Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.
Visite Cholopituco

Comparte esta página:

Etiquetas: [Pelea de hienas]  
Fecha Publicación: 2019-06-05T21:02:00.000-07:00


Como terminan aquellas obras teatrales bien puestas, después de los resonantes gritos insultos y amenazas, gestos de confrontación de supuestos grupos irreconciliables, esta cuestión de confianza finalizó como empezó, entre bambalinas, los protagonistas saludándose y felicitándose porque todo salió como se esperaba siguiendo un libreto bien aprendido cuyo guion sigue estando muy alejado a los intereses de las grandes mayorías y favoreciendo a muy pocos.
Mientras las aguas estaban agitadas por las discutidas  decisiones del Congreso Apro-fujimorista  y  la consiguiente Cuestión de Confianza,  el Estado Peruano continua perdiendo al año miles de millones de dólares  porque simplemente aquellos “inversionistas” extranjeros no pagan sus impuestos, y para variar, en estos días, sus escuderos, aprovecharon la coyuntura alarmando a la población que estos “capitales tan necesarios” serían ahuyentados con  un supuesto cierre del Congreso, cosa que no ocurrió.
Este discurso aconchavado  con lo que hace sufrir al peruano de a pie  defiende las deplorables condiciones laborales producido por este modelo político-económico implementado desde el régimen dictatorial de Alberto Fujimori,  que es el  principal causante de la actual inequidad y que la tuberculosis siga siendo un mal endémico dentro de la población peruana, y,  mientras la actual Constitución Política sigua permitiendo con sus vacíos legales  todo este expolio e injusticias  y, en cierta medida, este modelo mal aplicado, resulta siendo al final el caldo de cultivo para una corrupción nacida desde que cierto capital se impone sobre la ética y la moral de la sociedad.
Si más no recordamos, el actual presidente Martin Vizcarra, si está en ese cargo fue gracias a los votos de los grupos fujiapristas, y fueron justamente ellos los que más festejaron su nombramiento como  reemplazo al renunciante Pedro Pablo Kuczynski, con estos antecedentes hubiera sido extraño verlo  cerrar un legislativo plagado de sus “mentores”.
Con esta última obra teatral muy publicada denominada ahora “cuestión de confianza”, nos dan, más o menos, la idea de cómo se está manejando el futuro de los peruanos por el Ejecutivo y Legislativo dominado por los grupos fuji-apristas. Ambos juegan para el mismo equipo, y es un equipo que no beneficiará  al trabajador ni al pueblo.
Es que tanto Vizcarra y el fuji-aprismo están de acuerdo con esta política conservadora que beneficia al gran capital en desmedro de los recursos naturales y el bienestar de la población.
Los grandes oligarcas están sosegados porque todo continúa como está, sin ninguna reforma social que alivie el subempleo o acabe con este nulo “chorreo”, mientras esto ocurre, se crean estos enfrentamiento entre los supuestos “buenos” y “demócratas” y los “malos” y “totalitarios”, que al final termina en este tipo payasada, en donde, se seguirá dilatando los grandes cambios que nuestro país necesita, mientras tanto se discute y pelea por discusiones y reformas bizantinas e intrascendentes, al final, se distrae a la población con un circo dejándolo todo como al principio,  y para tranquilizar a la población, no hay nada mejor que un triunfo de la selección de futbol justo la noche que finaliza toda esta murga.
Está claro que el Ejecutivo y Legislativo están de acuerdo en llegar mediante todos los medios a las elecciones del 2021, claro que,  este camino no será nada tranquilo, porque ambos protegen los intereses foráneos, la depredación de nuestros recursos, el no pago de impuestos de esos grandes mineras, las AFP que siguen robando parte de los sueldos de los millones de trabajadores peruanos, los servicios públicos que están en una situación catastrófica.  Estos grupos que dominan el legislativo y ejecutivo defienden esta especie de hoja de ruta y son los principales causantes de la inestabilidad de nuestro país.
Los peruanos deberíamos tener el bienestar de los suizos con toda la riqueza que se explota en nuestro país y que no beneficia a las mayorías, salvo a esos pocos grandes inversionistas y oligarcas, es esta política que incentiva la inequidad y la corrupción los que impiden que los peruanos alcancemos ese bienestar y desarrollo general que por dignidad merecemos.
Después de esta Cuestión de Confianza solo deja incertidumbre hacia el futuro, y se cumple las directrices nada halagüeñas impuestas para estos territorios.
La única esperanza es que  somos un pueblo  milenario y creemos que en algún lugar del país deben estar surgiendo aquellos patriotas que seguramente acabaran con todas estas injusticias, ya que la esperanza es lo único que se pierde.


Etiquetas: [Golpe a Chile]  
Fecha Publicación: 2019-05-25T16:42:00.002-07:00


Lo estaban haciendo muy bien, es que tienen una historia plagada de victorias  y gobernantes certeros y lucidos, que la enseñanza de esa historia, tenía que ser obligatoria para cualquier ser humano que quiere hacer crecer su autoestima, y  construir un estado unido, porque contienen sucesos junto con personajes que harían a cualquier joven imbuirse de patriotismo y amor propio, es decir de sentido de pertenencia, sí, ese nacionalismo que reniega la decadencia mercenaria y la doctrina puta de Mario Vargas Llosa.
Si hablamos de lo más cercano a Estado-nación que tenemos en estos extensos  territorios en litigio llamado Latinoamérica, Chile, ha sido y es el referente. En épocas decimonónicas, mientras aquí, se construían ferrocarriles siguiendo el mandato de los inversionistas británicos, en ese entonces,  los vecinos del sur boliviano, tendían sus rieles de acuerdo a la visión e interés de su país al  interconectar sus futuros núcleos de cohesión. Ahora esa historia chilena no podrá ser conocida por  sus  propios estudiantes.
Hace algunas horas esta notica pasó casi desapercibida en los medios chilenos, como ocurre siempre con este tipo de atentados, tan silenciosos como la caída de aquellas bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki.
Ayer, el Consejo Nacional de Educación  de ese país aprobó  la modificación de su currículum, esto significa  que a partir de 2020, se implementará la paulatina eliminación de  la asignatura de Historia porque ya no será obligatoria.
Esta noticia es preocupante porque sabemos que, como las AFP, y tantos otros males, nuestros gobernantes locales tienen la disminuida costumbre de imitarlos de los chilenos para  luego implementarlo,  imponiéndolos a los peruanos; estos experimentos que con el tiempo terminan siendo perjudiciales para la mayoría de compatriotas.  
Es obvio predecir que aplicar estas malsanas reformas educativas solo crean generaciones  de humanos que desconocerán de todos aquellos hechos históricos que su aprendizaje les hubieran servido para formarles desde jóvenes ese sentido de pertenencia tan necesarios y  que les servirían para identificarse como parte integrante de un país, en su lugar unos tecnócratas que en realidad son mercenarios de pacotilla, están reemplazándolo  con el burdo  y caduco argumento globalizador, que al final solo significa instruir a los pobladores de los “patios traseros” como supuestos “tolerantes” y “globalizados” pero que al final son estólidos conniventes con el dominio exterior no solo económico sino sobre todo cultural.
El chileno tiene pocas herramientas culturales como para oponerse, al final seguramente será engullido, pero lo preocupante, y es el objetivo central de este escrito, es que seguimos nosotros, los peruanos, descendientes de una cultura milenaria y aún desconocida en buena parte de nuestros compatriotas, seguramente, no tardarán mucho para intentar establecerlo también aquí. Comenzaron con Chile, y en esa lista negra sigue nuestro pueblo milenario, y esto es una advertencia, a esta inhumana amenaza, es el apocalipsis del que hablaban, la segunda invasión genocida de nuestra cultura, es en suma, una abierta declaración de guerra para el mundo andino y los millones de seres humanos que aún creen que la globalización también significa el respeto hacia otras culturas y no la imposición de una sola.
Porque las grandes potencias en acenso son países nacionalistas y crecen gracias a su capitalismo estatal y se defienden con sus ejércitos patriotas como Roma en los inicios de su poderío, mientras tanto,  los que ahora están en decadencia son los estados dominados por sus oligarcas, y son  amenazantes con sus ejércitos plagados de mercenarios, como también en su momento lo hizo Cartago.
Y solo la memoria histórica, solamente esa historia que en Chile hoy la están destruyendo,  nos dirá quién saldrá ganador en este enfrentamiento. Esa es la importancia de esta historia que unos hijos de puta  nos quieren quitar a los latinoamericanos. La guerra está declarada hacia la memoria, hacia la historia del ser humano y que desde Heródoto su obligatoriedad de estudio se ha respetado. Se trata de una guerra de sobrevivencia cultural, una guerra sin sangre pero aniquiladora de mentes.


Etiquetas: [El grito del cañí]  
Fecha Publicación: 2019-05-18T20:35:00.001-07:00


Esta campaña disociadora e insultante de los medios televisados en contra de nuestros compatriotas no acaba porque ahora a los canales privados aglutinados en la denominada prensa basura,  también se ha unido  TV PERÚ, porque vemos que algunos de sus noticieros y  programas culturales siguen con esa costumbre anacrónica exageradamente hispanófila  cuando dan publicidad a un intrascendente aventurero supuesto descendiente de Francisco Pizarro, que ya, de por sí, no guarda ninguna importancia, y hasta cuando contratan bonaerenses o peninsulares  en lugar de periodistas locales.
Gracias a los prejuicios y estereotipos de los directivos del canal del estado y pagados con los impuestos de los propios contribuyentes peruanos, no meremos, escuchar y observar a comunicadores con nuestros propios acentos y rostros.
Latina, ATV, América TV, son los principales enemigos de la autoestima del peruano común y corriente, porque con su programación todos los días  de forma subliminal golpea duro al amor propio y despersonaliza sistemáticamente a nuestros conciudadanos cuando les  ponen  acentos foráneos o prohibiéndoles exponer sus rostros andinos triunfadores, en su lugar, nos muestran como delincuentes o salvajes.
Dentro del mensaje también está, en aceptar los constantes insultos como: “indio”, “marginal”, “sucio” ,“tercermundista”, etc.,  y todos venidos desde alguien con acento extranjero mayormente español.
De nada sirvieron estos años de supuesta independencia  de España porque todavía los peruanos seguimos recibiendo ofensas de parte de estos individuos venidos de la península ibérica en connivencia con los grupos elitistas apátridas que manejan dichos medios.
Es que esto no es producto de la casualidad, sino que está muy bien planificado.
Los poderosos que mantienen este establishment tienen a los medios locales como sus parlantes abiertos listos para atacar a toda la población, es como ocurre en Corea del norte, allá, desde los primeros rayos de sol, la población está sometida a himnos , canticos, oraciones, poemas dirigidos a Kim Jong-un, cada minuto, cada hora, toda la población escucha que debe amar a Kim Jong-un, y al final del día, no solo termina amando a  Kim Jong-un, sino, también  a su opresor régimen.
Aquí sucede algo parecido, desde la mañana se escucha un mensaje, pero no para despertar sentimientos a algún dictador,  sino,  con el objetivo de hacer sentir mal a muchos, “bajar el ánimo” a un país entero, con esos titulares, con esas letras de las canciones, con los insultos de sus personajes mediáticos, que les susurran a los oídos de los peruanos que es un “indio marginal”, y que no debe juntarse con sus congéneres, que no debe aceptar su etnia quechua y que debe sentir vergüenza del solo hecho de identificarse con su verdadera cultura que es milenaria,  conminándoles  a aceptar inermes, sumisos y agachados el insulto del extranjero, sobre todo, si este tiene acento ibérico, porque, es su superior, así que,  es el modelo a imitar, sobre todo cuando se trata de insultar a tus propios compatriotas utilizando los mismos adjetivos y al final del día esos millones de escuchadores serán aquiescentes con el expolio, con el no pago  de impuestos de parte de las mineras y sobre todo de Telefónica de España.
Y esto es a diario y lo realizan todos los medios de comunicación o  la mayoría de ellos.
Sin lugar a dudas, uno de los grandes enemigos de la autoestima de nuestros compatriotas son estos medios de comunicación que, paradógicamente, funcionan desde su propio país; y en esta época, un buen gobernante peruano será aquel que logre detenerlos en su malsana tarea de continuar dañando  el aspecto emocional de un  país entero.

Etiquetas: [Cuánto tiempo se quedarán los venezolanos en el Perú]  
Fecha Publicación: 2019-05-15T14:01:00.002-07:00


Ahora sí están por todos lados, y la gran mayoría de ellos quejándose de su situación en el Perú, mientras tanto,  este país sigue compartiendo con ellos sus escasos empleos  y los pocos recursos que cuentan, y que, igualmente, necesitan un buen sector de compatriotas, porque, recordemos, que nuestro país, antes de la llegada de los venezolanos ya disponía con más de 30% de pobres y un galopante subempleo.
Una economía débil como la nuestra limitada a la exportación de minerales históricamente baratos tiene que hacerse cargo de aproximadamente un millón de venezolanos, sin ninguna o poca ayuda exterior  de parte de los verdaderos causantes de este éxodo, y que, según los cables, es consecuencia del pésimo manejo de la economía del régimen de Maduro y del brutal bloqueo económico estadounidense.
Muchos de los venezolanos estacionados aquí, cuando se les entrevista, se les nota, que aun guardan la esperanza de retornar pronto a su país,  creen que su estadía en estos territorios andinos será por  corto tiempo  y los funcionarios gobiernistas  junto con la  prensa también maneja los mismos  argumentos, que la presencia de estos paisanos de Bolívar será  pasajero, incluso, aquellos que están cansados de ellos así  lo creen.
Pero analizando la escena internacional, las capacidades reales de los beligerantes y el discurso de los implicados, etc., nos dan otra visión de este problema  y nos dicen que los venezolanos estarán aquí por un buen tiempo, casi, como los años que llevan los exiliados cubanos radicando en los EEUU.
-¿Y por qué creemos que será así?
- Por estas razones:
Primero: el régimen de Maduro o “chavismo” como aquí lo conocemos, permanecerá casi como subsiste  el régimen cubano que ya lleva más de cinco décadas de existencia.
Segundo: el actual régimen venezolano se sustenta militarmente por Rusia y económicamente por China.
Tercero: la eficiente reinversión rusa de aquellos jugosos recursos producidos por el “boom” petrolero de principios de la década del 2000 se utilizaron en la modernización de su enorme engranaje militar regresándolo  de nuevo a la posición de superpotencia, así que, ya no volveremos a ver campañas como Kosovo, Serbia, Libia, en donde la OTAN se manejó al libre albedrío; el punto de inflexión fue la campaña de Georgia de 2008, y Siria fue la consolidación del nuevo poder ruso, como significó en su época Cavite y Santiago de Cuba en 1898 para EEUU y Puerto Arturo en 1905 para el Japón.
Cuarto: Venezuela no es un caso aislado en el mundo, porque forma parte de un todo, en donde, Rusia  busca regresar a su posición geopolítica que tuvo con la ex URSS y dentro de ello está recuperar los territorios en Europa Oriental ocupados por la OTAN; claro qué, aún no está en la capacidad demográfica de hacer frente a los retos que se le van a presentar en los siguientes años, así que, mientras no logre recuperar sus 200 millones de habitantes que están en Ucrania y los países bálticos, seguirá en desventaja con los Estados Unidos y China.
Quinto: Si en la pasada Guerra Fría del siglo XX  tener a Cuba dentro de la esfera soviética fue muy importante, hoy, con el contexto internacional actual, contar con un país sudamericano como aliado es de enorme valor geopolítico para Rusia y no lo dejará así fácilmente.
Sexto: La última intentona de Guaidó por hacerse con el poder fue un completo fracaso, así que por el momento no veremos en Venezuela alguna Primavera árabe, un Maidán, ni una que otra marcha anti brasileña como las que se produjeron previo al mundial 2014.
Séptimo: En la última entrevista entre el secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo y el presidente de Rusia Vladímir Putin  en el balneario de Sochi, dejaron la cosas de Venezuela como al inicio, o sea, como están congeladas  hace ya casi setenta años el problema de las dos Coreas.
Es por estas razones que la presencia de los venezolanos en el Perú será por una estancia muy prolongada, y si es así, seguramente con el tiempo  se irán mezclando con la población peruana  y en una generación o quizás en dos, estarán completamente asimilados.
Así que, si vez, algún venezolano cerca, ya sabes que,  con ellos será mejor que busques  mecanismos positivos de convivencia, y si eres uno de ellos, no te quedará otra que sumir esta realidad y adaptarte a tu nuevo país.  

Etiquetas: [Casta agusanada]  
Fecha Publicación: 2019-05-12T16:22:00.000-07:00

Las mismas familias, los mismos círculos sociales, los mismos nombres se suceden uno tras otro cuando se trata de identificar quiénes dominan las distintas tientas políticas o quiénes  se reparten los escaños del Congreso, de la alcaldía de la ciudad más importante, o hacen de opositores y también  de gobiernistas.
Pareciera que en estas familias “aristocráticas” eligen dentro de sus vástagos aquellos que cuentan con ciertas personalidades y habilidades para “infiltrarlos” dentro de las distintas hordas mercenarias que aquí están inscritas  como agrupaciones políticas, para asumir en ellas la férrea defensa de sus privilegios en esta especie de huerta postergada.
Si Pablito tiene personalidad bonachona y tolerante con la empleada y las mascotas, seguramente, lo harán ingresar a alguna agrupación de izquierda como “topos” que vociferarán ese libreto progresista y social con ese limitado estribillo digitado que se resume a que el homosexual pueda casarse o no, pero su principal lucha será siempre  jugar  “bajo la mesa” el mantenimiento de toda esta inequidad y sistemas de castas que se sigue manteniendo en el Perú.
Si uno de los hijos es muy religioso, algo degeneradito, racista y ruin,  seguro que el padre lo empadronará en alguna cofradía fujimorista, de Acción Popular, PPC, o quizás en una tribu independiente de color morado.
Este tipo de pendeja repartija no tendría nada de malo, si es que estos grupos no serían tan torpes o miserables.
Es que el problema está en que este estrato social que domina el Perú desde el inicio de la república, está degradado, está corrompido hasta el tuétano, y ya son tantas las generaciones que viven de esta forma que cualquier eugenesia sobre ellos es por ahora  imposible, por eso es muy difícil que cambien toda esta podredumbre que dicho sea de paso difunden gracias a sus influencias a la hora de gobernar esta comarca.
Los Belaunde, los Diez Canseco, los Villarán, los Terry, los Gonzales Posada, Los Lets, etc. en decir, la lista es larga y sobre todo lúgubre.
La última de este oscuro linaje ha sido Susana Villarán, miembro de una de estas familias que describíamos y que los sociólogos e historiadores peruanos han escrito libros enteros que ahora están empolvados.
La izquierda está plagada de ellos y,  ni qué decir, la derecha y también los de centro. Es que estas dinastías están podridas de racismo y una anómala autoestima inflada por una supuesta superioridad, sin ningún sentimiento de pertenencia con este suelo milenario, crían felones y vende patrias, y son “barateros” con su propia tierra, claro está, hay contadas excepciones, que al final solo queda en eufemismos.
Son un riesgo para este país que quiere desarrollar.
Y el drama se agudiza cuando vemos que las clases medias los miran como ejemplos y los imitan, deseando estar junto a ellos y hasta quieren llevar sus apellidos, ir a sus mismos clubes,  arrastrando así a un enorme sector de nuestra sociedad.
Y el pueblo si se mantiene alejado y se instruye solo, seguro que se salvará de toda esta degradación.
No veo que con estas élites el país pueda desarrollar, a menos que yo esté hasta las orejas de alcohol, el futuro seguirá como ahora y como lo ha estado el siglo pasado.
Y todo esto es redundante porque  ya lo dijo a finales del siglo XIX  Gonzales  Prada.
Estos grupos están fermentados  en vicios muy alejados de la disciplina, eficiencia, cohesión, creatividad y autoestima inca y quechua.
Falta una completa renovación en la forma de pensamiento de toda esa élite que domina  la clase política peruana,  y esto no lo van a encontrar en un diplomado  en el extranjero, sino en la lectura de nuestra propia historia; mientras no ocurra esto, seguirá toda esta tragicomedia.
Estamos hablando de rescatar esos valores milenarios dentro de cada una de nuestras familias peruanas. Un pensamiento de solidaridad, de respeto al bien común, a la norma y al estado;  y un firme  desprecio a la corrupción que lleva a la degradación humana y a la extinción  de las sociedades.

Etiquetas: [Desprecio al poder civil]  
Fecha Publicación: 2019-05-07T18:52:00.001-07:00


Si de algo no se le puede acusar a Jorge del Castillo en todos estos años de vida política es que ha sido y sigue siendo un demócrata.
En esta opacidad es complicado otear y predecir lo que  saldrá de todo esto, después del sorpresivo suicidio de Alan García.
Aunque el actual Legislativo esté dominado por un rancio e incapaz fujimorismo, con justa razón, se ha ganado detractores que son aun igual o peor que ellos, aunado a esto, cierto sector de la sociedad exigen orondos un cierre del Congreso, que en estos momentos sería descabellado porque debilitaría aún más  a esta democracia. En lugar de este pedido, debería prevalecer la autonomía de poderes.
Es como un enfrentamiento entre áspides  venenosas de la misma especie con sus conocidos tonos conservadores y derechistas, pero es lo que hay en este patio trasero y será por un buen tiempo, porque la izquierda esta desunida y desaforada, por continuar con ese libreto foráneo y extremista, plagado de ex curas como el tal Arana que ya es pedir mucho  y de chiquillas hippies de la Católica, que es aún peor.
Con la muerte de García y los principales líderes politicastros presos, queda saber quiénes asumirán el nuevo protagonismo en las distintas tiendas políticas en este arrabal.
Mientras esto sucede, muchas veces, en nuestra desgraciada historia, un ciudadano poco instruido en valores democráticos, poco instruido en sí, cuando acumula  demasiado poder  casi siempre se convierte en un aprendiz de tirano y muchas veces hasta en el más sanguinario.
Hace algunas horas, un hecho tiñó con bálsamos dictatoriales al congreso, y no lo decimos por los “dinamiteros” fujimoristas que los hay y muchos, sino, nos referimos  a un personaje que con sus gestos nos recordaron a esas posturas que exhibían aquellos que protagonizaron los casos de matanzas en las “mejores” épocas de la dictadura fujimorista. Fueron  los años dorados de los bravucones, los que te “pecheaban”  porque tienen los chalecos antibalas y los fusiles bien cargados, mataban y desaparecían gente opositora con total impunidad. Muchos de ellos fueron apresados pero se fugaban del mismo Poder Judicial brincando escaleras,  esos rostros y  esos gestos ayer los volvimos a ver en el Congreso de la República durante la sesión de la Comisión de Defensa que se realizó este último lunes en donde se citó a los policías que estuvieron a cargo de la intervención y allanamiento al expresidente Alan García.
Luego que el congresista Jorge del Castillo preguntara a uno de los citados por qué los efectivos utilizaron chalecos antibalas el día de aquella intervención, el interrogado, con una actitud prepotente, procedió a quitarse la casaca que tenía puesta, y desafiante,  preguntó a del Castillo, si se notaba su chaleco o continuaba quitándose también el polo, cuando nadie le había pedido que haga todo ese acto de insolencia.
Como ya dijimos para uno que entiende que  en democracia las Fuerzas Armadas y las Fuerzas Policiales están subordinadas a la autoridad civil, no se puede permitir que uno de sus efectivos se muestre frente a todo el Perú, como alguien que hace lo que le da la gana, frente  a la autoridad civil, que en ese momento lo representaba la investidura del congresista Jorge del Castillo.
Fue una completa falta de respeto y el mensaje está claro, si ese efectivo se cree superior a un congresista y se siente intocable a las preguntas de la autoridad civil, es que estamos ingresando a unos terrenos pantanosos en donde las derechos fundamentales y la integridad de los ciudadanos puedan estar de nuevo en peligro cuando tengamos al frente a personajes como el que desafió al congresista Jorge De Castillo, y él, hizo muy bien, en invitarlo a que se retire de la sala.
Son dieciocho años de democracia, pero parece que aún no se entiende que este sistema debería dar cierto orden, y ese es el respeto al Estado de derecho dado por la autoridad civil, y creo que los que nos gobiernan actualmente necesitan regresar urgentemente a las aulas y recibir un curso intensivo de Desarrollo Personal, Ciudadanía y Cívica.

Etiquetas: [El primer Portaaviones Peruano]  
Fecha Publicación: 2019-04-27T17:22:00.000-07:00


Por esos azares del destino, el único foco industrial verdaderamente importante en este país  se salvó de ser rematado y desmantelado como tantas otras estratégicas empresas públicas durante  la dictadura de Alberto Fujimori Fujimori.
Esta vez la providencia jugó a nuestro favor, porque después de salvarse de ser regalado a algún grupo privado con malas mañas, que lo hubiera desaparecido para dar paso a otro foráneo, el Servicio Industrial de la Marina (SIMA-PERÚ) con el correr de los años ha logrado desarrollar un nivel  tecnológico  y  competitivo dentro de la industria naval,  que lo colocan en una posición competitiva con otras de su tipo en el mundo.
La última botadura del BAP Pisco, un impresionante buque de asalto anfibio, completamente fabricado en nuestro país, nos demuestra  que la industria y la tecnología naval peruana están en condiciones de construir  buques aun de mayor manga y eslora.
El mar peruano, a pesar de la depredación por extraños, aún sigue siendo uno de los más ricos del mundo,  y sus costas permanecen aún extensas, y como estas dos, hay  muchas más razones como para que nuestro país ya posea un Portaaviones, pero uno construido en nuestros propios astilleros y con tecnología nacional, claro está, realizando previamente ciertos convenios con países expertos en el tema, que los hay.
Hace poco tiempo, esos corruptos, los constreñidos, los pusilánimes, los negociadores de mercachifles, esos que venden gato por liebre, y que siempre los hay por aquí y hasta en la misma China, estos desmedrados de patriotismo o vendedores de humo, estaban sugiriendo comprar chatarra (una costumbre tan común en Latinoamérica) como el portaaviones ligero español Príncipe de Asturias (R11)  dado de baja en el año 2013, y creo a estas alturas desguazado. 
Comprar un buque usado, está demostrado que sería nefasto para el Perú, porque no ayudaría al crecimiento de nuestra industria nacional y, sobre todo, no daría esos numerosos  empleos que acostumbra dar la  construcción de este tipo de naves.
Cuando los españoles navegaron por primera vez las costas del Tahuantinsuyo, las huestes de Pizarro confundieron algunas embarcaciones incas con europeas, demostrando los antiguos peruanos los avances que en materia de navegación habían logrado.
Hoy se desconoce que las élites del señorío Chincha  fueron grandes comerciantes y esto les llevó a utilizar el mar como principal vía de comunicación y a construir  embarcaciones para llevar sus productos; dichas naves necesitaron constantes mejoras  que, con el tiempo y el esfuerzo, los llevó a alcanzar distancias cada vez más lejanas como  la misma Centroamérica.
Los Chincha, fueron los fenicios del antiguo Perú, que al  fusionarse con los incas, les heredaron esos conocimientos en navegación,  y estos, lo desarrollaron aún más, llevando al Inca Túpac Yupanqui a organizar una expedición a la Polinesia en el siglo XV.
Durante la época colonial, los barcos del Callao llegaron a fondear constantemente en Manila, y durante la República, si el Perú no hubiera caído en el caudillismo y su caos, seguramente las Galápagos y las Marquesas serían parte de nuestra influencia en el Pacifico sur.
La Guerra del Pacifico significó la destrucción de aquella  Armada que con gran  esfuerzo organizó el almirante Martín Guise. Tuvimos que esperar hasta la década de los setenta del siglo XX para ver recuperada a nuestra flota naval; luego, siguió un periodo de estancamiento, hasta que en la segunda década de este nuevo siglo se comenzó a ver de nuevo cierta actividad.
Cómo ya hemos visto, la construcción naviera en el Perú es una actividad tradicional, y siguiendo con esta tradición, nuestra armada debería contar con un  Portaaviones de alrededor de 11,000 toneladas de desplazamiento, este sería el tipo de buque insignia que estaría a la altura de la grandeza de nuestra historia naval, pero este debe ser construido en los astilleros del SIMA - PERÚ,  los mejores en esta parte del Pacífico.
Y si hacemos algo de memoria, en la anterior dictadura de Alberto Fujimori, según la Pontificia  Universidad Católica del Perú, se desaparecieron mas de 6 mil millones de dólares; y PPK, en 1969 entregó  2,000 mil millones de soles de dinero peruano a la IPC; entonces, antes que esto vuelva a ocurrir, por qué,  con una cifra mucho menor que las anteriores, no hacemos realidad el primer portaaviones  peruano.  

Etiquetas: [La mordida del perro simpático]  
Fecha Publicación: 2019-04-20T01:54:00.002-07:00


Qué apetecible debe ser el Perú para los que se lo llevan a montones. Los atrae como la miel a la mosca, o mejor dicho, como el veneno atrae  a las moscas. Es una seducción tan enfermiza que los empuja a volver como los culpables regresan al escenario de sus crímenes.
En el pasado cayeron en la tentación  Almagro y Pizarro, que no lograron disfrutar de todo el botín inca sino que comenzaron una disputa que los llevaría a matarse entre ellos.
Varios han caído en esta peligrosa provocación, desde conquistadores, políticos, dictadores y traficantes de influencias; recientemente ha sido PPK,  otro de los que se aventuraron en estas expediciones por estos territorios aparentemente dóciles.
En la segunda mitad del siglo XX, mientras el mundo era testigo de las  protestas de mayo de 1968 en Paris y en México el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz con sus  matanzas de la plaza de Tlatelolco finalizaba ese importante periodo progresista y desarrollista  que algunos denominaron el “milagro mexicano”; aquí en el Perú, no hubieron protestas de este tipo y no porque la gente no estuviera descontenta, sino, porque era muy conservadora y religiosa, y ese tipo de pedidos no calaba en esas almas pías y desinformadas, así que, no se enteraban de estos acontecimientos o simplemente no les llamaba la atención, pero, eso no significaba que las aguas de la política no estuvieran muy movidas.
Bueno, pero no nos desviemos del tema, aquí lo que se trata es hacer un recuento de cómo fue la travesía de PPK por estas territorios peruanos.
Ese año de 1969 PPK salió huyendo del país por la puerta falsa, escondido, no como hace tres días ese misterioso personaje en el asiento de atrás de la camioneta de Alan García, sino que, fugó del Perú por la frontera con Ecuador dentro de la maletera de un Volkswagen. La justicia peruana de esos años buscaba a PPK  por  ser uno de los responsables de que se haya remesado a la IPC S/2.000 millones del erario público, una exorbitante cantidad de dinero de aquella época.
Obviamente, PPK no se quedó zaceado con todo esta orgíaorgía de dinero, sino que, regresó al Perú para seguir haciendo sus negocios, ahora con el   beneplácito del gobierno de Fernando Belaunde Terry  del cual fue uno de sus ministros. 
Durante el gobierno de Alan y la dictadura de Fujimori no se supo mucho de él, pero fue en el gobierno de Alejandro Toledo que regresa a Lima para ser de nuevo protagonista.
Estamos hablando de que este personaje dominó o tuvo enorme influencia en el Perú en materia económica y transacciones comerciales durante los últimos casi sesenta años.
Parece que sus exitosos negocios en este país, en todos estos años, lo hubieran sacado de la realidad, tanto que, lo hacía ver a esta comarca como un feudo al que  debería gobernar formalmente dejando los papeles secundarios para ser la cabeza visible presidiendo un gobierno, y se confió, y como tantos otros,  es atraido por ese embrujante  canto de sirena, y así, postuló a las últimas Elecciones Generales. 
Fue elegido presidente del país que tanta dicha y dividendos le había regalado, pero él solo lo veía como una tierra conquistada, como Walker miraba a Nicaragua en 1856, y la boca de PPK lo traicionó, no juramentando por plata como ese congresista ya fenecido,  sino, llamando al Perú como un simple “Perro Simpático”.
Es paradójico, saber que la justicia y la democracia de ese país que despectivamente denominó “perro simpático” hoy esté a punto de tenerlo entre rejas.
Definitivamente, estamos pasando por un periodo muy importante en nuestra historia quizás sea de transición  y de lucha de poderes, así como se encuentra el resto del mundo. El tiempo nos dirá a dónde nos llevarán  estos vientos, tal vez a seguir el mismo camino de antes  o esta vez quizás será una ruta algo distinta.     

Etiquetas: [El Beato de la corrupción]  
Fecha Publicación: 2019-04-18T00:58:00.001-07:00


Este país no deja de sorprendernos, ahora con la muerte del personaje Alan García, que junto con Abimael Guzmán y Alberto Fujimori, formó parte de esta especie de trilogía del mal, causantes directos del recrudecimiento de los principales problemas que arrastramos los peruanos hace buen tiempo.
Bueno, a estas horas después de los comunicados oficiales, y todo ese conocido ajetreo de los medios que ya de por sí han perdido total credibilidad, solo quedan preguntas sin contestar y respuestas vagas e incoherentes.
Pero, lo que sí es real, es que este personaje político creado a comienzos de los ochenta por los mismos medios que hoy lo están enterrando ha cumplido su ciclo. Así que ya no tendremos las peroratas desequilibradas apoyando el fanatismo ágrafo religioso, la corrupción como modus operandi, y el racismo incoherente y bobo.
Una solitaria amputa flor, y hasta creo de plástico, tirada ayer en la tarde en la puerta de su domicilio, reflejaba ese rechazo mayoritario de la población peruana hacia este personaje que siempre confundió a  sus compatriotas con párvulos a los que se podía timar y patear. Tenía orígenes andinos, del Cusco, y, paradójicamente, fue un encarnizado difamador de personajes del incanato, fue un visceral racista que no se quedó solo en insultos, en conversaciones o burlas, sino, que lo puso en práctica con los nativos que masacró en la zona de Bagua.
Los últimos años sus problemas mentales le pasaron factura a tal punto que comenzó a patear y llamar imbécil hasta a su sombra.
Su final fue tan medroso como tantos otros personajes despreciados por la población que cuando están acorralados eligen siempre el suicido antes de ser expuestos al juicio de los que burlaron y maltrataron con total impunidad, anteriormente ya lo hicieron Hitler y tantos otros sanguinarios delincuentes.
Su triunfo casi  “milagroso” en las Elecciones Generales del 2006 lo volvieron mucho más supersticioso tanto que se convirtió en un fundamentalista religioso, ese fanatismo, le llevó a cometer flagrantes errores, como aquella vez, ebrio de fervor, habló en público sobre  sus amigos brasileños que le dieron el dinero para construir su Cristo del Pacífico, torpeza que a la larga le perseguiría hasta sus últimos minutos de vida.
Alan García no quiso darle gusto a esos millones de peruanos que querían verlo entre rejas, es que para su desmesurado ego la corrupción no era uno de los más grandes problemas del país, para él, era una forma de vida, era su mayor convicción; tanto que, hasta después de muerto sigue obstaculizando las investigaciones sobre esta enorme red  que alcanzaría hasta jueces, periodistas, políticos, testaferros, concubinas, discípulos, es decir, una enorme población que seguramente al escuchar su fallecimiento estarán respirado más tranquilos.
Alan al final se inmoló por toda esa corrupción que aún sigue vivita y coleando, y todos los miles de corruptos que aún están ocupando un cargo importante y depredando nuestros recursos y difundiendo todo este cochambre con su impune accionar.
Ellos, justamente, los que viven bajo el mandato de la corrupción lo beatificarán como uno de sus principales patronos  que  nunca  pagó sus culpas ante la justicia.
Alan García refleja un país  y una generación de sinvergüenzas que se han venido manejando por la coima por lo ilícito y que hicieron fortuna gracias, no a un trabajo honesto, sino, de beneficiarse de este entorno con instituciones débiles, justicia corrupta, oligarcas corruptos, periodistas corruptos, curas corruptos, y una población ignorante, que al final por su enorme número siguen manteniendo este subdesarrollo y tercermundismo.
Su desaparición debería significar para los peruanos el inicio del fin de toda esta corruptela o al menos el compromiso para acabar con esta forma de hacer política, esta corrupción generalizada, que al final solo trae subdesarrollo y para sus protagonistas infiernos permanentes y finales trágicos.
El siglo XXI para el Perú debería comenzar hoy, estos hechos debería significar el nacimiento de un país distinto uno que busque la prosperidad en democracia en base al trabajo limpio, creativo e inteligente.
Ya no se debería seguir con esta corrupción que viene desde el mismo nacimiento de la República y que ha continuado hasta nuestros días y en el que han destacado este tipo de personajes que hunden a todo el país junto con su biografía.

Etiquetas: [Los candidatos de los medios basura]  
Fecha Publicación: 2019-04-14T13:33:00.001-07:00

Lima, sí, esa cloaca de casi 9 millones de habitantes ha llegado a un nivel de degradación que es un peligro para un  lucido arequipeño acercarse a pocos metros de alguno de sus pobladores.
Es el mayor lugar de quechua hablantes y son a la vez los mayores y más viscerales opositores a que el  idioma nacional e histórico de los peruanos sea enseñado en sus escuelas.
La gran mayoría de ellos podrán tener la piel clara o más oscura pero se homogenizan cuando buscamos y encontramos en sus rostros rasgos indígenas, lo cual, les sigue pareciendo un insulto. Patéticos.
Adoran ser como blancos, se sienten tan disminuidos que siguen con esos prejuicios y torpezas de sentirse pertenecientes a una supuesta “raza inferior” así que la única lotería para acabar con su desdicha  será  buscar la manera de verse lo más “blanco” posible o por lo menos parecerse algo, aunque esto signifique pasar por el quirófano y arriesgar su propia vida en un improvisado mesón sanguinolento de esas clínicas privadas de cirugía plástica.
Perecía que el hecho de tener internet les ayudaría a leer algo más de lo acostumbrado, pero, no ha sido así, porque la red solo lo utilizan para seguir en el Facebook al pelotero de turno o al santo o la virgen de la semana. Se han vuelto más idiotas que antes, y una muestra de ello, es que siguen fielmente lo que dice la prensa basura y toda esa letrina que bota la “caja boba” como cuando en la última elección municipal se dejaron influir para votar al candidato Muñoz que ahora se está llevando con sus contratos sobrevaluados una enorme tajada  de esta juerga descomunal de corrupción que se sigue manteniendo.
Esos prejuicios y estereotipos de que todo lo blanco y “gringo” es mejor, no se les ha quitado con esta era de la información, todo lo contrario, siguen con estas primitivas conductas y pensamientos de los pasados  siglos XIX y XX.
Ahora el último de estos personajes que  hacen famoso y colocan como candidato protagonista esa prensa basura ha sido al ex pelotero George Forsyth, un mediocre ex portero, un cero a la izquierda en el estudio, un inútil en las canchas, pero eso sí, tuvo y tiene la suerte de tener un papa político y ex congresista.
Lo único que ha hecho es supuestamente limpiar el emporio de Gamarra de la ciudad de Lima, cuando lo real es que todo ese desorden lo a reubicado a otras calles circundantes o a los distritos aledaños. Pero esto nadie lo nota.
Esta erradicación de ambulantes o  iniciativas parecidas en una ciudad como Lima o de cualquiera en el Perú es solo un burdo maquillaje al problema, porque estos comerciantes ambulantes  son solo la expresión de una sociedad que tiene la particularidad de ser descendientes de una cultura milenaria como la peruana o la persa, por ejemplo, en donde este tipo de mercadillos son parte de nuestras culturas.
Lima no es Santiago ni Buenos Aires, menos una urbe mediterránea del sur de Europa, Lima es una ciudad andina, chola,  india mayormente, no es occidental, y si quisiéramos buscar alguna ciudad parecida a ella tendríamos –aunque les duela a muchos- que buscarlo en  medio oriente o en el sudeste asiático porque la supuesta Ciudad de los Reyes está  más cerca a una urbe Indú que a Montevideo.
Así que este tipo de iniciativas de supuesto orden occidental en una sociedad milenaria y andina como la nuestra será como querer que Bangalore tenga el rostro de Bristol, y eso es una completa locura.
Aquí lo que ocurre es que los oligarcas que mantienen esta juerga están desesperados porque se acerca el 2021 y como por el momento están colaborando con esta democracia y aunque esto les cueste mucho, saben que han sido descubiertos por la gente que no quiere seguir manteniendo esta inequidad, el subempleo, el robo de las AFP, y tanto expolio que está ocurriendo en este momento; así que, seguirán jugando con el público y, como así también lo hicieron con Muñoz,  les buscaran ese tipo de candidato o aquella agrupación  política que se acomoden a sus intereses,  y así, con mayor seguridad, puedan continuar con toda esta murga decadente.  Ahora muestran a Del solar, Belaunde,  Forsyth o Guzmán, y, este  mediocre listado seguirá creciendo intentando reemplazar a sus mercenarios apristas y fujimoristas que hoy están más desprestigiados que los asesinos en serie.

Etiquetas: [Pérez Reverte y el apellido del imbécil]  
Fecha Publicación: 2019-04-06T15:21:00.000-07:00


Está claro entonces, algo positivo tenía que salir con la polémica desatada por la carta de AMLO exigiendo un justo perdón a los herederos de los que hace 500 años mataron a 60 millones de seres humanos.
Y quién mejor para darnos luces sobre este problema que las palabras de uno de los españoles actualmente de mayor solvencia y seriedad intelectual, Arturo Pérez Reverte, que a raíz de esa misiva,  el escritor respondió, textualmente: “Que se disculpe él, que tiene apellidos españoles y vive allí. Si este individuo se cree de verdad lo que dice, es un imbécil. Si no se lo cree, es un sinvergüenza.”
Si interpretamos las palabras del autor de la serie “El capitán Alatriste”, tiene justa razón.
¿Cómo en estos temas puedes criticar a España o defender a tus nativos americanos, cuando llevas un apellido español?
Y es cierto, no puedes estar en desacuerdo, completamente, con esa carnicería, si sigues llevando esos apellidos de origen español.
Muchos de los que criticaron a AMLO en México y Perú, tenían apellidos de origen español lo cual les hacían identificarse más con los conquistadores españoles que con los indígenas y a pesar que muchos de ellos tienen  dentro de su ADN un gran contenido amerindio. Lo que debería ser la indignación de un continente se reduce a pocos porque pocos han desarrollado una identidad coherente con el suelo que pisan y en donde –dicho sea de paso- han nacido.
Esos apellidos de origen hispano son un lastre cuando se quiere formar una nación en México como en el Perú. Esos apellidos hispanos manteniéndolos como signo de identificación en  los Andes y dentro de  la población mestiza, nativa o andina,  es como seguir manteniendo esas antiguas cadenas o esas marcas en la piel que le hacían a sus antepasados  los indios, hechas con el hierro fundido del español.  
A través de la historia de Latinoamérica y, del Perú sobre todo, esas iniciativas que han intentado crear una identidad nacional o poner la primera piedra para nuestro desarrollo soberano han tenido grandes probabilidades de caer en un completo fracaso cuando él que lo hacía llevaba ese apellido español, o han existido los  aculturizados, como Humala, que a pesar de tener apellidos aborígenes detestan cualquier vínculo con sus ancestros y su cultura y se han comportado como verdaderos lacayos.
Un tártaro con apellido ruso, el negro con apellido inglés o francés, el kurdo con apellido turco y el quechua con apellido español, siempre serán serán seres humano débiles y proclives de traicionar a su verdadera nación. En el Perú el 75 % de la población debería tener un apellido de origen quechua como hace más de 100 años, pero esto no ocurre por una campaña sistemática que obliga  a nuestros compatriotas a  cambiarse el apellido a uno occidental (español mayormente), asiático y hasta se ha visto el caso de ponerse uno hindú. Pero no hay mal que dure cien años (o quizás doscientos), de eso estamos seguros.
La pena, el desequilibrio, el estrés o como le llames, como peste endémica han cubierto al Perú, y el dinero como ansiolítico  no lo está calmando. Esta pandemia ataca más a los aculturizados, a los débiles, a los que no pueden fortalecer su autoestima asumiendo su verdadera identidad étnica, son enormes grupos de indefensas crías que están por todos lados. Y son a los que el occidental mira por sobre el hombro y los consideran unos “imbéciles” porque esto a pesar de estar tan claro, se niegan a aceptarlo.

Etiquetas: [Un perdón más que merecido]  
Fecha Publicación: 2019-03-27T21:55:00.001-07:00


Hasta que se escuchó algo que valga la pena y que  salga de ese  trillado libreto de fantoche  que últimamente caracteriza a los mandatarios de la  Alianza del Pacífico.
Desde la época de Lázaro Cárdenas del Río no se veía algo parecido. Hoy México ha dado un giro de 360° con  Andrés Manuel López Obrador, liderando al hemisferio latinoamericano al levantar la poca dignidad que aún queda al sur del Río Grande  hasta Tierra del fuego.
Exigir disculpas al Papa o al Rey de España por el genocidio de los pueblos originarios en México o en el Perú, es como pedir peras al olmo, pero al menos hay que recordarles lo que hicieron sus antecesores o a los que ahora representan.
Es entendible la reticencia del Vaticano conocidos en el mundo  por ser connivente con sus numerosos acusados de pedofilia.  Si por estas razones no se disculpan menos lo harían por esos millones de nativos que eliminaron al imponerles su religión.   
Lo mismo ocurre con el nuevo rey de España, Felipe VI, el rostro de una monarquía que por su accionar se parece más a un califato magrebí. Coronado a espaldas del pueblo español, blindado en su palacio mientras afuera las cabezas rotas de jóvenes exigían un referéndum democrático para consultar al pueblo si continuaba o no ese régimen heredero del franquismo. La represión antidemocrática sobre Cataluña y la proliferación de la censura habla claramente que el régimen monárquico español no es un buen referente para aprender lo que debería ser una democracia.
Es que el daño ha sido enorme  y  no forma parte de una leyenda negra sino que es muy  real y aún está vigente carcomiendo las iniciativas para que algún día brote una verdadera identidad nacional dentro de los pueblos latinoamericanos.
Y no es solo porque destruyeron a dos culturas (aztecas e incas) que son la admiración en el mundo entero sino que pareciera que la actual España es una “mala influencia” para todos los que hablamos este idioma a este lado del charco.
Nos afectó mucho su papel disociador que nos heredaron y que fueron las causantes directas para que no siguiéramos el ejemplo de federación y descentralización  de las trece colonias inglesas.
Deben disculparse  por su histórico fundamentalismo religioso que ahoga la ciencia y la creatividad del ser humano.
Pedir perdón  por sus torpezas para gobernar  al no tener los cojones para realizar las reformas debidas que lleven a sus pueblos a la modernidad, la misma pusilanimidad, retraimiento y subordinación que han transmitido a tantos grupos gobernantes en Latinoamérica para no atreverse a sacar del subdesarrollo a sus respectivos países.
Sí, están obligados a disculparse con México y con toda Latinoamérica porque son un mal ejemplo, pero también nos dan ese manual de qué no se debe hacer para que un país avance.  
Muy distinto sería si fuese una República Federal. Parece sencillo. Son esa lucidez y sensatez, elementos escasos en la cultura hispana, pero eso sí la corrida de toros, el relajo, y la improvisación, son los ingredientes que nunca faltarán en esa paella ibérica.  

Etiquetas: [Ir de putas]  
Fecha Publicación: 2019-03-23T14:49:00.003-07:00


La puerta está bien  cerrada con llave, nadie saldrá esta noche.
En esta juerga no pueden faltar las culonas ni las rubias “al pomo”  ni los proveedores de la cerveza.
El guachimán está alerta para que no se filtre ningún “paracaidista” menos los soplones en ese último piso del municipio de José Luis Abascal y Picoy, es que es la juerga de la típica institución corrupta. La pollada en el patio trasero está en su mejor momento, revuelta y con grandes parlantes chuponeándolo todo. La música de Maricarmen Marín acompaña las carcajadas de Magaly Medina mientras publica el lento proceso de extinción de la modelo Angie Jibaja.
Esa nueva crisis ministerial provocada por la renuncia de Cesar Villanueva no tuvo tanto eco como el protagonizado por el congresista puneño Yonhy Lescano que, paradójicamente, detesta el idioma aymara y prefiere siempre el producto importado; parece que se dio cuenta que necesitaba de un escándalo para ser presidenciable porque no le bastó interpretar el mismo papel que también lo hizo en vida Henry Pease haciéndose pasar como un “rojo” izquierdista, cuando es uno  de los más conservadores, macerado en las filas grisáceas y arcaicas del derechismo hipócrita y colonial de Acción Popular,  ahora gracias a sus “patas” le quieren dar la imagen del semental y acosador.
Un año del gobierno de Vizcarra y su imagen como presidente sigue cayendo como esas fotografías de mandatarios intrascendentes que cuelgan sobre clavos oxidados en esa pared de quincha y barro de una sucia UGEL. Desde Felipillo no se vio semejante ridiculez, un  presidente moqueguano con ese frac amarillo, mientras el país sigue en piloto automático y con un personaje sin luces aferrándose en el cargo.
A dos años del bicentenario debería de adelantarse las Elecciones Generales para que esas fiestas  tengan algo de coherencia con lo que espera la población.  
Y a propósito del nuevo gabinete, este, no sorprendió a nadie,  porque sigue teniendo esa imagen frívola y teatral, y que mejor rostro que represente todo esto que el nuevo premier Salvador del Solar.
El único momento aterrador lo sufrimos en Arequipa cuando nos enteramos que dentro de las voceadas para integrar el nuevo gabinete estaba el nombre de una ex gobernadora regional, para tranquilidad de todos, solo fue una falsa alarma.
El Perú no es ni será occidental, a pesar de la enorme influencia que sufrimos desde hace quinientos años, así que aquellos alcaldes de apellidos nórdicos y con meninges de peloteros, deberían respetar estas características dentro de la población peruana  una  de cuyas manifestaciones es  sobrevivir mediante el pequeño comercio ambulatorio, obligado porque han sido abandonados por el estado, cuyos gobiernos permiten sueldos bajos, y en donde,  las condiciones laborales son de las más deprimidas de la región.
El hollín y la grasa se han mezclado mucho y han cubierto toda la comarca y ahuyenta caminar por sus calles. Mientras tanto Guaidó sigue "resistiendo" y aquí sus representantes son bien vistos solo por los grupos fujimoristas y apristas.

Etiquetas: [Walter Aduviri y el aimara bamba]  
Fecha Publicación: 2019-03-05T22:30:00.002-08:00


Esos tres siglos de colonialismos español y los casi 200 años de república criolla le han sacado la mierda al indio, al cholo, al nativo; tanto que los sobrevivientes quedaron tan desorientados y con un enorme conflicto interior. Es una lucha entre reconocerse con una identidad originaria  pero a la vez entra en conflicto porque aun arrastran conductas heredadas de aquellos que los mantuvieron oprimidos por centurias.
Como muchos asalariados de los que mueven los hilos, en estos últimos años el nombre de  Walter Aduviri  ha estado al lado de las protestas y la toma de carreteras, como un “Evo Morales” pero “bamba”  creado para el único fin de minar con violencia y división el resurgimiento andino.
Parecían que sus reclamos eran justos, viniendo de una región como Puno que sufre tan marcada pobreza y desnutrición infantil, Aduviri,  escandalosamente y levantando las banderas de la reivindicación de lo andino de lo aimara, hasta ahí, parecía creíble ver que estaba apareciendo ese líder que el abandonado altiplano necesitaba; pero estábamos equivocados porque apenas se estableció en el poder formal como gobernador sus acciones nos han mostrado a una especie de “topo” puesto como protagonista para atacar y destruir este resurgimiento andino que se está viviendo en esta época.
Y esto Aduviri lo hizo notar los últimos días al mostrarse necio y hostil  frente a Cáceres Llica  cuando la situación solo le exigía  buscar ese consenso que beneficie al grupo de población que ellos representan y que sufren el centralismo limeño.
Aquí no se trata de quedarse sin agua o liarse a golpes en esta especie de conflicto limítrofe creado por torpes caciques que han heredado la ambición y desunión de sus antiguos amos españoles.
El mundo andino se ha caracterizado desde hace miles de años por su reciprocidad, por el vínculo,  por buscar siempre la unión de los pueblos que habitan estos territorios, ese ha sido el camino histórico, hasta que llegaron los españoles y trajeron su cultura egoísta miserable, desligada, esa que trajeron desde la península, la desmembración que proponen los califas en sus  taifas que hasta ahora divide España y a esa parte de América que habla castellano y que ha sido una de las razones por la que no prosperaron los planes de Bolívar o Santa Cruz y tantos otros proyectos lucidos para unir a los pueblos latinoamericanos.
Aduviri actuó de la misma manera que llevó a Pumacahua aliarse a los españoles para  luchar contra el propio Tupac Amarú II.
Es esa mala herencia hispana de pelearnos entre connacionales y Aduviri es uno de ellos, un poblador altiplánico aculturizado que en el fondo no piensa ni siente como aimara y que solo realiza sus actos con chamanes y pagos a la tierra con el mismo histrionismo de PPK cuando habló  en quechua durante su mensaje del 28 de julio.
Politicastros, que levantan la Wiphala aprovechando el contexto,  pero son un fraude, demagogos de los que muchos han aparecido aprovechando la desesperanza del pueblo y su espera de ver concretizado ese mesianismo andino, llegan al poder solo para para beneficiarse a costa del caos que originan, el subdesarrollo y la corrupción.
Walter Aduvir no es un antisistema porque es parte del sistema, juega a su favor cuando busca desprestigiar con violencia de mercenario la cultura andina cumpliendo un papel disociador con sus pares, mientras tanto, se olvida descontaminar el  lago Titicaca, pensando  más en la violencia antes que construir solidariamente un pensamiento que rescate la cultura andina milenaria al que debería pertenecer.
Es que es solo eso, otro mercenario del caos que Puno y el altiplano pagarán las consecuencias.

Etiquetas: [Mario Vargas Llosa y el antipático cadáver]  
Fecha Publicación: 2019-02-28T15:43:00.001-08:00


Parece que esta etapa de la vida de Mario Vargas Llosa lo cubrirá con una atmosfera espesa y gris de frivolidad  y huachafo conservadurismo.
Es que el premio nobel se muestra renuente a aceptar una realidad que se observa  sobre todo en la ciudad que pone jactancioso como su lugar de nacimiento.
El día de ayer en Madrid, en la inauguración de una feria de arte contemporáneo, el autor de El pez en el agua afirmó, según El país,  y textualmente, que el indigenismo como visión dogmática que reivindica el Perú autóctono ajeno a las influencias externas, “está muerto”.
Descomunal superchería que pregona   sin escrúpulos al censurar o negar lo que está ocurriendo en el Perú los últimos años, esa revaloración de la cultura andina, claro que esta especie de resurgimiento andino se da silenciosamente, de forma oral, resguardada entre catacumbas, en la redes sociales o dentro de las familias, entre cuatro paredes, alejados por seguridad de Palacio de Gobierno y del Congreso, distanciados y ajenos  a los grandes medios de comunicación.  
Ese indigenismo o la valoración de esta cultura milenaria que a estas alturas se sabe por las evidencias encontradas que fue superior a la traída por los forasteros en sus carabelas, está más viva que nunca pero ya no se muestra quizás como lo vivió y observó Vargas Llosa con sus prejuicios en la primera mitad del siglo XX porque ahora es más sofisticada.
En el último censo nacional más del 20 % de peruanos se identificaron como pertenecientes a la etnia quechua y cada vez crece en gran parte de la población nacional el pedido de la enseñanza del idioma quechua en las escuelas de todo el país.
Hablar quechua es sinónimo de orgullo.
Incluso en la región Arequipa hace algunos meses en las últimas Elecciones para   Gobernador triunfó en las urnas el candidato que levantó las banderas de lo indígena, de lo precolombino, de lo nativo, de lo autóctono, superponiéndolo a lo hispano y occidental.   
La tolerancia de Mario Vargas Llosa llega hasta su Rubicón. Su civilizado respeto  finaliza cuando se enfrenta a sus prejuicios que aprendió desde niño, ese racismo y menosprecio a la auténtica cultura peruana, que hipócritamente lo oculta  pero que aflora  cuando tiene que tocar estos temas. Es el mal de una importante minoría por acá, que los vuelve ciegos y sordos como el más extremista yihaidista y obtusos como los más tercos del politburó comunista antes del desplome soviético o como el fundamentalista racista e hispanófilo director del diario El Pueblo de esta ciudad andina llamada Arequipa.
Es un pesado muerto que arrastran toda esta gente, son los infelices “boers” que viven en medio de los Andes, que les apesta el  entorno originario y que preferirían mil veces estar como Vargas Llosa mirando y oliendo los pedos de los que ellos en su degradación consideran superiores.   

Etiquetas: [Roma]  
Fecha Publicación: 2019-02-12T00:38:00.001-08:00


Ahora que el histórico triunfo de Andrés Manuel López Obrador lo hace ver mucho mejor a México,  su cine, como era lógico, tenía que impregnarse de algún rasgo  de conciencia social  desempolvando aunque sea tímidamente el racismo, la misoginia,  los grupos paramilitares conservadores y las gigantescas diferencias económicas y sociales que sufre la sociedad mejicana.  
Para comenzar, el  cartel que eligieron para esta película  te  recuerda a  Luperca amamantando a los gemelos Rómulo y Remo, pero cuando te vas acercando, te das cuenta que eran solo unos niños jugando en la playa y, que de italiano esa película mejicana solo iba a tener el nombre.  Podría haber parecido otra obra más de Cantinflas haciendo de los tres mosqueteros, representando a un  México (como podría ser también Guatemala o Perú) sin identidad, queriendo ser inútilmente ese occidente que profesa tanto, una novela trillada de un país “indio” que sueña con un rostro caucásico. No llegó a tanto.
Será que vivo en el Perú y estoy harto de su cine mediocre usurpado por una minoría alba y analfabeta, que sigue manteniendo  a la empleada como una ilusa india iletrada que a duras penas se comunica con un indescifrable idioma en un ambiente sórdido, mientras los “blanquiñosos” son los buenos y caritativos, los civilizados, pero tan torpes que viven alejados de la idea de nación, unos extranjeros en su propio país desconociendo la cultura de su tierra, reduciéndose a ser verdugos de su auténtica cultura precolombina. Algo parecido se encuentra en esta film, prolijo en silencios. Mutismo que sufre también algunas realizaciones peruanas, quizás se debe a una cuestión cultural, porque gran parte de los peruanos como los mexicanos, desde su memoria intrauterina no olvidan que durante miles de años se comunicaron con otro idioma y por eso  les cuesta ahora leer y hablar ese castellano impuesto a golpe de látigos y garrote.  
Esperé un guion agresivo, uno que despierte revancha o por lo menos la indignación nacional por los atentados de lesa humanidad que ocurrieron en ese País como las matanzas de Tlatelolco, pero solo dejó remanentes para tratar el tema desde la cómoda visión de  Alfonso Cuarón,  un mejicano clase mediero que sufre todos los días su propio  “American Dream”. Lo más repulsivo de la reciente historia mexicana se tocó de forma apresurada casi al final de la película. Lo que quizás hubiera despertado la indignación en el espectador hasta exigir que se reabran  los casos de atentados a los derechos humanos en México hábilmente quedó en segundo plano  para resaltar  el abuso en contra de la mujer,  que no diferencia clases sociales, porque lo pueden sufrir tanto la profesional blanca como la indígena analfabeta y pobre.
La película, en sí misma,  es larga, tediosa y casi muda, sobrevalorada, un grito tímido de protesta  tratando de rescatar aquellos conocidos sectores maltratados en un país o de cualquier otro país al sur del Río Grande,  que es la raíz del problema, según Trump, y que, para alejarlos les está construyendo un enorme muro.
Lo sobresaliente del film fue la destacada participación de Yalitza Aparicio. El momento del parto frustrado con sus escalofriantes gemidos traspasó la pantalla, y quién mejor para expresar fielmente  el dolor humano que el rostro de un indio latinoamericano.
Un final predecible en donde el blanco es el bueno y protege al sufrido indio, desperdiciando la oportunidad  de atreverse a reclamar  que estos prejuicios y falta de sentido de pertenencia con su cultura precolombina es la principal causa de que estos países estén condenados  a la degradación y la subordinación.

Etiquetas: [Patio trasero]  
Fecha Publicación: 2019-02-07T09:25:00.000-08:00


Transcurrido  el tiempo prudente llegamos a la conclusión que este gobierno no da más. Este ansiolítico tuvo corta duración, fue efímero, porque solo hizo efecto mientras rodó la cabeza de keiko, faltó Alan el premio mayor, pero el  Idi Amin del aprismo tuvo el tiempo suficiente en la embajada de Uruguay para organizar a su poderoso séquito y cavilar lo que estamos viendo, la desestabilización de este régimen fortuito nacido de la improvisación.
Un gobierno vulnerable porque nadie lo eligió era lógico que tenía que mostrar pocas luces teniendo los recursos.
Hay dos países dentro del territorio peruano: uno representado por el ejecutivo y el legislativo, y el otro el que vive la mayoría de peruanos. Es la llamada República de indios y la Republica de los españoles de la época colonial y que seguimos sufriendo, lo que nos demuestra que a pesar de los dos siglos transcurridos desde la independencia política del yugo español seguimos con el mismo problema.
Dos mundos paralelos  muy distantes uno del otro.
Y esto se nota en la política, puesto que, cada decreto, cada acción, solo se hace para favorecer a todos menos a los peruanos que estamos aún en esa República de indios desfavorecidos. La preocupación y la ayuda son siempre para todo el mundo menos para los connacionales que están sufriendo el desempleo, el hambre y la enfermedad.
Comenzando este nuevo año, un hacinado gueto de la capital  fue anegado por un mar de aguas servidas y, el ejecutivo y legislativo con sus diplomáticos, más se preocupaban en buscarles cobijo y empleo a los refugiados venezolanos mientras que los pobladores de San Juan de Lurigancho estuvieron casi tres semanas sin agua potable en medio de un ambiente nauseabundo.
Es una atmosfera rala, espesa  y toxica  este capricho de las grandes mineras y los demás potentados grupos económicos que han convertido al Perú en lo que es ahora una "terra nullius" un territorio sin futuro.
Desde 1992 los peruanos sufrimos un mismo guión que a estas alturas ha perdido todo sustento ya que no encuentra solución a nuestros principales problemas, los únicos que están felices y contentos en esta juerga descomunal son los chicos realitys y los grandes grupos económicos que han puesto bustos parlantes en el gobierno que no han encontrado la manera de por lo menos no hacerse notar lo torpes que son.
Pero la esperanza es lo último que se pierde y los peruanos lo sabemos muy bien.
México hoy es un gran referente para el Perú, porque  ellos estuvieron igual sometidos a los mismos tipos de gobiernos mediocres y corruptos que debilitaban el sistema democrático y el año pasado eligieron una alternativa distinta con AMLO.
No soy izquierdista ni lo seré tampoco, pero viendo este entorno putrefacto y sin salida llegamos a la conclusión que solo un gobierno progresista o de izquierda puede sacarnos de esta desmoralizada situación.
Si el pueblo mexicano lo hizo por qué nosotros los peruanos no podemos hacerlo. Ya basta de tanto sometimiento a estos inútiles “chicago boys”, basta de este ambiente derrotista.
Basta de toda esta mediocridad y corrupción generalizada.
Definitivamente no se puede pedir peras al olmo con este gobierno de Vizcarra porque no da más, es por eso, y es urgente que deje las acciones lúdicas de creerse el paladín de la justicia  y convoque a nuevas Elecciones Generales, de lo contrario esta democracia al estilo “polvos azules” terminará como siempre ha acabado en esta patética historia de la comarca.

Etiquetas: [Desdichada diplomacia]  
Fecha Publicación: 2019-02-03T23:23:00.001-08:00


Este periodo de transición al pasar de un mundo  unipolar liderado por los EEUU a otro en donde Rusia y China buscan su tajada en el pastel, ha provocado esta crisis  y amenaza al descubierto y vulnerable  abdomen de algunos países sudamericanos.   
Los peruanos desde nuestra barbarie, pobreza y  desventajosa posición, los estragos del primer gran conflicto global,  los pocos que lo sabían en ese momento, lo leyeron en los diarios; mientras tanto,  la Segunda Guerra Mundial lo escucharon a través de las dos únicas radios que existían, pero, siempre muy alejados de los combates y devastaciones que se producían en Europa, salvo los enfrentamientos navales  frente a las costas de Chile y el de las Islas Malvinas de 1914.
Hoy no sucede lo mismo, porque la puja entre los actuales hegemones ha atravesado las fronteras del Perú y lo vemos con ese millón de venezolanos que han ingresado. Su gran numero en un país pobre como el nuestro tan escaso de empleo y con una tercera parte de su población sumida por debajo de la línea de pobreza significa un importante agente desestabilizador y muestra lo peligroso que significa  contar con una diplomacia ingenua o exageradamente torpe.  
Lo que podríamos llamar como la Tercera Guerra Mundial se puede iniciar tanto en  Europa Oriental, el Medio Oriente, Taiwán, Corea del Norte, o aquí cerca, en Venezuela.
Los bloques enfrentados del Atlántico norte y la zona Euroasiática se encuentran en una situación similar a la Entente y los imperios centrales de finales del siglo XIX y comienzos del XX, cuando en un conflicto  encontrábamos dentro de sus causas  la posesión de los recursos  y los mercados. Ahora,  no existen ideologías de por medio como en la época soviética,  ahora prima la ganancia del dinero al poseer el dominio de aquellos lugares en donde se explota el petróleo o  pasa ese oleoducto.  Por estas razones los diferentes tipos de conflictos que se produzcan pueden desencadenarse hasta en el mismo patio de tu casa y, lo sensato, para un país como el nuestro que ha sufrido terribles épocas de violencia que no se diferencian mucho de lo que ha pasado en Siria, sería intentar alejarse de estos focos de tensión, en este caso Venezuela.
Colombia ha traído a Sudamérica el enfrentamiento de los actuales bloques beligerantes  al formar parte de la OTAN como “socio global”, rótulo rimbombante para un televidente acostumbrado a los realitys  y que no percibe cuando un  país subdesarrollado se encuentra ocupado sin derechos a reclamo, obligado a ceder  su territorio y sus soldados para una posible invasión de un país vecino y latinoamericano.
En el pasado siglo XX surgieron los países no alineados y el Perú fue uno de los abanderados, hoy no se habla de ello.
Cómo se puede tomar partido  exageradamente por uno de los bandos cuando nuestro país mantiene buenas relaciones tanto con China, EEUU o Rusia, sobre todo en el ámbito comercial y sin olvidar  su triste realidad  de sediento importador de petróleo.
Es que los diplomáticos peruanos que dan la cara cuando se presentan en el Grupo de Lima no se pueden apartar de esa atmósfera de subordinación al apoyar un discurso promovido por los que insultan constantemente a los latinoamericanos al querer construir un muro.
La historia juzgará a aquellos que están a favor de la guerra en un país latinoamericano, un conflicto en donde se juegan los mezquinos intereses de las grandes potencias mundiales.
Es que lo vemos desde una posición cultural milenaria, como quizás lo vería el Siam del siglo XIX, cuando  negociaba con las amenazantes potencias  occidentales que presionaban  sus fronteras.
El Perú es un país milenario y creemos que sus más de 5000 años de antigüedad debería darles sensatez y autoestima  a los que manejan su diplomacia para no dar el patético espectáculo que estamos viendo, otra vergüenza más, como cuando Leguía entregó el trapecio amazónico por presión externa.

Etiquetas: [10 años del Cholopituco]  
Fecha Publicación: 2019-01-29T21:29:00.001-08:00


Han pasado diez años desde que escribimos el primer post de este blog. Diez años que para ser honestos, se han ido volando. Ese 11 de enero de 2009 comenzamos tímidamente denunciando el problema de Gaza y mucha agua ha pasado bajo del puente, y no siempre deseándonos lo mejor, ya que nuestros escritos, han despertado la incomodidad de muchos, los odios y los insultos, tanto  que nos vimos en la necesidad de moderar los comentarios para no hacerlos famosos.
Después de diez años esta página ha terminado por ser censurada en el ciberespacio peruano ya que es automáticamente bloqueada por los filtros anti pornográficos de las cabinas de internet, así que los jóvenes con escasos recursos les serán muy difícil acceder a estos artículos.
Bueno no solo eso, también en estos diez años he sido víctima de la crítica familiar y hasta he despertado el resentimiento y el rencor rastrero de uno de los pocos amigos que me quedaba, nunca hubiera pensado que lo que escribo lo había convertido en un virulento enemigo y anónimo acostumbrado a teclear insultos en los comentarios de este humilde blog.
Y también he perdido empleos, como no, al dedicarle largas veladas cuando se me ocurría escribir sobre un tema.
En fin, este blog ha contribuido para que estos diez años hayan sido agitados y divertidos, sin lugar a dudas; en donde, hemos conocido más el Perú y sus problemas y los problemas del mundo, encontrando sucesos que nos tienta hacerlos públicos, pero creemos  que   nos es el momento por la coyunta que estamos viviendo y  porque sería echar más leña al fuego.
En estos años agradezco  a mis seguidores y lectores que son los que nos motivan a escribir  y que se encuentran dispersos por distintas partes del mundo sobre todo  en el Perú.
En estos diez años también hemos inspirado ideas y tendencias, como no. Como cuando auguramos el triunfo de Humala, o la influencia del fujimorismo dentro de la política y el estado peruano.
Otras veces por reclamar tolerancia y respeto a la diversidad étnica en nuestro país, esa pequeña bolita de fango dentro de las redes sociales se fue convirtiendo en un  huayco de críticas sobre personajes faranduleros como el caso de Raúl Romero o Johanna San Miguel, o cuando criticamos el tinte racista del censo de población que hizo eco en el resto de medios.
O cuando comenzamos a nombrar como quechua a la etnia mayoritaria en el Perú.
Algunas de nuestras frases han servido igualmente para que lo repita alguno que otro político o autoridad, como aquella vez que lo escuche de boca de Humala o de kuczynski en su mensaje a la nación, o en el último triunfo del gobernador de la Región Arequipa.
Sí, vale recordar y celebrar, que si escribimos es por una causa, porque no en vano hemos leído algo y queremos compartirlo para que estas ideas no se queden olvidados en algún rincón polvoriento en una biblioteca abandonada sino, que mejor, que siga flotando en el ciberespacio, aunque aquí esté bloqueado por los filtros antiporn.
En muchos países del mundo se ha dado este enfrentamiento entre grupos que quieren mejorar el país y otros que luchan por mantenerlo como está congelado en el tiempo; lo mismo está ocurriendo en el Perú. Aquellos grupos que no quieren realizar esos cambios, frustran cualquier intento de aseo utilizando  hasta métodos delincuenciales como el secuestro de niños.
En estos diez años la sobrevivencia de la democracia peruana ha sido casi milagrosa teniendo un pueblo desinteresado por inculto y antidemocrático y una clase política del mismo nivel junto a unas instituciones lentas, podridas y burocráticas y de una religiosidad bizantina,  que no ayudan para el fortalecimiento del estado de derecho.
Son diez años en los que ha habido momentos y ganas de cerrar este blog pero no lo hicimos, porque a estas alturas sabemos que es algo de lo que nos sentimos orgullosos.
Etiquetas: [Perú y Venezuela en números]  
Fecha Publicación: 2019-01-18T17:47:00.001-08:00
Perú
Venezuela
Superficie:        1 285 216,20 km²
Superficie:  916 445 km²
Población total: 31 237 385 hab. (2017)
Población total: Estimación 31 828 0001​ hab. (2018)
Capital: Lima    8 574 974 hab. (2017)
Capital: Caracas  3.923.959 hab. (2017)
Ciudades con más de un millón de habitantes fuera de la capital: 1 
(Arequipa 1 035 000 hab.)
Ciudades con más de un millón de habitantes fuera de la capital:
Maracaibo: 3 603 554 hab.
Valencia: 2.140.000 de hab
Barquisimeto: 1.996.251 hab.
Ciudad Guayana: 1,066,656 hab.
Forma de gobierno       República unitaria, (centralista)
 Forma de gobierno:     República federal (descentralizada)
Población urbana: 78 % (ONU)
Población urbana: 88 % (ONU)
Ingreso per cápita: 6.571,93 USD (2017)
Ingreso per cápita: US$ 11 051 USD (2017)
Número de automóviles: 41 autos por cada 1.000 habitantes (2018).
Número de automóviles: 107 autos por cada 1.000 habitantes (2018).
Ciudades con sistemas de metros: (1)  Lima
Ciudades con sistemas de metro: (3) Caracas, Maracaibo, Valencia,
Costo de un pasaje de metro: US$ 0.53
0,50 Bolívares Soberanos (al cambio gratis)
Déficit de 1´800,000 viviendas. Después de Nicaragua y Bolivia, Perú ocupa el tercer lugar en América Latina como el país con mayor déficit de vivienda con un 72%.
El déficit de 500 000 viviendas.
Número de peruanos que salieron del país y no han retornado entre 1990-2017   3'089.123  (INEI)
Número de venezolanos que salieron de su país durante el periodo de crisis  2015-2018   3'141.609 (Naciones Unidas, ACNUR)    
Central hidroeléctrica más grande: Central Antúnez de Mayolo 
(679 MW).

Central hidroeléctrica más grande: 
Central Hidroeléctrica Simón Bolívar 
(14 000 MW - 2da más grande de Sudamérica)
Etiquetas: [La nueva capital inca]  
Fecha Publicación: 2018-12-30T21:27:00.000-08:00


El limeño sigue desorientado y disidente de lo andino, suspendido, sin piso cultural originario. Algunos ridículamente apoyándose con poses traídas de Miami,  Madrid o Asia se obstinan en no aceptar su legítima identidad cultural, sana y coherente, viéndose desde afuera como huachafos, incultos y con enormes complejos de inferioridad, arrastran de esta forma a todo un país, salvo los bolsones de lucidez y actitud digna  que se han creado históricamente dentro en Arequipa y el resto de los Andes sur peruanos.
Mientras esto ocurre con Lima cuyo nombre, para disgusto de ellos, deriva del vocablo quechua: Rímac,  a miles de kilómetros al sur, en la ciudad de Santiago capital de la República de Chile, un grupo de científicos liderados por el arqueólogo Rubén Stehberg, estuvieron buscando en el subsuelo de esa urbe los antiguos restos que evidenciarían que la capital mapocha  antes fue fundada  por los incas.
Finalmente en 2016 esta hipótesis se confirmó porque en los tres sitios escavados se encontraron restos de cerámica con decoración distintiva del período incaico.
En el local del ex Congreso Nacional en un evento denominado "El Tinku de Santiago" se presentaron  estos hallazgos.
"Su Plaza de Armas fue primero una plaza incaica", aseguró el especialista. "Los edificios públicos incas se localizaban en su contorno y fueron aprovechados por Pedro de Valdivia (supuesto fundador español de la capital chilena)"
Resulta incongruente  que la capital del Perú por su población y legítima heredera de la cultura inca desprecie, oculte o niegue cualquier rasgo andino, inca o quechua dentro de sus manifestaciones;  mientras tanto su antítesis chilena con tan marcado rostro occidental se encuentre construyendo su identidad nacional en algunos restos incas.
Esto es de nunca acabar, lo mismo sucedió con Arica y Tarapacá, territorios abandonados por Lima y que luego de una sangrienta guerra fueron arrebatados por los sureños.
Luego vino el pisco, catalogado por esas mismas élites limeñas como bebida de los cholos, y luego de ser ninguneado, abandonado y despreciado fue recogido por los astutos vecinos del sur y elevado a la categoria de bebida nacional.  Tuvo que pasar todo esto para que los peruanos reaccionaran y comenzaran a revalorarlo.
Ahora los chilenos como  todo país que quiere desarrollar, en la búsqueda de su identidad primigenia y nacional, han elegido tomarla de los incas, que para suerte de ellos colonizaron gran parte de su territorio antes de la llegada de los españoles.
No pasará mucho entonces para que observemos de nuevo sorprendidos que la chicha de jora será la nueva bebida nacional chilena junto con el idioma quechua que seguramente será puesto como enseñanza obligatoria en sus escuelas, y desde Lima mirarán cómo los compatriotas de Pablo Neruda buscaran cambiarse sus apellidos españoles por unos más auténticos y autóctonos chilenos, quizás quispe o mamani sean  los más preferidos.
No pasará mucho para que en esa realidad reclamen al Cusco junto con Machu Picchu como sus santuarios originarios, por ser parte de  ese núcleo de la futura nación autóctona chilena.
Y mientras esto ocurre, los limeños seguirán despreciando lo andino y negando su verdadera identidad cultural y cuando se den cuenta de su torpeza, ya será muy tarde, porque tal vez esa riqueza cultural inca o quechua ya será propiedad chilena.  

Etiquetas: [El raj y sus doscientas millas]  
Fecha Publicación: 2018-12-30T17:32:00.001-08:00


El Japón, a finales de la Segunda Guerra Mundial, después de las dos bombas atómicas, con el territorio devastado y ocupado, en esos momentos de crisis y austeridad, solo dos productos no fueron gravados con impuestos: el arroz y el pescado.
Parece que hubiéramos vivido algo utópico pero sucedió en nuestro país, y no hace mucho. Ese camión frigorífico estacionado en ese mercado popular en aquel distrito arequipeño, tenía el logo de un pez que decía Pesca Perú. En esos tiempos  en la ciudad andina de Arequipa a sus más de 2335 m.s.n.m., se podía encontrar pescado fresco a precios módicos. Eran otras épocas, donde la lucidez de un estado se preocupaba por la alimentación de su población, gracias a ello,  muchos de mi generación, tuvimos la suerte de alimentarnos con los mismos nutrientes que tambien  beneficiaban a los nipones.
Al son de esos conocidos estribillos: “tenemos un mar rico”, “las doscientas millas”, “el mar de Grau” y,  esas “dilatadas costas”, etc., es deprimente saber que,  a pesar,  de contar con semejante despensa ictiológica, los precios de estos productos sean tan elevados en los mercados.
A esto se suma lo  paradójico de ver al Perú con semejantes ventajas naturales en cuestión pesquera y que no posea una marina mercante propia y ni mucho menos cuente con una flota pesquera respetable, o por lo menos con  un buque factoría, aunque sea usado.
A esto nos ha reducido Alberto Fujimori Fujimori desde que privatizó el sector pesquero nacional con la excusa de que era obsoleto. Terrible perversidad que dejó a los peruanos.  
El famoso mar de Grau aun no somos capaces de explotarlo mientras tanto otros se llevan todo nuestro pescado porque esta novela trágica tiene su lado sarcástico cuando te enteras que el buque factoría más grande del mundo llamado El Lafayette venía utilizando la bandera peruana para depredar nuestro mar.  Millones de toneladas de pescado que nunca  terminaron en la  mesa de los peruanos y esto ya es para jalarse de los pelos y soltar una carcajada que se escuche hasta los confines de las doscientas millas.
Este buque factoría, llamado en su momento Lafayette, se sabe que fue construido en 2008 a un costo de alrededor de US$100 millones por la empresa Pacific Andes International Holding.
Este monstruo que ostentaba la bandera peruana desde julio del 2014, cambió  varias veces de emblema con el objeto de eludir controles. Funcionaba como un buque madre para el traslado de las capturas de otros pesqueros de arrastre que lleva en su interior. Luego, de clasificar las capturas, procesarlas y congelarlas a bordo, las transportaba posteriormente a los respectivos mercados.
Por la magnitud y la forma ilegal de pesca El Lafayette fue visto como un riesgo para la preservación del hábitat marino, por eso en el año 2015, fue prohibido seguir pescando. Los expertos han calculado que diariamente llegó a procesar a bordo aproximadamente 547 mil toneladas de pescado, de los cuales ni uno solo terminó en las mesas de los peruanos.
Lo último que supimos de esta nave fue que en el año 2016 cambio el nombre a El Damanzaihao, y terminó fondeado a 8 millas náuticas del puerto de Chimbote.
Mañana me comeré un delicioso jurel frito, acompañado  no de un rap sino de un “raj” bien peruano. No lo digo yo, lo dicen los hechos.

Etiquetas: [Madalyn Murray OHair]  
Fecha Publicación: 2018-12-28T21:34:00.000-08:00


Hoy que vivimos en el Perú una democracia, todavía falta mucho por hacer en materia de libertades personales, como la libertad de pensamiento por ejemplo.
La educación pública peruana sigue sujeta al mandato de los rezos y las persignaciones  impuestas por el curso de religión católica y nadie hace nada. Miles de niños y jóvenes nacidos escépticos o de familias no religiosas, son sometidos a creencias religiosas  que no comulgan, pero lo tienen que soportar porque es simplemente obligatorio, y esto en una sociedad civilizada es terriblemente  injusto.  
Es que también es entendible de que en esta coyuntura religiosa el peruano escéptico  haya optado por el silencio y el sometimiento al mandato de la religión porque de oponerse esto le significaría no solo poner en peligro su empleo sino hasta su propia integridad física si se topara con grupos fundamentalistas religiosos que aquí abundan.  
Pero el mundo está evolucionando y el número de libre pensadores cada vez más va creciendo gracias a pioneros en la lucha por la defensa de sus derechos sobre todo el de ejercer su libre pensamiento. Una fue Madalyn Murray O'Hair, una verdadera mártir del libre pensamiento, que cansada de un entorno asfixiantemente religioso, como muchos en el mundo, solo exigía respeto  y que las leyes de su país  tomarán en cuenta a  este numeroso sector de su sociedad.
Madalyn Murray O'Hair, nació el 13 de abril de 1919 en Pittsburgh, Pensilvania, de padre presbiteriano y  madre luterana. 
Durante la Segunda Guerra Mundial ingresó en el Cuerpo del Ejército de Mujeres y hasta el final de la guerra trabajó como criptógrafa en Italia.
Tuvo una vida personal muy agitada primero por oponerse a  ese patriarcado machista y luego al no aceptar la restrictiva autoridad religiosa.
Estudió Leyes, y su condición de atea rodeada de un entorno laboral muy místico y religioso le iba a dificultar mantener un empleo.
En 1960, mientras su hijo menor sufría la imposición religiosa en una escuela pública en Baltimore, Murray presentó una denuncia contra el sistema de escuelas de la ciudad, por sus prácticas obligatorias de oración y lectura de la biblia. Tres años después, la Corte Suprema de los Estados Unidos falló a su favor y declaró inconstitucional esta práctica en las escuelas del estado de  Maryland.
"El Estado no tiene potestad para promover creencias religiosas", sentenció la Corte.
Este hecho precursor en el mundo anglo que hoy no tendría discusión en Londres significó una gran victoria para esta mujer, pero esto también despertó  el odio irrefrenable de esos poderoso grupos religiosos que no pararían  hasta desaparecerla.
Murray fue atacada constantemente viéndose obligada a abandonar el continente y mudarse a Hawái con sus hijos.  Allí se volvió casar y adquirió el apellido O'Hair.
En 1963 fundó la Asociación Atea de Estados Unidos, una organización que ha llevado más de 20 casos a distintas cortes federales tratando de marcar una separación entre Iglesia y estado.
Uno de esos litigios hizo que la Corte Suprema prohibiera  actividades de culto religiosos en las escuelas públicas por considerarlas una violación de los derechos de la Primera Enmienda de la constitución de ese país.
Para ese entonces O'Hair, era una enorme piedra en el zapato para esos poderosos grupos religiosos.
En agosto de 1995 Madalyn Murray O'Hair  junto a su hijo mayor y su nieta desaparecieron misteriosamente. Más tarde las Investigaciones oficiales dirían que fueron  secuestrados y luego asesinados como parte de una venganza personal de uno de sus  exempleados, y con esto quedó cerrado el caso.
Lo real es que en pleno siglo XXI gracias a estas  personas pioneras como ella hoy en el mundo (y en nuestro país) el número de ateos va creciendo su número pacíficamente, pero, siempre esto despertará el odio y la persecución de personas y  grupos religiosos intolerantes y violentos.

Etiquetas: [Cerro Verde y las navidades sin lluvia]  
Fecha Publicación: 2018-12-19T08:56:00.003-08:00


Si algo recuerdo de las navidades que pasé en mi niñez, durante la década de los setenta, es que esas noches buenas y veinticincos de diciembre  eran días nublados, fríos, lluviosos y con  olor a tierra mojada; es verdad, antes, las precipitaciones pluviales eran  más intensas sobre la ciudad de Arequipa.
Ahora es distinto, porque durante estas fiestas el cielo se mantiene despejado y el calor infernal derrite y sofoca, asfixiando cualquier recuerdo cuando el periodo de lluvias comenzaba en el mes de diciembre. Hoy, a duras penas,  cae unas cuantas gotas en enero o tenemos tres días de lluvia torrencial en febrero o marzo y el resto del año el cielo arequipeño se mantiene tan despejado y seco como el mismo desierto de Atacama.
Bueno, es cierto que este lugar siempre ha sido árido, solo que estas tierras calcinadas se daban un respiro con el periodo de lluvias, tan esperado desde siempre por el arequipeño.
A este problema no le tomaba mucha importancia  porque creí que era consecuencia natural del cambio climático o de un proceso de desertificación, era lo que creía, hasta que leí cuantos millones de dólares perdía la minería a tajo abierto cuando dejaba de  extraer o trabajar  un solo día de lluvia.   Y ahí no quedó la cosa, porque mi preocupación aumentó aún más, cuando me enteré que existían tecnologías que podían ahuyentar las lluvias, uno de esos métodos se aplicó en Moscú-Rusia la mañana del 9 de mayo del 2016 en el desfile por el día de la victoria. Desde temprano se pronosticó sobre la ciudad copiosas lluvias y las autoridades enteradas del fenómeno y sabiendo que el mal tiempo  desluciría esta importante celebración nacional, se vieron en la necesidad de esparcir en avionetas compuestos químicos sobre la atmosfera de esa capital euroasiática,  provocando que ese día transcurriera sin ningún contratiempos y con el cielo completamente despejado y un sol radiante.
Este método denominado 'siembra de nubes' que se conoce desde la década de 1940 modifica el clima, intentando cambiar la cantidad o el tipo de precipitación que cae de las nubes mediante la dispersión de sustancias en el aire. El químico y meteorólogo estadounidense Vincent Schaefer inventó esta técnica.  Y hoy lo utilizan en el mundo no solo los estados que cuentan con esta tecnología sino también las grandes empresas que se dedican a la extracción de minerales.
No soy mal pensado ni tengo nada contra la minera Cerro Verde, pero, quién me asegura que esta empresa no esté utilizando estos métodos sobre el cielo de Arequipa.  
El incremento de la producción de cobre de los últimos años, la ampliación de sus instalaciones convirtiéndolo en uno  de los asientos mineros más grandes a cielo abierto de América y el mundo,  ha coincidido también, con el declive de las precipitaciones pluviales sobre  la ciudad de Arequipa.
Es difícil no desconfiar en la minera Cerro Verde que está a menos de cinco kilómetros de la ciudad de Arequipa, sobre todo cuando observamos el “mal trato”, la mezquindad y la inquina que tiene sobre la población arequipeña. Ante esta realidad, no esperamos nada bueno de parte de este hostil vecino.
Se acerca otra navidad más y parece que será igual de calcinante, sedienta e irrespirable que todos estos años en que ha ido crecido la minera Cerro Verde. 

Etiquetas: [Llica y los derechos de autor]  
Fecha Publicación: 2018-12-16T18:06:00.003-08:00


Ahora que lo recuerdo, tenía un gran parecido con el señor Burns,  aquel  personaje de los Simpson. Enseñaba la asignatura de Educación por el Arte  y no pasaba ni un solo día en que no nos recordara que su  apellido Centi era de origen italiano.  Si bien nos aprobó el curso por comprar su libro, no dejaba de ser un repulsivo racista. Sus prejuicios lo cegaban a tal punto  que lo hacía ver  como el más cerril e ignorante, una vez, llegó a asegurar que la ciudad de Arequipa se encontraba en la costa, y se mostraba seguro y obstinado en su afirmación, a pesar que  tenía a sus espaldas el mapa de Javier Pulgar Vidal en donde se veía claramente que esta urbe con sus 2,335 m.s.n.m., se situaba  iniciando  la región quechua.
Era soberbio y déspota  a extremos y renegaba contra toda aquella persona que usara polleras o tenga aspecto de indio, era un insufrible fascista seguidor de Mussolini  y extraviado en medio de los Andes, un  desquiciado, martirizado hasta sus últimos días por vivir en una ciudad andina que hasta el final no quiso aceptarlo, como muchos por aquí.
Es que la ciudad de Arequipa es andina por donde la mires, a pesar de su centro histórico que aún conserva ese distante y obsoleto hispanismo. Y justamente, ese carácter andino, se mostró  en las últimas elecciones regionales.
Esa mañana el muro que está al costado de ese mal hecho “bye pass”  construido por el ex alcalde Zegarra con dinero de la minera Cerro Verde, amaneció con una enorme inscripción que decía: “LLICA”.
Ya habían pasado unos meses desde que nos cancelaron el programa de radio, seguramente por despotricar en contra de la iglesia y sus monjes, no recuerdo bien, pero, de todo lo que dijimos en ese programa durante los nueve meses que existió, cuando había la oportunidad, con evidencias, mostrábamos que la cultura andina peruana, oriunda, autóctona, nativa, etc., no tenía nada de inferior cuando la comparamos con la hispana y que los prejuicios en contra de los apellidos andinos no tenía razón, ya que para un peruano llevar un apellido indígena, andino u originario peruano debería ser motivo de orgullo.  Parece que todo esto caló hondo en muchos,  sobre todo, en aquellos políticos que quieren salir de lo común. Fue lo primero que pensé cuando vi esa inscripción en aquel muro. Luego lo corroboré en un diario local, en una entrevista del ex alcalde de Caylloma, cuando afirmaba que sobrepuso su apellido quechua Llica sobre el hispano Cáceres porque se sentía más identificado con lo andino.
Para desprestigiar a alguien en este país o te acusan de maricón  o de lo contrario de violador, y fue lo que pasó con Cáceres Llica en esta última campaña electoral, así que no caeremos en lo mismo, solo trataremos de ser objetivos.
Cáceres Llica ganó estas elecciones regionales porque supo aprovechar su origen andino que es el de la mayoría de la población en Arequipa y en el resto del Perú.  
No solo resalto su apellido quechua sino que aprovecho uno sus debates para revalorar al puma, desconocido para la mayoría de arequipeños que es propio de la fauna local, y  que nosotros, hace algunos  meses, ya lo habíamos afirmamos, que el verdadero “León arequipeño” no era ese africano que muestra constantemente el confundido FBC Melgar, sino, ese puma andino, y  esto, debería de difundirse y revalorarse en la ciudad blanca. 
En ese debate, parece que Llica escuchó este clamor y cuando estaba acorralado por los ataques del contrincante, no tuvo mejor idea que poner en la mesa de discusión el tema del gran felino arequipeño, dejando a Ísmodes y a toda su prensa como ignorante y prejuiciosa.
Por estas razones se produjo el triunfo de Elmer Cáceres Llica.
A pesar de haber tenido una intrascendente gestión como alcalde provincial de Caylloma, tuvo la inteligencia de seguir estos consejos, lo cual le ayudaron para obtener la victoria.
No cobraremos derechos de autor ni mucho menos, pero es una realidad que cuando uno rescata en el Perú estos aspectos milenarios el triunfo les estará siempre acompañando, sobre todo en política.
La coca nos dice que Elmer Cáceres Llica, una vez en el sillón de gobernador de Arequipa, tendrá dos caminos, uno predecible y esperado por muchos,  el que igualará en inoperancia y torpeza  a la saliente ex favorita de los magnates de la política local, el de los escándalos y ritos demagogos y frívolos, saturado de persignaciones, rezos y sacrificios a los apus, nepotismo y enriquecimiento ilícito.
El otro camino es de asumirse el reto del líder andino, obrando con lucidez y reciprocidad milenaria con las mayorías, es la senda del estadista, es que el sur esta agitado, es como si estaría aún vigente el aliento del gran Andrés de Santa Cruz  cavilando para que renazca ese estado sur peruano y esa Confederación que nunca debió extinguirse.