Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.

Comparte esta página:

Etiquetas: [opinion]  [Peru]  [politica]  
Fecha Publicación: 2016-06-11T22:59:00.002-05:00
Cuando terminó el primer debate presidencial la noche del 22 de mayo del 2016, los seguidores de Pedro Pablo Kuczinsky (PPK), y muchos de los no seguidores que veían en él encarnada la esperanza de derrotar a Keiko Fujimori, miraron al cielo en busca de ayuda. La hija del encarcelado ex dictador, había derrotado al candidato kuczynski con la facilidad con que un pugilista joven y en ascenso vapulea a un veterano en su ocaso. La Fujimori terminó el debate cortando oreja y rabo cuando le dijo a Kuczinsky “Cómo has cambiado pelona”, refiriéndose al apoyo con subida en tabladillo incluida que éste le hizo explícito en el 2011, cuando ella enfrentó a Ollanta Humala. 

keiko-fujimori
Keiko Fujimori gana el primer debate presidencial
Esa noche del primer debate la Fujimori acababa de aparecer en las encuestas de intención de voto con 8 puntos porcentuales por encima de PPK y parecía ir hacia el palacio presidencial de modo imparable. Eso la puso soberbia y se mostró despiadada. kuczynski, un ex banquero de tendencia derechista, lucía desorientado y sin energías para revertir el ímpetu de la joven hija del dictador. Cada golpe propinado por la Fujimori en el debate, había quedado sin respuesta por parte de PPK y éste encajaba los golpes sin atinar a nada, salvo en los últimos instantes en donde decidió dar la cara por su vicepresidente Vizcarra, a quien la Fujimori también empezaba a demoler a la distancia de varios metros. En ese momento se activaron las alertas democráticas en todo el país y se echó a andar una maquinaria de respuesta que en los siguientes días rescatara al “gringo” de su empantanamiento. Sólo había 12 días y Kuczinsky parecía incapaz de liderar la necesaria remontada electoral.

Iniciada la semana siguiente dos periodistas: Rosa María Palacios y Gustavo Gorriti, ambos de conocida filiación antifujimorista, fueron llamados para asesorar a PPK en el segundo debate. La Palacios se lo pensó, pero un cura a quien consultó le dijo “Vaya, hágalo por la patria”. En el segundo debate del domingo 29 de mayo, PPK lució alguna soltura inédita y no sólo respondió a los ataques de su adversaria, sino que envió algunos buenos golpes que la aturdieron bastante. Remató la presentación diciéndole “La semana pasada me dijo ‘cómo has cambiado pelona’…Yo le digo ahora: Tú no has cambiado pelona, eres la misma”. La frase gustó mucho en redes sociales y se convirtió en tendencia, al punto que pronto salieron a las calles vestimentas que lucían la frase. El primer empujón para la remontada electoral había sido dado por el mismo candidato y los asesores de última hora.

El lunes siguiente, Verónica Mendoza, la joven y carismática líder de la izquierda peruana que había dado la sorpresa en la primera vuelta obteniendo el 18% de los votos, se mandó. Hizo un llamado sin roches explícito a sus votantes en un video, para que apoyaran con su voto a PPK para “cerrar el paso al fujimorismo”. Las redes sociales se encargaron de diseminar el mensaje por todo el país. Era el paso que le faltaba luego de haber dicho que no votarían ni blanco ni viciado, sino contra el fujimorismo. Paralelamente, la frase “Tú no has cambiado pelona”, empezaba a difundirse en polos por toda Lima.

El martes 31 de mayo se produjo la segunda marcha nacional “No a Keiko”. Lo diré claro: Lima no me gusta. Pero los altos muros de las edificaciones de estilo francés de la vieja Lima, y sus casonas desvencijadas, vieron desfilar un gentío alegre y multicolor, como pocas veces se había visto en una ciudad tan conservadora. Y Lima esa noche me gustó a rabiar. Se calcula que fueron más de 70,000 personas las que marcharon aquella noche, coreando consignas de rechazo a la candidata del fujimorismo; bailando,  tocando las zampoñas o el bombo; en fin, aquello fue una auténtica fiesta por la democracia y la libertad; una fiesta llena de patriotismo con bandera gigante incluida. Uno de los pedidos que se formuló en la plaza 2 de mayo al culminar la marcha fue continuar con la campaña boca a boca, persona a persona, pueblo por pueblo, continuar la lucha hasta el último voto.

PPK-presidente
Pedro Pablo Kuczinski gana la presidencia del Perú
El fujimorismo ponía su gotita de ayuda. José Khlimper, el intragable candidato a vicepresidente del fujimorismo, había distribuido al canal 5 el audio manipulado que pretendía desmentir al informante de la DEA. Ese audio fue replicado ágilmente por medios afines al fujimorismo, como RPP, y rebotado en redes por los fanáticosfujimoristas hasta el hartazgo. Pero la maniobra abortó al conocerse el audio completo en que Jesús Vásquez ratificaba su denuncia. Khlimper desapareció del juego al descubrirse la mentira de los audios. El efecto fue un boomerang, a más réplicas se habían hecho del mensaje trucho, mayor daño se auto infligía el fujimorismo, porque la verdad que se conoció hizo temer el retorno del peor fujimorismo: el de Fujimori-Montesinos y compañía. Para el miércoles por la noche la diferencia de votos entre ambos bandos se empezaba a acortar y en los siguientes días continuó disminuyendo. La noche del sábado previo a la elección, las encuestadoras ya daban como ganador a PPK por décimas. La remontada electoral más hermosa se estaba materializando. Cuando la tarde del Domingo 5 de junio el flash a boca de urna dio ganador a PPK, más de medio Perú respiró aliviado. La democracia peruana estaba a salvo.

San Isidro, 10 de junio del 2016


Etiquetas: [opinion]  [politica]  [Sociales]  
Fecha Publicación: 2016-05-31T16:36:00.000-05:00
Ambos candidatos están hablando mucho, pero hay 3 cosas de importancia capital que ni Keiko ni PPK están diciendo en sus campañas, y son tan importantes que si no las tomamos en cuenta seguiremos siendo un país pobre por mucho tiempo:

1.- Qué hacer para equilibrar el nivel de vida de Lima y provincias y porqué debería importarnos


Es posible que en Lima esto no nos importe, pero debería. ¿Sabías que un ingeniero puede ganar en Lima en promedio 4 veces más que en provincias? Naturalmente esto lleva a que los ingenieros (y otros profesionales) se vengan de provincias a Lima dejando a sus provincias sin sus mejores cuadros profesionales. Eso lleva a un empobrecimiento de las provincias que origina una mayor migración, no ya de profesionales, sino de todo tipo de gente hacia Lima. Luego tenemos  sobrepoblación de la capital peruana, problemas sociales y empobrecimiento general. Además de una violencia endémica y odios no resueltos.

Hay una cuestión elemental que ni siquiera se plantea en Lima ¿Por qué en nuestro país los sueldos son tan desiguales entre Lima y provincias? Es que es increíble que esa pregunta no tenga respuesta, ni siquiera se formule y menos se responda. Si esa situación no cambia, el país jamás despegará, porque las regiones se empobrecen año  tras año, y esto lleva a conflictos sociales que cuestan un dinero y retrasan inversiones a veces millonarias. Además esa disparidad en el desarrollo entre Lima y las provincias es una situación completamente injusta, porque se supone que los peruanos ante la ley, y las oportunidades, somos todos iguales. Pero si nacer en Lima te da opciones que en provincias no pueden ni soñarse, entonces ¿qué? Ni PPK ni Keiko Fujimori, nos han dicho qué hacer para equiparar el nivel de vida de Lima y las provincias. Ni en sus sueños esto les preocupa.

PPK-y-keiko-fujimori
Candidatos olvidaron temas importantes en campaña

2.- Qué hacer para tener una educación de calidad aprendiendo de los mejores

Todo mundo, incluídos PPK y Keiko dicen que les importa la educación y que hay que mejorarla. Lo que no nos dicen es cómo. La violencia que hoy se vive en las ciudades del país es también producto de esa mala educación que se ha recibido por años en nuestras escuelas.

Hace algunos años estuve vinculado a una organización educativa de altos estándares, que anticipándose al futuro, querían mejorar aún más la calidad de sus profesores y alumnos. Para lograr ese objetivo trajeron profesores de Cuba. Como sabemos esa isla es conocida por el alto nivel educativo que brinda. Pues la institución que menciono se quitó las anteojeras ideológicas y de la mano de estos profesores cubanos elevó aún más su ya elevado nivel educativo. Estamos hablando del grupo de escuelas y  academias PAMER.

Si esa iniciativa los peruanos la replicáramos trayendo a nuestras escuelas y colegios, profesionales de la educación de los países de más alto nivel educativo, dejaran la huella de su saber, ganaríamos mucho, obtendríamos las semillas de una educación de gran calidad. Bien decía Miguel Angel Cornejo “¿De quién quieres aprender a jugar tenis, del más bruto del tenis o del mejor?”. En educación es igual. Traer profesores de Finlandia, de Cuba, de Japón, de Alemania, por convenios y por temporadas, es una experiencia que enriquecería profundamente nuestra educación y nos llevaría a dar un salto cualitativo en ella. Pero ni PPK ni Keiko están diciendo algo parecido a esto. Después de las elecciones entrarán en la rutina y se olvidarán de la educación para hacer lo de siempre y que nada cambie. Ni en sus sueños esto les preocupa.

3.- La Tecnología se fue de paseo para Keiko y PPK


En ninguna intervención los candidatos han mencionado lo que piensan hacer para estimular el desarrollo de la tecnología en el país. ¿Cuál es la importancia de la tecnología? Es tan simple que explicarlo paltea. En simple, somos un país exportador de piedras e importador de tecnología. Por las piedras nos pagan uno, por la tecnología que compramos pagamos cien. Exportamos gas en estado natural y nos lo venden con el precio multiplicado varias veces incorporando tecnología. Lo mismo nos pasa con la madera que nos compra Chile a precio de uno, como materia prima; y nos lo revende a precio de cien, incorporándole tecnología. ¿Han dicho algo los candidatos para desarrollar la tecnología en el Perú? Nada, silencio por todos lados. Festival, baile y promesas: la tecnología se fue a paseo. Es lo que tenemos, dos candidatos en campaña en el tercer mundo. No esperemos que se iluminen de pronto. Seguiremos esperando que algún día los temas importantes  sean puestos sobre la mesa y deberemos ser los ciudadanos los que elevemos el nivel del debate y las propuestas.

San Isidro, 31 de mayo del 2016


Etiquetas: [opinion]  [politica]  
Fecha Publicación: 2016-05-12T17:11:00.001-05:00

Alan, Toledo, Alfredo Barnechea. Todos ellos perdieron en la primera vuelta electoral de las presidenciales del 2016 frente a un gringo que apenas habla bien el castellano y una japonesa que tiene el mismo problema, pero que además carga una mochila “pesada” que ellos debieron usar de lastre para hundirla en lo más hondo de algún desierto electoral. Pero perdieron ¿Qué pasó? ¿Se les pasó el tren? La respuesta es sencilla, pero no por eso fácil de explicar.

Primera razón: factor Tiempo


La campaña de 1985 Alan García la empezó un año antes, y era conocido desde 1982 como el joven, inteligente y carismático líder del APRA. Llegadas las elecciones sacó el 47% de los votos, obligando con ello a la renuncia de Alfonso Barrantes a la segunda vuelta, pues había sacado 21% de votos y no se jugaba nada. En el 2000 Alejandro Toledo ya tenía encima una campaña (1995), pero sobretodo la campaña previa a la presidencial del 2000, enfrentándose a la dictadura. No ganó el 2000 (o le hicieron fraude), pero el 2001 la gente lo ungió presidente. Había estado pues en escena, durante más de un año. Alfredo Barnechea no ha tenido nunca una campaña previa a nada, a no ser por la alcaldía en el lejano 1983. Perdió.

¿Entonces? Entonces en lugar de hacer campaña, los ex presidentes (y otros) se aburguesaron y perdieron el tiempo. Toledo se fue a vivir en el extranjero y Alan vivió cómodamente en…Vaya a saber dónde, tiene varias propiedades, pero ninguna es en nuestra selva o nuestra sierra. Lo que quiero decir, ambos viven a cuerpo de rey y no se ensucian los zapatos si no hay campaña electoral. Una especie de rollo “vota por mí aunque yo no vivo como tú (tu pobreza)”. Obvio que la gente no se traga ese rollo. Los castiga, la gente  no se chupa el dedo.

Ex presidentes: las vieron negras en las elecciones 2016

Segunda razón: factor Trabajar para el enemigo


Ambos ex presidentes permitieron que se les achicharre en la hoguera. Porque, ¿quién puede creer que es bueno indultar a miles (o cientos) de narcos? Sólo a Alan se le ocurre eso. Y a Toledo, lo del escándalo no muy bien aclarado de Ecoteva, le estalló en el rostro. Sus explicaciones de que su suegra, que Maisman, que el holocausto, sólo contribuyeron a echar sombras sobre él. Además, la imagen de Toledo ya había sido pulverizada en la anterior elección (2011) y aún durante su gobierno. Ambos, Toledo y Alana eran pues, una perita en dulce. Nunca levantaron cabeza.

Alfredo Barnechea tuvo en el 2016 una subida que dura lo que las mariposas en el estómago en un primer amor: nada. Cuando se abren los ojos se mira todo y no hay tu tía. A Alfredo lo tumbaron un gorro y un chicharrón. No ponerse un gorro a manera de disfraz, y no comerse un chicharrón que no quería, es válido. Nunca lo hicieron Belaunde, Bedoya o Haya. Pero estos son otros tiempos y esa jugada  (el disfraz) la inventó Alberto Fujimori para acercarse a quienes le eran tan diferentes. Alfredo pudo decir que no, que no se disfraza, que no es un falso, pero eso se hace con tiempo y explicando una vez y otra hasta que quede muy clarito porqué no haces “esas” cosas. No se hace de pronto y a la diabla.  

Tercera razón: factor Caídos del palto


Fue un error no confrontar a la Fujimori. Jamás la atacaron, nunca le dijeron sus verdades, la dejaron crecer como la mala yerba. Todos la querían para la segunda vuelta. Olvidaron que antes hay que llegar a ella. Y Keiko sonreía, suavecita, indemne, casi virginal. Mientras los ex presidentes y otros candidatos no la tocaban, a través de las redes sociales y de muy elaborados memes, con imágenes y leyendas que los pintaban de ladrones, la Fujimori deslizaba la idea de la corrupción fijándola en sus contendientes. El gobierno más corrupto de nuestra historia pintaba de corruptos a sus adversarios y éstos ni piaban.
Por cierto, la campaña de Keiko duró cuatro años, frente a los 3 meses de sus contendientes. Hacer campaña es ensuciarse los zapatos. Es entregar tiempo y estar con la gente. Es conocer el país no por la memoria, sino por vivencias frescas y por comprender las cosas desde dentro. Hacer campaña es no dejar al adversario con vida (en el 2000 se debió vacunar al fujimorismo sacándolo de la ley) para que se levante. Nada de eso hicieron los ex presidentes y tampoco lo hizo Alfredo Barnechea. Podrá PPK vencer a la Fujimori? Lo sabremos en muy poco tiempo. Lo cierto es que gane él o ella, al Perú le espera un futuro incierto dirigido por los menos capaces de llevar el barco a buen puerto.

Lima, 10 de mayo del 2016.  

Etiquetas: [personal]  [Peru]  [politica]  [Principal]  
Fecha Publicación: 2016-05-03T16:16:00.000-05:00
No vamos a inventar la pólvora ni restar méritos a quienes los tienen. Pero tampoco vamos a soplarnos la explicación de los candidatos naturales, trabajadores  y exitosos. En política, como todo en la vida, los votos cuestan. Es cierto que no toda suma añade votantes; ni toda alianza incrementa caudales: los chamuscaditos Alan y Lourdes son la mejor prueba de ello. Ni toda la plata como cancha del mundo compra una presidencia o genera un buen currículum. Es verdad todo aquello. Pero también lo es que sin plata no hay campaña, ni hay mítines posibles, ni viajes, ni avisos en diarios, radio, ni mucho menos en TV. Ni siquiera hay redes sociales.


Recursos inagotables y 4 años en campaña
Sin plata, y digamos la verdad, sin tiempo. Porque una cosa es tener todo el tiempo del mundo, o cuatro años para hacer campaña, mientras otros, como la Vero, tienen que trabajar; o como el Goyo Santos, no tienen tiempo porque los tienen presos. Por eso cuando nos quieren vender a una Keiko Fujimoricomo una líder política de polendas, nosotros sonreímos, nos encogemos de hombros y decimos, Sí, claro, cómo no.

Haciendo Números


Según la ONPE, el partido de Keiko Fujimori ha recibido donaciones para su campaña por un monto de 12’704,578 soles. Si sumamos la versión de que sus parlamentarios le pagan a Keiko un sueldo de 10,000 soles mensuales, tenemos que en los cuatro años de campaña la señora Fujimori ha gastado 480,000 soles adicionales. El nuevo total es 13’184,578. Keiko sacó 6’112,084 votos, por lo que decimos que a la señora Fujimori su votación le ha tomado 4 años y 2.16 soles por persona. Parece poco, ¿verdad?

Pues bien, el Frente Amplio de Verónica Mendoza, recibió aportes por 220,776 soles. La campaña del FA ha durado tres meses que valorizados por el sueldo de parlamentaria de Verónica (15,000 soles) suman 45,000 soles adicionales. Esto hace un nuevo total de 265,776 soles. Verónica Mendoza ha obtenido 2’874,113 votos. El valor que ha costado obtener cada voto a Verónica Mendoza es 0.092 soles. Poco menos de 10 céntimos por voto y 3 meses de tiempo. Digamos, la performance de Verónica es bastante mejor, 20 veces mejor que la de la señora Keiko Fujimori.

El partido Democracia Directa del Goyo Santos ha recibido aportes por 13,020 soles y teniendo a su líder preso ha obtenido 613,115 votos. El costo es de 0.021 soles de inversión por cada votante. A Democracia Directa cada voto le ha costado 100 veces menos que Keiko Fujimori y no ha gastado tiempo en ello. Como vemos, cuando hacemos números, el triunfo de Keiko Fujimori, siéndolo, resulta bastante caro.

¿Ganó Keiko?


 La campaña de Keiko Fujimori ha sido la más larga que se recuerde en la política peruana. Ha durado más de cuatro años y abarcó todo el territorio nacional. Ha incluido entrega de dádivas como cancha, de todas las formas y con recursos al parecer inagotables. Sin embargo a la señora Keiko Fujimori cada voto le cuesta veinte veces más que al Frente Amplio y cien veces más que a Democracia Directa. ¿Ganó Keiko? Sí, tiene más votos que todos. Pero desde una óptica empresarial Keiko no es una buena inversora, o no es una buena inversión, o ella misma es un mal producto. Ganó en votos, pero a un precio muy alto. Esperemos que no gane las elecciones y que no ganando además se convierta en la candidata más cara por votante en nuestra historia.

Nota: en esta relación no estamos considerando todo el dinero gastado por la Fujimori durante esos cuatro años de campaña en cuanto a dádivas repartidas en cada ciudad y pueblo que visitó, lo que incrementaría su costo por voto.

San Isidro, 03 de mayo del 2016.


Etiquetas: [opinion]  [politica]  
Fecha Publicación: 2016-04-30T07:21:00.002-05:00
Empezando por algunos opinólogos de la prensa hasta llegar a ciertos voceros del fujimorismo, se pretende decir que propuestas del tipo NO a Keiko, o Keiko no Va, son ODIO. Incluso cualquier indicio de votación contraria al fujimorismo se cataloga como tal o como “terrorismo”, El grito de campaña fujimorista en los últimos días de la primera vuelta, cuando las marchas contra Keiko fueron creciendo hasta producir la última gran marcha nacional en todo el país, con su cierre central en Lima, donde marcharon alrededor de 60,000 personas; el grito de campaña digo, fue NO AL ODIO. Digo, hay que tener pellejo para decir eso desde el fujimorismo.


keiko-no-va-1
Miles de personas marchan por la democracia y la libertad: Keiko NO Va

¿Las Marchas Keiko No Va Beneficiaron a Keiko?


Tras la segunda vuelta, ganada por Keiko con 39% de los votos válidos, Becerril, vocero fujimorista, dijo: “las marchas contra Keiko la han beneficiado”. Es una señal clara de que al fujimorismo las marchas le preocupan y no les gustan. Porque la verdad es que las marchas muestran la debilidad del fujimorismo frente a la organización opositora y porque lo cierto, lo real, lo concreto, es que las encuestadoras daban a Keiko Fujimori, preferencias mayores el 1 de abril, que la semana siguiente, cuando la marcha del 5 de abril se hubo producido.

Así, el 1 de abril Keiko Fujimori tenía 34,4% para IPSOS, 37,3% para CPI, y37,1% para GFK. En todos los casos con porcentajes que no diferencian los votos “válidamente emitidos”. El porcentaje obtenido por la Fujimori el 10 de abril, si no se resta los votos viciados y en blanco es 32.6%, que es menor a los porcentajes obtenidos en todas las encuestadores 9 días antes. Es claro que respecto de la encuesta de CPI y GFK, Fujimori pierde casi 5% de su electorado después de la marcha nacional del 5 de abril. Así que la opinión del vocero fujimorista Becerril no resiste análisis, se cae de puro falsa. ¿Entonces? Entonces el fujimorismo siempre ha enterrado la verdad y el movimiento NO A KEIKO es en su lucha aún más activo que los partidos políticos, por eso el fujimorismo lo quiere acallar.

Las Marchas Keiko No Va son marchas por la vida


En cuanto a que sean marchas o posiciones del odio, hay que tener pellejo de elefante y en eso el fujimorismo tiene amplia experiencia, para pretender semejante cosa. Las marchas contra Keiko son movidas por el amor a la vida, a la democracia, a la libertad. Fujimori mató (o mandó matar), conculcó libertades y destruyó la democracia. Aparte de la corrupción, las mentiras, las traiciones, los robos del fujimorismo. Los jóvenes y no tan jóvenes marchan por los valores señalados antes, y por su fe en una patria más grande, donde los delincuentes no sean amnistiados y donde la impunidad no reine. Nuestra protesta conlleva una propuesta que es la vida, la alegría, la democracia, la solidaridad. ¿Odio?, odio tiene el color naranja. A qué les suenan los siguientes nombres: Marta Chávez, Luz Salgado, Carmen Lozada, Becerril, Marcenaro, Medelius, Diaz Dios, Alberto Fujimori, Keiko Fujimori, Luisa Cuculiza, Marta Moyano, Marta Hildebrant, etc. Eso es el fujimorismo, odio saliéndoles por todos los poros. Odio, fueron las esterilizaciones forzadas contra mujeres que no podían defenderse desde su pobreza y su ignorancia. Odio fue el golpe de estado innecesario y el incendio del banco de la nación. Odio el parlamento aprobando leyes de media noche.

En estos días sin ir lejos, tras la primera vuelta el neo fujimorista Petrozzi ha dicho que las leyes saldrán por un tubo, es decir, sin debate, como en los 90. Y Becerril ha dicho que el Perú no necesita consensos con las minorías, como en los 90. Y poco antes veíamos en Arequipa al secretario general del fujimorismo emprenderla a patadas (ni Alan García) contra los periodistas y llamando terrorista a la gente, con el odio pintando su rostro. 

Las marchas Keiko no Va están llenas de gente alegre, que canta, que baila, que afirma una idea. Que sabe que se hace camino al andar. El odio es de los otros. Si algo se odia desde NO a Keiko, es la dictadura, los crímenes, las mentiras, el cinismo, la corrupción, la impunidad, los negociados. 


keiko-no-va
Marchando por las mujeres esterilizadas por Fujimori



San Isidro, 29 de abril del 2016


Fecha Publicación: 2016-04-20T13:39:00.001-05:00
Las elecciones peruanas han dejado muertos, heridos y algunos vencedores inesperados. La cosa estuvo bastante clara desde el vamos, salvo por el segundo lugar que hasta el día sábado 9 de abril nos tuvo con el corazón en la boca, por el empate técnico  tan largo que representaron gringo viejo PPK, y una jovencísima Verónica Mendoza, que hizo saltar las alarmas de la asustadiza derecha limeña.

Ese temor parece haber sido el que disparó la gitanería del electorado que pasó de apoyar  principistamente a Barnechea (no querían votar a gente cuestionada), para echarse en los brazos de PPK, a quien dieron el triunfo sobre Mendoza por poco más de 300,000 votos.

Los grandes perdedores


Los grandes perdedores de la jornada han sido sin lugar a dudas los ex presidentes Alan García y Alejandro Toledo, rivales de tantas batallas que ni verse podían, han debido irse tomados de la mano, al ser arrollados conjuntamente por un electorado que no les perdonó una más: los narcoindultos y las Ecotevas pesaron muy fuerte. Junto con ellos sale derrotada Lourdes Flores, cuyo matrimonio con Alan no funcionó, y Ollanta Humala, cuyo candidato y lista tuvieron que ser desembarcados de la elección. También pierde Luis Castañeda, que perdió hasta la camisa amarilla (el financista José Luna); César Acuña, cuyas hilarantes declaraciones lo tumbaron más que la plata como cancha; Antero Flores, Pancho Diez Canseco y otros que no alcanzaron una votación apenas considerable. Se van como llegaron, en silencio y sin hacer alharacas, pretendiendo no ser vistos. Algunos se van para no volver ya más, las campanas del retiro les suenan como vuvuzela en Sudáfrica 2010 para éstos.

Los grandes ganadores


Ganadora  Keiko Fujimori, cuyo triunfo da para un análisis concienzudo, por eso lo trataremos otro día. Ganadora Verónica Mendoza que sin recursos y con una campaña en la que no puso un solo spot en televisión, logró el 19% de los votos. Es un caso de estudio pues partió de poco menos que el 1.5% de las preferencias con una izquierda fragmentada, dividida, enfrentada y mal vista por la opinión pública. En el mismo sentido es ganadora la performance de Gregorio Santos, que estando en la cárcel y por tanto no pudiendo hacer campaña, apenas con algún afiche y más nada, ha logrado captar 600,000 votos para alzarse con el 4% de la votación nacional, es decir, el 10 por ciento de la votación de la Fujimori, pero sin recursos y sin hacer campaña.

¿Quién Ganará?


Las primeras manifestaciones del fujimorismo por los resultados que los dan primeros han sido exultantes. Casi gritan “Nosotros matamos menos”. Olvidan algo. Los peruanos son muy pragmáticos. Ya le dieron a Keiko mayoría en el congreso; el siguiente paso será negarle la presidencia. A los presidentes Toledo, García y Humala la población les dio presidencia y les negó congreso. Ahora, conocidos los resultados y vista la aplastante mayoría dada a una agrupación con tan malos antecedentes como es el fujimorismo, la gente podría optar por corregir esa situación.

Adicionalmente en las encuestas previas a la primera vuelta ya PPK le ganaba a Keiko. La Fujimori tenía el más alto anti voto de todos los candidatos y existe una población numerosa dispuesta a salir a las calles para impedir que ésta llegue al poder. En economía son prácticamente lo mismo. Las grandes diferencias están por el lado de la democracia, favorable a PPK; equipo de gobierno, clima de negocios, experiencia personal, relaciones internacionales, puntos todos en los cuales PPK es diferente y superior a la candidata del fujimorismo.  Una ventaja grande de la Fujimori, es su altísima votación, cercana al 40%, que le haría más fácil obtener el triunfo que perderlo. Sin embargo, lo dicho, la calle habla y los anti fujimoristas están dispuestos a dar la pelea hasta quemar el último cartucho.

Pueblo Libre, 18 de abril del 2016
Etiquetas: [opinion]  [politica]  [Principal]  
Fecha Publicación: 2016-04-07T15:13:00.001-05:00
La noche del  5 de abril del 2016 será recordada por mucho tiempo.  NO A KEIKO Fue una marcha  multitudinaria,  a la que en última hora trataron de subirse algunos políticos como PPK con declaraciones innecesarias de apoyo en esa altura del partido. Los intentos que desde el fujimorismo y fuerzas afines se hicieron desde días antes por meter miedo y agitar el terror, naufragaron redondamente. Fue una marcha pacífica, colorida, rítmica, musical, ingeniosa. Fue una auténtica fiesta en las calles liberadas.


Marcha NO A KEIKO fue multitudinaria

 Los encontré a la altura del paseo Colón por el retraso que me produjo la misma marcha en el transporte. Durante casi 50 minutos vi pasar una columna compacta de gente que agitaba banderas, cartulinas con frases ingeniosas, tocaban el bombo o las zampoñas o simplemente sumaban sus cuerpos a ese enorme cien mil pies (que no ciempiés) que se desplazaba interminablemente por las calles de la vieja Lima, como si con su sangre joven y alegre, vinieran a renovar las gastadas estructuras de la política nacional.

Por la mañana un candidato al congreso por el fujimorismo, había dicho en el programa de Juan Carlos Tafur, que se estaba ofreciendo 100 soles a quienes asistían a la marcha. Una auténtica infamia que siempre practica el fujimorismo. Personas que como yo miraban la marcha con algunos metros de distancia, hubieron miles a lo largo de todo el camino (aplaudiendo, filmando, sonriendo) sin contar a los auténticos marchantes, y no estábamos allí por ningún dinero; estábamos allí por convicción, porque lo mandaba nuestra conciencia. Porque sabemos que la inacción puede hacer que se pierdan la libertad y la democracia en un abrir y cerrar de ojos, y que recuperarlas cuesta demasiado tiempo, cuesta demasiadas vidas. 


En Argentina como en otros países se marchó contra la Fujimori (foto Jessica Vicente)
Fueron pasando escalones universitarios de San Marcos, Católica, Villarreal, Cantuta y otras universidades que, empezando por la de San Marcos, la más antigua, rebelde e identificada desde siempre con las protestas, traían un aire de invencibilidad que llenaba de entusiasmo a los demás. Es también como si las marchas de 1,997 y 1,998 que estas universidades protagonizaron para derrotar a Fujimori, se hubieran transmitido en saltos generacionales hasta llegar a este 2016 renovados, jóvenes, lozanos, victoriosos como entonces. Pero metidos entre las filas de los jóvenes universitarios, estaban también adultos, hombres y mujeres, algunos acompañados de sus hijos, o acompañándolos; que sólo querían sumar sus figuras para decir, Fujimori Nunca más.

En los días anteriores arreció la campaña del terror desde el fujimorismo. Intentaron pintar a la marcha como una de “terrucos”, de “caviares”, y toda esa tontería adjetivacional que el fujimorismo usa tan bien. El mismo día de la marcha, ayer, intentaron el último sicosocial desesperado: habría un golpe de estado humalista y los militares tomarían las calles. Nadie les creyó. Es como si de tanto usar sus gastadas artimañas, la gente respondiera al contrario de lo que el fujimorismo quiere: con coraje, con valor, con alegría, con conciencia de que si el fujimorismo dice que no, la única respuesta posible y correcta, es decir que SI, un sí grande, muy grande como fue la dimensión de la marcha.

Porque fueron decenas de miles. Yo computé entre 50,000 a 100,000 personas. Ya digo, fueron 50 minutos mirando gente pasar y pasar, es cosa de agarrar una calculadora y son decenas de miles. Juan Carlos Tafur, conocido periodista que de caviar tiene nada, ha cifrado la gente entre 30,000 a 50 000, vale. Pongamos por caso 30,000, es la movilización más grande que se ha visto en lo que va de campaña y aún, de muchas campañas.  No digo mítines, eso es otra cosa. Porque a diferencia de los mítines, a donde el fujimorismo y otros partidos llevan gente a la que ofrecen dádivas, en ómnibus contratados (la famosa portátil), vestidos con polos regalados; en la marcha de ayer cada persona llegó con la suya, auto convocados o convocados por las redes sociales; con sus zapatillas mayormente, pero también con sandalias, zapatos del trabajo, con ojotas, con lo que había.


NO faltó el humor: carro policial con afiche Keiko no va
Porque había de todo, blancos y mestizos, rubios y negros, izquierdistas y derechistas, pobres y ricos, hombres y mujeres, hubo de todas las razas, de todos los credos. Es particularmente esperanzador que se ve una participación creciente de una masa de jóvenes blanquitos (pitucos por llamarlos de algún modo), de miradas inteligentes, sin complejos, que marchan porque saben que es lo correcto, no son indiferentes y quieren manifestarlo, tienen valores superiores que defienden. Como querían también manifestarlo esas decenas de chicas de todos los colores que volvieron a corear la frase más emblemática de estas marchas “Somos las hijas de las campesinasque no pudiste esterilizar”. Entre esos chicas y chicos blanquitos y esas chicas mestizas, acaso esté el germen de los acuerdos necesarios que integren cada vez más a éste país y nos reconcilien con nosotros mismos.

La impresión que tengo es que esa masa compacta de gente, 50,000 o 100,000, volverán a salir a las calles antes de la segunda vuelta y como dice el refrán “seremos millones”. Es la gente que marchó contra la repartija en el congreso, y contra la ley pulpín, no tienen partido ni lo quieren tener; no tienen banderías. Y por lo mismo volverán a salir cuando sea necesario contra Keiko, Verónica, PPK o Barnechea. No importa quién sea. Ahora hay una ciudadanía con conciencia, que no existía en abril del 1992, esa fecha nefasta que no se debe repetir jamás.

Lima, 06 de abril del 2016 

Etiquetas: [opinion]  [politica]  [Principal]  
Fecha Publicación: 2016-04-03T21:54:00.000-05:00

Por qué no a Keiko


Por ella


Porque votar por ella, por Keiko Fujimori, sería hacerlo por una señora con múltiples contras. Desde las más simples hasta las más complejas y oscuras. Sería inmoral. Sería premiar la corrupción de su padre, los crímenes, las mentiras. Sería por ejemplo, votar por la señora que vive o vivió en la casa de su tía prófuga de la justicia peruana; votar por la señora que no ha tenido un trabajo conocido jamás; votar por la señora que guardó silencio mientras Alberto Fujimori mandaba torturar a su madre, como después mandaría torturar (vía esterilización) a miles de mujeres campesinas para que no tuvieran hijos; abusando de la pobreza e ignorancia de ellas para negarles su derecho de mujeres a concebir.


Trabajar Nunca, Trabajar Jamás


Lo normal entre la gente es trabajar para vivir. Keiko no trabaja, nunca lo ha hecho. Su partido (es lo que dicen), suertuda ella, le paga un sueldo para que no trabaje. Es decir, se la lleva fácil. Como fácil estudió con el dinero de todos los peruanos. ¿Puede entender las angustias de la gente una Keiko que jamás ha tenido ninguna angustia económica? ¿Qué experiencia tiene para dirigir una nación una persona que nunca ha trabajado? Hasta la pregunta parece ociosa: ninguna. ¿Pondría un empresario a dirigir su empresa a una persona sin ninguna experiencia? No, no la tomaría ni como practicante.  ¿Vamos a poner a dirigir el país a una señora que no ha dirigido ni una bodega en su vida?  Cabe la pregunta ¿Y el esposo? ¿Alguien ha visto trabajar alguna vez a Don Vito? El lema familiar parece ser "Trabajar nunca; ponerse a trabajar, jamás.

Estudios de robo


Votar por Keiko es votar por una señora que entre muchas cosas, estudió en el extranjero, ella y sus hermanos, con dinero de todos los peruanos. El cuento de “la casa que vendió Alberto Fujimori” ya no cabe. La casa se vendió después de que Keiko había terminado sus estudios. Keiko estudió con nuestro dinero para no usar esos conocimientos. Un derroche. El sueño de los peruanos es que sus hijos estudien y sean algo en la vida. El sueño de Keiko fue estudiar y ser presidenta. Loable, pero había que hacerlo con la suya y había que trabajar para poner en práctica lo aprendido. De llegar al poder ¿sus hijos también estudiarán con la nuestra? ¿Hasta cuándo? Cabe la pregunta ¿Por qué Keiko estudió en el extranjero? ¿No había buenas universidades en el Perú?        

                                                                                                          

Primera dama y manos sucias


Pensar que Keiko Fujimori  es una nueva opción, es de risa. Ella fue la primera dama del régimen más corrupto de nuestra historia, desde los 19 años. El papá salió huyendo entre gallos y medianoche dejando al país sumido en la desesperanza y el trauma de la renuncia por fax del presidente prófugo. A todo eso ¿Keiko dijo algo? Nada. Keiko firmó por la No reelección de su padre, pero cuando este candidateó a la reelección ella se subió a todos los mítines. Es decir, nos mintió con su firma. Calló en todos idiomas todo lo que sabía de la dictadura, de los robos, de las torturas, de la corrupción. Todo por conservar el poder. Está enferma de poder y no es lo nuevo.

Lima, 02 de abril del 2016


Etiquetas: [opinion]  [politica]  [Principal]  
Fecha Publicación: 2016-03-18T14:10:00.000-05:00
Hace un rato largo sugerí que Lima es una ciudad de odios que vienen desde la conquista. Odios de todo tipo. Hay medios de comunicación especializados en sembrar el odio al APRA, a la izquierda, a la derecha, etc. También los hay difundiendo el odio a determinadas personas.  En el escenario de las elecciones presidenciales del 2016 queda claro que hay odios mal avenidos que están como una bomba de tiempo, tic, tac, tic, tac, esperando su momento de reventar. Como alerta Juan Carlos Tafur desde hace tiempo, “algo va a ocurrir uno de estos días”.

Keiko Fujimori ha intentado maquillarse y maquillar a su agrupación, pero las últimas protestas contra ella se han dado con especial virulencia y han sido a nivel nacional. Alan García ha pedido perdón por los narcoindultos y sin embargo no ha sido inmune a agresiones verbales y físicas. Alejandro Toledo ha pagado ese odio con su pobre aceptación en las encuestas. Verónica Mendoza debe cargar con adjetivos como “bruta más babosa” endilgado por gente educada como Karina Calmet que la ven como una amenaza ante la cual responden desde el odio.

EEUU-Cuba:-reconciliación-en-marcha
Reconciliación EEUU-Cuba a la vista
El odio de los apristas a los comunistas y viceversa es algo que particularmente no entiendo, pero que tiene larga data y es de nunca acabar. Hasta a Susana Villarán que jamás ha tenido una actitud beligerante, los apristas la llenan de adjetivos por ser de izquierda. Hay odio de apristas a toledistas, de apristas a la derecha, de apristas a Humala, de nacionalistas a apristas, de nacionalistas a fujimoristas, de todos a fujimoristas, de la ultraderecha a la izquierda (sin matices), etc. Y todos son odios a morir. Así es imposible hacer un país.

Cuando las pasiones y odios de exacerban un día terminan por desbocarse y todo acaba mal, de forma violenta. Piénsese en la lucha entre Utus y Tutsies en Ruanda, o los conflictos raciales y religiosos en la India y los Balcanes. Pero aun cuando en Perú estamos lejos de esos extremos, la oposición peruana, en éste caso el odiador, se regocija haciendo oposición al divino huevo y obstruyendo al nuevo gobierno. Es el juego democrático que en Perú se ha vuelto tan peligroso por la pasión y los niveles de odio. Falta diálogo.

Cuando Humala ganó las elecciones tuvo desde el 29 de julio al fujimorismo y al aprismo firmándole la declaración de guerra a muerte. NO han podido “matarlo” o vacarlo como les hubiera gustado, pero lo han atado de manos y han bloqueado sus iniciativas, y lo han reducido a un presidente más pequeño de lo que probablemente es. Pero con esto perdemos todos los peruanos, no sólo Humala. Y pierden todos los que lo atacan porque la población reprueba ese juego malsano de poner cabes al otro, que además nos perjudica porque se retrasa la producción y el país en general.

En ese contexto urge una reconciliación por la gente y por el Perú, pero una reconciliación de verdad. NO una para la foto. Reconciliación que puede exigir el retiro a sus cuarteles de invierno de gente que ha estado involucrada en las peleas presentes y pasadas y cuya presencia enturbiará cualquier proceso sincero de reconciliación. Hablo de toda la casta política dirigencial de hoy: Alan, Lourdes, Keiko, Alberto Fujimori, Raúl Castro, Toledo, y un larguísimo etc. Pero también de personas de menor jerarquía, como ex ministros, dirigentes visibles, funcionarios de confianza, cónyuges y otro largo etcétera. Si se desea construir un país de verdad, la reconciliación exige desprendimiento y ese desprendimiento exige gestos y hechos. Licenciar a la casta política actual que las encuestas muestran tan desprestigiada y rechazada por la gente. Un punto de partida de esa reconciliación puede ser el Pacto Nacional firmado años atrás y que es bien visto por la población.

líderes-políticos-perú
Diálogo Nacional Iniciado por premier Jimenez Mayor

La reconciliación puede involucrar a sectores de tan difícil aceptación como es el fujimorismo, y sectores de izquierda hasta hoy rechazados.

Después de 60 años de distanciamiento y mucha agua bajo el puente, EEUU y Cuba van a darse la mano. Francia e Inglaterra hoy son aliados después de haberse enfrentado en guerras durante siglos. Japón y EEUU colaboran conjuntamente después de que EEUU destruyera Japón en la segunda guerra mundial. ¿Hay alguna razón para que no nos entendamos entre peruanos?

San Isidro, 18 de marzo del 2016.


Etiquetas: [opinion]  [politica]  [Principal]  
Fecha Publicación: 2016-03-16T11:26:00.001-05:00

El antecedente de Alberto Fujimori en 1,995


En 1,995, Alberto Fujimori nos llevó a una guerra con Ecuador que venía postergando por meses.  La cúpula militar fujimorista sabía de la infiltración ecuatoriana desde mayo del 1,994 en territorio peruano. Fuji, en afanes reeleccionista, quería una victoria papaya, fácil y rápida que lo bañara en popularidad. Por eso la retrasó (la guerra) para hacerla coincidir con las elecciones. El resultado fue que perdimos por masacre por primera vez una guerra con Ecuador; pero Alberto Fujimori fue reelegido ante una oposición con candidatos que debieron cuadrarse atrás del dictador, llevados a ello por los medios de prensa que los instaban a ponerse “detrás del presidente en tiempos de guerra”.

Fujimori, solo y con plataen la cancha de la exposición mediática, ganó tiempo electoral aunque perdió la guerra militar. No hubo campaña electoral en enero y febrero y cuando ésta por fin empezó en marzo de ese año, el uso apabullante de medios materiales y de los medios de comunicación que proclamaban la falsa recuperación de Tiwinza, hicieron que Fujimori sea reelegido. Un escenario similar es el que el fujimorismo se había planteado para las elecciones del 2016 con Keiko Fujimori a la cabeza.

Hacer El Muertito Ya no es Suficiente


La campaña electoral actual empezó en enero de éste año y durante ese mes y febrero, Keiko ha estado sola en la cancha con una presunta aprobación superior al 30%, sin chocar con nadie y sin nadie que la choque: la estrategia del muertito; pero las cosas han empezado a cambiar. El escándalo de los plagios de César Acuña nos entretuvo como cancha en el mes de enero y la exclusión de Julio Guzmán lo hizo en febrero. Pero los coletazos de ambos episodios han terminado y ahora Keiko tiene que enfrentar al electorado que empieza a hacer preguntas y que le exigirá alguna credencial más allá de ser la hija del dictador encarcelado.

En ese contexto la marcha del viernes 11 de este mes  no la favorece. Los asistentes han sido varios miles y a diferencia de lo que hace Keiko y otros partidos, los convocantes no pagan un centavo a los asistentes. Estos van movidos por su convicción, por su fe en sus ideas, por su rechazo a un modelo que identifican como corrupto y violador de los derechos humanos, además de dictatorial.



Las Hijas de las Campesinas Que Olvidaron Esterilizar


De los grupos que marcharon el viernes 11 de marzo, destacan nítidamente las jóvenes que rabiosamente se trenzaron formando una cadena humana que avanzaba por la calles gritandole a Keiko “Somos las hijas de las campesinas que no pudiste esterilizar”. La convicción, la fuerza de sus gritos, su fe, son dignas de admiración. Esa consigna que ellas aportan a la campaña gratuitamente, vale en dinero todo lo que Acuña haya podido pagar a Favre. Es una consigna que actualiza los crímenes de Alberto Fujimori, pero además los denuncia desde los labios de unas jóvenes que, vestidas como Katy Perry (la ídola del Pop), no están dispuestas de mujer a mujer  a perdonar  a la hija del dictador su silencio de aquella época, y menos a votar por ella.

"Somos las Hijas de Las Campesinas que No Pudiste Esterilizar"

Pero no fueron sólo esas desinhibidas jóvenes, sino muchos colectivos y grupos y personas anónimas que haciendo gala de mucha creatividad han puesto en jaque a la hija de Fujimori, que al parecer acusó el golpe cuando culpó al gobierno por ésta protesta.  Obviamente Keiko está más perdida que cuy en tómbola si cree que el gobierno puede organizar esas marchas. No se lo vamos a decir. Cuando el enemigo está desorientado, hazte el loco.

La campaña electoral peruana se ha puesto bonita y son otra vez los jóvenes los que van a tener un rol importantísimo en elegir a quienes gobernarán a partir julio del 2016.



San Isidro, 15 de marzo del 2016


Etiquetas: [opinion]  [personal]  [politica]  [Trujillo]  
Fecha Publicación: 2016-02-29T17:39:00.000-05:00
Como un mago con una chistera inagotable, César Acuña no para jamás de sorprendernos. Tiró  millones de soles construyendo obras faraónicas en Trujillo para satisfacer su ego y su necesidad de votos. Pero en su aventura presidencial ha roto records. Cada mañana una nueva trampa. Un ardid, una nueva falsificación, un roche nuevo. ¿Es de verdad este hombre que se victimiza y se muestra como emprendedor? ¿Es tan ingenuo como quiere hacernos creer, que no distingue la diferencia entre un delito y una viveza? Todos los días César Acuña se dispara a los pies.


cesar-acuna


Pero nunca acaba de morir. Ni los plagios, ni el dinero regalado en campaña, ni las renuncias de los vicepresidentes, ni los dineros malversados, ni las denuncias de su ex esposa, NADA; César Acuña como Bruce Wilis es un tipo duro de matar. Por mucho menos está preso el Goyo Santos a quién hasta hoy no se ha probado nada; A Acuña lo han filmado cometiendo delitos, está probado que ha fraguado documentos con el sello de su universidad, que ha plagiado las tesis, que ha robado la autoría de un libro. César Acuña sigue trepado como Leonardo Dicaprio a la proa del barco de su candidatura que se hunde. La diferencia es que el barco de Acuña no es el Titanic, sino un barco pirata con la enseña de la calavera y los huesos, la pata de palo y el ojo parchado. Igual, César Acuña es muy duro de matar


Anel Townsend


Acuña: el Superman


Acuña se irá ¡Aleluya!y me parece bien por la gente honesta del país, que es “como cancha” y que veíamos estupefactos a este señor cometer delitos frente a cámaras proclamándose inmune a las leyes. Pero Acuña no se irá sin más. Puede reclamar legítimamente haber tenido comiendo de su mano a muchos encopetados limeños de renombre y con más educación que él, además con títulos profesionales de verdad, pero que le hacían venias como los malos a Superman. Allí está el presidente del congreso peruano, Luis Iberico riéndole las gracias; el presidente de la comisión de ética, señor Lay, haciendo silencio; el ex director de El Comercio, Francisco Miro Quesada, de rector de la UCV; o Beatriz Merino, ex premier, ordenándole la casa (UCV); o el general Donayre, superado en hilaridad por su nuevo jefe.

Que Acuña no estudie, no significa que a él no se le deba estudiar ¿Cómo es que éste hombre de corta estatura, que se atropella al hablar y que muy probablemente no hizo la universidad, logró poner de rodillas a mucha gente en base a un dinero cuyo origen habría que investigar? Somos un país en el que el vivo llega a ganar 56 millones al año, por ahorro en impuestos, mientras que profesionales que se quemaron las pestañas estudiando, pagan sus impuestos y cumplen la ley, las pasan cuadradas para llegar al fin de mes. Otros incluso deben migrar para regalarse un futuro mejor. 

Con Acuña hemos visto el patetismo, de defensores increíbles DEFENDIENDO lo indefendible ¡Ni el fujimorismo! Cómo se chamuscaban, cómo ardían en esa defensa los nombres, los apellidos, la alcurnia. Algunas culturas antiguas sometían al fuego las cosas viejas para purificarlas al arder. Así han ardido por Acuña la vanidad, la pequeña reputación, el orgullo, el ego. Mejor que mejor. Hasta parecería una cosa buena tanta purificación, pero ha estado marcada por la compra de personas y eso no es bueno.

Lecciones de Honestidad


Sin embargo no todo ha sido ignominioso. En medio del carnaval, ha habido nombres valiosos que han dado una lección de honestidad, la han chuntado. Hay personas para las que su honra vale más. A Alberto Borea le han ofrecido dineros para ser el abogado mediático de Acuña.  El ha rechazado el encargo y el dinero manteniendo limpio su nombre, como lo mantuvo en los 90. Lo mismo puede decirse de Otoniel Alvarado, el correcto profesor que reclamó la autoría del libro que usurpó Acuña. Eladio Angulo quien no obstante ser rector actual de una de las universidades de Acuña, no ha dudado en desconocer que su firma sea una de las presentadas por Acuña para validar sus usurpaciones. Sigifredo Orbegoso, también empleado actualmente de Acuña y antes rector de la UCV, ha rechazado también como verdadera una firma supuestamente suya. Eso es tener coraje y principos. Podrán despedirlos más adelante, pues despedirlos hoy sería una torpeza. Pero ellos prefieren eso a ensuciar sus nombres. Esa es una lección para más de uno.

24 de febrero del 2016.


Etiquetas: [opinion]  [politica]  [Principal]  
Fecha Publicación: 2016-02-19T17:18:00.000-05:00
cesar-acunia
César Acuña y Keiko Fujimori

Es posible que el tío Acuña pierda las elecciones del 2016. El carga montón que con razón le han armado ha sido grande y él ha contribuido metiendo la pata como cancha. Pero a la larga, estemos seguros de que un Acuña ganará las elecciones. No César Acuña o su hijo, sino un doble del político cajamarquino. Sea un Rodríguez, un Mamani o un Pardo, la persona que triunfe en las elecciones venideras tendrá el nivel cultural del César Acuña de hoy.

La educación, cada vez peor


Seamos claros, la educación en el Perú está en nada. Basta darse una vuelta por el centro de Lima para comprobar que entre los huevos duros de codorniz, el ceviche con bacteria, y los alcaldes que borran murales artísticos, lo único en común es la educación nivel subsuelo de hoy en día. Y ojito que San Isidro o Miraflores no son la excepción, sino el promedio. Y si la educación está así, obvio que la gente que vota en elecciones está igual. Luego, si la educación de la gente exige regalos en lugar de propuestas, música en lugar de programas, un día no muy lejano, otro Acuña, acaso con más labia y menos plata, pero igual de mal educado y peor preparado que César Acuña, terminará por gobernarnos.

Alan García 1985 vs Alan García 2006: mimetizándose con el elector


Alan-garcia
Alan García en campaña en 2011

El Alan García de 1985 hacía de las plazas un ágora de educación política. Oírlo era un gusto y un aprendizaje. El Alan García del 2006 copió a Alberto Fujimori para convertir sus mítines en celebraciones reguetoneras donde siempre culminaba los mítines empujándose visiblemente un vaso de cerveza. ¿Por qué el cambio? Porque la educación de la gente ya no exige ideas, sino emociones. Había que hacerse el “achorado”. Elegir entre Adán Smith o Lenin es un ejercicio mental que se rechaza. Mejor es bailar o beber cerveza, y si hay bailarinas con poca ropa, mejor que mejor.


Fujimori, inventó la calatería.


Después del Alan García de los 90, nuestros gobernantes han sido Alberto Fujimori, Alejandro Toledo y Ollanta Humala. Fujimori tenía una cultura tan pobre que no hacía mítines políticos sino shows en los que hacía bailar a cumbianberas y candidatos, al ritmo de su propia canción: el baile del chino. Los discursos los reemplazaba con arengas que exacerbaban el odio contra lo que él llamaba “políticos tradicionales”. Intercalaba esas arengas con canciones y bailarinas semidesnudas. Música y calatas como cancha. Rosy War inauguró esa nefasta época. Sus acólitos repartían bolsas de arroz o menestras y calendarios. Fujimori apuntaba a los instintos más básicos de la gente, para convertirla en público cautivo, gente que viviera comiendo de su mano. Lo que el bueno de Alex Kouri llamó “público cautivo”.

Alberto Fujimori
Alberto Fujimori en campaña
Aceptémoslo, el chino hizo escuela, el estilo lo han copiado los que han venido detrás, Cesar Acuña el que más, pero no el único. Alejandro Toledo tenía los mismos problemas de Fujimori con el idioma y sabía más de bebidas espirituosas que de pintura, literatura, educación, o siquiera de cine. Ollanta Humala tampoco resuelve el problema de una educación con muchas lagunas y es casi lo mismo que los mencionados previamente.


Acuña, a la larga ganará.


De seguir como vamos lo seguro es que algún día, alguien del nivel cero cultural de César Acuña, nos gobernará. La gente cada vez exige menos, porque su educación es peor. Acuña, este o el que lo reemplace, no es culpable del nivel cultural que tiene, es lo que recibió del sistema. Educado en una familia campesina y probablemente estudiando apenas la primaria, ha llegado más lejos que otros que tienen educación universitaria. Acuña es el clásico emprendedor que tiene ahorros por miles o cientos de miles de dólares en los bancos, pero tiene a sus hijos durmiendo en un cochecito debajo de sus mercancías, o debajo del mostrador de la tienda: la plata por sí sola no compra criterio ni educa.

¿Se puede evitar esto?


Sólo con mayor y mejor educación se puede evitar el despelote que será el futuro. Y cuando decimos despelote, decimos que nos gobernarán turbas con palos. Pero entendamos algo, esto no significa torturar a los estudiantes con más horas estudio ni con tareas interminables que deben resolver los padres. Mejor educación debe pasar por aprender de los países que mejor lo hacen. Necesariamente pagar mejor a los docentes o nadie de algún nivel querrá enseñar nada. Los docentes, tienen que vivir bien y no trepados en combis y con los zapatos rotos. Lo contrario es seguir como estamos: una educación al final de la cola en américa Latina.  Y enseñar valores o todo estará perdido.

Nos hemos nivelado todos hacia abajo y la educación de nuestros presidentes es paupérrima, están en nada. Su nivel cultural es de pena y su manejo del idioma lamentable. Los candidatos en las elecciones 2016 no solucionan esta deficiencia, salvo Alfredo Barnechea y Alan García, los demás presidenciables son de una pobreza intelectual que da vergüenza. ¿Y cómo entonces son candidatos presidenciales? Porque la valla de la exigencia ciudadana a los candidatos ha sido bajada.

A peor educación de los peruanos, más baja  la exigencia ciudadana a los candidatos y peor presidente para gobernarnos. Esa es la cuestión que hay que cambiar.

Pueblo Libre, 17 de febrero del 2016



Fecha Publicación: 2016-02-05T16:37:00.002-05:00
Imagino al Perú como una isla que navega en el mar, a la manera de esa balsa de piedra que Saramago retrata en la novela del mismo nombre. El capitán puede ser Han Solo o un pirata con pata de palo. Somos una isla que navega esperando encallar en un continente que le permite hacer suya una vida mejor. Pero como en algunas películas dramáticas, después de navegar a la deriva, en lugar de ver el continente salvador, nos atrapa una tormenta, el mar se llena de tiburones, y los rayos empiezan a estallar, somos piñas.

Continente del Desarrollo


A medida que en lugar de virtudes acumulamos vicios, nos alejamos del continente del desarrollo. Ese continente no contiene únicamente el desarrollo económico, el dinero como cancha que debería significar una población con mejor sueldo, mejores servicios de salud y una educación de calidad. También una ciudadanía participativa, ciudades ecológicas, autosostenibles, centros de cultura, con lugares de esparcimiento sano, educación estatal de gran nivel. Los años verdes. Si pues, soy idealista, dirán algunos. Es que esa es la valla que debemos ponernos aunque parezca imposible. Porque lo que sentimos con las elecciones presidenciales del 2016, es que nos alejamos del continente del desarrollo.

La corrupción contraataca


El descubrimiento del plagio de la tesis doctoral del “ doctor” César Acuña nos da un portazo a quienes creíamos que la presidencia o los candidatos a ella, estarían ajenos a estas cosas (ya sé, en qué país vivo). Porque no es sólo Acuña y sus hilarantes explicaciones. Son también las explicaciones insólitas de sus defensores. Anel Townsend se lleva las palmas como si no fuera consciente de que esa defensa devalúa la lucha contra la dictadura y corrupción que ella encarnó a principios del siglo ¿hace cuánto tiempo conoce Anel Townsend a Acuña para defenderlo tan encabritadamente? ¿A cambio de qué? ¿Sólo de un proyecto como ella dice?

Lo de Acuña y su partido es terrible, pero también lo es ver a Keiko Fujimori liderando encuestas después de la nefasta dictadura de su padre y la secuela de corrupción, crímenes, mentiras y destrucción institucional y democrática que ella secundó. El lugar del fujimorismo es los tribunales y no las urnas. Una sorpresa similar nos asalta cuando vemos a Kuczinski, Toledo y Alan García. Es mucho lo que han debido explicarnos antes de presentarse a las elecciones y sin embargo están ocupando los primeros cinco lugares de las preferencias. Este imperio no “contraataca”; simplemente ataca, ataca, ataca…La culpa no es sólo de ellos.

Nosotros también somos culpables


La culpa también es nuestra por no exigir decencia de los candidatos. Y ese es el problema, la permisividad, el olvido, la impunidad que permitimos. Esa permisividad nos castiga alejándonos del continente del desarrollo, el de valores positivos, universales, acordes con el siglo que vivimos y con el avance que han logrado la ciencia y la tecnología por un lado; pero también las ideas y los valores humanos por otros. El Perú es otra vez un barco al garete, en el que nos jactamos de comer rico, pero no tenemos absolutamente nada más que eso. Estómagos hinchados, espíritus flacuchentos. Un rochesazo.

Toleramos todo con un encogimiento de hombros. Silbamos mirando al cielo. Cuando un país llega a esos niveles, cualquier viento lo puede llevar en mala dirección. Si en el pasado países como el nuestro fueron vistos como repúblicas bananeras, hoy nosotros mismos debemos reconocer que nos hemos convertido en una república bananera sin ningún atenuante. 

Cuando a fines de los 90 se comenzó a descubrir la corrupción de nivel industrial de Fujimori, el país todavía pudo indignarse y sacudirse del marasmo. La gente se reveló contra el fujimorismo; salimos a las calles, algunos renunciaron al parlamento, la TV se asqueó de sí misma, y los políticos buscaron soluciones a su propia podredumbre. Lamentablemente hoy estamos lejos de ello. Somos culpables por pasividad. Esperemos que en silencio, en secreto, se esté forjando en la juventud la fuerza del cambio que termine por llevarnos al continente del desarrollo de modo definitivo. Que la balsa de piedra de la que hablaba Saramago, encuentre no un capitán Han Solo, sino una tripulación que la lleve colectivamente a encallar en el Continente del Desarrollo.

San Isidro, 03 de febrero del 2016


Etiquetas: [Personales]  [politica]  [Trujillo]  
Fecha Publicación: 2016-02-01T14:47:00.001-05:00
A Elidio Espinoza lo quieren bajar. Desde hace algunas semanas en Trujillo la voz es revocar a Elidio Espinoza, el alcalde elegido en las últimas elecciones. Hay que juntar firmas, dicen los promotores. También dicen que Elidio no hace nada, que la ciudad está abandonada, que los parques están secos, que la basura, que no hay obra. Pero Elidio Espinoza le ganó la elección a la maquinaria de Acuña y eso ya vale un aplauso, más aún con lo que ahora se sabe de Acuña. Y los ataques a Espinoza son más bien extraños.


elidio-espinoza
Elidio Espinoza derrotó la maquinaria electoral de Acuña
Espinoza puede ser muchas cosas, pero no parece ser un tipo corrupto. Cuando se pretende revocar a un tipo honesto me parece que el mundo, o el Perú, esta de cabeza. Patas arriba y que vamos por mal camino. Es cierto que a  veces Elidio Espinoza peca de soberbio, de creer que en política basta la honestidad y el voluntarismo para ser reconocido, es un poco el “Villarán” de la política trujillana; pero más allá de eso no se le puede reprochar nada y se le reprocha todo.

La gente aduce que Espinoza no hace obras. A mí me parece de locos. Elidio ha dicho que las habrá en su momento. Acuña se fue dejando una deuda de 27 millones de soles. Con esa deuda ¿cómo hacer obras? Los parques de la ciudad han venido amarillando desde que entró Elidio Espinoza y la gente culpa a éste por el descuido. Pero fue una deuda de Acuña por 8 millones de soles con SEDALIB, lo que ocasionó el corte del agua en los parques. Espinoza ha ido pagando poco a poco las deudas dejadas por el señor de la “raza distinta”.


cesar-acuna
Ex alcalde César Acuña: dejó deduas por 27 millones en Trujillo
Cuando se acusa falta de obras con Espinoza, se hace pensando en los 2 Bypases de Acuña. Durante su gestión como alcalde trujillano, César Acuña construyó un By-pass en Mansiche, que tiene encandilada a buena parte de la ciudad. La obra costó la friolera de 30 millones de soles, no soluciona problema alguno y ha sido un tiradero de plata. Acaso sirva para adornar un tramo de pista y levantar el ego de algunos trujillanos, pero funcionalmente es innecesario. Lo mismo ocurre con el By-pass del óvalo Grau, también construido por Acuña. Es en esa comparación donde Elidio Espinoza pierde.

A Espinoza se le acusa también de la basura que se acumula en distintos puntos de la ciudad. Si en Huanchaco hay basura, Elidio es culpable; si la hay en Víctor Larco, Elidio es culpable. Lo que no se dice es que esos distritos, como otros, no son competencia de Espinoza sino de sus respectivos alcaldes distritales (Acuñistas ambos). Es ignorancia pura y viveza la que lleva a culpar al ex coronel.

En las redes sociales el alcalde trujillano exhibe bastantes actividades relacionadas a la comuna. Ha impulsado actividades culturales como la enseñanza de la marinera en las calles de la ciudad, la vuelta de las retretas a la plaza de armas como forma de rescatar tradiciones venidas a menos. Es permanente su actividad de verificación de que los servidores municipales cumplan con sus funciones y de que los comercios y empresas de la ciudad, como bares, restaurantes y mercados cumplan con las normas vigentes en cuidado de la salud y la moral de la gente; lo que se diría, las cosas de sentido común, tan venidas a menos o descuidadas por nuestras autoridades.
bypass-de-mansiche
Bypass de Mansiche


Bypass de Mansiche en el día de su inauguración. Tiene dos "brazos" de ida. No hay forma de retornar. Lo que se gana en tiempo en la ida, se pierde en la vuelta. No existía tránsito que justificara su construcción y llevaba más vehículos hacia el centro de la ciudad, congestionándola.




A Acuña no se le objetó jamás nada. Hacía pistas que se las llevaba la primera lluvia y ni la contraloría ni nadie jamás dijeron esta boca es mía. A Elidio se le objeta todo y se le quiere revocar con estridentes campañas. Cuando a una persona que hasta ahora ha dado muestras de honestidad y de querer hacer las cosas bien se le quiere revocar,  es porque algo se está pudriendo, es que se ha tomado el mal camino, el de la raza distinta que termina en el despeñadero. Ojalá los trujillanos no se dejen llevar de la nariz y apoyen a la autoridad que eligieron en el 2014. De revocarlo, los trujillanos perderían dos años de gestión avanzada y un año más en proceso revocatorio. Casi nada. 

San Isidro, 28 de enero del 2016

Etiquetas: [opinion]  [Personales]  [Sociales]  
Fecha Publicación: 2016-01-30T00:37:00.000-05:00
Es un día cualquiera. Sales de la casa punto de 8 pm. Basura en las afueras de tu casa arrojada por los “vecinos”. Empiezas a andar. Les has hablado, pero igual siguen arrojándote la basura en tu jardín. Caminas, doblas la esquina. Basura dejada junto a las puertas, unas horribles y enormes bolsas negras de las que escapan unos misteriosos líquidos también negros. Unas puertas más allá, alguien decidió dejar su bolsa de basura a mitad de camino entra la vereda y el límite de la pista. Ese alguien es más inteligente que los demás, aunque sea la alejó de la vereda un poco. Sigues andando  y encuentras más basura, esta vez desparramada en la vereda. Un perro se acerca, olfatea, levanta una pata y mea. Sigues andando, y llegas a los pequeños mercados que atienden por las mañanas a la vecindad. Ahora lucen cerrados, pero en sus afueras un enorme muladar de residuos orgánicos y no tanto, perfuma el lugar. Apenas te cubres la nariz. Es lo de todas las noches. El problema de la basura en Lima, la tres veces coronada villa. ¿Coronada a santo de qué? Ve tú a saber, querrían haber tenido rey y sólo tuvieron coronas. De espinas y de basura.



Una amiga, Cristina, me comentaba hace poco acerca de un viaje que hizo el año pasado al país de los relojes, Suiza. La gente, me decía ella, lava los elementos como cajas y botellas luego de usarlos, para evitar el mal olor y la descomposición, y los almacenan hasta su recojo por el camión recolector que ocurre varios días después. El papel higiénico es desechado en el inodoro del baño. Y todo eso con la participación de la ciudadanía. Esa es la diferencia. En ciudades como Lima no existe ciudadanía. La tres veces coronada villa de Lima se jacta de su comida y de su mar, pero en ciudadanía vive en pañales. Los ciudadanos no nos sentimos parte de la solución de los problemas. Llevar una buena vida se resume en comer bien, beber bien, dormir bien. Cero responsabilidad. Es de locos creer que alguna vez el habitante de Lima, previsoramente diga, “el camión de la basura no pasa hasta el miércoles, hay que lavar botellas, limpiar cajas y aplastarlas y guardar la basura”. Qué va, el habitante limeño arrojará su basura al vecino a la medianoche amparado por la oscuridad. Claro, el problema irá creciendo y tendrá unos hermosos muladares en dos por tres, pero eso el  limeño jamás lo entiende. En todo caso culpará al alcalde. Y no es que el alcalde se deba cruzar de brazos, su participación es protagónica, pero sin ciudadanos el problema de la basura en Lima no tiene solución.

No hay ciudad del Perú en la que los ciudadanos odien más la basura que Lima, y no hay ciudad del Perú que esté desde siempre más inundada por ésta, que Lima. Parece amor serrano “Más me pegas, más me quieres”. O lo que los místicos dirían “a lo que te resistes, persiste”.

basura-en-lima
Basura en Lima

¿Cómo se soluciona esto? La gente requiere una revolución en sus costumbres. Aprender a usar el agua que derrochamos a raudales. Aprender a hacer algo con esa basura que generamos y que sólo sabemos sacar a las puertas o arrojarlas a los vecinos. Una revolución que empiece en los colegios y atraviese nuestras vidas. Pero, ¿quién la va a enseñar? Los maestros. Pero los maestros también tiran la basura, no han aprendido, por lo tanto no pueden enseñar. Entonces empezar el experimento a pequeña escala: una manzana, un barrio; y luego ir expandiendo la zona de influencia. Es el único remedio posible. La falta de cultura que muestra la ciudad al llegar la noche es intolerable, inaudita. No es de gente civilizada. Somos trogloditas, pero podemos cambiar.

La basura arrojada en las veredas y jardines al caer la noche no es sólo de mal gusto y mal olor, es peligrosa, constituye focos infecciosos y amenaza la salud de la gente. Hay una complicidad entre las gobernantes y gobernados. Unos y otros simulan que no existe el problema. ¿Cómo puede una ciudad ser considerada ciudad jardín, moderna y capital gastronómica de nada, si forma tremendos muladares en sus distritos cada noche?

Menos ombliguismo limeño y más manos a la obra es lo que se necesita ya mismo. Y en este problema todos somos culpables, unos por acción, otros por omisión. Unos más, otros menos. Queremos vivir en el paraíso y que éste no nos cueste nada. Así no es, se requiere esfuerzo, tomar conciencia.

San Isidro 28 de enero del 2016


Fecha Publicación: 2015-12-29T17:43:00.002-05:00
La política ha llegado a desinteresarme como a la mayoría de peruanos. La verdad aplastante, es que nos sentimos impotentes para cambiar la realidad. No sirven los discursos positivistas ni las píldoras para la moral. Mirar las pantallas de TV es un acto casi de masoquismo. Los peruanos hemos optado por la defensa propia: apagar el televisor, hacer oídos sordos, que venga la tormenta y acabe con todo y terminar de una vez con la pesadilla en que estamos metidos.

Somos corruptos...Y qué


                Todos sabemos que los cinco candidatos punteros tienen algo por lo que responder y sabemos que esas respuestas jamás serán satisfactorias. Lo peor es que los candidatos y sus acólitos lo saben y optan por un discurso un poco sin vergüenza que parece decir: “si, somos corruptos, y qué”. Ya ni siquiera se guardan las formas y el más elemental respeto por el electorado está perdido. Acuña se lleva las palmas. No vi su discurso en CADE, pero los fragmentos difundidos en redes sociales lo pintan como un candidato patético. Lo peor no es eso, es que hay un gran bolsón de electores que se identifica plenamente con él, lo sienten su representante por ser un tipo sin cultura.

                Igual ocurre con los cuatro candidatos restantes. Ninguno se salva. El Alberto Fujimori que se presentó en 1,990 a las elecciones era un candidato intachable en comparación con los cinco primeros en las encuestas del 2015. Y Alberto Fujimori terminó convertido en el presidente más corrupto de nuestra historia. ¿Cómo terminarán en el 2021 los cinco primeros del 2015 que por las acusaciones que cargan harían sonrojar al Alberto Fujimori de 1990?


Esto también pasará


                Se suele decir que nunca es más oscuro que cuando va a amanecer. No parece ser el caso de la política de nuestro país. Y sin embargo es un problema que nos compete a todos. Vamos a elegir un presidente y un nuevo parlamento. El presidente es el hombre que regirá nuestros destinos y aunque a veces pensamos que ver por nosotros mismos y olvidar todo lo demás es una decisión sabia, lo cierto es que los actos y decisiones de nuestros gobernantes suelen afectar nuestras vidas de modo más directo de lo que solemos pensar.

                Cuando era adolescente mi generación del colegio debió ver como los chicos que nos antecedían eran derrotados sucesivamente en los concursos escolares de marcha de aquellos años. Eso hizo crecer en nosotros una frustración y un deseo inmenso de cambiar esa historia y de triunfar allí donde ellos habían fallado. El año que fuimos promoción ganamos el concurso de marcha y cambiamos la historia que nos avergonzaba. Quizás en el país ahora se estén forjando las generaciones de peruanos que cambiarán la historia de nuestros días y nos regalarán un país mejor en todos los sentidos. Los años de bonanza económica han venido de la mano de la caída de la ética y la moral. Esa es la historia que debemos cambiar.  

27 de diciembre del 2015



Fecha Publicación: 2015-12-11T23:48:00.001-05:00
Phillips Butters, gritón a conciencia, orgulloso de serlo además, se pasó el año 2014 despotricando cada mañana contra la alcaldesa Susana Villarán. Glaxer Tuesta, caviar orgulloso y pertinaz, autoproclamado, pasa cada mañana en radio San Borja recordándonos la vida y milagros del ex presidente Alan García. Aldo Mariátegui, la emprende cada que puede en la TV contra Alejandro Toledo, pero más, contra la izquierda o lo que quede de ella. Hay más, no son los únicos. Phillips Butters existió porque odiaba a Villarán. Fernando Olivera existió porque odiaba a Alan García y encarnaba el odio de una población. Hay quienes odian a Toledo y al toledismo, a Fujimori y al fujimorismo, a García y al aprismo. Hay otros odios menos tremendos: a Laura Bozo, a Burga, a Magali Medina, a Philips Butters, a Raúl Romero. Lima está convertida en una ciudad llena de odios. Hay medios de comunicación según a quien se quiera odiar. Además usted puede llamar a algún medio, hacer catarsis y alimentar más el odio. Es genial. ¿Le gusta el odio? Bienvenido, Lima lo ama. 

A un peruano en el extranjero le falta la dosis diaria de odio, como la papa rellena o el Cau Cau. Le falta la sal, pero esa sal que hasta “da sentido a su vida” le hace daño, lo enferma, lo rebaja. Porque el odio siempre enferma. ¿Qué pasa si por ejemplo, odias a Toledo y éste es elegido para gobernar cinco años más? Debe ser algo como la muerte. Una patada en el estómago. Y así con los demás. Llegas a la casa malhumorado, te has peleado con alguien en la oficina y casi te trenzas a los puños con el cobrador del ómnibus. Durante meses. ¿Pero, cómo has terminado por odiar a ese fulano X a quién jamás has visto en tu vida? Por los medios, que entran en tu casa sin permiso y a los cuales te enganchas a oír sus rollos.


El Odio Entra sin Darnos Cuenta


Lo peor es que no nos damos cuenta. Si en una ciudad como Lima todos odian a alguien, pensamos que el odio es normal, que sentir odio por personas a las que no hemos visto jamás, ocurre en todos los lugares, y no es así. Ni siquiera es algo que ocurra en todo el país. Los diarios limeños están llenos de carátulas y contenidos de odio. El odio se respira en la atmósfera. Pero no tiene porque ser así. Tómese el diario El País de España, o El Mundo, y se verá cómo la información es eso y no siembra de sensaciones envenenantes. Hasta en eso somos tercermundo, no interesa la salud mental de la población, interesa que el hígado del difusor de turno diga lo que le venga en gana. Pero eso, lo podemos cambiar. 

Hay odios más sutiles. Juan Carlos Tafur, locutor de Radio Exitosa, cada cierto tiempo expresa su rechazo a los abusadores sexuales, a los pederastas, a los violadores y hasta a los piropos. El problema no son los principios que él enarbola; sino cómo los enarbola. Su rollo es uno de odio contra todo lo anterior. Puede parecer bueno, pero otra vez es la siembra del odio. Las taras y abusos sexuales no pueden ser tratados desde el odio, sino desde el profesionalismo. Los siquiatras no emparan el problema de un violador desde el odio personal, sino desde las razones que llevaron al sujeto a violar o abusar. Lo bueno de esto, es que se quita la emotividad y no se odia. Tafur habla también en contra de los piropos. Imaginemos el trauma para tantas chicas y señoritas ante un piropo. Una cosa son los groseros que dicen groserías a una señorita. Otra cosa una frase galante que reconoce un mérito, una gracia femenina. Pero Tafur no diferencia esto. Mete todo en un saco haciendo que las relaciones sociales deban darse entre trozos de hielo. Pero además piénsese en el terror que aprenden las niñas creyendo que si alguien les dice un piropo las está agrediendo.


Odio Más allá de las Figuras Mediáticas


Por otro lado, nuestros políticos no dialogan. Se expresan a través de los medios para insultarse y prolongar el odio. Para remate, los medios propagan desde Lima, a todo el país, una realidad diaria de peleas y pleitos de una farándula creada para tal fin. Cuernos, drogas, peleas, de todo. Mañana, tarde y noche. ¿Qué ciudad o país se crea cuando eso es lo que se siembra?

Mientras esto no cambie, no nos extrañe la violencia que se expresa en las calles. Tampoco la delincuencia. En la delincuencia se expresa el odio. Odio a una ciudad hostil, a una sociedad excluyente en la que se ve odio y enfrentamiento, a una bonanza que es de otros, y a los abusos directos que sufre parte de la población en formas diversas. Nuestra única salida es cambiar. Cambiar esto o nada, no  hay salida por otro lado.  

¿Cómo se cambia esto? Primero que nada siendo conscientes. Si tu sensación es mala, cambia la radio o el canal de TV, o no compres el diario que te hace sentir mal. Pero no tiene que ser el vacío. En esos mismos medios hay opciones. También hay internet para buscar lo que te haga bien. 

Pueblo Libre, 11 de diciembre del 2015


Etiquetas: [opinion]  [Sociales]  
Fecha Publicación: 2015-11-30T17:18:00.002-05:00
Leo en los diarios que es el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer. Escucho en las radios y miro en la TV: lo mismo. Yo creo que éste día no debe celebrarse ni un día más. Y quiero enfatizarlo, NI UN DIA MÁS. No creo que celebrar un día así, esté logrando el objetivo que deben haberse trazado las mujeres. Es más, si pudiéramos revisar las estadísticas, veríamos que la violencia contra la mujer se ha incrementado. En nuestro país se ha dado una ley de FEMINICIDIO y los crímenes de mujeres se han incrementado. ¿Qué tal si en lugar de ese día celebráramos un Día del Amor a la Mujer? Antes de que me crucifiquen o crean que he perdido la chaveta, me explico.

dia-de-la-no-violencia-contra-la-mujer-2

Usemos un ejemplo. Nunca como ahora ha habido tantos programas de enfermedades en los medios: radio, tv, prensa y otros. Y nunca como ahora ha habido tantos enfermos en el país. Las clínicas privadas brotan como chifas en todos los distritos limeños, y no son menos las clínicas, postas médicas y hospitales del estado. Tan grave es la cosa que hasta las municipalidades distritales se han echado al hombro la creación de hospitales con el beneplácito de la población.  ¿Cuál es el problema entonces? Es simple. No se está hablando de salud, se está hablando de enfermedades. Se habla de los síntomas, se muestra imágenes, se representa los males tratando de ser didácticos. Lo que se genera es miedo y el miedo es creador. La madre Teresa decía “no me inviten a marcha en contra de la guerra. Invítenme a una marcha a favor de la paz”. Una acción es en contra, la otra a favor de la paz. Pero ambas acciones materializan, crean. Si la haces a favor de la paz, creas paz. Si la haces en contra de la guerra, creas guerra. Si haces un programa en contra de la enfermedad, creas enfermedad. Si hablas de “No violencia contra la mujer”, creas violencia contra la mujer.


Lo que pasa en las mentes


Expliquemos esto último. Cuando escucho la frase “No violencia contra la mujer”, me viene a la mente una pregunta ¿Quién ejerce esa violencia? Obvio, el hombre. Y debe ser un tipo cruel, un maldito, un abusador, un ogro. Pues bien, oída la frase por mí, quizás no sea tan grave. Y sin embargo confieso que me siento agredido. En la frase hay una generalización peligrosa. Los hombres aparecemos como violentos y crueles sin distinción. ¿Y ese enojo con quien lo tengo? Con las mujeres, con las feministas, y con todos esos que pintan a los hombres de violentos sin distingos. Pero yo me controlo, tengo educación, discrimino. Entiendo que el problema es el lenguaje usado. Tengo claro que no hay que lastimar a una mujer, ni con golpes físicamente, ni con palabras ofensivas, ni con nada, no me nace. Pero a un violento la frase no debe gustarle mucho, quizás llega a casa a vengarse de su mujer, a seguir abusando. Sin embargo, lo que me preocupa más aún, es el efecto de la frase “violencia contra la mujer” en las mujeres mismas.


Las Mujeres como víctimas de quienes las quieren salvar


Piénsese un poco esto. Si a las mujeres les decimos desde niñas que el hombre es un ser violento, golpeador, abusivo, lo que esas chicas van a hacer es creer que ese es su destino, que los hombres son todos abusivos y que no hay salida. Van a ir a buscar un hombre que cumpla con esas expectativas, no hay remedio. SI no encuentran un hombre así lo van a crear. Lo van a exigir o se va generar aquella idea según la cual si es el  hombre no les pega, no las quiere.


Hacer un pequeño cambio


¿Qué tal cambiar el nombre a ese día? Usemos por ejemplo “Día Internacional del Amor responsable a la Mujer”. En lugar de decir a las mujeres que el hombre es el enemigo que las golpea, enseñémosles que el hombre es un compañero de vida que las va a respetar, las va a apoyar y proteger. Que el hombre las admira. Que los hombres son compañeros maravillosos con los cuales van a crecer juntos, formar una familia si lo desean, apoyarse mutuamente, ser cómplices, amigos, amantes. El hombre es ese ser extraordinario que las va a amar porque las sabe mujeres, seres maravillosos que lo complementan. Y que tal decir a esas niñas y jóvenes a las que hoy se aterroriza hablándoles de violencia contra ellas, que todas las mujeres merecen tener un hombre extraordinario en sus vidas. Un compañero maravilloso esperando por ellas, uno que las ama.

dia-de-la-no-violencia-contra-la-mujer

Digo, por el camino de las palabras represivas no han logrado el resultado que esperaban, quizás usando esta otra frase, celebrando éste día positivamente y no señalando con el dedo a un supuesto enemigo generalizado, logremos (sí, logremos) mejores resultados. Que los violentos se queden esperando a mujeres que ya no los buscarán.

San Isidro, 30 de noviembre del 2015



Etiquetas: [Lima]  [opinion]  [politica]  
Fecha Publicación: 2015-11-24T14:23:00.001-05:00
A propósito de la agresión a lo bestia sufrida en San isidro la semana pasada por el señor moticlicista Miguel Urrutia, a quien los fiscalizadores municipales rompieron el tabique de la nariz, dislocaron la mano izquierda y dejaron sordo de un oído, hay algunas cosas que deberíamos pensar.

Los fiscalizadores municipales de San isidro, achorados ellos, al ser preguntados por su actuación, manifiestan que el agredido los agredió verbalmente. Las imágenes los desmienten. El agredido detiene su motocicleta y al ver que los fiscalizadores han arrojado al suelo la mercancía de una señora, pan con huevo, les dice “abusivos”. Al segundo siguiente los fiscalizadores lo muelen a golpes. ¿Qué desean los fiscalizadores? Se desea la indiferencia total. Que veamos en silencio el abuso, la agresión, que miremos al costado. Es la dislocación social lo que se quiere imponer. El “Ya ves, te lo advertí, no te metas en problema ajeno”. El egoísmo, la insolidaridad. La ciudadanía está cansada, harta de ver estos abusos.

fiscalizadores municipales agreden motociclistas

Si así son los "serenos"...¿Cómo son los violentos? 


Las municipalidades son dueñas del serenazgo y son parte del estado, pero generan violencia. ¿Cómo seleccionan al serenazgo y fiscalizadores? ¿Con torneos de lucha entre violentos combatientes? ¿En algún saqueo? Los elegidos parecen ser expertos en uso de violencia contra los ciudadanos. Mientras más violento es el sereno, más aplausos por su “trabajo”. Parece que el “sereno” (nombrecito que se gastan) pusiera toda la energía en el abuso y los palazos, para demostrar que él es la persona adecuada para el puesto. Hay un romance entre la municipalidad y sus serenos pegalones. Tanta cháchara y tanto rollo (necesario) para evitar la violencia contra la mujer, pero somos ciegos ante la violencia contra los que menos tienen, los más humildes, contra los que tienen que inventarse un trabajo. Porque, seamos claros, una cosa es hacer cumplir una norma, y otra muy diferente, robarse las cosas de la gente y además apalearla.

En San Miguel, alguna vez he visto a una camioneta del serenazgo llevarse no sólo la mercadería de un vendedor (cosa que nadie fiscaliza), sino llevarse también detenido al vendedor. Es lo de siempre. El comerciante no puede ser detenido, pero lo es, piña; porque no conoce sus derechos y por lo tanto no los exige ni defiende. Y nadie lo defenderá. El papá estado hace la vista gorda, sabe que estas cosas pasan, que es violatorio de los derechos más elementales de un ciudadano, pero mira al cielo y silba y se rasca la panza. ¿Hasta cuándo?

Nadie defiende a un heladero de D’onofrio agredido, nadie a una vendedora cuya mercancía es decomisada o tirada al suelo sin más. No sabemos si su carrito con productos, o su bicicleta o triciclo le son devueltos. Golpes, cachiporrazos, insultos, puñetes. De todo como en botica y nadie vela por el cuidadano. Como el señor motociclista al que luego de masacrarle, los fiscalizadores trataron de quitarle la moto.


La policía pintada en la pared validando el delito 


Y todo ese circo violento producido frente a la mirada cómplice de un policía que actuaba como validador de las acciones de los funcionarios municipales. Esto último debería preocuparnos. ¿Cuánto más veremos a la policía actuar validando actitudes y conductas delincuenciales de los privados que les pagan el día de trabajo? ¿Hasta cuándo meterse en las pistas para dirigir el tránsito en beneficio de las constructoras que los contratan? ¿O de los casinos? Esto hay que cambiarlo.

La defensoría del pueblo, las fiscalías, las ONG, los grupos defensores de los derechos humanos, los grupos feministas, y tanta gente que parece vivir llenándose la boca en otros casos (defensores de los animales por ejemplo) podrían empezar a visibilizar todos estos abusos de “baja intensidad” cometidos desde las municipalidades peruanas contra indefensos ciudadanos que no pueden hacer valer sus derechos


¿Qué hacer? 


Pero sobretodo, tenemos que dejar de ser una sociedad tan violenta, en donde los ciudadanos vivimos expuestos ya no sólo a una violencia que se levanta amenazante contra nosotros desde la criminalidad, sino desde el aparato del estado que debería estar  para protegernos. Es necesario replantearse la forma de trabajar de nuestras municipalidades y de sus funcionarios, pero sobretodo, replantearse el espíritu de esa forma de trabajar. ¿Se trabaja para servir? ¿Se trabaja para golpear? ¿Para extorsionar desde el estado a la gente? Debería trabajarse con valores en donde la persona humana sea el principio y fin de todas las cosas. Y educar al servidor público en esa dirección. Porque a fin de cuentas, estamos convencidos de que hasta esos fiscalizadores violentos, pueden cambiar. 

San Isidro, 24 de noviembre del 2015


Etiquetas: [opinion]  [Personales]  [Sociales]  
Fecha Publicación: 2015-10-30T11:27:00.000-05:00
Un amigo, Oscar, hace su primera publicación en Facebook. Deja pasar dos días y luego, un poco palteado se pregunta a sí mismo en su muro “¿Por qué nadie me ha dado Me Gusta?”. Es difícil responder esa pregunta, pero si la haces, es claro que no sabes de qué va la cosa y de que van los “Me Gusta” en las publicaciones.


¿Quienes no dan Me Gusta?


     Tengo una amiga que conocí en IPAE que ha dado “Me Gusta” a una publicación mía por primera vez recién hace menos de un mes, después de tres años de estar entre mis contactos. Tengo varios amigos, amigas y hasta familiares que nunca me han dado un “Me Gusta”. Y no es que no haga publicaciones; las hago, respetuosamente, con una pisca de ingenio a veces. Nada. Hay quienes jamás darán un “Me Gusta” si lo ven surgir de sus contactos, aunque sea una publicación digna del “nobel” de los Me Gusta.


boton-me-gusta
¿Qué tanto usas el botón Me gusta con tus contactos?
        ¿Por qué ocurre esto? Mi hipótesis. Dar un “Me Gusta” tiene relación con las publicaciones que un usuario hace. Las personas que jamás me han dado un “Me Gusta” son las que nunca publican nada, o sólo publican fotos que se toman en algún lugar anunciando un viaje o alguna comida. Vérselas con las palabras es una batalla que no pueden superar. El face sólo les sirve cuando pueden mostrar fotos glamorosas. Un selfie. No digo que sea malo o bueno, sólo es lo que sucede.

        Hay personas que hacen publicaciones sin ningún tipo de autocensura. No miden las palabras. Son absolutamente temerarios y son la cara opuesta del primer grupo, el de los tímidos que jamás publican nada. ¿Por qué entonces unos y otros no colocan “Me Gusta”? Un Me Gusta en sí no es importante. Más importante es saber qué hay detrás de ese tácito "No Me Gusta".


Botón-no-me-gusta
Cuando nunca das "Me gusta" hablas tácitamente

Publicaciones de "Famosos" vs Publicaciones de "Normales"


        Primero, es muy sencillo dar Me Gusta a la publicación de un banco o una telefónica (famosos); en cambio la publicación de un contacto personal nos reta, nos desafía, nos convoca, nos denuncia. Si tu contacto publica y tú no, tú estás en pierde. Hasta le agarras bronca a tu contacto que sí publica. Luego, no es lo mismo aprobar la publicación de un desconocido al que puedes regalarle todos los Me Gusta del mundo, que darle Me Gusta a un contacto igual a ti. Es aceptar una superioridad al menos temporal sobre ti. Es aceptar un ingenio, un valor, una cualidad, que quizás tú no tienes.

Por otro lado, un “Me Gusta” a un contacto implica reconocer que lo sigues. ¿Cómo vas a ser seguidor de un amigo? ¿Se puede? ¿Y por qué no al revés? Otra vez es quién da el primer paso. Quién se atreve a reconocer al otro su chispa, ingenio, gracia o talento.

Personalmente valoro a quienes entre mis contactos se atreven a hacer una publicación. No me importa si es genial o no, sí es propia o de otros. Una foto suya o un emoticón. La sola publicación de algo implica un valor. El valor de enfrentar el juzgamiento de otros. Porque, vamos a ser sinceros: una publicación en Facebook u otra red social implica que vamos a ser juzgados involuntariamente o no por ello. Ese valor para publicar, bien vale un aplauso. O mejor, un “Me Gusta”. Por eso los prodigo sin mezquindad. Un Me Gusta (me) acerca a las personas y puede hacerle el día a alguien.  


San Isidro,  29 de octubre del 2015


Etiquetas: [Personales]  [Sociales]  
Fecha Publicación: 2015-10-26T17:05:00.006-05:00
En la novela El Alquimista, Paulo Coelho dice que las dificultades por las que atraviesa su protagonista, son el fuego que lo transmuta, que lo convierte en algo mejor. En la novela (que se ha vendido por millones en todo el mundo) el pastor Santiago, debe superar las dificultades que le pone la vida, antes de hallar un tesoro enterrado al pie de las pirámides anunciado por una adivina. Un patrón que lo deja limpiar cristales por un plato de comida, un chico de su edad que le roba todo su dinero, un inglés que aspira a ser alquimista y que le dice que el desierto no le enseña nada, son sólo algunos ejemplos de las dificultades que Santiago encuentra en el camino de su tesoro. Ese tesoro se convierte en su leyenda personal.

piedra-pulidora

El Principio de la Piedra Pulidora


Una piedra pulidora es la que usan los afiladores de cuchillos. La fricción del hierro contra ésta piedra bota de los cuchillos u otros utensilios, alguna formas que les impiden cumplir con su función de la mejor manera. Es un proceso en el que perder es ganar, mejorar, superarse. 

En el día a día afrontamos diversas dificultades. Hay personas y situaciones que se presentan para ponernos a prueba. A menudo respondemos con emociones como la ira, el rencor, la sospecha. De allí, al odio o la violencia hay un paso. Identificamos a esa o esas personas como enemigo y cada vez que los tenemos cerca, replicamos la respuesta o el sentimiento: ira, rencor, rechazo, sarcasmo.

el-alquimista

Adios a los Enemigos 


Las personas no son siempre nuestros enemigos. La persona que nos irrita, que nos hace sentir mal, es nuestra piedra pulidora. El universo lo ha puesto en nuestro camino para mejorar. Para aprender a oír a quienes nos disgustan,  a dialogar con las personas difíciles, a concordar con el problemático, a entender al envidioso, al arrogante, al venenoso; porque lo más probable es que el envidioso, el arrogante, el venenoso, sean reflejo de nosotros mismos, sean espejos que nos permiten mirarnos para rectificar, para corregir, para ser mejores.

Mirar a las personas “difíciles” como socios que nos ayudan a mejorar y a pulirnos botando lo que nos impide cumplir de mejor manera, nos alivia la existencia. Además es gratis. Son la piedra pulidora que nos hace superarnos. Como para el Santiago de Coelho, son el obstáculo a vencer en la tarea de crecer, de hallar el tesoro escondido que muchas veces somos nosotros mismos.

El tipo que nos incomoda en el ómnibus, el vecino que nos saca de quicio, el compañero de trabajo que nos serrucha, la suegra, la nuera, el novio, la novia, todos ellos son personas que están allí para que nosotros aprendamos una lección. De la voluntad que tengamos de aprender y del esfuerzo por controlar nuestras emociones depende que esa lección no deba repetirse.


San Isidro, 26 de octubre del 2015
Etiquetas: [opinion]  [Personales]  
Fecha Publicación: 2015-10-10T16:20:00.003-05:00
En su novela Lazos de Amor,  el siquiatra norteamericano Brian Weissafirma que hay alguien especial para cada uno de nosotros. Pueden ser dos, tres, o cuatro seres en una vida. O uno solo. Son almas gemelas con las que nos encontraremos pase lo que pase. Almas gemelas son personas que están unidas eternamente por los lazos del amor. Afirma el doctor Weiss que las almas gemelas viajan buscándose a través de los siglos por toda la eternidad. El aspecto cambia, pero las almas gemelas se reconocen. Sin embargo, no siempre el encuentro se produce. Incluso a veces, producido el encuentro, los amantes no son conscientes de ello. El encuentro es perturbado por el miedo, por la desconfianza, o por el diferente nivel evolutivo de las personas que deberían unirse. A veces el encuentro se produce cuando alguno de ellos ya tiene otro compromiso.


amores-extranos

Brian Weiss también sugiere que a menudo encontramos a nuestra alma gemela demasiado pronto. Según esto, encontramos a nuestra alma gemela encarnada en la vecinita de junto a nuestra casa, en el compañerito del colegio, en el amigo o amiga del barrio  en que vivimos. A veces esa razón nos hace minimizar el encuentro. Pensamos que éste debe ocurrir después de una gran búsqueda, a veces de muchos años y consumiendo mucha geografía. A veces creemos que es necesario adquirir “experiencia” y “conocernos”. Lo real es que ni es necesario adquirir experiencia, ni conocernos largos periodos de tiempo, porque la experiencia la tenemos y nos conocemos de otras vidas. Eso explica los “flechazos”, la sensación que sentimos de que conocemos a alguien de mucho tiempo cuando en realidad lo acabamos de conocer, o lo bien que nos sentimos en la presencia de ese alguien.

A veces es el ego, la inmadurez, el rencor, lo que nos lleva a dar al traste con una relación. Si desechamos una relación con un alma gemela, el sufrimiento será grande y sólo en casos excepcionales una persona podrá alcanzar a encontrar en esa vida a otra alma gemela.

Todos estos pensamientos venían a mi mente a propósito de una conversación con una dama amiga mía. Me contaba ella de una relación que había sostenido con un caballero hacía muchos años. Una relación que ella recordaba con gratitud. Ahora ella es una persona mayor, felizmente casada y con hijos grandes.


¿TESTIMONIOS?


En Youtube hay miles de testimonios anónimos de gente que se confiesa de modo similar. En los comentarios que acompañan las canciones románticas del tipo Ángeles negros, o Los Galos, Raphael y otros, la gente revive las emociones de sus años jóvenes y revive los amores truncados. Confiesan, virtud del anonimato con que escriben, cosas del tipo “Con ésta canción me enamoré de fulano. Ahora estoy casada(o) con un hombre(mujer) maravilloso(a), pero no he podido olvidar ese amor, lo sigo amando”.

Son personas que tienen una vida hecha y quizás hasta un amor de los buenos. Sin embargo, en sus corazones hay un alma gemela a la que vinieron a buscar, a la que quizá encontraron; pero circunstancias que sólo ellos conocen los llevaron a una ruptura. Dice el doctor Brian Weiss que el destino dicta los encuentros, pero que una decisión errónea puede llevar a la soledad y a un gran dolor. Un acierto en cambio, produce una gran felicidad y es un cataclismo de amor.

En Hable con Ella, de Pedro Almodóvar, el escritor Marco confiesa llevar enamorado 10 años, de una mujer a la que no puede olvidar y cuyo recuerdo lo emociona hasta hacerlo llorar. En la vida real conozco a alguien que por 10 años ha despertado cada mañana pensando en una mujer a la que ya no verá jamás. Son Amores extraños que se buscan a través de los siglos. Almas gemelas que volverán a encontrarse entre las arenas del áfrica o al pie de una pirámide.

Una de mis amigas ponía en su muro del Facebook hace poco el siguiente mensaje “Di que sí, aunque te arrepientas, porque si dices que no, te arrepentirás de todas maneras”.  Hombres y mujeres nos pasamos la vida buscando a la chica diferente, al chico diferente. Y cuando los hallamos, a veces por temor, a veces por soberbia, pensamos que nadie es demasiado bueno para nosotros, y seguimos de largo. Después sólo nos queda lo que queda.

 Tal vez el secreto esté en la próxima vez tener los ojos abiertos, y escuchar al corazón un poco mejor. Sobre todo, no escuchar a la mente, sus miedos, sus prejuicios, sus conceptos. Simplemente escuchar al corazón.
                                      
Pueblo Libre, 05 de octubre del 2015


Etiquetas: [opinion]  [Personales]  
Fecha Publicación: 2015-10-06T16:36:00.008-05:00
Es difícil saber cómo hubiera evolucionado Apple si Steve Jobs estuviera vivo. Y cómo hubiera cambiado el mundo, considerando lo mucho que Jobs hizo para cambiarlo. Recuérdese que cuando Jobs quiso convencer a John Sculley de que se vaya a trabajar con él a Apple le dijo ¿Quieres vender agua azucarada toda tu vida o quieres ayudarme a cambiar el mundo? No vale repetir que Steve Jobs fue un genio. En los últimos años mucha gente ha querido matar al genio. Han querido desmontar el mito. Han querido presentarlo como un ambicioso, un jefe abusivo y despiadado, un experto marketero y nada más. Otros han atacado sus relaciones familiares para intentar destruirlo.

steve-jobs


Lo cierto es que Steve Jobs continúa ganando sus batallas después de estos cuatro años sin él. Como cuando derrotado por Bill Gates en los 90s, guardó silencio y siguió trabajando en lo suyo hasta obtener la victoria definitiva al volver a Apple y convertirla en la compañía de más grande valorización bursátil del mundo. A cada nueva historia que lo denigra, Jobs responde desde la claridad de su voz y su pensamiento. Sus videos lo muestran como lo que es: un hombre extraordinario.

La Entrevista perdida de Steve jobs


En el video “La Entrevista perdida de Steve Jobs”,de 1995, él dice cosas maravillosas y proféticas. Pocas veces se puede ver a un genio en trance creativo y ése video lo permite. A las preguntas del entrevistador no responde el hombre que en ese momento (fuera de Apple) dirige una mediana empresa; sino que responde el soñador, el visionario comprometido con su tiempo, con su espacio, el que quiere que lo mejor sea creado para todos. Porque parte de su compromiso es ese, el género humano.



Cuando evalúa (1995) los cambios producimos en el campo de la informática dice “¿No es éste un lugar maravilloso en el que vivimos? Hace cinco años nadie lo hubiera predicho.”

Después, al  explicar la razón que hizo grande a Macintosh dice lo siguiente: Parte de lo que hizo grande a Macintosh era que los que trabajaban en Macintosh eran músicos, poetas y artistas, zoólogos e historiadores, quienes de casualidad también fueron los mejores científicos de computadoras del mundo.

Sobre la computadora, que él concibe como la más grande creación del ser humano, pronosticaba en 1,995 La computadora evolucionará de un artículo para la computación a uno para la comunicación y eso con la web ya está sucediendo. En 1995 era imposible predecir lo que nosotros vemos tan claramente en el 2015. En efecto, hoy en día la computadora no es tanto una herramienta para el cálculo, como sí lo es para la comunicación.

Es muy duro para referirse a Microsoft, pero no lo hace desde la envidia o la derrota, sino desde su visión particular de para qué deberían construirse los productos. “sus productos (Microsoft) no tienen espíritu. Se han ganado su éxito, pero hacen productos de tercera categoría”. Luego continua explicando lo que él desea para los productos en general “La manera en que vamos a incrementar nuestra especie es tomando lo mejor y repartirlo entre todos, para que todos crezcan con cosas mejores y comiencen a entender la sutileza de estas mejores cosas”

Preguntado sobre si es un hippie o un petardo, responde sin sonrojo “Un hippie, definitivamente”. Personalmente, Steve Jobs me recuerda la serie Los Años Maravillosos. Él no es el único, pero es el que mejor encarna el espíritu de los años representados tan bien en la serie protagonizada por Fred Savage. Los niños de esos años teníamos juegos sencillos pero sensacionales. Uno de ellos era las escondidas. El truco era tocar la superficie acordada y decir “Ampay me salvo”. Nosotros íbamos un poco más allá. Tocábamos la superficie y decíamos “Ampay me salvo y a todos mis compañeros”.
Steve Jobs quería salvar a todos sus compañeros “Tomar lo mejor y repartirlo entre todos para que todos crezcan con cosas mejores

San Isidro, 06 de octubre del 2015 


Etiquetas: [Lima]  [opinion]  [personal]  
Fecha Publicación: 2015-09-30T17:06:00.000-05:00
Gracias a ti, gracias a mí.

Entre las cosas que llamaron mi atención más poderosamente al llegar a Lima a fines de los 80s, estuvieron las costumbres de las bodegas y panaderías. Los propietarios atendían al público detrás de rejas, y con cara de pocos amigos. En las panaderías se formaban (hasta hoy es así) grandes colas para comprar el pan. Pues bien, yo venía de Trujillo y la costumbre en bodegas, panaderías, mercados y en cualquier lugar donde se comprare algo, consistía en que en el momento de pagar y recibir el vuelto, el comprador agradece al vendedor y éste agradece al comprador. Uno lo hace por el servicio que le dieron, y el otro por la preferencia de que fue objeto por el comprador. Pasaron años en Lima y cada vez que di las gracias, me topaba con el silencio del vendedor, cuando no con su rostro amargo.

Mi primera reacción tras varios intentos fallidos, fue guardar silencio, exactamente como ellos. Me lo propuse firmemente; pero hay costumbres que a uno no lo abandonan. Jamás me he dormido en un ómnibus limeño, porque jamás he dormido en un ómnibus en Trujillo. Nunca he podido miccionar en las calles limeñas, por la misma razón que jamás lo hice en calles trujillanas. Había un restaurante que frecuentaba en Lima a mediados de la década del 2000. La propietaria ni me miraba cuando yo le daba las gracias. Tenía la vista fija en el dinero que guardaba en su caja registradora. No le importaba nada más. Seguí asistiendo. Sin darme cuenta, un día, respondió diciéndome “Gracias”. Hubieron de pasar muchos días para que yo advirtiera el cambio producido. En ese tiempo trabajaba con ella una señorita piurana que tenía por costumbre dar “Gracias” a los clientes cuando estos se retiraban. La propietaria evolucionó hasta llegar a responder a mis “Gracias”, con un “Muchas gracias” y una sonrisa. Se le veía lo contenta cuando lo hacía.


gratitud
La gratitud exprésala en grande

En mi barrio limeño, los propietarios de las bodegas y hasta el personal de las boticas, han aprendido a responder con “Gracias” a sus compradores (ver "La gratitud en los negocios") . Ya llevamos así varios años. Es ser amables, es ser educados, es hacer de ésta ciudad tan difícil algo más llevadero. Cuánto contribuyó mi actitud al cambio de los otros, no lo sé. No es lo más importante. Importante es la perseverancia. Pensar que nuestras buenas costumbres valen el esfuerzo y que gota a gota el agua horada la roca.

El Asiento Reservado de los Ómnibus

Es que sencillamente nunca necesité del cartel y menos la ley del Asiento Reservado que nos obliga a ceder el asiento. En Trujillo, desde siempre los menores ceden el asiento a sus mayores. No es necesario que sean ancianos o gestantes, ni que tengan niños pequeños o bastón, si son mayores, aunque sea por pocos años, los menores ceden el asiento. Hay jovencitos cediendo el asiento a jovencitas de su misma edad, a señoras jóvenes, a señores; no hay distinción, es algo que llevan en el inconsciente colectivo. En Lima fue difícil en un inicio, pero cada vez es más claro que la costumbre avanza y se afianza. Ya casi está en el inconsciente colectivo del limeño que los asientos reservados son eso, asientos para pasajeros especiales y todos (o casi) lo ceden sin oponerse. Cada vez es más sencillo hallar personas que ceden asientos no marcados como “reservado” a pasajeros que los necesitan por alguna razón. También es posible observar gestos de caballerosidad de los caballeros con las damas. Incluso a veces, un caballero con otro. Hay menos egoísmo. Quizás porque se comprueba que no es tanto el esfuerzo y sí es mucha la satisfacción que se obtiene con ser amables.


asiento-reservado
Hoy en día es más sencillo ceder el asiento por convicción

Lima es una ciudad muy difícil. Es múltiples ciudades en una. Varias formas de ver el mundo, de defender los derechos, de exigirlos. Nadie cree en nadie, todos son desconfianza y malicia. En ese contexto se han dado y avanzan cada vez más los cambios mencionados arriba. Es gente cambiando, decenas, miles de decenas de personas que han incorporado cambios sutiles en sus conductas, que hacen que la vida sea algo más llevadera en ésta ciudad de 9 millones de habitantes. El cambio empieza por uno, sí, pero no puede ser un cambio egoísta, si cambiamos ayudemos a cambiar a otros cuando estos lo quieran.


asiento-reservado-aún-hay-indiferencia
Pero aún hay indiferencia


San Isidro, 30 de setiembre del 2015


Etiquetas: [opinion]  [politica]  [Principal]  
Fecha Publicación: 2015-09-24T16:48:00.002-05:00
La mañana del once de setiembre, los sectores más conservadores del país pretendieron convertir a Milagros Leiva en una Cármen Aréstegui peruana. La elevaron a los altares llamándola “valiente periodista”. Acusaron al gobierno de “chavista” y a Nadine Heredia, de haber hecho botar a la Leiva del grupo El Comercio. Milagros Leiva era una víctima del poder palaciego.

El Peaje Más caro del Mundo


Ese mismo día por la tarde directivos del grupo El Comercio la dejaron sin piso. Informaron que la Leiva había sido despedida por “vulneración de los principios rectores” y de su contrato. Luego se supo que la Leiva había realizado pagos por 30,000 dólares al prófugo Martín Belaunde Lossio por un concepto que ella definió como “peaje”. Sus jefes no estaban al tanto del pago. La empleada les ocultaba información. No sólo eso, ni siquiera les preguntó si el grupo El Comercio podía pagar la cifra a cambio de alguna información importante. Cualquier empresa a la que una empleada oculta información que es insumo del negocio, estaría en el derecho y el deber de despedirla por pérdida de confianza, eso es claro. Nadine Heredia no tenía nada que ver.

Milagros Leiva
Pero ¿de dónde salieron los 30,000 dólares? El cuento de Milagros Leiva de que eran dinero de su peculio es bastante difícil de creer. Pensar en que como ella dice es una “periodista apasionada” y que por ello pagó 30,000 dólares por un peaje que no la conducía a nada, es ser muy ingenuos. Pero en el ánimo de no pensar mal, hay que creerle. La siguiente pregunta es ¿qué obtenía Milagros Leiva con ese pago? Ella ha dicho que le permitió ver pruebas que “se traerían abajo al gobierno”. ¿Y las pruebas? Bien gracias.

En primera instancia la Leiva ha dicho que no las tiene, pero ante la poca credibilidad de su testimonio, ha dicho que sí las tiene, pero que necesita la “autorización de sus fuentes” para hacerlas públicas. ¿De qué fuentes habla? Si pago 30,000 dólares a MBL por ellas, es claro que él es la fuente. No entendemos porqué debe esperar el permiso de Belaunde Lossio para soltar unas pruebas que traerían abajo al “corrupto” gobierno. En todo caso, ¿hasta cuándo deberemos esperar?

Jugando al Golpismo: ¿Ángel o demonio?


¿A Milagros Leiva le sobra la plata? Hay quienes creen que los 30,000 dólares no salieron de ella. Que el dinero fue entregado por un grupo con intereses políticos para tumbar al gobierno con algún escándalo mediático que la Leiva facilitaría obteniendo información comprometedora de MBL. La jugada abortó cuando Belaunde no pudo aportar nada. Se complicó cuando la fiscalía boliviana puso en evidencia las andanzas y pagos de la Leiva a Belaunde Lossio. Una periodista haciendo pagos a un prófugo de la justicia es una mala cosa. Los bolivianos aún están investigando.

Es posible que el gobierno de Ollanta Humala tenga cosas que ocultar. Pero mientras eso no se pruebe todo son conjeturas. También es posible que existan grupos jugando al golpe de estado, a la caída violenta de un régimen que miran con desagrado. En ese escenario, la presencia de periodistas que se convierten en noticia, es ciertamente una muy mala noticia. Los tiempos de las periodistas geyshas no están lejanos. Esto sólo comprueba la precariedad de nuestra democracia. Hay gente que no quiere construir un país apuntalando la democracia y esperando su turno de presentarse a las urnas. Quieren el caos para ver qué cosa pueden pescar. Ahora sabemos que la Leiva no era un ángel ¿será demonio o simplemente una periodista muy ingenua? ¿Y la derecha peruana? Se ha lavado las manos. Las investigaciones judiciales nos dirán si Milagros Leiva es un ángel o un demonio. 

San Isidro, 24 de setiembre del 2015.