencia, el odio, la ira, como también la angustia de haber vivido parte de mi embarazo con mucho dolor. El día que se suponía que debía ser el momento más bello que una familia puede vivir, el papá de mi hija y yo lo atravesamos solitos, sin los seres más importantes que debían estar y no estuvieron. Aun así nuestra hija nos llenó de luz y amor.
En la mañana del 12 de septiembre de éste año, mientras dormíamos sonó el celular y fue ese maldito presentimiento que algo estaba mal… y así fue. Se habían llevado detenido a papá.
Mientras estuvo en el calabozo de la Policía Federal de Tucumán, lo tenían esposado como si fuese un criminal de máxima peligrosidad. Luego lo trasladaron a San Juan donde se encuentra actualmente. La Policía Federal de San Juan por orden judicial había intervenido mi línea de teléfono como se encuentra hasta el día de hoy.
Le habían quitado todo. Lo único que logré en medio de la desesperación fue buscar teléfonos para poder encontrarlo y poder escuchar su voz; hasta que lo logré, lo encontré y al escucharlo me quebré en llanto como una nena. No puedo describir el lugar donde lo tuvieron, sólo sabía que estaba desesperado, con ataques de pánico  y recibiendo su medicación para el corazón. Sin entender concretamente porque estaba ahí. Lo acompañó su mujer, quien fue su único sostén en todo ese tiempo.
Hace poco pude viajar a verlo, necesitaba saber que estaba bien porque todo el tiempo imaginé sus ojos llenos de tristeza y desesperación, pese a que fue un servidor de la Patria, formado y preparado para lo peor  como haber atravesado dos guerras, nos dejó a mí y a mi madre  para cumplir con su deber y pelear por éste “bendito país”.
Llegué al penal desesperada por verlo y apenas nos abrieron la puerta nos rendimos en un abrazo eterno y él terminó consolándome a mí, con esa fortaleza de padre, temblando en medio de la  angustia… y ¡por fin conoció a su nieta! pero detrás de las rejas, sin embargo lo llenó de alegría.
Estuve y compartí todo con los compañeros de papá, todos hombres enteros, otros con mucha tristeza en sus ojos sin entender todavía por qué estaban ahí. Lo visité varios días, pero inevitablemente llegaría el día de la  despedida que fue cruel…me despedía de cada uno y en cada uno lo veía a papá, y esos hombres, me consolaban y acariciaban a mi bebé que en esos días les había robado una sonrisa. Al fin llegó el abrazo final, no me quería ir  y al caminar hacia la puerta  con mi bebé no quería mirar atrás,  no quería tomar conciencia  de que nos íbamos y él se quedaba mirándonos detrás del alambrado.

"Mi viejo tiene que pagar el precio 

por haber elegido 'ser Militar' "

1070114_10201650637978638_586761721_n
Fernanda Eugenia Megías
Hoy pareciera que mi viejo tiene que pagar el precio por haber elegido “ser militar”. Yo respeto el dolor de las otras víctimas, de sus familias, pero quiero que mi dolor también sea respetado porque lo tengo a mi viejo preso injustamente.
Mi papá en el ’76 tenía 23 años y era Subteniente, el grado más bajo del Escalafón militar. Sus funciones eran muy básicas. En horas de la noche del 26 de Agosto del ’76, se había producido un enfrentamiento entre 2 autos (un Ford Falcon  y un Fiat 128 conducidos por Montoneros que venían a los balazos), y los militares que estaban haciendo un control vehicular. En ese enfrentamiento muere un montonero de 23 años. Fue así como el  día 27 de Agosto, horas más tarde,  mi padre recibe la orden de dirigirse al lugar del hecho Av. San Martín de la ciudad de San Juan para elevar un sumario sobre lo encontrado. Y así fue, lo acompañaron 3 policías y dentro del Fiat 128 había un cadáver, una carpeta negra con panfletos e informes de Montoneros, un revolver Diana calibre 38 largo, una carabina  automática “Marcatti” calibre 22 y una escopeta Centauro calibre 14. Finalizado el sumario, los policías llevaron el cadáver a la morgue del Hospital Rawson y mi padre se dirigió al Regimiento a informar de lo sucedido.

"He sido atacada por ser hija

 de militar"

Mi padre jamás será una vergüenza, ni tampoco el hecho de que se encuentre detenido. Lamento mucho si algún miembro de mi familia lo siente así o algún colega en mi trabajo cree que es así, ya que he sido atacada por ser hija de militar. Tampoco me importa. Solo él puede sentir el infierno cada día de estar privado de su libertad injustamente, las familias que están hoy en la misma situación y por demás quienes lo queremos lo sufrimos...nadie más.
La Historia debe ser analizada con sinceridad y debe contemplar  todas las verdades; lastimosamente muchos se están perdiendo la oportunidad de acercarse a “la otra parte de la verdad”.
Quiero informar que somos 1.909 familias  en todo el país que estamos atravesando por todo este calvario. Nuestros padres son actualmente “presos políticos”; muchos llevan más de 10 años presos, es decir que el “principio de inocencia, “in dubio pro reo", no existe para éste Gobierno. Para éste gobierno “son culpables hasta que demuestren su inocencia” por lo tanto deben permanecer encerrados.
                       Fernanda Eugenia Megías (**)
DNI 26.791.059
(**) Actualmente forma parte de la "Asociación de Hijos y Nietos de Presos Políticos de la Argentina".

*Agustina McWhite es Periodista Profesional recibida en CUP.
Etiquetas: [antifujimorismo]  [elecciones 2016]  [fujimorismo]  [ollanta humala]  
Fecha Publicación: 2014-11-21T15:50:00.001-05:00
Por: Iván Budinich Castro

A primera vista se puede considerar que el ultimo exabrupto del presidente Ollanta Humala contra el fujimorismo es una provocación innecesaria y una metedura de pata monumental de parte del presidente de la república,  que exhibe así una tremenda incapacidad para el dialogo político y arriesga la gobernabilidad de su gobierno prácticamente en su etapa final retando en público a la primera minoría del congreso al tildarla de una organización nacida en la cloaca.

A primera vista, el presidente Ollanta es un necio, pero como saben los lectores de “El Principito”: “Lo esencial es invisible a los ojos”. Con un gobierno cada vez más debilitado, con una economía que pasa por uno de sus peores momentos en muchos años y próximos a un 2015 que políticamente no es otra cosa que la antesala de 2016, el humalismo busca sobrevivir a toda costa en un escenario donde todo apunta a un fortalecimiento en simultáneo del APRA y el Fujimorismo, los grandes adversarios elegidos por el nacionalismo humalista.
En ese supuesto, el presidente Ollanta Humala deja de lado la dignidad presidencial y apunta directamente al fortalecimiento  de su organización bajo las banderas del antifujimorismo, un no-partido con grandes posibilidades de alcanzar un puesto expectante en cualquier elección y que tiene la particularidad de agrupar una amplia franja que agrupa desde la derecha vargasllosiana a la izquierda pro sendero pasando por el centrismo de minipartidos como Acción Popular, Somos Perú  y Perú Posible.

Desde su posición en el gobierno y con Nadine Heredia como eventual candidata al congreso por Lima (ha negado varias veces su supuesta intención de lanzarse a la presidencia), el humalismo lo tiene todo para encabezar la cruzada antifujimorista incluyendo el patrocinio de Mario Vargas Llosa, el padrino y mentor espiritual de esta corriente.


Con el humalismo posicionado como la fuerza antifujimorista y antiaprista por oposición, el oficialismo apunta sino a la victoria, si a posicionarse como una fuerza respetable en el congreso tras su paso por el gobierno y evitar la deshonrosa suerte de Perú Posible y el APRA reducidos a casi su mínima expresión inmediatamente tras su paso por el gobierno. Ollanta Humala puede ser mediocre como presidente, pero cuando se actúa como el candidato del “polo rojo” no le faltan reflejos. 
Etiquetas: [acuerdos de paz]  [Colombia]  [farc]  [secuestros]  [terrorismo]  
Fecha Publicación: 2014-11-21T13:05:00.000-05:00
Autor: Eduardo Mackenzie

La situación política creada por las Farc al secuestrar al general Rubén Alzate Mora en un pueblito cerca de Quibdó puede cambiar de un momento a otro.  La coyuntura es volátil para los protagonistas de ese drama y para los observadores.  Si el alto militar secuestrado, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Titán, con jurisdicción en el departamento de Chocó, es dejado en libertad, el presidente Juan Manuel Santos ordenará sin duda la reanudación de las conversaciones en La Habana.  Santos podría ir más lejos y conceder lo que le pide alias Catatumbo: premiar a “la revolución” con un cese al fuego bilateral que deje en libertad de acción –y de depredación– en todo el territorio a los enemigos del Estado.

Si hace eso, Santos habrá cometido el peor error de su vida. Perderá la cara no solo ante Colombia sino ante el mundo entero. Nadie podrá defenderlo de la acusación de que es un presidente que conspira con el bloque castro-chavista para destruir no sólo el legado de ocho años de gobierno del presidente Álvaro Uribe (2002-2010), sino el mismo sistema democrático en Colombia.

¿Qué pasará, en cambio, si el general Alzate es rescatado por las Fuerzas Armadas? ¿Seguirán las negociaciones de Cuba como si nada hubiera ocurrido? Difícilmente. ¿Qué sucederá si –Dios no lo quiera–, el general es asesinado por sus secuestradores, o perece en cautiverio? La estrategia dialoguista de Santos perdería lo último que le queda de sentido y esa muerte absurda, cuyo único responsable sería la organización que dirige Timochenko, incendiaría aún más al país.

En ese panorama inestable, lo único claro es que los colombianos estamos, de nuevo, ante una encrucijada plena de interrogantes y de pocas respuestas. Es decir, ante una situación típica del método santista: sabemos y no sabemos nada. Sabemos y no sabemos qué está ocurriendo en el campo político. Conocemos una parte ínfima de lo que se está jugando tras bambalinas, con actores subversivos y hasta con agentes extranjeros que no buscan sino imponer sus condiciones.  Y, aunque ese es el nivel de incertidumbre,  se nos pide al mismo tiempo que asumamos una posición, y que le demos “respaldo político” al Gobierno, y que todos, sobre todo los periodistas, seamos “prudentes en las informaciones”. Como si un aumento de la autocensura de los medios, ya grande en materia de orden público, pudiera ayudar a los colombianos a comprender lo que ocurre. El resultado de esa línea es, una vez más, que los únicos que tienen la palabra son las Farc y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Con gran cinismo, éste gesticula que está contra la suspensión del diálogo en La Habana y que “a Venezuela le duele esta guerra de 60 años [en Colombia]” aunque él la alimenta todos los días.
Después de echarle la culpa al presidente Uribe del secuestro del Alzate, las Farc insisten en disfrazarse de palomas al decir que ese rapto no es más que una “retención” que les cayó del cielo pues ellas no habían planeado hacer eso.
Por eso tiene razón el ex ministro y periodista Fernando Londoño Hoyos cuando se niega a jugar al avestruz.  Al invitar al país a ser vigilante sobre este asunto, Londoño cumple con su deber de patriota. En su editorial de ayer dijo: “Nada es lógico ni verosímil en la historia que nos han contado sobre el secuestro del General Alzate”. En consecuencia,  formuló cinco preguntas: 1. ¿Qué se está tramando contra el porvenir de Colombia? 2. ¿Juan Manuel Santos está montando un nuevo golpe de opinión con el secuestro del General Alzate? 3. ¿Quién le ordenó al General Alzate viajar por esa zona de Quibdó desarmado, vestido de civil y sin protección? 4. ¿Qué les va a dar Santos a las Farc para que devuelvan con vida al General Alzate? 5. ¿Les concederá el cese bilateral al fuego para que las Fuerzas Militares y de Policía queden paralizadas en todo el país?
Son interrogantes ineludibles. El presidente Uribe, por su parte, denunció la grave torpeza de la línea de Santos: “Han hecho creer que el Gobierno tiene controlado el terrorismo. Mienten: el terrorismo vuelve a controlar muchos territorios de Colombia”, dijo al diario madrileño El Mundo.  Y agregó: “Han convencido al mundo de que debemos elegir entre guerra y diálogo. Santos traicionó su promesa de seguir nuestra política. De haberlo hecho, los jefes terroristas hoy estarían también en Cuba y Venezuela, pero no tendrían estructura para el crimen en Colombia. Pero el Gobierno Santos renunció a que este país estuviera hoy en paz”.
En efecto, Colombia no está en paz ni va hacia la paz. Jamás las Farc habían podido secuestrar a un General de la República. Si lo han hecho ahora es porque el proceso de diálogo que ellas exigían los ha fortalecido de manera inaudita. Así va  Colombia pocos días después de que Juan Manuel Santos dijera en Europa que el “proceso de paz” iba muy bien pues las Farc estaban trabajando con mucha “seriedad” en eso.
Etiquetas: [Agustina McWhite]  [argentina]  [Periodismo]  [Plagio]  [propiedad intelectual]  [propiedad privada]  
Fecha Publicación: 2014-11-21T08:10:00.001-05:00
Por Agustina McWhite
10670130_1524082631168848_6099534676099250527_n.2
El plagio es para algunas personas, como para mí, algo que está mal, algo que no es ético, todo aquello que choca con la moral, que la enfrenta. Es una inmoralidad. Mientras que para otros, como es el caso de muchos señores; quienes se jactan de ser "productores de radio y televisión y editores y diseñadores gráfico en sitios web, no es más que una actividad que, supongo, realizan con naturalidad y normalidad todos los días. Son  estafadores en potencia,  plagiadores pusilánimes que no son capaces de generar su propio material intelectual y necesitan robar, porque plagiar es robar, notas en distintos sitios web, como es mi caso.
Lo que más me preocupa de estos energúmenos es su edad, a pesar de que varios hayn nacido casi 40 años antes que yo, fecha que le atribuirían una edad alrededor de 60 años, no hayan aprendido nada, o no hayan sido "bien educados" como para comprender lo que está bien y lo que está mal o que no tengan una vocecita que les susurre levemente "ey, no hagas eso, está mal, porque por Convención Social así se pactó".
No me queda más que seguir sorprendiéndome pero a la vez aprendiendo que ni si quiera la gente mayor, promete. Sesenta años y haciendo mocedades, ¡vaya vida!, ¡qué calvario! No puedo no preguntarme ¿qué sentirán todas las noches y si podrán o no dormir tranquilo?. Eso yo no lo podré saber nunca, sólo ellos y Dios lo sabrán.
Lo que exaspera es el medio y el fin en sí mismo, pues no sólo se atribuyeron la autoría de una nota mía publicada en este Blog y en el diario digital Tribuna de Periodistas, titulada: "La prensa es un arma de doble filo";  sino que además de firmarla con su nombre y apellido, la editaron, la modificaron, borraron oraciones y las reemplazaron con otras palabras: lugares, precisamente. De este modo, bajó el nivel de escritura, colocaron palabras que fueran, seguramente, más fáciles de entender para su reducido y ligero intelecto, produciendo que se perdiera buena parte del sentido de la nota. ¡Y es una lástima que así fuera!.

No hay respeto por la propiedad privada, ni la propiedad intelectual; no hay respeto por el esfuerzo que uno hace en realizar su trabajo. ¿Qué nos está pasando, sociedad?.
No puedo responder esa interrogante, no soy el todo y tampoco sociedad, sólo puedo contestar, que, como ya es habitué en Argentina, al igual que sucede con la riqueza: el esfuerzo de uno se reparte, se expropia y se desacredita, y lastimosamente, se ha llegado al límite de hurtar artículos.

El derecho de autor está reconocido como uno de los Derechos Fundamentales en la Declaración Universal de los Derechos Humanos; además de estar tipificado en el Artículo 17 de la Constitución Nacional Argentina.
Citar fuentes te hace un verdadero Periodista, salvo que hayas pactado con dicha fuente, no publicar su nombre. Lo cual es totalmente válido, pues por suerte, el Derecho nos acompaña a los Periodistas.


Agustina McWhite es Periodista Profesional recibida en CUP.