Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.
Visite duragordura

Comparte esta página:


Fecha Publicación: 2016-03-30T17:38:00.002-07:00


LA RELACIÓN ENTRE OBESIDAD Y SALUD MENTAL 
Jessica A. EricksonResumenExisten

 extensas investigaciones que estudian los efectos físicos y fisiológicos nega-tivos que se derivan de la obesidad, pero sólo recientemente los investigadores se centraron en si la obesidad también puede conllevar problemas psicológicos. Este artículo explora la influencia y conexión mutua entre la obesidad y los problemas de salud mental. En primer lugar, analiza los estudios que examinan cómo los trastornos de salud mental impactan en el peso corporal, y cómo los efectos del sobrepeso y la obesidad se relacionan con proble-mas psicológicos tales como la depresión y la baja autoestima.
            También se analiza el impacto de los factores demográficos, como edad, sexo y ori-gen étnico, sobre la relación entre la obesidad y los problemas de salud mental. Se concluye que el estudio de la relación entre la obesidad y la salud mental representa un área clave para la investigación e intervención.
Introducción.             Estudios recientes han demostrado que un tercio (34%) de los niños en Estados Unidos tienen sobrepeso o corren el riesgo de tener sobrepeso, con un 17% por encima del percentil 95 de índice de masa corporal (IMC). Este porcentaje muestra una triplicación del sobrepeso infantil en las últimas tres décadas. La obesidad de adultos también es muy pre-valente, con 72 millones de adultos en EE.UU diagnosticados como obesos (la obesidad del adulto se define como un índice de masa corporal ≥ 30,0 kg / m 2). En Chile, más de 1/5 de los niños que entran a primero básico son obesos, y más de un 60% de la población de adultos presenta sobrepeso u obesidad.
              El aumento de peso puede no parecer sorprendente en un país como Estados Unidos por su sobre-consumo, donde la comida rápida y las porciones grandes de comida son muy comunes. Sin embargo, este escenario se aplica actualmente a la mayoría de los países del mundo. En todo el mundo unas 400 millones de personas son víctimas de la obesidad
Un área de preocupación que es difícil de medir y que sólo recientemente ha comen-zado a ser examinada en la investigación médica, es la relación entre la obesidad y la salud mental. Se sabe bien que la obesidad se desarrolla como una interacción de los genes con los factores ambientales, pero ¿Es posible que ciertos factores ambientales puedan contri-buir también a que un individuo se vuelva obeso?, ¿Cuáles son los problemas psicológicos negativos que la obesidad conlleva? Los niños y adolescentes obesos enfrentan la estigma-tización y discriminación a diario, y a menudo son juzgados injustamente y son víctimas de la exclusión social. Es de suponer que su bienestar psicológico se vea comprometida por ello.Problemas de salud mental que pueden llevar a la obesidad.Antes de examinar los problemas psicológicos que pueden derivarse de la obesidad, vale la pena examinar en primer lugar si se dan las condiciones de salud mental que puedan predisponer o aumentar las probabilidades de un individuo para convertirse en obeso. Dado que las vías que regulan el peso han demostrado estar estrechamente vinculadas con otros sistemas, incluyendo el sueño, el estado de ánimo, la ansiedad y la cognición, uno puede ver la obesidad como una enfermedad que se puede atribuir a variables psicológicas, rasgos o síntomas que afectan a medio y largo plazo la ingesta y gasto energético. Uno de los pro-blemas psicológicos demostrado de forma consistente como predictor de la ganancia de pe-so en la infancia y la adolescencia, es la depresión. Estudios longitudinales demuestran el valor predictivo que tienen los síntomas depresivos en la infancia y la presencia de obesi-dad durante la infancia tardía, adolescencia y edad adulta. La duración de la depresión entre la niñez y la edad adulta, también ha demostrado poder predecir el IMC para adultos. Los estudios también muestran que el 25-30% de los pacientes que recurren a la cirugía como una cura para su obesidad, presentan clínicamente síntomas significativos de depresión en el momento de la evaluación, y el 50 % tiene una historia de trastorno del estado de ánimo o de ansiedad. Estos estudios demuestran una conexión reveladora entre la depresión y la obesidad.
             El aumento de peso, aumento del apetito y disminución de la actividad física, son síntomas comunes en la depresión, mostrando una relación lógica entre el trastorno mental y la obesidad. La depresión puede causar obesidad, cambiando los patrones de alimentación de una persona o reducir su actividad física. Además de la depresión, la baja autoestima es una variable que puede aumentar el riesgo de obesidad. Niños con baja autoestima basal, son el doble de propensos a tener sobrepeso u obesidad en comparación con sus pares de peso normal. Puntuaciones más bajas en algunas dimensiones de la autoestima en el mo-mento basal en niños de 11 a 14 años, predijo un mayor IMC 3 años más tarde (después de controlar por los valores basales de IMC). Actualmente, la investigación sugiere que las tasas de obesidad se puedan reducir tratando la depresión y baja autoestima en niños y adolescentes.
Problemas de salud mental que pueden ser causadas por la obesidad.Un área de estudio con mayor prevalencia que la investigación sobre las enferme-dades mentales que pueden aumentar la probabilidad de obesidad, es el estudio de las con-secuencias psicológicas por ser obeso. La obesidad, a través de las vías del sistema nervioso central, o por medio de la estigmatización y / o victimización, resistencia física o complica-ciones médicas, puede afectar significativamente el bienestar mental de un individuo. Esta sección aborda cuatro temas de salud mental que han sido vinculados como posibles resul-tados de la obesidad. Estos son: reducida autoestima, depresión, ideas suicidas y trastornos de la alimentación.Autoestima.La autoestima, según William James, es "un equilibrio entre los logros de una per-sona y sus metas o aspiraciones". La obesidad en sí conlleva una baja autoestima, así como una disminución de la calidad de vida. Un estudio longitudinal en USA basado en más de 1.000 niños de 9 a 10 años de edad, midió la autoestima entre los niños obesos y los no obesos. Los niños obesos mostraron una disminución significativa en los niveles de auto-estima. Estas tasas de disminución de la autoestima, también se asociaron con mayores tasas de tristeza, soledad y nerviosismo. En otra investigación australiana basada en la comunidad también conectó a los niños con sobrepeso y obesidad con una baja autoestima en comparación con los niños sin sobrepeso. De hecho, un mayor índice de masa corporal basal fue un predictor de pobre autoestima. Se ha encontrado que los niños obesos tienen el doble de probabilidades de sufrir una baja autoestima, en comparación con sus pares con peso normal. Estos resultados sugieren una influencia causal entre el sobrepeso y el hecho de sufrir de baja autoestima.Depresión.La depresión es otro trastorno de salud mental que puede resultar de la obesidad. La depresión es causada por una combinación de factores biológicos, psicológicos y sociales. La imagen corporal negativa, que es el resultado de la obesidad, puede ser una causa para la depresión. En un estudio transversal hecho a 43.534 adolescentes de 18-19 años realizado en los Países Bajos, la obesidad demostró aumentar significativamente los niveles de depresión. Los participantes fueron evaluados mediante el Inventario de Salud Mental (MHI). Después de controlar por las variables socio-demográficas (tales como sexo, edad, etnia y nivel de educación) se demostró que la obesidad y el bajo peso son un riesgo para el desarrollo de la depresión.
             También se ha documentado que los pacientes con obesidad mórbida (IMC ≥ 40) tienen 5 veces más probabilidad de cumplir con los criterios de depresión en comparación con las personas de peso promedio. Cerca de 25-30% de los pacientes obesos que buscan una cirugía, también reportan importantes síntomas clínicos de depresión. Estos estudios demuestran una conexión significativa entre la obesidad y el desarrollo de la depresión.
Ideas suicidas.Ideación suicida, que es el término médico para el acto de pensar en suicidarse, también ha demostrado ser un problema psicológico que resulta de la obesidad. Varios estudios han demostrado que la ideación suicida se asocia significativamente con el sobre-peso y la obesidad del adolescente. Una encuesta representativa a nivel nacional en cana-dienses mayores de 15 años, encontró que la obesidad se relacionó significativamente con la depresión del año pasado y la ideación suicida. Incluso cuando se ajustó por edad, sexo y otras características socio demográficas, la relación entre la obesidad y la ideación suicida siguió siendo significativa. Irónicamente, los resultados muestran que aunque las tasas de depresión y la ideación suicida puede ser más común en personas con sobrepeso y obesos, el riesgo real de suicidio disminuye mientras más peso gana el individuo. En Suecia, 1,3millones de hombres cuyo IMC se evaluó a la edad de 18 a 19, fueron seguidos durante un máximo de 31 años. Por cada 5 kg/m2 de aumento en el IMC, el suicidio durante el período de seguimiento se redujo un 15%. Los datos de las encuestas nacionales de Estados Unidos también mostraron esta tendencia. Por cada aumento de 5 kg/m2 en el IMC, el riesgo de suicidio disminuyó un 18% para los hombres y 24% para las mujeres. Aunque aparente-mente contradictorias, parece que mientras más alto es el índice de masa corporal, más altos son los niveles de depresión e ideación suicida, también se asocia con una tasa de suicidio más baja.Desordenes alimentarios.Están relacionados con problemas psicológicos y pueden afectar a una persona, independiente de su peso.
            Los trastornos de la alimentación, por tanto, se deberían contemplar como una en-fermedad independiente de la obesidad de una persona, con el fin de ver si existe o no una conexión psicológica entre los dos. El desarrollo de un trastorno de la alimentación es tan importante como cualquier otro factor mental asociado con la obesidad, tales como baja autoestima o depresión. Los 3 trastornos de la alimentación que se examinan en relación con la obesidad, son: el trastorno alimenticio compulsivo, el síndrome del comedor noc-turno y los comportamientos poco saludables de control de peso.
            El trastorno alimenticio compulsivo, también llamado trastorno por atracón (TA) es una enfermedad que se caracteriza por atracones sin conductas compensatorias (por ejem-plo, vómitos o uso de laxantes). Las víctimas de este trastorno consumen grandes cantida-des de alimentos en un corto período de tiempo (por ejemplo 2 horas) en el que la persona tiene una sensación de falta de control. Este episodio es generalmente seguido a continua-ción por los sentimientos de disgusto, depresión o culpa. Entre el 30 a 70% de la población de obesos que buscan tratamiento, cumplen los criterios para TA. TA se asocia con psico-patología significativa, lo que sugiere que la falta de componente de control de la enferme-dad se asocia con una mayor angustia psicológica y una mayor adiposidad en niños y adultos. La co-ocurrencia de los episodios de atracones con síntomas psiquiátricos en los jóvenes con sobrepeso, es también mucho mayor que lo estimado al azar, lo que sugiere que comer en exceso se debe a problemas de salud mental. Aunque TA sigue sin ser reconocida como un diagnóstico psiquiátrico establecido en el DSM-IV-TR (IV versión de la Clasificación de enfermedades mentales de la American Psychriatric Association), es un candidato para ser incluido en el próximo DSM-V.
                Ha habido una creciente cantidad de investigaciones llevadas a cabo reciente-mente, que conectan la obesidad de TA con otros trastornos de la alimentación. Un estudio demostró que en una población, el 20% de las niñas obesas y el 17% de las niñas con sobre-peso, participan en los atracones y las purgas en comparación con sólo el 9% de las mujeres sin sobrepeso. En una muestra nacional representativa de 1.900 adolescentes alemanes de entre 11 y 17 años, más de un tercio de las personas con sobrepeso y más de la mitad de los participantes obesos informó una desordenada conducta alimentaria y trastorno por atracón evaluada por cuestionario. Este ciclo de comer compulsivamente, es un serio motivo de preocupación porque comer en exceso en la infancia y la adolescencia también puede ser una posible causa para el desarrollo de la obesidad del adulto. Trastornos alimenticios y la obesidad en la niñez también son factores de riesgo importantes para el desarrollo de otros trastornos de la alimentación, como la bulimia nerviosa por ejemplo.
                El síndrome de comedor nocturno (SCN) es otra forma de trastorno alimentario que puede resultar de la obesidad. SCN se define como el consumo de más del 35% de la ingesta diaria de calorías después de la cena, con anorexia matutina, hiperfagia y el desper-tar nocturno y comer durante estos episodios de despertar. SCN se caracteriza por un patrón de tiempo de retraso de la alimentación en relación con el sueño, donde la mayoría de los alimentos se consume en la tarde y la noche. SCN es más prevalente en la población obesa y se considera un marcador fiable de los trastornos psicológicos. A pesar de que SCN no cumple los criterios de un trastorno mental hasta el momento, se trata de un patrón de ali-mentación no normativo que puede ser muy importante en términos de su impacto sobre el peso corporal y la salud.
              Conductas de control de peso no saludables tales como dieta excesiva, depuración y el uso de laxantes, también han demostrado ser problemas de salud derivados de la obesi-dad. Aunque, como el SCN, los comportamientos de control de peso no se pueden definir como un trastorno mental, son acciones extremas que resultan de una situación desesperada y poco saludable de la mente, que las personas obesas enfrentan a menudo. La obesidad provoca una pesada carga física y psicológica que puede conducir a las víctimas a experi-mentar con tipos extremos de control de peso con el fin de llegar a un peso más vivible. En un estudio de una población de 4.500 adolescentes de Minnesota en escuelas secundarias y media, el 69% de sobrepeso (percentil 85-94) y el 76% de las niñas obesas (percentil 95 de peso) siguen conductas no saludables de control de peso.
               La desesperación y la frustración resultante de la continua falta de control del pe-so, conduce a muchos individuos obesos a recurrir a la cirugía como solución. La cirugía bariátrica, aunque por lo general con éxito en la pérdida de peso (a menudo sustancial), es un gran paso a tomar para bajar de peso y tiene efectos secundarios riesgosos, que incluyen la mortalidad. Comportamientos de control del peso por lo tanto, deben ser evaluados y controlados cuando se trata de pacientes obesos.
Consecuencias psicológicas.
Muchas de las consecuencias psicológicas que derivan de la obesidad, no sólo se deben al mal estado físico de una persona obesa, sino que pueden ser causadas por factores externos que son producto de este aumento de peso. Las personas obesas, debido a su dis-posición física obvia, se enfrentan a la exclusión social y a la discriminación en muchos ámbitos de la vida. Además de ser víctimas de discriminación indirecta, los niños obesos se enfrentan a prejuicios directos en forma de comentarios negativos y miradas fijas y, con frecuencia, son sometidos a barreras físicas y obstáculos. Personas con sobrepeso y obesos son también víctimas de una gran variedad de estereotipos preconcebidos que afectan la forma en que son tratados. A menudo se cree que son "infelices, menos competentes, so-cialmente aislados y carentes de auto-disciplina, motivación y control personal". A la edad de 5 años, los niños ya miran al gordo y con sobrepeso como personas menos agradables.      La estigmatización y las burlas tienen numerosas consecuencias psicológicas para las víc-timas. En primer lugar, comer a menudo sirve como una respuesta común frente a la estigmatización. Este papel de comer emocional, en un círculo vicioso, sirve en el desa-rrollo y mantenimiento de la obesidad en los que ya están siendo molestados. Bromas en función del peso también han demostrado ser un importante mediador entre el sobrepeso y / u obesidad y la ideación suicida. Burlas por el peso cuenta en la ideación suicida elevada en los adolescentes varones y mujeres.
               Eisenberg y sus colegas encontraron que la ideación suicida era dos veces más frecuente entre las niñas que sufrieron burlas en función del peso (41%) en comparación con aquellas que no les hicieron burlas. El análisis transversal de 4.500 adolescentes en Minnesota también demostró que las bromas por el peso están significativamente relacionadas con síntomas depresivos y la idea-ción suicida.
                Se ha demostrado claramente que las burlas en función del peso reducen la autoestima, además de aumentar los síntomas depresivos. La presencia de bromas se asocia a tener más pensamientos y comportamientos de trastornos alimentarios. Un estudio realizado por Libbey y sus cole-gas, recolectaron datos del Proyecto Pérdida de Peso Exitoso en Adolescentes (SAL), que se centró en la conexión entre bromas en función del peso y problemas de salud mental. A 130 adolescentes que estaban entre los 12 y 20 años, se les midió la estatura y el peso y, completaron una encuesta con preguntas sobre pensamientos de trastorno alimenticio, conductas alimentarias, ira, depresión, ansiedad, autoestima, y bromas relacionadas con su peso.
Factores que afectan la relación entre obesidad y salud mental                La relación entre la obesidad y los problemas psicológicos no puede generalizarse para todos los tipos de pacientes obesos. Aunque obviamente existen diferencias específicas entre todas las personas, también hay ciertas diferencias de carácter general que se observan entre los distintos grupos sociales. Edad, género y etnia son todas variables que afectan la relación entre la obesidad y salud mental.
Edad: La edad es un factor importante en el efecto de la obesidad en el bienestar emocio-nal. Un análisis de una sub-muestra de 4.827 participantes del Estudio Nacional Longitudi-nal de Salud Adolescente efectuado en 1996 en USA demostró que sólo el grupo obeso más joven de edad (12 a 14 años) sufrió consecuencias negativas de depresión, baja autoestima y fracaso escolar y social. Los participantes con sobrepeso y obesos mayores de 14 años, no mostraron diferencias significativas en las respuestas de salud mental en comparación con sus pares de peso normal.
              Considerando que algunos efectos, tales como la autoestima y el funcionamiento social parecen afectar más a los jóvenes obesos que a los adultos, otros problemas de salud mental derivados de la obesidad son más frecuentes en adultos. Un estudio de 393 mujeres en 2° medio (edad promedio 15,8) no revelaron diferencias en los niveles de ansiedad entre los individuos obesos y los no obesos, mientras que en los adultos, los estudios epide-miológicos han revelado que la obesidad sí conlleva un riesgo elevado para la ansiedad y trastornos del estado de ánimo. Los adultos obesos tienen mayor riesgo de desarrollar trastornos específicos de personalidad (como el trastorno antisocial compulsivo, por evi-tación, esquizoide, paranoico y obsesivo).
Género: Como regla general, las mujeres sufren más problemas psicológicos derivados de la obesidad que los hombres. Las mujeres más fácilmente se retratan como obesas en comparación con los hombres, lo que sugiere que las mujeres pueden ser más conscientes de su peso. Ya en niñas de 5 años de edad, el estado de peso se asocia con mayor insatisfa-cción corporal y, el nivel de insatisfacción corporal es mayor entre las chicas con sobrepeso que en los varones con sobrepeso. Estos hallazgos pueden ser causados por las jóvenes que ya son conscientes de lo que se considera físicamente atractivo y juzgan sus cuerpos com-parativamente.
             La diferencia de género puede estar relacionada con las diferentes presiones socio-culturales que tienen las niñas para adaptarse a un físico idealizado. Mientras que las niñas generalmente quieren ser más delgadas, los niños a menudo quieren ser "más grandes", de modo que el exceso de peso sería menos molesto para un hombre. La depresión es otro problema de salud mental que parece afectar más a las mujeres obesas que a los hombres obesos. Las mujeres también tienen una tasa estimada del 37% mayor de depresión que sus pares de peso normal. Estos resultados reflejan el mayor estigma social que enfrentan las mujeres obesas en comparación con sus homólogos masculinos.
             Otra diferencia entre sexos se relaciona con la edad. Las niñas mayores con sobre-peso (13 a 16 años de edad) tienen menos autoestima corporal que sus contrapartes más jó-venes, mientras que en niños mayores con sobrepeso la tendencia es opuesta. En otras palabras, para las niñas, los problemas con la autoestima parecen aumentar con la edad, mientras que con los chicos mientras mayores sean, tienden a tener una mejor autoestima. Esto puede deberse a que la propia imagen durante la adolescencia se vuelve mucho más importante y el cuerpo ideal-tipo para las niñas es mucho más delgado que el ideal corporal masculino. La importancia del peso es elevado en las identidades de las mujeres, ya que éstas tienden a internalizar el estigma de la obesidad presente en la cultura occidental, que establece como estereotipo de belleza la delgadez.
Etnia: La etnia es otro factor que tiene un efecto sobre la relación entre la obesidad y los problemas psicológicos. En primer lugar, parece que el origen étnico juega un papel impor-tante en cómo la obesidad puede ser una situación de riesgo para las diferentes etnias. Los jóvenes méxico-americanos de entre 2 y 19 años tienen la tasa más alta de riesgo para la obesidad (37%), seguido por los negros no hispanos (35,1%) y los jóvenes de raza blanca (33,5 %). Los afroamericanos parecen ser uno de los grupos con mayor riesgo de sobrepeso y obesidad en Estados Unidos. Los jóvenes de raza negra tienen más probabilidad que los jóvenes caucásicos obesos de convertirse en adultos obesos. Así, 45% de los adultos negros son obesos y un alarmante 76% de ellos tiene sobrepeso. Mujeres adultas afroamericanas (14,7%) también son más propensas que las mujeres de otras etnias en ser extremadamente obesas (IMC> o igual a 40). A pesar de estas alarmantes estadísticas que demuestran la alta prevalencia de sobrepeso y obesidad en la población afro-americana, irónicamente, parecen ser el grupo que está menos afectado por problemas psicológicos derivados de este aumento de peso.
               En un estudio que mide los efectos de la obesidad en la autoestima, las niñas afro-americanas demostraron que tienen mayor autoestima sobre sus cuerpos, que los hispanos y caucásicos. Otro estudio demostró que, si bien el sobrepeso y la obesidad ayudaron a prede-cir la ideación suicida en los participantes blancos, la ideación suicida no podía predecirse en función del peso en los participantes afroamericanos. Un último hecho curioso es que se ha observado que a pesar de la mayor prevalencia de obesidad entre los negros, los caucá-sicos son más propensos a buscar cirugía en respuesta a la obesidad, lo que sugiere que los blancos pueden estar más afectados psicológicamente por su estado físico, y por lo tanto más dispuestos a tratar de cambiar su condición.
             Hay varias teorías de por qué la raza juega un papel en la respuesta psicológica a la obesidad. Una de ellas es que las diferentes culturas tienen diferentes aceptaciones de lo que se considera un tamaño normal del cuerpo. Los afro-americanos pueden tener normas más amplias de lo que se considera un peso adecuado o atractivo. En los medios de comu-nicación hoy en día, una mujer afro-americana es a menudo considerada hermosa cuando se la describe como "gorditas" o si tiene una figura más completa o con más curvas, mientras que las imágenes de la hermosa mujer blanca enfatiza en un cuerpo más delgado y de tipo juvenil.
Conclusiones.
             La conexión entre la obesidad y la salud mental parece tener una relación lógica. Como una condición que afecta a tantos aspectos de la vida de una persona, tales como la capacidad de establecer interacciones sociales, y la manera en que uno es visto por la socie-dad, parece poco probable que la obesidad no afecte la salud mental. Aunque algunas investigaciones sugieren que los problemas de salud mental tales como la depresión y la baja autoestima, pueden dar lugar a la obesidad, el foco principal en la investigación ha sido hasta ahora los problemas psicológicos que pueden derivarse del sobrepeso. La dismi-nución de la autoestima y la depresión se tratan una vez más, no sólo como posibles causas, sino también como resultado de la obesidad.
              La asociación entre obesidad y trastornos de salud mental sugieren la posibilidad de intervenir en una (la obesidad o problemas psicológicos) para evitar la aparición de la otra, o para mejorar los resultados relacionados con el otro. Los médicos que tratan per-sonas con obesidad deberían considerar la posibilidad de detección de los trastornos mentales con el fin de proporcionar la atención más eficaz y amplia posible.

Fuente; http://www.fuedin.org/
ingrese aqui su comentario

Fecha Publicación: 2016-02-04T09:25:00.004-08:00

café parece reducir el riesgo de sufrir cirrosis hepática

Un análisis de resultados de investigaciones indica que el consumo regular de café está relacionado con un menor riesgo de padecer cirrosis hepática.

La revisión la han realizado O. J. Kennedy, P. Roderick, R. Buchanan y J. Parkes, de la Universidad de Southampton en el Reino Unido, junto con J. A. Fallowfield y P. C. Hayes, de la Universidad de Edimburgo en Escocia, Reino Unido.

En pacientes con cirrosis, el hígado se ve a menudo dañado como resultado de los efectos persistentes de toxinas como las contenidas en las bebidas alcohólicas, y de virus como el de la hepatitis C. Puede ser mortal porque incrementa el riesgo de un fallo hepático y de cáncer.

El nuevo análisis de resultados de investigaciones ha permitido encontrar que dos tazas extra de café al día podrían reducir el riesgo de cirrosis en un 44 por ciento, y dividir casi por la mitad el riesgo de morir por esta enfermedad.

En definitiva, el café pareció proteger contra la cirrosis a los sujetos de estudio, tal como señala Kennedy, quien destaca también que este podría ser asimismo un importante hallazgo para pacientes en riesgo de cirrosis, ya que podría ayudarles a mejorar sus perspectivas de salud.

[Img #33674]
Una taza de café. (Foto: Amazings / NCYT / JMC)


Sin embargo, como en muchos otros casos, hay que investigar más antes de poder hacer aseveraciones sin ninguna sombra de duda. Será necesario llevar a cabo ahora ensayos clínicos robustos para investigar los amplios beneficios y peligros potenciales del café de manera que los médicos puedan efectuar recomendaciones concretas a los pacientes.

FUENTE:BBC

ingrese aqui su comentario

Fecha Publicación: 2016-02-02T02:28:00.002-08:00

Marihuana contra la obesidad, un tratamiento polémico

  • Por: Luz Carmen Meraz |
  • Fuente: Agencias|
  • 2014-01-22 11:30

    • TEXTO



  • Marihuana contra la obesidad, un tratamiento polémico
    Foto: Thinkstock/GettyImages

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año fallecen 2.8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso y la obesidad, lo que constituye el quinto factor de riesgo de defunción en el mundo.  Por si fuera poco, los kilos extras son responsables del 44% por de la carga de diabetes, el 23% de las cardiopatías isquémicas y entre el 7% y el 41% de los cánceres.


Sin embargo, un descubrimiento reciente podría ser la clave contra este grave problema que afecta a millones de personas en el mundo. Y es que, la producción de 
grelina en el estómago, conocida también como la hormona del hambre, podría ser tratada con un derivado de la cannabis, conocida popularmente como marihuana.
¿Por qué se produce el sobrepeso?

El exceso de kilos se adquiere por una falta de balance energético, si consumimos más calorías de las que gastamos en nuestras actividades cotidianas, lógicamente, aumentamos de peso. En las últimas décadas, en el mundo se ha producido un aumento de la ingesta de alimentos hipercalóricos, es decir, ricos en grasa, sal, azúcares, pero pobres en vitaminas, minerales y otros micronutrientes. Del mismo modo ha bajado el nivel de actividad física como resultado de una vida cada vez más sedentaria y la creciente urbanización.
La importancia de la grelina

En un reportaje para la agencia de noticias EFE, Elvira Morgado Viveros y Mario Salvador Caba, de la Universidad Veracruzana (UV), aseguraron que la ingesta de alimentos está regulada por un sistema complejo que influye tanto factores centrales como periféricos.  En ese sentido, la grelina adquiere un papel primordial, ya que se incrementa antes de la hora de la comida y decrece después de la ingesta de alimentos.
Este mecanismo se realiza en el estómago, donde se regula la producción de la hormona, y es más evidente su incremento en personas con horarios regulares de comida.

Tratamiento con marihuana
De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de a Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), en España, algunos compuestos derivados de la cannabinoides, concretamente el Rimonabant, bloquea los receptores cannabinoides CB1 en el estómago, lo que es interpretado por las células gástricas como una señal de saciedad. Esta señal llega al cerebro y este responde disminuyendo la ingesta de alimentos.
El sistema endocanabinnoide actúa en el organismo a través de receptores específicos, se trata de un mecanismo de comunicación intercelular que se activa a través de moléculas endógenas, las cuales regulan numerosas regiones del sistema nervioso central.
"Químicamente hablando, la marihuana es la única especie del reino vegetal que produce cannabinoides, una familia de moléculas que también son generadas por el cuerpo humano y que actúan sobre el cerebro, aumentando o disminuyendo la actividad de las células que registran el dolor, las que mueven los músculos o las que producen el apetito, entre otras", comenta Guzmán a EFE.
Efectos secundarios
El Rimonabant fue comercializado en 2006 como terapia contra el sobrepeso extremo pero se retiró en 2008 porque algunos pacientes presentaban episodios de depresión asociados a su uso. Con el trabajo de los médicos españoles se propone el desarrollo de medicamentos con acción exclusiva en el estómago a fin de evitar efectos en el sistema nervioso central.
Más allá de la obesidad
Según los científicos ibéricos, su hallazgo va más allá de la regulación del peso corporal, pues uno de los componentes del mecanismo gástrico descubierto, en concreto la vía intercelular de mTOR/S6k1, está directamente involucrado con ciertos tipos de cáncer.  El siguiente paso de la investigación es monitoreo de este novedoso sistema regulador en casos de obesidad. Ojalá funcione
ingrese aqui su comentario

Fecha Publicación: 2016-01-17T07:30:00.003-08:00

Científicos descubren similitudes entre anorexia y obesidad

De acuerdo al estudio, las personas que se encuentran en situaciones extremas de peso llevaría a cabo un mismo patrón, lo que provocaría el desarrollo y mantenimiento de los trastornos.


Investigadores españoles han demostrado que grupos en condiciones extremas de peso, como anorexia nerviosa y obesidad, pueden compartirfactores de riesgo biológico y fenotipos neurocognitivos.
El estudio, llevado a cabo por científicos del Instituto de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), del Instituto de Investigación de Bellvitge y de la Universidad de Barcelona, ha sido publicado en larevista PLoS ONE.
La identificación de las características fenotípicas comunes de trastornos alimentarios y la obesidad con episodios recurrentes, como comer alimentos muy apetecibles en exceso, relacionados con emociones negativas y/o restricción dietética, ha llevado a modelar estas condiciones como consecuencia de una adicción a estos alimentos, ha informado el CIBERobn en un comunicado.
Entre los factores que anoréxicos y obesos pueden compartir estaría la disfunción ejecutiva, caracterizada fundamentalmente por alteraciones en la capacidad de tomar decisiones, inhibir respuestas no adecuadas y mostrar flexibilidad cognitiva.
Los estudios de neuroimagen indican que las alteraciones en los circuitos de la dopamina están implicadas en algunos comportamientos alimentarios y en el abuso de drogas.
Según la investigación, realizada en mujeres de entre 18 y 60 años, los sujetos en situaciones extremas de peso muestran un patrón ejecutivo similar, lo que podría estar jugando un papel en el desarrollo y mantenimiento de esos trastornos.
Las deficiencias en la toma de decisiones, la inhibición de respuesta y la flexibilidad cognitiva de anoréxicos y obesos remarca la importancia de un adecuado funcionamiento ejecutivo para el control satisfactorio de la conducta alimentaria, señala el estudio.
Los resultados mostraron un patrón similar en los dominios evaluados por las tareas neuropsicológicas y las diferencias más marcadas se hallaron en la flexibilidad cognitiva y la toma de decisiones, en las que tanto las pacientes con anorexia como las que tenían obesidad presentaron importantes dificultades.
Los resultados, según el estudio, apoyan la hipótesis de que la capacidad de toma de decisiones se ve afectada en estas personas.
El rendimiento de los sujetos obesos en estas áreas podría estar asociado a unelevado nivel de impulsividad y se ha demostrado que las personas impulsivas muestran limitaciones en el aprendizaje de las asociaciones adecuadas entre recompensa y castigo.
En consecuencia, los obesos tienen una capacidad reducida para retrasar la gratificación, mostrando una impulsividad caracterizada por comer en exceso y aumentar de peso.
Por su parte, el comportamiento de las personas con anorexia nerviosa es rígido y obsesivo, con una elevada resistencia a los cambios, con contraste con los obesos.
fuente: LA TERERA
ingrese aqui su comentario

Fecha Publicación: 2015-11-12T05:18:00.000-08:00

El Sobrepeso, el Enemigo de la Espalda Sana


El sobrepeso y la obesidad son factores que aumentan considerablemente el riesgo de padecer dolor de espalda.

De hecho, en muchos casos, y sin que seamos conscientes de ello, nuestro dolor de espalda se encuentra directamente relacionado con esos kilos de más.

La buena noticia es que con tan sólo controlar mejor nuestro peso ganaremos mucho en prevención del dolor de espalda y en calidad de vida en general.

Los Riesgos de la Vida Moderna
Nuestro estilo de vida contemporáneo puede traer consigo una serie de perjuicios para nuestra salud, si no tomamos los cuidados necesarios.

El estrés, la mala alimentación, el sedentarismo, y la falta de ejercicio son factores que deterioran nuestra salud y que fácilmente pueden conducirnos al sobrepeso. 
 
Nuestra espalda es la primera en sufrir las consecuencias. Además, se sabe que las personas con sobrepeso a menudo tienen no sólo un mayor riesgo de sufrir dolor de espalda, sino también de dolor en las articulaciones y de mayor tensión muscular. 


Sobrepeso, un Factor de Riesgo para el Dolor de Espalda
 
Cuando subimos de peso los músculos de nuestra espalda deben realizar un esfuerzo adicional para sostener y mover nuestro cuerpo cuerpo. Este sobre-esfuerzo, implica un mayor riesgo de sufrir lesiones y dolor de espalda. 
 
El exceso de peso puede causar: 
 
• Aumento de la curvatura o una curvatura anormal en la zona baja de la espalda (lordosis)
 
• Pérdida de apoyo y de desarrollo de la columna vertebral
 
• Dolor de huesos y músculos
 
• Ciática
 
• Hernias de discos lumbares
 
• Y, lo que es más peligroso, la cronificación de éstos dolores y/o molestias
 
La buena noticia es que con tan solo seguir unos sencillos consejos, podemos prevenir estos riesgos.
Prevención del Dolor de Espalda
 
El primer objetivo que se debe plantear quien tenga sobrepeso es, lógicamente, bajar de peso. Cada kilo de más añade tensión a los músculos de la espalda, por lo que cada kilo que quitemos es un gran avance. 
 
Pero atención. Existen dos formas de bajar de peso: la buena y la mala. La mala es a través de dietas agresivas y de "campañas relámpago". En estos casos, los estudios demuestran que en el corto plazo se termina por recuperar el peso perdido e incluso ganar aun más kilos!!!
 
Lo ideal para la espalda y la salud en general es reducir el peso de forma gradual. Una combinación de buena alimentación y actividad física nos ayudará a reducir nuestro peso y mantenernos saludables. 

Algunas actividades físicas recomendadas, sobre todo porque contribuyen a desarrollar la musculatura de la espalda y la zona abdominal son la
 natación,  el pilates o el yoga. 


ingrese aqui su comentario

Fecha Publicación: 2015-10-14T03:51:00.000-07:00
ir
SalImage copyrightThinkstock
Image caption¿Hay que reducir el consumo de sal de forma generalizada?
Una de las recomendaciones de salud más comunes es que debemos reducir el consumo de sal para evitar tener una elevada presión sanguínea y problemas de corazón.
La mayoría de nosotros consumimos unos nueve gramos de sal al día, pero el consejo actual de las autoridades en países como Reino Unido es que deberíamos reducirlo a seis, lo que equivale a una cucharada o a la cantidad que contiene un bocadillo de tocino.
La primera vez que la sal recibió las culpas de la hipertensión fue en 1960, en una publicación que ha sido desde entonces fuertemente criticada.
En la década de 1980, un enorme estudio internacional llamado INTERSALT se puso en marcha para examinar la cuestión y llegar a una conclusión de una vez por todas.
Sus resultados, publicados en 1988 en una prestigiosa revista científica, también causaron controversia.
Entonces, ¿qué consistencia tiene la evidencia científica que recomienda reducir nuestro consumo de sal?
Esto son los argumentos de dos importantes expertos entrevistados por la BBC que difieren en aspectos importantes de esta cuestión.

"La sal es tóxica"

Graham MacGregor es profesor de medicina cardiovascular del Instituto Walsom, en Reino Unido.
Presión sanguíneaImage copyrightThinkstock
Image captionLa elevada presión sanguínea es una de las principales causas de muerte en todo el mundo.
"Idealmente, nos gustaría que el consumo de sal se situara en los tres gramos al día por persona, pero todavía estamos muy lejos de esto.
Cuando empezamos el programa de reducción del consumo de sal en Reino Unido hace ocho años, el consumo estaba en 9,9 gramos por persona mientras que ahora está en 8,1 gramos. Esto es una reducción del 15% y queremos en el corto plazo ponerla en seis gramos.
Un consumo demasiado elevado de sal causa un aumento de la tensión sanguínea, provoca cáncer de estómago y está asociado también con la osteoporosis. Pero la principal consecuencia es la que afecta a la presión sanguínea.
La elevada presión sanguínea es, de lejos, la mayor causa de muerte en el mundo: causa el 60% de los infartos y el 50% de las enfermedades del corazón.
No hay ninguna duda sobre la correlación entre la sal y la presión arterial.Tenemos evidencia en todos los sentidos: epidemiológica, estudios con intervenciones, estudios en animales.
SaltImage copyrightThinkstock
Image captionHace años que las autoridades sanitarias de muchos países aconsejan reducir el consumo de sal.
También contamos con la experiencia de Finlandia y Reino Unido, donde la reducción en el consumo de sal en la población ha provocado una reducción en la presión arterial general, y esto es con casi total seguridad la razón por la que han descendido las muertes por infarto y por ataques al corazón.
El problema es que no podemos demostrar el vínculo completamente. Pero podemos ver si es más probable, y en este caso, es mucho más probable.
Sobre los estudios que dicen que un bajo consumo de sal también es malo, como el del profesor Hugh Tunstall-Pedoe (entrevistado abajo), tienen problemas de medición.
Otro problema es el que se conoce como causalidad inversa: cuando alguien se está muriendo no consume mucha sal, lo que puede llevar a pensar que la muerte se debe al escaso consumo de sal, mientras que puede ser que la persona se esté muriendo por otra causa y por ello están ingiriendo menos sal.
PatatasImage copyrightThinkstock
Image captionPara ingerir menos sal hay que cocinar más en casa.
La sal es tóxica. El pan es la principal fuente de sal en Reino Unido, además de la comida en las cantinas, los restaurantes o los cereales.
Para ingerir menos sal, hay que cocinar más en casa, comer más pescado fresco, carne fresca, verduras...
En estos temas siempre hay debate, pero la evidencia es muy clara.
En Reino Unido, el NICE (Instituto Nacional de Excelencia en Salud y Cuidados de Reino Unido) calculó que se ahorran 1.500 millones de libras al año con el programa de reducción del consumo de sal. Y no cuesta nada, es el programa más coste-efectivo de salud pública, por eso lo ha adoptado la OMS".

"Si quieres reducir tu presión sanguínea, es mejor dejar el alcohol"

Hugh Tunstall-Pedoe es profesor de epidemiología cardiovascular en la Universidad de Dundee, en Reino Unido.
"Creo que la evidencia de la relación entre la sal y la presión sanguínea es mucho más débil de lo que defiende mucha gente. No es apabullante, ni mucho menos.
En nuestro estudio medimos la excreción de sal, que es una medida del consumo de sal, durante 24 horas en 8.000 participantes. Es uno de los estudios más grandes que se han hecho.
Y la relación entre la excreción de sodio y la presión sanguínea es débil, mucho más débil que la relación entre la presión sanguínea y el consumo de alcohol o el peso corporal.
Si quieres reducir tu presión sanguínea, es mejor dejar el alcohol que el consumo de sal.
SalImage copyrightThinkstock
Image captionAlgunos expertos creen que las pruebas sobre los efectos de la sal son muy sólidas, mientras que otros lo ponen en duda.
El investigador McGregor (entrevistado arriba) dice que 24 horas no es tiempo suficiente para medir esa relación, pero es la mejor forma de superar las variaciones arbitrarias que puede haber en la realidad en el consumo de sal de la población.
Es la mejor metodología.
Además, les dimos seguimiento a los participantes, y más adelante volvimos a encontrar una correlación baja.
La presión sanguínea está bajando en el conjunto de la población, y el uso de internet está aumentando, pero esto no significa que lo segundo sea la causa de lo primero.
El hecho de que evolucionen al mismo tiempo es bueno para la historia (de que la sal aumenta la presión sanguínea), pero no la prueba.
Ha habido otros cambios en la dieta, en la práctica de ejercicio…El consumo de alcohol también está bajando y esto podría ser una causa.
Este tema da vueltas desde hace tiempo, ya existía antes de que hubiera una evidencia clara.
Si eres creyente, te quedas con todo lo que prueba tu teoría. Si tienes datos contrarios a esos prejuicios, puedes encontrar dificultades para que te los publiquen.
AlcoholImage copyrightThinkstock
Image captionHugh Tunstall-Pedoe cree que el alcohol está más relacionado con la presión sanguínea que la sal.
Nuestros datos no son convincentes y en la literatura hay gran diferencia en puntos de vista.
El tema no está resuelto, los resultados científicos son controvertidos, no hay consenso.
Pero siempre hay un dilema entre la ciencia y la salud pública. Las autoridades de salud pública quieren hacer declaraciones con consejos, cambiar el mundo para mejor, así que es más fácil que acepten un mensaje positivo que uno confuso.
Muchas decisiones de salud pública se toman antes de que haya evidencia muy clara. Las autoridades deciden en base a lo que se sabe en ese momento: es una guerra que se libra con inteligencia incompleta.
Yo soy escéptico sobre esto, pero también evito la sal porque creo en el principio de precaución: puede ser que evitarla sea bueno y no hay evidencia de que esto mismo sea perjudicial.
FUENTE:BBC
ingrese aqui su comentario

Fecha Publicación: 2015-10-10T04:57:00.000-07:00
Image copyrightGetty
Cuando Daniel fue por primera vez al Hospital Nacional de Londres, el oftalmólogo Michael Sanders no pudo imaginarse que su caso alteraría permanentemente nuestra perspectiva de la consciencia humana.
Daniel dijo que era medio ciego. Aunque tenía ojos sanos, una operación en el cerebro para curarle dolores de cabeza pareció destruirle una región crucial para el procesamiento visual.
Todo a la izquierda de su nariz le era invisible, como si una cortina se hubiese corrido sobre la mitad de su mundo visual.
Sin embargo, cuando Sanders comenzó a hacerle pruebas, notó algo sumamente extraño.
Daniel podía darle la mano, incluso cuando la del oftalmólogo estaba exactamente por debajo de lo que tendría que ser su punto ciego.
Era una especie de "clarividencia" que guiaba su comportamiento, más allá de su percepción consciente.
Fascinado, Sanders remitió a Daniel a los psicólogos Lawrence Weiskrantz y Elizabeth Warrington.
En nuevas pruebas, se le colocó una pantalla frente a su punto ciego y se le pidió que apuntara hacia donde aparecía un círculo.
Aunque aseguró que no veía nada, cuando se insistió en que "adivinara", sorpresivamente casi siempre logró señalar el lugar correcto.
Una persona en la oscuridad
Image captionEra como si se hubiera corrido una cortina sobre la mitad del campo visual del paciente.
Claramente a pesar de su ceguera, los ojos de Daniel seguían pasando información a su inconsciente.
En un informe publicado en 1974, Weiskrantz acuñó el término "visión ciega" para describir ese estado fracturado de consciencia.
"Son casos que abren una ventana a partes del cerebro que normalmente no están visibles", dice Marco Tamietto, experto en ciencia cognitiva de la Universidad de Tilburg en Holanda.

Desentrañando la mente

Daniel (nombre cambiado para este artículo y simplemente conocido en la literatura médica como DB) ofreció algunas de las primeras pistas sobre la consciencia, algo que muchos científicos previamente consideraron imposible estudiar.
"Buscas observar algo lo más cercano posible a la consciencia, pero que adolece de esa cualidad específica, esa experiencia subjetiva", dice Christopher Allen de la Universidad de Cardiff en Gales.
"Eso te lo da la visión ciega. El individuo sigue percibiendo, pero carece de consciencia de percepción".
Y, curiosamente, siente emociones. Expuesto a rostros, puede notar si están felices o tristes, enojados o sorprendidos e incluso imitar inconscientemente sus expresiones.
En 2008 un equipo de Tamietto y Weiskrantz sometió a otro paciente de visión ciega a una prueba más dura.
A diferencia de Daniel, era ciego en todo su campo visual.
Un ojo visto muy de cerca
Image caption¿Cuánto del mundo realmente "vemos"? ¿Cuántas de nuestras acciones están realmente determinadas por nuestro subconsciente?
Sin usar su bastón, le pidieron que atravesara un pasillo con muebles que podrían interponerse en su camino.
"A pesar de señalar que no podía ver, pasó al otro lado en su primer intento", dice Tamietto.
Y luego aseguró que ni siquiera estuvo consciente de haber eludido los objetos, insistiendo en decir que simplemente caminó directamente.

Ceguera reversible

De las interrogantes que plantean esos estudios, la más acuciante es entender cómo la consciencia y el inconsciente se desacoplan tan espectacularmente.
Reveladoramente, todos los individuos con visión ciega sufrieron daños en la región de la parte posterior del cerebro conocida como corteza visual primaria (V1), lo que sugiere que es el área que normalmente proyecta el flujo de imágenes hacia nuestra consciencia.
Para probar sus ideas, los científicos usan una técnica no invasiva que altera distintas regiones del cerebro e intenta inducir una forma reversible de visión ciega en personas saludables.
Interesado en saber lo que se siente, fui al laboratorio de Allen.
La técnica se llama "estimulación magnética transcraneal" (EMT) y usa un fuerte campo magnético para estimular la actividad neural.
Al rato noté una fugaz línea oscura cruzando el centro de mi visión, como un monitor de un televisor antiguo al apagarse.
Frente a la pantalla de una computadora, Allen me mostró fotografías de flechas por una fracción de segundos y tenía que decir si apuntaban a la izquierda o la derecha.
Unas manos a contraluz
Image captionLas personas con "visión ciega" no pueden ver lo que tienen enfrente, y sin embargo de cierta forma pueden "sentir" el contenido de una escena.
A veces las imágenes coincidían con la señales de la EMT que causan la ceguera temporal y como Daniel en los experimentos originales, muchas veces no vi nada y sentí que estaba adivinando.
Sin embargo, Allen luego me dijo que había respondido correctamente más veces de lo que se podría esperar producto del azar.
Esos estudios le han permitido a Allen encontrar evidencia provisional de que la información visual se canaliza a través del "núcleo geniculado lateral", situado dentro del tálamo en el cerebro.
Es una circunvalación alrededor de la V1 que permite que la información sea procesada inconscientemente en áreas que tienen que ver con la emoción o el movimiento.
puede ser la clave para entender cómo el cerebro crea la consciencia visual.
Una idea es que la consciencia depende de la comunicación hacia y desde muchas zonas del cerebro y que quizás la V1 trabaja como un centro que ayuda a orquestar esa transmisión.

Como marioneta

Desmenuzar la experiencia podría ofrecer más pistas sobre el poder de la mente inconsciente.
Para entenderlo, imagínate que formas parte de un acto de marionetas con los ojos vendados y las extremidades atadas a cuerdas invisibles.
Cada cierto tiempo, un maestro titiritero tira de las cuerdas conduciéndote en una complicada danza. Para la audiencia, parecieras tener control de tus acciones, pero en realidad no tienes idea de lo que haces.
Es lo que sucede cuando alguien que tiene visión ciega se abre paso entre obstáculos con la mente no consciente.
Una persona a contraluz
Image captionAl explorar su subconsciente, los pacientes ciegos le han abierto nuevos caminos al estudio de la mente humana.
"Muchas veces creemos que decidimos algo, pero nuestro cerebro tomó la decisión antes, en muchas formas y en muchos contextos", dice Tamietto.
Y es algo que pone en duda algunas suposiciones sobre la naturaleza y el propósito de la consciencia.
Después de todo, no es nada seguro que otros animales tengan una rica vida interior como la nuestra, así que debe haber surgido por alguna razón.
Previamente, los psicólogos propusieron que tenemos un "foco de atención" que inunda nuestra visión y cuando se fija en un objeto, éste surge en nuestra consciencia.
Y la consciencia ayuda a resaltar las partes más importantes de una escena, dándonos la oportunidad de responder.
Pero Robert Kentridge de la Universidad de Durham tiene evidencia de que podría ser una noción equivocada.
Al hacer una prueba con un paciente con visión ciega, el individuo le dijo que lo podría hacer incluso mejor si se le decía en qué parte del punto ciego le sería mostrada la imagen.
"Me pareció muy extraño", apunta Kentridge. Al no tener conciencia nada de lo que se le ponía frente al punto ciego, no debería haberle sido posible concentrar su atención en ningún lugar específico. "Es como si intentaras dirigir su atención hacia algo que está detrás de su cabeza. No deberías poder hacerlo".
Pero aun así, el discernimiento subconsciente pareció ser más rápido. Es decir,estaba "prestando atención" sin estar consciente de exactamente a qué cosa.
Por eso Kentridge sospecha que, en vez de actuar como el foco de atención para aumentar la percepción, la consciencia puede haber evolucionado para potenciar la memoria, juntando todas las distintas piezas de información en una imagen cohesionada que es más fácil de recordar.
Son apenas las primeras de muchas pistas que pueden terminar ayudando a resolver los acertijos de la consciencia humana.
Lamentablemente, Daniel ya no participará en esos experimentos. "Murió en noviembre, pero por muchos años fue un voluntario siempre dispuesto", me dice Weiskrantz.
Y al llegar gradualmente hasta su oscuridad abrió el camino para otros, guiándonos a través de algunos de los mayores misterios de la mente humana.
fuente:bbc
ingrese aqui su comentario

Fecha Publicación: 2015-06-04T03:36:00.001-07:00

Aparato digestivoCuando el estómago de una persona hace ruidos, lo primero que pensamos es que tiene hambre.
Esto no es necesariamente cierto. Según un libro que está causando furor en Alemania puede deberse a que el aparato digestivo está autolimpiándose.
Traducido al español como"La digestión es la cuestión", el libro fue escrito por la microbióloga alemana Giula Enders y revela cómo funciona este órgano.
BBC Mundo le presenta cinco de los hechos que se destacan en el libro.
1 Los jugos digestivos funcionan como detergente en polvo
El intestino delgado tiene una longitud de tres a seis metros y es la parte de nuestro tracto digestivo que más trabaja.
Nos quiere ofrecer tanta superficie como sea posible para absorber los nutrientes de los alimentos, por lo que está lleno de diminutos pliegues, sin ellos, tendría que medir 18 metros para hacer su trabajo.
Nuestros jugos digestivos contienen los mismos agentes que los detergentes en polvo: enzimas digestivas y disolventes de grasa.
Los detergentes para lavar son eficaces en la eliminación de manchas, ya que digieren cualquier sustancia grasa, rica en proteínas o azucarada de la ropa, con ayuda del movimiento del tambor de la lavadora.
Eso es más o menos lo que sucede en nuestro intestino delgado.
Los jugos digestivos descomponen los hidratos de carbono, proteínas y grasas.
Las proteínas y los hidratos de carbono son transportados al torrente sanguíneo a través de la pared intestinal, absorbidos por los vasos sanguíneos, y llevados al hígado.
Aquí, las sustancias peligrosas se destruyen.
La sangre rica en nutrientes fluye entonces desde el hígado directamente al corazón.

2 Un filete permanece en el estómago durante seis horas

Chuleta de ternera
Las proteinas son más difíciles de digerir que los carbohidratos.
Una vez que la comida masticada llega al estómago, las paredes musculares empiezan moverla para descomponerla.
Con un empujón, la comida es lanzada contra la pared del estómago, rebota y cae.
El estómago agita la comida y la muele en partículas pequeñas, la mayoría de menos de 2 mm de diámetro, antes de que pasen al intestino delgado.
Los carbohidratos simples, como el pastel y el azúcar, tardan cerca de dos horas para descomponerse.
Las proteínas y las grasas permanecen en el estómago durante un tiempo considerablemente más largo.
Un filete puede facilmente permanecer en el estómago durante seis horas.
Es por esto que las comidas ricas en carbohidratos nos animan más rápidamente, pero las comidas con mucha carne o grasa nos mantiene llenos por más tiempo.

3 Por qué comer nos hace sentir somnolientos

Mujer durmiendo
Es normal sentir somnolencia después de comer.
Una razón por la que nos sentimos cansados y lentos después de comer es que ciertos mensajeros químicos liberados por el cuerpo cuando estamos llenos también estimulan las áreas del cerebro responsables del cansancio.
Este cansancio es tal vez un inconveniente para nuestro cerebro cuando estamos en el trabajo, pero es beneficioso para el intestino delgado.
Este funciona más eficazmente cuando estamos relajados.
La somnolencia significa que la cantidad óptima de energía está disponible para la digestión en lugar de tener que ser utilizada en otros lugares, y nuestra sangre no está llena de hormonas del estrés.

4 Qué significan los ruidos del estómago

Nuestro estómago hace ruido cuando tenemos hambre pero también cuando está en pleno proceso de limpieza.
Alrededor de una hora después de que el intestino delgado ha terminado de digerir, una contracción muscular grande, ruidosa y ondulada barre las sobras desde el estómago hacia el intestino para dejar el estómago vacío y limpio.
Comer entre comidas detiene este proceso.
El picoteo constante significa que no hay tiempo para la limpieza.
Esta es una razón por qué algunos nutricionistas recomiendan un espacio de cinco horas entre las comidas, aunque no hay evidencias científicas que demuestran que el intervalo debe ser precisamente este período de tiempo.

5 ¿Con qué frecuencia debe ir al baño?

El intestino grueso es donde se procesa el resto de comida que no ha sido digerido por el intestino delgado, como la fibra indigestible.
Mujer con papel higiénico
No todo el mundo va con la misma frecuencia al baño.
El tiempo de procesamiento de estas sobras es de alrededor de 16 horas.
De este modo, ayuda al cuerpo a extraer las sustancias que incluyen minerales importantes como el calcio, que sólo pueden ser absorbidos adecuadamente aquí.
El tiempo promedio para que la comida vaya del tenedor al baño es de un día - las tripas más rápidas lo logran en ocho horas mientras que las más lentas pueden tardar tres días y medio.
El intestino grueso tiene tres secciones: el colon ascendente, transverso y descendente.
Por lo general, cuando vamos al baño, vaciamos la última sección para llenarse al día siguiente.
Para la mayoría de la gente, el contenido de su intestino grueso es suficiente para una evacuación al día.
Sin embargo, las personas que llenan su intestino grueso con suficiente volumen pueden tener que ir al baño dos o tres veces al día.
Tres cuartas partes de las heces son agua, para asegurar que es lo suficientemente suave para pasar fácilmente.
Una tercera parte de la materia sólida es la bacteria que nuestro cuerpo no necesita más.
Otro tercio se compone de fibra vegetal no digerible, y el tercio restante se compone de sustancias de las que el cuerpo quiere deshacerse como restos de medicamentos, colorantes alimentarios o colesterol.
Fuente: BBC Salud.
ingrese aqui su comentario

Fecha Publicación: 2015-06-03T01:41:00.001-07:00
     
Café
Café Thinkstock Photos
Halagado por muchos y criticado por otros, el café estuvo siempre en el eje de la polémica. Aquí, los últimos hallazgos y la opinión de varios expertos sobre las preguntas que todos nos hacemos.

El café puede reducir el dolor
Después del agua, el café es la segunda bebida más consumida del mundo: se estima que se toman 2.500 millones de tazas por día. Tan cotidiano como enigmático, es blanco de muchas leyendas urbanas. Veamos algunos ejemplos:
“Es bueno para el desayuno”
VERDADERO. “Comenzar el día con un café nos da optimismo y energía. Además, gracias al efecto estimulante de la cafeína, nos ayuda a mejorar la concentración”, dijo la nutricionista Andrea Rochaix en un evento organizado por la Cámara Argentina del Café, al que asistió Entremujeres. También sería un aliado para quienes van al trabajo en auto. “Un estudio realizado en 2006 demostró que tomar una taza de esta infusión reducía el sueño y los errores al conducir”, agregó la especialista.
“Con un cafecito alcanza”
FALSO. “Desayunar es algo más que tomar un té, café o mate: las infusiones no aportan prácticamente ningún nutriente”, alerta el doctor Adrián Cormillot en su libro La comida no engorda, ¿por qué engordamos nosotros? (editorial Planeta). “Idealmente, el desayuno debe incluir alimentos de al menos cuatro de los grupos básicos: lácteos, cereales, frutas, azúcares y grasas, pero eso puede ser difícil de lograr en una cultura como la nuestra. Lácteos y cereales – como el pan – no pueden faltar”, detalla.
“El café engorda”
FALSO. “Una taza de café aporta solo dos calorías”, explica Andrea Rochaix. “Aumenta la taza metabólica, por lo que nuestro cuerpo tiene mayor capacidad de quemar calorías, y estimula la termogénesis, que es otra manera de liberar energía. Además, como contribuye a generar sensación de saciedad, es un complemento en caso de necesitar controlar el peso”, agrega la nutricionista. Como novedad, cuenta que tiene “efecto prebiótico” (eso que está de moda en los yogures) que actúa como una fibra y estimula el funcionamiento del intestino.
“Puede producir celulitis”
VERDADERO. “Cuando hay predisposición, debemos estar alertas para que la celulitis no nos sorprenda. Es sumamente importante tener una vida sana, tomar mucho líquido, evitar los alimentos muy salados, los picantes y los embutidos. También el café, el té, y el cigarrillo”, enumera la doctora Laura Alfie, dermatóloga y directora médica de Clider, en una nota de Entremujeres. “Para retardar la aparición de piel de naranja es conveniente reducir la ingesta de café”, coincide en otro artículo la doctora Marta Tielas, ginecóloga, dermatóloga y cirujana del Centro Médico Láser AEGYNA.
“Alivia los dolores”
VERDADERO. Un grupo de científicos noruegos demostraron que el café puede reducir la sensación de dolor físico. Durante el estudio, publicado en BMC Research Notes, los voluntarios que consumieron la bebida experimentaron un 14% menos de malestar en los hombros y el cuello. Además, gracias a su contenido de cafeína, esta infusión ayuda a reducir los dolores de cabeza.
“Sirve para hidratarnos”
NI FALSO NI VERDADERO. El café aporta líquido, un nutriente básico y con muchas funciones para nuestro organismo. Sin embargo, los expertos creen fundamental alcanzar, por día, la meta de dos litros de agua sin agregados, es decir, sin considerar la ingesta de café, mate, té, o frutas. Sugieren alcanzar esa cantidad tomando agua pura: aquella mineral natural que compramos en botellas y también la proveniente de la canilla.
“Es rico en antioxidantes”
VERDADERO. Es uno de los principales atributos del café. Una taza de 200 ml. proporciona entre 70 y 350 mg. de ácido clorogénico con capacidad antioxidante, según datos proporcionados por Nestlé. Esto le permite atrapar radicales libres, que son moléculas que tienen que donar oxígeno y son altamente reactivas e inestables. El cuerpo tiene que desactivar estos radicales para evitar que causen daño a las células, y una buena defensa son los antioxidantes.
“Con varios cortados por día se cubre el calcio necesario”
FALSO. “Si la ingesta solo va a consistir en eso, no alcanza; primero porque no se cubrirían el mínimo recomendado de tres lácteos al día y, segundo, porque se estaría combinando la leche con cafeína, que no afecta la absorción del calcio siempre y cuando se cubra el número de porciones recomendadas”, opina la nutricionista Viviana Viviant, autora del libro Leche, yogur & queso, sanadores mas allá de los huesos. ¿Su consejo? Tomar leche con café (y no al revés), como es el caso de la lágrima.


ingrese aqui su comentario

Fecha Publicación: 2015-06-02T06:07:00.000-07:00
                        
Existen factores en su aparición  que no son modificables, como la edad y la genética, pero existe un factor muy importante que si es modificable que es el sobrepeso. Múltiples estudios científicos  reportan la asociación de obesidad con artrosis, pero no solamente en las rodillas, sino en todas las articulaciones del cuerpo. Por ejemplo, el estudio Artrocad, de España, reporta que el 50 % de los pacientes con artrosis tienen obesidad.
Las personas que tienen un sobrepeso de un 20% tienen de 7-10 veces más riesgo de padecer artrosis de rodilla. Por lo tanto la pérdida de peso puede  prevenir la enfermedad, y  aliviar los síntomas, una vez que  la artrosis ya se ha desarrollado.
1. ¿Por qué existe esta asociación entre artrosis de rodilla y obesidad? 
Hay dos mecanismos distintos para explicar el papel de la obesidad en la artrosis de, uno es obvio: no  es lo mismo para una rodilla soportar 65 kilos que 90, el desgaste del cartilago tiene que ser mayor en el segundo caso.
El otro es menos obvio: Los pacientes obesos tienen en su  sangre niveles hormonales alterados que aceleran el desgaste del cartílago y promueven la inflamación. Estas hormonas son la leptina, interleu-kina-1 y factor de necrosis tumoral. De hecho, no solamente aumenta el riesgo de artrosis en las rodillas sino tambien en las manos y codos, que son articulaciones que no soportan peso.
2. ¿Bajar de peso me va a quitar el dolor de las rodillas? 
Si la artrosis ya está instalada  no va a quitar el dolor completamente, pero definitivamente lo va a disminuir. En artrosis severa tal vez sean necesarias otras medidas como el reemplazo articular. Un estudio reciente de la universidad John Hopkins de Estados Unidos reporta que con sólo bajar 7 kilos disminuye el 50 % de los síntomas de la artrosis de rodilla.
3. ¿Por qué es importante el ejercicio?
Por dos razones: Primero porque usted va a rebajar porque gasta más calorias. 
Lo segundo es que el movimiento previene la destrucción del cartilago articular y mejora la nutrición del mismo. Sin embargo el ejercicio debe ser de bajo impacto: Natación, bicicleta, o simplemente caminar.
4. ¿Cuánto peso menos soportan mis rodillas si rebajo?
Si una persona pierde cinco kilos, cada rodilla estará  sujeta a 20.000 kilos  menos de carga por cada dos Kilómetros que camine, o sea, el peso de cuatro vehiculos tipo sedán.
5. ¿Qué puedo hacer para rebajar?
Dificil pregunta. Hay que aceptar que la obesidad es una enfermedad crónica, no tiene cura sino tratamiento. Aquì les muestro algunas reglas que pueden ayudarle:
1) Procure disminuir el consumo de carbohidratos, como el azucar, pan, tortas.  Use edulcorantes como el "splenda" o sacarina.
2) Consuma proteinas en las mañanas, como atún, sardinas, pollo. Estos alimentos actúan como "aceleradores" del metabolismo.
3) Tome leche descremada. 
4) Consuma frutos secos entre comidas para "engañar" el hambre.
5) No tome jugos, consuma las frutas en trozos.
6) Mejor son muchas comidas pequeñas que pocas grandes. Periodos largos de ayuno no son buenos.
7) Consuma arroz integral, arepas con harina integral o con afrecho.
8) Disminuya el consumo de bebidas alcohólicas, especialmente la cerveza.
9) Solicite evaluación por un nutricionista.
10) Haga ejercicio, previa evaluación por un médico.

Fuente: traumatologo.com
ingrese aqui su comentario

Fecha Publicación: 2015-02-27T00:11:00.001-08:00
Actividades que no suelen asociarse con la necesidad de utilizar un protector solar, como salir a andar en bicicleta, jugar al fútbol en la canchita del barrio o ir a los juegos de la plaza durante horas, también cuentan a la hora de cuidar nuestra piel.
Según un informe de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), el 70% del daño solar en la piel se produce antes de los 18 años. Es más, la mitad de la exposición solar que una persona debería tener durante su vida, hoy se recibe en las dos primeras décadas de vida.
Y esa acumulación, en la que también influyen los malos hábitos de exposición al sol y una pasión muchas veces desmedida por el bronceado, no es para nada gratuita. Los rayos ultravioleta inducen el fotoenvejecimiento de la piel.

 

"Debemos educarnos y educar a nuestros chicos para que no tengan tanta exposición en sus primeros años de vida", recomendó el doctor Jorge Laffargue, integrante de la Unidad de Dermatología del Hospital Pedro de Elizalde y miembro de la SAD. A través de un comunicado, la institución insta a la población a adoptar unos pocos cuidados simples y de probada efectividad para proteger la salud de la piel, como no tomar sol entre las 10 y las 16, y utilizar un protector con factor de protección solar (FPS) 30 "como mínimo", según precisó ayer a LA NACION el doctor Roberto Glorio, secretario general de la SAD.
En general, aunque varía según la sensibilidad de la piel, los signos más comunes de los daños que produce el fotoenvejecimiento van más allá de las arrugas. Pueden aparecer manchas y surcos profundos, la piel puede cambiar de color (se vuelve más amarillenta) y perder grosor, lo que hace también que empiecen a traslucirse los vasos sanguíneos.
La consecuencia más grave de la fotoexposición es la aparición de tumores cutáneos, como el carcinoma basocelular, que es el más común en el 60% de los casos, o el melanoma, que aparece como si fuera un lunar que cambia de forma, tamaño o color. Es por esto que la SAD recomienda consultar a un dermatólogo ante la aparición de cualquier signo o lesión sospechosa. Esto permite realizar un diagnóstico a tiempo.
"Queremos que la población conozca la importancia de la fotoprotección desde la infancia -precisó Glorio, que también es docente autorizado de la UBA-. Al ser acumulativo el daño solar, lo que una persona pueda hacer a los 30 o 40 años para revertirlo tendrá poco efecto. La prevención y el cambio de ciertos hábitos de exposición al sol, que a veces están muy arraigados en la cultura local, son fundamentales."
Ambos especialistas coincidieron en la necesidad de estar muy alerta a las lesiones que pueden aparecer en la piel. "Quienes sufrieron grandes quemaduras y las personas con piel y ojos claros, o con muchos lunares tienen que tomar conciencia de que deben utilizar un FPS adecuado. Y el valor más bajo debe ser 30", indicó Glorio.


Una tarea complicada cuando se trata de prevenir es la elección del protector solar. Los hay en spray o crema, con más o menos vitaminas, y hasta con o sin color. Pero también ofrecen hasta repararnos el ADN mientras la piel se pone roja. "Se ven envases que ofrecen un FPS 8 y productos que combinan bronceador más protector, lo que es una contradicción porque si broncea no protege -aclaró Glorio-. En realidad, en ese caso, es importante saber que el contenido incluye más bronceador que protector."
Los más efectivos, y no necesariamente más costosos, según una recorrida por los estantes de varias farmacias, son los que se denominan protectores solares de amplio espectro. "La FDA [la agencia de los Estados Unidos similar a la Anmat] estableció que esos protectores no sólo protegen contra quemaduras, sino que también protegen la piel del envejecimiento prematuro y el cáncer. En cambio, el resto de los productos sólo previenen las quemaduras", dijo el experto.
Cuando la piel es clara, bastan 10 minutos de exposición para que aparezca el color rojo que indica que una quemadura solar incipiente. En una piel más oscura, en tanto, ese proceso tarda unos 20 minutos. "El FPS es un valor que indica cuánto tiempo más podemos permanecer al sol. Una piel blanca protegida con un FPS 15, demorará 15 veces más en tomar el color rojo, es decir, unas 2,5 horas -detalló Glorio-. Y una piel oscura tendrá 5 horas de protección."
En los chicos, también importa la edad. Antes de los 6 meses, no deben quedar expuestos al sol porque la piel aún no tiene capacidad de defensa. A partir de esa edad, hay que aplicarles un producto con FPS de entre 40 y 50, y de acción física y química. "Es el que muchas veces vemos en la playa que deja una película blanca sobre la piel -aclaró-. Y no es necesario utilizar un FPS 100, ya que no brinda mucha más protección que uno de 50 como se cree. Ambos protegen al 99%, así que con 50 es suficiente."

Consejos útiles

  • Aire libre : cualquiera sea la actividad que se realice, siempre hay que estar protegidos del sol. Las nubes permiten el paso de la radiación UV, mientras que la arena, el agua y la nieve reflejan los rayos y potencian su acción.
  • Mirar el reloj: entre las 10 y las 16, hay que optar por la sombra porque es el horario en el que los rayos UV A y B son más dañinos.
  • Protector solar: elegir los de amplio espectro (que protegen contra los rayos UV A y B), con FPS 30 como mínimo. Aplicarlo 20-30 minutos antes de cada exposición y cada 2 o 3 horas.
Estar alerta: hay que controlar las manchas o lesiones sospechosas en el cuerpo para poder consultar a tiempo.
 
Fuente: noticias de la ciencia
ingrese aqui su comentario

Fecha Publicación: 2015-02-24T18:04:00.001-08:00





A medida que pasan los años, existen más probabilidades de sufrir calambres nocturnos en las extremidades inferiores, una sensación repentina de intenso dolor que puede durar desde unos segundos hasta quince o más minutos. De hecho, algunos estudios sugieren que más de dos tercios de las personas mayores han experimentado estos dolorosos espasmos.

Los calambres nocturnos en las extremidades inferiores suelen afectar los músculos de la pantorrilla, pero también pueden producirse en los pies o en los muslos. Los calambres obedecen a diversas causas: largos períodos de inactividad (por ejemplo, quedarse sentado o parado en superficies duras durante mucho tiempo), uso de calzado incómodo o de calzado con tacones altos, deshidratación (que puede causar una reducción de los electrolitos esenciales para el adecuado funcionamiento muscular), algunas afecciones, tales como la diabetes y el edema y, por último, ciertos medicamentos.
Varios adultos mayores en una sala de espera - medicamentos que causan calambres

A continuación, se detallan los ocho tipos de fármacos que con mayor frecuencia pueden producir calambres nocturnos en las piernas. Si usted está tomando alguno de ellos y sufre calambres, debe consultar con su médico u otro profesional de la salud sobre la posibilidad de ajustar la dosis o cambiarlo por otro tipo de medicación o tratamiento.

Si no está tomando ninguno de estos fármacos, sería, de todas maneras, muy sensato consultar con su médico si cada tanto sufre algún calambre durante la noche. En la mayoría de los casos, los calambres en las piernas son inofensivos. Sin embargo, podrían ser también una señal de un problema de salud subyacente, en especial si usted además presenta debilidad muscular, inflamación, entumecimiento o dolor persistente.
Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano.

1. Diuréticos del asa de acción corta

Por qué se recetan: Los diuréticos (también denominados píldoras de agua) se utilizan en el tratamiento de la hipertensión, la insuficiencia cardíaca congestiva y el edema, entre otras afecciones. Los diuréticos ayudan al organismo a eliminar el exceso de líquidos a través de la orina.

Los diuréticos del asa de acción corta, así denominados porque son eliminados rápidamente del organismo, incluyen la bumetanida (Bumex) y la furosemida (Lasix, Puresis).

Por qué pueden causar calambres en las piernas: Los diuréticos incrementan la excreción de ciertos  electrolitos —como el sodio, el cloruro y el potasio— a través de la orina. Y los bajos niveles de estos electrolitos pueden causar fatiga extrema y debilidad muscular, así como también dolores articulares, óseos y musculares.

Alternativas: Una dosis baja de un diurético de asa de acción prolongada, tal como la torsemida (Demadex), puede reducir el riesgo de pérdida de electrolitos. También podría ser de ayuda reducir el consumo de sal, hacer más actividad física y controlar la ingesta de líquidos. Sin embargo, tenga cuidado con los sustitutos de la sal, ya que casi todos contienen cloruro de potasio y también pueden causar desequilibrios electrolíticos. Asegúrese de consultar a un profesional de la salud antes de iniciar un nuevo plan de ejercicios.

2. Diuréticos tiazídicos

Por qué se recetan: Los diuréticos tiazídicos comúnmente se utilizan en el tratamiento de la hipertensión, aunque también se indican para tratar la insuficiencia cardíaca congestiva, el edema y otras afecciones.

Algunos ejemplos de diuréticos tiazídicos son la clorotiazida (Diuril), la hidroclorotiazida (Microzide), la indapamida (Lozol) y la metolazona (Zaroxolyn).

Por qué pueden causar calambres en las piernas: Al igual que los diuréticos de asa de acción corta (mencionados anteriormente), los diuréticos tiazídicos pueden causar una reducción de los electrolitos esenciales, lo cual produce calambres en las piernas y otros problemas musculares serios.

Alternativas: Consulte a su proveedor de asistencia médica sobre la pertinencia de cambiarlo por un diurético de asa de acción prolongada, administrado en dosis bajas —tal como la torsemida (Demadex), que puede reducir de manera significativa el riesgo de pérdida de electrolitos— , o por otra medicación antihipertensiva. También podría ser de ayuda reducir el consumo de sal, hacer más actividad física y controlar la ingesta de líquidos. Sin embargo, tenga cuidado con los sustitutos de la sal, ya que casi todos contienen cloruro de potasio y también pueden causar desequilibrios electrolíticos. Asegúrese de consultar a un profesional de la salud antes de iniciar un nuevo plan de ejercicios.



3. Betabloqueantes



Por qué se recetan: Los betabloqueantes suelen utilizarse en el tratamiento de la hipertensión y las arritmias (anormalidad en el ritmo cardíaco). Estos fármacos desaceleran el ritmo cardíaco y disminuyen la presión arterial al bloquear el efecto de la hormona adrenalina. Los betabloqueantes también se usan en el tratamiento de la angina de pecho, migrañas, tremores y, en la forma de gotas oculares, para ciertos tipos de glaucoma.
Ejemplos: atenolol (Tenormin), carvedilol (Coreg), metoprolol (Lopressor, Toprol), propranolol (Inderal), sotalol (Betapace), timolol (Timoptic) y otros fármacos cuyos nombres químicos terminan en “-olol”.
Por qué pueden causar calambres en las piernas: Durante más de veinte años, los investigadores han sabido que los betabloqueantes pueden producir calambres en las piernas, pero aún no han determinado la causa. Ciertos estudios han demostrado que los betabloqueantes pueden provocar el estrechamiento de las arterias en las extremidades inferiores y superiores, lo cual reduce el flujo sanguíneo en ellas. Esta es la razón por la cual algunas personas que toman betabloqueantes tienen las manos y los pies fríos, afección conocida como vasoconstricción periférica. (Si usted experimenta este efecto colateral, es importante que se lo comente a su médico lo antes posible). Dado que suele transcurrir un tiempo entre el inicio del tratamiento con un betabloqueante y la aparición de los calambres en las piernas —desde algunos meses hasta más de dos años—, es común que los pacientes no sospechen de la vinculación entre el medicamento y los calambres.

Alternativas: Para las personas mayores, los bloqueadores de los canales de calcio a base de benzodiacepina, otro tipo de medicación antihipertensiva, suelen ser más seguros y más eficaces que los betabloqueantes.
4. Estatinas y fibratos
Por qué se recetan: Las estatinas y los fibratos se utilizan para tratar el colesterol elevado. Las estatinas de mayor venta son la atorvastatina (Lipitor), la rosuvastatina (Crestor) y la simvastatina (Zocor); el fibrato más vendido es el fenofibrato (Tricor).

Por qué pueden causar calambres en las piernas: Ciertos estudios demuestran que las estatinas pueden inhibir la producción de células satélite en el músculo, lo cual interfiere con el crecimiento muscular. Algunos investigadores también han sugerido que las estatinas pueden, a nivel celular, reducir el nivel de energía. El dolor y la debilidad musculares en todo el cuerpo pueden ser síntomas de rabdomiólisis inducida por la estatina: la necrosis del músculo esquelético que provoca la liberación de fibras musculares en el torrente sanguíneo y, a veces, daño en los riñones. Asimismo, los adultos mayores que toman estos fármacos presentan un riesgo mayor de desarrollar sarcopenia, o pérdida degenerativa de la masa muscular y la fuerza, asociada con el envejecimiento.

Alternativas: Si usted es uno de los tantos millones de estadounidenses de edad a los que no se les ha diagnosticado enfermedad cardíaca, pero que está tomando estos medicamentos para disminuir su nivel de colesterol apenas elevado, pregúntele al médico o a otro proveedor de asistencia médica sobre la posibilidad de reducir el colesterol mediante un cambio en la alimentación. También podría intentar disminuir los niveles de homocisteína en la sangre  —vinculada con niveles de colesterol elevados— mediante una combinación de vitamina B12 en presentación sublingual (comprimido que se coloca y se disuelve debajo de la lengua) (1.000 mcg diarios), ácido fólico (800 mcg diarios) y vitamina B6 (200 mg diarios).


5. Agonistas beta-2

Por qué se recetan: Los agonistas beta-2 son broncodilatadores, fármacos que relajan los músculos lisos que rodean los bronquios y facilitan la respiración. Suelen prescribirse para aliviar los síntomas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Los agonistas beta-2 se suministran a través de un inhalador, que proporciona una dosis medida de la sustancia en aerosol; y también en forma de píldoras o inyectable a pacientes que no pueden usar inhaladores.

Los agonistas beta-2 incluyen el albuterol (Proventil, Ventolin), el formoterol (Symbicort), el levalbuterol (Xopenex), el metaproterenol, el pirbuterol (Maxair), el salmeterol (Advair) y la terbutalina.



Por qué pueden causar calambres en las piernas: Los investigadores aún no saben por qué los agonistas beta-2 pueden producir calambres en las piernas.

Alternativas: Si a usted le prescribieron un agonista beta-2 para una afección distinta de la enfermedad pulmonar, pregúntele al médico u otro proveedor de asistencia médica sobre la posibilidad de cambiar la medicación o realizar otro tipo de tratamiento. Revisiones sistemáticas de estudios realizados han determinado que los agonistas beta-2 no brindan un alivio significativo a pacientes que no sufren de enfermedad pulmonar obstructiva crónica, pero presentan un cuadro de tos o bronquitis aguda.

Si usted sufre de enfermedad pulmonar, sería conveniente que consulte con su médico sobre la posibilidad de cambiar el agonista beta-2 por un bromuro de tiotropio (Spiriva), un tipo distinto de broncodilatador de acción prolongada, una vez al día. Se ha demostrado que la Spiriva es mucho más eficaz que los agonistas beta-2 para mejorar el estado de salud general de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

6. Inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (ACE)
Por qué se recetan: Los inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (ACE) se utilizan en el tratamiento de la hipertensión, la insuficiencia cardíaca congestiva y otras afecciones. Estos fármacos ayudan a relajar los vasos sanguíneos, al evitar que el organismo produzca angiotensina II, una hormona que provoca el estrechamiento de los vasos sanguíneos y, a su vez, el incremento de la presión sanguínea.

Algunos ejemplos de los inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina son el benazepril (Lotensin), el captopril (Capoten), el enalapril (Vasotec), el fosinopril, el lisinopril (Prinivil, Zestril), el moexipril (Univasc), el perindopril (Aceon), el quinapril (Accupril), el ramipril (Altace) y el trandolapril (Mavik).

Por qué pueden causar calambres en las piernas: Los inhibidores ACE pueden causar la acumulación de potasio en el organismo (otro tipo de desequilibrio electrolítico), lo cual puede producir calambres en las piernas y dolores articulares, óseos y musculares.

Alternativas: Si usted está tomando un inhibidor de la enzima de conversión de la angiotensina por un problema cardiovascular, consulte con su médico sobre la posibilidad de cambiarlo por un bloqueador de los canales de calcio a base de benzodiacepina, otra forma de medicación antihipertensiva, a menudo bien tolerada por los adultos mayores. Esto es particularmente importante en el caso de los afronorteamericanos y los asiáticoestadounidenses, quienes, debido a las diferencias en su sistema de renina-angiotensina, presentan una incidencia mucho mayor de efectos adversos.

Si, además de su afección, usted presenta retención de líquidos, su médico quizá quiera agregar una dosis baja de algún diurético de asa de acción prolongada, tal como la torsemida.




8. Antipsicóticos

Por qué se recetan: Los antipsicóticos se utilizan en el tratamiento de la esquizofrenia,  el trastorno bipolar y otros trastornos psiquiátricos serios. Los medicamentos antipsicóticos también suelen prescribirse para otros trastornos no mencionados en el prospecto, tales como la agitación y la depresión.

Entre los antipsicóticos más comúnmente prescriptos se encuentran el aripiprazol (Abilify), la clorpromazina (Thorazine), el haloperidol (Haldol), la olanzapina (Zyprexa), la risperidona (Risperdal) y la ziprasidona (Geodon).

Por qué pueden causar calambres en las piernas: Los antipsicóticos son potentes depresores del sistema nervioso central. Entre los efectos colaterales hallados en estudios se incluyen la fatiga, el letargo y la debilidad. Todos estos fármacos también disminuyen los niveles de dopamina, lo cual puede provocar somnolencia, rigidez muscular y calambres musculares. El déficit serio de dopamina causado por el uso continuado de antipsicóticos puede provocar rigidez muscular y trastornos de movimiento a menudo irreversibles, tales como la acatisia (necesidad imperiosa de moverse constantemente) y la discinesia tardía (síndrome caracterizado por movimientos corporales repetitivos e involuntarios).

Alternativas: Consulte a su médico u otro proveedor de asistencia médica sobre la pertinencia de reducir la dosis o cambiarlo por otra medicación, en especial si a usted le han prescripto un antipsicótico por problemas de insomnio, ansiedad o depresión.

Fuente: aarp.org



ingrese aqui su comentario

Fecha Publicación: 2015-02-22T01:23:00.003-08:00

El daño que la luz del sol o las lámparas de rayos UVA causan en la piel no termina cuando finaliza la exposición. Una investigación publicada en Science demuestra que más de tres horas después se pueden producir lesiones y roturas en el ADN que provocan las mutaciones causantes del cáncer de piel, igual que en el momento de la exposición directa a los rayos solares.

Paradójicamente, la responsable de esta reacción retardada es la melanina, un pigmento que bloquea la radiación ultravioleta y que, por lo tanto, hasta ahora se había identificado como un factor de protección.

“La melanina de la piel es tanto mala como buena, puede ser cancerígena y protectora”, resume Douglas E. Brash, investigador de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, que ha trabajado en este estudio junto a científicos de las universidades de São Paulo y Federal de São Paulo (Brasil), Fujita Health (Japón) y el centro CEA de Grenoble (Francia).

En los experimentos realizados con ratones y células humanas, los investigadores han averiguado el proceso químico que explica este hallazgo. La radiación ultravioleta produce oxígeno y nitrógeno reactivos, a un paso tan lento que puede prolongarse durante horas. Más tarde, al combinarse estas dos moléculas, excitan un electrón de la melanina y esta energía es la que provoca las lesiones en el ADN. “Esta transferencia de energía al ADN puede ocurrir en la oscuridad, pero provoca el mismo daño que el sol a plena luz del día”, comenta Brash.

Uno de los aspectos más relevantes del artículo de Science desde el punto de vista científico es que esta excitación química de los electrones no se había observado nunca antes en mamíferos. “Solo se había encontrado en bacterias bioluminiscentes y animales marinos”, aclara el científico. Por eso, tras este hallazgo los investigadores se preguntan si, además del cáncer de piel, otras enfermedades pueden estar condicionadas por procesos químicos similares.

[Img #25422]
Más de tres horas después de tomar el sol se pueden producir lesiones en el ADN que provocan cáncer de piel. (Foto: Fotolia)



Una vez conocido el mecanismo, los expertos se plantean cómo evitar sus efectos. La estrategia más adecuada podría ser la prevención a través del desarrollo de nuevas formas de protección solar. “Hay productos químicos que pueden desviar la energía de la melanina antes de que haga daño al ADN, pero no son adecuados para la piel”, apunta el experto, que muestra su confianza en el desarrollo de alternativas que tengan el mismo efecto.

Los autores del estudio consideran que, en general, se ha subestimado el daño que pueden ocasionar los rayos ultravioleta, tanto por la luz del sol como en las camas de bronceado, debido a que solo se acostumbra a medir el momento inmediatamente posterior a la exposición. Asimismo, esta investigación puede contribuir a explicar por qué unas personas son más sensibles que otras a la luz solar.

En cualquier caso, Brash y sus colegas intentan restar dramatismo a su descubrimiento. “En realidad, esto no debería cambiar nuestros hábitos de exposición a los rayos ultravioleta. Yo le digo a la gente que puede disfrutar del sol y que simplemente deberían evitar ir a la playa a determinadas horas, como entre las 10:00 y las 14:00, y usar sombrero”, recomienda.

Además, en su opinión los actuales protectores solares siguen siendo muy útiles. La única diferencia, si llega a desarrollarse una nueva generación de productos a raíz de este estudio, es que “podríamos añadir el hábito de ponernos un protector solar diferente después de salir de la playa”. 

(Fuente: Fuente: DiCYT)
ingrese aqui su comentario

Fecha Publicación: 2015-02-18T02:36:00.000-08:00

Decir malas palabras tiene más beneficios para tu salud de las que puedas imaginar…

Las personas que dicen groserías son más felices
  • Las personas que dicen groserías son más felices. (Foto: Difusión)
Según la ciencia existen beneficios de decir groserías. De hecho, de acuerdo con el estudio publicado en Psicology Today maldecir al en silencio porque puede resultar “purificador”.

1. Decir groserías tiene un efecto analgésico
¿Te ha pasado que después de decir una grosería sientes alivio y hasta te da risa? Pues Richard Stephens, un psicólogo de la Universidad de Keele en Inglaterra, realizó un experimento que consistía en medir el tiempo en el que 67 universitarios eran capaces de mantener sus manos sumergidas en agua helada.
Al poco tiempo animó al grupo a que gritaran groserías. Más tarde, los alumnos completaron la misma prueba sin maldecir.
Los 67 estudiantes soportaron las temperaturas frías durante 40 segundos más, mientras gritaban obscenidades.
Este grupo también afirmó que sentía menos dolor en general. Stephens concluyó diciendo: “Yo aconsejaría a la gente que digan groserías cuando se lastimen”. Como ves, esto aplica perfecto para los golpes en el dedo chiquito del pie.


2. Decir groserías te hace sentir más fuerte
A través del mismo estudio, Stephens se dio cuenta de que maldecir aumenta la confianza en uno mismo. Esto porque le resta importancia a nuestras debilidades y nos hacen mantener mejor el control sobre nuestras reacciones.

3. Decir malas palabras no significa que seas vulgar
Existe la idea de que las personas que usan malas palabras lo hacen porque les falta vocabulario o conocimientos sobre algún tema, pero ¡eso no es verdad!
Las observaciones de Stephens lo llevaron a determinar que maldecir no está directamente relacionado con el intelecto.

4. Decir groserías es un gran mecanismo de defensa
Stephens determinó que la gente utiliza las groserías como método de supervivencia, tal como lo muestra el estudio de agua helada.
Ya que, ¿de qué otra manera los humanos tenemos una forma sana de demostrar nuestra frustración o dolor?


5. Te hace más sociable
Obviamente, decir malas palabras nos hace felices y eso se nota, ¿cierto? De acuerdo con los psicólogos las personas que dicen groserías por lo general son más honestas, abiertas y se toman la vida de una manera más relajada. ¡Así que diviértete!

6. Decir groserías ayuda a enfatizar
A veces las palabras no son suficiente para transmitir lo que estás pensando y las groserías te ayudan a darle peso a esa opinión.

7. Ser grosero significa que eres una persona sana
Cuando las personas dicen groserías se acelera la circulación, se liberan endorfinas y nos proveen de una sensación de calma, control y bienestar. La clave está en no confundir groserías con ENOJO. En ese caso, las palabras antisonantes NO JUSTIFICAN LA VIOLENCIA.

Fuente: ActitudFem
ingrese aqui su comentario