Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.

Comparte esta página:

Etiquetas: [Derecho Laboral]  [Modelos de escritos]  
Fecha Publicación: 2022-04-03T11:41:00.002-07:00

 CARTA DE PREAVISO DE DESPIDO


Lima, XXXXXXX


Señor

XXXXXX

Presente.-

    Hemos tomado conocimiento que usted ha incurrido en causa justa de despido relacionada con su XXX cual es de XXX contemplado en el inc. del Art. (4) del TUO aprobado por D.S.N0 003-97-TR, perjudicando de este modo las buenas relaciones laborales que manteníamos hasta el momento.

    En consecuencia, en cumplimiento del Art. 31° del TUO del D. Leg. N° 728 aprobado por D.S.N003-97-TR le otorgamos un plazo de XXX días naturales para que efectúe el descargo si lo cree conveniente.

    Es todo cuanto tenemos que comunicarle.


Atentamente,


LA EMPRESA

Etiquetas: [Derecho Laboral]  [Modelos de escritos]  
Fecha Publicación: 2022-03-30T13:43:00.000-07:00

    Lima, XXXXXXX

    De: Gerencia de RR.HH

    A: XXXXXXXX

    Motivo: Amonestación escrita


    Por medio de la presente nos dirigimos a Ud. para manifestarle nuestra decisión de formularle amonestación escrita por la actitud asumida por su persona de haber incurrido en tardanza reiterativa, por tercera vez, en el curso de este mes calendario.

    La conducta descrita se encuentra tipificada en el art de nuestro Reglamento Interno de Trabajo así como nuestra decisión se encuentra debidamente sustentada en el art. 9 del Decreto Supremo 003-97-TR Ley de Productividad y Competitividad Laboral.

    Copia de esta comunicación va a su archivo personal para los efectos legales correspondientes.

Etiquetas: [Modelos de escritos]  
Fecha Publicación: 2022-03-24T10:16:00.004-07:00

 

SOLICITA :                                                             VISITA INSPECTIVA EN CENTRO DE TRABAJO

 

Señor:

Subdirector de Inspección, Higiene y Seguridad Ocupacional

S.S.D.

 

XXXXX, con documento XXXX, domiciliado en XXXX, ante Ud. me presento y digo:


Que, el que suscribe la presente es trabajador de la empresa XXXX, ubicada en XXXXX, desde el XXXXX, por lo que en virtud de los Arts. 10º, 11º y 12º del D.S. 004-96-TR solicito a Ud. disponga la realización de una visita inspectiva especial en mi centro de trabajo, con la finalidad de constatar el incumplimiento de XXXXX, considerada como obligación del empleador.

Por tanto:

Pido a Ud. ordenar la respectiva visita inspectiva.

Etiquetas: [Modelos de escritos]  
Fecha Publicación: 2022-03-24T10:05:00.001-07:00

RECURSO DE QUEJA

 

 

Señores

XXXXXXXXX

Presente.-


Ref: Nº Telefónico:  XXXX


XXXXX, identificado con XXXXX, domiciliado en XXXXX, usuario del Suministro Nº XXXXX; con respeto me presento y digo:

Que por medio de la presente interpongo RECURSO DE QUEJA por CORTE DE SERVICIO TELEFONICO, estando pendientes sucesivos reclamos por cobros indebidos en mi servicio telefónico.

Asimismo pido a ustedes se sirvan remitirme las ordenes de pagos a cuenta, con el respectivo financiamiento que otorgue las máximas facilidades de pago.

POR TANTO:

En aplicación de las normas administrativas vigentes y su Procedimiento para la Atención de Reclamos; solicito a usted dar tramite al presente y resolver según lo solicitado.

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2022-01-07T06:44:00.000-08:00

Al ser las normas jurídicas elementos estructurales primarios del Derecho, parece evidente que éstas han de participar en los diferentes rasgos que la doctrina señala como propios del Derecho. Así, las normas jurídicas estarían definidas por la positividad, la imperatividad, la certeza, la obligatoriedad, la coactividad, la objetividad, la validez, la vigencia, la justicia, la legalidad, la generalidad y la abstracción.

Sin embargo, en muchos casos la forma en que dichos caracteres se presentan en las normas jurídicas no es idéntica a como se presentan en el Derecho, por lo que se hace necesario matizar esta cuestión.

La positividad, la imperatividad, la certeza, la obligatoriedad, la coactividad y la objetividad son caracteres que tanto el Derecho como las respectivas normas jurídicas comparten en pie de igualdad. En cambio, la validez, la vigencia, la justicia, la legalidad, la generalidad y la abstracción afectan de forma diferente al Derecho y a las normas jurídicas.

No obstante, en general, los caracteres de las normas jurídicas son los mismos que acompañan la  existencia de los ordenamientos jurídicos de los que esas normas forman parte.

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2022-01-06T12:05:00.002-08:00

La doctrina “antiimperativista” niega que las normas jurídicas sean simples mandatos u órdenes de un sujeto a otro sujeto, y las caracterizan más bien por aspectos formales.

El intelectualismo clásico postulaba que el elemento esencial de la ley es siempre el juicio de la razón (que dictamina qué actos deben ser realizados por ser justos y buenos y qué otros actos no deben ser realizados por ser injustos o malos).

Cuando el legislador (divino o humano) manda o prohíbe unas conductas, lo hace porque así lo exige la bondad o maldad que naturalmente tienen dichas conductas.

- Teoría de la norma jurídica como juicio hipotético:

A principios de siglo XX el jurista austriaco H. Kelsen defendió con gran brillantez la tesis de que la norma jurídica (aunque es un medio para regular la conducta) no puede ser definida como un imperativo o mandato.

Su doctrina se ha convertido en la teoría antiimperativista por antonomasia. El mandato (en cuanto orden de una voluntad) es un hecho psicológico que pertenece al mundo del ser, mientras que las normas jurídicas pertenecen al mundo del deber-ser.

La norma es más bien un juicio hipotético en el que se afirma que una determinada consecuencia jurídica (la sanción) debe ser aplicada bajo la condición de que se dé un determinado requisito o hipótesis (el acto ilícito).

La fórmula lógica representativa de toda regla o norma jurídica en sentido descriptivo es: “Si es A, entonces debe ser B", por ejemplo, si alguien comete homicidio será castigado a la pena de reclusión, esto es, la norma no ha de ser interpretada como un mandato o prescripción de no cometer homicidio, sino de como un juicio hipotético acerca de las consecuencias que deben producirse en el supuesto de que tenga lugar un homicidio.

- Teoría de la norma jurídica como juicio de valor:

Ha habido otros planteamientos antiimperativistas además del kelseniano. Por ejemplo la doctrina que define las normas jurídicas como juicios de valor acerca del comportamiento de los sujetos ante determinadas situaciones o hechos sociales: el Derecho no sería mas que un conjunto de juicios de valoración jurídica.

Es el juicio valorativo contenido en la norma el que hace que ciertas conductas estén prohibidas (ya que sin la norma serían lícitas) y es ese mismo juicio el que hace que otras conductas (neutras en sí mismas)sean impuestas como obligatorias.

Por tanto, cuando se dice que un hecho es el objeto de un juicio de valoración jurídica, lo que se está afirmando es que ese hecho es la condición para el nacimiento de una obligación jurídica.

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2022-01-06T11:57:00.001-08:00

El núcleo de toda norma jurídica es la orden o mandato mediante el que un sujeto dotado de poder jurídico impone a otro sujeto para que realice (contenido positivo) o deje de realizar (contenido negativo) una determinada conducta.

Bentham proclamó en el siglo XVIII que “el Derecho es el ropaje externo de que se reviste la voluntad del legislador”. El mensaje típico de la doctrina imperativista es: la norma jurídica es una orden de actuación dirigida por un sujeto a otro sujeto.

La norma jurídica proviene de una autoridad legítima e institucionalizada (lo que diferencia a la norma jurídica de una simple orden); está presente una amenaza de sanción que cuenta con el respaldo de la autoridad de que está investido el sujeto que emite la orden.

Algunas críticas al imperativismo son:

- El Estado (que es quien tiene el poder imperativo) no es el único creador del Derecho (por ejemplo, normas contractuales, consuetudinarias, Derecho internacional)

- El Derecho se compone de múltiples tipos o clases de normas, algunas de las cuales no tienen carga imperativa (por ejemplo, normas que establecen facultades, normas que atribuyen competencias). 

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2022-01-06T11:43:00.000-08:00

La doctrina dominante en la actualidad es la que define al Derecho como un conjunto sistemático de normas; por lo tanto, para conocer lo que es el Derecho resulta necesario desvelar cuál es la naturaleza de estas normas.

La norma jurídica es una realidad multidimensional que puede ser definida desde varias perspectivas diferentes:

- Dimensión lingüística: la norma jurídica es el enunciado o proposición gramatical de carácter prescriptivo mediante el que es formulada la norma.

- Dimensión de mensaje directivo de conductas: la norma jurídica es el contenido jurídico del enunciado.

- Dimensión de proposición normativa: la norma jurídica es la labor reconstructiva de la ciencia y de los operadores jurídicos.

Por lo tanto la pregunta sobre la naturaleza del Derecho puede ser respondida al menos de tres maneras diferentes. Sin embargo, actualmente el análisis de la naturaleza del Derecho, esto es, ¿qué es una norma jurídica y cuál es su contenido?, se reduce a ¿es el Derecho un mandato que el legislador impone a otro sujeto?. Hay dos doctrinas o tesis: la imperativista (que contesta que sí) y la antiimperativista (que contesta que no).

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-09-12T19:20:00.004-07:00

La determinación de los sujetos a los que corresponde la facultad de crear nuevas normas jurídicas se puede realizar mediante dos tipos de análisis:

- Identificación simple de esos sujetos.-El número y la identidad de los sujetos sociales que a través de las diversas épocas y en las distintas sociedades han actuado o actúan como instancias productoras de normas jurídicas son prácticamente ilimitados.

Todo sujeto relevante dentro de la organización social ha sido en algún momento y de alguna forma creador de Derecho; así los dioses, los antepasados, la sociedad global, reyes, familia, iglesias, juristas, parlamentos, gremios, sindicatos, comunidades regionales, estados, etc han llegado a tener especial protagonismo en algún momento de la historia de la humanidad.

El propio carácter social del Derecho apunta hacia la posibilidad y conveniencia de que su proceso de creación y desarrollo esté abierto a las aportaciones de todos los agentes sociales en un proceso convergente de acciones complementarias.

- Determinación de la jerarquía u orden de importancia que corresponde a cada sujeto creador de Derecho.- La primacía que se ha venido atribuyendo a los diferentes sujetos ha variado de unas épocas a otras e, incluso dentro de la misma época, de unas sociedades a otras.

La primacía de la comunidad social pasó a los órganos jurisdiccionales, luego al monarca, luego al pueblo soberano constituido en asamblea legislativa, y actualmente al gobierno y partidos políticos. El único elemento permanente es la atribución de la supremacía al sujeto elegido o aceptado en cada caso por el propio grupo social organizado

Actualmente, el sujeto social que posee el pleno control de la actividad creadora de Derecho es el Estado; no obstante no tiene la exclusiva, ya que junto al Estado existen otros múltiples sujetos sociales que desarrollan una constante actividad creadora de normas jurídicas (jueces a través de la jurisprudencia, sociedades y organizaciones sindicales o profesionales que establecen sus propios estatutos, etc).

Finalmente, se debe tener presente que estos debates (sobre la identidad de los sujetos creadores de Derecho así como de su jerarquía) suelen estar condicionados por la pugna política por la supremacía en el control jurídico de la sociedad; esto es, las doctrinas sobre estos asuntos suelen estar contaminadas por intereses políticos que giran en torno a la lucha por el predominio de unos sujetos jurídicos sobre otros.

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-08-14T08:51:00.000-07:00

El Estado es un modelo de organización política que no cristalizó hasta los siglos XIV-XV, tras un proceso superador del disperso orden medieval. Uno de los rasgos característicos de ese Estado fue la apropiación del proceso de creación y aplicación del Derecho.

Además, simultáneamente, el Estado sometió a regularización legal el ejercicio de sus poderes, convirtiendo así las leyes estatales en instrumento básico de ordenación de la actividad política.

En el siglo XIX surgió un amplio movimiento doctrinal que se oponía al Estado absolutista del Antiguo Régimen y que apostaba por definir el Derecho en términos de Estado y el Estado en términos de Derecho. El resultado fue el Estado de Derecho; esto es, el Estado de Derecho es el resultado de un largo proceso en el que se han ido decantando los rasgos que hoy se consideran esenciales:

1. Primacía o imperio de la ley (esto es, el Estado se somete a las limitaciones y regulaciones impuestas por la ley, reduciendo así los espacios de discrecionalidad y arbitrariedad del poder).

2. Separación de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial.

3. Afirmación de la personalidad jurídica del Estado.

4. Reconocimiento y garantía de los derechos y libertades individuales (en particular las clásicas aspiraciones burguesas de derechos de libertad: autonomía, seguridad y libre disfrute de la propiedad privada).

5. Legalidad de las actuaciones de la Administración y control judicial de dichas actuaciones.

La característica primaria y definitoria del Estado de Derecho es la subordinación de toda la actividad estatal a la regulación jurídica. En efecto, para que el Estado pueda ser reconocido como verdadero Estado de Derecho, ese Estado ha de cumplir la exigencia básica de estar vinculado y sometido a un orden jurídico, pero además ese orden jurídico ha de estar estructurado en torno al reconocimiento de la dignidad de las personas y orientado a la realización de las exigencias que dimanan de esa dignidad, esto es, no es suficiente una mera legalidad formal, sino que se exige al Estado de Derecho que se realice una legalidad de contenido, el cual no puede ser otro que la realización plena de la dignidad personal, puesto que las personas son siempre las creadoras y destinatarias del Estado y del Derecho.

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-08-13T13:41:00.000-07:00

¿Monismo o pluralismo jurídico?, es decir, el Derecho positivo ¿es una creación exclusiva del Estado o es producido más bien por otras instancias o centros de poder social?

En la actualidad el Derecho es mayoritariamente de origen estatal pero, desde el punto de vista material, existen múltiples sectores del Derecho que han surgido fuera del ámbito estatal (Derecho Internacional de la comunidad internacional, Derecho eclesiástico de la Iglesia, Derecho consuetudinario de la propia sociedad, Derecho asociativo de los estatutos de las asociaciones o Derecho contractual de los contratos entre los ciudadanos).

Lo cierto es que en la creación del Derecho intervienen o participan las más diversas instancias o centros de poder social: desde los individuos y agrupaciones sociales inferiores al Estado hasta la comunidad internacional. Sin embargo, desde el punto de vista formal, puede afirmarse que es el Estado el que da validez jurídica a toda esa normatividad social, puesto que las normas que esos centros establecen sólo tienen valor de Derecho en la medida en que el Estado las reconoce y las hace eficaces con el respaldo de su poder de coacción.

En conclusión, si bien el Estado no crea todo el Derecho desde el punto de vista material, sí es el Estado quien crea todo el Derecho desde el punto de vista formal; esto es, el Derecho, para valer e imponerse como tal, tiene que ser reconocido, asumido y respaldado en alguna forma por la voluntad suprema del Estado,  aunque hay un pluralismo en cuanto a las fuentes de Derecho, hay un monismo en cuanto al sistema jurídico.


Fecha Publicación: 2021-08-12T06:00:00.000-07:00

El relato medieval sobre el origen divino tanto del Derecho como del poder político comenzó a transformarse durante el Renacimiento al surgir los conceptos de “soberanía” y de “pacto o contrato social”.

Se comenzó a aceptar que por la soberanía, las leyes derivan de la voluntad humana, es el soberano absoluto quien debe dictar las leyes de sus súbditos. El principal instrumento de dominio del poder soberano son las leyes.

Por el contrato social, el poder político es un instrumento para conseguir el bien común. Cada individuo acepta el poder político y las leyes emanadas del poder porque persiguen el bien común, esto es, tanto la autoridad política como el Derecho que de ella emana se complementan para lograr la voluntad general (los fines de la comunidad).

El Derecho recoge los valores compartidos del grupo, a la vez que es un instrumento de racionalización y legitimación del poder político.

Las relaciones entre el Derecho y el poder político han sido siempre estrechas, por un lado, el poder político es un elemento imprescindible para el mantenimiento de la cooperación estable en los grupos humanos y por otro lado, el Derecho es el principio regulador de las relaciones colectivas (a la vez que somete el ejercicio del poder al control de una normatividad social general).

El poder político no aparece en agrupaciones humanas pequeñas (cuando los individuos están vinculados por lazos personales), pero aparece como una necesidad cuando los grupos humanos se hacen grandes y complejos. 

Aparece un poder público organizado que actúa como gestor de los intereses y de las finalidades comunes, dirigiendo la realización de un proyecto de vida común. Para ello, el poder político utiliza sobre todo directrices formuladas a través de normas generales y estables. Estas normas indican como deben conducirse las personas para convivir (y lo que es bueno y lo que es malo desde el punto de vista de los valores vigentes del grupo).

De este modo, el poder político actúa como coordinador de las múltiples voluntades e intereses individuales que existen en cualquier comunidad y logra al mismo tiempo esa legitimación que los miembros le exigen para someterse voluntariamente al poder político, esto es, el poder político reclama la existencia del Derecho puesto que el Derecho es precisamente el instrumento de racionalización de los mandatos del poder y a su vez, el Derecho reclama la existencia y respaldo de un poder político capaz de garantizar la eficacia del Derecho.

En efecto, es inevitable que la normatividad jurídica apoye su efectividad en la máxima capacidad de presión que corresponde al poder político (del mismo modo que resulta inevitable que el poder político pretenda siempre legitimar su propio ejercicio a través de la cobertura de la justificación jurídica).

Por eso la relación entre Derecho y poder político incluye con frecuencia alguna dosis de tensión: el poder político utiliza el Derecho para imponer su orden, pero el poder político termina sometiendo su propia arbitrariedad a la eficacia estabilizadora del Derecho que crea, pero a su vez el Derecho (que es el que deslinda las esferas del poder político y se constituye en control reglado de ese poder) necesita que la organización política lo defina y lo garantice mediante sus mecanismos de poder.

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-08-11T20:41:00.004-07:00

Esta tesis dice que hay una relación inversa o contraposición entre el Derecho y el poder; en este sentido existen dos posturas:

- Doctrina de la oposición radical entre Derecho y poder: sostiene que Derecho y poder representan fenómenos tan esencialmente distintos que se excluyen entre sí, esto es, el Derecho y el poder son alternativas totalmente contrapuestas para organizar la sociedad.

El Derecho representa el orden social éticamente correcto mientras que el poder y la fuerza solo pueden generar una organización social violenta y represiva. El progreso civilizador ha consistido en que el Derecho logre controlar el ejercicio del poder dentro de las relaciones sociales

Una postura particular es la de la escolástica de la Edad Media (siglos V-XV). Las relaciones sociales deben regirse por el Derecho natural (que emana de Dios), cualquier ley humana ha de derivar de este Derecho natural. El poder no tiene autonomía para establecer el Derecho. 

En la práctica, la escolástica justificaba el status quo de dominación feudal. Las leyes se habían de respetar porque escapaban de la voluntad de las personas. Por el contrario, hoy aceptamos que el Derecho es una construcción de la voluntad humana que varía con el tiempo.

- Doctrina que admite algún tipo de convergencia: Derecho y poder, a pesar de ser dos alternativas diferentes para organizar la sociedad, están llamados a complementarse en la función de ordenar las relaciones sociales.

El Derecho necesita del poder para existir y para ser eficaz pero además el Derecho es en sí mismo un poder que impone el cumplimento de sus mandatos. No obstante, no se puede confundir la imposición del Derecho con la imposición del poder.

Esto es, el Derecho no ejerce el poder, ni tampoco el poder dicta el Derecho (como propugnan las doctrinas del Derecho del más fuerte). Lo que existe es una tensa relación entre el poder y el Derecho. El poder ejerce una influencia en el Derecho pero también el Derecho (los valores, especialmente el de justicia) limita el ejercicio del poder.

En el peor de los casos, los valores obligan a enmascarar la tiranía para protegerse tras la apariencia de un regulación jurídica justa, por el contrario, cuando el Derecho se presenta como un simple producto del poder y la fuerza, no alcanza el objetivo fundamental de hacer nacer en los miembros de la comunidad, la idea y el sentimiento de estar obligados a obedecer sus normas, no será pues verdadero Derecho.

El poder actúa solamente como garantía de los deberes que el Derecho impone, esto es, el poder colabora únicamente para que el Derecho sea eficaz; es decir, la colaboración del poder con el Derecho surge de una exigencia funcional, no de una identidad estructural o esencial.

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-08-11T20:09:00.002-07:00

La tesis que explica el Derecho como simple expresión o manifestación del poder ha sido defendida desde la antigüedad. 

Autores como Hobbes, Spinoza o Marx denunciaron lo que realmente ocurría en las relaciones sociales de su época: el control efectivo que ejercían sobre el Derecho aquellos sujetos sociales que monopolizaban los resortes del poder. 

Algunos sofistas de la Grecia clásica afirmaban la primacía de la ley natural del más fuerte. Es natural y justo que el más hábil y fuerte posea más que el débil.

Por su parte Nietzsche proclamó que el Derecho es siempre fruto de la fuerza y de la conquista. Autores más actuales como Kelsen o Ross han caracterizado el Derecho como un conjunto de normas para el empleo de la coacción (es decir, normas que organizan y regulan el empleo de la fuerza física); esto es, en buena medida reducen el Derecho a un acto de fuerza.

Para Marx, la finalidad del Derecho es mantener la dominación de la burguesía sobre el proletariado, esto es, el Derecho es la voluntad de la clase dominante que se convierte en ley para todos.

Para Foucault, en lugar de poder hay que hablar de poderes. La ley no es fruto de un consenso para solucionar un conflicto, sino que el Derecho es el producto de múltiples y complejas relaciones de poder.

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-08-10T09:31:00.003-07:00

La legitimación significa la aceptación de lo existente como valioso y que merece ser mantenido. Los valores y normas que socialmente poseen legitimidad son aceptadas por la sociedad, son eficaces en el grupo y convierten al poder en un poder aceptable.

El Derecho busca precisamente la legitimación del poder establecido a través del consenso de la ciudadanía, procurando que esta se adhiera al modelo organizativo que se inscribe en las normas jurídicas.

Las normas se presentan no solo como reglas persuasivas, como ocurre en la función de orientación social, sino como factor de convicción que pretende lograr la adhesión de los individuos.

Existe por tanto una interrelación entre Derecho y poder político. El poder político ofrece al Derecho normas y la posibilidad de recurrir a la fuerza para poder zanjar los conflictos de intereses y recíprocamente, el Derecho legitima al poder político, esto es, el Derecho ha de organizar y limitar las competencias del poder político, sometiéndolo a unos determinados procedimientos.

La organización jurídica del poder dota a éste de una mayor estabilidad, mayor regularidad; y al mismo tiempo limita su alcance, lo que le aleja de la posibilidad de ser un poder arbitrario

Se dice que el Derecho es un instrumento del poder político que contribuye a la aceptación y legitimación del sistema. Las reglas de acceso y competencia del poder, así como de su ejercicio sometido a determinados procedimientos, tienen una especial función legitimadora del poder.

Esta regulación del acceso al poder y los límites a su ejercicio surge con el Estado liberal del siglo XIX. De hecho, una parte muy importante del Derecho tiene hoy en día la función de regular la estructura interna del aparato jurídico y de legitimar los miembros de la comunidad jurídica: es el Derecho del Estado de Derecho en su sentido específico.

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-08-10T09:21:00.005-07:00

Las relaciones sociales son conflictivas ya que la vida social está caracterizada por exigencias de comportamiento a veces antagónicas entre sí (cada persona y cada grupo tiene una multitud de deseos que satisfacer y frecuentemente entran en competencia o en conflicto entre ellos).

No hay más que dos procedimientos para zanjar los conflictos: bien por la fuerza o bien por medio de una regulación objetiva que sea obedecida por las dos partes en conflicto, este es el caso de las normas jurídicas o Derecho positivo, que opera de la siguiente manera:

1) Clasifica los intereses opuestos en dos categorías: intereses que merecen protección e intereses que no la merecen. Respecto de los intereses que merecen protección, establece una clasificación jerárquica (cuales deben tener preferencia sobre otros intereses) y los esquemas de posible armonización entre intereses parcialmente opuestos.

2) Define los límites dentro de los cuales esos intereses deben ser reconocidos y protegidos.

3) Establece y estructura una serie de órganos para declarar las normas que sirvan como criterio para resolver conflictos, ejecutar las normas, dictar normas individualizadas en las que se aplique las reglas generales.

Pero el Derecho no hace desaparecer el conflicto (únicamente mantiene los conflictos bajo control). Transforma los conflictos sociales en conflictos jurídicos mientras que en la tradición anglosajona la función del Derecho es básicamente la resolución judicial de conflictos, en los países con Derecho codificado, como el nuestro, el Derecho tiene una “función de tratamiento de los conflictos declarados”, esto significa que el Derecho “juridifica” los conflictos (transforma los conflictos sociales en conflictos jurídicos).

El conflicto puede considerarse también en su aspecto positivo: como estímulo para el desarrollo de ideas nuevas, y en consecuencia de nuevas normas jurídicas. Esto es así porque todo cambio, incluso en el ámbito jurídico, ha surgido de un conflicto.

Por eso la tarea del orden jurídico no acaba nunca y está en estado de continua reelaboración (los intereses no reconocidos o no protegidos siguen ejerciendo presión para obtener mañana el reconocimiento que ayer no consiguieron).

Por otra parte, los conflictos son creados en muchas ocasiones por el Derecho (es lo que se denomina capacidad disgregadora del Derecho). Esto es así porque, como hemos dicho, en ocasiones las normas jurídicas pueden ser impulsoras de transformaciones sociales y económicas, y estos cambios pueden originar conflictos.

Incluso la misma resolución judicial puede llegar a ser originadora de conflictos, no solo porque puede ser recurrida, sino porque la situación que ha creado no es más que un cambio de situación, susceptible de crear nuevos conflictos.

En conclusión, según la visión jurídica, el Derecho resuelve el conflictos y elimina la disputa; sin embargo, según la visión sociológica, la resolución judicial produce una nueva situación (o un nuevo conflicto); por tanto el Derecho no resuelve el conflicto sino sencillamente un cambio de situación.

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-08-02T05:24:00.000-07:00

La función de integración y control es una consecuencia de la función de orientación y de organización del derecho. Cualquier sistema normativo que pretende la orientación de las conductas de los individuos ejerce una función de control social cuya finalidad es precisamente la cohesión del grupo social y su orientación en la dirección elegida.

Por eso se dice que el Derecho ha sido uno de los medios de control social con mayor protagonismo en la historia de los procesos de organización de los diferentes grupos (junto con otros medios de control social como la educación, la cultura, la religión, etc).

De hecho, la mayoría de autores coinciden en señalar que la función de control social es la más importante que tiene atribuida el Derecho (y que de alguna manera incluye al resto de funciones).

El Derecho ejerce esta función de control social a través de tres tipos de técnicas:

- Técnicas “protectoras” y “represivas”: son aquellas que imponen deberes jurídicos positivos (obligaciones) o negativos (prohibiciones) a los individuos, con la amenaza de una pena o sanción. Son técnicas típicas del Estado liberal clásico donde el Derecho es un mero garante de la autonomía y del libre juego de mercado

- Técnicas “organizativas”, “directivas”, “regulativas” y de control público: son aquellas mediante las cuales el Derecho organiza la estructura social y económica, define y otorga poderes, competencias, regula la intervención pública en la actividad social y económica, y distribuye los recursos disponibles a través de estas técnicas el Derecho trata de modelar las estructuras sociales y económicas. Es el utilizado en la transición del modelo de Estado liberal al modelo del Estado social e intervencionista. Se caracteriza por un aumento de las estructuras normativo-burocráticas de carácter público.

- Técnicas “promocionales” o de “alentamiento”: son las que pretenden persuadir o incentivar la realización de comportamientos socialmente necesarios mediante el empleo de “leyes incentivo” que compensan o subvencionan determinadas actuaciones. Estas técnicas son las propias del Estado del bienestar o asistencial, donde el Derecho tiene una nueva función: la promocional y distributiva a través de la cual se asigna a los miembros del grupo social los recursos de que se dispone.

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-08-01T09:08:00.000-07:00

El Derecho es un sistema que realiza una labor de “ingeniería social”: actúa como mecanismo conformador de nuevas realidades sociales haciendo que los sujetos se comporten en un modo determinado (esto es, “el Derecho guía las conductas”).

Esto es así porque los mandatos o prohibiciones del Derecho orientan y educan a la sociedad en un determinado modo de actuar y de pensar (esta es la función pedagógica del Derecho que ha sido señalada por diversos pensadores a lo largo de la historia).

Se ha dicho que el Derecho es una forma de comunicación y las normas jurídicas son los mensajes: el Derecho establece “lo que debe ser”. En particular, el Derecho se concentra en dirigir y regular la conducta cuando existen conflictos de intereses. Así ocurre en el caso de bienes escasos y deseados, ya sean materiales o inmateriales, tales como el poder y el prestigio.

Esta función de orientación y organización es cumplida no solo por parte de los operadores jurídicos (jueces y funcionarios) al aplicar el Derecho, sino por todos y cada uno de los sujetos que utilizan en Derecho en sus relaciones sociales.

El Derecho tiene dos misiones de orientación y organización en sociedades muy dinámicas como la nuestra:

- Orientar una multitud de personas relativamente independientes hacia el cumplimiento de objetivos sociales. Esto se consigue mediante la represión las conductas indeseadas mediante sanciones; pero también promoviendo las conductas deseadas mediante incentivos (por ejemplo, subvenciones): esto es, el Derecho se hace mas intervencionista.

- Pero a la vez el Derecho (y no solo el Derecho sino el resto de normativas sociales) vela por la transformación del comportamiento al ir emergiendo nuevas costumbres debido a las condiciones cambiantes de la vida del grupo.

En conclusión, el cumplimiento de esta función orientadora depende del grado de persuasión que alcancen las normas jurídicas: por parte del destinatario es determinante la aptitud y disposición positiva para recibir los mensajes que se le dirigen, su capacidad para interiorizarlos y por tanto su modo de cumplimiento; por parte de quienes hacen el Derecho (legisladores, funcionarios administrativos y jueces) depende de varios factores: necesidades y deseos que el grupo tenga, abundancia o escasez de medios naturales o técnicos para la satisfacción de esas necesidades, creencias o convicciones sociales vigentes (ética social) o una coyuntura económica y política.

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-07-29T10:28:00.001-07:00

Los Usos sociales son las costumbres o hábitos que ordenan la práctica social y que suelen tener una gran incidencia en las relaciones interpersonales (por ejemplo, reglas de cortesía, de educación, de vestir, de comer, …). Mientras que las normas del Derecho son concretas, las de los Usos sociales son más imprecisas.

Entre Derecho y Usos sociales se ha venido dando una amplia coincidencia en la orientación de la regulación que establecen:

- A diferencia de la Moral, tanto el Derecho como los Usos sociales se han ocupado exclusivamente de las conductas que inciden en el funcionamiento ordenado y pacífico de la organización social.

- Nunca han subordinado la obligatoriedad de sus normas a la aceptación interna de los sujetos obligados (como sí hace la Moral).

Históricamente se observa que un buen número de materias o conductas han sido reguladas alternativamente, unas veces por el Derecho y otras por los Usos; la frontera entre unas conductas y otras no ha sido casi nunca fija:

- El Derecho se ha ocupado siempre de la regulación de aquellas conductas que en cada momento han sido consideradas como especialmente importantes para la conservación y el buen funcionamiento de la estructura básica de la vida social.

- Los Usos han regulado aquellas otras conductas que, siendo de interés para el desarrollo correcto de las relaciones sociales, no eran consideradas vitales para la defensa del orden básico y los valores estructurales del sistema.

Así entre Derecho y Usos sociales se han dado distintos tipos de relaciones:

a) Relaciones de coincidencia: cuando ambos han impuesto un mismo sentido a la reglamentación de ciertas relaciones o comportamientos sociales En este caso se complementan, pudiendo llegar las normas a remitirse a la determinación social de los usos: normas que se remiten a la “buena fe,” “usos mercantiles”, etc. 

b) Relaciones de complementariedad y apoyo funcional: como podría ser la formación del Derecho consuetudinario: cuando los usos sociales se convierten en “costumbres jurídicas” (que complementa a las normas jurídicas).

c) Relaciones de confrontación correctora: seria el caso de los usos que contradicen al Derecho hasta el punto de que el Derecho se ve forzado a oponerse frontalmente a los Usos. Un ejemplo sería cuando usos propios de grupos sociales minoritarios entran en conflicto con los principios básicos que animan el sistema jurídico de la sociedad global, algo que se da con frecuencia actualmente por efecto de los flujos migratorios multidireccionales.

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-07-29T09:20:00.000-07:00

La distinción entre Derecho y Moral no quiere decir que el Derecho ha de ser amoral, esto es, neutral desde el punto de vista de los códigos morales particulares. 

Hay quien opina que si el Derecho se complementa con una determinada moral (o ética) podría no cumplir la función de unir y pacificar las relaciones sociales (y por el contrario ser fuente de conflictos, dada la creciente diversidad moral existente en la sociedad). Sin embargo, otros alertan del progresivo efecto deshumanizador que la desvinculación moral está produciendo en el Derecho.

En este sentido, cada vez es más aceptado que el Derecho ha de ser un instrumento puesto al servicio de la dignidad moral de la persona, esto es, el Derecho ha de sustentarse en un código moral básico de lo contrario se produciría un desajuste tan grave entre normas jurídicas y convicciones éticas que la aplicación del Derecho resultaría inviable.

En conclusión, debe existir una complementariedad entre la Moral y el Derecho ya que el comportamiento de las personas está sometido simultáneamente a las normas morales y a las normas jurídicas, por tanto la reglamentación jurídica ha de sintonizar al máximo con las creencias y convicciones de los sujetos a los que va dirigido.

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-06-08T09:54:00.001-07:00

Las sociedades modernas tienden a desarrollar un código de normas distinto para cada uno de los grandes sectores de la actividad humana (económico, deportivo, urbanístico, penal, …) y para cada una de las organizaciones sociales específicas (familiar, mercantil, docente, judicial, militar, sindical, etc...), por lo cual existen numerosos códigos normativos.

A esto se une otros factores que han contribuido al proceso de diferenciación tipológica de las normas: la evolución de los valores del grupo (axiológico), la aparición de nuevos problemas, necesidades y aspiraciones en la organización de la convivencia, y la experiencia adquirida de las diferentes soluciones propuestas a lo largo de la historia.

Entre los muchos códigos de reglas de conducta que estos factores han ido originando, han destacado tres códigos de normas: la Moral, el Derecho y los Usos sociales.

Estos códigos normativos han actuado siempre en el seno de los grupos sociales para lograr la acomodación de las conductas de los individuos al modelo “oficial” de comportamiento. Por lo tanto, estos tres códigos han actuado como los principales agentes de control y organización de la vida social.

El Derecho, la normatividad jurídica, es en general el principal medio de control social ya que su objeto son las relaciones de poder dentro del grupo (pudiéndose incluso llegar a la coacción física para imponer el cumplimiento de las normas jurídicas). Por otra parte, la Moral y los Usos sociales pueden en determinadas circunstancias determinar la voluntad individual incluso con mayor intensidad que las normas jurídica.

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-06-06T18:49:00.000-07:00

La historia demuestra que todo proceso de agrupación de personas tiende, por su propio impulso, a segregar formas estables de convivencia, de lo contrario, cuando no se dispone de un sistema de comportamiento social mínimamente codificado que organice y regule la convivencia se produce el caos y la disolución del grupo.

Al principio de la existencia de cualquier grupo social se regula mediante comportamientos dotados de simple fuerza fáctica: el grupo ejerce presión sobre cada uno de sus miembros para que se respeten determinados comportamientos.

Posteriormente, según madura el grupo, se va estableciendo una normatividad racional de validez general y la acción institucionalizada de unos órganos que tienen la misión específica de garantizar que las relaciones sociales se desarrollan dentro de los límites del orden establecido.

Cualquier grupo necesita una cierta cohesión social para satisfacer las expectativas que han llevado a su creación; para conseguir esta cohesión que garantice la supervivencia de la sociedad es necesario que existan unas reglas de conducta que aseguren que la vida comunitaria se va a desarrollar dentro de los cauces que se consideran mayoritariamente como adecuados.

Estas reglas van surgiendo de forma natural para mantener un control explícito del comportamiento de sus miembros que impida cualquier posible desviación que ponga en peligro la estabilidad y permanencia de la propia sociedad. Para asegurar el cumplimiento de estas reglas surgen los medios de control social (o medidas para controlar la conducta de los miembros de una sociedad).

Etiquetas: [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-05-17T08:53:00.002-07:00

Existe una gran dificultad para definir el Derecho debido a:

Ambigüedad: dificultades que proceden del lenguaje que utilizamos para comunicar las realidades jurídicas, como demuestra la polisemia del propio término Derecho que puede significar cuatro cosas: derecho objetivo, derecho subjetivo, ciencia jurídica y sinónimo de justicia

Vaguedad: dificultades para definir un sistema normativo como jurídico puesto que existen posturas tanto iusnaturalistas como iuspositivistas.

Emotividad: dificultades que provienen de las diferentes concepciones que los individuos tienen sobre el fenómeno jurídico. El contacto cotidiano (mas o menos consciente) del individuo con las normas jurídicas provoca auténticos prejuicios que condicionan el significado de la palabra derecho.

Por lo expuesto, se hace difícil establecer un concepto unitario del Derecho.

Etiquetas: [Derecho]  [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-05-11T13:17:00.002-07:00

No existe una concepción unánime y uniforme del Derecho. Para algunos el Derecho es exclusivamente las normas, para otros el Derecho viene determinado por su eficacia, y finalmente para otros el Derecho son solamente las normas justas.

El iusnaturalismo (concepción óntico-valorativa).- El ideal de la concepción óntico-valorativa es la justicia. El ideal de justicia es un elemento constitutivo del Derecho, esto es, el Derecho está constituido por una serie de normas que tratan de realizar el ideal de justicia.

Las normas no sólo han de ser válidas sino que también han de ser justas. Las dos principales doctrinas iusnaturalistas son:

- El Derecho romano clásico: La tarea del Derecho es determinar que es lo justo en cada caso concreto. El juez no se limita a aplicar una norma, sino que juzga conforme a unos principios éticos para alcanzar una solución justa. Se ha dicho que el Derecho romano clásico es la ilustración perfecta del iusnaturalismo aristotélico.

- El Derecho natural: Existen leyes naturales que son obligatorias por su carácter racional, o por ser mandatos divinos, o por ser facultades o derechos subjetivos de los que disfruta el individuo por el hecho de serlo. 

Los liberales del siglo XIX, basándose en este último criterio, identificaron derechos naturales con facultades del individuo, se considera que el Derecho es válido si asegura la efectividad de los derechos naturales.

Se considera que este iusnaturalismo es una doctrina dualista: existe un Derecho natural válido para todas las épocas y pueblos pero también existe un Derecho positivo que es válido allí donde se ha promulgado. Este Derecho positivo sólo debería ser válido cuando es acorde al derecho natural.

El iuspositivismo (concepción estatal-formalista).- El iuspositivismo entiende que la principal fuente del Derecho no es el Derecho natural, sino la Ley. El positivismo estudia el Derecho sin aplicar los juicios de valor propios del Derecho natural; por eso el iuspositivismo se limita al estudio del Derecho objetivo, esto es, de las leyes que forman el ordenamiento jurídico.

La ley es la principal fuente de Derecho (positivismo jurídico). No se descarta la presencia de otras fuentes de producción del Derecho (costumbre, jurisprudencia); sin embargo, éstas siempre quedarán supeditadas a la ley y tendrán validez dentro de los límites que la ley establezca.

Los jueces deben ser siempre fieles intérpretes de la ley, si no de su letra sí al menos de su intención y de su espíritu para aplicar la voluntad del legislador. Se trata de una concepción propia del mundo occidental y los máximos representantes fueron Alf Ross, Hans Kelsen y Herbert Hart; de hecho, la ciencia jurídica moderna tiene un marcado carácter estatalista-formalista.

Las tres tesis del positivismo son:

  • El Derecho se compone exclusivamente de normas. Todo lo que no puede encuadrarse en la ley o resolverse por principios de autointegración, es jurídicamente irrelevante. El positivismo pretende garantizar la seguridad jurídica, es decir la certeza de conocer de antemano qué es lo que es Derecho y de prever las consecuencias futuras del mismo.
  • El Derecho es una obra humana por lo tanto es un hecho social puramente convencional de cada época histórica y no depende de juicios de valor permanentes.
  • El Derecho y la Moral son realidades independientes. Una ley no es legítima por reflejar una determinada postura ética, sino por ser creada por un órgano competente; pero esto no significa que el Derecho no refleje una determinada Moral social.


La búsqueda de una concepción superadora del iusnaturalismo y del iuspositivismo.- El realismo jurídico (concepción sociológica-realista). La concepción estatal-formalista se muestra incapaz de resolver muchos de las interrogantes y aspiraciones que el ser humano se plantea sobre el Derecho, por este motivo surgieron una serie de planteamientos nuevos que pueden agruparse dentro de la concepción sociológico-realista.

La concepción sociológica abandona el normativismo para conectar lo jurídico con la sociedad. El Derecho ha de acomodarse a la realidad de la sociedad (sus necesidades, exigencias y aspiraciones).

El ideal máximo del Derecho ha de ser servir a los fines y aspiraciones de la sociedad por tanto, el Derecho no consiste en normas o leyes (como dice el positivismo) sino en los comportamientos sociales efectivos y las decisiones que toman los jueces en relación con los casos y situaciones concretas que presenta la vida real.

Entre las concepciones sociológicas la más importante es el llamado “realismo jurídico” que critica el rígido sistema mecanicista de aplicación de la ley defendido por las teorías formalistas. La solución jurídica ha de ser acorde a la valoración del caso concreto por parte del juez.

Etiquetas: [Derecho]  [Introducción al derecho]  
Fecha Publicación: 2021-05-10T09:24:00.002-07:00

El Derecho se nos presenta siempre como una realidad muy compleja en la que confluyen tres factores diferentes (normas jurídicas o dimensión normativa, hechos concretos o dimensión fáctica, y valores sociales o dimensión valorativa). El Derecho es el conjunto de normas jurídicas que regulan hechos sociales para la defensa de determinados valores.

Esta es la Teoría tridimensional del Derecho formulada por M. Reale, que señala que en la realidad jurídica se dan tres grandes dimensiones complementarias: la dimensión normativa, la dimensión fáctica y la dimensión valorativa; esto es, el Derecho se manifiesta al mismo tiempo como norma, como hecho y como valor.

Dimensión normativa (validez): El Derecho está compuesto por normas, que son expresiones de “deber ser”, esto es, mandatos o reglas de conducta obligatoria. La dimensión normativa del Derecho se manifiesta de manera imperativa: las conductas incluidas en las normas jurídicas pueden ser exigidas coactivamente.

Para que una norma sea válida ha de cumplir los siguientes criterios: tiene que haber sido producida por un órgano competente a través del procedimiento adecuado, no debe de haber sido derogada y no puede entrar en contradicción con normas superiores.

Dimensión fáctica (eficacia): El Derecho regula las relaciones que se producen en el seno de la vida social: esta vida social se caracteriza por hechos económicos, políticos, científicos, etc. “Sólo donde hay sociedad hay Derecho”, pero la vida social también se caracteriza por las normas jurídicas que regulan esos hechos sociales; esto es, el Derecho también es un hecho social como lo es la Economía, Política, etc.

La eficacia de una norma jurídica alude al grado de aceptación y cumplimiento por la sociedad: esto es, si los destinatarios acomodan su conducta a lo prescrito por la norma y si la norma es aplicada por los jueces y demás operadores jurídicos

Según Kelsen, sólo pueden ser calificadas como normas jurídicas válidas aquellas que han alcanzado un cierto nivel de efectividad social. Un sistema jurídico es válido cuando alcanza un cierto grado de eficacia y cumplimiento.

Dimensión valorativa (justicia): El Derecho no es neutral, ya que en el origen de toda norma jurídica está presente siempre un juicio de valor que puede considerarse uno de los elementos originarios del Derecho.

El Derecho impone obligaciones que se orientan hacia la consecución de tales valores. La realización de estos principios o valores proporciona al derecho su legitimación ética. 

La justicia de una norma se refiere a la adecuación de la norma al conjunto de valores. Cuando coinciden las normas con los valores se afirma que la normatividad jurídica es lo suficientemente justa como para que pueda ser reconocida como genuino Derecho, esto es, una norma justa es una norma legítima.

Esta dimensión ha sido plasmada tradicionalmente en la consustancial vinculación del Derecho con la justicia. Mientras la validez y eficacia de las normas son juicios de hecho, la justicia o injusticia de una norma es un juicio de valor (y por tanto subjetivo, como lo son los valores).