Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.

Comparte esta página:

Etiquetas: [fabulas de animales]  [fabulas infantiles]  
Fecha Publicación: Fri, 24 Jul 2015 07:00:00 +0000
En un enorme caserón abandonado, las ratas campaban a sus anchas por todos los rincones. Conociendo esta situación, un gato decidió dirigirse hasta allí y probar fortuna. Tantas ratas había, que no pasaba un solo día en el que el felino no consiguiera cazar cuatro o cinco. Alertadas por el enorme bajón que estaba experimentando su población, decidieron no salir al exterior y esperar desde sus agujeros, el próximo paso del gato.

Como le era imposible conseguir comida, el gato pensó en algún truco para que las ratas volvieran a salir confiadas de sus escondrijos. Se subió a la parte más alta de una viga y se dejó caer sobre ella como si la vida le hubiera abandonado. Asomándose una de las ratas, le dijo:

-Muy ingenioso tu nuevo truco para cazarnos. Desafortunadamente para ti, no somos tan tontas para caer en algo tan sencillo como lo que estás intentando llevar a cabo en estos momentos. Aunque fueras el objeto más inofensivo del mundo, ninguna de nosotras se acercaría hasta allí.
MORALEJA
Desconfía siempre de las cosas que te ofrezcan con una imagen demasiado bonita y atrayente.
El gato y las ranas fabulas
Etiquetas: [fabulas infantiles]  
Fecha Publicación: Wed, 22 Jul 2015 07:00:00 +0000
Un ingenuo ratón trabó amistad con una rana a la que le encantaba hacer bromas. Esta rana, que nunca solía medir la magnitud de sus acciones, decidió anudar la pata del inocente ratón a la suya propia.

Para convencer a su amigo que nada malo podía pasarle, se trasladaron a un campo cercano para disfrutar del tierno trigo. Cuando este estaba lo suficientemente confiado, la rana dio un tirón, colocándose en muy pocos saltos a la orilla de un profundo pantano. Sin pensárselo dos veces, saltó al agua, sumergiendo a cierta profundidad al que consideraba como su amigo.

Aunque este la intentaba avisar gritando para que lo sacara del agua, la rana continuo chapoteando como si nada de aquello le afectara. Minutos después, por culpa de la enorme cantidad de agua que había en su pequeño cuerpecillo, el ratón se ahogó, subiendo a la superficie sujeto a la pata de la rana.

Pasó por allí un milano y al ver que el ratón ya no se movía, bajó a gran velocidad para atraparlo, llevándose con él a la rana, la cual acabó en la barriga del pájaro.

MORALEJA
Todo el mal, se acaba pagando
El ratón y la rana fabula infantil para niños
Etiquetas: [fabulas largas]  
Fecha Publicación: Tue, 21 Jul 2015 07:00:00 +0000
Reunidas las gaviotas en una plataforma rocosa, comenzaron a presumir de cuales habían sido sus mejores y más grandes capturas. Aunque todas decidan la verdad, ninguna de ellas creía a las otras, ya que la mayoría de ellas afirmaba que nadie había en los alrededores para apoyar su relato.

Ya que era imposible que se pusieran de acuerdo, decidieron hacer una competición para ver cuál era capaz de conseguir capturar y comerse el pez de mayores dimensiones. Tan animadas estaban en la competición que cada vez pescaban peces más y más grandes.

En uno de estos lances, una de ellas se intentó tragar un pez tan enorme, que su garganta quedó tan seriamente dañada, que a punto estuvo de perder la vida. Mientras la gaviota lamentaba amargamente en la orilla de la playa de su mala fortuna, un milano que había presenciado toda la escena le dijo:

-Tienes bien merecido todo lo que te pase, porque conociendo cuáles son tus límites, has continuado tragándote peces hasta que tu garganta ha sido incapaz de soportarlo.
MORALEJA
Nunca intentes sobrepasar tus límites, si no te has entrenado para ello
El milano y la gaviota: fabula con moraleja
Etiquetas: [animales]  [fabulas largas]  
Fecha Publicación: Mon, 20 Jul 2015 07:00:00 +0000
Un hermoso jilguero, el cual se hallaba encerrado en el interior de una lujosa jaula, colgada por su dueño la ventana más alta y luminosa de toda la casa, se ponía a cantar en cuanto caía la noche. Atraído por su preciosa voz, una noche se acercó hasta su ventana un murciélago, al que la curiosidad le hizo interrogarle acerca de esa curiosa costumbre de cantar por la noche.

-No es tan curiosa como a ti te parece –dijo el jilguero-, canto por la noche porque el día en el que me capturaron lo estaba haciendo sobre la copa de un árbol a plena luz del día. Para evitar que algo peor me suceda, he decidido mostrarme mucho más prudente desde entonces y cantar única y exclusivamente cuando el sol se ha ocultado detrás de las montañas.

-A buenas horas has decidido tener más prudencia- le contestó el murciélago-. En lugar de intentar ahora ser más cauto, más te hubiera valido haberlo sido cuando los hombres se lanzaron contra ti para capturarte.

MORALEJA
Se prudente antes de equivocarte
El murcielago y el jilgero Cuento corto
Etiquetas: [fabulas de esopo]  
Fecha Publicación: Fri, 17 Jul 2015 07:00:00 +0000
A pesar de que sabía lo peligroso que podía ser el manantial para alguien tan pequeño como ella, la hormiga bajó hasta sus aguas para saciar su sed. Cuando estaba a punto de marcharse, una ráfaga de viento la empujó hacia lo más profundo del manantial.

Casi a punto de ahogarse, recibió la inesperada ayuda de una paloma, la cual al ver en tan grave aprieto a la pobre hormiga, arrancó una rama de un árbol y la lanzó hacia el manantial. Una vez que esta llegó hasta la posición de la hormiga, la agarró muy delicadamente y la subió para evitar el desastre.

Al otro lado del río, un cazador de palomas que miraba la escena con cierto regocijo, apoyó su arma sobre su hombro para acabar con la vida de la paloma. Dándose cuenta de sus malas intenciones, la hormiga se metió entre la ropa del cazador, mordiéndole en el talón. Nada más sentir los agudos dientes de la hormiga, el cazador soltó su arma, dándole a su benefactora la oportunidad de salvar su vida.

MORALEJA
Intenta siempre corresponder de igual manera a los favores que otros te hagan
La paloma y la hormiga fabula infantil para niños
Etiquetas: [fabulas de esopo]  
Fecha Publicación: Thu, 16 Jul 2015 07:00:00 +0000
En una enorme granja, vivía un hermoso gallo, al que todos los días su dueño dejaba salir a pasear por el campo para que buscara alimento para él y las gallinas con las que compartía el gallinero.

Cierto día, estando buscando el gallo la mejor zona para que las gallinas y sus pollitos pudieran alimentarse durante todo el día sin que nadie los molestara, se encontró una enorme piedra preciosa de color verde. Tras dar unas cuantas vueltas a su alrededor y propinarle un par de picotazos para asegurarse que era una joya lo que tenía ante sus patas, le dijo con cierta indiferencia:

-Si en lugar de encontrarte yo en lugar de mi dueño, se habría puesto tan contento, que hubiera salido corriendo contigo hacia el pueblo más cercano para venderte; pero para mí no tienes ningún tipo de valor. Me es más grato encontrar pequeños granos de cereal, insectos o alguna jugosa lombriz de tierra, que cualquiera de las joyas que tan locos parecen volver a los hombres.

MORALEJA
Aquello que no resulta útil, no posee ningún valor.
El gallo y la joya fabulas con moraleja
Etiquetas: [fabulas con moraleja]  [fabulas largas]  
Fecha Publicación: Wed, 15 Jul 2015 07:00:00 +0000
Tras gastarse todo el dinero que sus padres le habían dejado como herencia, un hijo pródigo volvió a su lugar de origen con la única compañía de un lujoso manto para arroparse. Casi llegando a la que un día fue la casa de sus antepasados, pasó ante sus ojos una juguetona golondrina, que había llegado antes de tiempo.

Pensando que a punto estaba de llegar la calurosa primavera, y que con ella no iba a tener que utilizar más el pesado manto que tanto tiempo llevaba acompañándole, se acercó al pueblo más cercano para venderlo en el mercado.

Pero, desafortunadamente para él, las condiciones meteorológicas cambiaron tan bruscamente, que el aire era tan frío como los días más rudos del largo invierno. Muerto de frío, se encontró en su camino a la golondrina, tan congelada como él. Muy enfadado con ella le dijo:

-¡Maldita seas golondrina! Por hacer caso a tu estúpido sentido de la orientación, he vendido la única cosa que me daba calor y podía procurarme algo de riqueza cuando ya no la necesitara.

MORALEJA
Ten en cuenta cual es el mejor momento para realizar lo que desees
La golondrina y el hijo prodigo
Etiquetas: [fabulas infantiles]  [fabulas largas]  
Fecha Publicación: Tue, 14 Jul 2015 07:00:00 +0000
Cansados de llevar una vida aburrida, el murciélago, la gaviota y el espino unieron sus fuerzas para convertirse en comerciantes. Para conseguirlo se dividieron las tareas de la siguiente manera: el murciélago se encargaría de conseguir el dinero, la gaviota pondría algunas piezas de cobre y el espino traería unos pedazos de tela. Reunidos estos materiales, fletaron un barco y se hicieron a la mar.

Justo cuando se encontraban llegando al que iba ser el lugar en el que iban a realizar su primera gran venta, una tempestad marina hizo que su barco se hundiera con toda su carga, salvando estos de milagro sus vidas.

Es por eso que la gaviota dedica gran parte de su día revoloteando por la playa para intentar encontrar el cobre perdido; el murciélago, para no encontrarse con aquellos que le prestaron el dinero, suele salir por la noche para buscar su comida; y el espino, intenta que todo aquel que pase por su lado se enganche la ropa para ver si está hecha con sus telas perdidas.

MORALEJA
Siempre se acaba regresando a lo que verdaderamente nos interesa
La gaviota el espino y el murcielago: fabulas cortas con moraleja
Etiquetas: [fabulas con moraleja]  [fabulas infantiles]  
Fecha Publicación: Tue, 14 Jul 2015 07:00:00 +0000
Cansado de volar durante horas, un murciélago se precipitó a la tierra, cayendo justo al lado de la madriguera de una comadreja. Pensando que su final estaba próximo, le pidió a su captora se buscara a otra presa que fuera mucho más grande que él para llenar su estómago. Sorprendida por esta petición, la comadreja le dijo que no podía dejarle escapar porque desde siempre era una enconada enemiga de los pájaros.

Rápidamente el murciélago le contestó que no era ningún pájaro, sino un pequeño e inofensivo ratón. Ya que nada tenía contra los ratones, la comadreja le dejo marcharse.

Tiempo después el destino volvió a cruzar sus destinos, realizando el murciélago la misma petición que la primera vez. Al reconocerlo, la comadreja le dijo que odiaba enormemente a todos los ratones. Tan rápido de mente como la vez anterior, el murciélago le dijo que le parecía muy bien, ya que él no era ningún ratón, sino un pájaro. Por segunda vez, la comadreja le dejo marcharse sin hacerle ni un solo rasguño.

MORALEJA
Para sobrevivir, es necesario saber adaptarse a las circunstancias
Los murcielagos y las comadrejas fabulas cortas
Etiquetas: [fabulas largas]  
Fecha Publicación: Sun, 12 Jul 2015 07:00:00 +0000
Una soleada mañana, el granjero se dirigió a sus establos para ver en qué estado se encontraban todos sus animales, entre los que se encontraba el hermoso asno que le acompañaba en todos sus viajes. Junto al enorme granero, vivía su simpática perrita faldera, a la que le encantaba realizar todo tipo de trucos para entretener a su querido dueño.

Feliz por encontrarse con ella, sacó de su bolsa un delicioso trozo carne y se la lanzó como premio, mientras se sentaba a darles órdenes a sus empleados. Agradecida, la perrita se subió de un salto al regazo de su dueño, tumbándose para que este le rascara la cabeza.

Molesto todas las atenciones que su dueño le profesaba a la perra, el asno se soltó del lugar donde estaba atado y empezó a imitar los ejercicios de la perrita. Al verlo danzando de esta manera, su dueño no podía parar de reírse. Como parecía gustarle lo que hacía, el asno se acercó mucho más, hasta poner sus enormes patas sobre los hombros de su dueño. Viendo sus empleados tan dantesca escena, corrieron a por sus palos, enseñándole al asno lo reprobable que era su comportamiento.

MORALEJA
No te dejes guiar por los celos
El asno y la perrita faldera fabulas infantiles
Etiquetas: [fabulas con moraleja]  [fabulas infantiles]  
Fecha Publicación: Sat, 11 Jul 2015 07:00:00 +0000
En un lejano bosque lleno de los más exóticos árboles, paseaba un oso por la ribera del río, cuando se encontró con su amiga la zorra, a la que llevaba mucho tiempo sin ver. Como ninguno de los dos tenía nada que hacer, comenzaron a charlar animadamente, contándose todos los acontecimientos que les habían ido sucediendo durante todo este período en el que no se habían visto.

En un momento dado, la conversación se desvió hacia la forma que cada uno de ellos se relacionaba con los hombres. El oso dijo muy orgulloso, que su relación con los seres humanos que pasaban todos los días por el bosque era excelente, puesto que había sido educado desde que era un osezno para amarlos, ya que según sus padres, los osos no se alimentaban de cadáveres.

Un argumento al que su amiga la zorra contestó:

-¡No sé porque, pero tengo la impresión de que los dioses estarían mucho más contentos sin te dedicaras a destruir a los muertos, en lugar de atacar a los vivos!

MORALEJA
Nunca destruyas lo que es de utilidad.
El oso y la zorra lectura para niños
Etiquetas: [fabulas de animales]  [fabulas de esopo]  
Fecha Publicación: Fri, 10 Jul 2015 07:00:00 +0000
En un claro del bosque, se juntaron una tarde las liebres para expresar su gran tristeza por la vida tan insegura que llevaban. Todos los animales, entre los que se encontraban las águilas, los perros e incluso el ser humano se pasaban largas jornadas detrás de ellas para comérselas o acabar con su existencia. Hartas de vivir así, acordaron dejar de existir y descansar para siempre en un lugar en el que no existiera el miedo.

Sin perder un solo minuto, todas corrieron hacia el estanque que estaba a muy pocos metros de allí, para lanzarse en sus aguas y hundirse hasta lo más hondo.

Al escuchar las ranas el ruido que las patas de las liebres producían, se asustaron tanto, que comenzaron a saltar al interior del estanque para buscar refugio en sus aguas. Dándose cuenta de lo que estaba sucediendo, una de las liebres les dijo a las demás:

-¡Quietas compañeras! No debéis tomar ahora mismo una decisión tan precipitada, pues a juzgar por el comportamiento de las ranas, hay otros animales que se asustan más fácilmente que nosotras!

MORALEJA
El consuelo de los desafortunados, es descubrir a otros con peor suerte que la suya.
La liebre y las ranas fabula con moraleja
Etiquetas: [fabulas cortas]  [fabulas de animales]  
Fecha Publicación: Thu, 09 Jul 2015 07:00:00 +0000
Volaba despreocupadamente una alondra moñuda, cuando de repente divisó desde el aire un enorme campo de trigo, en el que crecían las espigas más hermosas que había visto en su pequeña y corta existencia. Tras mucho pensarlo, bajó rápidamente para verlas más de cerca y comprobar si sus ojos no la habían engañado desde tanta distancia. Tan entretenida estaba mirándolas que en un descuido una de sus patas fue atrapada por una de las numerosas trampas que había puesto el agricultor para evitar que los pájaros como ella acudieran hasta allí y se comieran la totalidad de su cosecha.

Al verse en esta lamentable situación, de la que le parecía imposible salir por sí misma, la alondra dijo suspirando:

-¡Infeliz alondra! Tú que nunca has deseado llevarte ni el oro, ni la plata, ni las joyas más valiosas del mundo, te ves ahora en una situación tan penosa. ¿De verdad te merecía tanto la pena un minúsculo grano de trigo para abandonar tu cómoda y feliz existencia surcando los cielos?.

MORALEJA
No te arriesgues a un enorme peligro si el beneficio es insignificante.
La alondra molluda fabula con moraleja
Etiquetas: [fabulas largas]  
Fecha Publicación: Wed, 08 Jul 2015 07:00:00 +0000
Hace mucho, muchísimo tiempo, una cierva intentaba distanciarse por todos los medios de un grupo de rudos cazadores que llevaban persiguiéndola durante varias horas. Cansada de correr sin obtener ningún resultado, decidió introducirse en la primera gruta que sus ojos descubrieran.

Feliz por librarse de la presencia de tan peligrosos perseguidores, se introdujo en la cueva sin asegurarse si esta estaba habitada por algún otro animal. Estaba tan tranquila y aliviada, que no escuchó las pisadas del león que allí vivía, aproximándose por la espalda. Al ver que la cierva no se daba cuenta de su presencia, el rey de la selva dio un gran salto, atrapando entre sus afiladas garras a la inocente criatura que creía estar completamente a salvo.

Perdida toda esperanza de sobrevivir, la pobre cierva exclamó:

-¡Que torpe he sido! Creyendo que me había librado de un destino fatal a manos de los hombres, he ido a caer por mi inconsciencia en las fauces de un animal que tampoco parece que vaya a apiadarse de mí.

MORALEJA
Cuando estés en problemas, intenta que la solución no te lleve a estar mucho peor
Fabula la cierva en la gruta del leon
Etiquetas: [fabulas de esopo]  [fabulas infantiles]  
Fecha Publicación: Sat, 06 Jun 2015 07:00:00 +0000
Un ingenuo ratón trabó amistad con una rana a la que le encantaba hacer bromas. Esta rana, que nunca solía medir la magnitud de sus acciones, decidió anudar la pata del inocente ratón a la suya propia.

Para convencer a su amigo que nada malo podía pasarle, se trasladaron a un campo cercano para disfrutar del tierno trigo. Cuando este estaba lo suficientemente confiado, la rana dio un tirón, colocándose en muy pocos saltos a la orilla de un profundo pantano. Sin pensárselo dos veces, saltó al agua, sumergiendo a cierta profundidad al que consideraba como su amigo.

Aunque este la intentaba avisar gritando para que lo sacara del agua, la rana continuo chapoteando como si nada de aquello le afectara. Minutos después, por culpa de la enorme cantidad de agua que había en su pequeño cuerpecillo, el ratón se ahogó, subiendo a la superficie sujeto a la pata de la rana.

Pasó por allí un milano y al ver que el ratón ya no se movía, bajó a gran velocidad para atraparlo, llevándose con él a la rana, la cual acabó en la barriga del pájaro

MORALEJA
Todo el mal, se acaba pagando
El raton y la rana fabula nfantil con moraleja
Etiquetas: [fabulas de animales]  [fabulas de esopo]  [fabulas infantiles]  
Fecha Publicación: Fri, 05 Jun 2015 07:00:00 +0000
Durante siglos, las comadrejas y los ratones permanecían en un permanente conflicto por culpa de la comida y las madrigueras. Al ser mucho más pequeños, los ratones siempre perdían en todas las batallas. Cansados de esta situación, se reunieron en una gran asamblea, en la que llegaron a la conclusión de que lo que provocaba todas y cada una de sus derrotas era la inexistencia de líderes que los guiaran en el campo de batalla.

Para remediarlo, escogieron a varios de los más principales ratones, dándoles el rimbombante puesto de estrategas. Investidos de tanto poder, los nuevos líderes, remarcaron su posición con unos cascos con pronunciados cuernos.

Llegó el momento de batirse contra las comadrejas y tal como venía siendo habitual, los ratones volvieron a ser derrotados. Rotas las filas todos los ratones volvieron a sus madrigueras para evitar ser devorados por sus enemigos. Todos menos los jefes, los cuales no pudieron pasar por los agujeros por culpa de los enormes cuernos de sus cascos. Una situación que aprovecharon las comadrejas, para apresarlos sin ningún esfuerzo.

MORALEJA
No presumas en exceso de un puesto de gran responsabilidad, si no vas a cumplir con la tarea encomendada
Los ratones y las comadrejas
Etiquetas: [fabulas de esopo]  [fabulas largas]  
Fecha Publicación: Thu, 04 Jun 2015 07:00:00 +0000
Estaba un cabrero viendo pastar a su pequeño rebaño de cabras, cuando de repente se dio cuenta que entre sus animales se encontraban algunas cabras monteses salvajes. Al llegar la noche, las reunió como solía hacer todos los días, encerrando a todo el rebaño en el interior de una cueva.

Al día siguiente, una enorme tormenta impidió que el cabrero pudiera sacar a sus animales a pastar al prado. No quedándole más remedio que quedarse dentro de la cueva, comenzó a repartir las raciones entre las cabras. Mientras que a su rebaño habitual les daba una pequeña cantidad de paja, a las cabras monteses les servía una ración mucho más generosa para que se quedaran con él.

Pasada la tormenta, el rebaño salió alegremente a disfrutar de la hierba fresca del prado, pero las cabras monteses no les acompañaron. Sorprendido por su acción, el cabreo comenzó a lanzarles todo tipo de improperios por no agradecerle que las hubiera dado cobijo durante la tormenta. Desde lo alto de la montaña les contestaron:

-No eres el más indicado para dar lecciones, ya que si nos has estado agasajando durante la tormenta, es porque deseabas quedarte con nosotras, dando de lado a tu rebaño.

MORALEJA
No te fíes jamás de quien da de lado a un viejo amigo por conseguir la amistad de otro
Las cabras del monte y el cabrero
Etiquetas: [fabulas cortas]  [fabulas de esopo]  
Fecha Publicación: Wed, 03 Jun 2015 07:00:00 +0000
En un país muy lejano, un palafrenero decidió arrebatarle la cebada que su señor le proporcionaba para alimentar a su caballo, para venderla en el mercado más cercano. Una venta, que le servía para aumentar el salario que con tanto esfuerzo le costaba ganar y darse algún que otro capricho de vez en cuando. Un robo, que él quería maquillar manteniendo lo más limpio y peinado posible al animal que habían dejado a su cargo.

Cansado de que el palafrenero le robara todos los días su suculento alimento, el caballo sacó toda su rabia interior y le dijo al que con tanto mimo le cuidaba:

-Aprecio enormemente que me mantengas tan limpio todos los días, pero si en verdad deseas que mi pelaje se vea tan brillante como el sol que luce en el cielo, deja de robar la cebada para tu propio beneficio. Te aseguro que si dejas de hacerlo, mi cuerpo se pondrá tan hermoso, que no será necesario que estés esmerándote cada día en cepillar mi pelaje.

MORALEJA
No te fíes de quien te esté siempre alabando, ya que busca dejarte sin algo
El caballo y el palafranero
Etiquetas: [fabulas con moraleja]  [fabulas de esopo]  
Fecha Publicación: Tue, 02 Jun 2015 07:00:00 +0000
Una fresca mañana, la cierva se vio sorprendida por un grupo de cazadores que se dirigían a un pueblo cercano a cazar. Al verlos aproximarse hacia ella, la cierva salió corriendo en busca de algún lugar seguro en el que poder cobijarse y despistar a los hombres que con tan mala cara corrían a su encuentro.

Tras mucho buscar, la cierva se topó con una frondosa viña, en la que por sus colores, iba resultarle muy sencillo resguardarse. Cuando llegaron los cazadores, comenzaron a mirar en todas las direcciones para encontrar a su presa perdida. Como el tiempo pasaba y sus perseguidores eran incapaces de dar con ella, la cierva se confío, comenzando a mordisquear las hojas de la viña que la escondía.

Dándose cuenta los cazadores de que las hojas se movían, fueron acercándose sigilosamente para descubrir al animal que se ocultaba tras aquellas ramas. A muy pocos pasos, tensaron sus arcos y dispararon una lluvia de flechas sobre la cierva. Al escuchar el silbido de las flechas por el aire, el desdichado animal dijo:

-¡Qué tonta he sido! En lugar de cuidar a lo que me estaba salvando, he preferido maltratarlo.

MORALEJA
Muéstrate siempre agradecido con las personas que te ayudan desinteresadamente
La cierva y la viña
Etiquetas: [fabulas con moraleja]  [fabulas de esopo]  
Fecha Publicación: Mon, 01 Jun 2015 07:00:00 +0000
Un campesino poseía que poseía una pareja de gallos en un corral, adquirió en un mercado cercano una hermosa perdiz criada en cautividad. Nada más llegar a casa, la sacó de su jaula y la llevó hasta el gallinero para que pudiera saciar su hambre.

Al ver a la nueva inquilina en el interior de su territorio, los gallos se lanzaron en seguida a perseguirla y atacarla por todos los rincones del recinto. La perdiz, al ver tan hostil recibimiento, comenzó a ponerse cada vez más triste, ya que pensaba que estos la atacaban por ser de una especie diferente.

Pasados unos días, contempló a sus dos compañeros peleándose violentamente. Cada vez que se distanciaban para tomar aliento, sus plumajes aparecían cubiertos de unas gotas de su propia sangre. Aterrada ante tal visión, la perdiz pensó:

-Parece que a estos gallos les da igual el tipo de especie que seas. Lo único que desean es medirse contra cualquier animal, para demostrar que cualquiera de los dos es más fuerte que nadie.

MORALEJA
Si en un lugar todos se pelean, no esperes que a ti te dejen tranquilo
Los gallos y la perdiz fabulas cortas
Etiquetas: [fabulas de animales]  [fabulas de esopo]  
Fecha Publicación: Sun, 31 May 2015 07:32:00 +0000
Cansado de cantar durante todo el día, el ruiseñor, abandonó el árbol en el que estaba y puso rumbo una charca para refrescar su garganta y relajarse. Allí se encontró con una simpática golondrina, con la que comenzó una amena conversación. Tras horas hablando de una enorme cantidad de temas, la golondrina le animó a que probara a realizar de la misma manera que ella lo hacía todos los años, su nido bajo los aleros de las casa habitadas por los hombres.

Mirándola de arriba abajo y midiendo muy bien sus palabras para no ofender a su nueva amiga, el ruiseñor le dijo:

-Dichosa tú que puedes vivir entre los hombres sin ningún tipo de temor. Me encantaría poder ser tan confiado como tú, pero los ruiseñores, a pesar de nuestro melodioso canto, nunca hemos sido tan bien recibidos en las casas de los humanos como vosotras las golondrinas. Es por eso, que a los de mi especie les gusta más hacer sus nidos en lugares más apartados, a los que los hombres no puedan tener fácil acceso.

MORALEJA
Todo lo que se recibe, queda atado en nuestra memoria junto a los acontecimientos que los rodearon
El ruiseñor y la golondrina fabulas de animales
Etiquetas: [fabulas cortas]  [fabulas de esopo]  
Fecha Publicación: Sat, 30 May 2015 07:00:00 +0000
Tras mucho tiempo intentando dar caza a una corneja, un hombre consiguió al fin su premio. Para evitar que se escapara su tan codiciada pieza, le anudó un filo hilo a una de sus patas y se la llevó a su hijo como regalo.

A pesar de que su pequeño dueño se desvivía por darle los mejores cuidados del mundo, la corneja no acababa de sentirse cómoda en su nuevo hogar. Una tarde, mientras el pequeño limpiaba la jaula que le servía como hogar, la corneja aprovecho que nadie la vigilaba para salir por la ventana y volar hacia el lugar en que estaba construido su nido. Tan emocionada estaba por recobrar su libertad, que al posarse sobre su árbol, el hilo que colgaba de una de sus patas se enredó terriblemente en varias ramas. Al darse cuenta de la situación, comenzó a aletear con todas sus fuerzas, enredándose cada vez más. Prisionera en el lugar que tanto añoraba, dijo con resignación:

-¡Que tonta he sido! Por culpa de mis deseos de vivir de nuevo en libertad, voy a terminar mis días en el árbol que me vio nacer.

MORALEJA
Cuanto más grande sea lo que deseamos, mayores son los riesgos.
La corneja fugitiva
Etiquetas: [fabulas de animales]  [fabulas de esopo]  
Fecha Publicación: Fri, 29 May 2015 07:00:00 +0000
Con la barriga llena de comida, la mula estaba tan feliz, que comenzó a realizar todo tipo de cabriolas y piruetas, mientras gritaba a pleno pulmón para que todo el mundo la escuchara:

-Mi padre es el más veloz de todos los caballos que recorren la carretera. Como digna hija suya que soy, puedo correr tan rápido como el viento, ganando al más veloz de los animales en cualquier tipo de carrera.

Llegó el día en el que la mula tuvo que poner en práctica todo aquello de lo que alardeaba en una carrera. Y aunque sentía que podía ganarlos a todos, sus rivales en la carrera fueron adelantándola sin demasiado esfuerzo, entrando la mula en la línea de menta en la última posición. Enfadada con sus propias patas por no correr tan rápido como ella esperaba o al menos deseaba, recordó que la verdadera identidad de su padre, no era un poderoso caballo de sedosas crines, sino un asno que trabajaba de sol a sol para ganarse su alimento.

MORALEJA
Respeta siempre tus orígenes
La mula fabula infantil
Etiquetas: [fabulas de animales]  [fabulas de esopo]  
Fecha Publicación: Thu, 28 May 2015 07:00:00 +0000
Al crear al hombre, Zeus le dio un determinado período de tiempo para desarrollar su existencia. Un tiempo demasiado corto, al que su nueva criatura puso enseguida remedio, construyendo una sólida casa para cobijarse durante los meses más fríos del año.

Un día, cuando el frío era insoportable y la humedad se introducía hasta casi el interior de los huesos, apareció un caballo pidiendo refugio en la casa del hombre. Muy astuto, este último aceptó resguardarlo, siempre y cuando el caballo le cediera una parte de los años que le correspondían vivir. Aceptó el caballo y los años del hombre aumentaron.

Pasaron por allí un buey y un perro pidiendo refugio, volviendo el hombre a realizar la misma petición. Como a los animales no les importaba demasiado la longitud de su vida, aceptaron gustosos la petición de su nuevo amigo.

Es por eso, que cuando los hombres están dentro del período asignado por Zeus, son buenos y sin maldad; al llegar a los años del caballo se vuelven osados y vanidosos; en los del buey solo ordenan y finalmente en los del perro, su carácter se hace mucho más susceptible.

MORALEJA
Cada una de las etapas del hombre tiene sus propias características
El caballo el buey el perro y el hombre fabulas larga
Etiquetas: [fabulas de animales]  [fabulas de esopo]  
Fecha Publicación: Wed, 27 May 2015 07:00:00 +0000
Deseoso por saciar su sed, un ciervo se aproximó al manantial en el que más fresca y cristalina surgía el agua. Calmada la sed, levantó la cabeza y vio en el agua el precioso reflejo de su cabeza. Al ver su poderosa cornamenta, se sintió tan orgulloso que nada parecía poder hacerle cambiar de parecer: sin embargo cuando miró un poco más abajo y se dio cuenta de sus delgadas piernas todo ese orgullo desapareció rápidamente. En estas observaciones estaba, cuando de repente apareció un enorme león con la intención de devorarlo.

Raudo y veloz salió a la carrera el ciervo, consiguiendo en muy poco tiempo una enorme distancia. Cuando el animal ya se veía salvado, se topó con las frondosas copas de los árboles del bosque, las cuales le impedían avanzar tan rápido como a él le gustaría. Gracias a ellas, el león pudo alcanzarlo sin demasiado esfuerzo. A ver como su perseguidor se encontraba a pocos metros de su posición, el ciervo exclamo:

-¡Pobre de mí! Yo que pensaba que mis cuernos iban a ser mis mejores aliados y en realidad son los causantes de mi desdicha.

MORALEJA
Confía en las personas que no parezca que te hagan caso, ya que son las que te ayudarán en los momentos difíciles
Fabula el cuervo, el manantial y el leon