Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados para este contenido son lo siguientes:

:)

Irlanda J.L.Borges "Atlas" (1986) Antiguas sombras generosas no quieren que yo perciba a Irlanda o que agradablemente la perciba de un modo histórico. Esas sombras se llaman el Erígena, para quien toda nuestra historia es un largo sueño de Dios, que al fin volverá a Dios, doctrina que asimismo d

Ce que dit la bouche d'ombre (II) Espérez ! espérez ! espérez, misérables ! Pas de deuil infini, pas de maux incurables, Pas d'enfer éternel ! Les douleurs vont à Dieu, comme la flèche aux cibles ; Les bonnes actions sont les gonds invisibles De la porte du ciel. Le deuil est la vertu, le rem

Nota del redactor.- Cuando dio esta conferencia, el 1 de Junio del 77, Jorge Luis Borges se encontraba con la salud resquebrajada. No fue óbice para transmitir su sapiencia siempre inspiradora y ejemplar. Personalmente prefiero su conferencia "La metáfora" CLICK AQUÍ (debe ser porque me conté ent

  Un hombre se propone la tarea de dibujar el mundo. A lo largo de los años puebla un espacio con imágenes de provincias, de reinos, de montañas, de bahías, de naves, de islas, de peces, de habitaciones, de instrumentos, de astros, de caballos y de personas. Poco antes de morir, descubre que ese pac

Junio, 1968 En la tarde de oro o en una serenidad cuyo símbolo podría ser la tarde de oro, el hombre dispone los libros en los anaqueles que aguardan y siente el pergamino, el cuero, la tela y el agrado que dan la previsión de un hábito y el establecimiento de un orden. Stevenson y el otro escocé

Jorge Luis Borges (19 de diciembre de 1978) Primera pregunta: ¿va a hacer usted conmigo lo que suele hacer con todos los periodistas? —¿Y qué hago? Tomarles el pelo sin ninguna misericordia. —Jamás he hecho eso en mi vida. Sucede que yo siempre he contestado sinceramente. Y todo el mundo prefiere

Los dos reyes y los dos laberintos   [1] ( El Aleph  (1949)           Cuentan los hombres  dignos de fe (pero Alá sabe más) que en los primeros días hubo un rey de las islas de Babilonia que congregó a sus arquitectos y magos y l

EL RELOJ DE ARENA - Jorge Luis Borges Está bien que se mida con la dura Sombra que una columna en el estío Arroja o con el agua de aquel río En que Heráclito vio nuestra locura El tiempo, ya que al tiempo y al destino Se parecen los dos: la imponderable Sombra diurna y el curso irrevocabl

Año de publicación : 1935 Año de la presente edición : 1996 Editora : Alianza Editorial Vaya colección que nos regala Jorge Luis Borges en esta pequeña –de tamaño- gran obra. Los hay para todos los gustos, y de los lugares más apartados, pues en todo lugar hechos infames se han eje

Los cautivos de Longjumeau, Léon Bloy El Postillón de Longjumeau anunciaba ayer el deplorable fin de los Fourmi. Esta hoja tan recomendable por la abundancia y por la calidad de su información, se perdía en conjeturas sobre las misteriosas causas de la desesperación que había precipitado al sui

El remordimiento - Jorge Luis Borges He cometido el peor de los pecados que un hombre puede cometer. No he sido feliz. Que los glaciares del olvido me arrastren y me pierdan, despiadados. Mis padres me engendraron para el juego arriesgado y hermoso de la vida, para la tierra, el agua, el aire, el

Los compadritos muertos Siguen apuntalando la recova Del Paseo de Julio, sombras vanas En eterno altercado con hermanas Sombras o con el hambre, esa otra loba. Cuando el último sol es amarillo En la frontera de los arrabales, Vuelven a su crepúsculo, fatales Y muertos, a su puta y su cuchill

CHRYSOTHEMIS I am the queen of Samothrace. God, making roses, made my face As a rose filled up full with red. My prows made sharp the straitened seas From Pontus to that Chersonese Whereon the ebbed Asian stream is shed. My hair was as sweet

Pasaje de "El viajero querubínico" citado por Jorge Luís Borges y Adolfo Bioy-Casares en su antología "Historia de la eternidad": El viaje no es tan largo, cristiano; a menos de un paso está el Paraíso. Aunque un réprobo alcanzara el cielo más alto, el dolor del Infierno

EL ENCUENTRO - CUENTO CHINO Ch'ienniang era la hija del señor Chang Yi, funcionario de Hunan. Tenía un primo llamado Wang Chu, que era un joven inteligente y bien parecido. Se habían criado juntos, y como el señor Chang Yi quería mucho al joven, dijo que lo aceptaría como yerno. Ambos oyeron la

La noche cíclica A Sylvina Bullrich Lo supieron los arduos alumnos de Pitágoras: los astros y los hombres vuelven cíclicamente; los átomos fatales repetirán la urgente Afrodita de oro, los tebanos, las ágoras. En edades futuras oprimirá el centauro con el casco solípedo el pecho del lapita; c